Lo que circula por los medios

19 de noviembre de 2008

DE PERIODISTA A PORTAVOZ DE LA DERECHA


El escenario
La realidad virtual de los Kirchner


Joaquín Morales Solá
Para LA NACION


El problema más serio no es lo que dicen, a pesar de todo. El problema más grave es, en efecto, que creen en lo que dicen. Néstor Kirchner acaba de afirmar en Santiago de Chile que la economía argentina está rebosante de salud para enfrentar la crisis internacional. Su esposa, la Presidenta, acaba de usar la más alta cima de la política internacional, la reunión de los 20 líderes más importantes del mundo en Washington, para contar sus peleas locales por los fondos de pensión. En verdad, ni la economía argentina está tan sana como asegura el ex presidente ni a los líderes mundiales les preo-cupa mucho lo que sucede en la Argentina, cuando el tembladeral del universo se llevó ya cualquier certeza preexistente.

El año próximo será de recesión para la Argentina o el país estará muy cerca de ella. Néstor Kirchner se ha pasado seis años ignorando que la economía tiene ciclos buenos y malos, y que lo único que corresponde hacer es ahorrar en los buenos momentos para gastar en los malos.

Jefe de hecho de la conducción económica, el conflicto actual se agravaría aún más si creyera que la economía "está fuerte", como él suele reiterar.

Interlocutores suyos atestiguan en estos días que las ideas que el matrimonio presidencial desliza en privado no son muy distintas de las que ventila en público. El peor trance de cualquier político se produce cuando sus palabras no coinciden con la percepción de la gente común. Es lo que está sucediendo ahora.

En Chile, Kirchner hizo algo más que dar falsas noticias. También pulverizó cualquier posibilidad de convertirse en presidente de la Unión de Naciones del Sur (Unasur), cargo para el que ya estaba vetado explícitamente por Uruguay. Los principales atributos para cumplir con esos menesteres internacionales son los de la moderación, la diplomacia y la serenidad. Kirchner se encolerizó en un seminario de líderes progresistas como si estuviera en una tribuna de José C. Paz. En Santiago, se esperaba de él una mirada global y profunda sobre la complicada realidad internacional. No habló de eso.

Terminó refiriéndose elípticamente a lo que siempre se refiere de mal modo cuando se siente débil: a los periodistas y a los medios periodísticos. Había que ser argentino y conocer sus habituales rodeos retóricos para conocer a los destinatarios de su diatriba. Nada nuevo.

En Washington, Cristina Kirchner culpó a las AFJP del default de principios de siglo en una larga explicación de lo que es muy difícil de explicar fuera del país. Tuvo también algunos párrafos acertados cuando dijo que en el mundo había fracasado una manera de concebir las finanzas.

Su problema es que no fue original. La había precedido el presidente francés, Nicolas Sarkozy, quien ya hace varias semanas señaló que el mundo no está viviendo el fracaso del capitalismo, sino el colapso de la "traición al capitalismo".

Más cerca en el tiempo, pero antes que Cristina, fue el presidente de Brasil, Luiz Inacio Lula da Silva, quien cuestionó las "enormes e inmediatas ganancias" que producían finanzas descontroladas e improductivas.*

¿Cree Cristina Kirchner que las AFJP provocaron el default de 2001? En tal caso, estaríamos dentro de un serio berenjenal. El viejo default se debió a un Estado que gastaba más de lo que tenía y cubría la diferencia con permanentes créditos. Es más o menos lo que hizo el kirchnerismo en los últimos años, aunque éste sólo pulverizó el superávit fiscal (que pudo ser mucho mayor) en homenaje a las encuestas y a los triunfos electorales.

Si bien se mira, lo que está volviendo al mundo es un período de mayor control de los manejos financieros por parte del Estado y no un Estado capitalista, más allá de las coyunturales terapias que se aplican para superar la crisis. La confusión ideológica de los Kirchner radica, precisamente, en esa diferencia: ellos creen en un Estado dador de trabajo y protagonista casi excluyente de la inversión. Han hecho todo lo posible para espantar la inversión privada.

Muchos observadores y políticos del mundo se han sorprendido por la presencia de la presidenta argentina en la exclusiva reunión de Washington. La explicación formal consiste en que se respetaron los formatos internacionales que ya existían y que, así las cosas, la Argentina está dentro del G-20. Es cierto que la Argentina no tiene tamaño económico para sentarse a esa mesa. Sin embargo, en el mundo existen los liderazgos económicos y militares (y políticos, por lo tanto), pero existen también liderazgos morales. La Argentina no puede soñar con los primeros dos liderazgos, pero podría aspirar a ejercer cierto liderazgo moral.

El "ombliguismo" de los gobernantes argentinos ahuyenta esa última posibilidad. Cristina Kirchner ya había hecho lo mismo en la reciente Cumbre Iberoamericana de El Salvador: usó el doble del tiempo asignado a los presidentes para hablar de las trifulcas argentinas sobre los fondos de pensión. Los liderazgos morales en el mundo deben, además, mostrar realidades locales coherentes con lo que se pretende.


* * *

Quizá lo único imprevisto de parte de Felipe Solá en los últimos días no haya sido su ruptura con el kirchnerismo, sino su denuncia de falta de libertad de pensamiento en el partido gobernante y en el país. Esa carencia es fácilmente perceptible. Nadie sabe si lo que dice Elisa Carrió sobre la corrupción es totalmente cierto, pero las encuestas de opinión pública empiezan a señalar la corrupción de los funcionarios como una seria preocupación social. En fin, Carrió no ha hecho más que darle argumentos a una sensación palpable.

El liderazgo moral se aleja aún más cuando los gobernantes ignoran la realidad. Conocedores de que los Kirchner son cautivos suyos, Hugo Moyano y sus asesores amenazan con tomar represalias contra los empresarios locales por la crisis internacional.

Triple indemnización, prohibición de despidos o salarios adicionales no son más que una manera de culpar a los empresarios de todos los males. Como el Gobierno no difiere mucho de esas premisas, es previsible, por lo tanto, que esté dispuesto a ordenar la felicidad colectiva mediante un decreto.

http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=1071546

RELACIONADAS:

KIRCHNER: UN DISCURSO DE POSICION - 17 Nov
CRISTINA DIJO... Y NESTOR DIJO EN CHILE... -

CRISTINA expuso ante la Cumbre del Grupo de los 20 - 16 Nov


TAMAÑO Y PRESTIGO - LA AGONIA DE UN PERIODISTA

CANAL 26 HIZO ESTA ENCUESTA - QUIEN SERIA PRESIDENTE??? -

LA ALIANZA DE LOS MEDIOS - La justa preocupación de Alfonsín - 16 Nov



Los mitos del sistema de capitalización previsional

DE BOLAZOS... NADA X2 -


agregado: años en democracia Democracia: Bodas de Plata - informe TVR - frases inolvidables

-"Memoria del saqueo" - Los hechos de diciembre 2001 y la deuda Argentina- Tenemos memoria??documental de Pino Solanas (2004)

*********************

Internacionales
18/11/2008
Misiones en sintonía con la predicción


Un legendario gurú de Wall Street prevé un gran futuro a los países exportadores de alimentos
Jim Rogers, cofundador junto a George Soros del Quantum Fund, sostiene que el crecimiento de las economías emergentes está destinado a durar y que habrá un incremento continuo de la demanda de bienes agrícolas.


Una de las principales previsiones de Jim Rogers, el legendario gurú de Wall Street, que con George Soros fundó en 1970 el Quantum Fund (que creció el 4200% en diez años), es música para los oídos argentinos, hoy tan preocupados por los ruidos estrepitosos de la crisis mundial. En un seminario que reunió al "tout" Milán económico y financiero, Jim aseguró que la caída de las cotizaciones de muchas materias primas será temporánea. Los precios de las exportaciones de alimentos, por ejemplo, están destinados a nuevos récords en el mediano y largo plazo.

"Estamos asistiendo a una crisis de las que se ven seis o siete cada 150 años", dijo al diario italiano "La Repubblica". El balance de
Jim Rogers

Rogers International Commodity Index "es muy positivo, con un rendimiento en una década del 300 por ciento".

El índice está compuesto por 36 futuros sobre materias primas y Jim Rogers afirma que su confianza hacia el sector se mantiene en pleno.

"El crecimiento de las economías emergentes, con China a la cabeza, está destinado a durar a largo plazo, aunque con pausas. Habrá un incremento continuo de la demanda de bienes agrícolas. Paralelamente se va reduciendo la disponibilidad de terrenos utilizados para uso agrícola".

Rogers asegura que "la penuria de la oferta, confrontada con una demanda creciente, llevará a sensibles nuevas alzas de los precios". Otra previsión: Jim cree que en el futuro el dólar se debilitará y que en el mediano y largo plazo "serán el euro y las monedas asiáticas las divisas que se reforzarán".

Si el siglo XIX fue dominado por Gran Bretaña y el XX por Estados Unidos "el siglo XXI es todo de China y he trasladado allí mi residencia porque quiero seguir de cerca el desarrollo de esta nueva superpotencia", concluye Rogers.

Misiones

En sintonía con lo previsto por el afamado economista, la administración del gobierno de la provincia de Misiones hace, desde un tiempo a esta parte, hincapié en la necesidad de convertir a este estado argentino en un polo de desarrollo alimentario.

Leyendo por anticipado las situaciones mundiales, el gobernador Maurice Closs, ha dado fuerte impulso desde el mismo inicio de su gestión a programas relacionados con la producción de alimentos.

"Autoabastecernos y salir al mundo a vender nuestros productos de la tierra...", se escucha decir al mandatario misionero en más de una ocasión y, en ese sentido, ha dispuesto el respaldo a la producción de agroalimentos, ganadería, etc.

Previsión se llama. Observar con criterio la realidad mundial y actuar en consecuencia es la síntesis de lo expuesto.

http://www.infodia.com.ar/infodia2/leer.php?id_texto=28712&id_rubro=7


***********************
LOS AMEROS ARGENTINOS - Argentina: la crisis que no es crisis


Sábado, 01 de Noviembre de 2008
ECONOMIA › PANORAMA ECONOMICO

Los Amero argentinos


Por Alfredo Zaiat

En situaciones de crisis económica, las dudas sobre lo que está sucediendo y el temor sobre lo que vendrá provocan estados de paranoia y angustia extendidos. Gran parte de la sociedad se encuentra en condiciones aún más vulnerables que lo habitual para absorber teorías conspirativas, escenarios apocalípticos y análisis de caos inminentes. El crecimiento espectacular de Internet y la comunicación vía mail ha derivado en un canal impresionante de difusión de todo tipo de historias. Algunas ciertas y otras falsas. En los últimos días circula por la red un video que adelanta el fin del dólar y su reemplazo por una nueva moneda denominada Amero, de la integración de Estados Unidos, Canadá y México, que sería canjeada a una paridad del 20 por ciento. Es presentado por Hal Turner con un discurso que, en base a condiciones evidentes de fragilidad de la economía de Estados Unidos, construye un relato fantasioso. Como el futuro es incertidumbre, quien se ubica en el lugar de predecirlo genera convocatoria. Frente a las farsas, el antídoto más potente es la información, el pensamiento crítico y la investigación. Por ese camino, el Amero se desmorona: Turner es un locutor de radio estadounidense ultraconservador, racista, fanático de la supremacía blanca, que afirma en ese video que Estados Unidos ya envió 800 mil millones de Ameros al Banco de Desarrollo de China. Muestra en el video una moneda Amero que tiene la leyenda “Unión Norteamericana” y que tiene un símbolo que indica que fue acuñada en 2007 en la Casa de la Moneda de Denver. Hal muestra ambos lados de la moneda y la hace sonar contra una superficie de metal. Pero esa misma moneda que Turner muestra como prueba irrefutable de una conspiración para desaparecer al dólar, aparece en la página de un escultor estadounidense llamado Daniel Carr, que hace monedas-ficción por encargo. Ese video ridículo ha generado dudas en muchos porque, en ciertas circunstancias, el miedo es más fuerte que la razón.

La economía argentina tiene varios Hal Turner que habitan la city y el mundo de la política. En estos días de furia de la asociación financistas & afines por el proyecto que termina con el negocio de las AFJP, con una virulencia mayor a los meses del conflicto con el sector del campo privilegiado, circulan informes “confidenciales” y análisis que presentan el escenario de default, además de otros cataclismos financieros. La deshonestidad intelectual es una de las características sobresalientes de la secta de brujos de la city. La debilidad conceptual que exponen sobre el proceso económico local e internacional junto al falseamiento de la información provoca la confusión y la histeria en el mercado. Además de la batalla política motivada porque el poder financiero pierde el negocio de apropiarse de rentas con el dinero previsional de los trabajadores, ese fundamentalismo ideológico provoca millonarios deterioros patrimoniales. Lo increíble de esta dinámica es que empresas e inversores que han debido contabilizar quebrantos por seguir consejos de los Broda, Melconian, González Fraga & Cía. no los sancionan con la excomunión, sino que los distinguen. Es una de las tantas paradojas del comportamiento del poder económico doméstico que, a la vez, permite acercarse a la comprensión de la frustración argentina.

Sin más elementos que una sucesión de calificativos despectivos y una serie de supuestos de dudosa veracidad, economistas de la city concluyen que el fin de las AFJP sepulta el crédito y acerca el país a la cesación de pagos. Los Hal Turner vernáculos trabajan sobre el miedo de los agentes económicos que se enfrentan a un panorama de inseguridad y de inestabilidad mundial. Ese estado de angustia y temores resulta un terreno fértil para todo tipo de profecías de catástrofes. Es también llamativo que esos análisis tan fulminantes sobre la deuda argentina ignoren la situación brasileña, modelo que lo han presentado como el preferido y que mereció la categoría de investment grade (grado de inversión) de las incalificables agencias de riesgo Standard & Poor’s y Moody’s. El frente financiero en Brasil es muy complicado, con una violenta fuga de capitales especulativos, fragilidad del sistema bancario y vulnerabilidad cambiaria. Ese panorama de inestabilidad derivó en la inédita apertura de la asistencia de la Reserva Federal a la banca central brasileña por 30 mil millones de dólares. Si se trata de evaluar el mayor o menor riesgo a la cesación de pagos de los países en el actual contexto de debacle financiera mundial, la situación de la deuda argentina se encuentra entre las más aliviada, pese al discurso dominante en la city y en gran parte de los medios. Incluso la exclusión del país de la nueva línea de financiamiento del FMI presentada como un castigo es para festejar, al revelar que no es necesaria. Como referencia para exorcizar a esos fanáticos del mundo dominado por la banca, vale señalar que el primer paquete de asistencia del resucitado Fondo fue para Islandia con la misma receta de siempre. Pese al derrumbe del Muro de Wall Street, la exigencia de política monetaria fue que el gobierno islandés debía subir la tasa de interés –medida que ya aplicó– para superar la bancarrota de su economía, lo opuesto a lo que hacen los países centrales para salir de la crisis.

Los mercaderes de la angustia agitan el fantasma del default ante un gobierno que no explica su programa financiero que permitirá hacer frente al pago de la deuda. Esa carencia es cubierta por economistas rigurosos en sus análisis como Mark Weisbrot, codirector del Center for Economic and Policy Research, de Washington. En uno de sus informes de octubre (Argentina: la crisis que no es crisis) concluye que “existen pocas razones, o ninguna, para creer que Argentina entre en un default de su deuda en un futuro previsible y más allá”. Luego de analizar la deuda total como porcentaje del PIB, la carga de servicios de la deuda en los próximos años y el cronograma inmediato de vencimientos de capital e intereses concluye que “cualquier insuficiencia que ocurra en 2009 va a ser bastante pequeña en relación con la combinación de los ahorros del Gobierno y el exceso en las reservas internacionales. Es muy difícil imaginar una situación en la que se den problemas en cubrir el servicio de la deuda, y la opción de un default pareciera ser imposible”. Sostiene que “las comparaciones de la economía argentina con la situación del año 2001 son incluso más infundadas”, al precisar que ha crecido más del 60 por ciento desde que se inició su recuperación hace seis años, que cuenta con niveles importante de superávit en las cuentas comercial y corriente y que registra indicadores de endeudamiento como porcentaje del PIB en descenso. Destaca que “cabe mencionar que el consenso sobre la situación de la economía argentina ha sido bastante errado durante la mayor parte de estos años”, recordando que en el caso particular del FMI se trata de los errores más consistentes y de mayor tamaño que registró en ese período. “La mayoría de los economistas y de la prensa financiera cometieron el mismo error durante la mayor parte de la actual expansión económica”, concluye.

Ese informe es anterior al proyecto de clausurar el negocio de la capitalización individual con fondos previsionales. Con la recuperación para la Seguridad Social del dinero que se desviaba a las AFJP, el horizonte fiscal y, por lo tanto, el de los vencimientos de deuda todavía es más tranquilo. En un mundo donde el crédito desapareció para todos y donde no serán muchos los países en condiciones de atravesar ese desierto, el frente de la deuda doméstica es bastante despejado pese a la baja de los precios de los commodities y al pronóstico de un menor crecimiento. La estimación de recaudación por retenciones para el 2009 por la exportación de granos es igual o superior en un 10 por ciento a la de este año, con un precio de la soja un poco por encima de las actuales cotizaciones (350 dólares la tonelada). Ese resultado favorable surge porque el derecho de exportación efectivo promedio trepará de 25,6 a 31,4 por ciento en relación al año pasado debido a que pegará pleno el ajuste de la alícuota realizado en noviembre del año pasado.

Con tantos despropósitos en sus análisis, quienes están en default son los economistas de la city. Alguien debería informar a empresarios y banqueros de la defraudación de los Amero argentinos.

azaiat@pagina12.com.ar



Permalink:
http://www.pagina12.com.ar/diario/economia/2-114328-2008-11-01.html

***************************
Argentina: La crisis que no es crisis

Argentina: La crisis que no es crisis Octubre de 2008, Mark Weisbrot Este trabajo analiza brevemente la situación actual de la deuda, las finanzas públicas y la economía en general de Argentina para verificar si se justifican los temores de que el país esté enfrentando serios problemas económicos que conlleven al impago de su deuda soberana. La economía argentina ha crecido por más del 60 por ciento desde que se inició su recuperación hace seis años. El país cuenta, además, con niveles de superávit en las cuentas comercial y corriente, un nivel de endeudamiento, como proporción del PIB, en descenso y mejoras en otros indicadores económicos. También tiene un alto nivel de reservas internacionales en relación a posibles insuficiencias de fondos para financiar el pago de su deuda. El informe halla que hay pocos indicios, o ninguno, que fundamenten los temores de que Argentina pueda entrar en un impago de su deuda pública en un futuro previsible o, de hecho, hasta en un futuro más distante.

INFORME Argentina: La crisis que no es crisis
http://www.scribd.com/doc/6469873/Argentina-La-crisis-que-no-es-crisis

LEE EL INFORME DE Mark Weisbrot - Argentina, la crisis que no es crisis -“Al contrario de las historias alarmantes, la situación de Argentina hoy en día no tiene casi nada en común con la situación en el año 2001”, dijo Weisbrot, refiriéndose a la crisis económica que Argentina sufrió entre finales de 2001 y 2002. comunicado de prensa

comunicado de prensa

Problemas en servicio de deuda argentina no son probables, halla informe

Análisis muestra que escenarios de crisis son infundados


Washington, D.C. – Un nuevo trabajo del Centro de Investigación en Economía y Política (Center for Economic and Policy Research, CEPR) examina la situación actual de la deuda, las finanzas públicas y la economía en general de Argentina y halla que, al contrario de numerosos informes y análisis de prensa recientemente, existen pocos fundamentos, o ninguno, para creer que Argentina enfrenta serios problemas económicos que podrían llevar al país al impago de su deuda pública.

“Estos escenarios de crisis injustificados no son nada nuevo”, según Mark Weisbrot, codirector del Centro de Investigación en Economía y Política y autor del informe, titulado “Argentina: La crisis que no es crisis. ” “La mayoría de economistas, el FMI y la prensa financiera estuvo equivocada sobre la economía argentina a lo largo de la mayor parte de los últimos seis años de expansión económica en Argentina. Los recientes escenarios de un alarmante colapso en Argentina se conforman a un patrón conocido que pinta la economía argentina mucho peor de lo que realmente ocurre.”

La economía argentina ha crecido por más de un 60 por ciento desde que comenzó su recuperación hace seis años. Además, cuenta con niveles de superávit en sus cuentas comercial y corriente, así como con una tendencia descendiente en los niveles de endeudamiento como proporción del PIB y mejoras en otros indicadores.

El informe indica que inclusive bajo supuestos relativamente pesimistas, Argentina tendría solamente unos $2 mil 100 millones en servicio de deuda que tendría que financiar a través de ahorros o reservas internacionales, o a través de un préstamo.

“Al contrario de las historias alarmantes, la situación de Argentina hoy en día no tiene casi nada en común con la situación en el año 2001”, dijo Weisbrot, refiriéndose a la crisis económica que Argentina sufrió entre finales de 2001 y 2002.

El trabajo también sugiere que a medida que la carga de la deuda argentina se reduzca a partir del año 2009, les quedará más claro a los tenedores de bonos argentinos que rechazaron un canje de deuda en 2005 (el cual tuvo una aceptación del 75 por ciento de los tenedores de deuda) que sus continuos esfuerzos para bloquear el acceso al crédito para Argentina, no tienen probabilidades de tener algún tipo de impacto sobre la economía argentina y, hasta el momento, no han tenido impacto evidente alguno. Pero en cualquier caso, el debate actual sobre las posibilidades de un impago de la deuda pública argentina no parece estar justificado por la realidad económica, actual o en proyecciones para el futuro.

El Centro de Investigación en Economía y Política (Center for Economic and Policy Research–CEPR) es un centro de investigación independiente y no partidario, establecido para promover el debate democrático sobre los temas económicos y sociales más importantes que afectan el diario vivir de las personas. La junta asesora de economistas de CEPR incluye a los economistas y ganadores del Premio Nobel, Robert Solow y Joseph Stiglitz; a Richard Freeman, Profesor de Economía en la Universidad de Harvard y a Eileen Appelbaum, Profesora y Directora del Centro para la Mujer y el Trabajo en la Universidad de Rutgers. CEPR no recibe ningún tipo de financiamiento de corporaciones, sindicatos o gobiernos extranjeros.

http://www.cepr.net/index.php/other-languages/spanish-press-releases/problemas-en-servicio-de-deuda-argentina-no-son-probables,-halla-informe/



-------------------------------------------
Mark Weisbrot es codirector del Centro de Investigación Económica y de Políticas (Center for Economic and Policy Research - CEPR) en Washington, D.C. Obtuvo su doctorado en economía de la Universidad de Michigan. Es co-autor junto a Dean Baker, del libro titulado, La seguridad social: Una crisis falsa (Social Security: The Phony Crisis) (University of Chicago Press, 2000). También ha escrito numerosos trabajos de investigación sobre temas de política económica. Escribe una columna de opinión sobre temas económicos y de políticas que es distribuida por McClatchy-Tribune Information Services a más de 550 periódicos en todo el país. Sus artículos de opinión han sido publicados en diarios como Washington Post, Los Angeles Times, Boston Globe, y en la mayoría de los periódicos más importantes de Estados Unidos. Participa en programas de radio y televisión, a niveles nacional y local. El Dr. Weisbrot también es presidente de la organización sobre política exterior, Just Foreign Policy.Argentina: La crisis que no es crisis Octubre 2008

*********************

VER TAMBIEN EN LA NACION HUELEN A 2001 - NO TE DEJES ENGAÑAR



RELACIONADAS: 2

Tienes un e-mail @ EL APOCALIPSIS POR MAIL - EXCELENTE INFORME DE http://mateysopaipillas.blogspot.com/

"Tienes un e-mail" - De auto no tienen mucho estos autoconvocados


CARRIO LLAMA A CACEROLEAR?? mails en lo espontáneo?? - 21


UN LADRILLO MAS - IMPUNIDAD DE LOS MERCADERES DE LA ANGUSTIA

los frentes - el establishment y los periodistasMercaderes de la angustia - los costos asociados del fracaso en establecer el sistema de retenciones

¿Por qué? ¿la moneda del país que está transitando una profunda crisis?****************************


CUIDADO CON LAS COMPARACIONES... Crisis - modelo - jubilación - 03


LA CULTURA DE LA INJURIA - LA INJURIA SIN LIMITES - 04 Nov

Los fondos buitres y los políticos buitres - 31 Oct

GESTORES DEL CLIMA SOCIAL EN BASE A LAS ACUSACIONES INFUNDADAS -

Y la oposición de centroderecha grita: ¡Robo! ¡Trampa! - TRAMPA Y ROBO - 30 Oct


LA CAJA - 26 Oct

LA SALVACION INDIVIDUAL ... AL SINDROME DE ESTOCOLMO

MACRI MIENTE?? Para Mauricio, cuanto gana un docente ??

EL COMENTARIO MAS FACIL E IMPACTANTE: "SE ROBAN TODO"

********************


de Mark Weisbrot:La economía boliviana y su evolución reciente Agosto 2007 (con Luis Sandoval)http://www.cepr.net/index.php/mark-weisbrot-informes/

0 comentarios:

Entrada destacada

¿No se crearon puestos de trabajo en los últimos 4 años?

Víctor Hugo transmitió en vivo. 9 de septiembre a las 8:50 · Facebook Mentions · Es #falso que en los últimos años no se creó #emple...

Blog Archive

Etiquetas