Lo que circula por los medios

24 de agosto de 2009

La incapacidad de asumir los duelos de los otros como duelos propios


Duelos en solitario por nuestros muertos

HACE unos días... con los recordatorios, los gritos contra la impunidad, los signos de indiferencia ante el dolor ajeno y los pedidos de justicia... vinieron a mi mente una palabras de Silvia Bleichmar... que a mi modo de ver siguen teniendo su valor de lectura del entramado de nuestro tejido social.


"Otra herencia simbólica de los 90' y de la dictadura, es la fractura del país en estamentos incapaces de asumir los duelos de los otros como duelos propios. Cicatrices queloides que separan a los padres de las victimas de Cromañon de quienes "no se olvidan" de Cabezas; a aquellos que recuerdan las bombas de la AMIA, a los familiares de las victimas de la Dictadura, de la Guerra de Malvinas, etc.
La dificultad para armar contextos compartidos es enorme. Entonces, cuando un país no puede armar contextos compartidos, es muy difícil realizar proyectos en común.
La recuperación de un proyecto en contra la impunidad, la posibilidad de llevar hasta ultima instancia el ejercicio de la justicia se convierte en el único elemento aglutinante para el conjunto del país."

Silvia Bleichmar - DOLOR PAIS Y DESPUES - 2007



IRAN - AMIA - BURSTEIN - D ELIA



http://www.youtube.com/watch?v=xUT5yak-FRU

relacionadas:
CROMAÑON - SENTENCIA - Aug 19

relacionadas 2

Irán acusó a la Argentina de "interferir en sus asuntos internos" - Aug 23

IRAN DESIGNA A UN ACUSADO POR EL ATENTADO A LA AMIA COMO MINISTRO DE DEFENSA - Aug 22

15 AÑOS POR LA JUSTICIA Y MEMORIA FRENTE A LA IMPUNIDAD - Aug 18

ATENTADO AMIA: 15 AÑOS - 85 VIDAS MENOS Y MUCHA IMPUNIDAD - Jul 17

CRISTINA EN LA ONU

KIRCHNER EN LA ONU - SOBRE LOS ATENTADOS SUFRIDOS EN LA ARGENTINA

La agraviante hipótesis de Luis D'Elía sobre la AMIA

D’Elía fue citado como testigo en la causa sobre el ataque a la AMIA

PORQUE A LOS JUDIOS??

*************************
El país: política y gobierno
Domingo 23 de agosto de 2009 13:14

"Va a tener que comprobar que soy un asesino a sueldo" D'Elía demandará al referente de familiares de la AMIA

El dirigente social kirchnerista Luis D'Elía adelantó esta mañana que iniciará una demanda judicial contra el referente de los familiares de la víctimas del atentado contra la AMIA por haberlo llamado "sicario" de Irán en el último acto conmemorativo en la sede de la mutual judía.

"Lo voy a demandar y va a tener que comprobar ante la Justicia que soy un asesino a sueldo de Irán, que es lo que quiere decir la palabra sicario", afirmó D' Elía, en declaraciones.

En el marco de un Cabildo Abierto de la Militancia que se realizó en el barrio porteño de Once, el dirigente kirchnerista se lamentó que Burstein "utilice a las víctimas del atentado a la AMIA para justificar la matanza israelí en Palestina".

Además, se mostró "orgulloso" de las medidas y de la agenda que tiene el Gobierno nacional de Cristina Kirchner, y sostuvo que Néstor Kirchner debe "trabajar con todos, incluido el PJ, pero no ser jefe de algunos". (NA)

http://www.lanueva.com/hoy/nota/3a11d32e98/22/35727.html

asociada: 15 AÑOS POR LA JUSTICIA Y MEMORIA FRENTE A LA IMPUNIDAD - Aug 18

*********************
fragmento nota:
Los intelectuales y el país de hoy

"Somos una extraña mezcla de talento, brillantez y derrota"
Por eso nos identificamos con Maradona, dice la psicoanalista Silvia Bleichmar
Noticias de Política: anterior | siguiente
Sábado 9 de diciembre de 2006


-En la Argentina actual, cantidades de niños y adolescentes mueren por causas que no son naturales. ¿Qué reflexión le merece ese fenómeno?

-Lo más grave es la naturalidad con que se aceptan esas muertes. En la Argentina, durante muchos años, la muerte de un niño o de un adolescente supo ser un escándalo. Ahora la sociedad lo toma como un efecto más de la vida contemporánea. La muerte dejó de horrorizarnos. Eso es muy grave, porque la muerte tiene que ser siempre un gran escándalo, y mucho más la muerte de los jóvenes, que invierte la ley natural. La Argentina arrastra una historia de homicidio de las nuevas generaciones desde los años 70. Pero en aquella época el fenómeno era epidémico, y ahora es endémico. El niño que murió en Palermo por las puñaladas que le dio un adolescente, la masacre en la escuela de Carmen de Patagones, el accidente brutal en el que murieron los chicos del colegio Ecos: en todos esos casos se advierte que en la sociedad cierran las llagas cada vez más rápido. En la Argentina, los duelos se realizan parcialmente. No hay duelos de conjunto. Algunos salen a pedir justicia por los chicos de Cromañón, otros están con el tema de los alumnos de Ecos, y así andamos, cada uno sufriendo su traumatismo, levantando su derecho a la vida y sin poder terminar de articular duelos compartidos.

-Más allá de lo colectivo, ¿cómo juega en los duelos individuales el hecho de que los familiares de las víctimas tengan que armar pancartas para pedir justicia frente a las cámaras de la TV, antes, incluso, de enterrar a sus muertos?

-Ese es un gran problema. La historia de impunidad en la Argentina hace que las víctimas no se sientan con derecho al tiempo de duelo y de reposo. Entonces se lanzan a la acción para pedir justicia y los duelos recién pueden producirse a posteriori.

-¿Es esto bueno o malo, desde el punto de vista psíquico?

-La justicia libera a las víctimas de la obligación moral de la venganza. La justicia debe tomar a su cargo la reparación del daño sufrido. En un país donde no hay confianza en esa reparación es muy difícil que la gente se conceda el tiempo del duelo con la convicción de que otros se harán cargo de investigar los hechos y juzgar a los culpables. Aquí, la gente sale a presionar inmediatamente. Eso los lleva a vivir lo que se llama un duelo paranoide.

-¿Fortalece a los familiares de las víctimas hacer público su dolor y su indignación en los medios?

-Los ayuda temporariamente. Algunas instituciones, como las Abuelas de Plaza de Mayo, han permitido una recomposición de duelos no elaborados. La comunidad de pares que han sufrido y que buscan reparación disminuye los efectos patológicos de un duelo. El duelo en soledad y rodeado por la incomprensión de los otros es mortífero. Sentir que el otro no entiende el sufrimiento que uno está padeciendo es terriblemente doloroso. En nuestro país, la gente comprende cada vez más el sufrimiento del otro, pero sólo como un ejercicio intelectual. La Argentina ha sido desmantelada de la capacidad de vibrar ante el sufrimiento ajeno.

-¿La televisión juega a favor de la empatía con el dolor del otro?

-En algunos casos, es maravilloso cómo y cuánto juega a favor. Los seres humanos somos sensibles ante el sufrimiento particularizado. El sufrimiento individual nos conmueve, mientras que las grandes catástrofes masivas sólo nos conmocionan intelectualmente. Este asunto no es menor, porque en la ruptura de la indiferencia está la base de la ética, dado que la indiferencia es el extremo de la crueldad. Lo que a mí más me impacta es la precocidad con que se instala el sentimiento ético en los niños: a partir de los dos o tres años, ya pueden sufrir por el sufrimiento del otro. Comento un caso que llegó a mi consultorio: una niña de menos de tres años cuya amiga había olvidado la muñeca en su casa no podía dormir porque pensaba que la amiga iba a extrañar a su muñeca. El niño que se identifica con el sufrimiento del otro a niveles muy básicos ya es un sujeto ético. En esa identificación reside la base de todo reconocimiento moral del otro y de su derecho. Una de las cosas más graves que se generaron en la Argentina de los 70 y se consolidaron en los 90 es la indiferencia emocional frente al sufrimiento ajeno.

http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=866104

*****************
Estela de Carloto 14 Aniv. Atentado AMIA




http://www.youtube.com/watch?v=I37U_xZbWos

************************

En la era Macri

MACRI - HELLER - DIFERENCIAS - Jun 15

*************************************************
miércoles 19 de agosto de 2009
UN DOLOR, SERÁ SIEMPRE TODOS LOS DOLORES


Esa mala costumbre de dejar colgados los dolores en el perchero de la casa, es una de las razones de nuestros fracasos colectivos.
Los descolgamos en cada homenaje, pero cada cual por el lado de su propia herida.
Debería alcanzar, por ejemplo, con nombrar a Sebastián, de apenas 5 años, frente al acto en la AMIA cada mes de julio, para darnos cuenta.
Mirar su ojos en la fotografía, es ponerle una mirada de infinita tristeza a lo que somos.
Es él quién interpela a todos; ¿por qué no le dijeron dónde quedaba el cielo y su contracara de horror?
Hay un dolor universal que no tiene más espejo que su propio dolor, que no tiene vueltas, ni el flaco perdón de dios, como diría Juan Gelman hablando de los Hijos de los desaparecidos.
Es un dolor que no sabe de victorias ni derrotas, y que se hace más hondo cuanto más niño es el alma que se llevan.
O más niña es la muñeca despedazada entre los escombros de una casa destrozada por los genocidas.
Todos los muertos duelen por igual, pero un niño mucho más que todos.
Ayer, mientras se escuchaba esa sirena anual que hace vibrar todas las cuerdas de la memoria, todas las voces, todos los silencios, todas las derrotas, no fueron pocos los que buscaron unir lo que está llamado a unirse.
Hay que aprender a juntar de una buena vez, todos los dolores que sobre su espalda, carga este pueblo y sangra esta nación.
Por que los muertos se parecen entre ellos.
Y por eso mismo, los asesinos y sus cómplices también se parecen entre ellos.
Hay que rehacer, hasta que alumbre desde un solo faro, ese rosario de humanidad que junte los fragmentos de una historia rota.
Poder unir a los 700 obreros masacrados de la Semana Trágica de 1919 con los 1500 asesinados en la Patagonia, tres años después.
Besar la frente de los casi 400 asesinados en el bombardeo de Plaza de Mayo en 1955 y alzar entre los brazos a esos niños de guardapolvo blanco que justo ese día sacaron de paseo a su inocencia.
Hay que juntar ese dolor aún impune con los muertos de José León Suarez y los de la Masacre de Ezeiza y los de Trelew y los de Fátima, Palomitas y Margarita Belén, durante el genocidio de la dictadura.
Hasta llegar con el abrazo a los muertos en la embajada de Israel en 1992.
“Siempre disparan desde la derecha de la pantalla, señora”, tendrían que advertir por la televisión.
Siempre es el pueblo el que muere en esta pesadilla.
Los asesinos, siempre cargan sus armas y la impunidad que necesitan en el mismo almacén donde atiende la muerte por un buen precio.
Lo sabían bien Kosteki y Santillán, pero igual la enfrentaron con su propia vida.
Hay que juntar estos dolores colectivos para que la historia no la sigan escribiendo sólo los que ganan, como cantó Baglietto ayer.
Si así ocurriera, se entendería mejor a los lenguaraces de los patrones rurales, presionando a punta de soja a cada senador, a cada diputado.
Se entendería mejor la proclamada candidatura de Duhalde por boca de Carlos Reutemann.
Se entendería mejor que Patricia Bullrich se ampare en sus fueros para escapar de la querella por calumnias que le inició el ex preso político de la dictadura, Julio Piumato, dirigente judicial y Secretario de Derechos Humanos de la CGT.
También se entendería la ruptura de relaciones con la Argentina, declarada por la dictadura cívico-militar de Honduras.
Y en este marco de ideas, se entendería mejor, la porfía de Mauricio Macri reafirmando al ex comisario Fino Palacios como jefe de su policía.
Si la fragmentación de los dolores colectivos les permitió abrir un pasillo para que se escapen los injustos, habrá que cultivar la memoria por los siglos de los siglos para saber quién es quién, cómo y cuándo, donde y por qué se los llevaron.
Y para que no vuelvan a escapar.
En estos días en que algunos sectores con mucho poder tratan de demonizar al Gobierno de la democracia, dedicándole todas las tapas de sus diarios para difamarlo, pareciera que esta ratificación de Macri es también otra provocación de la impunidad contra los viejos y los nuevos dolores que están colgados allí, en el perchero.

Jorge Giles. El Argentino. 19.08.09
http://www.elargentino.com/nota-54345-Un-dolor-todos-los-dolores.html
Publicado por Jorge Giles

0 comentarios:

Entrada destacada

¿No se crearon puestos de trabajo en los últimos 4 años?

Víctor Hugo transmitió en vivo. 9 de septiembre a las 8:50 · Facebook Mentions · Es #falso que en los últimos años no se creó #emple...

Blog Archive

Etiquetas