Lo que circula por los medios

9 de diciembre de 2016

Carta a los que quieran leerla Grupo de curas en Opción por los pobres




Balance desde el Evangelio y los pobres de un año de gestión de gobierno


Carta a los que quieran leerla
Grupo de curas en Opción por los pobres
8 de diciembre de 2016
Iniciado ya el tiempo de preparación a la Navidad para los cristianos y coincidiendo
con el día de la Inmaculada Concepción, difundimos nuestro pensamiento y opinión
desde el Evangelio y los pobres, al cumplirse el primer año de la gestión de gobierno
de la Alianza Cambiemos, que asumió el poder el 10 de diciembre de 2015. Esta
carta está dirigida – parafraseando al Papa Francisco en su reciente carta de cierre
del año de la misericordia – “a cuantos quieran leerla”.

La Virgen se alegra en el Dios de los Pobres.

La Virgen María cuya presencia anima sin dudas la religiosidad de nuestros pueblos
latinoamericanos, nos ilumina y orienta acerca del plan de Dios para la humanidad.
En el marco del pasaje bíblico que describe el encuentro con su parienta Isabel, el
Evangelio de Lucas (1,46-55) pone en labios de María una profesión de fe en el
Dios de los pobres. María de Nazaret da gracias a Dios porque miró su sencillez
con cariño y misericordia convocándola a ser madre y discípula de Jesús; porque
elevó a los humildes y dispersó a los soberbios; porque derribó a los poderosos y
despidió a los ricos con las manos vacías. El Dios del “Magnificat” sueña un mundo
construido desde “abajo”. Reúne para eso a los más pequeños. No necesita figuras
exitosas, ni lobbistas, ni famosos o violentos. No necesita las influencias ni los flujos
de dinero. Es un Dios que no cuenta con los ricos y poderosos porque no ven más
allá de sus intereses, no son capaces de construir un proyecto colectivo y fraterno.
El poder de la codicia y el dinero no construye mundos habitables, sino
seudoparaísos desiguales y concentrados donde sólo gozan los que acumulan para
sí. En la sencilla alegría de María visitando a Isabel, Dios anuncia la buena noticia
de un mundo nuevo, justo y humano edificado desde los pobres, la justicia y el

derecho. Ese mundo es de los sencillos, los “de abajo”. Es arrebatado a los
poderosos que se creen dueños de este mundo. Ya afirmaba de María el Papa
Pablo VI: “fue algo del todo distinto de una mujer pasivamente remisiva o de
religiosidad alienante, antes bien fue mujer que no dudó en proclamar que Dios es
vindicador de los humildes y de los oprimidos y derriba sus tronos a los poderosos
del mundo (cf. Lc 1, 51-53); reconocerá en María, que "sobresale entre los humildes
y los pobres del Señor, una mujer fuerte que conoció la pobreza y el sufrimiento, la
huida y el exilio (cf. Mt 2, 13-23): situaciones todas estas que no pueden escapar a
la atención de quien quiere secundar con espíritu evangélico las energías
liberadoras del hombre y de la sociedad…” (Pablo VI, Marialis Cultus 37).

Un gobierno sin política, sin historia y sin verdad

Desde el mismo día de la asunción, donde el Presidente (después de decir días
antes en Olivos que la ceremonia de traspaso del mando se iba a desarrollar como
de costumbre) insólitamente – con la habitual complicidad de sectores del Poder
Judicial – no permitió que la Presidenta saliente ejerciera el derecho propio y
democrático de entregar el mando a su legítimo sucesor, intuimos que algo malo
iba a suceder. A partir de ese día comenzó un proceso implacable, acelerado y
sistemático de destrucción operativa y simbólica de todo lo construido en 12 años
de gobierno del Frente para la Victoria. Mientras tanto comenzó la instalación
compulsiva de una matriz económica y cultural conservadora, represiva y autoritaria
que convirtió en tierra arrasada muchos logros y reivindicaciones históricas para la
masa popular de trabajadores y que una buena parte de los votantes del Gobierno
creyeron – porque así se les había dicho – que se iban a mantener. Ese proceso
persecutorio y destructor vino decorado en un envase de frivolidad y alegría, de
progresismo pedante, de “paz y administración”, de nueva moral y presuntos nuevos
aires frente a una ciudadanía que ellos mismos instalaron como “agotada de la
política”. No había duda que muchos temas de la agenda nacional necesitaban ser
abordados, reconfigurados, o estaban pendientes de resolución. Pero arrasar con
todo lo construido reveló más un espíritu de revanchismo conservador que de
continuidad democrática.

El estilo “Cambiemos”

Algunos rasgos de este estilo ya venían perfilándose en la campaña y el debate
presidencial del 22 de noviembre de 2015:

+ La mentalidad conservadora y la anti-política: Un permanente desprecio por las
instituciones democráticas, el Estado, la militancia política, la democracia, la patria,
el pueblo, la cultura latinoamericana, la historia y sus próceres, los proyectos
colectivos y populares, comenzó a inyectarse en los brevísimos discursos,
conferencias o declaraciones del Presidente y sus funcionarios. En las apariciones
internacionales del Presidente sólo hubo chistes y frases entrecortadas que dan
cuenta de una marcada trivialización de la política además del ridículo sin retorno
ante los medios del mundo. Constantemente se sugirió que es necesario
“despolitizar” la gestión de gobierno y la planta funcional del Estado, eliminando “la
grasa militante”. La historia es algo superado que no vale la pena recordarse, por
eso ballenas, yaguaretés y plantas de interior reemplazan a San Martín, Belgrano y
Juan Domingo Perón en billetes y dependencias estatales. Cuadros descolgados
que se vuelven a colocar. Esta puesta en escena – aparentemente neutral y
aséptica – esconde en realidad una clara intencionalidad política de gobernar para
los que los ayudaron a llegar al gobierno, los dueños del capital y la minoría pudiente
del país sin ningún tipo de oposición. Y esconde también que la anti-política es un
modo de hacer política.

+ La posverdad (= mentira) como maltrato institucional. En abril de 2010 una revista
norteamericana humorística llamada Grist, especializada en información
medioambiental, publicó un artículo en el que, se dice que por primera vez, se
hablaba de “política posverdad”. Dicho artículo se refería a los políticos que negaban
el cambio climático, pese a toda la evidencia científica que existía al respecto. El
término comenzó a generalizarse para ilustrar que se está utilizando la mentira en
política de una manera más intensa y con mayor capacidad de penetración que
nunca. La política siempre ha tenido una vinculación particular con la verdad; pero
una cosa es exagerar, ocultar, incumplir o relativizar la verdad y otra es mentir
descarada y continuadamente sobre los hechos, de la mañana hasta la noche y aun
teniendo evidencia de lo contrario a lo que se dice delante de las narices. Este
gobierno ha mentido ya desde antes de asumir, porque hizo todo lo contrario de lo
que había afirmado que iba a hacer en el debate presidencial ya mencionado,
estafando a sus votantes. Hemos asistido a un concierto de mentiras diarias en
nuestra propia cara. Algunas de ellas insólitas, groseras y desafiantes de la
inteligencia de la ciudadanía, como la repetición insistente que Argentina no crece
hace 5 años (pero según datos del FMI, Argentina creció 13% en los últimos 5 años).
Lo que cuenta es “instalar” una creencia. Otras con un marcado tono burlón,
despectivo y discriminador. Pero no hay duda que este gobierno ha sabido – a
través de sus sofisticados y onerosos equipos comunicacionales – utilizar con
eficacia el poder de la mentira para convencer. Su máxima es: “No importa si es
verdad lo que se dice. Lo que importa es que te lo crean”. Nunca habíamos sufrido
tamaña vejación de nuestra capacidad intelectual. La hipocresía, el cinismo, la
falsedad en el Presidente, ministros y funcionarios son un verdadero maltrato
institucional cotidiano hacia el pueblo argentino. Esa burla sistemática de todos tiene
sus excepciones: hay ministros o funcionarios a los que no se les conoce la voz.

Pero así como se dice de los jueces, que “hablan por sus fallos”, podemos decir que
todos los ministros “fallan”, es decir “yerran” sistemáticamente y siempre “para el
mismo lado”.

+ Funcionarios incompatibles y corrupción estructural: Nunca habíamos tenido un
plantel de gobierno constituido en una elevada proporción por funcionarios que
fueron CEO’s o gerentes en el sector privado. Un estudio reciente de la UNSAM
revela que con la ley de ética pública de 1999 este gabinete no hubiera sido posible.
Es una verdadera puerta abierta a la corrupción estructural ubicar funcionarios del
sector privado para manejar las mismas áreas donde trabajaron desde el Estado o
poner procesados por lavado de dinero al frente del organismo que controla el
lavado de dinero. Son claros los conflictos de intereses y las incompatibilidades para
la función pública. Mientras tanto los medios intentan que todos creamos que la
corrupción fue generalizada en el gobierno anterior y nos dejaron una “pesada
herencia”. Para el Gobierno y sus aliados la corrupción se conjuga exclusivamente
en pasado. La persecución de presuntos corruptos del pasado es una operación
mediática encaminada a dar la impresión de que se combate la corrupción, mientras
tanto saquean el Estado quitando regulaciones u otorgando negocios que
benefician a privados, amigos, empresas y parientes sin ningún escrúpulo. Pero
mientras esta succión de los recursos públicos se realiza, el discurso oficial es de
exaltación de la transparencia, el trabajo “juntos”, la honestidad y la idoneidad del
“mejor equipo de los últimos 50 años”, etiqueta mentirosa si las hay. Los ministros
del gabinete actual son mercaderes del dinero público y lo reparten entre sus
amigos. Ética Cero.

+ La ética del Presidente: ¿Qué se puede esperar de la ética de los ministros y
funcionarios si hay un Presidente que asumió procesado con 214 causas, con
cuentas clandestinas en el exterior y un largo prontuario en materia de
irregularidades en la contratación de obra pública junto a su padre? Un Presidente
que pide a la población “un esfuerzo” pero abandona la flota aérea oficial maltrecha
en los hangares de El Palomar y gasta en aviones privados contratados o de
aerolíneas comerciales más o menos U$A 1.700.000 en 10 meses. Un Presidente
que mide los gastos operativos de Aerolíneas Argentinas en jardines de infantes,
pero facilita que su padre blanquee el dinero sucio de la evasión a través de un
decreto inconstitucional que contradice el espíritu de una ley votada en el Congreso.
Y qué decir de un Presidente que parece no tener respuestas sobre cuestiones
básicas de Estado en las ruedas de prensa “armadas” para que no pase
sobresaltos. Nos queda la sensación de que todo lo que hemos dicho en estos
párrafos, en cualquier país normal sería materia más que suficiente para plantear
un claro pedido de juicio político al Presidente y a una buena parte de sus
funcionarios. En nuestras pasadas cartas al Pueblo de Dios hemos insistido en que
a gran parte de los funcionarios y ministros se les debería pedir su inmediata
renuncia (o, al menos, ser sometidos a una firme interpelación en el Congreso), y

nada nos ha convencido de lo contrario. Antes bien, semana a semana pensamos
que más funcionarios deberían estar en ese “grupo”.
+ Un descomunal aparato comunicacional al servicio de la mentira: Los principales
multimedios pintan el escenario que más le conviene al relato oficial escondiendo la
realidad y forzando los temas de tapas y columnas para que parezca que pasa lo
que les conviene que la gente crea que pasa (focus groups). Nunca habíamos visto
este cerrojo informativo y los medios internacionales se sorprenden de eso. Redes
sociales invadidas por equipos de perseguidores (trolls) rentados para desanimar,
hostigar, acosar a cuantos piensen u opinen distinto a lo que se quiera imponer.
Nosotros mismos hemos sido blanco de insultos gratuitos por el simple hecho de
expresarnos. Los (ex) periodistas que antes informaban y ahora hacen lo que se les
pide que hagan, los que antes querían preguntar y ahora no tienen más preguntas,
están escribiendo las peores páginas de la historia de la comunicación en Argentina.

La destrucción de la economía (y del país)

Todos los datos con los que podríamos pulsar la vitalidad económica están mucho
peor que hace un año atrás: más inflación, más endeudamiento, menos producción,
menos puestos de trabajo, menos exportaciones, tarifas más caras, la inversión en
baja, suba del déficit fiscal, aumento de la emisión de moneda, caída de la
recaudación fiscal en términos reales, desplome del consumo y retroceso del salario
real. Para delicia de los sectores más acaudalados, se liberó la bicicleta financiera,
y se quitaron impuestos y retenciones y se permitió blanquear el dinero de la
evasión. En vez de dar la cara y asumir los tremendos desatinos de estos últimos
12 meses, el gobierno se empeñó en culpar al gobierno anterior, esgrimiendo
argumentos insólitos y ocultando -con la indispensable ayuda de los medios- los
efectos de la fenomenal transferencia de ingresos desde los sectores bajos y
medios hacia la minoría rica. Sólo así puede entenderse, por otra parte, que la
imagen del Presidente y del gobierno no sea lo escandalosamente baja que la
realidad requiere.
Este es un modelo de hambre y pobreza, de desigualdad y concentración de la
riqueza, de desindustrialización y destrucción del empleo, de primarización de la
economía y pérdida de la soberanía, de minimización del estado y absolutización
del mercado, de destrucción del consumo y la producción, de endeudamiento
desenfrenado para cubrir la fuga de capitales. Pero si como todo esto fuera poco,
debemos sumarle una marcada ineptitud para el manejo operativo de la economía,
cubierta con mentiras permanentes, con datos inventados, con ocultamientos de
información, con promesas de un futuro feliz que nunca llega y nunca llegará. Ante
algunas preguntas, mostrando su desinterés por todo, el Presidente (o sus

ministros) han respondido: “esa te la debo”. Queremos decirle que nos está
debiendo un país entero.

Efectos colaterales en los pobres

Estas decisiones impactan en la vida de los pobres, los trabajadores, y el campo
popular. La salud, el trabajo, la educación han dejado de ser entendidos como
derechos y se convierten en áreas de explotación comercial:
+ Pobreza: La mentira de la Pobreza Cero tuvo patas muy cortas. La inflación
descontrolada, la devaluación del peso, el brutal tarifazo de los servicios públicos, y
la falta de contención estatal que redujo, subejecutó o anuló fondos destinados a la
contención social destinados en la década anterior, lógicamente empujaron el
número de familias que viven debajo de la línea de pobreza e indigencia que se
incrementó en más de 1,5 millones de habitantes (por ejemplo, el programa
“Urbanización de villas” fue ejecutado en un 34%, el de “Infraestructura
Penitenciaria” un 14 %; el programa “capacitación Laboral” gastó apenas el 39% de
los fondos destinados, y el de “desarrollo Productivo regional” apenas el 16%, el
Programa “Formación Tecnológica” 13% y “Calidad Educativa” 5% de ejecución, el
Programa “Sanidad Escolar” y “Lucha contra el SIDA” 2% ejecutado, el Programa
“Promoción y Protección Social” solo el 50%. Programa “Enfermedades Crónicas”
del Ministerio de Salud el 39% de ejecución y el “Fortalecimiento edilicio de Jardines
de Infantes” ¡¡¡0%!!!). Ser pobre significa comer salteado, enfermarse fácilmente,
perder condiciones normales de higiene, vivienda y atención sanitaria, y en
definitiva, vivir mucho menos que el resto. A este gobierno no le importan en
absoluto los pobres. Les importa más cuantos negocios pueden hacer gestionando
el dinero público.
+ Trabajo. Las políticas aplicadas provocaron una fuerte destrucción de empleos
estatales y privados. Con el latiguillo mentiroso de que había que crear “empleo de
calidad” destruyeron cientos de miles de puestos de trabajo y reemplazaron
empleados estatales con antigüedad e idoneidad por militantes del PRO que en
muchos casos poseen el único mérito de ser parientes o amigos de algún
funcionario. El Presidente cada vez que se refiere a los trabajadores lo hace con
desprecio, culpabilizándolos del ausentismo y la falta de productividad,
presionándolos a “ceder algo” y refiriéndose al salario como un costo más. Se queja
del ausentismo cuando se ha tomado 3 tres veces vacaciones en solo 8 meses de
gobierno. En 2017 insistirá con el cierre de paritarias, la flexibilización laboral y la
revisión de los convenios colectivos de trabajo que significa ni más ni menos que
arrasar con las conquistas sociales de los trabajadores en la historia reciente. La
conflictividad laboral va en aumento, aunque es fácil suponer que algo aliviará

momentáneamente esta presión en orden a las próximas elecciones “de medio
término”.
+ Salud y Educación: Por despidos, reestructuraciones para “hacer más eficiente la
gestión” o reubicación de sus integrantes, en seis meses fueron desmantelados o
“achicados” unos 15 programas de salud pública; lo ocurrido con los remedios
contra el SIDA – que ya había sido anunciado, y quien lo hizo fue criticado por
alarmista y por “campaña del miedo” en todos los “medios amigos”, sirve de buen
ejemplo de esto; como la ausencia de campañas contra el dengue y el zika. La
retirada estatal de la contención territorial en materia de salud es algo así como una
muerte lenta para tantos que no tienen trabajo, y por lo tanto, no tienen obra social.
Para la mentalidad liberal-conservadora los pobres son un gasto (son
“inempleables” al decir de un conspicuo empresario). No son personas. Se acorrala
la educación pública con desfinanciamiento y desdén considerándola también un
gasto más que un servicio público. Se desmontaron también en esta área algunos
programas territoriales como el Conectar Igualdad. Se prometió un plan
revolucionario de Educación que jamás se realizó y ni siquiera se presentó. El
ministro comparó su gestión en educación con la genocida Campaña del Desierto.
Está todo dicho.

La mentira de la justicia independiente

“No quiero una justicia macrista” dijo el posverdadero Presidente al asumir y al día
siguiente nombró a un abogado de Clarín como Juez de la Corte por decreto,
salteándose la Constitución Nacional. Acto seguido, después de nombrar a un
Ministro de Comunicaciones que no tenía Facebook, el gobierno anuló la Ley de
Servicios de Comunicación Audiovisual por decreto, cerró el AFSCA, y puso
decenas de policías para impedir que entraran las autoridades legítimas. Gobernó
los primeros meses a decretazo limpio sin importarle la Ley ni la justicia que
prometía defender, y nos preparamos para que lo mismo ocurra durante este
verano. El proyecto de ley sobre el Ministerio Público Fiscal de Cambiemos fue un
intento de consolidar una justicia adicta. La notoria persecución política a la
oposición por parte del núcleo conservador del poder judicial, impulsada por el
gobierno nacional, las amenazas a políticos opositores, denuncias para demonizar
y sembrar dudas, la persecución de jueces y fiscales independientes, el
hostigamiento a la jueza Martina Forns y a Daniel Rafecas, a la agrupación Justicia
Legítima y a la Procuradora General de la Nación Alejandra Gils Carbó, los infinitos
intentos de reapertura de la denuncia del fiscal Nisman, la ridícula causa del dólar
futuro que acusa a inocentes y exime a los responsables, las causas que duermen
porque afectan a gente del gobierno o sus amigos como Papel Prensa, Panama
Papers, Iron Mountain, JP Morgan, etc., los encuentros secretos de Macri con
Lorenzetti son algunos síntomas que nos invitan a sospechar fundadamente que el

Poder Judicial no ostenta una imparcialidad que nos permita confiar en que haya
justicia. Cada vez nos resulta más evidente que Poder Judicial es una cosa y
“Justicia” otra muy distinta.

Ambiente persecutorio y democracia de baja calidad.

Se han multiplicado las intervenciones represivas violentas de las fuerzas de
seguridad frente a gente desarmada y frágil como aquella represión a los jubilados
en el Puente Pueyrredón, o los innumerables hechos represivos de la policía
bonaerense en La Plata. Se intenta demonizar la manifestación popular en las calles
y criminalizar la protesta social. Se ha impedido a la población ocupar legítimamente
el espacio público en actos patrios volcando una desmesurada cantidad de efectivos
policiales o de Gendarmería para instalar una atmósfera de miedo y pérdida de
libertad que no experimentábamos hace muchos años. Se han producido confusos
ataques a locales de partidos políticos, y hasta las mismas fuerzas de seguridad
protegieron a los agresores de la sede de Tiempo Argentino. Muchos
comunicadores o figuras de la política son amedrentados, o directamente
amenazados y la libertad de expresión corre serio peligro. Los discursos
discriminadores de muchos funcionarios oficiales parecen legitimar que buena parte
de las fuerzas de seguridad crean que tienen cancha libre para perseguir extranjeros
o gente de tez morocha, golpear y ningunear a chicos de nuestros barrios o en el
peor de los casos disparar balas de plomo a una murga barrial compuesta por
jóvenes y niños sin que haya pasado absolutamente nada con esos asesinos de
uniforme. Pero abundaron las fotos de la ministra de seguridad vestida de combate
o corriendo presurosa a apresar a un tuitero. Se quiere generar una atmosfera de
miedo y encierro para avanzar con el saqueo del país. Esta película ya la vimos;
este modelo “no cierra” sin represión.

En política internacional, “del lado de los malos”

No ignoramos la convulsión mundial que estamos viviendo. El llamado “Primer
Mundo” (sic) actúa movido por el miedo que pretende autoconservarse de un
enemigo externo que, una vez más, son los pobres y las víctimas que ellos mismos
han provocado. Muchos países buscaban unirse para poder enfrentar este mundo
adverso, algo que – obviamente – incomoda siempre a los poderosos, expertos en
“divide y reinarás” o en “si entre ellos pelean, los devoran los de afuera”. Vemos, en
este sentido que el multilateralismo que estábamos celebrando vuelve a ser
unilateral cada vez más. La política de “relaciones carnales”, los enemigos elegidos
por el gobierno (que no son los nuestros) nos separan cada vez más de los

hermanos y, por otro lado, nos vuelven cada vez más indefensos ante crisis y
conflictos que, por supuesto, vendrán.

Con una ayudita de sus amigos

Además de la cercanía de los sectores poderosos, del establishment, el Gobierno
sabe que no puede funcionar sin otras complicidades:

+ Sindicalismo de ficción. La unidad del sindicalismo sin duda es fundamental para
poder enfrentar y confrontar con “el Capital” en la defensa del “Trabajo”. Pero es
lamentable cuando esta unidad triunvira sólo pretende acariciar al gobierno
destructor del Trabajo a cambio de limosnas o beneficios espurios.
+ Mentimedios de incomunicación. Ya hemos señalado, pero es importante
resaltarlo, el rol que juegan los medios de comunicación en la “creación de
realidades” o la difusión de posverdades. La mentira sistemática, el desvío de la
atención de las realidades profundas y las amenazas, chantajes o falta de aportes
y pautas a los medios opositores, explican los generosos beneficios
gubernamentales a ciertos medios donde es evidente la devolución de favores con
el otorgamiento de negocios.
+ Una amigable oposición parlamentaria. El poder del Gobierno de extorsionar con
el envío o no de fondos para las asfixiadas economías provinciales a cambio de un
voto favorable, y más aún, de amenazar con revelar datos secretos de los
legisladores si no se votaba en línea con el oficialismo (el "carpetazo" del que acaba
de hablar el Papa Francisco), sumado esto al poco criterio de algunos dirigentes
políticos, ha permitido conseguir la aprobación de proyectos de ley perjudiciales
para el país como el pago a los fondos buitres o la supuesta reparación histórica de
los jubilados. Algunos quieren ahora “desmarcarse-pero-no-mucho” en una suerte
de “Plan B” esperando la bendición del “Círculo Rojo”.
+ Una Iglesia que olvidó el Evangelio. No es la primera vez en nuestra historia que
muchos sectores del Episcopado parecen más preocupados en no molestar o
incomodar a los poderosos que quedar del lado de los pobres. Si los obispos están
más interesados en evitar conflictos sociales, sin preocuparse por las causas que
los provocan y de este modo evitar tomar posición a favor de los pobres, esa actitud
no nos parece que sea demasiado coherente con la praxis de Jesús de Nazaret ni
con los discursos recientes del Papa Francisco

En este sentido nos duele que el obispo de la Diócesis de Jujuy, Cesar Fernández,
se pronuncie en apoyo a la convocatoria formulada por el Gobernador Morales “para
honrar la paz, la unión y la libertad civil” en una provincia que mantiene a Milagro
Sala y compañeros, detenidos arbitrariamente. Nos hubiera gustado escuchar al
Obispo exhortar al presidente de la Nación a cumplir la ley que es una manera de
honrar la paz y la unión de los argentinos: una Navidad sin presos políticos.

Los derechos humanos y el proceso de memoria, verdad y justicia en peligro.

Como señalamos en el párrafo anterior, hemos vuelto a tener presos políticos como
hacía años que no sucedía. Milagro Sala fue detenida en el mes de enero y más
tarde otros compañeros corrieron igual suerte. La ONU ha declarado que su
detención es arbitraria y ha pedido al gobierno argentino su liberación inmediata,
cosa que repitieron Amnesty International, la OEA y la CIDH. Con la negación de la
realidad o la imposición de la mentira – que son su método cotidiano –, el Presidente
está tirando la pelota afuera hace un mes e incubando un papelón internacional
histórico al incumplir los tratados sobre detención arbitraria que Argentina suscribió
y se comprometió a cumplir. También han avanzado sobre los espacios de memoria
quitándoles apoyo oficial, (y en parte desarmándolos), o cuestionando la existencia
de 30.000 desparecidos, sobre los que el Presidente dice “no tener idea”. También
se intenta mover el feriado del 24 de marzo, desfinanciar los organismos creados
para impulsar operativamente los juicios contra los represores de la dictadura y de
este modo frenarlos, interceder por los condenados a cárcel común para que
cumplan la condena en sus casas, reinstalar la teoría de los dos demonios y la
guerra sucia.

El fin de nuestras cartas quincenales: un ciclo cumplido

Nos propusimos, al comenzar este gobierno y constatar el cerco informativo,
entregar al Pueblo de Dios y a todos los varones y mujeres de buena voluntad una
carta periódica que dejara al descubierto la realidad negada por los medios. A
inspiración del beato mártir Óscar Romero en El Salvador, quisimos alzar una voz
profética en medio de la confusión de un cambio que ha resultado una verdadera
involución. Después de 20 cartas y este balance, hemos decidido discontinuarlas.
Seguiremos andando desde el Evangelio y los pobres, comunicándonos con el
pueblo de las maneras que vayamos considerando posibles y convenientes, sin
apagar nuestra palabra profética.

El balance que hemos realizado es sumamente negativo y desalentador. El cambio
que se prometía sobre la base de mantener lo conseguido, resolviendo errores y
problemáticas pendientes, fue una mentira. La verdadera intención fue restaurar el
modelo económico neoliberal, y la matriz social y cultural de un conservadurismo
nocivo y anacrónico que ya conocíamos pero que nos ha sorprendido en su
capacidad de ignorar las necesidades de la población que da la sensación de estar
de más en su foto.
Evaluando su año de gobierno, el Presidente “se puso un 8”. No podemos imaginar
cuánto celebraría si hubiera creído merecer un 10; cuánta más desocupación,
cuanta mayor pobreza, cuanta precarización laboral, cuanta justicia más
dependiente aun, cuanta ausencia de voces opositoras, cuánta dependencia
imperial… Ciertamente no es esa la nota que nosotros le hubiéramos puesto. A
modo de síntesis quisiéramos decir que ¡en un año de gobierno de Cambiemos no
hemos visto ni una sola nueva medida que beneficie a los pobres! ¡Ni una sola!
La Ley de Emergencia Social pactada con los movimientos sociales es un paliativo
que pronto perderá vigencia si no hay urgentes políticas de creación de empleo, de
reactivación de la producción y el consumo, de recuperación del poder adquisitivo
del salario, de transferencia de riqueza de ricos a pobres con un criterio de justicia
social.
No obstante, seguiremos del lado del pueblo, que en la historia argentina y
latinoamericana siempre ha buscado las formas de superar los ciclos injustos y
opresivos como éste. Y confiamos en el Dios de la Vida, el Dios de los Pobres que
seguramente nos ayudará a abrir los caminos de una democracia más justa e
inclusiva.

Grupo de curas en Opción por los Pobres
(150 sacerdotes y diáconos de distintas diócesis del país)
www.curasopp.com.ar
https://www.facebook.com/GrupodeCuraseOPP
https://twitter.com/GrupoCurasOPP





08122016 Balance de Un Ano de Gobierno by lapistaoculta on Scribd





https://es.scribd.com/document/333736226/08122016-Balance-de-Un-Ano-de-Gobierno

Macri sale en entrevista radial a criticar a la oposición



09 de diciembre de 2016
Pagina12 | El país | Impuesto a las Ganancias

EL PRESIDENTE INTERRUMPIÓ SU DESCANSO PARA CRITICAR A MASSA Y PONERLES PRESIÓN A LOS GOBERNADORES
Macri se llevó el enojo a Córdoba
Aún molesto por su derrota en Diputados, Macri volvió a cuestionar el proyecto de Ganancias de la oposición y tildó de “impostor” al líder del Frente Renovador. El Gobierno busca frenar la iniciativa en el Senado.

Macri no perdió la oportunidad de subir a Facebook una foto con su hija armando el árbol de Navidad.Macri no perdió la oportunidad de subir a Facebook una foto con su hija armando el árbol de Navidad.
Por: Werner Pertot
La discusión por el impuesto a las Ganancias parece haber dado comienzo a la campaña 2017. Ya despojado del ropaje del diálogo y el consenso, el presidente Mauricio Macri le apuntó sin miramientos a Sergio Massa: “A la larga, cuando uno es impostor, sale a luz”, le dedicó. En el gobierno nacional pusieron toda la presión sobre los gobernadores para que frenen el proyecto en el Senado. Para esto, pidieron que nadie más hable de un posible veto hasta que concluyan las negociaciones. Como un solo de batería en un concierto de música clásica, la vicepresidenta Gabriela Michetti admitió que vetarán la ley si se aprueba. Tras una conversación con el jefe de Gabinete, Marcos Peña, Michetti salió a desdecirse.

Desde la estancia Potrerillo de Larreta, donde se tomó el fin de semana largo, el presidente se despachó por segundo día consecutivo contra el líder del Frente Renovador: “Massa es joven, puede aprender. Puede entender que ser confiable es importante. A la larga, cuando uno es un impostor, sale a la luz. No hay manera de engañar a mucha gente mucho tiempo”, le enrostró en declaraciones radiales. Macri aprovechó también para tratarlo de desagradecido: “Lo llevé a Davos para decirles: ‘Miren, este señor aprendió’”. En esa oportunidad, el presidente sostuvo ante empresarios que Massa iba a terminar conduciendo al peronismo.

Macri abandonó toda retórica dialoguista para referirse a los opositores: “Vienen a la mesa con estas payasadas. Me termino riendo de ellos y de que crean que pueden engañar a alguien”, descerrajó. “Es inaceptable, inentendible. Creen que los argentinos somos tontos y que no sabemos que ellos son los que gobernaron más de 20 años”, afirmó Macri, quien dijo que no estaba enojado.

El mandatario esquivó visiblemente una pregunta sobre el veto: “Confío que no va a fracasar la negociación. Hablé con Schiaretti, que estaba indignado. La mayoría de los gobernadores se han expresado en contra de esto y lo vamos a revertir”, aseguró.

Macri dejó en claro qué es lo que más lo irritó del proyecto aprobado por la Cámara de Diputados: “Crea impuestos, que muchos de eso son un desastre”. No aclaró si se refería al impuesto al dólar futuro (con el que se beneficiaron varios de sus funcionarios), al juego, a la renta financiera o a los inmuebles ociosos. No obstante, este último parece haberlo irritado especialmente: “¿Cómo medís un bien improductivo? Un pobre tipo que se compra un terreno para hacerse una casa. Ese terreno es improductivo. O una empresa que compra un terreno para ampliar su fábrica”. Astuto, no incluyó entre sus ejemplos los bienes inmuebles que podrían entrar en el blanqueo. En tanto, sostuvo que el Gobierno busca “favorecer la inversión” con una reforma impositiva, que buscará aprobar el año que viene. No dio detalles de en qué consistirá, aunque se quejó del peso de los impuestos sobre los empresarios.

“Hay gente que cree que nos puede seguir manipulando. Y esto se acabó. Queremos dejar atrás la chantada y la viveza”, consideró Macri, quien sostuvo que el proyecto macrista permitía volver la situación a 2011 “en cuatro o cinco años” y que está “en línea con lo prometido en la campaña”. En rigor, en el spot de su campaña Macri prometió textualmente: “En mi gobierno los trabajadores no van a pagar impuesto a las ganancias”. No aclaraba allí en qué plazo, pero en una entrevista en 2014 el líder del PRO dijo: “En mi gobierno no va a haber impuesto a las ganancias para los trabajadores. Lo vamos a cambiar desde el primer día.”

Ajeno a estas promesas, los operadores de Macri ahora trabajan sobre los gobernadores y sobre el jefe de bloque del PJ en el Senado, Miguel Angel Pichetto, para frenar la iniciativa y evitar el costo político de que Macri la vete. Para que las negociaciones no fracasen, Peña mandó a evitar toda mención al veto de Macri. El mensaje llegó tarde a la vicepresidenta, que es nada menos que la que preside el Senado.

“Si el proyecto sale en el Senado, pero no creo que salga, el presidente va a tener que pensar que no tenemos más alternativa que vetar la ley. Antes que nada tenemos la responsabilidad de gobernar bien, aunque tengamos costos políticos”, aseguró Michetti, para no dejar dudas, en un programa de televisión el miércoles por la noche. Ayer por la mañana debió salir a revisar sus palabras: “Ayer me quedé conversando largo con Peña por otros temas y terminamos hablando de esto. Lo que creemos es que no vamos a llegar a esa instancia”, afirmó la vicepresidenta, alineándose con la estrategia oficial.

Lo cierto es que el veto está siendo considerado. Incluso se discute si será un veto parcial o total. Algunos integrantes del oficialismo consideran que hay que hacer un “veto quirúrgico” y salvar las partes menos vetables, como la exención a los jubilados.

Michetti también se sumó al trabajo sobre el líder del Frente Renovador: “Massa en esta jugada se mandó en una macana grande como una casa donde hasta él se perjudicó. Hace rato que venimos con la sensación de que, si hay un espacio para golpear, entra a golpear. Buscan la hendija para ver si pueden lastimar”. También le dedicó una advertencia a los gobernadores: “Si nosotros achicamos Ganancias no sólo deja de recaudar el Estado nacional, sino los estados provinciales, que se verán afectados porque también tienen déficits importantes”. Todas las fichas del PRO están puestas en los mandatarios provinciales, pese a que en Diputados esas gestiones no dieron resultado.

https://www.pagina12.com.ar/7765-macri-se-llevo-el-enojo-a-cordoba


Audio Mitre

8 de diciembre de 2016

Macri dijo que se generaron miles de puestos de trabajo al sacar las retenciones...







Tras la quita de retenciones, se perdieron casi 9 mil puestos de trabajo en el campo y la minería

Las medidas del Gobierno no han mostrado los efectos prometidos, según las propias cifras que difunde el Ministerio de Trabajo.

 Mariano Parada Lopez
1278
07 DE DICIEMBRE 2016
DyN
Luego de que la oposición le marcara la cancha en Diputados, Mauricio Macri salió a defender el proyecto oficial de reforma del impuesto a las Ganancias y defendió su plan económico. Inclusive, salió a apoyar la quita a las retenciones que, según argumentó, han generado empleo. Sin embargo, los números fríos contradicen su discurso.

LEE MÁS "Tras el revés en Diputados, Macri le pide al Senado que frene el proyecto de Ganancias"

Como el proyecto opositor incluye, entre otros puntos, la vuelta de las retenciones a la minería, Macri fustigó esa iniciativa. "Acá lo que tenemos que hacer es laburar, desde que devolvimos al campo las retenciones se crearon miles de puestos de trabajo y cuatro minas que se habían cerrado se abrieron y crearon 2 mil puestos de trabajo", dijo en conferencia de prensa, visiblemente molesto por la situación.

Pero los datos dicen los contrario: entre diciembre de 2015 y septiembre de este año (último dato disponible), se perdieron 8.744 puestos de trabajo registrados solo entre el sector agropecuario y el minero. Si se lo compara con septiembre del año anterior, la merma es de 8.664 empleos en blanco.

Según los datos del SIPA, que difunde el Ministerio de Trabajo, en los primeros 10 meses de gobierno el campo destruyó 3.876 empleos en blanco y la minería, 4.868. En el último año, la destrucción de empleo fue a razón de 2.168 puestos privados en el agro y ganadería contra 6.499 del sector minero.



La minería cayó durante todo el año demostrando que la quita de retenciones estuvo lejos de generar más trabajo en ese sector. El campo, por cuestiones estacionales tuvo sus picos de empleo durante la siembra y cosecha de soja, que fue en marzo, cuando llegó a más de 330 mil personas trabajando en blanco en ese sector. En la actualidad, poco más de 80 mil son las que se dedican a la minería, cuando eran algo más de 85 mil las que había en enero de este año.



http://public.tableau.com/shared/KR4WTBR79?:display_count=yes http://www.eldestapeweb.com/tras-la-quita-retenciones-se-perdieron-casi-9-mil-puestos-trabajo-el-campo-y-la-mineria-n23391


*****************************

Los puntos principales del proyecto de Ganancias de la oposición

6 de diciembre de 2016
A continuación, los puntos principales del dictamen unificado entre el Frente para la Victoria, el Frente Renovador, el bloque Justicialista, el Movimiento Evita y el progresismo sobre impuesto a las Ganancias:

- El nuevo mínimo no imponible será de 34.500 pesos brutos para solteros y 44.000 pesos brutos para casados con dos hijos.

- Las deducciones se aumentan más para los que menos ganan, con una fórmula progresiva, y se actualizan las escalas.

- Se actualizan automáticamente los montos de manera tal de que siempre tribute sólo el 10% de los trabajadores de mayores ingresos. Las escalas se ajustan por el índice RIPTE.

- Se aumentan un 45% las deducciones por zona desfavorable.

- Se podrán deducir los alquileres hasta 66.000 pesos por año, y los gastos de educación cuando no haya vacante u oferta pública.

- Se aumenta la deducción por créditos hipotecarios.

- Se exime de Ganancias al aguinaldo para los salarios más bajos dentro del tributo, y también a las jubilaciones de hasta 60.000 pesos.

- Pagarán el impuesto los jueces nombrados después del 31 de diciembre de este año.

- Se actualizan los montos de facturación y precio de venta del monotributo, y se permite el ingreso en un plazo de un año.

- Se vuelven a cobrar las retenciones a la minería y se vuelven a gravar los dividendos.

- Se grava la renta financiera: plazos fijos y Lebac mayores a 1,5 millones de pesos, y ganancias de capital e interés para otros activos financieros (excepto acciones e incluyendo compra venta de moneda extranjera) cuando la ganancia supere los 300.000 pesos.

- Se grava con un adicional -cuando los convenios de doble tributación lo permitan- la remisión de utilidades al exterior.

- Se gravan en un 7,5% las apuestas online y en un 10% las máquinas tragamonedas. También habrá impuestos a los inmuebles improductivos y a las ganancias por dólar futuro.

****************************** 

5 de diciembre de 2016

Los dólares de los ahorristas



04 de diciembre de 2016
Pagina12 | Economía | Por Alfredo Zaiat
EMISIÓN, DEVALUACIÓN, ASISTENCIA AL TESORO Y DEUDA CON LEBAC. STURZENEGGER SIN BRÚJULA
El Banco Central marea con el juego del sube y baja de la tasa


El titular del BC, Federico Sturzenegger, disminuyó la tasa de interés por presión del presidente Macri.El titular del BC, Federico Sturzenegger, disminuyó la tasa de interés por presión del presidente Macri.

Por: Alfredo Zaiat

La tasa de emisión monetaria de este año es similar a la de 2015 cuando analistas y economistas de la city advertían acerca de desbordes que alimentaban la inflación. El tipo de cambio real, ya sea el multilateral o con el dólar, es bastante parecido al de diciembre pasado pese a que se aplicó la devaluación más fuerte desde 2002. El canal de financiamiento del Banco Central al Tesoro se mantuvo en niveles elevados. Las reservas internacionales están infladas con el anabólico de la deuda pública y privada. La emisión de deuda en pesos vía Lebac elevó el stock al equivalente de 43 mil millones de dólares, según la última cotización, con intereses pagados hasta octubre por un total de 7000 millones de dólares. Dejando las convicciones de independencia en la puerta de entrada del histórico edificio del Banco Central, las autoridades de la entidad monetaria redujeron la tasa de interés de referencia por presión del presidente Mauricio Macri. Federico Sturzenegger cumple un año al frente del Banco Central sin exhibir capacidad para frenar la fuga de capitales ni la dolarización de las carteras de inversión, colaborando en profundizar la recesión con tasas de interés elevadas, fracasando en reducir la inflación vía la política monetaria y desarmando los mecanismos de regulación de los perturbadores capitales especulativos. Como premio a ese desempeño obtuvo el aval del Senado para cumplir con el mandato de presidente de la entidad hasta el 2022. Extraño concepto de meritocracia tiene el macrismo.

La evaluación de la gestión Sturzenegger en el BC con criterios de la ortodoxia es muy crítica, línea de análisis que facilita la comprensión del nivel de desorientación que domina en el área económica del gobierno:

Entre enero y noviembre de 2015 la base monetaria subió en promedio al 32,4 por ciento interanual. En el mismo período de este año aumentó en promedio al 28,0 por ciento. Escasa diferencia para una administración que ofreció la promesa ortodoxa de reducir la expansión monetaria.
Con base 100 diciembre 2001, el tipo de cambio real con el dólar era 1,05 en diciembre 2015, el mismo valor que en noviembre de este año. La megadevaluación fue neutralizada en apenas once meses. Con respecto a la moneda brasileña la relación es 1,18 y 1,44, respectivamente, quedando un margen de depreciación del peso, mientras que tomando el tipo de cambio real multilateral (ponderado según la relevancia del comercio exterior en dólares, euros, reales), en diciembre de 2015 era 1,20 y en noviembre de este año fue 1,26.

En 2015, el Banco Central transfirió al Tesoro Nacional 80.400 millones de pesos en Adelantos Transitorios y 78.124 millones de pesos en Utilidades; este año sumará 50.380 millones de pesos en Adelantos Transitorios y 109.617 millones de pesos en Utilidades. Montos nominales totales casi iguales, pero en este año la vía de auxilio con emisión de pesos se amplió con la compra de los dólares de la vertiginosa colocación de deuda del Tesoro. Sólo en noviembre el BC emitió 49.333 millones de pesos acumulando 154.077 millones en el año por esas operaciones.

Para facilitar el financiamiento del Tesoro, Sturzenegger también abrió las puertas a un infierno conocido en la convertibilidad que, como se sabe, tuvo un final dramático. Flexibilizó la regulación que obligaba a los bancos prestar los depósitos en dólares únicamente a empresas que exportan y, por tanto, tienen capacidad de repago de divisas, al habilitar la utilización de parte de esas colocaciones de ahorristas para financiar el déficit del Tesoro Nacional. Los bancos pueden ahora comprar emisiones primarias de títulos públicos en dólares, de 3000 a 3500 millones de dólares de acuerdo al actual stock de depósitos. Este tipo de financiamiento fue anulado luego de la crisis de 2001.

La sentencia del mundo de la ortodoxia para el ortodoxo Sturzenegger es lapidaria. El último reporte de Economías & Regiones afirma: “La política monetaria de baja de tasa para incentivar el consumo despierta el riesgo de más inflación, lo cual termina castigando el nivel de actividad y el empleo. A su vez, este objetivo dual complica la comunicación entre el BCRA y los agentes económicos, lo cual es contraproducente para su credibilidad, la calidad y los resultados de su política”.

No es que el Banco Central instrumenta una estrategia heterodoxa; es deficiente en la gestión de una política monetaria y cambiaria ortodoxa. Es lo que dicen analistas ortodoxos.

Credibilidad
A mediados de año Sturzenegger pensaba ingresar triunfante al Senado para la aprobación de su pliego de presidente porque estaba seguro de que iba a mostrar un fuerte descenso de la tasa de inflación como resultado de su tarea. No pudo ser. El aval de los senadores no lo consiguió por sus méritos sino porque gran parte de la oposición en la Cámara Alta no quiere –por afinidad ideológica– o no puede –por el sometimiento de gobernadores a la billetera de la Casa Rosada– incomodar al gobierno de Macri.

La ortodoxia financiera postula que el Banco Central debe trabajar en construir credibilidad para que el mercado acompañe la orientación de sus políticas alineando expectativas con las oficiales. Sturzenegger estuvo presentando a lo largo del año una serie de iniciativas de buen banquero central ortodoxo para ganar esa confianza de financistas y de empresarios: Metas de Inflación, Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM), Comité de Política Monetaria para fijar semanalmente la tasa de interés. Además de sobreactuar la independencia funcional respecto al Poder Ejecutivo, en especial con el Ministerio de Deshacienda Alfonso Prat Gay. Ninguna de esas formalidades institucionales las ha podido desplegar con efectividad y menos mostrar resultados satisfactorios.

Más allá de la frivolidad académica de querer imitar la institucionalidad de bancas centrales de países con estabilidad monetaria y cambiaria, la gestión diaria desarrollada por Strurzenegger y su equipo revela una inconsistencia que ha empezado a alarmar al mundo de las finanzas. Comparten estilo y discurso con esos funcionarios que los sienten como socios de sus negocios, pero advierten que es imposible construir credibilidad en el mercado y en el mundo empresario si en apenas once meses de gestión modificaron en cuatro oportunidades el sentido de la tasa de interés. Y los cambios fueron por urgencias cambiarias y políticas, alejados de una estrategia sólida en materia monetaria.

La tasa de interés subió cuando Sturzenegger desembarcó en el Central como señal de dureza monetaria, luego bajó al poco tiempo como muestra que al BC no le preocupaba la evolución del mercado cambiario, el cual ya había sido impactado por la megadevaluación. Pero cuando el dólar tocó casi los 16 pesos a fines de febrero apareció el miedo, subió inmediatamente la tasa de interés y la mantuvo en niveles elevados a la espera de la “desinflación”, facilitando de ese modo una impresionante bicicleta financiera que adormeció la cotización del dólar. Los comunicados semanales de emisión de Lebac explicando las razones que el Central tenía para mantener la tasa de interés elevada son pruebas documentales que deberían incomodar a Sturzenegger. La “desinflación” no se hizo presente y pese a no alcanzar el objetivo empezó a reducir la tasa de interés por presión política del presidente Macri, que así espera dar un poco de aire a una economía asfixiada por la recesión.

Pese a las tasas elevadas y la invasión de bienes de consumo final importados, medidas que buscan disciplinar los precios, la tasa de inflación sigue cerca del 2 por ciento mensual .La expectativa de inflación que monitorea la Universidad Di Tella, que hasta hace poco era referencia para el cosmos de la ortodoxia, es creciente, pero el Banco Central argumenta que ese indicador está influido por el recorrido pasado y no por el sendero futuro previsto. Sin embargo el Relevamiento de Expectativas de Mercado, que construye el BC con la tómbola de indicadores de consultoras de la city y de grandes bancos locales e internacionales, anotó un alza de la tasa de inflación esperada.

Es muy complicado que una banca central pueda conseguir credibilidad a su gestión si maneja la tasa de interés, variable muy sensible para financistas y empresarios, en una forma tan errática. La actual reducción de la tasa de interés fue aplicada al tiempo que está disminuyendo la demanda de dinero, combo poco recomendable para mantener estabilizado el mercado de cambios, hoy compensado solamente por el dólares del blanqueo y el endeudamiento público. Se pueden ofrecer marcos institucionales que son aceptados internacionalmente y sobreactuar seriedad en la administración de la cuestión monetaria, pero si una de las tareas principales como es la definición de la tasa de interés registra semejantes mudanzas, la conducción del Banco Central termina erosionando su credibilidad.

En el gobierno se preguntan por qué la economía no arranca o no pueden exhibir resultados macroeconómicos satisfactorios pese a las medidas de liberalización del mercado cambiario, de la cuenta capital y del comercio exterior. La respuesta la tienen en ese mismo interrogante.

azaiat@pagina12.com.ar

Ver:  Argendólares: Plata amarga


********************************************************************************************
06 de noviembre de 2016
Pagina12 | Economía
LA DEUDA EMITIDA POR PRAT-GAY Y STURZENEGGER SUMA IMPACTANTES 90 MIL MILLONES DE DÓLARES EN ESTE AÑO
Chocar la calesita
El impresionante endeudamiento en pesos y en dólares, en el mercado local e internacional, no derivó en una fiesta económica. El desmanejo en la gestión económica tiene como saldo recesión, fuga de capitales, mayor desequilibrio externo y aumento del déficit fiscal.

Alfonso Prat-Gay y Federico Sturzenegger disputan el liderazgo de endeudador serial. (Fuente: Télam)Alfonso Prat-Gay y Federico Sturzenegger disputan el liderazgo de endeudador serial.
(Foto: Télam)
Por: Alfredo Zaiat
La deuda en pesos y en dólares emitida por el gobierno de Mauricio Macri en el mercado local e internacional no suma 44 mil millones de dólares en lo que va del año. Ni serán los 50 mil millones de dólares que calculan analistas para fin de 2016. Hasta el último día de octubre la nueva deuda emitida en once meses de gestión de la dupla Alfonso Prat Gay - Federico Sturzenegger totalizaba 87 mil millones de dólares. Hasta fin de año superaría los 90 mil millones de dólares. Este monto impactante se integra con una cuenta que no se contabiliza en las evaluaciones corrientes pero que debe sumarse para dar cuenta de la magnitud del endeudamiento público: la emisión de Lebac. Es la deuda que está acumulando a mucha velocidad el Banco Central y que es aún más inquietante que la colocada por el Ministerio de Finanzas puesto que es de cortísimo plazo. El actual stock de Lebac está generando pagos de intereses en pesos equivalentes a 1000 millones de dólares mensuales, monto que se acelera a medida que se incrementa esa deuda que se ha convertido en la cadena de la felicidad para el mundo de las finanzas.
Si cualquier analista local o del exterior, ortodoxo o heterodoxo, hubiera planteado antes de las elecciones presidenciales un escenario económico 2016 con la posibilidad de emitir deuda (Nación, provincias, empresas y BCRA), en pesos y en dólares, por un total de 87 mil millones dólares en apenas once meses, no habría dudado de que quien estuviera al frente del gobierno estaría en condiciones de desplegar una fiesta económica y asegurarse el poder por más de un mandato. Pero esa bonanza global no se ha presentado. En lo que va del gobierno de Macri se ha sumado esa inmensa masa de recursos pero la economía se ha sumergido en una recesión fuerte. Y las dudas políticas aparecieron en el amplio dispositivo de propaganda oficial con miras a las elecciones de medio término del año próximo.
En 2017 continuará el festival de la deuda. Un reporte del agente del mercado financiero Research for traders calculó que por el pago de intereses (9217 millones de dólares), el vencimiento de capital (28.520) y el financiamiento del déficit fiscal previsto en el Presupuesto de 4,2 del PIB (23.052) la emisión de deuda será de por lo menos 60.790 millones de dólares.
El saldo en dos años sería entonces de unos 150 mil millones de dólares. El endeudamiento desenfrenado es utilizado por el gobierno para pagar deudas, entregar divisas para la fuga de capitales y para cubrir el déficit gemelo (fiscal y comercial). Respecto al desequilibrio comercial creciente, el endeudamiento facilita el pago del incremento de las importaciones de bienes de consumo final que desplazan a la producción nacional. O sea, los empresarios nacionales que estaban desesperados por comprar dólares sin restricciones ahora lo pueden hacer, pero otros empresarios también lo pueden hacer para comprar en el exterior productos que hunden en la recesión a los empresarios dedicados a la producción nacional. Ambos hoy pueden comprar los dólares que aporta la deuda, aunque sólo pueden estar aliviados los importadores.

La cuenta de APG
Otro informe de Research for traders detalla que el Ministerio de Finanzas a cargo de Alfonso Prat Gay (APG) lleva emitida deuda en pesos por 220.496 millones con Bonos del Tesoro en pesos atados al CER 2020 (Boncer 2020), Bonos del Tesoro en pesos atados al CER 2021 (Boncer 2021), Bonos del Tesoro a tasa fija con vencimiento en 2018, 2021, 2023 y 2026, y Bonar 2018 y 2020 (a tasa Badlar). A un tipo de cambio mayorista de 15,175 pesos representa unos 14.500 millones de dólares.
También colocó deuda en dólares en el mercado local por 5915 millones de dólares en Letras del Tesoro a corto plazo (que ya vencieron cerca de 1200 millones), a tasas de rendimientos en dólares de 3 y 4 por ciento anual.
En plazas financieras del exterior se colocaron papeles de deuda para cancelar la capitulación a los fondos buitre, los bonos para comprar cupones ligados al PIB y los bonos en Euros por un total de 22.080 millones de dólares.
Varias provincias y grandes empresas salieron a buscar dólares luego de que el pago a los buitres abriera las puertas del financiamiento externo. Por esa vía acumulan 12.038 millones de dólares hasta fines de octubre. La orgía del endeudamiento no se detiene. Por primer vez en su historia el Banco Provincia de Buenos Aires salió al mercado local a colocar títulos de deuda en pesos. En primera fila se ubican la ciudad de Rosario, Mendoza, Tierra del Fuego, Entre Ríos y decenas de empresas que están saliendo a buscar financiamiento en el exterior.
El gobierno nacional, provincias y empresas privadas han emitido deuda por 34.118 millones de dólares en el mercado internacional, bajo legislación de Nueva York insistiendo con el pecado de la cesión de la soberanía jurídica a favor de tribunales pro buitres. Hasta fin de año habrá colocaciones por unos 2300 millones más.
De ese modo, la cuenta de deuda de APG (en pesos y en dólares) será de 44.795 millones de dólares en 2016.

La cuenta de FS
Para desalentar la compra de dólares al tiempo que retira pesos del mercado con el esquivo objetivo de bajar la inflación, el Banco Central conducido por Federico Sturzenegger emite Lebac. Al 31 de octubre, el stock de esa deuda de cortísimo plazo era de 685.000 millones de pesos, superior al total de la Base Monetaria de 669.905 millones de pesos (dinero en circulación en manos de público y de los bancos depositados en el BCRA). El monto de esa deuda que crece en forma vertiginoso es equivalente a 45.670 millones de dólares. La cuenta de FS sigue en alza en forma permanente.
Como se adelantó en esta columna en abril pasado, los intereses a pagar en este año por las Lebac serán de unos 200.000 millones de pesos, equivalente a unos 13.500 millones de dólares. En los últimos dos meses de 2016, la autoridad monetaria desembolsará unos 30 mil millones de pesos en intereses de las Lebac, activos que hoy devengan una tasa de 26,75 por ciento anual.
Esas tasas siguen siendo atractivas para bancos e inversores conservadores: poco más de la mitad de las Lebac fue suscripta por empresas y particulares a través de bancos. Las Lebac ofrecen la oportunidad para inversores extranjeros de realizar lo que se denomina carry-trade sobre el peso argentino: ingresar dólares a la plaza local, luego venderlos y con los pesos obtenidos comprar Lebac, para que en un plazo determinado recomprar más dólares con el capital e intereses de esa inversión en pesos. Esta bicicleta es facilitada por la dupla Prat Gay-Sturzenegger porque el primero garantiza la provisión de dólares vía el festival de deuda y el otro asegura la estabilidad del tipo de cambio con una tasa elevada.
Competencia
La disputa por el nivel de la tasa de interés entre Prat Gay y Sturzenegger entretiene a los analistas orientando la cuestión al impacto del elevado costo del dinero sobre la actividad económica. En realidad, la discusión entre ellos oculta detrás de la controversia acerca de la tasa de interés quién de los dos lidera el nuevo gran ciclo de endeudamiento público. Es una pelea que está muy pareja. La competencia además es quién de los dos puede orientar mejor las expectativas de los agentes económicos, tarea en la que ambos no pueden mostrar resultados positivos. El ministro de Finanzas y Deshacienda sólo exhibe una gestión efectiva en emitir deuda y sus declaraciones acerca del repunte de la economía para alentar el consumo y la inversión se derriten ante cada nuevo indicador de actividad. El titular del Banco Central puede mantener el mercado cambiario sin alteraciones por la lluvia de dólares especulativos y la tasa de interés elevada armando una impresionante bola de nieve especulativa. Mientras su estrategia de manipular las expectativas sociales respecto a que la inflación del año próximo tendrá un techo del 17 por ciento no recibe acompañamiento ni de las propias filas del oficialismo.
Esta carrera del endeudamiento seguirá el año próximo de acuerdo al proyecto de Presupuesto 2017 que tuvo media sanción en Diputados.
Carlos Heller (Partido Solidario) argumentó en su rechazo en el debate en el recinto que del total de esa nueva deuda un ínfimo 0,6 por ciento se destinará a Gasto de Capital, el 42 por ciento se dedicará a la amortización de deuda, el 18 por ciento a gastos corrientes (principalmente pago de intereses), un 3 por ciento para aplicaciones financieras y el restante 36 por ciento sin asignación específica. “Algo que ocurre en todos los Presupuestos, aunque en éste llama la atención por su elevado volumen”, indicó Heller. El vertiginoso endeudamiento tiene como contrapartida un incremento muy importante del pago de intereses. La secuencia de ese rubro en el presupuesto nacional es la siguiente:

2015: 96.000 millones de pesos
2016: 186.500 millones de pesos.
2017: 246.629 millones de pesos.
Esta suma equivale al 11,5 por ciento del total de los gastos corrientes y al total del monto de los salarios de la administración nacional del año próximo.

El mejor equipo
Para el mundo de la ortodoxia, el recorrido negativo de la economía en estos meses con elevado endeudamiento es consecuencia de lo que consideraran el error inicial del gobierno de no haber realizado un fuerte ajuste fiscal en el primer año de gestión cuando existía un nuevo liderazgo político. Ahora dicen que el macrismo agudizará aún más el descalabro fiscal con el objetivo conseguir un buen resultado en las elecciones del próximo año. Soportan semejante descalabro de las cuentas públicas sin agudizar críticas por simpatía política apostando a que Macri gane las elecciones de 2017, esperanzados con que luego despliegue un mayor ajuste fiscal en 2018.
Para la heterodoxia, el diagnóstico de la dupla Prat Gay-Sturzenegger acerca de las tensiones que tenía la economía fue equivocado y la estrategia de gestión por consiguiente estuvo desvariada. Indica que la política económica ha estado subordinada a provocar exclusivamente una fuerte transferencia de ingresos hacia grupos concentrados. Para señalar que la recesión, el alza del desempleo y el deterioro social son consecuencia de esa estrategia regresiva en la distribución de la riqueza.
Una y otra lectura analítica acerca del desmanejo económico, que abrió las puertas a una recesión cuya salida por ahora son expresiones de deseos, coincide con un impactante aumento de la deuda que está financiando los desequilibrios provocados y la fuga de capitales. El mejor equipo de los últimos 50 años tiene el mérito de haber chocado la calesita con un endeudamiento record de más de 90 mil millones de dólares en pocos meses.

azaiat@pagina12.com.ar

https://www.pagina12.com.ar/1576-chocar-la-calesita

Balance del primer período ordinario de sesiones del Congreso







Hubo más sesiones y menos leyes, y solo el 27% fueron del Ejecutivo
El balance del primer período ordinario de sesiones del Congreso en la era Macri muestra el doble de reuniones con relación a 2915. El 82% de las leyes sancionadas fueron presentadas por legisladores de la oposición.

4 de diciembre de 2016
El primer período ordinario de sesiones en el Congreso de la Nación de la gestión Macri acaba de culminar con autoelogios de parte de los principales referentes del oficialismo, partiendo de las dudas que planteaba para esta administración la relación con un Congreso sin mayoría oficialista. ¿Podría el Gobierno aprobar sus leyes?

¿Qué actitud tomarían los diferentes bloques de la oposición?, era otra de las preguntas que se planteaban en el inicio de esta gestión, y al cabo de un año el balance de 2016 indica que hasta el momento el oficialismo en el Congreso ha tenido éxito en aprobar las leyes que el Gobierno le ha requerido, aunque cada una de esas leyes supuso un arduo trabajo de negociación. Y por cierto, el Gobierno no terminó el período ordinario de sesiones, sin haber recibido más de un revés parlamentario.

La Fundación Directorio Legislativo elaboró un análisis del año parlamentario en el que destaca que en lo que va de 2016, el Congreso sesionó casi el doble de veces que en 2015 (39 sesiones este año contra 21 del año pasado). Un dato que suele repetirse en la relación años electorales vs. años no electorales. Pero en este marco otro dato cobra sentido al tener que apuntar que a pesar de que ha habido más sesiones, hubo menos leyes que el año anterior. En efecto, el balance muestra que en 2015 hubo 125 leyes aprobadas, contra 96 durante el presente año.

Más sesiones, menos leyes, es la primera síntesis. El cuadro se completa se completa sólo si se tiene en cuenta la composición política del Congreso: en ninguna de las dos cámaras, el oficialismo tiene mayoría propia. De esta manera, durante 2016 imperó en el Congreso la lógica de la negociación.

En ese marco, el oficialismo tuvo éxito en sancionar las leyes que el Gobierno le pidió al Congreso. Pero ese éxito estuvo atado a minuciosas negociaciones entre el oficialismo y diferentes bloques de la oposición.

En la Cámara de Diputados, los jefes de bancadas de Cambiemos, Mario Negri (UCR) y Nicolás Massot (Pro), y demás referentes del oficialismo han mantenido incontables reuniones con diputados de bloques de la oposición para lograr acuerdo y sancionar las leyes pedidas por el Gobierno. Los principales interlocutores de Cambiemos fueron Sergio Massa y Diego Bossio, referentes del Frente Renovador y del bloque Justicialista, cuyas bancadas cuentan con 37 y 17 escaños respectivamente. Con esos votos, sumados a los 87 propios, Cambiemos pudo dar sanción a sus proyectos. Por supuesto, con múltiples modificaciones pedidas por sus interlocutores.

En el Senado, la cosa está más clara. El bloque del PJ-FpV contiene 39 senadores, 2 más de los 37 necesarios para tener quórum propio. Allí, las negociaciones del Gobierno tuvieron como interlocutor principal al jefe del bloque, Miguel Ángel Pichetto, quien mantiene un delicado equilibrio entre un grupo mayoritario de senadores cercanos al PJ tradicional y a los gobernadores provinciales, y un grupo minoritario de senadores referenciados en Cristina Fernández de Kirchner. Lo cierto es que en el Senado, entre Pichetto y el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, han logrado encontrar los caminos para que los proyectos puedan ser sancionados.

En esta lógica de negociación se movió el Congreso durante 2016. Y fue en ese marco que el Congreso sancionó diversas leyes requeridas por el Poder Ejecutivo: pago a los holdouts, blanqueo de capitales, devolución del IVA, fomento a las PyMES, el régimen de participación Público-Privada, la ley de Información Pública, la limitación de los superpoderes y el recientemente sancionado Presupuesto 2017, entre otras.

Si bien el Gobierno ha tenido éxito en marcar la agenda del Poder Legislativo, lo cierto es que, en comparación con el año anterior, el Poder Ejecutivo ha disminuido su participación en la sanción de leyes. Así, mientras que en 2015 el 43 por ciento de las leyes aprobadas por el Congreso habían sido redactadas por el Poder Ejecutivo, en 2016 ese porcentaje se redujo a 27. Otro dato: el año pasado, del total de leyes sancionadas por el Congreso que tuvieron origen en el Poder Legislativo, el 82 por ciento fueron presentadas por legisladores del oficialismo. Este año, el porcentaje es exactamente inverso: el 82 por ciento de las leyes sancionadas fueron presentadas por legisladores de la oposición.

Dentro de este juego de toma y daca legislativa, el oficialismo no salió indemne. El primer traspié del año lo tuvo en el verano, cuando por el voto negativo de un diputado massista, la Comisión Bicameral que refrenda los DNU, rechazó el decreto emitido por Macri para modificar el impuesto a las ganancias. Otro tanto sucedió con la Ley Antidespidos: desde el Frente para la Victoria y el Frente Renovador logaron dar sanción al proyecto que prohibía los despidos de trabajadores, que terminó siendo vetado por Macri. Del mismo modo, la Ley de Emergencia Social, a la que Macri se oponía, obtuvo media sanción en el Senado, con lo que el Gobierno se tuvo que sentar a negociar e incorporar el proyecto al temario de extraordinarias. Los reveses legislativos no provinieron solo desde la oposición: la aliada Elisa Carrió hizo caer el dictamen para modificar el Ministerio Público Fiscal, impulsado por el Gobierno.

El trabajo de Directorio Legislativo destaca que la mayor cantidad de leyes aprobadas en el año están vinculadas a la declaración de fiestas nacionales, monumentos o lugares históricos (39%). Algo normal, pues es la categoría que año tras año mayor cantidad de proyectos aprobados reúne.

En segundo término, el Congreso sancionó 12 leyes que apuntan al sistema de justicia. Explican el 13% de los proyectos aprobados. Se destacan la figura del arrepentido, flagrancia y modificaciones de la estructura judicial. Todas fueron aprobadas en el segundo semestre.

El tercer puesto lo comparten las leyes en materia económica, laboral y relaciones internacionales. Con 19 proyectos aprobados en cada categoría, representan el 10% de las leyes sancionadas en lo que va del año.

También se sancionaron 5 proyectos en materia de salud, 4 leyes de Defensa del Consumidor, 3 referidas a reformas del sistema político y 3 que apuntan al sector agroindustrial.

Para finalizar, el balance de Directorio Legislativo apunta que el oficialismo no pudo sancionar todas las leyes que el Gobierno le requiere antes de fin de año. Por tal motivo, el Poder Ejecutivo convocó a sesiones extraordinarias entre el 1º y el 30 de diciembre. En el temario de las extraordinarias hay varios temas pero, entre ellos, el más requerido por Macri es la reforma electoral, que tiene una fuerte resistencia peronista en el Senado, y que a todas luces ha quedado postergada, al menos para el presente año.

http://www.parlamentario.com/noticia-97280.html

4 de diciembre de 2016

El recurso de la pesada herencia...


QUIEN LO DIJO???


Clarín.com » Edición Jueves 19.10.2000 » Política » De la Rúa, duro con Menem


"El Presidente aceptó la pulseada. Y para defenderse reflotó argumentos vinculados con la pesada herencia recibida, a los que suele apelar cada vez que necesita justificar las dificultades del Gobierno para superar la recesión y reducir el desempleo".



Jueves | 19.10.2000


CRISIS EN EL GOBIERNO: LA VUELTA AL DISCURSO SOBRE LA HERENCIA
De la Rúa, duro con Menem


Estamos sacando al país de la varadura en que él lo dejó, afirmó el Presidente
Lo dijo para rechazar las críticas de su antecesor
Fue el primer cruce después de haberlo recibido hace un mes en la Rosada



MARCELO HELFGO
El presidente Fernando de la Rúa se desvió ayer sólo un momento de las declaraciones para destacar su encuentro con Chacho Alvarez y lo hizo para responder una embestida de Carlos Menem. "Estamos sacando al país de la varadura en que él lo dejó", fue la frase elegida para recordar la herencia menemista.

Durante un acto por el Día de la Lealtad, Menem había dicho el martes que el país está "sin rumbo" y "sin liderazgo", además de asegurar que la Alianza "no estaba en condiciones de llegar al poder".

El episodio marcó el primer cruce fuerte entre el Presidente y su antecesor desde la reunión que mantuvieron un mes atrás en la Casa Rosada, en el marco del diálogo político abierto por el Gobierno.

La decisión de De la Rúa de recibir a Menem con todos los honores había generado disgusto en distintos sectores de la Alianza y especialmente al entonces vicepresidente Chacho Alvarez, quien se negó a participar del encuentro.

En aquel momento, la crisis interna de la Alianza estaba en plena gestación. Y Chacho objetó el acuerdo al que arribaron De la Rúa y Menem para tratar de minimizar los coletazos políticos del conflicto en el Senado, al intentar canalizarlo únicamente por la vía judicial.

Aquella tregua con el titular del PJ duró poco. En coincidencia con el endurecimiento del mensaje opositor adoptada por distintos sectores del PJ, tras la crisis que estalló en el Gobierno por la renuncia de Alvarez, Menem retomó un discurso más duro y le disparó con todo a De la Rúa.

El Presidente aceptó la pulseada. Y para defenderse reflotó argumentos vinculados con la pesada herencia recibida, a los que suele apelar cada vez que necesita justificar las dificultades del Gobierno para superar la recesión y reducir el desempleo.

Al llegar ayer por la mañana a la Casa de Gobierno, luego de atenderse por un dolor de muelas en el consultorio de su odontólogo personal, De la Rúa sostuvo que "hay un gobierno que lleva las cosas como corresponde, con gran esfuerzo frente a los efectos inerciales de la recesión en la que se encontraba el país".

Al mismo tiempo, impostando la voz para darle mayor solemnidad, declaró: "Sepa el pueblo argentino que el Presidente está en la plenitud de sus funciones y la Alianza, unida. Convoco a todos a trabajar por el bien del país". Entre los destinatarios de esa exhortación, De la Rúa mencionó especialmente a los gobernadores justicialistas.

Por su lado, Menem cosechó adhesiones inesperadas por sus ataques contra el Gobierno. Dos de sus máximos rivales en la interna justicialista, Eduardo Duhalde y Néstor Kirchner, admitieron su coincidencia con las opiniones del ex presidente.

El ex gobernador bonaerense sostuvo que "Menem tiene absoluta razón cuando dice que falta liderazgo en el Gobierno" y agregó que "la Alianza no existe". En tanto, el gobernador de Santa Cruz opinó que "toda la sociedad se da cuenta de que el país navega sin rumbo".


http://edant.clarin.com/diario/2000/10/19//p-00701.htm










Domingo | 10.12.2000

INFORME ESPECIAL / EL GOBIERNO CUMPLE UN AÑO: ENCUESTA EXCLUSIVA PARA CLARIN
Balance del primer año: malestar con el Gobierno y comprensión por la crisis



La gente critica la gestión del Gobierno
Y cae la imagen del Presidente
Pero al mismo tiempo se reconoce el peso de la herencia menemista
Y la dificultad de resolver los problemas en sólo un año


Por EDUARDO AULICINO. De la Redacción de Clarín
Fue duro para la Alianza el primer año como Gobierno, por los ajustes para cerrar las cuentas públicas, por el desempleo y la recesión, por el impacto de su propia crisis interna. Y todo confluye en un registro de fuertes costos políticos: pronunciada caída de la imagen de Fernando de la Rúa y su gobierno, acompañada por un alto nivel de expectativas insatisfechas.

Esas conclusiones surgen de una encuesta para Clarín realizada por el Centro de Estudios de Opinión Pública (CEOP). El sondeo señala además la persistencia de los temas que más preocupan a la sociedad, encabezados por la desocupación, la inseguridad y la corrupción.

Pero el sondeo también incluye otras señales para analizar los problemas planteados. En todo caso, como un gesto de comprensión hacia los problemas que afrontan De la Rúa y su gobierno, el 91,5% de los encuestados opina que los problemas del país no se resuelven en un año de gestión; el 91% considera que la oposición debería trabajar más junto al Gobierno, y el 79,5% sostiene que la Alianza recibió una pesada herencia del menemismo.

Esa percepción, de todos modos, no representa convalidación de lo actuado por el Gobierno, al cabo de un año que arrancó con el aumento de impuestos y la baja de salarios en la administración pública, y que concluye con esfuerzos y presiones para conseguir un blindaje financiero, reflejados en el Presupuesto y en el pacto fiscal con las provincias.

El sondeo, de alcance nacional y sobre la base de más de mil entrevistas, permite advertir que en paralelo con el descenso de la valoración del Gobierno, los principales referentes de la oposición mejoraron en parte su imagen, aunque ninguno capitaliza esa situación cuando se sondea a los encuestados sobre quién podría resolver las cuestiones que más preocupan.

Al cuadro económico —donde se destaca como hecho positivo el mantenimiento de la convertibilidad— se suma la evaluación de la situación política. Para el 36,8% de los encuestados, el hecho más importante en ese terreno fue la renuncia de Chacho Alvarez a la vicepresidencia, que marcó el momento más crítico de la Alianza.

En este contexto, el sube y baja de las valoraciones sobre los políticos registra un crecimiento de los opositores y una caída de los oficialistas. El más afectado es De la Rúa, que pasó del primero al séptimo lugar en la medición de imagen positiva. También descendieron Chacho Alvarez, luego de un pico del 51,6 por ciento en marzo, y el ex presidente Raúl Alfonsín.

En el peronismo, aparece afirmado el gobernador Carlos Ruckauf, ahora primero en el ranking. Además figuran bien posicionados los otros dos gobernadores con peso propio: el santafesino Carlos Reutemann y el cordobés José Manuel de la Sota. Carlos Menem también mejoró la imagen, aunque en niveles que siguen siendo bajos. Sólo el ex gobernador y ex candidato Eduardo Duhalde decreció en el lote peronista, y se colocó debajo de su máximo enemigo interno, el ex presidente.

Por afuera de la Alianza y del peronismo, asoma Domingo Cavallo, después de un año marcado por su dura derrota en la elección porteña y el más cercano reposicionamiento nacional, en medio de los sobresaltos de los mercados. El ex ministro está casi en la mitad de la tabla, pero perdió terreno: había llegado a un pico del 48,5 por ciento en marzo, ya en campaña para los comicios porteños de mayo.

La evaluación de imagen tiene correlato con la valoración de las figuras que aparecen como referentes de la oposición, aunque ninguno ocupa un lugar dominante. Los primeros lugares son para Ruckauf (20,1%), Menem (16%) y Cavallo (8,6%). Un dato curioso: Chacho Alvarez es considerado opositor por el 11,2% de los encuestados. El ex vice es evaluado como figura de la Alianza por el 44,2%, seguido por De la Rúa a distancia, con el 18,6%.

El relevamiento del CEOP muestra desde dos perspectivas los aspectos del Gobierno más cuestionados:

Evaluación de los problemas encarados de "manera negativa". Se destacan el desempleo (67,7 %) y la reactivación económica (49,1). El cuestionamiento llega a un pico en el rubro conflicto social (82,5), registra en un lugar significativo a la inseguridad (54,6) y muestra insatisfacción frente a la corrupción (53,5), un tema especialmente sensible para la Alianza.

Expectativas en el inicio de la gestión aliancista. La lucha contra el desempleo se destacaba en ese terreno, y también es fuerte el cuestionamiento actual: el 85,5 por ciento de los encuestados considera que "no se hizo nada". Los porcentajes también son altos en los rubros inseguridad (78), reactivación de la economía (74) y combate a la corrupción (60,9). Además, aparece como elemento nuevo un fuerte rechazo a la política impositiva (79,4).

"¿El Gobierno se está ocupando de resolver los problemas que desvelan a los argentinos?", se les preguntó a los encuestados. El 61,3 por ciento respondió que no. "¿Y qué políticos podrían resolverlos?", se indagó. La respuesta mostró desconfianza hacia los políticos —para el 36 por ciento, ninguno está en condiciones— y atomización de preferencias: Cavallo (13 %), Ruckauf (10,8), Chacho Alvarez (8,8), Menem (8,3), Duhalde (4), De la Sota (3,6) y Reutemann (3,1).

Otro dato de interés se recorta en la encuesta. Se trata de la fidelidad, o infidelidad, de los votantes. Allí, la Alianza aparece con una baja retención de apoyos, con fugas que van sobre todo hacia el voto en blanco o al rubro de los indecisos. El peronismo conserva más adhesiones aunque, en menor medida, también alimenta a los indefinidos. En conjunto, un tema de atracción para los propios políticos, cuando ya se perfila en el calendario el arranque de un nuevo año electoral.


http://edant.clarin.com/diario/2000/12/10/p-00315.htm







Clarin.comPolítica03/12/16
Un año de Macri: el 43% de la gente hace un balance negativo de la gestión y el 26% la ve bien
Encuesta de Management & Fit

La medida económica mejor considerada es el pago de los juicios a los jubilados y la que concentra más rechazos es la baja de los subsidios a los servicios públicos.

Mauricio Macri. EFE
Mauricio Macri. EFE
TAGSMauricio Macri
1003opiná 5296shares





La semana pasada, en una autoevaluación pública, Mauricio Macri le puso “un 8” a su primer año de gobierno. Sin embargo, los argentinos no son tan benévolos en la calificación. Según una encuesta de Management & Fit realizada para Clarín, el 43,1% considera que la gestión fue negativa o muy negativa, mientras que el 25,9 % la encontró positiva o muy positiva. Por otra parte, más de la mitad (51,6 %) cree que el Presidente no está cumpliendo sus promesas de campaña.

A días de cumplirse un año de la asunción de Macri- el 10 de diciembre- la consultora realizó, entre el 26 de noviembre y el 1° de este mes, un sondeo a 2.000 personas (de 16 a 70 años), haciendo foco en el balance del período.

Si bien, de acuerdo a los números, el primer año de gestión fue percibido con mayor rechazo que aceptación, ante la consulta sobre “la forma en que Mauricio Macri conduce el Gobierno”, el resultado se mostró parejo: un 43,6 % de los encuestados aprobó al Presidente contra un 42,4 %, que lo desaprobó.

En el desmenuzamiento de las decisiones tomadas por la administración de Cambiemos, la reparación histórica a jubilados figura, por amplio margen, en el podio de las consideradas "mejores medidas" tomadas, con un 22,4 % de apoyo. La ampliación de la Asignación Universal por Hijo (13,8 %) y la baja en los subsidios en servicios públicos (10,7 %) son las que le siguen. Pero un alto porcentaje (20,1 %) no supo o no quiso elegir cuál medida le parece mejor.

Curiosamente, y en prueba de la visiones contrapuestas de la sociedad, algunos de estos mismos temas se repiten en la selección de las elegidas como "peores medidas" económicas sociales tomadas desde la Casa Rosada. La baja de los subsidios encabeza ese listado (20,2%), seguida por el acuerdo con los fondos buitres (15,8%) y la ampliación de la AUH (9,6%). Un 25,5 % respondió con: “no sabe o no contesta”.

Al trazar la comparación entre la gestión y los discursos de Macri durante su candidatura, la mayoría de la gente remarcó que el mandatario no cumplió con lo que prometió en campaña. El 51,6 % coincidió en esa premisa, a la vez que un 34,4% opinó que está cumpliendo con los compromisos electorales pero “parcialmente”, y tan sólo el 7,3% considera que sí los está concretando.

En la consulta que indaga sobre las razones por las que el Presidente no lleva a cabo las ideas de campaña, se diversifican las opiniones. El 32 % piensa que “nunca fue su intención cumplirlas”, un 27,4 % sospecha que “no sabe cómo cumplirlas”, el 24,2 % supone que “no tuvo tiempo para cumplirlas” y los más escépticos (7,6%) creen que “las promesas de campaña no son para ser cumplidas”.

Según el estudio, la población no ve cambios a mediano plazo. El 40,3 % sostiene que la situación económica del país estará peor o mucho peor “en los próximos meses”, mientras que el 34,9 % sostiene que va a mejorar. Para el 14,9 % seguirá todo “igual”.

Sin embargo, el optimismo crece con vistas a la gestión de Macri para 2017. Las cifras indican que para el 38,6 % de la gente el año que viene “será mejor que el primero”, para el 31,9 % será peor, y para un 15,4 % no habrá diferencias.


http://www.clarin.com/politica/Macri-gente-balance-negativo-gestion_0_1698430278.html?ns_campaign=clarin-te-puede-interesar&ns_mchannel=modulo&ns_source=clarin&ns_linkname=notas-clarin-te-puede-interesar&ns_fee=0.01#cxrecs_s

3 de diciembre de 2016

Argendólares: Plata amarga.






La columna de Martín Burgos en #NoNosQuedaOtra
El economista reveló que el macrismo planea adueñarse de los depósitos en dólares, en una maniobra que constituye un pseudo corralito. Argendólares: Plata amarga.
Cabecera Portada » Argendólares: Plata amarga.
Texto: Juan Manuel Bassus
Fotografia: elsol.com.ar
Entrevista: Julián Saud, Miguel Fortuna y Juan Carlos Romero López.
En su columna semanal para el programa #NoNosQuedaOtra, el economista Martín Burgos denunció una maniobra a través de la cual, ante la dificultad de conseguir fondos en el exterior, el macrismo planea apropiarse los depósitos hechos en moneda estadounidense; tomando deuda interna de manera forzosa. Algo que hasta hace poco más que una década, se conocía como corralito. “Hasta ahora todos los depósitos en dólares en la cuentas de los bancos, sólo se podían prestar a empresas que operasen en la misma divisa, es decir exportadores. Porque son los únicos que estaban en condiciones de devolverlos. Esta restricción se tomó tras la crisis de 2001. Pero el Banco Central (BC) sacó en estos días una resolución que rompe ese dique y permite al estado pedir prestado esos dólares a través de bonos. Como sabemos, el gobierno no exporta nada y recauda en pesos. Por lo que plantean devolverlos utilizando las reservas del BC. O sea nuevamente se sirven de los depósitos de los ahorristas argentinos”.
“Un poco sin saberlo, quienes están depositando dólares se los van a prestar al gobierno y los bancos, lo que puede llegar a ser muy complicado. No sólo porque es una nueva fuente de endeudamiento para el gobierno; ya que es sabido que se les ha complicado financiarse hacia afuera por el aumento de la taza de interés de los bonos. Sino porque ahora la nueva problemática es la deuda que están contrayendo de forma interna con los propios ahorristas argentinos, pero en moneda extranjera. Es un tema muy complejo que nos remite a pésimos recuerdos; ya que esto mismo es lo que hace unos años llamamos corralito”, agregó Burgos.
Asimismo, resaltó las contradicciones inherentes a la movida y recordó que se asemeja a las condiciones que llevaron a la debacle a la administración de De la Rúa. “Es complicado porque si vos empezás a prestarle dólares a gente que no los puede devolver en esa misma moneda sino en pesos, estás en problemas. Los únicos dólares que puede conseguir el gobierno son los de las reservas; pero el problema es que los piden supuestamente para reforzarlas. Entonces, es contradictorio. La problemática del corralito era justamente esa; que los dólares que tomaron se prestaron a gente que no los podía devolver, entre otros, el gobierno nacional. En 2001, cuando se quedaron sin reservas, pesificaron a la fuerza y en detrimento de los ahorristas”.
Burgos relacionó el origen del problema con el sospechoso apuro por revocar las trabas al acceso a las divisas extranjeras impuestas por el anterior gobierno, permitiendo así que los dólares migrasen en bandadas hacia los países centrales y paraísos fiscales. “La situación es muy compleja porque al haber levantado el cepo, alentó una fuga de capitales que está drenando las divisas y no hay más que dos opciones: volver al cepo o enfrentar una bomba que va a tener un impacto político mucho más grande que el del endeudamiento externo, cuyos efectos se sentirán recién en 10 años. Hasta La Nación sacó una nota hace unos días resaltando la desprolijidad de lo que está haciendo el gobierno. Hay mucho ruido en este momento. Los diarios les estan pegando, la UIA los está tratando bastante mal y hay situaciones muy raras con lo que ellos llaman el círculo rojo – que para nosotros son los poderes fácticos- que parecieran estar ya buscando un recambio”.
El economista, aseguró que si el impacto de las desmedidas de la administración macrista no es mayor, es gracias a la suntuosa herencia recibida. “Ya en noviembre se agudizó la fuga de capitales; y si esto no está haciendo tambalear a este gobierno que ya no puede suplir esas divisas que se le escapan, es porque recibió una Argentina totalmente desendeudada. Todo el fangote de deuda que tomamos este año (50 mil millones), representa un 10% del PBI. Por lo que, del 15% que dejó el Kirchnerismo, pasamos al 25%. Si lo comparamos con algunos países europeos, cuya deuda supera el 100% del PBI, no es nada. El peligro de un corralito no es linear, hay que mirar las reservas. Hoy en día están en 40 mil millones de dólares, a diez del máximo al que llegó el kirchnerismo. Con la salvedad de que el gobierno anterior lo logró en base a exportaciones y eran genuinos, porque representaban una diferencia positiva en la balanza comercial”.
Por último, cerró preguntándose de donde saldrían las divisas para afrontar el próximo año fiscal y planteó que no cree que nos espere un panorama alentador. “En cuanto al 2017, podrán ver cerradas la puertas a la deuda externa por parte de las acciones de Trump, no tendrán como agarrarse del endeudamiento interno porque ya lo van a estar tomando este año y no podrán contar con el blanqueo, que es una movida de una única vez. Entonces, la cuestión más importante es que si tenemos un año tan malo como este, de donde sacarán las divisas para financiar el déficit en pesos, bancar la fuga de capitales en dólares y empezar a pagar los bonos que emitieron. Esto es un error principalmente político y cuando la política se deja manejar por conceptos económicos, simplemente dejás de tener los ojos en lo que le pasa a la gente; y terminás contestando, como hizo el presidente, que no sabés cómo reactivar el consumo”.
Escuchá la entrevista completa acá.


http://hamartia.com.ar/2016/11/30/argendolares-plata-amarga/









*********************************
El Gobierno reabrió una opción local para financiarse en dólares
Por el "efecto Trump", permitirá a los bancos usar depósitos en divisas para que le compren bonos
SEGUIRJavier BlancoLA NACIONMARTES 29 DE NOVIEMBRE DE 2016
46


Aprovechando la liquidez en dólares que recuperó el sistema bancario local tras el final del cepo -y que se amplió marcadamente por el blanqueo-, y previendo que el "efecto Trump " puede complicar su estrategia de financiamiento del déficit -volcada hacia el mercado internacional-, el Gobierno logró reabrir una puerta al obtener dólares de la banca local, opción que había quedado sellada hace 15 años.

Lo hizo al aprobar el directorio del Banco Central (BCRA) una adecuación a las normas de crédito en dólares e incluir en ella un inciso que habilita a los bancos a comprarle al Tesoro nacional los bonos de deuda en moneda extranjera que emita por un total que no supere la mitad del monto total en préstamos que tengan concedidos al sector privado.


La norma, Comunicación "A" 6105, implica que los bancos vuelven a quedar habilitados a destinar parte de los dólares captados como depósitos al sector privado a financiar al Tesoro nacional, algo que hasta aquí, y tras las dolorosas lecciones que dejó la explosión de la convertibilidad, les estaba vedado.

El Gobierno reabrió una opción local para financiarse en dólares
El Gobierno reabrió una opción local para financiarse en dólares. Foto: Archivo
Ocurre que, para evitar el descalce de monedas, desde 2002 los bancos sólo podían usar los depósitos en dólares para dar crédito a empresas exportadoras, es decir, con capacidad de generación propia de divisas, aunque manteniendo un alto nivel de encajes.


Luego el posible destino de los denominados "argendólares" se amplió hace unos años a las firmas proveedoras de exportadores y, desde la semana pasada, se agregó a los productores agropecuarios para que puedan financiar la compra de maquinaria agrícola o sistemas de riego, aun cuando no sean exportadores directos.

Pero la novedad mayor que trajo la reforma es la posibilidad de que los bancos puedan volver a suscribir emisiones primarias de instrumentos de deuda pública nacional en dólares, como lo hicieron -hasta el exceso- en la década del 90.

mundoideas
Para tratar de evitar esta traumática experiencia, la circular impone una serie de restricciones a estas compras. La más importante es que los bancos sólo podrán utilizar un dólar para adquirir en bonos por cada 2 dólares que hayan transformado en créditos a empresas.

"Es una forma de fijar un límite claro y a la vez evitar el riesgo de recaer en crowding out", explicaron en el BCRA, en alusión a un posible desplazamiento de la oferta crediticia en favor del sector público que lleve a los bancos a desatender la demanda crediticia de empresas.

Además, se mantienen en pie las normas de fraccionamiento que limitan la exposición de la banca al sector público. Todo esto hace que, aunque hoy el sistema cuenta con US$ 27.100 millones en depósitos, como sólo tiene prestados a privados menos de US$ 9000 millones, en teoría quedaría habilitado para comprarle al Gobierno unos US$ 4500 millones en títulos de deuda. Pero, dados el nivel de encajes y el resto de las normas, ese monto se reduce a unos US$ 3500 millones, según estimaciones de mercado.

La flexibilización llega cuando el sistema tiene "unos US$ 10.000 millones ociosos, estimó días atrás el presidente del BCRA, Federico Sturzenegger, por la aceleración que mostraron los depósitos en dólares privados (sumaron US$ 4200 millones este mes) por el blanqueo. Pero también apunta a dejar abierta una opción de financiamiento local en dólares en caso de que el clima financiero global se pudiera deteriorar más en los próximos meses.

Pero provoca dudas en el mercado, dado que hay quienes creen que la decisión "se enmarca en una tendencia reciente que no contribuye a generar una mayor percepción de independencia del BCRA ni ayuda a reducir el temor a una creciente dominancia fiscal", apunta Hernán Hirsch, de la consultora FyE. El economista alude a "la renovación del programa de crédito productivo con rebaja de tasa y ampliación de cupo; la ampliación del Ahora 12 a Ahora 18 y las sucesivas bajas de tasas con fundamentos difusos" como "señales" que darían cuenta de un giro en las políticas del BCRA.

Los límites de la nueva ventanilla

8925

Millones de dólares

Tienen prestados los bancos locales a las empresas, un stock que creció 201% sólo en lo que va del año

4462,5

Millones de dólares

Es el máximo teórico que podrían usar para comprarle bonos al Gobierno, ya que la norma sólo les permite dedicar a eso 1 dólar por cada 2 que hayan convertido en crédito


http://www.lanacion.com.ar/1960496-el-gobierno-reabrio-una-opcion-local-para-financiarse-en-dolares
*******************


Bancos podrán usar los dólares del blanqueo para prestarle al Tesoro
2
Bancos podrán usar los dólares del blanqueo para prestarle al Tesoro
El Banco Central (BCRA) flexibilizó los límites que impone a los bancos para el uso de los depósitos en dólares, con el objeto de que más empresas puedan tomar crédito en moneda extranjera y que los bancos puedan utilizar sus colocaciones en divisas para suscribir emisiones de deuda del Tesoro Nacional. La norma busca aprovechar la disparada en el stock de depósitos en dólares resultado del blanqueo.

Las normas macro prudenciales establecidas en 2002 para evitar que el endeudamiento en moneda extranjera por parte de personas físicas o jurídicas con ingresos en pesos genere incumplimientos masivos en caso de una variación importante del tipo de cambio fueron modificadas por segunda vez este año. La primera vez fue en febrero, cuando de permitir el crédito bancario en dólares sólo a quienes tengan ingresos habituales provenientes del comercio exterior se amplió a empresas que acopian o producen bienes con cotización en moneda extranjera, entre otros.

La Comunicación A 6105 publicada la semana pasada extendió aún más las empresas que pueden ser elegibles para financiamiento en dólares, si operan con contratos en bienes exportables o forman parte de la cadena productiva de bienes exportables.

Pero la incorporación de la posibilidad de tomar bonos soberanos lleva mucho más allá la flexibilización. La nueva norma permite a los bancos usar su fondeo en dólares para "suscripción primaria de instrumentos de deuda en moneda extranjera del Tesoro Nacional, por hasta el importe equivalente a un tercio del total de las aplicaciones realizadas conforme a lo previsto en esta sección".

Hasta ahora, los bancos podían suscribir o comprar títulos públicos sólo con capital propio, no con depósitos.

La norma incluye un intento por limitar el riesgo de prestar al varias veces incumplidor sector público argentino: "a efectos de determinar la capacidad de pago, los ingresos tributarios relacionados con el comercio exterior impuestos a las ganancias y al valor agregado retenidos por la Dirección General de Aduanas y derechos de importación y exportación".

En lo que va del año los depósitos en dólares crecieron u$s 15.050 millones, en parte por las colocaciones de deuda que hizo el Tesoro y que luego depositó en bancos públicos y, más aún, por la disparada de los depósitos en dólares del sector privado fogoneada por el Sinceramiento Fiscal. Los depósitos del sector privado estaban en u$s 20.736 millones el 23 de noviembre pasado, último dato oficial disponible, tras un avance de u$s 4154 millones en el mes y de u$s 10.114 millones en el año (una suba del 95% en lo que va de 2016).

El stock de crédito bancario al sector privado en moneda extranjera, mientras tanto, trepó u$s 5957 millones en el año, un aumento del 200%.

EN ESTA NOTA

http://www.cronista.com/finanzasmercados/Bancos-podran-usar-los-dolares-del-blanqueo-para-prestarle-al-Tesoro-20161129-0033.html



************************

Finanzas
Los bancos podrían prestarle al Gobierno unos u$s3.000 millones
28-11-2016 La apertura de una nueva linea de financiación interna, a través de la colocación de títulos la decidió el Banco Central a través de una comunicación

En la última reunión de directorio, los máximos reponsables del Banco Central decidieron extenderle una mano al Palacio de Hacienda. Se trata de una nueva fuente de financiamiento para el Tesoro, estimada en unos u$s2.500 a u$s3.000 millones.

Fue otra reunión maratónica la del jueves pasado. Duró más de cinco horas, nada común para el directorio del ente monetario. Pero el tema lo ameritaba. El orden del día fijaba como tema casi excluyente -más allá de las cajas de ahorro y tarjetas de débito para chicos, entre otros- la posibilidad de que el sector público nacional accediera a la capacidad prestable del sistema financiero en moneda extranjera.

Así, tras varias horas de análisis y debate, el directorio del BCRA accedió, con ciertos límites, a los deseos implícitos del Palacio de Hacienda. Eso implicó la modificación de la normativa actual a través de la Comunicación "A" 6105, sobre política de créditos. Ahora los bancos que operan en el mercado doméstico quedan habilitados para poder prestarle fondos en dólares al sector público nacional de su capacidad prestable en dicha moneda.

Según establece la nueva normativa, eso se podrá plasmar a través de la suscripción primaria de títulos públicos. Para el sistema financiero, el cambio implica que los bancos podrán destinar parte de los dólares captados vía depósitos (argendólares) al Tesoro nacional. Antes la norma establecía que los bancos sólo podían prestar de los depósitos en dólares aproximadamente el 70% del total (el resto se destinaba a cubrir el encaje exigido) a los exportadores o por ejemplo también a proveedores de empresas exportadoras. Es decir, a aquellas empresas que podrían justificar el repago del crédito en la misma moneda.

Este cambio se da en el marco de un fuerte crecimiento de los argendólares. En lo que va del año el stock de depósitos privados en dólares creció más de 95% (y un 137% interanual al 23 de noviembre pasado según datos del BCRA). El total de depósitos en dólares asciende a u$s27.071 millones, de los cuales u$s20.736 millones corresponden al sector privado.

Más allá del efecto blanqueo, la estabilidad cambiaria y el atractivo de las altas tasas de interés reales en pesos explican el boom de los argendólares, que suman ya el equivalente a más de $330.000 millones. Claro que de ese monto el sistema tiene una capacidad prestable de alrededor de $230.000 millones. De acuerdo con la información del BCRA, el stock de préstamos privados en dólares asciende a u$s8.925 millones (unos $140.000 millones). Esto implica un crecimiento de casi 201% en lo que va del año y del 177% interanual.

Ahora, en momentos en que el contexto internacional dio señales de poder complicarse en términos de acceso a los mercados de capitales, el Gobierno tendría una fuente adicional de financiamiento en la plaza local. Esto no está relacionado con señales de que los inversores extranjeros pondrían mayores reparos a la hora de poner a disposición del tándem Alfonso Prat Gay-Luis Caputo los recursos necesarios para cerrar el año 2017, sino que, entre la suba de la tasa en EE.UU. y otros datos locales e internacionales, podría no estar todo el financiamiento requerido por la Argentina a las tasas que estima pagar el Palacio de Hacienda.

De modo que poder contar con unos u$s3.000 millones (unos $ 48.000 millones) no deja de ser un dato menor para el programa financiero de 2017 e incluso para el monetario del BCRA, que aspira a cumplir las metas fijadas lo más posible. Porque si bien el Estado tiene cómo justificar que contará con dólares para cancelar dichos préstamos, si el Palacio de Hacienda usa estos fondos para afrontar vencimientos de deuda externa no habría casi impacto local pero en el caso de que vendiera los dólares en la plaza local, en ese caso el BCRA se vería obligado a esterilizar para no complicar las metas de emisión.

Se estima que el Gobierno podrá acceder como máximo a unos u$s3.000 millones, ya que los bancos deben ponderar, como requisito de la norma, prestarle al Tesoro un porcentaje sobre el total de los préstamos en dólares de cada entidad. En tal sentido los cálculos oficiales dan cuenta de que será el equivalente al 50% de los préstamos privados del sistema, dado que entran a terciar otras exigencias o límites, como ser el requisito de fraccionamiento de los créditos y su límite en términos del patrimonio neto de la entidad.

Los bancos, según Ambito, además deberán evaluar crediticiamente al Tesoro como a otro cliente. Pero en este caso tendrán que como condición revisar la capacidad de repago del Gobierno en función de sus ingresos en dólares por retenciones a las exportaciones y derechos de importación, o sea, los ingresos tributarios vinculados con el comercio exterior (como también Ganancias e IVA retenido por Aduana).

Cabe destacar que los bancos hoy pueden comprar títulos públicos, pero lo pueden hacer con capital propio o con los depósitos en pesos.

http://www.iprofesional.com/notas/242251-Los-bancos-podran-prestarle-al-Gobierno-unos-us3000-millones-


**************
BLANQUEANDO SUS INTENCIONES
El Gobierno Nacional modificó el decreto reglamentario de la ley de blanqueo de capitales y autorizó a familiares de funcionarios a exteriorizar capitales. La insólita justificación.mauricio es macri
Cuando desde el Ejecutivo anunciaron que iban a impulsar un nuevo blanqueo de capitales con el objetivo (aún lejano por las magras penalidades establecidas) de hacerse de dólares, se generó una fuerte polémica en torno a los sujetos autorizados a ingresar en ese régimen, cuando sectores del oficialismo querían hacerlo extensivo a funcionarios y familiares de ellos, mientras que la oposición e incluso algunos dirigentes de Cambiemos rechazaban de plano esta posibilidad. Finalmente, a la hora de votar la ley Primó esta segunda postura porque no se puede concebir que un funcionario público sea excusado de predicar con el ejemplo, máxime si se tiene en cuenta que si posee dinero no declarado podría llegar a provenir de un fraude contra la Administración Pública.El blanqueo se aprobó dentro de la mal llamada ley de “reparación histórica a los jubilados”. En el artículo 82 se enumeran todas las personas que tienen vedado acceder a este sinceramiento fiscal, entre ellas el Presidente, la Vicepresidenta, los gobernadores y sus vices, los intendentes, los ministros, secretarios y subsecretarios nacionales y provinciales, los jueces, fiscales, miembros de las fuerzas de seguridad, entre otros. Y el artículo 83 hace extensiva esa prohibición a los cónyuges, padres e hijos emancipados de los mencionados en el artículo anterior.Esta decisión es perfectamente lógica, ya que si una persona tiene dinero no declarado, se lo puede dar fácilmente a su pareja o padre para que lo exteriorice a título propio, burlando la intención de no permitir que los funcionarios sean condonados de cometer un ilícito (como mínimo) fiscal, en virtud de la responsabilidad pública que ostentan.El Decreto 1206/2016 publicado hoy dice, en su artículo 6, que “los sujetos comprendidos en el artículo 83 de la Ley Nº 27.260 podrán efectuar la declaración voluntaria y excepcional respecto de los bienes que acrediten se encontraban incorporados en su patrimonio con anterioridad a la fecha en que los sujetos enumerados en el artículo 82 hubieran asumidos los respectivos cargos”. Cabe subrayar, en primer término, que al ser bienes no declarados, no se puede saber la fecha cierta en que fueron adquiridos.De modo que es algo altamente manipulable y no hay garantías de que no hayan sido incorporados antes de asumir la función pública. Eso de por sí invalida el propósito, pero además nada dice de quienes tenían otra función pública distinta a la que tienen ahora. Por ejemplo, hoy hay funcionarios nacionales que anteriormente eran funcionarios de la Ciudad de Buenos Aires: bajo ningún punto de vista se podría permitir el blanqueo de bienes de familiares suyos adquiridos cuando ejercían ese cargo.En los considerandos que justifican este decreto, se explica que “la experiencia recogida desde la sanción de la ley aconseja efectuar ciertas precisiones respetando el espíritu de la norma”. Acá no hay ninguna precisión sino que lisa y llanamente se altera el sentido que el Parlamento le dio al blanqueo.Una vez más, Mauricio Macri muestra su absoluto desprecio hacia el Congreso y el diálogo republicano, como lo hizo con el veto a la ley antidespidos o su intento por designar jueces de la Corte por decreto. Este intento desesperado por incluir sí o sí a los familiares de los funcionarios (y, por tanto, a los propios funcionarios) muestra que su preocupación pasa por lograr una autoamnistía. Pareciera que desde que se hizo público el escándalo de corrupción internacional de los Panamá Papers y las sociedades offshore en el Gobierno se anoticiaron que tienen que emprolijar sus papeles.


http://www.lacampora.org/2016/11/30/blanqueando-sus-intenciones/

Entrada destacada

¿No se crearon puestos de trabajo en los últimos 4 años?

Víctor Hugo transmitió en vivo. 9 de septiembre a las 8:50 · Facebook Mentions · Es #falso que en los últimos años no se creó #emple...

Blog Archive

Etiquetas