Lo que circula por los medios

15 de agosto de 2009

VICTOR HUGO MORALES: "He tenido la fantasía del regreso; tengo mucho quilombo y peleas"



VICTOR HUGO MORALES

"He tenido la fantasía del regreso; tengo mucho quilombo y peleas"

Víctor Hugo Morales

Nació en Cardona y empezó a relatar fútbol en Radio Colonia a mediados de los 60. Luego "bajó" a Montevideo y en Radio Oriental fue el creador de "Hora 25". De estilo crítico, confrontativo, publicó el polémico libro "El intruso" y cuestionó a figuras "intocables" de la década del 70, como Washington Cataldi, Miguel Restuccia y Fernando Morena. En 1981 emigró a la Argentina, donde también se opuso a "pesos pesados" como César Luis Menotti -en su momento de mayor apogeo- y de Julio Grondona. A Radio Continental llegó en 1986, tras el Mundial de México.

JORGE SAVIA

-¿Por qué "chocó" con la radio?
Avisos Google

-La crisis ha llevado a un achicamiento del horizonte de todas las radios en Argentina; también de la nuestra. Paradojalmente en el mejor momento de su programación en los últimos 15 años han llegado gerentes nuevos, internacionales, ya que ésta es una empresa internacional, que naturalmente no tienen por qué dominar la historia de la radio ni mi relación histórica con la radio.

-¿Entonces?

-Y… toman las clásicas medidas de adelgazamiento de la planta y, en nombre de eso, son capaces de arremeter hasta contra aspectos periodísticos que pueden ser sagrados en mi vida; por ejemplo, mi programa vespertino de fútbol (Competencia). Así que, cuando yo ví cómo venía la mano, pues me queda un año y tres meses de contrato, les he ofrecido que paguen el contrato, incluso con una quita.

-La situación es irreconciliable.

-Lo que pasa es que va a ser duro el tránsito de un año y tres meses conmigo desconforme y cada vez que me toquen un compañero yo salga con una reacción periodística al aire. No es elegante, ni conveniente, y después de "veintipico" de años de trayectoria me voy a encontrar con que la relación puede tocar fondo. No creo que haya salida, en la medida que el plan de achicamiento es real y lo vienen a cumplir gerentes de afuera, que no tienen dolor por lo que hacen.

-Trabajo no le va a faltar.

-No tengo ofertas. Trascendió que tengo cinco radios para ir y lo primero que digo es que yo acá tengo muchas dificultades para enrolarme en otros medios.

-¿Por qué?

-Porque yo he sido muy crítico de tanta gente que tiene que ver con el periodismo, que aunque ellos me llamen yo tengo que ver hasta qué punto yo puedo trabajar con determinada gente. De las cinco radios más importantes que hay en la Argentina, yo no estoy en condiciones de aceptar el trabajo de ninguna.

-¿Y en otros medios?

-De los canales de televisión, sólo podría aceptar el trabajo de uno o dos. Por eso repito: no estoy especulando con nada. No es que tenga una oferta, sino que a esta altura de mi vida elijo trabajar en una atmósfera que me agrade, sin tener que cruzarme con compañeros, ya sean o no del fútbol, que cuando los ves venir con cara seria, lo primero que se te ocurre preguntarles no es si les pasó algo en la casa, sino si lo echaron. Yo no sirvo para trabajar en un mundo así.

-La crisis manda.

-Sí, esto es una consecuencia de cómo está el mundo; pero también es una consecuencia de que, normalmente, cuando las empresas empiezan a tener problemas económicos, piensan en cómo ahorrar gastos y no cómo mejorar los productos y las recaudaciones. Esta es una radio que está en un momento extraordinario de la programación, con una gran aceptación pública, con un regimiento de audiencia notable en el último año, gracias a los profesionales que se incorporaron. Sin embargo, nos encontramos con esta situación tan traumática.

-¿Y no hay nada político detrás, ni nguna presión política, por ejemplo?

-No, no, esta es una muy conocida crisis internacional y esta vez no hay más que eso. Yo sé hay dos oque a ellos (los propietarios de la radio) les han jorobado muchísimo, pero nunca me han dicho nada, y estoy seguro que no hay ningún componente de ese tipo, por más que yo trabajo con una libertad que a veces me asusta: ni yo mismo me pongo frenos.

-¿Qué cosas pudieron haber molestado?

-A mí no me gustan los multimedios y lo digo, sobre todo cuando son muy multimedios. Un diario, un canal de televisión, una radio, acepto; pero cuando abarcan absolutamente todo se tornan en factores de poder muy pesados, dentro de los cuales no me gusta estar. Así que no hay un componente político en esto. A lo sumo, podría ser que sí existiese que me presionen por otro lado para que me caliente.

-¿Cómo visualiza el futuro, entonces?

-¡Qué se yo! ¡Tendré que pegar la vuelta en cualquier momento!

-¡Eeepaaa! ¿Es posible eso?

-Mirá… es difícil, por supuesto, porque entre los dos mercados hay tanta diferencia…pero te digo una cosa: por segunda vez desde el año pasado tuve la fantasía del regreso; porque ya tengo mucho quilombo, mucha pelea… me gustaría irme con el botín, con lo que he juntado y hacer un retiro más tranquilo. Porque… la verdad es que acá estoy peleado con el Grupo Clarín, no trabajaría con De Narváez, que es dueño de una radio y un canal muy importantes, con el gobierno no puedo trabajar porque la parte crítica de mi programa de la mañana ha sido muy irritativa y, por supuesto, ya me sacaron de ahí…

-Igual, para un "Ciudadano Ilustre de Buenos Aires", como lo nombraron, las raíces a esta altura de su vida están ahí…

-Yo diría que no es descabellado pensar en pegar la vuelta. La anécdota que siempre cuento es que me pasa una cosa increíble en mi vida: hace poco estaba en Madrid con amigos, tenía que volver porque estaba enfermo y dije: `Me tengo que internar cuando llegue a Montevideo`. Es una cosa graciosísima y curiosísima de mi mente: la referencia de retorno cuando estoy afuera, es Uruguay y es Montevideo.

http://www.ovaciondigital.com.uy/09/08/14/futinter_435689.asp

************************************
RELACIONADAS:

ERNESTO TENEMBAUM - AGUSTIN ROSSI - TENEMBAUM PERDIO LAS FORMAS - Aug 14

ELISA ¿HACIENDO LLAMADO DESTITUYENTE...? - Aug 11

relacionadas futboll

VICTOR HUGO MORALES: "He tenido la fantasía del regreso; tengo mucho quilombo y peleas" - Aug 15
VICTOR HUGO MORALES"He tenido la fantasía del regreso; tengo mucho quilombo y peleas"Víctor Hugo...(more)

Alfredo Zaiat: Monopolio - SER O NO SER - Y la distribución progresiva del ingreso. - Aug 15
Estado evita o impulsa a romper un monopolio está instrumentando una medida que promueve la...(more)

ERNESTO TENEMBAUM - AGUSTIN ROSSI - TENEMBAUM PERDIO LAS FORMAS - Aug 14
POST CON VIDEOS Y NOTAS------------------Vengo de lo de Mauri, donde escuché este triste...(more)

VER LA TELEVISION CON EL DICCIONARIO EN LA MANO - Aug 14
En estos días se pone en escena nuevamente, ( aunque desde el incio han sostenido estas mismas...(more)

REPERCUSIONES FIN CONTRATO FUTBOLL - Aug 12
PARTE 1 : EL FIN DE UN MONOPOLIO - Terminó el contrato con TSC - Aug 112009/08/12 18:59/4VIDEO 1...(more)

EL FIN DE UN MONOPOLIO - Terminó el contrato con TSC - Aug 11
EL POST TENDRA ACTUALIZACIONES PARTE2_ REPERCUSIONES FIN CONTRATO FUTBOLL - Aug...(more)

FUTBOLL PARA TODOS - CRISTINA CON LA CAMISETA PUESTA - Aug 20

---------------------------------
La Rue: La Argentina es Modelo - al referirse al proyecto de Ley de Comunicación Audiovisual -

- Jul 15

Aristegui con Frank la Rue: Ley de medios en argentina

PINO TE PLANTA CON LA LEY DE RADIODIFUSION - Jun 30

DE NARVAEZ DUEÑO DE MEDIO Y LA LEY DE RADIODIFUSION - DE NARVAEZ HACE LO QUE NO SE PUEDE HACER

Lanata - Mariotto - ley radiodifusión

AMERICA O DIPUTADO... DE NARVAEZ LO HIZO!!

- LEY DE SERVICIOS DE COMUNICACION AUDIOVISUAL - FOROS

Victor Hugo Morales y la Ley de Radiodifusión video imperdible

CLARIN PUBLICO UN COMUNICADO INEXISTENTE DE APBA, CRITICANDO EL PROYECTO DE LEY OFICIAL DE RADIODIFUSION

VICTOR HUGO MORALES: Los multimedios son lo suficientemente dañinos para nuestra profesión...

DE NARVAEZ: CAMPAÑA SUCIA Y CARGOS EXCLUYENTES

LEY DE RADIODIFUSION - Guillermo Mastrini - "UNO PUEDE APRECIAR UNA FALTA DE DEBATE"

***********************

Sábado, 15 de agosto de 2009


ECONOMIA › PANORAMA ECONOMICO

Monopolio

Por Alfredo Zaiat

El análisis de las consecuencias económicas y sociales de los monopolios es uno de los preferidos de los economistas ortodoxos porque es el opuesto a la sagrada ley de la libre oferta y demanda del mercado competitivo. Por ese motivo, dado que le han dedicado especial atención teórica a ese tema, resulta un interesante ejercicio abordarlo con la guía de uno de sus especialistas. También destacados pensadores de izquierda han desarrollado importantes aportes en esa materia. Pero para este caso la explicación proveniente del liberalismo evita interpretaciones erróneas o una doble lectura sobre las próximas observaciones. N. Gregory Mankiw, profesor en la Universidad de Harvard, escribió Principios de Economía, voluminoso manual para estudiantes que se utiliza en muchas universidades del mundo, publicado por la tradicional editorial McGraw-Hill. En una de sus lecciones indica que “no todos los bienes y servicios se venden en mercados perfectamente competitivos. En algunos mercados sólo hay un vendedor, y éste fija el precio. Este tipo de vendedor se llama monopolio. Por ejemplo, la compañía local de televisión por cable puede ser un monopolio” (página 42).

El ejemplo que utiliza para comenzar el capítulo “El monopolio” (páginas 197-214) es ilustrativo para comprender desde una visión económica, tomando distancia de las pasiones políticas, futboleras, mediáticas y alianzas corporativas, la reciente ruptura del contrato que unía a la AFA con la compañía dedicada a la transmisión por televisión de partidos de fútbol del campeonato local. Gregory Mankiw señala que si el lector (de su libro) tiene una computadora personal, probablemente utilizará alguna versión de Windows, que es el sistema operativo que vende Microsoft. Cuando la compañía creada por Bill Gates diseñó por primera vez Windows hace muchos años, solicitó a las autoridades los derechos de copyright y éstas se los concedieron. Le otorgaron el derecho exclusivo a fabricar y vender copias del sistema operativo Windows. Por lo tanto, si una persona quiere comprar una copia de Windows (legal) tiene que pagar el precio que Microsoft ha decidido cobrar por su producto. Mankiw concluye entonces que “Microsoft tiene un monopolio en el mercado de Windows”.

Con el fútbol existe una diferencia que se encuentra en que los derechos exclusivos (la transmisión por cable) no fueron fruto de una creación de la compañía de televisión, sino que les fueron cedidos por sus protagonistas reunidos en la AFA. Con Microsoft, o con las empresas farmacéuticas que diseñan nuevos medicamentos, el copyright, que deriva en posiciones monopólicas, se justifica en que brinda el incentivo a la investigación e innovación. Los derechos de exclusividad de la televisación del fútbol, en cambio, no nacieron por haber creado ese juego (los autores fueron los ingleses en el siglo XIX), sino que fueron cedidos por su dueño en Argentina (los clubes afiliados a la AFA), y han servido como el vehículo para la consolidación de un grupo preponderante, en propiedad directa e indirecta, del mercado de la TV por cable. Este es el factor relevante para acercarse a este tema en clave económica: la concentración y el ejercicio del poder dominante en el mercado del millonario negocio de la TV por cable a través de los derechos de transmisión del fútbol en forma exclusiva.

Mankiw explica que los monopolios surgen porque el gobierno u otro actor social (la AFA) han concedido a una persona o a una empresa el derecho exclusivo a vender un bien o un servicio. Recuerda que antiguamente los reyes concedían a sus amigos y aliados licencias exclusivas para hacer negocios. A veces pasa que esos reyes, por razones diversas o motivos inconfesables, deciden cambiar de amigos, como se verificó en estos días.

La causa fundamental para la existencia del monopolio son las barreras de entrada: es el único vendedor (los derechos de televisación) en su mercado (TV) porque otras empresas no pueden ingresar y competir con él. El profesor destaca que un monopolio, como Microsoft, no tiene competidores cercanos y, por lo tanto, puede influir en el precio de mercado de su producto. “Mientras que una empresa competitiva es un precio-aceptante, una empresa monopolística es un precio-decisor”, indica. El profesor de Harvard menciona que “la diferencia clave entre una empresa competitiva y un monopolio es la capacidad de este último para influir en el precio de su producto. Una empresa competitiva es pequeña en relación con el mercado en el que produce y, por lo tanto, considera que el precio de su producto viene dado por la situación del mercado. En cambio, como un monopolio es el único productor (o proveedor del servicio) puede alterar el precio de su bien (o servicio) ajustando la cantidad que ofrece en el mercado”. Una manera de observar ese funcionamiento es examinar la curva de demanda: es perfectamente elástica la de la empresa competitiva que vende un producto que tiene muchos sustitutos perfectos (los que ofrecen las demás empresas de su mercado), mientras que la de un monopolio es la misma que la de todo el mercado. Por lo tanto, el precio que cobra un monopolio es muy superior al costo marginal del producto, esto es el costo adicional en que incurriría esa compañía por una unidad más ofrecida al mercado. La diferencia sustancial entre los mercados que tienen empresas competitivas y los que operan con un monopolio es que en los primeros “el precio es igual al costo marginal”, mientras que en el otro “el precio es superior al costo marginal”. Esa brecha es lo que se denomina “beneficio monopolístico” o cuasi-renta monopólica, o sea una ganancia por encima del equilibrio de mercados competitivos.

Ese funcionamiento, según Mankiw, “desde el punto de vista de los consumidores no es deseable debido a ese elevado precio”. “Como las empresas monopolísticas no tienen el freno de la competencia, el resultado de un mercado en el que hay un monopolio no suele ser el que más conviene a la sociedad”, sostiene el especialista. Agrega que “como un monopolio conduce a una asignación de los recursos diferente de la que se obtiene en un mercado competitivo, el resultado no maximiza en cierto sentido el bienestar económico total”. Para sentenciar que “siempre que un consumidor paga un dólar adicional al productor como consecuencia de un precio monopolístico, su bienestar disminuye en un dólar, y el del productor aumenta en la misma cuantía”. Esto induce a evaluar que cuando el Estado evita o impulsa a romper un monopolio está instrumentando una medida que promueve la distribución progresiva del ingreso.

Incluso desde la corriente económica ortodoxa, como la de Mankiw, se plantea la intervención de los “poderes públicos hacia los monopolios”. Al respecto, detalla cuatro actitudes: 1) tratar de que los monopolios sean más competitivos; 2) regular la conducta de los monopolios; 3) convertir algunos monopolios privados en empresas públicas; o 4) no hacer nada. Si bien sostiene la superioridad del mercado, el profesor de Harvard destaca que entre los “diez principios de la economía” (detallados en el capítulo 1 del manual de referencia) se encuentra uno que establece que “El Estado puede mejorar a veces el resultado del mercado” (página 8). Precisa que existen “dos grandes razones por las que el Estado interviene en la economía: para fomentar la eficiencia y la equidad. Es decir, medidas que aspiran a aumentar la torta económica o a cambiar la forma en que se reparte”. Mankiw apunta que los economistas utilizan el término “falla de mercado” para referirse a las situaciones en las que el mercado no asigna por sí sólo los recursos eficientemente. Una de las causas de una “falla de mercado” es el monopolio.

Estas explicaciones acerca de cómo funciona un monopolio y su impacto en la sociedad que se ofrece en el manual de economía del profesor de Harvard colaboran para ampliar la comprensión de lo que ha sido un acontecimiento impactante en la última semana. Puede haber actores políticos y sociales más o menos simpáticos, especulaciones más o menos verosímiles sobre las intenciones, interrogantes sobre el curso futuro del negocio del fútbol y la televisión, defensas corporativas e incluso incertidumbres laborales, pero lo que resulta nítido es el impacto favorable que produce el fin de un monopolio desde el punto de vista de la economía y el bienestar social.




http://www.pagina12.com.ar/diario/economia/2-130025-2009-08-15.html

0 comentarios:

Entrada destacada

¿No se crearon puestos de trabajo en los últimos 4 años?

Víctor Hugo transmitió en vivo. 9 de septiembre a las 8:50 · Facebook Mentions · Es #falso que en los últimos años no se creó #emple...

Blog Archive

Etiquetas