Lo que circula por los medios

16 de febrero de 2009

Papá Noel limpiavidrios


El lector navideño
Papá Noel limpiavidrios
Por Mex Urtizberea

Soy de los que creyeron en Papá Noel. No me sentí estafado cuando supe la verdad, porque entendí que esa fantasía había valido la pena. En definitiva, lo de Papá Noel no es más que el primero de una serie de engaños que nos tejerá la vida para hacernos felices: una mujer amada nos dice que somos hermosos, aunque no lo seamos, para dejarnos contentos; un hijo nos dice que somos el mejor padre del mundo, aunque no sea cierto, para hacernos sentir bien; alguien nos asegura que hay una vida mejor después de esta, aunque no tenga pruebas concretas, pero nos quita, al menos por un momento, la angustia de la muerte.

Soy de los que creen que cada tanto estar más cerca de la fantasía que de la realidad es muy enriquecedor.

(De hecho, quise hacerle creer a mi hija que Papá Noel existía y que cada Nochebuena le iba a traer regalos a ella y a todos los chicos del mundo. No tuve éxito; lo primero que me preguntó fue: “Pero ¿de dónde saca la plata para comprar tantos regalos?”. No supe qué contestarle, y ahí se destapó todo.)

Soy de los que creen que, por más fantasiosos que podamos ser, tarde o temprano la realidad irrumpe, y es una oportunidad para volver a pensar el mundo.

En la esquina de la avenida Libertador y avenida Bullrich hay un Papá Noel esperando. Cuando el semáforo se pone en rojo, se acerca a los autos para limpiarles el vidrio. La escena me llama la atención porque es la primera vez que veo un Papá Noel que trabaja.

No es el Papá Noel que sonríe en las publicidades, sin preocupaciones y rozagante, ni el de las películas norteamericanas con su brillo y su trineo. Es un Papá Noel limpiavidrios, al rayo del sol todo el día con ese traje de invierno, por unas pocas monedas.

Los chicos del auto de adelante se agolpan en la ventanilla para verlo, no sé qué piensan, pero sospecho que la realidad ha irrumpido frente a sus ojos.

Soy de los que creen que estar cerca de la realidad, sensibilizado con ella, puede servir de mucho.

Veo en un shopping de esta capital a un Papá Noel musculoso y de ojos azules que canta en inglés una canción de Navidad en el escenario del patio de comidas. Enseguida pienso en esto: un lector me escribió días atrás para contarme que el gerente de un shopping de la zona oeste hizo despedir al Papá Noel que tenían hace varios años, por viejo. Si no será discriminación, me pregunta el lector, si se podrá hacer algo.

Soy de los que creyeron en Papá Noel, y de los que se dejan tentar con los mundos de fantasías, ese lugar en donde todo es perfecto.

Soy también de los que creen que a lo mejor cada tanto hay que alejarse de las fantasías individuales y acercarse a la realidad, para tomar conciencia de que este mundo en el que vivimos es demasiado injusto

http://www8.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=972848

0 comentarios:

Entrada destacada

¿No se crearon puestos de trabajo en los últimos 4 años?

Víctor Hugo transmitió en vivo. 9 de septiembre a las 8:50 · Facebook Mentions · Es #falso que en los últimos años no se creó #emple...

Blog Archive

Etiquetas