Lo que circula por los medios

8 de abril de 2009

ALFONSIN POR ALFONSIN - Y EL DISCURSO PLURALISTA!!??



Alfonsín por Alfonsín: el ex presidente repasa su mandato (Bloque IV, 01-04-09) Mié 01
abr 09
23:34








http://contenidos2.tn.com.ar/2009/04/01/voces3.flv


VER>: RECORRIDO POR LOS MEDIOS: BOCHORNOSO E INDIGNANTE - ZOCALEROS Y COBOS ( que tiene plan de gobierno)
************************************************

qué dijo Alfonsin de Carrio



http://www.youtube.com/watch?v=IhbkXZSc-xs


ALFONSIN EN PARANA - EVITA, LOS MONTONEROS Y QUE DIJO DE CARRIO



http://www.youtube.com/watch?v=hdbJkHO2AF8

****************************************************

Porque la oposición a esta concertación y no a la alianza de De la Rua y Chacho??? Y EL DISCURSO PLURALISTA???


LA UCR EXPULSO DE SUS FILAS A COBOS
UCR Comité Nacional
Escrito por UCR Comité Nacional
Lunes, 24 de Septiembre de 2007 05:36
Comparte este artículo
Digg Del.icio.us Furl Yahoo Technorati Googlize this Facebook Wikio Meneame


El Tribunal Nacional de Ética del Comité Nacional de la Unión Cívica Radical resolvió expulsar a Julio Cobos del radicalismo e inhabilitarlo de por vida para ocupar funciones o candidaturas en nombre de la UCR.

La decisión de la autoridad disciplinaria del día de ayer, se basó en el hecho que “un afiliado de la UCR, que mantiene vigente su afiliación por propia decisión, ha aceptado ser candidato a la segunda candidatura en importancia que tiene el país, como es la de la vicepresidencia de la Nación por una fuerza política diferente y enfrentadas entre sí como pueden estarlo dentro de la ley la oposición del oficialismo”.

Entre los argumentos de esta decisión se detalla que “la digitación del Señor Cobos como candidato a Vicepresidente de la Nación no recorre el camino que los órganos partidarios han establecido y que cualquier afiliado, hasta el más humilde debe observar, se hace más patente cuando se trata de un ciudadano que ha llegado a ocupar altas investiduras; la citada conducta debe hacer pasible al acusado de una severa sanción”.

“La candidatura proclamada del citado como integrante de una fórmula que enfrentará a la de la UCR en las elecciones del 28 de octubre de 2007 es incompatible además, con el sistema democrático basado en la coexistencia y diferenciación de mayorías y minorías, representadas por partidos políticos que establece la Constitución Nacional” explicó el Tribunal de Nacional de Ética de la UCR, integrado por Hipólito Solari Irigoyen, Elva Roulet y Rodolfo Parente.

La resolución dictada el 19 de septiembre consta los siguientes cuatro puntos:

1º.- Confirmar la suspensión impuesta a la afiliación a la U.C.R. del ciudadano Julio César Cleto Cobos, por el Comité Nacional en su Resolución 41 del 7 de agosto de 2007.

2º.- Separar de las filas de la Unión Cívica Radical, expurgándolo de sus registros de afiliados al ciudadano Cobos por su inconducta y falta de ética.

3º. - Imponer como accesoria la inhabilitación de por vida para ocupar funciones o candidaturas de cualquier índole en nombre de la Unión Cívica Radical.

4º - Notificar la presente resolución a todos sus efectos al ciudadano sancionado, al Comité Nacional y a la Convención Nacional con la recomendación de que la haga conocer a todos los distritos de la República.

UCR Comité Nacional

http://www.jrbarranqueras.com.ar/noticias/ucr-comite-nacional/156-la-ucr-expulso-de-sus-filas-a-cobos.html

LINK ALTERNATIVO: http://www.26noticias.com.ar/julio-cobos-expulsado-de-por-vida-de-la-ucr-49774.html


VER: DE QUÉ NOS SIRVE EL ARCHIVO


El Pacto de Olivos y la Alianza, dos creaciones de Alfonsín


-----------------------------------
Viernes, 21 de Septiembre de 2007 Hoy


EL PAIS

La UCR expulsó a Cobos por ser correligionario K
El Tribunal de Etica radical echó del partido al gobernador de Mendoza y lo inhabilitó para ser candidato de la UCR, en represalia por integrar la fórmula oficialista. Julio Cobos acusó a la conducción por las derrotas electorales.



En la UCR no hay lugar para dos candidatos a vicepresidente. Menos aún si uno de ellos se postula junto al kirchnerismo. Por eso, la conducción radical decidió expulsar del partido al gobernador de Mendoza, Julio Cobos, compañero de fórmula de Cristina Fernández de Kirchner. El Tribunal de Etica del Comité Nacional resolvió echarlo de sus filas e “inhabilitarlo de por vida” para ocupar funciones o candidaturas en nombre del partido. Cobos lamentó la decisión, pero aseguró que no se arrepiente “del camino elegido”. Y acusó a quienes le quitaron la pertenencia partidaria de ser “un conjunto de burócratas”.
El tribunal de la UCR argumentó su decisión en que Cobos “mantiene vigente su afiliación y ha aceptado ser candidato a la vicepresidencia de la Nación por una fuerza política diferente y enfrentada, como pueden estarlo dentro de la ley, la oposición del oficialismo”. La medida ya tenía su antecedente cuando a comienzos de agosto se le suspendió la afiliación al mendocino que había sido proclamado compañero de CFK por los correligionarios K. En esta oportunidad, la conducción radical expresó que la candidatura junto al kirchnerismo es “incompatible con el sistema democrático, que está basado en la coexistencia y diferenciación de mayorías y minorías”.

En medio de la campaña, las acusaciones cruzadas entre el ala oficial de la UCR, encabezada por Gerardo Morales, candidato a vicepresidente de Roberto Lavagna, y los alineados al kirchnerismo son moneda corriente. Pero la medida contra Cobos amenaza con subir de tono la interna. “Es un indigno que anda detrás de la plata y al abrigo del poder. Es un intolerante y autoritario que, además, ha institucionalizado el sistema de corrupción de este gobierno”, sentenció Morales, en diálogo con Página/12.

Del otro lado, el líder de los radicales K pasó la factura: “Parece que quienes hoy conducen el partido, quizá como una exigencia del candidato extrapartidario, se contentan con ofrecer las cabezas de quienes están ganando las elecciones, como fue el caso de Río Negro, Catamarca y como seguramente será Mendoza”. Rápido de reflejos, aprovechó el ajustado resultado electoral obtenido por la UCR en Chaco para golpear donde más duele. “La pérdida electoral de una provincia tradicionalmente radical trae consigo el mensaje de la gente cuando expresa su voto, pero fue en vano. Los dirigentes escuchan solamente sus propias palabras”, ironizó Cobos.

El titular de la UCR respondió las críticas por los fracasos electorales y puso en duda algunas victorias de los aliados kirchneristas que, desde su perspectiva, no hubieran ganado sin el apoyo extrapartidario. “El objetivo de creación de nuestro partido no empieza y termina en el éxito. Obviamente, queremos ganar las elecciones, pero el objeto de nuestro partido no es ése, es el desarrollo económico, promover la democracia, los derechos humanos.”

El gobernador de Río Negro, Miguel Saiz, otro referente de los radicales K, calificó como una “atrocidad” la expulsión de Cobos y también apuntó duramente contra las derrotas recientes del partido. “Han perdido las elecciones en Chubut de una manera vergonzosa con sólo el 16 por ciento de los sufragios”, aseguró en el mismo momento en que Morales realizaba un acto en su provincia. “Lo único que se les ha ocurrido a los liquidadores para ‘salvar’ al radicalismo es intervenir en los distritos donde el radicalismo ha ganado, y expulsar a los dirigentes ‘culpables’ de esos triunfos”, sentenció.

Antes de la sanción de Cobos, el gobernador de Santiago del Estero, Gerardo Zamora, alineado también al kirchnerismo, había sido suspendido. Con esa provincia, las intervenciones de la UCR se sumaban a las de Corrientes, Río Negro y Mendoza. En ese contexto, y aunque no estaba todavía fuera del partido, Cobos creó uno nuevo para sostener su candidatura: el Partido para la Concertación Cívica y Plural.

La situación actual del radicalismo es cuanto menos compleja. El ala oficial, que encabeza el titular del partido, había decidido en la Convención Nacional el apoyo al ex ministro de Economía Roberto Lavagna, bajo la concertación Una Nación Avanzada (UNA). Sin embargo, en distintos puntos del país el radicalismo no logró un acuerdo con los dirigentes del lavagnismo y decidió ir por su cuenta, aunque compartiendo la fórmula presidencial. Este es el caso de la provincia de Buenos Aires, donde Ricardo Alfonsín competirá por la gobernación con el diputado peronista Jorge Sarghini y ambos llevarán la misma boleta a presidente. Además, Margarita Stolbizer, secretaria general de la UCR, se presentará como candidata a gobernadora por la Coalición Cívica, que lidera Elisa Carrió. Sin embargo, Morales aseguró que la situación de ella es “diferente” y que, de ser sancionada, lo será después de las elecciones.

Informe: Sebastián Abrevaya.

Permalink:
http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-91745-2007-09-21.html


************************************************************
Mensaje de Alfonsín en el Luna Park 02 de noviembre de 2008

El ex presidente envió un video en el acto por los 25 años de la democracia.

http://www.youtube.com/watch?v=TE7QtjshoUg




*************************************************
EL PASADO - haciendo memoria

DISCURSO EN LA RURAL - SILBATINA



http://www.youtube.com/watch?v=c6rCuq8aKZ0

HECHOS



http://www.youtube.com/watch?v=6VYAHZImMag





****************************************

ESTELA CARLOTTO Mié 01 abr 09

http://contenidos2.tn.com.ar/2009/04/01/carlottotn.flv







***************************************
DE LEY - Negro el 29 - GOLPES Durante el proceso electoral de 1989, Cavallo, con el respaldo de De la Sota, viajó a Estados Unidos para reunirse con funcionarios del Banco Mundial, a quienes advirtió que si brindaban el financiamiento pedido por el gobierno de Raúl Alfonsín la fórmula presidencial de su partido en la que Duhalde acompañaba a Carlos Menem desconocería esos compromisos. Ésa fue la señal de largada que precipitó la hiperinflación, aseguró la victoria electoral justicialista y luego forzó el acortamiento del mandato de Alfonsín por medio de los saqueos producidos en los cordones urbanos de Buenos Aires y Rosario.


************************************
2 ABRIL DE 2009
Discurso de Meijide sobre Alfonsín




http://www.youtube.com/watch?v=8iJBxLamhek


***************************************

Domingo, 5 de Abril de 2009 Hoy

EL PAIS › ALFONSIN Y LA DISPUTA POR EL SENTIDO

Los consensos del agropower
Alfonsín ha pasado a ser el modelo de demócrata consensual que sus adversarios de ayer le proponen al gobierno de hoy. Pero Alfonsín tuvo un Cafiero dispuesto a defender al gobierno en Semana Santa, en vez de un Cobos desertor o una deslegitimadora Carrió. Duhalde y el proyecto de una Argentina atendida por sus dueños. La pesca de Solá. Héctor Huergo, de Monsanto a Clarín, de la revolución planetaria al agropower.


Por Horacio Verbitsky

Embellecido por la muerte, Raúl Alfonsín ha pasado a ser el padre de la democracia argentina y el hombre de los consensos, expresión de valores que la sociedad está extrañando o que hoy faltan, según los escasos matices de un libreto único. Son disparos por elevación (no mucha) contra el gobierno que desde 2003 confronta con algunos de los sectores que le hicieron la vida imposible a Alfonsín dos décadas antes. La respuesta no es menos llamativa: para la presidente CFK, fue un “hombre de convicciones” y según Néstor Kirchner, defendía con incorrección política y mucha fuerza sus ideas. Preguntarse por la pertinencia de cada una de esas afirmaciones conduce a comprobar que ni siquiera el acontecimiento excepcional acalla la disputa por el sentido, que ocupa todos los espacios, públicos y privados, cuando se discute la relación del sistema político con los factores de poder y uno de ellos ha emprendido el abordaje de las instituciones por un camino distinto al tradicional.

De Campo de Mayo a la Rural
Una foto que volvió a recorrer el país esta semana es la del balcón de la Casa Rosada en la Semana Santa de 1987. Esa imagen dice más de Antonio Cafiero que de Alfonsín. El hombre de los consensos encontró un líder de la oposición que en el momento de prueba respaldó al gobierno legítimo del que era opositor. ¿Con qué lider del radicalismo podría buscar esos consensos ahora CFK? ¿Con Elisa Carrió, quien en vez de reconocer que la había duplicado en votos se apuró a proclamar que su gobierno nacía con una legitimidad segmentada y que ella y su esposo terminarían como Ceaucescu? ¿Con su vicepresidente, Julio Cobos, que la acompañó en el envío al Congreso de la Resolución 125 y cuando le tocó desempatar votó en contra del gobierno que integraba? La propia fórmula Fernández de Kirchner-Cobos fue una muestra de consenso y diálogo y es ostensible quién los quebró. La movilización popular aisló a los carapintada de Aldo Rico, pero no fue unánime.
En la Sociedad Rural de Azul, durante una asamblea presidida por el titular de Carbap, Arturo Navarro, llegó a solicitarse la renuncia del gabinete económico y el juicio político de Alfonsín. Con el apoyo político del justicialismo y la fuerza de una sociedad movilizada como nunca, Alfonsín podría haber cumplido su promesa a la asamblea legislativa de que no negociaría ni la democracia ni la situación procesal de ningún militar ante la justicia porque todos los ciudadanos eran iguales ante la ley. Prefirió imponer la ley de obediencia debida, idéntica a la que presentó al asumir y que el Congreso le obligó a modificar. Fue a partir de esa contradicción inocultable entre las palabras y los hechos que su proyecto político comenzó a decaer y junto con las dificultades económicas debidas a su aceptación de un endeudamiento externo del que no menos de una cuarta parte era ilegítimo, condujo a su derrota en los comicios de renovación parlamentaria de setiembre de 1987, prolegómeno de su renuncia al gobierno en julio de 1989.

Perdón a gritos
También volvió a verse en estos días una filmación de la muestra agropecuaria de la Sociedad Rural del 13 de agosto de 1988. Alfonsín comienza a hablar y lo tapan los silbidos de los asistentes. “Estas manifestaciones no se producen en tiempos de dictadura”, responde. Levanta la voz para recriminar que “es una actitud fascista el no escuchar al orador”. En el mismo tono enardecido informa que ha decidido suprimir el tipo de cambio diferencial que fue parte del Plan Primavera, negociado con la UIA, la Cámara de Comercio y la CGT. La Sociedad Rural lo objetó porque acentuaba el efecto de las retenciones, que regían desde la dictadura con una alícuota del 15 por ciento. Los exportadores deberían liquidar sus ventas al cambio oficial pero importaban insumos y maquinarias por el mercado libre, con una diferencia de 20 por ciento. “Vamos hacia el cambio libre, y el sector agropecuario gozará de ese cambio libre”, grita Alfonsín. Sin bajar el tono termina pidiendo disculpas por sus equivocaciones, que atribuye a los “muchos años de dictadura” que no le permitieron aprender a gobernar.

El consenso de la capitulación
Esa es la defensa de convicciones y la incorrección política alfonsinista, que a coro se le propone a CFK: no un consenso sino una capitulación. Si se humillara ante los factores de poder, algún Biolcati perdonaría sus extravíos en la capilla ardiente dentro de unas décadas y la calificaría de mujer digna que creyó en el diálogo. Al cabo de cinco reuniones, en las cuales consiguieron transferencias desde el resto de la sociedad que superan los 2000 millones de pesos, los miembros de la Mesa de Enlace siguen exigiendo una rebaja en las retenciones a la soja que pagan las compañías exportadoras y no omiten amenazas para imponerla en el Congreso. Según su integrante Ricardo Buryaile habría que cerrarlo si no legislara como los patrones rurales desean. Vicepresidente de CRA, Buryaile sigue participando en todas las actividades de la Mesa como si esa amenaza fuera sólo una cuestión de mal gusto. Está claro a qué le llaman diálogo la Sociedad Rural y sus satélites. Luego de la silbatina de 1988, el canciller Dante Caputo dijo que expresaba “la angustia de un sector incapaz, especulativo, inútil, adulador de dictadores e inspirador de la tortura”. Pero Alfonsín le pidió que no confrontara y Caputo explicó que sólo quiso referirse “a ese grupo que no tiene nada que ver con la producción sino con la especulación. Son incapaces de producir, le temen brutalmente al capitalismo, tienen su casco de estancia en la Avenida del Libertador”.
A su manera, Caputo describía el fenómeno producido a partir de la dictadura, cuando el modelo económico basado en la valorización financiera produjo la mayor liquidación de la historia del stock ganadero y una reducción del área sembrada, sin que por eso los grandes latifundistas dejaran de obtener ganancias extraordinarias, mientras quebraban centenares de miles de pequeños productores. La Federación Agraria, que antes de Eduardo Buzzi distinguía entre CTA y CRA, declaró entonces que no se alegraba ni se condolía. “A los que lo silbaron el Presidente les prometió privatizar, pagar la deuda externa, abrir la economía nacional, no tocar los grandes latifundios y utilizar sus foros y conductores como referentes de la política agropecuaria. El gobierno posterga a los chicos, privilegia a los grandes y termina sin el pan y sin la torta. Si el doctor Alfonsín se encuentra ahora con que lo silban porque no quiere dar todo lo que le piden, es un problema del Presidente, que los eligió como aliados”.

Panradicalismo
y Peronismo de Pro

El cortejo fúnebre de Alfonsín pareció soldar las articulaciones del panradicalismo, en el que se reagrupan Carrió y Cobos, mientras el representante de CRA en la Mesa de Enlace, Mario Llambías, demora una respuesta al ofrecimiento de integrar su lista bonaerense. Otro realineamiento significativo se da en torno de Unión Pro, que se llama así porque si no usara la misma denominación que de Narváez en 2007 debería llevar en el segundo puesto a una mujer. El primer peronismo ofreció asientos en el gabinete y en el Congreso a dirigentes sindicales, como Atilio Bramuglia y Angel Borlenghi, cuando la clase obrera era su principal soporte. En cambio Eduardo Duhalde llevó al ministerio bonaerense de Asuntos Agrarios al presidente de Carbap Eduardo Althabe e hizo diputado nacional al dirigente de la Unión Industrial de Buenos Aires, Osvaldo Rial. El cordobés José Manuel De la Sota incorporó a sus listas de candidatos al Congreso Nacional al superempresario sojero Roberto Urquía. Siguiendo esa huella llegó a una banca en las listas de Domingo Cavallo el ex presidente de la Sociedad Rural Guillermo Alchouron. Hubo también algunos casos particulares: el pequeño empresario Alberto Pierri canjeó un lugar en la lista de diputados que acompañaron a Antonio Cafiero por el papel para las boletas y los carteles. Resultó electo y desde su banca se convirtió en un magnate de los medios de comunicación. El mismo camino, de la política a los negocios, recorrió su compañero en aquel bloque José Luis Manzano, quien nunca perdió las esperanzas de volver a los cargos públicos que perdió por jactarse ante demasiados testigos de lo que muchos hacen en silencio. Julio Amoedo entró al Senado junto con Vicente Saadi en la boleta justicialista de Catamarca, pero lo llamaban senador por Olavarría, porque allí tenía sede la empresa cementera que fue de su suegra, Amalia de Fortabat, quien hoy protege al ex broker de JP Morgan, Alfonso de Prat Gay.

Davy Crockett
Pero nunca se asistió a un experimento orgánico como el que puso en marcha Maurizio Macri y que hoy el ex senador Duhalde procura extender a la provincia de Buenos Aires, con Francisco De Narváez, Felipe Solá y el ganadero Jorge Srodek. La dirigencia agropecuaria se lanza en forma abierta al abordaje del Estado al que primero sitió desde sus órganos gremiales. Macri es el epifenómeno argentino de esta privatización del Estado cuyo paradigma es el jefe de gobierno de Italia, Silvio Berlusconi. De Narváez también procura trocar la fortuna heredada en poder político. Quienes lo conocieron en las oficinas de Casa Tía en la avenida Santa Fe recuerdan sus extravagancias: para desconcertar a sus visitantes solía recibirlos disfrazado, con un gorro de pieles de Davy Crockett, con música de rock a todo volumen y representando una pelea con una secretaria bella y altísima, también cubierta por un gorro de pieles, a la que fingía maltratar para incomodidad de sus interlocutores. Contratista de la Sociedad Rural en la explotación del predio malhabido de Palermo, por el que sigue abierta una causa judicial, accionista del canal América de televisión junto con Manzano pese a que la legislación vigente prohíbe a un diputado esas actividades, con otros negocios menos visibles que de conocerse cambiarían el eje de la campaña, De Narváez se beneficia con la timidez de un gobierno que, como el de Alfonsín, ladra más de lo que muerde. Su asistente principal en la tarea de reclutamiento de empresarios rurales es el vicepresidente de la poderosa Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa, Carbap, Jorge Srodek, un ganadero con miles de hectáreas en Coronel Dorrego pero residente en Vicente López. Si el peronismo llegó a incorporar un tercio de sindicalistas obreros en sus boletas, Srodek acordó con De Narváez y Duhalde que un cuarto de los candidatos provengan de las organizaciones patronales. Esta injerencia del duhaldismo provoca escozor a Macri.

El bloque agrario
La constitución de un bloque agrario procura redimir en la contienda electoral las posiciones a las que ya no puede aspirar por medio del golpe de Estado. Como De Narváez y Solá, también Srodek tiene una relación especial con Eduardo Duhalde, el padrino de esta movida. Divorciado, padre de seis hijos, Srodek salió con una amiga del matrimonio Duhalde y participó de su intimidad familiar. En la última Expoagro, Srodek fue el lazarillo que guió a la senadora Hilda González de Duhalde. Los Duhalde fueron quienes lo vincularon con De Narváez. La relación creció cuando descubrieron que los abuelos de Srodek y De Narváez habían llegado juntos a la Argentina. Carlos Steuer huyó de Praga, donde había iniciado su cadena de tiendas baratas, en 1939. Llegó a la Argentina luego de una escala en Bogotá. Allí se casó su hija Doris con el cafetalero Juan De Narváez y nació su nieto Francisco. Srodek, quien comenzó a militar en 2002, se define como un hijo de las cacerolas y el “que se vayan todos”. Su hermano Edgardo Srodek fue el principal colaborador de Ricardo López Murphy en Recrear. Decepcionado de la política, hoy vive en Punta del Este. En 2007, Jorge Srodek propuso que los toros campeones desfilaran en la muestra de la Sociedad Rural con crespones de luto. La iniciativa no fue aceptada y Srodek instaló en una tribuna carteles con críticas al gobierno que anticipaban el conflicto posterior. Ese mismo año Duhalde, De Narváez y Macri lo incorporaron como candidato a senador por la sección electoral 6ª, donde obtuvo 7,8 por ciento de los votos, la mitad que De Narváez y Jorge Macri en el total de la provincia. Fue el principal impulsor de la idea de que las entidades patronales presentaran candidatos en distintas listas y que una vez electos se reunieran en el Congreso. No es una mera concepción teórica. Además, Srodek se dedicó a poner en contacto a otros empresarios de Carbap con los partidos radicales, la Coalición Cívica Libertadora y el Gen. Según el periodista Jorge Matheus, quien fue jefe de prensa de Solá en la Secretaría de Agricultura, durante la muestra agropecuaria de Trenque Lauquen, en noviembre de 2008, “el discurso de Srodek fue prepotente, irrespetuoso y desconsiderado para con las autoridades. Sonó a preanarquía, convocatoria al desorden, falta de consideración por las instituciones democráticas” matheusjorge.blogspot.com). Sarmiento escribió en El Censor el 9 de enero de 1886: “No quieren saber nada de derechos, de impuestos a la hacienda. Quieren que el gobierno, quieren que nosotros, que no tenemos una vaca, contribuyamos a duplicarles o triplicarles su fortuna a (...) todos los millonarios que pasan su vida mirando cómo paren las vacas. En ese estado está la cuestión, y como resulta que las Cámaras también están formadas por ganaderos, veremos mañana la canción de siempre: el payar de la guitarra a la sombra del ombú de la pampa y a la puerta del rancho de paja”. Aunque hoy la soja haya desplazado a la ganadería, el proyecto de una Argentina atendida por sus dueños es el más brutal salto hacia atrás que pueda imaginarse.




Permalink:
http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-122647-2009-04-05.html

*****************************************

RELACIONADAS:

VIDEO INCREIBLE: QUE DIJO ALFONSIN DE CARRIO...(0 comments) - (07 Apr 2009)

RECORRIDO POR LOS MEDIOS: BOCHORNOSO E INDIGNANTE - ZOCALEROS Y COBOS ( que tiene plan de gobierno)

DOS MODELOS EN DISPUTA EN LA SOCIEDAD

ALFONSIN ¿AHORA EL OPORTUNISMO?

La SRA y los abucheos a Alfonsín

EL 2 DE ABRIL, LA PATERNIDAD Y LA DEMOCRACIA.

SER ALFONSIN - Debe ser raro saber que uno llegó adonde nadie y que, una vez allí, no pudo dar los pasos decisivos

Hebe de Bonafini: "Alfonsín no es un héroe y quienes lo aplaudieron son unos hipócritas"

MURIO RAUL ALFONSIN - LO DESPEDIMOS EN DEMOCRACIA

EN LAS TAPAS EL FALLECIMIENTO DE RAUL ALFOSIN(0 comments) - (01 Apr 2009)

CHEPPI: PENSANDO EN TODOS LOS SECTORES

25 años en democracia Democracia: Bodas de Plata - informe TVR - frases inolvidables


LA DEMOCRACIA PERDIÓ A UN GRAN HOMBRE EL PADRE DE LA DEMOCRACIA - ESPECIALES LA NACION cronología y fotos

HOMENAJE A ALFONSIN EN LA CASA ROSADA - Oct 05

ALFONSIN EN LA ROSADA - Oct 05

DEBATE ENTRE EL DIPUTADO FERNANDO IGLESIAS Y EL PERIODISTA MARTIN CAPARROS

CRISTINA: Cuál es el modelo alternativo

ALFONSIN LOS CONSENSOS DEL AGROPOWER


aporte de Luis Quijote de Comunidad Quijote / Estamos de duelo que dejó en un comentario estas referencias: Cuantos sabían que:"El propio Alfonsín ha revelado luego que, fuera de quicio, quiso marchar encabezando a la multitud a Campo de Mayo, donde se encontraban los militares insurrectos, pero que finalmente no lo hizo para evitar la guerra civil."

LA ENTREVISTA: EN MURIO RAUL ALFONSIN - LO DESPEDIMOS EN DEMOCRACIA - Apr 01

************************************
entrevista exclusiva a raul alfonsin
“Al matrimonio gobernante no le gusta perder, pero hay que saber perder”


El martes pasado, la presidenta Cristina Kirchner lo visitó en su departamento de la avenida Santa Fe: el ex presidente se recupera de un tratamiento oncológico. Dice que hablaron durante una hora, pero no de política, y agradece el gesto. Sin embargo, señala que eso no alcanza para crear el necesario clima de diálogo en el país. De la crisis con el campo rescata la recuperación de ciertos valores históricamente radicales que parecían perdidos en la sociedad. Y no descarta que el vicepresidente Julio Cobos pueda volver a la UCR. Pronostica temporales en 2009 si no hay cambios políticos.
Por Pepe Eliaschev


Archivo. El ex presidente, cuando fue entrevistado por Jorge Fontevecchia en PERFIL, el año pasado.
El tratamiento oncológico ha sido severo y todo revela que muy exitoso, pero Raúl Alfonsín convalece con las restricciones típicas de su edad y de la enfermedad que combate con su ánimo de siempre. Habla con precisión y lucidez, pero con extrema austeridad de palabras. Componedor y tajante, claro y a la vez capaz de sutilezas, me recibe en su departamento de Santa Fe y Rodríguez Peña, un espacio tranquilo y sereno. Soy yo el que no quiere fotos: odio el periodismo supuestamente compasivo que exalta las bajas pasiones. Sólo hay entre él y yo un grabador más pequeño que una caja de fósforos.

—Usted viene insistiendo en la necesidad de diálogo político hace ya varios años, sobre todo desde que empezó el gobierno de Néstor Kirchner. Le mandó, incluso, una carta a la Presidenta durante el conflicto con el campo, ratificando que el país necesitaba dialogar. ¿Tiene la impresión de que, finalmente, las autoridades admiten que es necesario legitimar a los partidos y a los referentes políticos y dialogar con ellos en serio?

—Algún comentario he leído en relación a la visita que me hizo la señora Presidenta, de que habría alguna posibilidad para el diálogo. Yo no creo que se pueda tener esa ilusión. No conversamos de política, no creo que sea para tanto. Lo importante es que fue un buen gesto, me parece. Yo lo tuve con Menem y Menem lo tuvo conmigo cuando fue mi accidente en Río Negro. Con la Presidenta tuvimos una conversación amable, sin apuro, larga, de casi una hora. Con ella estábamos en el Senado y recordamos cuando, banca de por medio, estábamos juntos. Ella tiene una facilidad de palabra extraordinaria, pero, de repente, hacía un clic y ¡se enojaba!

—¿Con usted?

—No, conmigo no. Ella dice que el que se enojaba era yo. Pero no creo que se pueda decir que se abre el diálogo todavía. Hay una carga fuerte, tanto del secretario de Agricultura como del jefe de Gabinete, contra el secretario de Comercio Interior, que acaba de tomar medidas contra las exportaciones que son un disparate. Le están pidiendo que no se inmiscuya más en el INDEC, ni en otras cosas, como en el ONCCA. Eso puede significar cambios, porque (el Gobierno) pacta muy poco. No sé si soy un iluso, pero no deseo que le vaya mal. Si le va mal al Gobierno, le va mal al país y puede ser un desastre hasta institucional. Estamos festejando los 25 años de democracia y esto tiene que seguir muchos años más. Pero es evidente que la sociedad está encrespada y que dentro del justicialismo también hay crispación. Es evidente que los pronósticos de los economistas son en general malos. Incluso se habla de otro posible default, aunque lo considero un disparate…

—¿Encuentra algún paralelismo con lo que le tocó vivir a la Alianza en 2000?

—(Silencio largo, significativo) ¿Quién sabe? Era distinta la situación, porque el apoyo más grande que tenía la Alianza era precisamente el que Wall Street le daba a (Domingo) Cavallo. Yo no podría asimilar ambos casos, porque ahora Wall Street lanza todas estas versiones un tanto extrañas, como el aumento del riesgo argentino, algo que también está manejado…

—Por su experiencia, ¿diría que el problema argentino es político o económico? Le pregunto, porque los números fundamentales son teóricamente robustos…

—Macroeconómicamente son positivos. Tenemos, sí, grandes riesgos para 2009. Yo lo tomaría por el lado político: si solucionamos el tema del diálogo y nos ponemos a trabajar en serio, también arrancamos económicamente. Es decir, nuestro problema es económico, pero lo solucionamos políticamente.

—¿Cuál sería ese problema? Esa indisposición a dialogar y esa actitud intemperante del Gobierno, ¿a qué obedecen?

—En general, a través del tiempo, el peronismo ha sido siempre muy verticalista. Hay una cultura peronista distinta a la nuestra. Nosotros (los radicales) tenemos otros errores. La personalidad del matrimonio gobernante es que no les gusta perder. ¡A nadie le gusta perder, pero hay que saber perder!

—¿Los Kirchner no saben perder?

—No. Yo me hago la ilusión, no de que se produzca un diálogo, pero de que haya un cambio de estilo en ellos…

—Describió a la Presidenta y a su marido como el “matrimonio gobernante”. ¿Hace cinco años que esas dos mismas personas gobiernan a la par?

—No, éste es un mandato diferente. De ningún modo pienso que ella no sea lo suficientemente fuerte en lo espiritual, como para no imponer su criterio. Pero, por la experiencia de los cuatro años anteriores, el marido sabe más del gobierno, entonces aconseja. A veces lo hará bien y otras mal… (Alfonsín me mira fijo, con brillo de picardía en los ojos…)

—Me parece que el marido, si hubiera sido presidente al caer usted enfermo, no lo hubiera venido a visitar como acaba de hacer ella...

—Tal vez.

—Ese diálogo que usted pide hace cinco años, ¿puede llegar a tener características institucionales? El Gobierno elige individualmente a personas del radicalismo y del Partido Socialista, pero como quien recluta individualmente, no en acuerdo con partidos como…

—Pero eso no es diálogo. Habría dos tipos de diálogo a realizar rápidamente: uno con los partidos políticos, indispensable, y otro en un Consejo Económico y Social.

—Otra vieja idea suya…

—Una idea que manejo permanentemente, para que se digan las cosas también, porque hay contradicciones permanentes. ¿Qué pasa en la UIA? ¿Hay o no inflación? ¿Qué pasa con la CGT y las imputaciones entre los dirigentes? ¿Qué ocurre en el campo corporativo? Es necesario que el país sepa. La democracia, para mí, se traduce mucho en conocimiento. El reverso de la medalla de libertad de prensa es la correcta información: cualquier ciudadano debe estar informado.

—Pero hoy tenemos un déficit evidente, no se le brinda al pueblo información precisa, los números de las estadísticas están maquillados.

—¡Por supuesto! ¡Esto del INDEC es un papelón! Sacar a (Guillermo) Moreno es lo más sencillo, pero ¿cómo se le explica después al mundo el cambio que se va a producir y que significa que, en definitiva, nos hemos quedado con dinero de los deudores de bonos?

—Claro, porque la manipulación que hizo y hace el INDEC estaba dirigida básicamente a reducir el costo de los intereses de los bonos soberanos…

—Los bonos, los salarios, los haberes jubilatorios…

—¿Esto es producto de la ignorancia de los gobernantes?

—No, está hecho a propósito.

—¿Cómo califica a este procedimiento?

—Absolutamente inmoral.

(Nos miramos y durante varios segundos nos mantenemos la mirada sin hablarnos. Alfonsín dice a menudo más con sus ojos y sus aparentemente escuetas palabras que con la facundia del lenguaje que supo cultivar).

—Es la pretensión de que se le puede decir a la gente que el costo de vida no es lo que vive en su bolsillo todos los días, sino lo que dice el Gobierno…

—Hay que dar una discusión al respecto, porque éstas también son cosas para discutir y debatir. El único debate que ha habido es el del campo.

—Y la solución llegó cuando el Gobierno advirtió que no tuvo más remedio que pelear la ley en el Congreso, y perdió.

—Hay versiones distintas. Hay quien dice que la Corte Suprema ya había hablado con la señora (de Kirchner) y hay quienes dicen que esto no es cierto. De todos modos, ella envió el proyecto al Congreso y fue una solución. Si la ley hubiera sido aprobada, hubiera seguido el problema.

—¿Esta Corte está actuando con independencia?

—Actúa con la distancia que corresponde que actúen las cortes supremas de justicia con relación al Poder Ejecutivo en todos los países, procurando actuar, en primer lugar, de acuerdo al derecho y con justicia, pero siempre teniendo en cuenta también la necesidad del Estado.

—¿Pero esa “necesidad del Estado” no implica aceptar que el poder político se inmiscuya en la Justicia?

—No, a no ser que se actúe mal. Eso ocurre en todos los países. Hemos tenido otras cortes. No podemos comparar la Corte anterior con ésta, donde hay gente de primera. Actúa con independencia y con esa tendencia que debe tener la Corte Suprema, de resolver los problemas, tratar de que no se transformen en graves conflictos y mucho menos en conflictos de poder.

—Mucha gente que llega al país y los periodistas extranjeros dicen sentirse impresionados por cómo el Gobierno perdió terreno político y eso no fue capitalizado por la oposición. ¿Las fuerzas opositoras no han capitalizado la situación?

—Nosotros hemos capitalizado, porque la gente ha advertido que el radicalismo se ha puesto a la cabeza de una lucha importante y ha hablado de Justicia, de instituciones, de Constitución, todos viejos valores del radicalismo que habían dejado de tenerse en cuenta. Preocupada por problemas de carácter económico y social, comienza a advertir que se vinculan con las instituciones.

—¿Le parece que la sociedad, al advertir eso, lo vincula de inmediato con la prédica de la Unión Cívica Radical?

—Sí. Vuelven a tenerse en cuenta esos valores.

—¿Qué opina de la actitud que tuvo Julio Cobos? ¿Le da proyección política?

—Para eso hay que esperar. No me atrevería a decir nada. Hablando en términos futboleros, diría que hay que pisar la pelota y ver cómo se actúa para adelante.

—¿Quién tiene que pisar la pelota ahora?

—El partido (la UCR). Tenemos que ver cómo actúa el ingeniero Cobos para adelante. En su grupo hay divisiones, distintas posiciones también. Vamos a ver qué pasa. Estamos en un país que todavía es muy complejo.

—¿Ve alguna alternativa de retorno de Cobos y de esa corriente al partido?

—Puede haber. Yo no la niego totalmente.

—¿Usted no se siente agraviado por el hecho de que el ingeniero Cobos y su corriente acompañaron a los Kirchner?

—Bueno, no hablemos de eso ahora (se ríe).

—Al comienzo hablamos de la falta de diálogo, pero ¿qué es lo que pasa en la Argentina que hay una fuerza política a la cual hay que rogarle que dialogue, cosa que en cualquier otro país del mundo es absolutamente normal y rutinaria? ¿A qué lo atribuye, más allá del verticalismo del peronismo?

—A una predisposición a sentirse más fuerte que todos los demás, una deformación del funcionamiento democrático. Creen que la ley de la mayoría rige absolutamente. Pero eso debe ser hasta cierto punto, porque tienen que respetarse los derechos de la minoría. Creo que esto es una deformación seria, de la que hay experiencias también. Hitler llegó al poder en Alemania con la mayoría y Mussolini en Italia, también. (Estas palabras de Alfonsín fueron dichas antes de conocerse la comparación que horas más tarde hizo Eduardo Duhalde).

—Todos esos proyectos iniciales de transversalidad y concertación, ¿adónde fueron a parar? Se lo ve al presidente del PJ con las manos y el corazón en el aparato de su partido…

—Está más débil. Se está mostrando una cosa más seria en el peronismo opositor a Kirchner.

—¿Se refiere a ex presidentes, como Rodríguez Saá, Duhalde, Menem, o a otros?

—Me refiero a (José Manuel) De la Sota, a los peronismos provinciales.

—¿Ese peronismo tiene diferencias sustanciales con el kirchnerismo?

—El kirchnerismo actúa en distintas condiciones y circunstancias para servir a una seudo revolución que no conocemos…

—¿Por qué habla de “seudo revolución”?

—Porque es una revolución que no está determinada, prefijada. ¡Entonces no hay revolución! ¡Eso no es revolución! (El Alfonsín proverbial, levanta un poco la voz, afirma con vigor).

—¿Cree que este gobierno ha tenido “la” política de derechos humanos? ¿Qué opina de esa idea de que fue a partir de Kirchner que en la Argentina terminó la impunidad?

—Cada uno hizo lo que pudo. Yo no podía pensar en tener 1.000 juicios a militares. ¡Ni loco! Iba a destruir de esa manera la democracia. El ahora tiene otras posibilidades; de algunas me alegro, de otras no…

—¿De cuáles no se alegra?

—De que hayan procesado muchachos que eran subtenientes en esa época, donde todos pensaban que se jugaba el país, de un lado y del otro. Pero me alegro del juicio y condena a Etchecolatz. La ley de obediencia debida tenía una cláusula de excepción, que exceptuaba de sus beneficios a quienes tenían poder de decisión y él tenía poder de decisión.

—El presidente Lula acaba de resolver que su gobierno no declarará inválida la amnistía que favoreció a los militares brasileños de la época de la dictadura. ¿Se puede negar que Lula es progresista?

—Cada uno tiene que actuar de acuerdo al propio reclamo de la sociedad. Yo no observo ni observé un gran reclamo de la sociedad en Brasil. Se firmó una amnistía mútua.

—Lo de Brasil se parece a lo que sucedió en Sudáfrica, mientras que la Argentina ha sido un caso muy excepcional. Se juzgó a las juntas, se las condenó y ahora se han reabierto las causas, con más de 1.000 imputados y 235 procesos abiertos, ¡25 años después! En Sudáfrica se formó la llamada Comisión de Verdad y Reconciliación...

—Lo de Sudáfrica es un caso más extraño todavía: bastaba confesar el delito para quedar en libertad…

—¿Cómo ve a la UCR?

—Mejorando. Vamos a tener problemas, porque tenemos problemas internos, pero sería una chiquilinada ponerlos de manifiesto ahora.

—¿A qué se refiere?

—Siempre hay problemas internos de toda naturaleza. Entonces, pongamos compresas, trabajemos juntos lo más unificados que sea posible y eso va a dar una imagen muy distinta del radicalismo en el país.

—¿Es verdad que han vuelto a aparecer antiguos colaboradores suyos, como Enrique Nosiglia, dialogando con Cobos y otras figuras?

—Nosiglia no ha desaparecido nunca. Yo no sé, pero es capaz de haber hablado (con Cobos).

—¿En qué sentido Nosiglia habría hablado con Cobos?

—Para lograr que vuelva al partido.

—¿Y le parece una idea buena que Cobos vuelva a la UCR?

—El diálogo es bueno, después veremos.

—¿Qué cree usted que, en definitiva, la sociedad le reconoce al matrimonio Kirchner?

—La situación económica, no hay duda. Si yo hubiera tenido estos precios internacionales, hubiese sido otra cosa. Yo tuve un muy trágico deterioro de los términos del intercambio comercial y ahora es al revés, hay unos superávits extraordinarios. Dios quiera siga, Dios quiera siga…

—Reapareció Fernando de la Rúa junto a Cavallo. Y volvió a decir que hubo una conspiración dentro del radicalismo contra él. ¿La hubo?

—No la he observado. Al contrario. Yo era el presidente del partido y en todas las reuniones tenía que defenderlo a De la Rúa de los presidentes de bloque que venían del Interior. No, no creo que hubiera ninguna conspiración contra él dentro de la UCR.

—¿La historia va a ser más generosa con De la Rúa de lo que ha sido hasta ahora?

—La historia es más generosa siempre.

—Usted es el único ex presidente de estos 25 años de democracia que puede caminar por la calle sin problemas. ¿Por qué será?

—Le voy a decir una tontería: será porque la gente piensa probablemente que soy un buen tipo (Alfonsín posa de nuevo sus ojos, mansos y vitales, sobre los míos). Piensan que hice lo que pude, bien o mal, y en definitiva salimos adelante, con tantos problemas como tuvimos. En esa época yo tenía en contra a la dirección de la Iglesia por la ley de divorcio y demás; a los militares desde luego; a la CGT... ¡Hicieron trece paros generales! La situación era un desastre. Recibí el gobierno en default. Y pudimos salir adelante. Algunos no me daban ni un mes y salimos y pudimos hacer un traspaso del gobierno….

—Dice que la gente lo percibe como un buen tipo. ¿Lo reconforta esa impresión?

—Me gustaría que vieran algún valor también, pero estoy reconfortado con que sea así.

—Usted decía que la democracia educa, cura y alimenta. ¿Cambiaría esa frase de su campaña respecto de lo que verdaderamente la democracia puede hacer por los argentinos?

—No la cambiaría. No olvide que en esa época los militares decían que la democracia demoraba mucho las decisiones a través de todos sus mecanismos, y que una ejecución más rápida se hacía sin democracia. Yo contestaba, entonces, diciendo: no señor, con la democracia se educa, con la democracia se come, aunque demore un poco más las decisiones. Y es así.

—Insiste, aunque 25 años después haya argentinos que todavía no pueden…

—(Encrespado) ¡Pero si los números de la época militar eran peores! Acá y en todo el mundo.

Sábado 16 de Agosto de 2008
Año III Nº 0286
Buenos Aires, Argentina

http://www.diarioperfil.com.ar/edimp/0286/articulo.php?art=9113&ed=0286

0 comentarios:

Entrada destacada

¿No se crearon puestos de trabajo en los últimos 4 años?

Víctor Hugo transmitió en vivo. 9 de septiembre a las 8:50 · Facebook Mentions · Es #falso que en los últimos años no se creó #emple...

Blog Archive

Etiquetas