Lo que circula por los medios

6 de octubre de 2008

Los mitos de la gestión macrista


Lunes, 06 de Octubre de 2008


MITOLOGIAS › LA PAGINA DE ANALISIS DE DISCURSOS

Los mitos de la gestión macrista

Un análisis del discurso macrista, que se confronta con la realidad y a esta altura hace agua en varios frentes.



Por Juan Cabandié *

Ante las irregularidades y la ineficiencia de la actual gestión del gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Mauricio Macri sigue apostando al discurso para sostener el apoyo que recibió en las últimas elecciones. Sin embargo, sus discursos también son muy cuestionables y resulta interesante analizarlos.

Así, recorriendo los dichos de Macri, no sólo encontramos evidentes expresiones de clase que se manifiestan en un total desprecio por los intereses de las clases populares, o giros autoritarios como cuando se enfada por los trámites democráticos que implican un debate o un recorrido institucional (la discusión sobre la policía porteña o el ataque al juez Gallardo, como simples ejemplos), sino que también hallamos una actitud propia de Poncio Pilatos al denigrar constantemente al Gobierno nacional, intentando esconder bajo la alfombra dificultades de su propia gestión.

En su campaña electoral prometió 10 kilómetros de subterráneo por año, que después, en el mes de mayo, pasaron a ser 27. Sin embargo, en estos días esa promesa se transformó en subte cero: cero construcción y ampliación de las líneas, argumentando que el Gobierno nacional no avalaba los bonos necesarios para solventar estas obras. Vale aclarar que la emisión de bonos que respaldan esa construcción fue presentada en el transcurso del mes pasado.

Una situación similar ocurre con la construcción de viviendas. El gobierno de Mauricio Macri argumentó que el Plan Federal de Viviendas no le transfiere los fondos; cuando en realidad sí lo hace, como ocurre con el dinero destinado a la construcción de viviendas por parte de la Asociación Madres de Plaza de Mayo, que el ministro de Hacienda retuvo sin motivo alguno. Otro ejemplo: hubo 20 millones de pesos comprometidos por fondos nacionales para los barrios de Parque Patricios y Pompeya, y el presidente del Instituto de Vivienda de la Ciudad reconoció no utilizarlos por problemas de programación financiera. Macri ejerce estas críticas con liviandad y ni siquiera sabe qué es el Onabe (Organismo Nacional de Administración de Bienes), tal cual lo admitió en una entrevista radial.

También sabemos de la apetencia que el jefe de gobierno tiene por el fútbol. Llama la atención que la bandera del espacio público, que fue levantada reiteradas veces por este gobierno, no se levantara, por ejemplo, en el Parque Sarmiento. El día 24 de septiembre se llevó a cabo la tercera competencia de fútbol realizada por estudiantes de la UCA, privando así el uso del parque a cualquier vecino que quisiera realizar una práctica deportiva en ese predio de la Ciudad. Y esto sigue: en estos días se realiza el llamado “Fútbol Company”, torneo de fútbol en el que muchos vecinos podríamos anotarnos, si quisiéramos. Pero un aviso: la inscripción sale 400 pesos, y cada partido, 180. Para esto también se va a utilizar el Parque Sarmiento y se va a cerrar al público para albergar a los adinerados inscriptos. Alguien –el jefe de gobierno– bajó la bandera del espacio público.

Esta actitud, asimismo, se presenta reiteradamente y hacia distintos sectores. El gobierno de la ciudad se oculta y pocos escuchan a los trabajadores del sistema de salud de la cudad, que afirman que los hospitales públicos están peor que durante la crisis del año 2001-2002: falta de insumos, medicamentos y demoras inéditas para las operaciones programadas. Con los docentes ocurre algo similar: reclaman justos aumentos salariales y reciben como respuesta negativas cerradas. Esta actitud sumada a otras en el ámbito educativo, como la reducción de las becas a los alumnos o la lentitud en los arreglos de las escuelas, dan cuenta de la falta de compromiso con la escuela pública por parte del actual gobierno.

Es preocupante también cómo se desconocen las problemáticas en el seno mismo de la sociedad de esta ciudad de Buenos Aires. Entre otras cosas, cabe destacar la incorporación de estudiantes de universidades privadas a los cupos limitados de residencia en hospitales públicos, que históricamente les han correspondido a los estudiantes de las universidades públicas, en este caso de la Universidad de Buenos Aires.

El recorrido de estas medidas nos define una conclusión: el jefe de Gobierno tiene un total desprecio por la cosa pública. Quienes compartimos la convicción de que la justicia social es un postulado esencial para la sociedad que queremos, pensamos que, además de tener desprecio por lo público, los sectores más postergados son rechazados paulatinamente por este gobierno, que ante la duda se define siempre y en contra del más débil. Al darle la espalda a lo público, les está dando la espalda también a aquellos que lo votaron. Para una persona sin responsabilidades políticas, esa actitud de desprecio por lo público no es buena, ni mala; pero para una persona que tiene a su cargo el gobierno de una ciudad (de un Estado) esa actitud es gravísima y no por razones ideológicas sino por obligaciones constitucionales: el mandato para quien ocupa ese cargo es el cumplimiento de la Constitución, y ésta obliga a generar políticas públicas a favor de los más postergados, no sólo ejecutando eficazmente el presupuesto asignado sino –fundamentalmente– teniendo como horizonte la construcción de una ciudadanía integrada socialmente.

Las últimas gestiones en la Ciudad de Buenos Aires hicieron mucho menos de lo que deberían haber hecho de acuerdo con las pertenencias partidarias, ideológicas y simbólicas a las que decían representar. Sin embargo, gracias a la totalidad del arco político de la Ciudad, muchas políticas de diversas temáticas se fueron instalando en la Ciudad de Buenos Aires y, desde la misma Constitución hasta una diversa cantidad de leyes de avanzada en derechos humanos, hicieron de esta Ciudad un ejemplo en muchas materias. Macri, sigilosamente, quiere destruir todo lo que se hizo previamente. Pareciera que quiere eliminar el Estado. Macri supone que los que nada tienen, nada tienen que perder: suspendió la prestación de cientos de planes sociales, desactivó muchos programas de atención de personas social y económicamente vulnerables y abandonó la construcción de viviendas para quienes no tienen acceso al crédito. Macri estima que electoralmente ese sector se resuelve con punteros políticos y no con la vigencia de los derechos sociales, económicos y culturales. Y gobierna para la clase media alta, hablando por televisión y arreglando calles.

* Diputado de la ciudad de Buenos Aires. Secretario nacional de la Juventud Peronista.




Permalink:
http://www.pagina12.com.ar/diario/mitologias/27-112848-2008-10-06.html


*************************************************

Domingo, 5 de Octubre de 2008 Hoy
EL PAIS › CARLOS HELLER PRESENTA MAÑANA EL PARTIDO SOLIDARIO

“Este es un gobierno en disputa, que está sujeto a tensiones”


Define a su agrupación como autónoma y no confrontativa respecto del kirchnerismo y señala que trabajará en la ciudad de Buenos Aires en la construcción de una fuerza amplia y plural. Dice que respecto de la distribución del ingreso quedan “enormes cosas por hacer”.



Por Fernando Cibeira

El Partido Solidario obtuvo su personería electoral en la ciudad de Buenos Aires y Carlos Heller se prepara para celebrarlo mañana con un acto en el Hotel Panamericano. Aunque se niega a definirlo así, la presentación también podría tomarse como un virtual lanzamiento de su candidatura a diputado por una fuerza que no define como kirchnerista, sino como “autónoma y no confrontativa” respecto del Gobierno. “Este modelo todavía sigue siendo concentrado”, advierte el presidente del Banco Credicoop.

–¿El Partido Solidario es oficialista, aliado u opositor?

–A veces hay que hacer un esfuerzo enorme para escaparse de los estereotipos y uno de esos estereotipos en la Argentina es que rápidamente hay que definir si sos kirchnerista o antikirchnerista. Cuando empezamos a trabajar en esto dijimos que queríamos construir una fuerza alternativa que se define como autónoma, no confrontativa con el gobierno nacional. El Gobierno tiene direccionalidad en una cantidad de temas con los que estamos de acuerdo y creemos que hay que apoyarlo mientras que tenemos diferencias. Este es un gobierno en disputa, eso quiere decir que está sujeto a tensiones y puede ir en la dirección que nosotros creemos o puede retroceder. Frente a la posición de disputa se puede reaccionar de tres maneras. Una, sentarse en la tribuna y esperar a ver para dónde se define. Otra, ponerse en contra y tratar de empujarlo. Y la tercera es tironearlo desde un lugar donde uno dice hay cosas que se han hecho, como que se bajó la pobreza y el desempleo, pero quedan enormes cosas por hacer, como en la distribución del ingreso, que no han sido resueltas. Todavía el modelo sigue siendo concentrado y extranjerizado, los servicios públicos esenciales siguen en manos de grupos concentrados y no se recuperó la capacidad soberana de administrarlos en función del interés del conjunto de la población.

–Son varias diferencias...

–O carencias, o insuficiencias. No necesariamente diferencias, podríamos decir que en muchas cosas hay procesos. Por ejemplo, nosotros apoyamos la reestatización de Aerolíneas Argentinas. Pero en todo lo que es recursos naturales y energía no se ha desandado el camino de lo que fueron los noventa.

–Pero el acto de mañana da la idea del lanzamiento de una candidatura, ¿esa candidatura sería dentro de un espacio kirchnerista o uno autónomo?

–Si contesto esa pregunta me contradigo con algo que siempre planteo: que las candidaturas son el resultado de los acuerdos políticos y no al revés. Uno de los problemas de la política argentina es que se han conformado alianzas alrededor de personas y por eso tenemos esa tendencia a llamar a cada movimiento o partido con el apellido del referente seguido de “ismo”. Lo que tenemos que definir ahora es la capacidad y amplitud de nuestra propuesta, con quiénes estamos en condición de unirnos y quiénes están dispuestos a aceptar. Nosotros mantenemos la existencia de Diálogo por Buenos Aires. Esta semana me volví a reunir con Aníbal Ibarra y Miguel Bonasso y hemos coincidido en una cosa: que la vigencia de Diálogo, que todos deseamos, depende de nuestra capacidad de encontrar coincidencias en nuestras definiciones políticas. Entonces nos hemos dado una agenda de debate que es la que definirá si tenemos capacidad para seguir estando juntos o si nuestros proyectos se hacen divergentes.

–¿De qué hablaron cuando se reunió con Kirchner en la quinta de Olivos, un par de semanas atrás?

–De estas mismas cosas. Fui con Daniel (Filmus) y Juan Cabandié con la idea de conversar. Acá aparecen de nuevo los estereotipos. Nadie puede negar que Kirchner es un referente de la política nacional y no debería tener nada de malo que quienes se definen, como estoy planteando, que quieren actuar en política en una fuerza propositiva apoyando aquellas cosas en que se coincide, tenga un diálogo. En esa reunión yo le dije que no pertenecía al espacio kirchnerista pero que estaba dispuesto a trabajar en el ámbito de la ciudad de Buenos Aires, donde el gobierno es el macrismo y no el kirchnerismo, en la construcción de una fuerza amplia y plural que busque coincidencias. Que querramos formar una gran fuerza política porteña que participe de las próximas elecciones aunando voluntades alrededor de una propuesta común no requiere adhesión explícita al kirchnerismo o definir a priori en qué grado de coincidencias uno está con los grandes temas de la política nacional.

–El acto del Partido Solidario coincide con la vuelta del enfrentamiento del Gobierno con las entidades agropecuarias. En ese conflicto dio la sensación de que usted estrechaba su relación con la Casa Rosada.

–Sí, tengo un acuerdo con la Mesa de Enlace (risas). No, a ver. Nosotros hicimos una alianza electoral del Frente para la Victoria y Diálogo por Buenos Aires en marzo del año pasado para participar en las elecciones para jefe de Gobierno, que incluyó un acuerdo para las nacionales de octubre. Por lo tanto, este escenario no es novedoso. En el debate con el sector agropecuario nosotros coincidimos en la idea del rol del Estado como factor que puede actuar en el proceso de distribución de la renta, y eso era lo que esencialmente estaba en juego. Aunque también dijimos que la medida original era un error porque no diferenciaba la situación de los pequeños y los grandes productores.

–¿Qué pasó en la ciudad de Buenos Aires que luego de varios años en los que los sectores progresistas fueron mayoría ahora parecen minoritarios?

–En las elecciones del año pasado Filmus-Heller sacó el 24 por ciento de los votos en primera vuelta, que es más o menos lo que Cristina Kirchner obtuvo en octubre, en un momento en el que el Gobierno obtuvo a nivel nacional cerca del 50 por ciento. Habría que pensar qué quiere decir eso que en algún momento fue mayoría. Es cierto que unos años atrás había ganado Aníbal Ibarra, pero lo hizo en el marco de una coalición muy amplia, hasta Carrió lo apoyaba. Luego hubo una dispersión que tiene que ver con posicionamientos políticos diversos. En la ciudad de Buenos Aires ha habido un corrimiento hacia el centro, centro-derecha, que habrá que analizarlo. Tendrá que ver con errores o con que efectivamente es una sociedad cuyas aspiraciones aparecen a veces más vinculadas a esas expresiones de la política.

–¿Cómo ve la gestión de Mauricio Macri?

–Macri sigue en campaña. Lo primero que se demuestra es que toda esa supuesta preparación eficiente para el desarrollo de la gestión pública era una habilísima presentación marketinera. Alguna vez en campaña dije que los porteños tenían que pensar que (Jaime) Durán Barba no iba a gobernar, que sólo había hecho un diseño de campaña. Creo que Durán Barba o quien sea le sigue diciendo a Macri que tiene que ponerse fuera de los problemas. Cuando uno lo escucha en los reportajes, si antes no se aclara o no conoce, no se da cuenta que está hablando el jefe de Gobierno. El dice: “Los vecinos seguimos creyendo que este tema de los hospitales tiene que ser resuelto” o “cómo quieren que lo resolvamos si el 80 por ciento de los que vienen a atenderse son de otros distritos y no de la ciudad de Buenos Aires”. ¿Lo descubrió ahora, no lo sabía cuando era jefe de Gobierno? Del tema que le preguntan, Macri todo lo que hace es echarle la culpa al gobierno nacional. De la seguridad, dice “nosotros no tenemos policía”. Del subte, “no lo vamos a poder hacer porque no nos dan los avales”. ¿Y dónde están las responsabilidades del gobierno de la ciudad? Dicen que hay cosas que no se pueden hacer porque no tienen los recursos. Entonces sería bueno que Macri explique por qué es tan bajo el nivel de utilización de los recursos presupuestarios que ya tiene aprobados.




Permalink:
http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-112819-2008-10-05.html



******************************************


relacionadas2:

La clase media "fascion" - Sep 30


la ciudad y el PRO
Mauricio Macri 6 Meses de GestiónMauricio Macri 6 Meses de Gestión - LOS ESPACIOS PUBLICOS - parte 2
MACRI: CIUDAD DE ELITE - Sep 30A los chicos de antes no les daban trisoja
LOS SUPERPODERES DE CLETO Y DEL PRO
Pando en Palermo y Miguens relaciones con la dictadura MIGUENS Y SU RELACION CON Juan Carlos De Marchi Macrismo le ofrece a Luciano Miguens ser candidato
LA ERA MACRI DE LA CIUDAD - LAS MAÑAS DEL EMPRESARIO
MACRI Y EL ARTICULO 36 DE LA CONSTITUCION NACIONAL
Macri, HABLA DE CONTEXTO ANARQUICO
Denunciarían a Macri por el estado calamitoso de los bosques de Palermo
Macri quiere olor a campo
Inundaciones
La “carpa verde” era amarillo PRO
El gobierno porteño deberá explicar la cesión de un predio público a Caputo
La torre de Caputo, la excepción de Caballito
30 jinetes rumbo al congreso... Que opinara Macri??
Federico Pinedo, de PRO, A FAVOR DEL IMPUESTO DE GANANCIAS
GIRA QUE TE GIRA A TRAVÉS DE LA CIUDAD
Macri, HABLA DE CONTEXTO ANARQUICO
Macri: "El Gobierno apela a formas violentas" video 1 17 de marzo de 2008 (Un periodista de Revista 23 incomoda a Macri en plena conferencia de prensa por el lanzamiento de la Policía Metropolitana.
osturas - La cornisa
Alfredo De Angelis le habla a Kichner El conflicto del campo: Horas decisivas - Alfredo De Angeli en La Cornisa, a horas de finalizar la tregua del campo. Domingo 04 de mayo de 2008. Tambien está Macri.
TRES PARA UNA GRAN AVENTURA....Duhalde, Barrionuevo, De Narváez
Macri: "El Gobierno apela a formas violentas" videos Mauricio imperdible!!
Dispuso una gratificación anual de hasta dos sueldos para quienes cumplan con objetivos de gestión. También aumentó salarios de ministros.
Deberán responder ante la Justicia los responsables de los piquetes en la Ciudad
La oposición

0 comentarios:

Entrada destacada

¿No se crearon puestos de trabajo en los últimos 4 años?

Víctor Hugo transmitió en vivo. 9 de septiembre a las 8:50 · Facebook Mentions · Es #falso que en los últimos años no se creó #emple...

Blog Archive

Etiquetas