Lo que circula por los medios

11 de noviembre de 2008

TUVE UN SUEÑO... El sueño de Luther King, 45 años después, se hizo realidad.


Buenos Aires Económico
Por Norberto Colominas

Tuve un sueño…

05-11-2008 / El sueño de Luther King, 45 años después, se hizo realidad.

"Si lo hicimos"

Un dirigente negro famoso en los ’60, posteriormente asesinado, dijo una vez que tenía un sueño. Ese sueño consistía en ver a los negros de los Estados Unidos tratados como ciudadanos, como personas, como hijos de Dios igual que si fueran blancos, amarillos o indios… Se llamaba Martin Luther King. Cuarenta años más tarde, uno de sus admiradores, que entonces era apenas un niño, y que lleva un nombre africano, Barak Obama, está a punto de acceder a la presidencia de los Estados Unidos. Una parábola perfecta.

Hace cuarenta años los negros no podían acceder a los mismos baños públicos que utilizaban los blancos, ni sentarse en los ómnibus si había un blanco de pie, ni concurrir a las mismas escuelas, ni compartir los mismos barrios. Si había un ascenso en la empresa, la prioridad la tenía un blanco. Si había un puesto de trabajo en disputa ni hablar.

A veces parece que el tiempo se detiene y que nada cambia. La sociedad, como las estaciones, pasa del verano al otoño, al invierno, despierta con la primavera y luego vuelve el calor. Sin embargo, visto desde ahora, es mucho lo que ha cambiado en la sociedad norteamericana, y en el mundo, en las últimas cuatro décadas.


En ese período se inició y continúa la más formidable revolución tecnológica que haya conocido el hombre, una extendida globalización, la revolución cubana y la gesta del Che, la revolución femenina, el empinamiento de los medios de comunicación, la conquista del espacio, el terrorismo de Estado, el sida, la reivindicación de los derechos humanos, la caída del estalinismo y una formidable crisis financiera que hace empalidecer a la de 1930. Todo eso ocurrió en cuatro décadas. Obama tiene 48 años.

Si los pronósticos aciertan y un hombre de raza negra se convierte en el nuevo presidente de los Estados Unidos, seremos contemporáneos de un nuevo acontecimiento histórico, porque asistiremos a una profunda revolución que será cultural antes que política, americana antes que internacional.

Quizás hizo falta una presidencia tan desastrosa como la de George Bush para preparar la llegada de Obama. Quizás hicieron falta veinte años de gobiernos republicanos a cual más reaccionario (los ocho de Reagan, los cuatro de Bush padre y los ocho de Bush hijo) para abrirle la puerta a otro gobierno demócrata que siga las huellas de Bill Clinton, posiblemente el mejor líder de los Estados Unidos desde Kennedy, asesinado en 1963, hace 45 años. Obama tiene 48.

No se sabe qué rumbo le impondrá a su país (¿al mundo?) el primer presidente negro de la historia estadounidense, pero sí se sabe que los premios Nobel Joseph Stiglitz y Paul Krugman son dos de sus asesores en materia económica, y que otro de sus interlocutores es el ex ministro de Trabajo de Clinton, Jeffrey Sachs. Los tres son intelectuales pertenecientes al ala izquierda del Partido Demócrata. Los tres son opositores rabiosos de la cultura neoliberal, de la omnipotencia republicana, del belicismo, de la desregulación irresponsable de los mercados.

Se sabe que Obama se opone a la guerra de Irak, que promueve la suspensión de las ejecuciones hipotecarias y que le ha prometido a los sindicatos demócratas (las trade unions) que estudiará la posibilidad de instituir un seguro de desempleo. Y que se ha comprometido con Hilary Clinton a trabajar en la cobertura de salud, que es la gran contribución de la senadora al mejoramiento social de los Estados Unidos.

Si alguien piensa que Barak Obama es la versión negra del Che Guevara, seguro que se equivoca, pero si piensa que es otro neardenthal como los últimos mandatarios republicanos, un rostro de distinto color para enmascarar las mismas políticas, también se equivoca.

Obama es un hombre de 48 años, negro, culto, demócrata, que llegará al poder iluminado por la doble estela que dejaron en su país los ejemplos de John Kennedy y de Martin Luther King. Él ha asumido públicamente esa tradición.

Lo recibirá una sociedad crispada por la crisis financiera y esperanzada en empezar otro camino, en el que Estados Unidos, sin resignar su poder, envaine la espada y negocie de otra manera los asuntos mundiales. América latina y el mundo aguardan la buena nueva.

http://www.elargentino.com/nota-13548-Tuve-un-sueno….html

RELACIONADAS:

OBAMA EN LA CASA BLANCA!! - 05 Nov




http://es.youtube.com/watch?v=PbUtL_0vAJk



**************



http://es.youtube.com/watch?v=wt4v9Zg2unU



King hijo, titulado "Tengo un sueño". SUBTÍTULOS EN ESPAÑOL.
HISTORIA DE ESTE VIDEO: http://oimc.blogspot.com/2007/01/teng...

0 comentarios:

Entrada destacada

¿No se crearon puestos de trabajo en los últimos 4 años?

Víctor Hugo transmitió en vivo. 9 de septiembre a las 8:50 · Facebook Mentions · Es #falso que en los últimos años no se creó #emple...

Blog Archive

Etiquetas