Lo que circula por los medios

11 de mayo de 2010

Desendeudamiento para las Provincias Argentinas






Cristina Kirchner desendeudamiento provincias _20100510



http://www.youtube.com/watch?v=jEsQ-bdAvEg






http://www.youtube.com/watch?v=mcV7GRWXiR0

-+------------------
DESENDEUDAMIENTO FRAGMENTO ANALISIS PROGRAMA EL NOMBRE DE LAS COSAS


-----------------------------


Palabras de la Presidenta en la presentación del Programa Federal de Desendeudamiento de las provincias argentinas
lunes, 10 de mayo de 2010
PALABRAS DE LA PRESIDENTA DE LA NACIÓN, CRISTINA FERNÁNDEZ, DURANTE UN ACTO DE ANUNCIO DE MEDIDAS DEL GOBIERNO NACIONAL, EN EL SALÓN DE LAS MUJERES ARGENTINAS DEL BICENTENARIO, EN CASA ROSADA.


Muchas gracias, muy buenas tardes a todos y a todas; señores Gobernadores: tal vez algunos creían que cuando los llamaba para hacer reuniones en el quincho de Olivos - como he leído en algún medio - eran reuniones de carácter social. No yo nunca confundo la socialización o los momentos de esparcimiento y recreación con la política, siempre ha sido para mí algo muy serio. Pero además y mi propia historia, mi propia pertenencia, mi propio origen nos avala a este Gobierno y a estás políticas como tal vez las más federales que se han conocido en las últimas décadas en la República Argentina.



Y hoy con este Plan de Desendeudamiento para las Provincias Argentinas, un verdadero programa federal, que va a impactar notablemente en todas las economías regionales, ustedes lo saben muy bien. Pero además va a impactar en lo que es la administración de los recursos de los Gobernadores.



Yo no les voy a llamar "cajas", como comúnmente se denomina casi peyorativamente o despectivamente cuando se habla del Tesoro Nacional, o de los recursos de la Nación, la caja del Gobierno Nacional. No, no, no, la caja es si uno la utilizará para fines propios, pero todo lo que la Nación recauda, como todo lo que recaudan las provincias, se distribuye fundamentalmente en políticas que llegan a la sociedad a través de infraestructura, de educación, de salud, de mejores y también de asegurar pisos de protección social, que hoy tenemos el orgullo de decir son los más importantes de Latinoamérica.



Esta deuda de las provincias argentinas que se acumuló por lo que ya conocemos de las últimas décadas en nuestro país, por desequilibrios financieros, lo que era el famoso goteo, el compromiso permanente de la coparticipación; luego lo que fue el 2001, el surgimiento de las cuasi monedas, los rescates se fue acumulando deudas que ayudamos a rescatar y a refinanciar en aquella oportunidad pero que también exigían un nuevo replanteo, en condiciones de intereses y de gracias que son bastante mejores que las que consigue el Estado Nacional de sus acreedores externos, por cierto, pero no nos vamos a comportar con nuestras provincias y con nuestra sociedad como se comportan los acreedores externos, no solamente con la Argentina, sino -por lo que vemos - con todo el mundo que tiene deudas.



Por eso es este plan que contempla un plazo de gracias para la amortización de intereses y capital de un año y medio, pero además contempla una reducción neta hasta el año 2015 también de más del 40 por ciento va a significar para las provincias un salto cualitativo muy importante. Estamos distribuyendo además lo previsto por el artículo 5to de la Ley de Coparticipación de ATNs, que acumula 9.800 millones de pesos, desde el año 1995. No estamos hablando de los últimos dos o tres años, estamos saldando una deuda acumulada desde el año 1995 y las provincias son cinco en total: Santa Cruz, San Luis, Santa Fe, La Pampa y Santiago del Estero, que en aquellos momentos no firmaron, en el año 2002, porque no tenían deudas, se les reconoció también beneficios, giro automático también bajo la forma de fondos y similares a la coparticipación, que en el período 2002 al 2009 han acumulado 3.123 millones de pesos. O sea no es una injusticia hacia aquellas provincias que se han endeudado y las que no tienen deuda tienen un prejuicio; al contrario, producto de ese reconocimiento en el año 2002 también se les reconoció fondos especiales, que se han girado automáticamente - reitero - por 3.123 millones.



Por caso, la provincia de Santa Fe ha recibido - lo digo porque fue la que más recibió obviamente por su índice - 1.400 millones. Digo esto porque normalmente hay un discurso que se construye y que realmente no tiene sustento en los números y en lo que se hace porque siempre se ha tratado, por lo menos en nuestra gestión, de cumplir con todos los compromisos.



Hoy este fuerte impacto favorable que van a tener las finanzas provinciales, que en definitiva es la sociedad, porque en definitiva todo lo que gasta la Nación, ya sea en las transferencias automáticas de la coparticipación a las provincias, como las transferencias especiales por infraestructura, todo finalmente se distribuye en las provincias, o sea sería imposible gastar el Presupuesto Nacional dentro de los límites de la Casa Rosada, o dentro de los límites de la residencia de Olivos. Todo impacta en las actividades económicas de Norte a Sur y de Este a Oeste de las provincias.



Estamos haciendo esto en un momento muy especial, no solamente en nuestro país que está abordando nuevamente, yo creo, tal vez, la última etapa del canje de la deuda que implosionó en el año 2001, sino que también lo estamos haciendo en un momento muy especial del mundo, donde vemos que se intentan aplicar las mismas recetas que nos aplicaron a nosotros y que provocaron la eclosión del año 2001.



Hemos votado, el Fondo Monetario Internacional - como miembros de ese Fondo - favorablemente obviamente para que se le otorgue el préstamo a Grecia, pero también un voto crítico en el sentido de aclarar las consecuencias terribles que va a tener y además la incongruencia, la inconsistencia fundamentalmente de pretender achicar el Producto Bruto de un país y que al mismo tiempo esa Nación pague más deuda de la que tenía, al momento de la crisis. No hace falta ser economista para decir que si se achican mis cuentas y se achican mis números producto del ajuste, por la plata que me prestan porque no pude pagar y que es mucho más dinero del que antes debía, es claro que no voy a poder pagar lo que me están prestando. Es claro también que vuelven a repetirse recetas donde en realidad lo que se intenta es un rescate del sector financiero, de retirar y cuidar las posiciones que los bancos han obtenido en esos países en materia de endeudamiento, casi lo que fue el megacanje en la República Argentina: asientos contables donde entra por un lado y sale exactamente por la otra ventanilla.



Nosotros creemos que esas políticas - desafortunadamente porque nos gustaría equivocarnos - están condenadas al fracaso. Y por eso no las aplicamos en nuestro país y aplicamos un modelo, desde el año 2003, totalmente diferente, que ha permitido un desendeudamiento muy fuerte y muy sostenido del Estado Nacional. Y también esta etapa que estamos marcando hoy, esta propuesta, este programa para las provincias argentinas se inscribe también en la misma política de desendeudamiento y de entender que hay que achicar la participación de las deudas para que finalmente pueda desarrollarse virtuosamente la economía. Y además porque como mujer del país profundo, perteneciente siempre como legisladora a ese país profundo, estoy absolutamente convencida de que ese el rol que debe cumplir el Estado Nacional y no culpar a las provincias, como se solía hacer en décadas pasadas, donde las provincias resultaban responsables de todos los males que acontecían en la Nación. Nosotros sabemos que esto no así y por eso en las reuniones, que sostuvimos con todos los Gobernadores de la República Argentina, escuchamos muy atentamente los problemas que nos planteaban y precisamente el tema del endeudamiento y la manera en que estaba, además, estructurado ese endeudamiento, el tema del CER y demás, lo convertían en una cuestión casi estructural que impedía el desarrollo y la salida de las mismas.



Por eso hemos tomado esta medida también con gusto para el Tesoro Nacional obviamente. Las cuentas nunca son neutras en este sentido, pero creemos que es el camino adecuado, creemos que es lo justo y además creemos sinceramente que el aporte que tiene que hacer la Nación a las provincias es este. Por eso creemos que todos, absolutamente todos deben contribuir a concebir al país como una misma cosa, como una sola cosa, no concebirse como que hay contradicción entre el Estado Nacional y las provincias. En definitiva, cada vez que al Estado Nacional le fue mal, mucho peor les fue a las provincias, y también observar que cuando a una sociedad es arrastrada a una crisis por incompetencias y fundamentalmente por la aplicación de políticas que son dictadas desde afuera o por otros intereses termina arrastrando toda la institucionalidad del país.



Por eso hoy estamos contentos, ya que vemos que damos un paso muy importante, que además va a ayudar también a dar solvencia y sustentabilidad macroeconómica al país en su conjunto. Porque obviamente quién mira las cuentas de un país, también obviamente mira las cuentas de sus provincias. No podrían irle demasiado bien las cuentas del país, si van horribles las cuentas de las provincias. Por eso esta decisión que es un acto de federalismo; que es un acto de convicción de cómo debe desarrollarse una política económica y social que conjuntamente con las que hemos llevado adelante, como la Asignación Universal por Hijo; las políticas de negociaciones o convenios salariales que nos colocan a la cabeza en América latina, en materia de ingreso salarial, todo esto nos ha colocado, hoy, a la cabeza de los países con mayor ingreso per cápita de toda Latinoamérica y con el mayor piso de protección social. (APLAUSOS). También darle además sustento federal obviamente que también esto conforma parte, porque estaba mirando los números, que me acercaba la gente de la ANSES en cómo ha impactado, por ejemplo, la Asignación Universal por Hijo en algunas provincias. En la media es el 29 por ciento de los chicos y chicas, menores de 18 años, que perciben. Hay provincias como Catamarca, por ejemplo, donde el 52 por ciento de los chicos, menores de 18 años, recibe la Asignación Universal por Hijo. Esto quiere decir que la mayoría de los niños, menores de 18 años, que vivían en Catamarca no percibían sus familia Asignación Universal por Hijo, que hoy llega a más de 3.600.000 y además impacta en un 1.920.000 hogares argentinos. (APLAUSOS) Este impacto que muchísimos Gobernadores e Intendentes nos comentan lo que ha significado en sus localidades, en sus pueblos, el que esa madre pueda tener el par de zapatillas para sus hijos para que puedan ir al colegio por primera vez con un par de zapatillas nuevas, que además puedan hacer ahora las cuatro comidas, o como leí - el otro día - cortarle el mate cocido con leche y darle pan. Eso fue un estudio muy importante, hecho por científicos del CONICET, que nos habla de un impacto en lo que es la indigencia, que yo creo que si seguimos profundizando en esta política podremos decir tal vez no demasiado lejos que hemos derrotado definitivamente, por lo menos, a la indigencia en la República Argentina, lo cual sería un logro muy importante para todos nosotros como argentinos.



Estoy muy contenta de poder, hoy, comunicar a los señores Gobernadores presentes, como responsables de las cajas - ya sé que algún diario, mañana, va a decir: "estaban contento, les ingresó plata a las cajas", como si se las fueran a llevar a sus casa. Pero en realidad de lo que se trata es de los recursos de las provincias, porque sé de las dificultades, de las angustias, de lo que significan el contacto permanente con la demanda de mejoras y de cosas que tienen que afrontar.



Por eso hemos trabajado duro con el ministro de Economía y con la Secretaria de Hacienda, duro, muy duro para poder llegar a estos números y que realmente una financiación muy importante va a significar esto para las provincias, y fundamentalmente, ese plazo de amortización y gracia de un año y medio, más todo lo que significa - también en el mediano plazo - la reducción del impacto, algo muy importante. Y en definitiva cumplir con lo que estamos obligados, que es gestionar para que las cosas todos los días estén un poco mejor, que de eso se trata hacer política; no que las cosas estén peor, o poner palos en las ruedas; que estén mejor. (APLAUSOS).



Si pudiéramos, si todos pudiéramos hacer esto: poner toda nuestra inteligencia, toda nuestra fuerza, todo nuestro intelecto para estar todos los días un poco mejor, no mejor posicionados política o partidariamente, no, no, no, de eso no se trata, estoy hablando de mejor la sociedad argentina en su conjunto, estoy segura que lograríamos efectos mucho más importantes. Yo me pongo a pensar - fíjense- si con el viento en contra, porque la verdad que viento de cola no hay hace tiempo, yo por lo menos no siento ninguno; lo siento de frente, fuerte, por momentos huracanado, que viene de afuera siempre y acá siempre esquivando palos, piedritas, roquitas y demás. Si con todo eso, si con todas las dificultades que nos ponen y todos los no y todos cuestionamientos permanentes...El otro día leí un título, en un diario, que me encantó: "La oposición cuestiona hasta los cumpleaños". Y la verdad que digo yo, si lográramos revertir esa actitud del no por el no, de la negativa por la negativa, de la oposición por la oposición cuánto mejor todavía podríamos hacer las cosas, y cuánto mejor podríamos estar. Porque si con todo lo que nos hacen, con todo lo que pasa de afuera podemos seguir avanzando quiere decir que si se revirtiera algunos comportamientos y algunas conductas y tiráramos para el mismo lado, independientemente de la legitimación que tienen todos con sus aspiraciones y demás que se dirimirán como corresponde con un sistema electoral abierto, con internas - en donde participara toda la sociedad - yo digo que tendríamos un país mucho, pero mucho mejor. Nosotros estamos haciendo los que nos corresponde, les pedimos a los demás - humildemente, por favor - si también pueden aportar un poco más.



Gracias y muy buenas tardes a todos y a todas. (APLAUSOS).

----------------------------

Martes, 11 de mayo de 2010
ECONOMIA › OPINION
Los tres conflictos


Por Raúl Dellatorre

El programa federal de desendeudamiento viene a solucionar la urgencia de las provincias muy endeudadas: salvarlas del ahogo financiero que las tenía al borde de la cesación de pagos. No les soluciona definitivamente, en cambio, la situación económica, aunque las ayuda: el programa oficial no les atraerá más recursos para cerrar el desequilibrio primario (diferencia entre gastos e ingresos), pero les mejora en parte el resultado financiero (que le suma al déficit anterior la carga de las amortizaciones e intereses). En cuanto al conflicto político, queda abierto un interrogante: si el Gobierno logrará, por el contacto directo con las administraciones provinciales, una vía de diálogo que aparentemente tiene cerrada por el camino del Congreso.

Los tres frentes de batalla –el financiero, el económico y el político–tienen entre sí puntos de contacto y otros que los diferencian. En lo político, tal como reconociera el ministro del Interior, Florencio Randazzo, al gobierno nacional le resulta más fácil entenderse en el mano a mano con los gobernadores que en el Congreso con los legisladores que responden, en los papeles, a esos mismos mandatarios. En el Congreso, todas las propuestas que presenta el Gobierno llegan a un punto de tratamiento que se simplifica en un juego de vida o muerte, sin posibilidad de trabajar sobre las coincidencias. En la mesa de discusión de la Casa Rosada con los gobernadores, aparecen los matices que acercan el consenso. Anoche no se explicitó a qué acuerdos se arribó en otros ítems vinculados con el uso de los recursos públicos, como la coparticipación del impuesto al cheque o el uso de las reservas. Pero no puede haber estado ajeno en las conversaciones.

En lo financiero, algunas provincias severamente endeudadas habrán recibido con euforia la solución propuesta por el Gobierno. El gobierno bonaerense mostraba un volumen de deuda cercano a los 40 mil millones de pesos y un déficit previsto para este año de unos 6000 a 6500 millones corroboran esa impresión. Córdoba, con 8300 millones de deuda, no está en una situación mucho mejor. Menos aún otras provincias chicas y fuertemente endeudadas, como Chaco, Formosa y Jujuy. El período de gracia hasta fin de 2011 representa un desahogo, pero la refinanciación a veinte años (sin ajuste por CER) con una tasa anual del 6 por ciento le agrega un condimento de licuación de deuda más interesante.

Subsisten otros problemas económicos, que no dejan de ser políticos. El ministro de Economía anunció que este año no habrá distribución de Adelantos del Tesoro Nacional (ATN), que el Gobierno utilizará para financiarse, y que no le cobrará la deuda a las provincias. Esto generará la lógica reacción adversa de las provincias poco endeudadas, ya que no son beneficiarias directas de la reprogramación de deuda y ahora tampoco podrán acceder a los ATN para atender gastos corrientes.

Persistirán los reclamos por modificar la coparticipación, un mecanismo injusto sobre una estructura tributaria no menos injusta que concentra cada vez más la recaudación en recursos no coparticipados. El “desendeudamiento” es necesario, pero el “país federal” también.


Permalink:

------------------------------
Martes, 11 de mayo de 2010


ECONOMIA
La oposición pidió copyright




El anuncio generó repercusiones en el Congreso. “Es una gran noticia para el federalismo que la Presidenta haya implementado las propuestas del radicalismo, el peronismo disidente y el PRO”, ironizó el jefe del bloque macrista en Diputados, Federico Pinedo. Los PJ disidentes que responden a Jorge Busti también reclamaron copyright. “Las ideas no se matan y nunca mueren, ya que el anuncio que realizó la Presidenta es un proyecto que fue presentado el 29 de julio de 2009”, señalaron los diputados María Cremer de Busti y Gustavo Zavallo. El bloque de la Coalición Cívica señaló que “está bien darles alivio financiero a las provincias”, pero también se lo adjudicó: “Parecería ser que tal como venimos reclamando el Gobierno ha decidido dejar de utilizar el dinero en clientelismo para devolvérselo a las provincias”. Los radicales aprobaron y criticaron: “Es bueno refinanciar las deudas, pero el Gobierno hace la picardía de hacerlo con plata de las provincias. El fondo del uno por ciento de los recursos coparticipables que se les cobra a las provincias no existe”, argumentó Oscar Aguad.


Permalink:

--------------------------------

Martes, 11 de mayo de 2010


ECONOMIA › LA REPROGRAMACION MEDIRA SU EFECTIVIDAD EN EL CONGRESO
La oposición cambia de argumentos


Por Sebastián Premici

Una semana antes de que el Senado se dispusiera a tratar un proyecto del pampeano Carlos Verna para coparticipar los 9000 millones de pesos de los ATN –que en realidad son 9800 millones según el cálculo del oficialismo–, el Ejecutivo anunció que esos fondos, en vez de ser girados directamente a las provincias, quedarán en el Tesoro para financiar el Programa Federal de Desendeudamiento provincial. “Con este programa se dará una reducción real de los pasivos provinciales”, reconoció Amado Boudou, ministro de Economía, durante el acto en Casa de Gobierno. En el trasfondo de esta medida está la puja política entre el oficialismo y la oposición por una mayor distribución de fondos, que tiene en el centro del debate la coparticipación del impuesto al cheque –proyecto objetado por el FpV– y los ATN.

El radicalismo, el Peronismo Federal, la Coalición Cívica y el socialismo en el Senado tenían todo listo para tratar en la sesión del próximo 19 de mayo la coparticipación de los ATN adeudados. Luego de la victoria del oficialismo en la votación por el proyecto de ley que permite el uso de reservas, sumado a los cimbronazos entre el radicalismo y un sector del Peronismo Federal –puntualmente con Carlos Verna–, la oposición apostaba a su reunificación al tratar la iniciativa de los ATN.

El jefe de los radicales en el Senado, Gerardo Morales, había acusado a Verna de votar a favor del proyecto de ley para el uso de reservas a cambio de 600 millones de pesos, que en realidad era plata que le adeudaba la Nación a la provincia de La Pampa. “En la próxima sesión vamos a ir por los ATN, y Verna tendrá que ver de qué lado juega”, había disparado la semana pasada Morales. Sin embargo, el anuncio de ayer modificó el escenario político.

Por eso, los distintos sectores del abanico opositor intentaron justificar la medida del Gobierno como una de las propuestas realizadas por ellos mismos. “El Gobierno asumió la agenda de la oposición”, afirmó ayer Morales. Sin embargo, Federico Pinedo fue más crudo: “El Ejecutivo nos madrugó”. Los ATN son financiados con el uno por ciento de la masa coparticipable, más el 2 por ciento de la recaudación por el Impuesto a las Ganancias y el uno por ciento aplicado sobre el 90 por ciento de lo producido por el Impuesto a los Bienes Personales.

El proyecto de Verna apuntaba a que esos fondos fueran distribuidos por los actuales coeficientes de la Ley de Coparticipación. Por ejemplo, la provincia de Buenos Aires recibiría 1900 millones de pesos adeudados; Córdoba, 771 millones; Santa Fe, otros 776 millones. Sin embargo, el Gobierno decidió tomar los ATN acumulados para financiar el Programa Federal de Desendeudamiento provincial. Durante el período 2010/2011, las provincias dejarán de pagar capital e intereses de su deuda con el Estado, por lo que el Ejecutivo encontró en los ATN una forma de financiar los dos años de gracia.

La efectividad política de la refinanciación de las deudas provinciales también se pondrá a prueba en Diputados al discutirse la coparticipación del impuesto al cheque. El programa anunciado ayer pretende evitar que la Cámara baja apruebe el proyecto opositor. O, en el peor escenario, servirá de argumento para un posible veto de la cuestionada iniciativa.


Permalink:



0 comentarios:

Entrada destacada

¿No se crearon puestos de trabajo en los últimos 4 años?

Víctor Hugo transmitió en vivo. 9 de septiembre a las 8:50 · Facebook Mentions · Es #falso que en los últimos años no se creó #emple...

Blog Archive

Etiquetas