Lo que circula por los medios

27 de abril de 2009

Los recortes de la realidad - El fascismo alimenta la ola de inseguridad


Lunes, 27 de Abril de 2009

EL PAIS › OPINION

Los recortes de la realidad




Por Eduardo Aliverti

Estos días ofrecen buen material para aquellos que riegan su memoria y son capaces de juzgar “la realidad” con una orientación abarcadora de sus varios componentes. Por el contrario, viven jornadas aciagas quienes sólo son sensibles a las primeras e instintivas impresiones que dejan las noticias. Es una etapa que, influida por el clima electoral, convoca a dejarse llevar por el blanco o el negro de las cosas, sin paciencia para ubicar los grises.

Hubo, por ejemplo, la jornada de movilización de la CTA, que desplegó una imprevista y considerable cifra de miles de manifestantes, en varios puntos del país, para reclamar por aspectos que hacen a la estabilidad de los trabajadores, la libertad sindical, el desempleo. Sin embargo, el análisis de la noticia quedó reducido a los inconvenientes de tránsito habidos en la Capital por obra de los marchantes.

El habitual énfasis mediático puesto sobre el desorden vehicular contrasta no sólo con la aceptación dispensada a los campestres durante sus cortes de ruta, sino con la conferida muy pocos días atrás al taponamiento producido por los camiones de los compañeros de Daniel Capristo. Esos mismos medios periodísticos son los que inventaron o se subieron a la primera versión del asesinato en Valentín Alsina.

Poco después ya se sospechaba que Capristo salió de su casa a bala limpia, incluyendo disparos que fueron a parar a casas de sus conmovidos vecinos. Pero el montaje mediático no tendría retorno en cuanto a haber construido el crimen que más convenía a sus intereses sensacionalistas y al estímulo de la psicosis en torno de “la inseguridad”, tanto como ya había ocurrido cuando el homicidio de que fue víctima el florista de Susana Giménez. Instalado un relato determinado, por supuesto que sobre bases verosímiles, “la gente” reproduce y amplía como lorito lo que fue pautado para que crea lo que quieren que crea. Un plano análogo al de hace pocas semanas, cuando el Grupo Clarín desplegó una artillería impresionante para destacar que su señal de cable era interferida, en casual concordancia con el lanzamiento del proyecto de ley de radio y televisión. También fue a los pocos días cuando se supo que el problema no tenía asiento en ninguna clase de raigambre política, sino en dificultades técnicas originadas por pruebas satelitales a miles de kilómetros. Pero esa noticia, la verdadera, jamás se consignó; y, mucho peor, la falsa –y la farsa– fue empleada por todo el establishment de prensa, con casi todo el arco opositor haciéndole coro, para advertir que estábamos ante un gravísimo ataque a la libertad de expresión.

¿Y podría decirse algo distinto acerca del tratamiento mediático de la epidemia de dengue? La semana pasada, el abordaje del tema fue monopolizado por la interpelación parlamentaria a la ministra chaqueña de Salud, Sandra Mendoza. Más allá de las muy particulares características de esa funcionaria, que remitió la culpa al mosquito y empleó 12 horas para abrumar con datos interminables de cualquier tipo y factor, esa única faz del asunto llevó a que nadie se preguntara por las responsabilidades de quienes gobernaron la provincia, y sus municipios, no durante 12 horas sino en los 12 años previos a la llegada de la actual gestión.

En el 2000, según informó ahora el subsecretario de Relaciones Institucionales del gobierno chaqueño, hubo un estudio elaborado por el Instituto de Medicina Regional de la UNNE, el Hospital Muñiz de Buenos Aires y los ministerios de Salud de las provincias del NEA y de la Nación. Se advertía en ese documento que con anterioridad ya se había registrado un brote epidémico de dengue serología 2, que habría afectado a entre 20 mil y 40 mil personas y que no fue detectado porque su circulación viral era de baja intensidad. Eso explica la agresividad de este segundo brote, porque cambia la evolución de la epidemia al mezclarse dos virus: uno de hace diez años, que tuvo manifestaciones de baja cantidad en su cuadro clínico (al producir sintomatología leve que podía confundirse con cualquier otra enfermedad); y el actual, que es mucho más grave de lo que parecía porque circulan dos cepas del mismo virus. Ese informe fue ignorado por quien era entonces gobernador, el radical Angel Rozas, tanto como ahora por los medios de alcance nacional, sólo inquietos por la extravagancia de una ministra que habló doce horas de corrido. Bien parecido a lo que sucedió con el informe de varios ex funcionarios del área energética, de Alfonsín para adelante, capaces de advertir que la Argentina se encuentra en una situación cercana al colapso por la falta de inversiones y la inexistencia de nuevos hallazgos petrolíferos, entre otros ítems. ¿No tienen nada que apuntar a propósito de lo que hicieron y no hicieron durante sus períodos? ¿Cómo es posible que tiren la primera piedra algunas gentes que se cuentan entre quienes promovieron el desguace del Estado a través de las políticas de privatizaciones y desregulación?

Nada diferente, a su vez, de lo sucedido en y sobre la arena electoral, aunque esto último –se supone– es algo más conocido. El kirchnerismo avanza con su estrambótica idea de presentar candidatos testimoniales, en una jugada que podría ser de suma cero y dejarlo sin resto hacia 2011. Un riesgo que involucra a la sociedad toda, pero que, sin embargo, es presentado como si sólo comprometiese a las huestes oficialistas. Esa vara implacable que se aplica a los K por sus arbitrariedades se transforma en indulgente cuando se trata de medir las movidas opositoras, que en no pocos casos son simétricas. Lo más ostensible en ese sentido es la renuncia de Gabriela Michetti como vicejefa del Gobierno porteño, para candidatearse a diputada nacional y –según confesó ella misma– tal vez renunciar como tal dentro de dos años para presentarse como aspirante a la titularidad del ejecutivo municipal.
Michetti es uno de los grandes misterios del paisaje político o, es probable, todo lo contrario. Desde que asumió, no dio señales de vida en la Legislatura. No se le conoce proyecto alguno, y ni tan siquiera definiciones de cierto fuste ideológico.

Viene a ser algo así como la Reutemann porteña y quizás sea por eso que conserva su popularidad, en tanto la consideración política remitida a cuestiones de imagen: más o menos lindos, más o menos buena ropa, más o menos con pinta de buena persona pero, sobre todo, cuanto menos aparezcan y menos digan, mejor. Con eso parece alcanzar para irrumpir en el escenario público y, ya que estamos, para que no se tenga en cuenta si sus candidaturas no son acaso tan o más “testimoniales” que las dibujadas groseramente por el oficialismo.

En fin. “La realidad” se empeña en ofrecer pruebas constantes de su complejidad, de sus contradicciones, del modo en que está atravesada por operativos de prensa. Pero, ya sea porque lo inventan o por dejarse llevar, hay demasiada gente emperrada en que el árbol sea el bosque.


Permalink:
http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-123982-2009-04-27.html

relacionadas:

VOS PENSAS LO MISMO?? PARE NO ACELERE

CLARIN PUBLICO UN COMUNICADO INEXISTENTE DE APBA, CRITICANDO EL PROYECTO DE LEY OFICIAL DE RADIODIFUSION

ALUVIÓN ZOOLÓGICO ¿A QUÉ RENUNCIÓ?

VICTOR HUGO MORALES: Los multimedios son lo suficientemente dañinos para nuestra profesión...

SOJA: “EFECTOS NO DESEADOS" EN LA GESTION DE FELIPE SOLA

Macri: "a nivel país se define dar por terminado el ciclo kirchnerista"

Los que hacen la tarea - Grondona, Biolcatti y aplicados...

"HONRAR LA VIDA, EN VISPERAS DE DEFINIR" LA INSEGURIDAD POLITICA

QUE SIGNIFICA SEMBRAR SOJA

Cuando se quiere agredir a alguien; cuando se busca descalificarlo o despertar la desconfianza sobre su persona... - 03 Feb

MACRI ABUCHEADO - PRO- MESAS INCUMPLIDAS

Michetti:después de la renuncia mucha chachara... y guitarreo

La Pipi dice... ¿Cómo combaten De Narváez y Solá la inseguridad?

Maldita inseguridad IMAGEN IMPERDIBLE!!

Las interferencias a los canales del grupo Clarín provienen de México -

TN, SOSPECHOSAS INTERFERENCIAS EN LA TRANSMISION DE LA INFORMACION

CCL: todos contra cada acto de gobierno... - 20 Mar - contra proyecto radiodifusion - Morales y su frase dirigida a la clase cacerolera: "Con este proyecto quieren convertir al país en la Venezuela de Chávez"

Realidades virtuales - Mar 28

Para ONU el proyecto de Radiodifusión es pionero

**********************************************************
Veintitres
Comentar (7) Por Ricardo Forster
El fascismo alimenta la ola de inseguridad


23-04-2009 /

Ricardo Forster La escena es elocuente, vecinos indignados de Lanús y de Valentín Alsina se manifiestan contra otro asesinato cometido, en este caso, por un delincuente-niño de apenas 14 años. A partir de ese acontecimiento brutal e inapelable todo se desencadenó: una catarata mediática se hizo presente e inundó pantallas, radios y medios gráficos con las imágenes de la “indignación” que tuvieron, entre otros momentos espectaculares, la furiosa golpiza contra un fiscal, golpiza que fue atentamente registrada sin que mediara ni siquiera un gesto de conmiseración ante lo que le estaban haciendo al funcionario judicial. Se trataba, así fue relatado hasta el hartazgo por los medios, de un acto nacido de la indignación ante tanta inseguridad, era el producto de vecinos honestos que se expresaban de esa manera. Incluso en otra de las manifestaciones que se fueron sucediendo, entre espontáneas y preparadas, un joven levantó bien alto un cartel en el que, con letras pintadas en rojo sobre un fondo blanco, se podía leer: “Control de natalidad”. La frase es terrible y contundente. Dice sin mediaciones ni vergüenza aquello que busca definir el centro del problema: los pobres son demasiados y se reproducen como conejos. Hay que impedirlo, hay que cortar la cadena de la delincuencia desde el vientre materno, hay que actuar de prisa y eugenésicamente antes de que sea tarde y la abundancia de pobres multiplique la violencia de los delincuentes.

Como aquel diario que dice representar a la opinión pública cuando denunció a aquellas mujeres pobres que buscan tener muchos hijos para lograr la ayuda social. Se sabe, ya no hay que ocultarlo en falsos giros del lenguaje, los pobres son el problema, entre ellos se forma la excrecencia social que amenaza la vida de los buenos y honestos vecinos. Entre violencia “espontánea” y giros eugenésicos se va perfilando una alquimia a la que no dejan de contribuir los cultores de la “sociedad del espectáculo”.

A un intendente se le ocurrió construir un muro que arroje a los indigentes del otro lado, como desechos que son vertidos en las cloacas lejos, muy lejos de la vista de la gente laboriosa y decente. A este joven de clase media, más bien baja que alta, del Gran Buenos Aires, más radical y decidido exponente, sin saberlo, de un maltusianismo reaccionario y fascista, se le ocurrió proponer acabar con los pobres antes de que se atrevan siquiera a nacer. Control de natalidad. Que no nazcan más, que dejen de reproducirse. ¿Cómo se hará? ¿Capando a los hombres o esterilizando a las mujeres? ¿Se podrán utilizar, para tan loable acción sanitaria, los recursos del Estado, aquellos que provienen de las retenciones a la soja? ¿Sabrá el joven indignado que desde hace mucho tiempo que las derechas reaccionarias han venido agitando la ideología del eugenismo, esa que busca depurar y mejorar la raza eliminando a los portadores de genes no deseados? ¿Sabrá que los nazis llevaron adelante políticas eugenésicas para eliminar a los débiles mentales con argumentos científicamente legitimados? ¿Recordará, acaso y pese a su edad, las políticas de esterilización que llevaron adelante laboratorios norteamericanos entre las poblaciones aborígenes en distintas partes de América latina?
O, si es algo más refinado y leyó otras experiencias que avalen su proyecto de control de la natalidad, podrá utilizar como argumentos las experiencias eugenésicas llevadas adelante con población negra en los Estados Unidos a comienzos de siglo XX o entre enfermos mentales y criminales por los suecos en la década del cincuenta.

Seguramente la idea se le ocurrió sin necesidad de tanta erudición y respondiendo a un reclamo espontáneo y visceral, de esos que no necesitan de mediaciones racionales ni de sesudas explicaciones sino que responden a lo que podríamos denominar el “efecto De Angeli”, ese que elimina de un tajo cualquier atisbo de reflexión crítica para vomitar una frase brutal y simple pero dicha, como si fuera un dechado de virtudes, por aquellos que son presentados, por los medios de comunicación, como la quintaesencia de la “gente honesta y trabajadora”. Simple y brutal.

Eliminemos a los pobres. Si ya viven arrojémoslos del otro lado del muro; si son adolescentes irrecuperables implementemos algún tipo de pena de muerte (¿creando escuadrones de “justicieros” tal vez inspirándose ahora no en suecos o en anglosajones sino en policías brasileños?); si no nacieron seamos inteligentes y, como los chinos, no dejemos que sigan reproduciéndose. Control de natalidad. Ya ni siquiera se trata de apelar a la filantropía o a las ONG que van por el mundo haciéndose cargo de los arrojados de la vida. La alternativa, ¿la “solución final” quizás?, es ahora más quirúrgica y contundente: impedir que sigan naciendo.

Están sucediendo cosas demasiado graves en nuestro país. Algo huele mal en Dinamarca y el olor de un estofado nauseabundo va desplegándose entre nosotros sin que los grandes medios de comunicación siquiera lo pongan en cuestión o lo señalen con un dejo de preocupación. Todo lo contrario. Allí están las cámaras y los movileros con sus preguntas desquiciantes y reproductoras, como si fueran un eco multiplicador, de las voces del resentimiento que, naciendo del dolor, son utilizadas como nuevos lenguajes de la represión y de la violencia. La cámara que se regodea en la turba que casi lincha al fiscal remitiéndonos ya ni siquiera al far west sino a una lógica de la barbarie pero traducida como reacción “natural y genuina” de los vecinos indignados.

A medida que la lógica de la inseguridad se instala como promesa de catástrofes inevitables y cotidianas; a medida que más cadáveres sean arrojados al centro impúdico del espectáculo mediático; a medida que se van crispando los ánimos y las palabras y los actos dejan de limitarse para pasar a la acción más simple y brutal, lo que se irá reproduciendo de manera exponencial es ese fascismo capilar que irá envolviendo al sentido común, pero no aquel de la Recoleta o el de los vecinos ricos de San Isidro, sino el de aquellos que están muy cerca de la línea que separa a los pobres de los indigentes, a los que tienen trabajo y una casa decente de los que viven en la intemperie o en esas villas laberínticas atravesadas por la miseria y el más profundo de los abandonos.

Un núcleo duro de intolerancia y pedido de mano dura se irá desparramando desde esos suburbios oscuros en los que una guerra sorda astutamente convertida en lenguaje espectacular por los medios de comunicación hará confluir esas manos que levantaron el cartel de la infamia con la proliferación de una política que apela a la lógica de la derecha para enfrentar el grave problema de la inseguridad urbana. Un estofado nauseabundo cuyas especias principales huelen a fascismo del sentido común, del odio más visceral, aquel que hunde sus raíces en el horror del otro, del diferente, de aquel que se ha convertido en la única y verdadera amenaza. Los pobres, los que viven en esas urbanizaciones cloacales, son los responsables, el foco infeccioso que hay que combatir con los más diversos y sofisticados recursos. Pena de muerte y control de la natalidad. Balas y esterilización. Escuadrones de la muerte y doctores Mengele. ¿Hacia eso vamos? ¿Para eso servirán los mapas de la inseguridad, para delinear con un rojo sangre la criminalización definitiva de la pobreza?

Fotos, frases, cámaras, golpes, gritos, insultos, todo está allí para trazar la imagen de un tiempo de clausura; de clausura de la democracia, del derecho a la vida, de la búsqueda de la reparación de aquello que fue destruido por los mismos que hoy se solazan con estos brotes de fascismo capilar y cotidiano. Los buitres de la derecha están sobrevolando el escenario listos para abalanzarse en picada y sin ninguna clemencia; listos para llevar adelante, una vez más, sus experimentos sociales; listos para multiplicar la lógica de la represión y de la violencia y para seguir arrojando a las cloacas carcelarias a aquellos que no han sido abortados directamente desde el vientre materno. Algo de todo esto, aunque ese joven no lo supiera, se guarda en ese cartel de la infamia que la cámara capturó como ejemplo de conducta ciudadana, republicana y virtuosa. Allí, nos dicen y nos muestran hasta el hartazgo los opinólogos y comunicadores profesionales, los que se ofrecen como dechado de virtudes democráticas, no hay violencia, de la misma manera que tampoco la hay en un sistema económico que ha ido multiplicando entre nosotros la concentración de la riqueza, la destrucción del trabajo y la distribución ya no de los panes sino de la miseria entre gran parte de nuestra población. Como decía el viejo Jean Paul Sartre: “La corrupción es el sistema”. El peligro que está ahí, entre nosotros, es que ahora a los pobres no sólo se los humille cada vez más acentuando sus carencias sino responsabilizándolos de los males que nos aquejan. Los fascismos históricamente se han nutrido de esta lógica y de este prejuicio. No lo subestimemos. 2

http://www.elargentino.com/nota-37904-El-fascismo-y-la-ola-de-inseguridad.html

relacionadas.

"HONRAR LA VIDA, EN VISPERAS DE DEFINIR" LA INSEGURIDAD POLITICA - Apr 22

PERIODISMO INFAME: LA FABRICA DE HIJOS - Apr 06

DE NARVAEZ: DIPUTADO DE AMERICA cargos excluyentes

El famoso fascista - 17 Mar

*La clase media "fascion" - Sep 30

*LA CULTURA DE LAS CLASES MEDIAS - LA CLASE MEDIA Y ALTA - Sep 05

ZAFFARONI: SOBRE LOS MENORES DE 14 AÑOS... Y FEINMAN, EL OTRO... - Apr 13

DOS MODELOS EN DISPUTA EN LA SOCIEDAD - Apr 07

debate: el modelo, Carlos Heller - Lopez Murphy - Apr 20

ANIBAL FERNANDEZ CON LANATA - Apr 18

INSEGURIDAD Y JUSTICIA POR MANO PROPIA... LOS PELIGROS...

DE NARVAEZ: DIPUTADO DE AMERICA - Apr 13

NUEVO DICCIONARIO POLITICO ARGENTINO - ILUSTRADO - Apr 22

0 comentarios:

Entrada destacada

¿No se crearon puestos de trabajo en los últimos 4 años?

Víctor Hugo transmitió en vivo. 9 de septiembre a las 8:50 · Facebook Mentions · Es #falso que en los últimos años no se creó #emple...

Blog Archive

Etiquetas