Lo que circula por los medios

13 de febrero de 2009

Jóvenes símbolos patrios


El lector reformulado
Jóvenes símbolos patrios
Por Mex Urtizberea
He visto a mi hija de veintiún años, como a tantos otros chicos de su generación, llevar puestos buzos o remeras con la bandera argentina, como años atrás veíamos que los jóvenes usaban remeras y buzos con la bandera norteamericana o inglesa.

He visto a mi hija, como a miles y miles de chicos de su generación, cantar apasionadamente el Himno Nacional, saltando de alegría al entonar sus estrofas, en algún recital en el que la banda incluye su versión del tema. Incluso he visto cómo se abrazaban entre desconocidos para cantarlo, muy distinto de cómo solíamos cantarlo antes: firmes, derechos, tomando distancia entre unos y otros.

He visto a mi hija, y a una gran cantidad de chicos de su generación, cualquier día del año, lucir una escarapela de plástico en la campera, como antes veíamos muy seguido en las camperas de los jóvenes el prendedor con la lengua de los Rolling Stones.

He escuchado decir, sobre todo cada vez que se acerca una fecha patria y el tema de los símbolos patrios se pone sobre el tapete, que a éstos ya no se les da valor, que no se los honra, que no se los ama, que no se los respeta como antes.

Pero he comenzado a sospechar que Manuel Belgrano no estaría descontento de ver la bandera no solamente en los mástiles, lejana, inalcanzable, o sólo llevada por un abanderado -solamente en manos de uno, sólo en la escuela o en los desfiles-, sino también allí, en las remeras de los chicos, por las calles de cualquier barrio, llevadas con orgullo, tan cerca de sus corazones.

He comenzado a sospechar que French y Beruti posiblemente se sintieran bastante satisfechos de ver que tantos argentinos jóvenes se ponen en sus camperas la escarapela, sin que nadie se las reparta, sin ningún intermediario, sin que nadie los obligue, sin que sea una fecha patria.

He tratado de imaginarme a los miembros de aquella Asamblea General Constituyente, que convocó a Vicente López y Planes para escribir un canto popular que mantuviera despierto en los ciudadanos el ideal de libertad; los imagino viendo ahora a nuestros chicos, fuera de los salones, cantar con enorme entusiasmo y a los saltos ese mismo himno, y puede que yo esté equivocado, pero los imagino contentos al verlos.

He llegado a la conclusión de que no es que ya no se honra, no es que ya no se ama, no es que ya no se respetan los símbolos patrios, sino, sencillamente, que se los honra, ama y respeta de otra manera: sin solemnidades.

Nuestra bandera sigue estando "alta en el cielo", pero quizás ahora más cercana, más a mano la escarapela, más de todos el Himno.

Y me ha quedado la sensación de que no todo está perdido si las nuevas generaciones de argentinos inauguran una forma real de amar a la patria; pues amarla sólo de forma simbólica no parece habernos dado muy buenos resultados.

Por Mex Urtizberea

http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=909505

0 comentarios:

Entrada destacada

¿No se crearon puestos de trabajo en los últimos 4 años?

Víctor Hugo transmitió en vivo. 9 de septiembre a las 8:50 · Facebook Mentions · Es #falso que en los últimos años no se creó #emple...

Blog Archive

Etiquetas