Lo que circula por los medios

31 de agosto de 2009

Agresiones a la vera de la ruta - PINCHARON LOS NEUMATICOS DEL AUTO DE PAGINA/12


Lunes, 31 de agosto de 2009

PINCHARON LOS NEUMATICOS DEL AUTO DE PAGINA/12
Agresiones a la vera de la ruta

Por Sebastián Premici
Desde Olavarría

Cosas raras pasaron en la ruta entre Olavarría y Azul este fin de semana. No sólo por los exabruptos de algunos dirigentes supuestamente autoconvocados, como Cristina Boubee, que propuso un “cambio drástico” de autoridades en el Poder Ejecutivo, sino también por un extraño episodio que aconteció el sábado por la noche. Alguien provocó la pinchadura de dos neumáticos de la camioneta West Falia modelo 80 –propiedad del fotógrafo Daniel Dabove– que fue utilizada por Página/12 para recorrer ambas ciudades. Cada neumático sufrió dos cortes iguales realizados con un elemento punzante. No hay nadie para acusar. Sin embargo, el clima beligerante que se vive al costado de la ruta y los discursos de los productores cargados de una violencia llamativa y alarmante fueron el caldo de cultivo propicio para la agresión.

Para dar cuenta del clima de intimidación basta un ejemplo. Después de cinco minutos de llegar al cruce de la ruta 226 y 51, Página/12 se acercó a un grupo de productores. El diálogo comenzó así:

–Te estaba mirando y no sabía si irte a cagar a trompadas. Pero te di un changüí para que te presentes.

Así de directo fue el recibimiento –en una línea delgada entre una mala broma y una amenaza– de parte de una persona que no quiso dar su nombre, pero aclaró que lo llamaban “el tucumano” y que era un simple autoconvocado.

Después de hablar un rato y escuchar sus razonamientos sobre la patria y demás cuestiones, dijo:

–A ver, porteño, pensá un poquito (y se acercó como para susurrar). En Olavarría no queremos subsidios, a ver si se lo podés hacer entender a la Presidenta.

Del cruce de la ruta 51 y 226, Página/12 se trasladó al peaje de Hinojo, que une Azul y Olavarría, para cubrir otra protesta y luego retornó al cruce. Horas más tarde, las ruedas de la camioneta aparecieron pinchadas.

–¿Qué hacen acá? –preguntó el mecánico que asistió a este diario.

–Somos periodistas, estamos cubriendo la protesta agropecuaria.

–Entonces no hay duda de que el corte fue a propósito –respondió.


http://www.pagina12.com.ar/diario/economia/subnotas/130896-42178-2009-08-31.html

-----------------------
Lunes, 31 de agosto de 2009

LOS RURALISTAS CONCLUYERON SU TERCER DIA DE LOCKOUT CON POCA PARTICIPACION Y CRITICAS DE OTROS SECTORES
Rating bajo en el campo y en la ciudad
“No todo gira en torno al campo, no son los únicos que tienen problemas”, fue la reflexión más escuchada por Página/12 de parte de comerciantes, vendedores y empleados en la ciudad bonaerense de Olavarría.

Por Sebastián Premici
Desde Olavarría

En la ruta 226 en Olavarría hay pocos productores sosteniendo el octavo lockout agropecuario –más allá de que los dirigentes de la Mesa de Enlace aseveren que hay un 100 por ciento de adhesión– y en la ciudad tampoco hay mucho movimiento y expectativa de que una nueva protesta de estas características tenga algún efecto. “No todo gira en torno al campo, no son los únicos que tienen problemas”, es la reflexión más escuchada por Página/12 de parte de comerciantes, vendedores y empleados. Por eso, para convocar adeptos, la Sociedad Rural de Olavarría, comandada por Norma Urruty, una ganadera con 700 hectáreas, publicó una solicitada en el diario local El Popular acusando al gobierno nacional de convocar a un “falso diálogo y gastar el dinero del pueblo en Aerolíneas Argentinas y el fútbol” pero no en el “campo”. La idea es movilizar a la ciudadanía como el año pasado, tarea que por ahora está lejos de lograrse. Por otro lado, en Azul también hubo una escasa concurrencia de ruralistas y en Las Flores, participaron de la protesta ayer al mediodía solo tres personas. Hoy habrá una asamblea en Bolívar para determinar los pasos a seguir.

Las charlas de café son un termómetro del sentido común. En uno de los pocos bares abiertos un domingo por la mañana, seis personas en una mesa dirimen si está bien o no el “paro agropecuario”, si hay que apoyar a los productores en las rutas, o avanzar en los cortes totales o parciales. Estas diferencias que aparecen en una mesa de café, también están diseminadas por toda la ciudad.

“Qué raro que haya poca gente en la ruta, la última vez tuvo mucho apoyo. El tema es que todos tienen problemas, no sólo el campo”, afirmó a Página/12 Mirta, la encargada del Hotel Olavarría. El año pasado, cuando la protesta ya estaba sobre la ruta y producto de los cruces entre los ruralistas y los camioneros a los que no dejaba pasar nada, la llegada de viajantes al pequeño hotel había disminuido un 40 por ciento. Ahora, como consecuencia de la crisis económica, la cantidad de viajantes también es menor, lo que indicaría que hay una menor venta de mercadería en toda la ciudad, según el razonamiento de Mirta.

“Está todo parado, mirá la calle, no hay nadie”, afirmó a este diario Roberto Cavelo, dueño de un cíber y un polirrubro. Eran las 11 de la mañana cuando este diario hizo la recorrida por la ciudad. “Decí que acá siempre viene alguien a comprarte algo”, aclaró enseguida el comerciante.

Cada uno tiene su versión de los acontecimientos. Todos dicen apoyar la protesta del campo, comparten el motivo por el cual están reclamando pero dicen rechazar los cortes de ruta, y en esta ocasión, también se suma la crisis que golpea a diferentes zonas del país, lo que hace que cada uno esté preocupado por su situación. Sin embargo, a veces las diferentes interpretaciones sobre los acontecimientos dan una mirada muy maniquea sobre el contexto. Cuando unos dicen que “todo se prende fuego”, como señaló el dueño del cíber a Página/12, otros dicen que la situación no está tan mal.

“Del primero al quince de cada mes, la calle está llena”, comentó Diego, encargado de un bazar ubicado sobre la avenida principal Vicente López. Por ende, aclara, si ahora no hay mucho público en la calle “es porque es fin de mes, época en la que todos tienen menos dinero”. Para dar una pauta del movimiento general, Diego comentó que durante el Día del Niño las ventas cubrieron las expectativas de los dueños del local.

El negocio agroexportador en estos últimos años no fue tan malo para los habitantes de la ciudad de Olavarría. Se dice que hay varios comerciantes –kiosqueros para ser más precisos– que armaron un pool de siembra. “Si ponés la plata hoy en el banco te dan un 10 por ciento de interés anual. Si la colocás en el campo, capaz que sacás un 30 por ciento”, indicó a este diario un pequeño productor de 20 hectáreas.

Después de varias horas, la polémica en el bar campestre continuaba. ¿A qué conclusión llegaron las seis personas? A ninguna, todo se diluyó en quién sería el próximo presidente de la Nación –por suerte todos hablaban de la vía institucional–, de por qué Alfredo De Angeli es más popular que Llambías. En definitiva, concluyó Rubén, el encargado del café ubicado en General Paz y Vicente López, “Olavarría es una ciudad poco participativa, no se ve mucho movimiento en la ciudad. Cada uno tiene sus propios problemas. No todos tienen el mismo interés que el campo”.


http://www.pagina12.com.ar/diario/economia/2-130896-2009-08-31.html
------------------------------------

Lunes, 31 de agosto de 2009

ENTREVISTA A OSVALDO LOVEY, INTERVENTOR DEL INSTITUTO DE COLONIZACION DEL CHACO
“La protesta pasa desapercibida”
El funcionario, ex dirigente de las Ligas Agrarias, aseguró que las entidades que integran la Mesa de Enlace no tienen capacidad de movilización fuera de la Pampa Húmeda, donde predominan los pequeños y medianos productores.

Por Fernando Krakowiak
Osvaldo Lovey es interventor del Instituto de Colonización del Chaco y ex dirigente de las Ligas Agrarias, un movimiento rural de pequeños y medianos chacareros enfrentado históricamente a la Federación Agraria. En diálogo con Página/12, sostuvo que en su provincia la Mesa de Enlace tiene escasa representación y remarcó que la protesta rural está pasando desapercibida. “Lo que están haciendo es un paro dominguero”, disparó.

–El año pasado, la Mesa de Enlace sumó a su reclamo contra las retenciones a un amplio abanico de pequeños y medianos productores. ¿Esta nueva protesta también cuenta con la adhesión de esos sectores?

–Durante el conflicto del año pasado, la Mesa de Enlace logró concitar la atención fundamentalmente de sectores urbanos. Los pequeños productores de todas las regiones del país dejaron en claro que hay otro campo que no está representado por la Sociedad Rural, Confederaciones Rurales, Federación Agraria y Coninagro. Basta con recordar las imágenes de aquellos cortes de ruta para darse cuenta de que a excepción de algunos grupos que se sumaron por razones políticas, como el de Raúl Castells, el resto eran grandes productores y algunos medianos. En Chaco, los pequeños productores nunca se sumaron a la Mesa de Enlace y ahora pasa lo mismo. El miércoles pasado, las entidades realizaron un acto en Charata, donde no llegaron a juntar 200 personas.

–La Federación Agraria dice que representa a los pequeños productores.

–En la práctica no es así. La Federación Agraria abandonó sus históricas reivindicaciones para seguir a los grandes productores. En los meses previos a la creación de la Mesa de Enlace, cuando ya había malestar por el porcentaje de las retenciones, decía que no estaba en contra de las retenciones siempre que fueran acompañadas de un precio sostén para los pequeños productores que les garantizara un margen de ganancia adecuado. Eso es muy diferente porque plantear precios sostén implica hacer un análisis de costos de producción zona por zona y a partir de allí establecer los márgenes que corresponden.

–¿Por qué modificaron su posición?

–Porque se integraron a la Mesa de Enlace y se aliaron con las entidades que históricamente han representado a los sectores oligárquicos de la economía agraria.

–Un cambio como el que usted remarca no se produce de un día para el otro.

–Fue la consecuencia de un proceso. En sus orígenes, Federación Agraria peleaba por los arrendatarios que tenían que alquilar tierras para poder trabajar, pero hoy representa a propietarios de la Pampa Húmeda, que les alquilan tierras a productores más grandes o pooles de siembra y viven de rentas. No laburan.

–El vicepresidente de Federación Agraria, Pablo Orsolini, es uno de los referentes rurales del Chaco.

–Federación Agraria se maneja en el Chaco apenas con media docena de referentes zonales y más abajo no tienen nada. Una cosa es arrogarse la representación y otra muy diferente es representarlos. De las 16 mil explotaciones agropecuarias que hay en el Chaco, más de 12 mil están por debajo de las 60 hectáreas y le puedo asegurar que no están representadas por ninguna de las entidades de la Mesa de Enlace.

–Tal vez no representan a los pequeños, pero sí a los medianos productores.

–Ni siquiera. La Asociación de Productores Chaqueños y las Ligas Agrarias reúnen a más productores medianos que la Federación Agraria, y a nivel nacional se expresan en el Foro de la Agricultura Familiar, que está coordinando acciones en el ámbito de la Subsecretaría de Desarrollo Rural y Agricultura Familiar de la Nación.

–Desde Buenos Aires parece que tuvieran una representación mayor.

–Los grandes medios de comunicación hacen ver la realidad de esa manera porque tienen un interés político detrás.

–¿Ni siquiera durante estos días de protesta se nota la presencia de los productores de la Mesa de Enlace?

–La protesta está pasando totalmente desapercibida y en el campo no hay actividad porque se está esperando la llegada de las lluvias para poder iniciar la siembra del girasol. Se han sembrado muy pocos lotes y el resto está prácticamente parado. Además, la venta de animales para consumo ya venía siendo mínima debido a la sequía. Lo que están haciendo es un paro dominguero.

–¿Y cuál es la situación de los pequeños productores?

–El pequeño productor no participa de la agricultura industrial. Está más vinculado con la producción familiar de frutas, verduras y hortalizas. Es un sector diferenciado que está presente en todas las regiones del país y que en muchos casos también tuvo que alquilar sus lotes a productores que siembran soja debido a la crisis en que han caído sus modelos productivos. Desde el Estado hay que trabajar con fuerza para que este sector vuelva a producir en forma directa. Se deberían aprovechar mejor las ventajas que ofrece la exportación de commodities. Establecer políticas diferenciales que garanticen un precio sostén por región y redireccionar las ganancias adicionales a la reactivación de la agricultura familiar porque necesitamos producir alimentos. La soja no es un alimento, es un forraje. Además, la agricultura familiar es el único sector del campo que va a generar mano de obra genuina. La agricultura industrial no genera mano de obra. Al contrario, la expulsa y la sustituye por maquinarias.

–Lo que propone es recrear una Junta Nacional de Granos.

–Por supuesto. No sé si de la misma manera, pero el Estado tiene que intervenir en el comercio internacional de los productos agropecuarios. De otra manera no se puede hacer porque si uno pretende que las multinacionales generen la distribución de la riqueza, estamos perdidos.

fkrakowiak@pagina12.com.ar

:
http://www.pagina12.com.ar/diario/economia/subnotas/130896-42177-2009-08-31.html

relacionadas,


MANIFESTANTES RURALISTAS A EMPELLONES PARTE 2 - LA RESERVA MORAL - Aug 21

MANIFESTANTES RURALISTAS A EMPELLONES CONTRA EL CONGRESO - Aug 21


Veto por el “error” de las retenciones - Aug 26

Ahora Federación Agraria se opone a la Ley de Arrendamientos - Aug 25

BUZZI LO MANDO A ESTUDIAR A ZLOTO... Y ZLOTO NO DIJO NADA... - Aug 20

0 comentarios:

Entrada destacada

¿No se crearon puestos de trabajo en los últimos 4 años?

Víctor Hugo transmitió en vivo. 9 de septiembre a las 8:50 · Facebook Mentions · Es #falso que en los últimos años no se creó #emple...

Blog Archive

Etiquetas