Lo que circula por los medios

1 de agosto de 2009

UNA MESA DE ENLACE QUE NO ESCUCHA...


VIDEO 1


http://www.youtube.com/watch?v=uws-GrgQoUI
VIDEO 2


http://www.youtube.com/watch?v=qcvjToQl5HM


VIDEO 3



http://www.youtube.com/watch?v=u0I8KtrFdFs

RELACIONADAS;

Plan de los sectores dominantes - Jul 27

SI MIRTHA FUERA PRESIDENTA



http://www.youtube.com/watch?v=LoUwuGPHRCY

**********************
678 REPERCUSIONES REUNION GOBIERNO MESA ENLACE


http://www.youtube.com/watch?v=QR4_DLgpU5c

*************************
678 REPERCUSIONES SUBSIDIOS TAMBEROS



http://www.youtube.com/watch?v=_yVaS2x0vc4

**********************
TRABAJO INFANTIL EN EL CAMPO


http://www.youtube.com/watch?v=OTfJaDld4Vw
**********************************

Sabbatella: “La mesa de enlace no representa a todo el campo”
sábado, 01 de agosto de 2009


El Diputado electo sostuvo que la postura de la Mesa de Enlace demuestra su matriz autoritaria; su falta de voluntad para el diálogo; y su incapacidad de representar al campo.

Sábado, 01 de agosto de 2009. El diputado electo Martín Sabbatella criticó la postura de la Mesa de Enlace en el marco del diálogo realizado por la gestión de la presidenta Cristina Fernández de Kichner

El Intendente de Morón sostuvo que la postura de este sector "vuelve a demostrar su matriz autoritaria y su falta de voluntad para el diálogo" y remarcó que sólo "representa a los grupos concentrados"

"No les escuché una sola propuesta respecto a cómo hacer para financiar las políticas públicas si se desfinancia el Estado o cómo mantener los precios de los alimentos si se bajan las retenciones y se liberan los mercados externos", dijo el Diputado electo en relación al pedido de eliminación de las retenciones de productos agropecuarios.

"El futuro de los pequeños y medianos productores no tiene que ver con lo que le interesa a la mesa de enlace", declaró Sabbatella. "Estos grandes empresarios agropecuarios son habilidosos en el manejo público de sus intereses. Se olvidan de la población bajo la línea de pobreza, y de la situación que afecta a pequeños productores y habitantes de pueblos del interior. Ellos logran instalar que el aumento de sus ganancias y su riqueza aparezca como una prioridad", opinó el dirigente de Nuevo Encuentro, actualmente a cargo del Gobierno de Morón.

Por último, remarcó que el lobby de los sectores concentrados "nunca puede ser la prioridad de la agenda pública" y que se debe acentuar como prioritario el desarrollo equitativo del país y la construcción de una matriz productiva y distributiva más justa. (Portal Contacto Político)


http://www.contactopolitico.com.ar/index.php?option=com_content&task=view&id=1308&Itemid=309

****************************
Sábado, 1 de agosto de 2009

EL PAIS › EN EL GOBIERNO SE MOSTRARON CONFORMES PORQUE HABIAN PODIDO HABLAR DE LOS PROBLEMAS CONCRETOS DEL SECTOR

Un encuentro que fue directo al grano
Al inicio, la presidenta Cristina Kirchner pasó a saludar. En la Casa Rosada decían estar satisfechos porque no hubo chicanas políticas. Y que la puja por las retenciones deberá pasar ahora por el Congreso.



Por D. M.
Apenas los cuatro dirigentes agropecuarios entraron a la oficina del jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, por una puerta que comunica con su despacho apareció la presidenta Cristina Kirchner y saludó a cada uno dándole la mano. “¿Cómo le va Biolcati?”, y así siguió la ronda mencionándolos por su apellido. “Los dejo con los ministros porque tengo reunión con los gobernadores”, les dijo al retirarse. Fue apenas un minuto. Luego ruralistas y los cuatro funcionarios (Fernández, los ministros Amado Boudou y Débora Giorgi, y el director de la Oncca, Emilio Eyras) se sentaron alrededor de la mesa rectangular del Jefe de Gabinete y fueron a los papeles, sin prólogos, para consumir dos horas cuarenta en una reunión que al fin de cuentas dejó bastante conforme al Gobierno.

Esa conformidad, según explicaban anoche altos funcionarios de la Casa Rosada a Página/12, estuvo dada básicamente porque se trabajó sobre temas concretos del sector, dejando de lado chicanas políticas que abundaron antes, durante y después de cada encuentro desde marzo de 2008, cuando empezó el conflicto por las retenciones. Es decir que, desde la óptica de los funcionarios, los ruralistas no se plantaron en esta reunión como adversarios políticos, algo que había ocurrido casi invariablemente desde el inicio de la confrontación y hasta hace pocos días, cuando el presidente de la Sociedad Rural, Hugo Biolcatti, se adjudicó sorpresivamente la victoria respecto a las elecciones del 28 de junio.

La reunión arrancó con la enumeración de las demandas que hicieron los representantes de las cuatro cámaras, a veces interrumpidos con pedidos de precisiones de Giorgi y de Eyras. Luego Fernández les trasmitió las medidas que ya había decidido tomar el Gobierno: apertura de la exportación de trigo, maíz y carne, reducción del encaje a un 30 por ciento en bodega de siete cortes especiales de carne y eliminación para la termoprocesada y menudencias, incentivo a la cría de novillos pesados y reducción del plazo para aprobar las exportaciones de hasta 5 días. Las cuatro medidas estaban incluidas en los pedidos de los ruralistas.

A partir de allí volvieron sobre el resto de los temas. Hubo tres planteos centrales de parte de los dirigentes de la Mesa de Enlace, dos que tuvieron guiños de resolución –o al menos de avances– por parte del Gobierno y una con pronóstico “no positivo”, como dijo Julio Cobos al votar en el Senado en aquella madrugada de euforia para los directivos agropecuarios. Uno de los planteos fue el desfinanciamiento de muchos productores. Boudou respondió que estaban en condiciones de bajar un poco las tasas del Banco Nación y ampliar la cantidad de productores con acceso a esos créditos. Otro pedido fue el de conocer los resultados del censo agropecuario realizado el año pasado y obtuvieron un sí del Gobierno. Y, por supuesto, la traba fue una vez más la baja de las retenciones.

Aníbal Fernández explicó lo obvio: que tomar esas medida generaría déficit fiscal, y que eso no sólo no le conviene al Gobierno sino tampoco a los exportadores. “Si ustedes me dicen a quien se lo sacamos para dárselos a ustedes lo podemos estudiar. Nosotros por ahora no lo vemos viable”, les dijo Fernández. El titular de Coninagro, Carlos Garetto, planteó si esa postura podía variar en caso de aumentar la producción y por lo tanto los volúmenes de exportación. “Bueno, en ese caso tendríamos un cuadro de situación más favorable”, le respondió el Jefe de Gabinete.

Más tarde, el presidente de la Federación Agraria, Eduardo Buzzi, diría que al escuchar la conferencia de prensa de los funcionarios le pareció que estuvieron en reuniones distintas, porque ante la prensa Giorgi dio un listado de números para concluir –cómo informó ayer Página/12– que el Estado volcó al campo 21.739 millones de pesos en los últimos 15 meses y porque Fernández dijo que no había margen para bajar las retenciones, cuando, según el ruralista, en la reunión les prometió estudiar el tema.

En el Gobierno explican que, efectivamente, en la reunión Giorgi no hizo el repaso de los números y que Fernández prometió analizar la baja de las retenciones sólo en un marco de crecimiento de la producción. Con ese cuadro de situación, el Gobierno coincide en un punto con los ruralistas: la pelea por las retenciones ahora se concentrará en el Congreso.

:
http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/subnotas/1-41574-2009-08-01.html


***********************
Sábado, 1 de agosto de 2009
EL PAIS › LOS RURALISTAS OBTUVIERON NUEVAS CONCESIONES POR PARTE DEL GOBIERNO

No se fueron con las manos vacías
Si bien no lograron una rebaja de las retenciones, el Gobierno les anunció algunas flexibilizaciones en materia de exportaciones e incentivos para la producción de carne que traerían una mejora en los precios.



Por Fernando Krakowiak
La Mesa de Enlace se fue sin novedades en materia de retenciones a la exportación de granos, pero obtuvo varias concesiones, sobre todo para la ganadería. Lo que sigue es un detalle de las novedades que comunicó ayer el gobierno:

1 Apertura de los registros de exportación de trigo y maíz. Es la medida que genera más dudas porque el Gobierno subordina este punto al abastecimiento del mercado interno. Por lo tanto, su argumento suele ser que las exportaciones están abiertas, pero no hay remanente exportable comprobado. Ayer, en cambio, la ministra de la Producción, Débora Giorgi, aseguró que en base a las últimas declaraciones ante la Oncca se pudo determinar que hay un remanente de 1 millón de toneladas de trigo y de 1,3 millón de toneladas de maíz que se podrán exportar en lo inmediato.

2 Se agilizan los Registros de Operaciones de Exportación. A partir de ahora la Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario (Oncca) tardará sólo un máximo de cinco días para otorgar los ROE rojo (necesarios para exportar carne), ROE verde (para granos) y los ROEL (para lácteos). En la Oncca afirman que ese venía siendo el plazo de los ROE rojo para cortes de alta calidad y de los ROE verde, mientras que para los ROE rojo destinados a la exportación de cortes comunes y los ROEL el tiempo de espera era de quince días. Por lo tanto, en los hechos sólo en estos dos últimos casos se debería notar la diferencia. Los ruralistas querían la eliminación de los ROE, pero el Gobierno los defiende, pues afirma que sirven para tener un registro de las exportaciones y diseñar políticas públicas.

3 Reducción de los encajes de exportación. Se anunció una reducción de los encajes vigentes para la exportación de carne del 65 al 30 por ciento. Esto significa que a partir de ahora los frigoríficos podrán exportar el 70 por ciento de lo que tengan en sus cámaras. Además, el encaje para los cortes especiales de alto valor (lomo, bife angosto, cuadril, bife ancho y tapa de cuadril, entre otros), menudencias y termoprocesados directamente se elimina. Por lo tanto, al tomar el conjunto de las exportaciones el encaje real va a estar incluso por debajo del 30 por ciento. Esta medida beneficia a los frigoríficos que tendrán menos capital de trabajo inmovilizado y mayor utilidad. Los productores también se verán beneficiados porque ahora saben que la exportación está prácticamente liberada y no les podrán tirar para abajo los precios con el argumento de que no se puede exportar.

4 Incentivar la terminación de novillos pesados. Para incrementar la oferta de carne, el Gobierno le otorgará a los invernadores dos pesos por cada kilo que engorden los novillos hasta un máximo de 100 kilos, pero sólo si están terminados. En el sector se entiende que un novillo pesado está listo cuando llega al menos a 460 kilos. En la actualidad, los animales se envían a faena con un peso promedio cercano a los 260 kilos. Por lo tanto, en los hechos los invernadores deberán engordar el novillo más de 100 kilos para cobrar el subsidio. La propuesta que ayer se le presentó a la Mesa de Enlace fue consensuada con la Asociación de Productores Exportadores Argentinos (APEA), que agrupa a más de 30 consorcios asociativos en nueve provincias. Esta entidad estimó que en los primeros seis meses de implementación de la medida se podrían sumar al mercado 150 mil nuevos novillos pesados, lo que supone un costo fiscal inicial de 30 millones de pesos. En el Gobierno prevén que en dos años las compensaciones alcanzarían a 2,4 millones de cabezas, elevando el costo a 480 millones de pesos. No obstante, una parte de ese desembolso se recuperaría a partir de los mayores ingresos provenientes de las retenciones, pues la mayoría de los cortes del novillo pesado tienen como destino la exportación.

Si bien el subsidio irá a los invernadores, también se espera incentivar la cría de ganado porque la demanda de animales se incrementará y eso, combinado con la rebaja de los encajes, hará subir el precio de la hacienda. El efecto no deseado es la disminución de la oferta de carne que se podría producir en el corto plazo. El modelo que venía promoviendo el gobierno a través de los feedlots apuntaba a garantizar la provisión de carne enviando a faena animales relativamente pequeños. Ahora, en cambio, se incentivará un mayor engorde para incrementar la oferta con igual número de cabezas. Eso implica que muchas de las cabezas que iban a faena con 260 kilos ahora seguirán engordando y faltarían en el mercado entre tres y seis meses, lo que demora la terminación de un novillo pesado. Igual los especialistas consultados por Página/12 afirmaron que en algún momento había que tomar esta decisión para garantizar una provisión fluida en el mediano plazo y lo mejor es empezar en el invierno cuando la demanda cae.

http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/subnotas/129224-41572-2009-08-01.html

*************************
Sábado, 1 de agosto de 2009

EL PAIS › REUNION DEL GOBIERNO CON LOS CUATRO INTEGRANTES DE LA MESA DE ENLACE. MEDIDAS Y CONTRAPUNTO POR RETENCIONES

Hay una sola cosa que le interesa al campo
En cada una de las negociaciones, como la de ayer, los dirigentes del campo se llevan un beneficio para sus bolsillos, pero insisten por el premio mayor: la rebaja a las retenciones a la soja. Pese a todo, existe acercamiento por la carga al maíz y al trigo.

Por Sebastián Premici
l Gobierno y las entidades agropecuarias volvieron a estar mano a mano en la Casa Rosada. Luego de la derrota electoral del oficialismo y el llamado al diálogo por parte de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, los cuatro dirigentes de la Mesa de Enlace estuvieron reunidos ayer con el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, la ministra de Producción, Débora Giorgi, y ministro de Economía Amado Boudou. Cristina Fernández de Kirchner pasó sólo a saludar. El Ejecutivo les presentó una serie de medidas para intentar calmar a los ruralistas, que no llegaron a convencerlos, como es costumbre a lo largo de todo este largo conflicto. Sobre el tema más conflictivo, las retenciones a los granos y en especial a la soja, el jefe de Gabinete enfatizó durante la conferencia de prensa que “no hay margen para bajar los derechos de exportación”. Incluso la ministra Giorgi aseveró que con los actuales niveles de retenciones, se alcanzará una “cosecha record” de 96 millones de toneladas.

Las patronales del campo dijeron sentirse “descolocadas” por las palabras de ambos ministros porque –según su versión– en la reunión se habría tocado el tema retenciones como algo en estudio. Sin embargo, tanto el Gobierno como la Mesa de Enlace saben que se deberá avanzar acerca de los derechos de exportación en el Congreso, punto que el Ejecutivo está negociando con la oposición (la UCR), a cambio de conseguir la aprobación de leyes claves como la delegación de facultades y los llamados superpoderes. Para no perder la costumbre, las patronales campestres dejaron abierta la posibilidad de volver a las protestas. Incluso, para subir la apuesta con el Gobierno, Garetto dijo que no asistirán al Consejo Económico y Social.

“Fue una buena reunión, ellos nos plantearon sus temas y nosotros argumentamos nuestros puntos”, enfatizó Aníbal Fernández, al término de la reunión. “Por momentos, al escuchar la conferencia de prensa, parecía que habíamos estado en dos reuniones diferentes”, señaló Eduardo Buzzi, titular de Federación Agraria. Este cruce –conferencias de prensa mediante– hizo recordar a los tiempos en que Alberto Fernández, ex ministro coordinador, era desmentido en público por las patronales. Sin embargo, en esta ocasión no se llegó a tal extremo.

“No tenemos una política anticampo, sino todo lo contrario. Tenemos una política pro producción. Por eso estamos tomando las medidas necesarias en función de nuestras posibilidad fiscales”, afirmó (Aníbal) Fernández. Lo que ofreció el Gobierno fue una reducción del encaje para la exportación de carne, un subsidio de dos pesos para el engorde de novillo pesado, la apertura de las exportaciones de trigo –con la condición del abastecimiento interno– y una aceleración en la entrega de los ROE de la Oncca (ver página 5).

“No es lo que hubiéramos pretendido como mínimo para aliviar la situación”, respondió Carlos Garetto, titular de Coninagro desde Palermo. Después de expresar su rechazo a las medidas, el ruralista dijo que “sin duda, analizaremos las propuestas gubernamentales”. La Mesa de Enlace fue al encuentro con dos puntos de máxima: la eliminación inmediata de las retenciones al trigo, maíz, sorgo, girasol y carnes y llevar los derechos de exportación de la soja al 25 por ciento. Además, para los que producen entre 700 y 1500 toneladas, crear un bono que sirva para el pago de Impuestos a las Ganancias. Estos son los mismos puntos que están incluidos en el proyecto de ley elaborado por el PRO, con el asesoramiento de Luciano Miguens, ex titular de SRA.

La presencia de Amado Boudou en el encuentro fue para enmarcar cualquier reclamo de los ruralistas en el contexto fiscal del país. El titular de Economía les explicó a los dirigentes de la Mesa de Enlace la necesidad de seguir manteniendo el superávit fiscal y un tipo de cambio administrado, política que se consigue con un buen stock de reservas en el Banco Central. “La rentabilidad de la soja y del campo es mucho mejor que la de otros sectores de la economía del país”, agregó Boudou. Y fue Aníbal Fernández el encargado de sellar la discusión sobre las retenciones, al menos en el ámbito de la Casa Rosada.

“No estamos en condiciones de reducir los derechos de exportación. Existe en el país una inversión muy fuerte en la promoción de políticas sociales del orden de los 41.000 millones de pesos que tienen que sostenerse con recursos del Estado”, fue la respuesta del jefe de Gabinete.

Una alta fuente parlamentaria aseguró a Página/12 que “Fernández de Kirchner debería repartir el juego hacia otros poderes y no concentrar todas las soluciones en su despacho”. Que ayer no se haya cerrado una negociación sobre las retenciones, abre la posibilidad de que el Congreso sea el otro ámbito de discusión. Los ruralistas seguirán presionado a los diputados y senadores para que no voten las facultades delegadas –incluyendo el código aduanero y la posibilidad de cobrar retenciones– mientras que el Ejecutivo está negociando con la oposición la aprobación de los superpoderes y las facultades delegadas a cambio de algunos retoques en las alícuotas.

El otro tema de máxima para los ruralistas fue la reorganización de la Secretaría de Agricultura y una quita de poder para la Oncca, que en la práctica tiene una mayor participación que esa otra dependencia. De hecho, las medidas presentadas ayer fueron elaboradas por Emilio Eyras, titular de la Oncca y Ricardo Echegaray, titular de la AFIP. Que en la reunión de ayer haya estado Eyras y no Carlos Cheppi, secretario de Agricultura, es un dato que la Mesa de Enlace no pasó por alto. “Las compensaciones (que son instrumentadas por la Oncca) no tienen futuro”, sentenció Llambías.

Hoy las cuatro entidades agropecuarias estarán en el palco de la inauguración de la Exposición Rural. Desde el escenario, frente a su público –las bases, como les gusta llamarlas– volverán a entonar sus reclamos con la misma virulencia de la última semana. “El mensaje de mañana (por hoy) será en concordancia con la situación del campo”, adelantó Biolcati. Como el cierre de la jornada de ayer, previo al clima de efervescencia para hoy en la Rural, los representantes de las entidades volvieron a hablar de las posibles protestas de las bases, que en su gran mayoría son orgánicas hacia las mismas entidades. Quien se refirió al tema con mayor claridad fue Eduardo Buzzi, quien tiene sobre sus espaldas la representación de muchos autodenominados autoconvocados.

“Las rutas son una consecuencia, los efectos no deseados de una situación compleja. El campo sabe que reclamará”, manifestó el titular de FAA, para ir subiendo el tono. “No hay relación entre lo que pasó el 28 de junio (las elecciones legislativas) y lo que ocurrió hoy (por ayer). No fueron generosos con las medidas. Siempre hay tiempo para las protestas, es un instrumento más. No vamos a dinamitar puentes por ahora pero estaremos atentos. Habrá múltiples asambleas y mucho accionar en el Congreso”, concluyó Buzzi.


http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-129224-2009-08-01.html

1 comentarios:

MONA dijo...

La mesa de enlace no escucha nada que no sea lo que quieren: volver a ser el GRANERO DEL MUNDO. Lo dijo Biocatti esta mañana en la rural.
Y claro. Cuando nuestro País era llamado “el granero del mundo” los terratenientes estaban muy conformes con su manera de ganarse la vida. En la medida en que sus riquezas pasaron de ser abundantes a fabulosas, nuestra oligarquía fue abandonando la sencillez campestre y se dedicó al lujo más desenfrenado. Entonces no invirtieron, no se modernizaron, no industrializaron sus productos, lo cual hubiera podido transformar a nuestro País en una potencia. Nuestros productores rurales cobraban las exportaciones en libras o en oro, y les pagaban a sus empleados y a sus proveedores nativos en pesos, generalmente devaluados. Cuanto menos valiera la moneda nacional, más ganaban ellos.
Saludos

Entrada destacada

¿No se crearon puestos de trabajo en los últimos 4 años?

Víctor Hugo transmitió en vivo. 9 de septiembre a las 8:50 · Facebook Mentions · Es #falso que en los últimos años no se creó #emple...

Blog Archive

Etiquetas