miércoles, 16 de abril de 2014

Los argentinos, lamentablemente, hemos estado divididos desde el 25 de mayo de 1810.

Acto de inauguración del Salón de los Pueblos Originarios: Palabras de la Presidenta de la Nación
PALABRAS DE LA PRESIDENTA DE LA NACIÓN CRISTINA FERNÁNDEZ DE KIRCHNER EN EL ACTO DE INAUGURACIÓN DEL SALÓN DE LOS PUEBLOS ORIGINARIOS, EN CASA ROSADA.




Muchas gracias, muy buenas tardes a todos y a todas: luego de haber inaugurado este Salón de los Pueblos Originarios, con una moderna tecnología, que va a permitir interactuar a todos los visitantes, que ya son más de 3 millones, aquí en la Casa Rosada, entre extranjeros y nacionales y colegios que vienen y que va a permitir interactuar y conocer la historia de nuestros pueblos originarios, en un salón que era un montón de tabiques de aglomerado, donde realmente la gente se amontonaba y que hoy va a estar dedicado precisamente en honor de esos pueblos originarios, pero fundamentalmente al conocimiento.
Hoy, acabo de firmar un proyecto de ley, que aborda el segundo problema más importante que tienen los trabajadores en la República Argentina. ¿Por qué el segundo problema? Es el de la precarización y el del trabajo en negro, el del trabajo ilegal. Ustedes me dirán cuál es el primer problema, el más grave que tiene un trabajador en la Argentina. Bueno, el problema más grave que puede tener un trabajador en la Argentina, y en cualquier otra parte, es no tener trabajo, este es el principal problema, que lo tuvimos, inclusive, aquí en nuestro país hasta el año 2003, en donde casi un tercio de la población estaba desocupada. Y había un 50 por ciento, un 49,6 por ciento de precarización laboral. Precarización que se había dado a través de muchas normativas, precarización que se había dado por la propia desocupación. No hay mejor disciplinador social, no hay mejor instrumento para lograr la flexibilización y la precarización del trabajo que hayan muchos trabajadores desempleados. Por una razón muy sencilla: cuando uno trabaja y ve una inmensa fila de gente esperando en la puerta de la fábrica para ocupar su lugar en un comercio, o en cualquier otro lado acepta cualquier condición y cualquier salario.
Por eso, la primera cuestión para defender el problema más importante que puede tener un trabajador, que es no tener trabajo, lo hemos abordado desde el año 2003 creando más de 6 millones de puesto de trabajo, que nos han llevado precisamente a lograr, en el último trimestre, del año pasado, el índice de desocupación más bajo, que fue 6, 4 por ciento. (APLAUSOS).
El segundo problema, luego, es la precarización. ¿Por qué? Porque el que no está registrado, el que figura en negro no tiene obra social, no tiene derechos. Si lo echan no cobra su indemnización, no es sujeto de crédito en ninguna parte porque no tiene un recibo de sueldo de salario para poder pedir un crédito, en cualquier parte. Y además los salarios, obviamente, son muy inferiores a los de los trabajadores registrados. O sea no es un sujeto de derechos laborales.
Por eso, muchas veces, llama la atención cuando uno no escucha como uno de los principales reclamos el que se mantenga precisamente el nivel de ocupación como la gran garantía por los derechos de los trabajadores y en segundo término se luche contra la precarización laboral, que realmente es un enemigo de todos los trabajadores. (APLAUSOS).
Nosotros, además, de recibir a la Argentina con un 49,6 por ciento de gente que no estaba registrada en su trabajo; hoy hemos hecho un descenso de 22 puntos porcentuales. Estamos exactamente de aquel 49,6 por ciento en un 33,5 por ciento de trabajadores informales, o sea un tercio de nuestros trabajadores, en condiciones de serlo, de población económicamente activa, por así decirlo, está precarizada. Y esta es la gran lucha que tenemos que dar, tal cual nos comprometimos con empresarios y con dirigentes sindicales, en aquel encuentro, en aquella Mesa de Diálogo, que mantuvimos en Río Gallegos. ¿Cuándo fue Tomada? En agosto del año pasado, del año 2013, precisamente en Río Gallegos y hoy enviamos este proyecto de ley, al Congreso de la Nación, que precisamente tiene por objeto combatir la precarización.
Yo me voy a poner los anteojos y leer cuál es el universo de gente que va a abarcar, cuáles son las metas, cuál es el costo fiscal, porque esto va a tener un costo fiscal y cuáles son los programas que hemos pensado precisamente para lograr que más empleadores registren a sus trabajadores. Se estima que durante el primer año los instrumentos, definidos en la Ley de Promoción del Trabajo Registrado y Prevención del Fraude Laboral, lograrán regularizar alrededor de 300 mil trabajadores, que hoy no están registrados. En dos años se espera formalizar 650 mil trabajadores, esto implicaría un descenso del 33,5 al 30 por ciento, en el primer año del programa, y al 28 por ciento, en el segundo año. Esto va a beneficiar y va a comprender a cerca de 290 mil micro-empleadores, que es el propósito fundamental para facilitar la registración. ¿Por qué? Porque son las pequeñas, las pequeñísimas empresas las que normalmente tienen mayores dificultades por los costos laborales, porque no tienen un alto grado de competitividad de poder legalizar a sus trabajadores.
Las acciones, incluidas en la Ley, prevén – para el primer año – 4150 millones de pesos, en beneficios de los empleadores, de los cuales el 65 por ciento va a ser para todas las microempresas. Es bueno recalcar esto y hacer la inmensa diferencia que tuvo en los años 90, la transferencia en masa y con muchos beneficios para los empleadores e inmensos perjuicios para los trabajadores, como fue la reducción de las indemnizaciones por despidos, etc., de lo que significa este plan.
Este plan tiene, fundamentalmente, varias medidas, por así decirlo. El primer programa, es un régimen permanente de contribuciones a la seguridad social para micro-empleadores. Incorpora un descuento del 50 por ciento en las contribuciones patronales de todos los trabajadores, nuevos y actuales de las microempresas, que empleen hasta cinco trabajadores. O sea todas las microempresas que tengan hasta cinco trabajadores no pagan más contribuciones patronales, sin que esto signifique ningún menoscabo para los derechos de los trabajadores que siguen conservando todos. (APLAUSOS). El límite se extiende, inclusive, hasta siete trabajadores, cuando el empleador incremente su planta de empleados existente, al momento de su inclusión en el régimen. Esta medida apunta a un segmento, como este de las microempresas, que tienen un altísimo grado de informalidad.
Segundo, régimen de promoción a la contratación del trabajo registrado: acá va a ser un régimen temporal, por 24 meses. Y en realidad es un redireccionamiento que hacemos de una ley, que ya existe hoy, y que se da indiscriminadamente este beneficio a todas las empresas. Puede ser una gran empresa con miles de empleados, o puede ser una pequeña o mediana empresa con 15 u 80 trabajadores. Nosotros consideramos que esto es absolutamente inequitativo y que debemos redireccionar esos subsidios para las pequeñas y medianas empresas, durante 24 meses, en un programa especial.
El beneficio será diferente, según la cantidad de empleados, empresa que emplean hasta 15 trabajadores, durante los doce primeros meses, tendrán un descuento por contribuciones patronales, para el primer año, va a ser del 100 por ciento por cada empleo nuevo que tomen. (APLAUSOS). Cada empleo nuevo que tomen, durante el primer año, no va a tener que pagar contribuciones patronales… registrados, acá me apunta el ministro. Sí estamos hablando de registrados se supone que es registrado, sino sigue en negro. Sí bueno lo que abunda no daña. Y en los segundos 12 meses el descuento va a ser del 75 por ciento. Las empresas que empleen entre 16 y 80 trabajadores, el descuento va a ser – durante dos años – del 50 por ciento de las contribuciones patronales. (APLAUSOS). Estás ya son empresas medianas y van de 16 a 80 trabajadores y empresas que emplean más de 80 trabajadores el descuento va a ser del 25 por ciento, durante los primeros 24 meses, o sea van a pagar el 75 por ciento de las contribuciones por cada uno de los trabajadores y los contratos deben ser siempre por tiempo indeterminado. O sea no deben ser contratos temporales, ni pasantías, es un contrato laboral común, en el marco de la Ley de Convenio de Trabajo, que rige para todos los trabajadores.
También, en este marco, vamos a extender los convenios de corresponsabilidad gremial, que solamente estaban contemplados para las actividades rurales, lo vamos también a extender, la posibilidad de realizar estos convenios de corresponsabilidad gremial, que se realizan entre la parte patronal y la parte sindical, para aquellas actividades que tienen temporalidad, que pueden acreditar esa temporalidad de modo tal de no afectar su competitividad. O sea que ya no solamente la corresponsabilidad gremial va a estar dirigida al sector rural, sino también a toda aquella actividad que así lo requiera.
Lo que es importante también en las políticas de prevención del fraude laboral va a haber un registro público, que ya tenemos en el ministerio de Trabajo, que se llama Registro Público de Empleadores con Sanciones Laborales, coordinado con el ministerio de Economía: REPSAL. ¿Qué significa esto? Ustedes se acuerdan que yo dije que habíamos creado, en el ministerio de Economía un registro, en el cual estaban todas las empresas, que de algún u otro modo, recibían beneficios del Estado, sean por promociones fiscales, sean por extensiones fiscales- ahí hay algunos empresarios que me miran y me sonríen desde la platea – yo también le sonrío para que todos nos portemos bien, seamos buenos y simpáticos. Otros y todos también reciben subsidios en materia de servicios, sea de luz, de agua, de gas. En fin, este registro, que está en el ministerio de Economía, y que tiene los datos de todos los que son los registros, desde el SIPA, desde los registro de trabajo, del ministerio de Desarrollo Social, de Industria, desde la AFIP, desde Energía se van a cruzar exactamente y en el REPSAL, que va a figurar en el ministerio de Trabajo, y en combinación con el resto de todas las áreas, porque ha sido uno de mis desvelos, poder articular toda la inmensa cantidad de datos para que el Estado no sea un Estado bobo y pueda tener un contralor adecuado. Cuando detectemos que un empleador ha violado las normas, a partir de ahora, y tiene empleo en negro, o ha utilizado alguno de los programas que estamos implementando, por eso – cuando los legisladores lean la ley, o aquellos que se interesan puedan hacerlo – van a ver todos los candaditos y reaseguros que hemos podido ver. Pero como sabemos que hay una gran creatividad e inventiva por parte de los argentinos, que somos muy creativos, hemos creado este REPSAL porque aquella empresa que viole esto va a perder todos los beneficios que recibe del Estado y también, en todo caso,…por favor, esta no es ninguna amenaza, no quiero que nadie titule mañana “Cristina amenazó a los empresarios”. Es simplemente cuidar los recursos de todos y, fundamentalmente, los de los trabajadores y su seguridad laboral.
También hemos ampliado las facultades, sí, del ministerio de Trabajo. Cuando llegamos en el año 2004, ¿te acordás?, el ministerio de Trabajo ni siquiera tenía derechos de inspección, se le había suspendido hasta el derecho de inspección. Con esta ley también se le van a ampliar todas las facultades del ministerio…para realizar inspecciones conjuntamente con todas las direcciones de Trabajo o los ministerios de Trabajo de las jurisdicciones provinciales y de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Porque ya nadie podrá ampararse de que hay una autoridad provincial para que la autoridad nacional no pueda inspeccionar. De manera tal de que, además de los ojos provinciales o que tenga la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, le pongamos dos ojitos más de Nación, que cuatro ojitos más van a mirar mucho más que dos y van a cuidar más de los intereses de todos los trabajadores.
Nosotros estimamos que esta tarea también tiene que ser una tarea en la que ayuden mucho los sindicatos, en esta tarea. Porque muchas veces, cuando se consigue el trabajo y cuando tenemos una nueva, un muy buen número de cotizantes en nuestros gremios, nos olvidamos de los que todavía están afuera, todavía de los que no han conseguido trabajo y es bueno que nunca, nunca, nunca nos olvidemos de los que tienen precarizado su trabajo o aquellos que todavía no han conseguido trabajo. Sobre todo porque en un mundo tan dinámico, el trabajo no es lo permanente; el trabajo no se ha caracterizado por ser permanente en el siglo XX y, por lo que vemos en el siglo XXI alcanza mayor volatilidad. Esa palabra que, no solamente se refiere a los mercados, sino también a los derechos de los trabajadores.
Por eso también le pedimos a todos los dirigentes sindicales, a todos los sindicatos que sigan trabajando muy fuertemente por conseguir que se mantengan los puestos de trabajo que hoy tenemos los argentinos y por reducir también la precarización laboral porque es fundamental para poder seguir avanzando.
Por eso, nos sumamos hoy con este proyecto de ley que va a ser enviado al Parlamento y que esperamos que sea también aprobado con brevedad.
Hoy estamos también en Laprida entregando 30 viviendas, en Remedios de Escalada, Lanús, inaugurando una nueva sede de PROGRAMAR, que es un programa en el que ya hemos invertido más de 100 millones de pesos y que se trata, precisamente, de preparar, de articular programadores de computadoras de manera tal de que uno se siente a jugar en la computadora.
Nino recién lo dijo en broma y yo sé que algunos lo dicen despectivamente el término de que algunos utilizan las computadoras para jugar.
Miren: una de las formas más importantes que han…No, esto no lo digo yo, esto lo decía Freud que de estas cosas sabía un poco más que yo y algunos señores más importantes: lo lúdico, el juego es una de las maneras de aprendizaje más importante que tiene el ser humano. Y acceder desde muy pequeños a las computadoras a todos los niños de nuestro país, lo prepara para que, de la misma manera que como han accedido desde muy pequeños a la pelota y seamos tan buenos en el fútbol y tengamos a los mejores jugadores del mundo, ojalá que todos los niños que desde muy pequeños, gracias a nuestros programas de Gobierno han podido tener una computadora, puedan desarrollar todas las aptitudes que han desarrollado en otros países las personas que han logrado, precisamente, por tener la suerte de haber nacido en países con mayores posibilidades, también tener mayores posibilidades.
También quiero aprovechar para, bueno, expresar toda nuestra solidaridad con el hermano pueblo de Chile por la terrible tragedia que está viviendo. Me he comunicado con nuestra compañera, la compañera presidenta Michelle Bachelet, y hoy hemos enviado 6 aviones hidrantes desde Argentina y más de 35 brigadistas. Obviamente, Michelle ha suspendido la visita que tenía programada para mañana porque, dadas las condiciones meteorológicas, pareciera que la situación puede agravarse, ojalá Dios no lo permita, pero ahí estamos los argentinos una vez más tendiendo la mano solidaria a todo pueblo que así lo necesite y, especialmente, a nuestros hermanos de la América del Sur.
También no quiero dejar que termine el día sin mencionar a dos personas que han fallecido. Una de ellas, es Ernesto Laclau, un filósofo muy controversial realmente, un pensador que tuvo 3 virtudes, como ser humano: la primera, pensar, cosa que no es muy habitual en los tiempos que corren. Segundo, hacerlo con mucha inteligencia y, tercero y lo más importante, hacerlo en abierta contradicción con los paradigmas que se imponían de las usinas culturales de los grandes centros de poder en el mundo, que esto es lo más valioso para un intelectual. Lo mejor que le puede pasar a un intelectual, si quiere ser publicado y ser alabado por todo el establisment es decir lo que el establisment dominante le conviene. Lo que llama la atención en los intelectuales y en los que se han caracterizado y generado pensamiento propio, es, precisamente, generar un pensamiento desde lo crítico y totalmente controversial y contradictorio con lo que le interesa a los sectores dominantes.
Yo quería decir algo respecto hoy porque leí entre uno de los que lo criticaban que había contribuido a la división de los argentinos Ernesto Laclau.
La verdad que quiero detenerme especialmente en esto porque la estupidez humana y la ignorancia no reconocen límites. Esto es como cuando nos dicen a nosotros que con nuestro discurso en otras oportunidades, dividíamos a los argentinos.
Hoy quiero decirles algo a todos los argentinos: los argentinos, lamentablemente, hemos estado divididos desde el 25 de mayo de 1810. Y quiero que me dejen 5 minutos o 10 minutos de reflexión entre nosotros. Más que de achacarnos cosas, de pensar un poquito en voz alta.
25 de mayo de 1810, Primera Junta, primera división entre saavedristas y morenistas, pelea a muerte, divisiones, a Moreno lo asesinaron en alta mar, lo envenenaron, ahora estamos un poquito más civilizados, por lo pronto tomo mi agüita siempre por cualquier cosa pero…entre saavedristas y morenistas. 1816, se va a cumplir el bicentenario dentro de poco de la independencia y en la independencia los delegados porteños, fundamentalmente a instancias de ellos, impidieron el acceso de los representantes de José Gervasio de Artigas de la Banda Oriental y por eso, la Banda Oriental es hoy un país diferente a la República Argentina. Pero José Gervasio de Artigas muriendo diciendo “yo, Gervasio Artigas –en su testamento- argentino”. División.
Luego fue Lavalle y Dorrego, el fusilamiento, unitarios y federales, pelearon de manera feroz durante décadas, culminó en Caseros con la derrota de los federales, digamos, representados por la figura fundamentalmente del brigadier general don Juan Manuel de Rosas y un federal como Justo José de Urquiza, bueno, ahí me hacen así algunos de la platea, no quiero entrar en polémicas.
Pero, bueno, después vino la pelea final entre los federales, Urquiza fue desplazado, la guerra de la Triple Alianza, y vino luego la pelea entre los que habían ganado, mitristas, alsinistas pelearon a muerte aquí. Luego vino la pelea entre los que era el régimen conservador y la incipiente unión cívica, los radicales, a los tiros, de cuando los radicales eran revolucionarios. O sea, sí, lo digo con todo respeto, sí, los radicales tiraban tiros con Leandro N. Alem, la Revolución del Parque, Hipólito Yrigoyen, en el segundo intento en 1905 hasta obtener la ley de sufragio universal contra el régimen…esas eran las palabras, contra el régimen. Luego ganan los radicales, luego se pelean entre los radicales y se devienen entre personalistas y antipersonalistas. Yrigoyen, irigoyenistas, antiirigoyenistas, alvearistas, irigoyenistas, lo terminan metiendo preso también a Hipólito Yrigoyen. Luego se van los radicales, se pelean en el 35 en la Convención y surge FORJA. Vienen los peronistas, que estuvieron tranquilos durante el gobierno de Perón; se va Perón, sí pero…hasta que hicieron bastantes cosas después, hicimos. Se va Perón y surgen las divisiones entre los neoperonistas, los del peronismo sin Perón, y los que querían peronismo únicamente con Perón. También hubo tiros, hubo muertes, hubo divisiones entre los argentinos.
Para esto, los radicales también ya se estaban dividiendo entre alfonsinistas y balbinistas; esto persistió hasta que Alfonsín gana en 1983. En 1972 pierde contra Alfonsín; después vino el 73, los peronistas volvemos a pelearnos entre ortodoxos e infiltrados, zurdos y fachos.
Después viene la dictadura, de eso mejor no hablar porque nadie se peleaba ni estaba dividido, ahí no había división, ahí había supresión, que es otro problema.
O sea, que siempre hemos tenido divisiones los argentinos. Y ustedes me preguntan si estoy contenta. No, yo no estoy contenta, porque yo pienso que esta es una de las claves por las cuales hemos fracasado. No por Ernesto Laclau ni por los kirchneristas, que venimos a instalar. No, no, en absoluto.
¿Saben por qué? Porque, yo lo que creo es que nunca, y sobre todo últimamente, hemos podido discutir seriamente un proyecto de país desde nuestras diferencias, que las tenemos y que las vamos a seguir teniendo.
El otro día estaba viendo una película que seguramente todos ustedes vieron, “Lincoln”, y uno veía a los demócratas subidos en las bancas gritando “yo quiero que los negros sigan siendo esclavos” y demás. ¿Ustedes vieron que algún diputado -porque vieron que acá no hay nadie de derecha, acá son todos del centro para la izquierda, no tenemos a nadie de derecha- de la oposición se levante y diga “yo no estoy de acuerdo con que le den a la gente, a los negros, a los morochos que les den una casa, una computadora, no quiero acuerdo con que…no estoy de acuerdo con esta política de derechos humanos porque creo que tienen que estar en libertad”? Y yo sé que muchos lo piensan, sé que muchos lo piensan pero no se animan a decirlo.
Y la verdad que lo que es admirable de los países desarrollados, es cómo han defendido su postura. Ver a esos representantes de los 11 estados secesionistas en Estados Unidos decir cosas que acá nadie se animaría a decir, porque no es correcto políticamente o porque la encuestadora salta y le dice “no digas eso porque te escrachan”.
Y este es el grave problema, que no discutimos sinceramente entre nosotros. Porque si discutiéramos más sinceramente, podríamos saldar mejor nuestras diferencias y no con estas cosas de “estoy de acuerdo con estas cosas pero vamos a cambiar las otras”.
A mí me gustaría que me dijeran con qué cosas se está de acuerdo en serio. A ver: ¿no estamos de acuerdo con los convenios de trabajo, libres paritarias sin techo y sin piso? Bueno decirlo. No, hay que decir “no, no se puede ganar tanto, hay que tener un menor poder adquisitivo”. ¿No se está de acuerdo con que cada año se reúna el Consejo del Salario Mínimo, Vital y Móvil? ¿No estamos de acuerdo con la asignación universal por hijo, el plan PROCREAR, con el plan PROGRESAR? ¿No estamos de acuerdo con que, por ejemplo, tengamos esta política en materia de derechos humanos? ¿No estamos de acuerdo con que hagamos infraestructura, escuelas, universidades?
En fin, a mí me gustaría saber cuáles son los puntos de diferencia. No con que hay delitos. Y claro que todos queremos que no haya delito. Pero quién quiere que haya delitos, por favor, esa es una tontería. ¿Quién quiere que aumenten los precios? Tampoco nadie quiere que aumenten los precios. No, las políticas en serio.
A mí me gustaría saber cuáles son las cosas que mejorarían, cuáles las que dejarían, cuáles las que cambiaría. ¿Qué harían con Aerolíneas Argentinas? ¿Qué harían con YPF que ahora la hemos recuperado con el 51 por ciento y que estamos haciendo fuertes inversiones? ¿Qué harían con los trabajadores, permitirían estas paritarias libres donde siempre los salarios han ido, cualquiera sea lo que se mida, por arriba de la inflación?
Entonces, me parece…Yo creo que lo que tenemos que lograr entre todos los argentinos, y esta es una oportunidad magnífica, este plan que hemos presentado hoy, es de ponernos de acuerdo y decir con valentía las cosas que haríamos, porque le va a ser mucho más fácil a la gente poder decidirse y no equivocarse. Porque después te pasa que con el tiempo dice “pero yo no sabía”.
Bueno, es cierto, porque como dijo alguna vez alguien, “si hubiera dicho lo que iba a hacer, no me hubieran votado”.
Bueno, yo lo que creo y lo que necesitamos los argentinos para poder, no echarle la culpa ni a Laclau ni a nadie, sanar nuestras divisiones, es poder abordar estas discusiones con seriedad, por parte de quienes tienen o quieren asumir mayores y mejores responsabilidades institucionales. Creo que le haríamos un inmenso favor a nuestra propia historia y a nuestro propio país.
Finalmente, para terminar, quiero también despedir a un grande, a un grande como fue Alfredo Alcón. Quiero…Ustedes saben que unos días antes de su muerte, él pidió hablar conmigo, estaba muy enfermo, muy, muy enfermo, por supuesto, y se conectó con Parrilli a través de una persona de su confianza, diciéndole si podía hablar conmigo. En lo personal comentó que estaba muy, muy grave y él quería hablar conmigo. Yo no sabía que estaba tan enfermo. Y me acuerdo que lo llamé una mañana, creo que fue la mañana, ¿Oscar te acordás?, el viernes anterior. Hablamos, me acuerdo que fue una conversación muy especial, él era muy especial, tocía, se ve que tenía dificultades y hablamos, estaba muy emocionado, me dijo que había soñado conmigo la noche anterior, se ve que alguien le había avisado que lo íbamos a llamar por teléfono o algo y, bueno, estuvimos hablando de teatro y me decía cómo le gustaría que yo fuera al teatro. Y yo le decía que a mí no me gusta el teatro, quedaría bárbaro, ven ahí está, quedaría bárbaro que yo le hubiera dicho a Alfredo Alcón “me encanta el teatro”. La verdad, no me gusta el teatro y se lo dije. Le digo: “No, Alfredo, la verdad que no…el teatro, yo sé que para cualquier actor el sumum del actor es el teatro porque es, digamos, lo más. A mí me gusta más el cine y por ahí alguna obra de teatro leerla me gustaría porque ¿qué pasa?, a mi me gusta mucho que cuando leo –yo le contaba a él- que cuando leo me puedo detener en una frase que me gusta leerla dos o tres veces y analizarla, una obra de teatro que va pasando, no podés, una película sí, podemos hasta volver a verla”. Pero bueno, resulta que hablamos, hablamos mucho, hablamos de cómo estaba, de las personas que lo cuidaban, de todo lo que él había sido y yo le conté lo que él había significado para todos los argentinos, un símbolo y un ícono y por eso, estaba aquí en nuestra “Galería de ídolos populares” y se acordaba inclusive el día que junto a otros queridos ídolos del pueblo habían estado junto a todos nosotros aquí y va a estar para siempre también aquí en esta Casa Rosada junto a patriotas, junto a científicos, junto a todo lo que es…
Porque yo creo que acá dentro, a nuestros próceres, creo que acá dentro de esta Casa Rosada deben estar todos los argentinos que han hecho algo que haya valido la pena. No importa en qué ámbito, pero algo que haya valido la pena. Miren que no son muchos realmente, sino estaríamos o hubiéramos estado bastante mejor mucho tiempo antes.
Por eso, les pido a todos, con mucho cariño y mucho afecto, que discutamos, que debatamos, que tengamos puntos de acuerdo y de desacuerdo. Pero lo único que les pido es que lo hagamos con absoluta honestidad intelectual, sin especulaciones y…acá me están diciendo algo que me estoy…ah, también, recordar también la muerte, el fallecimiento del Vicegobernador de Río Negro, que falleció lamentablemente, también a toda su familia le extendemos nuestro pesar.
Y también hoy, y lo que tengo que decir porque una persona que yo quería mucho, el papá de Martín Sabbatella, que pobrecito, estamos acompañando a Martín. Y justo hoy es el cumpleaños de Martín Sabbatella y justo hoy…Esas cosas que te pasan en la vida. Justo el día de tu cumpleaños, se te muere tu padre. El papá de Martín era peronista, siempre iba a todos nuestros actos y decía “este yo no sé porque no me salió peronista”.
Bueno, no importa, ahora se hizo kirchnerista, que es más o menos lo mismo.
Así que, nada, muchas gracias a todos y muy buenas tardes. (APLAUSOS)

Lunes, 14 de Abril del 2014

http://www.presidencia.gob.ar/discursos/27410-acto-de-inauguracion-del-salon-de-los-pueblos-originarios-palabras-de-la-presidenta-de-la-nacion

Se ha producido un error en este gadget.
Plantilla creada por laeulalia basada en la rounders4 de blogger.