Lo que circula por los medios

5 de mayo de 2010

Macri: "No sé qué estoy haciendo acá" Macri a indagatoria






http://www.youtube.com/watch?v=Kysu6Qa8Zk0




http://www.youtube.com/watch?v=WIOD3XMRTEM




http://www.youtube.com/watch?v=qaIhKo70_Zo
-----------------------------------------------------------------------------------

PDF | La declaración judicial completa de Macri ante Oyarbide   perfil

----------------------------------


Miércoles, 5 de mayo de 2010

Macri: "No sé qué estoy haciendo acá"

El juez federal Norberto Oyarbide terminó esta tarde con la indagatoria al jefe de Gobierno porteño por la causa en la que se investigan las escuchas ilegales a Jorge Burstein, a su cuñado, Daniel Leonardo, y al empresario Carlos Ávila, entre otros. Para Macri fue una experiencia "decepcionante" porque se retiró del juzgado sin "haber obtenido un solo indicio que justifique la imputación de ser miembro de una asociación ilícita". Afirmó que "el modus operandi" que se desprende de la causa "pone en riesgo la democracia del país" y acusó al ex presidente Néstor Kirchner de estar detrás de su persecución y al propio Oyarbide de ser funcional a los planes del oficialismo.


Macri rechazó todas las imputaciones que se le formularon durante las cinco horas de indagatoria a la que fue sometido por el juez federal Norberto Oyarbide. "No sé que estoy haciendo acá ni de qué se me acusa", dijo antes de firmar el acta de la audiencia, en la que además de sus defensores y el magistrado estuvieron presentes el fiscal Alberto Nisman y el secretario Gustavo Russo.

El ex presidente de Boca llegó a las 10 al juzgado ubicado en el cuarto piso de Comodoro Py 2002, y minutos después sus abogados entregaron, como parte de su descargo, un escrito de medio centenar de carillas, al que se remitió en reiteradas ocasiones, ante las preguntas del magistrado y del fiscal.

El jefe de gobierno porteño "negó enfáticamente" conocer a Ciro James, con prisión preventiva por las supuestas "escuchas" ilegales al empresario Carlos Avila y Sergio Burstein, entro otros.

Acerca del ex comisario Jorge "Fino" Palacios (el otro procesado con prisión preventiva), quien estuvo al frente de la Policía Metropolitana, Macri afirmó que la fuerza dependía del Ministerio de Seguridad de la ciudad, cartera que está a cargo del también imputado, el ministro Guillermo Montenegro.

Al término de la indagatoria, Nisman sostuvo que, por las reiteradas ocasiones en las que se acudió al escrito de descargo y a la lectura de partes de su texto, la indagatoria "fue larga y cansadora". Ahora "hay que analizar ese escrito y esperar", agregó el fiscal al recordar que el juez Oyarbide, según las normas legales, tiene diez días para resolver la situación procesal de Macri.

Mientras se concretaba la declaración indagatoria del jefe de Gobierno porteño, el diputado Gonzalo Ruanova afirmó que Mauricio Macri "debe responder ante la Legislatura por sus responsabilidades políticas" en la causa a cargo de Oyarbide.

"De una vez por todas Macri nos tiene que explicar en la Legislatura, que es el ámbito de representación política de todos los porteños, si conocía, toleraba o utilizaba a esta asociación ilícita que la Justicia determinó, que estaba comandada por una persona de su confianza, y que funcionaba en el ámbito del gobierno de la Ciudad", aseveró Ruanova.

El diputado del bloque Nuevo Encuentro y querellante en la causa, sostuvo que el jefe de Gobierno "debe asumir su responsabilidad política por el caso" y agregó que "es necesario determinar en la Legislatura hasta qué punto llegan esas responsabilidades, tanto suyas como de todos los funcionarios implicados".

"La investigación judicial, respaldada por la Cámara Federal, confirmó el contacto fluido entre el espía Ciro James y Jorge Palacios, y ya se llegó a una situación muy grave, con dos jueces destituidos, cinco policías detenidos y el llamado a indagatoria del ex ministro Narodowsky y de un jefe de Gobierno, acusados de encubrimiento de una asociación ilícita", finalizó.


Permalink:
http://www.pagina12.com.ar/diario/ultimas/20-145175-2010-05-05.html

+---------------------------------

Miércoles, 5 de mayo de 2010


EL PAIS › EL JEFE DE GOBIERNO PORTEñO, MAURICIO MACRI, TIENE CITA HOY, A LAS 10, CON EL JUEZ OYARBIDE
No podrá jugar al teléfono descompuesto

Macri tendrá que explicar por qué Jorge “Fino” Palacios, el jefe de la Metropolitana que él designó, y Ciro James, contratado en su gobierno, realizaron escuchas ilegales a Jorge Burstein, familiar de víctimas de la AMIA, y a su cuñado, Daniel Leonardo, entre otros.



Por Irina Hauser y Raúl Kollmann

El jefe de Gobierno porteño Mauricio Macri tendrá que responder hoy a los cargos formulados por el juez Norberto Oyarbide y el fiscal Alberto Nisman en relación con las escuchas telefónicas a Sergio Burstein, dirigente de Familiares y Víctimas de la AMIA, y a Daniel Leonardo, su cuñado. Al mismo tiempo, al vincularlo con esas dos escuchas ilegales, se lo hace partícipe de una asociación ilícita dedicada al espionaje y en la que revistaron dos hombres que, para el juzgado, estaban en su cancha: Jorge “El Fino” Palacios, su policía preferido, y al que designó al frente de la Metropolitana, y el espía Ciro James, contratado en forma sorprendente por el Ministerio de Educación porteño. Todo indica que Macri dirá que no tiene nada que ver con la escucha a Burstein y, respecto de su cuñado, es probable que le tire la pelota a su padre, Franco, quien ha dicho que lo mandó a investigar por un conflicto familiar.


Los mayores problemas los tiene con las escuchas a su cuñado, porque no se trata de un espionaje ni político ni comercial, sino que está directamente vinculado con el clan Macri. En una entrevista concedida el domingo, su padre, Franco, señaló que contrató a la empresa brasileña Edelman para hacer un seguimiento de Leonardo. La versión light que dio el patriarca del clan es que su hija, Sandra, casada con Leonardo, estaba seriamente enferma y Franco quería ver si la trataban como correspondía. La versión de Leonardo, cuando se enteró que lo espiaban, fue muy distinta: Franco le ofreció plata para que se separara de su esposa y lo estaban espiando para ver qué ocurría con la negociación del dinero. Hay una tercera versión, que aparece en el expediente: espiaban a Leonardo para tener pruebas sobre su sexualidad y luego mostrarle las evidencias a Sandra y forzar un divorcio. Lo cierto es que por más que Franco dijera que mandó a investigar a Leonardo, la realidad es que hubo delito, porque las escuchas fueron ilegales, se armaron causas falsas en Misiones y se usó a la SIDE de forma fraudulenta.

En este terreno, a Macri lo complica el hecho de que la ejecución del espionaje corrió por cuenta de individuos que estaban bajo su ala.

- En primer lugar, Jorge “Fino” Palacios. En nueve meses registró 190 llamadas con el espía James, lo cual indica que la relación era estrecha. Palacios argumenta que las comunicaciones tenían relación con el hecho de que James se iba a incorporar a la Metropolitana. Parece poco probable que el juez admita esa explicación: Palacios no registra esa cantidad de llamadas con ningún otro aspirante a ingresar a la fuerza. El otro elemento es que parte de las comunicaciones se concretaron justo cuando James retiraba las cintas con las escuchas de la SIDE.

- Ciro James fue contratado por 7000 pesos mensuales en el Ministerio de Educación porteño tres días después de que empezaran a pincharle los teléfonos a Daniel Leonardo.

- El contrato no apareció en el Boletín Oficial, es decir que se ocultó. El ex ministro de Educación Mariano Narodowski afirma que él mandó los datos a Legal y Técnica, pero la publicación no se hizo, lo que lleva al juez a pensar que hubo una mano mucho más abarcadora que no tenía exclusivamente que ver con el Ministerio de Educación.

- No hay pruebas de que efectivamente James haya hecho algún trabajo en el Ministerio de Educación. Eso lleva a Oyarbide a sospechar que cobró como un pago a sus tareas en el espionaje.

- También Narodowski dio a entender que la designación de James vino de la mano de Andrés Ibarra, un hombre de extrema confianza de Macri, ex gerente de Boca Juniors.

A partir de la indagatoria, Oyarbide tendrá diez días para resolver la situación del propio Macri, de su ministro de Seguridad, Guillermo Montenegro, del ex ministro de Educación, Mariano Narodowski, de Jorge Palacios y de los dos ex jueces de Misiones que aparecen involucrados en la maniobra, José Luis Rey y Horacio Gallardo.


Permalink:
http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-145136-2010-05-05.html

------------------

Martes, 6 de abril de 2010 | Hoy



EL PAIS › LA JUSTICIA CITO A DECLARACION INDAGATORIA AL JEFE DE GOBIERNO PORTEñO, AL MINISTRO MONTENEGRO Y AL EX MINISTRO NARODOWSKI
Macri, imputado por escuchas ilegales

Por las escuchas ilegales a su cuñado Daniel Leonardo y a Sergio Burstein, familiar de las víctimas de la AMIA, Macri fue citado a indagatoria por el juez Oyarbide. Su ministro de Seguridad y su ex de Educación serán interrogados por encubrimiento.
[cerrar]



Por Irina Hauser y Raúl Kollmann

“Es un disparate absoluto”, había dicho temprano el jefe de Gabinete porteño, Horacio Rodríguez Larreta, para descalificar los rumores sobre el inminente llamado a indagatoria a Mauricio Macri. Al atardecer llegaba a su propio despacho un fax que refutaba aquella teoría: la citación es un hecho, está prevista para el 28 de abril a las 10 de la mañana y las razones son concretas. El juez Norberto Oyarbide cree que ya acumuló suficientes pruebas como para sostener que Macri integra la asociación ilícita que desde 2007 se dedicó a pinchar teléfonos. Le atribuye responsabilidad en dos casos puntuales: las escuchas ilegales a su cuñado, el parapsicólogo Daniel Leonardo, y a Sergio Burstein, integrante de Familiares de las Víctimas del Atentado a la AMIA. También tendrán que declarar como sospechosos de encubrimiento el ministro de Seguridad porteño, Guillermo Montenegro, y el ex titular de Educación Mariano Narodowski. Un cimbronazo anunciado para la administración PRO.

Hasta ahora las caras más visibles de la organización eran las del ex jefe de la Policía Metropolitana Jorge “Fino” Palacios y la del espía Ciro James, ambos presos en el penal de Marcos Paz ya desde el año pasado. Pero precisamente en esos nombres está la pista que condujo a la Justicia a presumir que la decena de escuchas ilegítimas detectadas hasta el momento no fue producto exclusivo del negocio manejado por un grupo de policías, sino que habría contado con el amparo de altos funcionarios porteños y el impulso del propio jefe de Gobierno al menos en dos casos puntuales: el de Burstein, cuyo teléfono fue intervenido en la misma época en que reclamaba el desplazamiento de Palacios de la jefatura de la nueva policía; y el de Leonardo, cuya escucha coincide con el nombramiento de James en el Ministerio de Educación porteño, un hallazgo que a Narodowski le costó el cargo.


La semana pasada, un fallo de la Sala I de la Cámara Federal hablaba de una “empresa del delito” y confirmaba la calificación de “asociación ilícita” que Oyarbide aplicó no sólo a James y al Fino –a quienes describía en un papel central–, sino a otros cinco policías de Misiones y una empleada judicial de Posadas. Esa resolución era la señal que el juzgado estaba esperando para avanzar sobre el ala política. El también será indagado nuevamente, el viernes 16, con la intención de definir si fue el jefe u organizador de la banda.

La escucha a Leonardo, que se hizo entre el 23 de mayo y el 22 de junio de 2008, fue determinante en el rumbo de la investigación. El dato que comprometió a Macri en forma más directa es que James activaba su celular en la zona donde vive el jefe de Gobierno casi sistemáticamente después de retirar las grabaciones de su cuñado. Eso ocurrió nueve de las catorce veces después de pasar por las oficinas de la Side en Avenida de los Incas. La antena que lo delató es la de Barrio Parque. Cerca de Macri dijeron que en aquel entonces no vivía ahí, sino en Libertador y Tagle, pero funcionarios de la causa aclararon que la antena es la misma. Franco también vive en la zona, pero según fuentes judiciales, en ese entonces no estaba en el país.

Cuando dio su primer testimonio ante Oyarbide, Leonardo atribuyó el espionaje a su suegro, Franco Macri, pero dijo que lo habría concretado con la ayuda de Mauricio. El problema, explicó, era que Franco no aceptaba el matrimonio con su hija Sandra y que todo giraba alrededor de la fortuna familiar. El empresario admitió la enemistad con su yerno en una carta pública que hasta hablaba de que había contratado una agencia de seguridad para vigilar a la hija. El jefe de Gobierno intentó que su cuñado lo desincriminara ante la prensa: le mandó un e-mail a través de su secretaria (ella lo admitió ante el juez) con el texto que pretendía que difundiera para despegarlo del escándalo.

Pero hay un detalle que completa el escenario: una semana después de que comenzó a ejecutarse la escucha al celular del parapsicólogo, James fue nombrado en el Ministerio de Educación porteño en un cargo de supuesto asesor por el que cobraba 6000 pesos mensuales, aunque jamás firmó un dictamen, y nadie en la administración porteña supo –o quiso– precisar sus funciones. La hipótesis de los investigadores es que esa contratación habría sido la pantalla para sus actividades de espía. En esos días, además, Palacios –que venía de dirigir la seguridad de Boca durante la presidencia de Macri– ya estaba trabajando en el armado de la Policía Metropolitana. El líder de PRO le confiaba todos los asuntos de seguridad y de hecho lo siguió defendiendo aún después de que quedara detenido. Todo eso hace impensable que su comisario favorito haya digitado esa escucha ilegal sin decirle nada a su jefe.


Burstein está convencido de que Macri –cuya indagatoria reclamó ayer a la mañana– tenía un interés palpable y personal en saber lo que hablaba y todo indica que a esta altura Oyarbide comparte la sospecha. “Mantuve un conflicto público con él al oponerme a la designación de Palacios en la Metropolitana y porque soy querellante en la causa donde terminó procesado por interrumpir la investigación del atentado a la AMIA. Macri decía que era todo un armado de un grupo minoritario que hacía una denuncia falsa para desprestigiarlos a él y a Palacios”, le dijo Burstein a Página/12. El único de seis celulares a su nombre que usaba para hablar de la causa AMIA fue el que le pincharon. Y fue entre agosto y septiembre del año pasado, cuando era inminente el procesamiento del Fino por encubrimiento del atentado.


Montenegro será indagado el 21 de este mes. Su citación se basa en la presencia constante de James en el edificio del Ministerio de Seguridad (donde está la Metropolitana), donde nunca llegó a estar designado, mientras que a Educación no iba nunca. Algunas de sus visitas allí –a Palacios y a su sucesor, Osvaldo Chamorro– eran inmediatamente anteriores o posteriores al retiro de casetes o CD de la Side. Está filmado incluso en visitas a despachos cercanos al del ministro Montenegro. Las antenas de Nextel, además, mostraron que su celular se activó en la zona de esa cartera 480 veces en dos meses. Narodowski ya fue indagado, pero ahora está citado para el jueves 22 como encubridor, ya que Oyarbide cree que no desconocía la irregularidad de la designación de James, que ni si quiera fue publicada en el Boletín Oficial.

El año pasado, Macri decía que James era un infiltrado y que toda la historia de las escuchas era una suerte de invento para impedir que la Metropolitana saliera a la calle y alimentar así la inseguridad. Ayer, sus voceros, se limitaron a decir: “Todavía no está notificado”. El propio Macri se quejó de los ataques y la “politización”.


Permalink:
http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-143363-2010-04-06.html


-------------------------------------


05-05-10 | POLÍTICA
Macri, tras declarar sobre las escuchas: "La causa estuvo direccionada desde el inicio"

Luego de declarar en condición de imputado, el jefe de Gobierno denunció una serie de irregularidades en la investigación. Apuntó contra el juez y el PJ. "Esto es grave y esconde un modus operandi que pone en riesgo a la democracia", indicó

En conferencia de prensa, Macri dijo que "detrás" de la causa por las escuchas porteñas está el Gobierno nacional que "pretende dañar a un espacio político que genera expectativas" para las elecciones presidenciales de 2011.

El jefe comunal apuntó también contra el juez que está a cargo del expediente, Norberto Oyarbide, y deslizó que los integrantes oficialistas del Consejo de la Magistratura tienen "frenados" los pedidos de juicio político que existen contra el magistrado.

Además, no descartó recusar al juez en el futuro. "Ya lo hizo (Guillermo) Montenegro y lo rechazaron. Vamos a seguir trabajando y no descartamos nada", completó.



La declaración indagatoria
El jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, negó hoy ante la Justicia los cargos que le imputaron en la causa por las escuchas telefónicas ilegales, y aseguró que no tenía ningún tipo de relación con el espía detenido Ciro James.

"No sé qué hago acá, ni de qué se me acusa", dijo en varias ocasiones a lo largo de la indagatoria que prestó ante el juez federal Norberto Oyarbide, según indicaron fuentes judiciales a Infobae.com.

Ni bien ingresó al despacho de Oyarbide en los tribunales de Comodoro Py 2002, Macri entregó un escrito de 40 carillas y luego respondió las preguntas de los investigadores. Antes había anunciado su conferencia de prensa para las 17.45 en la sede del gobierno porteño.

Macri aseguró que no tenía relación con el ex titular de la Policía Metropolitana Jorge Palacios cuando ocurrieron las escuchas y que cuando se hizo la intervención al familiar de la AMIA Sergio Burstein, según las fechas que indica la investigación, el ex comisario no había sido designado como jefe de esa fuerza aún.

El otro cargo que se le imputa es la interceptación de las llamadas de su cuñado, el hermano de Sandra, Néstor Leonardo, lo que también fue negado por el funcionario indagado.

Macri está acusado de haber formado parte de una supuesta asociación ilícita y de interceptación de llamdos telefónicos. Ahora el juez tiene que resolver la situación de Macri en el término de 10 días, esto es debe definir si lo procesa o si por el contrario le dicta una falta de mérito.

La posibilidad del sobreseimiento es casi nula, sobre todo si se tiene en cuenta que para Oyarbide hay pruebas que lo vinculan a las escuchas ilegales y además la investigación está en pleno trámite.

http://www.infobae.com/politica/514757-101275-0-Macri-No-se-que-hago-aca

------------------------------------

Palacios: "A James lo recomendé yo"
El ex jefe de la policía porteña negó haber hecho espionaje y explicó sus llamadas al acusado
Noticias de Política: anterior | siguiente
Sábado 24 de octubre de 2009 | Publicado en edición impresa


Martín Rodríguez Yebra
LA NACION

Una voz ronca suena del otro lado de la línea: "Hola, soy Fino Palacios. Estoy harto de toda esta opereta y quiero hablar".

Por primera vez desde que estalló el escándalo del espionaje en el gobierno porteño, el ex jefe de la Policía Metropolitana decidió dar su versión sobre el caso en que está preso Ciro James, un ex policía federal con el que él cruzó decenas de llamadas durante los últimos meses, según consta en el expediente judicial.

Palacios desmiente que haya existido espionaje, pero no niega su relación con James. Es más: dice que fue él quien movilizó su incorporación en la policía que creó Mauricio Macri, intento que quedó trunco cuando fue detenido, bajo la acusación de haber organizado escuchas ilegales contra Sergio Burstein, dirigente de los familiares de las víctimas del atentado contra la AMIA. "Yo se lo presenté a [Osvaldo] Chamorro", dice Palacios a LA NACION. Chamorro era su segundo y quedó al frente de la policía macrista cuando él renunció, acorralado por las quejas de la comunidad judía.

"A James lo conocí en 2004, durante un operativo de la Policía Federal en el que secuestramos armas pesadas -relata-. El había hecho el trabajo de inteligencia y era un chico capaz. Mantuvimos una buen trato social. Me venía a ver cada tanto."

-¿Trabajaba para usted?

-No. Jamás.

-Pero hay más de 100 llamadas entre ustedes en los meses previos a la detención de James...

-Eso es una mentira. Yo sólo hablo por Nextel. Cuentan los clics como si fueran llamadas distintas. Nos hablábamos por el tema de su ingreso a la metropolitana. Me vino a ver cuando yo asumí (en julio) y me dijo que quería sumarse. Le dije que tenía que tramitar la baja en la federal.

-Macri dijo que nadie lo conocía y que no sabían que era un policía federal.

-No sé. Yo lo sabía y lo conocía de ahí. Por eso se lo envié a Chamorro y de ahí los llamados entre ellos. Las sospechas las instalan para perjudicarme a mí y a Macri.

-Las sospechas saltan porque el espiado era un familiar de la AMIA, que lo acusaba a usted de encubrir el atentado.

-Pero es todo falso. Burstein dice que en un llamado anónimo, que se hizo desde un locutorio, le dicen: "El Fino te está pinchando los teléfonos". Qué casualidad: eso ocurre cuando estaba en Nueva York con la Presidenta. Es pescado podrido. ¿Se cree que es tan fácil pinchar un teléfono?

-No sé. Acá parece que sí.

-Acá hay un juez de Misiones que ordena las escuchas y James, como agente de la Federal, cumple y retira los casetes de la SIDE. ¿Por qué nadie fue a la Policía Federal o a Misiones? ¿Qué tiene que ver el "Fino" Palacios? Pero no, allanan mis oficinas y las de mi suegro, porque el Nextel que usaba estaba a nombre de su empresa.

-¿Usted sabía que James era contratado de Educación?

-No. Eso saltó cuando inició los trámites para entrar en la policía. El dijo que iba a renunciar.

-¿No hace una autocrítica por cómo se manejó el tema?

-Pero esto es todo una operación. Me enchufaron el caso Blumberg, el 20 de diciembre, la AMIA... ahora escribieron 3600 páginas en los diarios kirchneristas sobre mí...

-¿Están todos contra usted?

-Esto es la SIDE. Es una puja histórica. Tienen poder para esto y mucho más. No quiero imaginar lo que viene si ya empezaron así, a los tiros.

-¿Qué quiere decir?

-Lo digo en sentido político. Esto es contra Macri, a quien le estoy agradecido por cómo me bancó. Van contra él porque piensan en 2011.
Diálogo con LA NACION

* La relación con James. "Lo conocí en 2004 durante un operativo de la Policía Federal en el que secuestramos armas pesadas. Había hecho la inteligencia y era un chico capaz. Después hablábamos de tanto en tanto. Y me vino a ver cuando asumí en la Policía Metropolitana."

* Las pinchaduras. "Esto es pescado podrido. ¿Se cree que es tan fácil pinchar un teléfono? Acá la orden había surgido de un juez de Misiones y James actuó en su papel de Policía Federal. ¿Por qué no preguntan ahí?"

http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=1190108

RELACIONADAS.


Por canal ESPIEN en el gobierno porteño - Denuncias - Oct 20
Confirmado: renunció el "Fino" Palacios - Aug 25
Macri minimizó el reclamo de los familiares de la AMIA por Palacios - Jul 10
INUNDADOS EN CIUDAD PRO - FALTA MANTENIMIENTO SUMIDEROS - Feb 22

NO TIENEN REMEDIO... ¿con remedios vencidos salud para todos? - Feb 01




MACRI DETALLES Y CAUSAS QUE SE DEJAN PASAR - Jul 29MICHETTI, DENUNCIA POR INCUMPLIMIENTO DE DEBERES


La Ciudad de Macri: Los hospitales - Aug 22


La Ciudad de Macri - "Macri gasta más de $300 millones en consultorías" - Aug 21

-------------------------------------
jueves 6-05-2010
EN EL NOMBRE DE LAS COSAS




-----------------------------

ANIBAL IBARRA
"Lo que hizo Macri fue una puesta en escena"

06-05-2010 / El ex jefe de Gobierno porteño, en diálogo por Radio América, afirmó con respecto a la indagatoria por las escuchas ilegales a Mauricio Macri, que "fue una puesta es escena para defenderse. Apunta al juez, pero en ningún momento nombró que la Cámara Federal ratificó lo que dijo Oyarbide".

Anibal Ibarra, ex jefe de Gobierno porteño
El ex jefe de Gobierno porteño, y actual legislador por Diálogo por Buenos Aires, Anibal Ibarra, aseguró que las declaraciones de Mauricio Macri, con respecto a la indagatoria, que "fue una puesta es escena para defenderse" de su relación en la causa de las escuchas telefónicas ilegales, y que "no es el juez -Oyarbide- el que debe dar explicaciones", es él "quien debe explicar".

"Apunta al juez, pero en ningún momento nombró que la Cámara Federal ratificó lo que dijo Oyarbide, por lo tanto Palacios y Ciro James, están presos por ratificación de la Cámara y además en el expediente se habla de un aparato para-estatal para escuchar ilegalmente". afirmó Ibarra por Radio América.

Asimismo, sostuvo: "Acá no hay persecución. Con la mitad de las pruebas que tiene Oyarbide, en otras circunstancias cualquier Juez cita a un sospechoso a indagatoria, luego se verá el procesamiento", diasparó Ibarra.

Además, el legislador consideró que "hay un Gobierno salpicado por este caso, pasaron varios meses y todavía no pueden decir quién llevo a James al GCBA con un sueldo de 6.000 pesos, no lo dicen porque no pueden".

Ibarra remarcó que Macri, "por la Constitución no puede ir preso, por el cargo que detenta, salvo que la Legislatura lo autorice".

http://www.elargentino.com/nota-89702-Lo-que-hizo-Macri-fue-una-puesta-en-escena.html

20:03 - POLITICA

“Macri mintió en la conferencia de prensa para desacreditar a Burstein y para protegerse a si mismo”


El legislador porteño, Aníbal Ibarra, se refirió así a los dichos del jefe de Gobierno porteño en la conferencia que brindó tras prestar declaración indagatoria ante el juez Oyarbide por la causa de las escuchas ilegales.


“Macri se victimiza y pretende echarle la culpa al juez y al Gobierno Nacional porque no puede explicar que su ex jefe de policía, mano derecha en materia de seguridad y amigo personal, Jorge “Fino” Palacios, esté procesado y detenido por las escuchas ilegales a su cuñado y a un opositor político”, señaló Ibarra.

Asimismo el legislador dijo que” Macri pretende desligarse de la imputación diciendo que no conocía a Ciro James, pero las intervenciones ilegales se hicieron a través de Palacios y fue este el que tramitó las pinchaduras ilegales ante James”.

“Macri mintió cuando le imputó intencionalidad a Burstein al decir que la intervención de su teléfono se autorizó después de que Palacios había renunciado a la Policía Metropolitana (y el argumento de Burstein es que lo escucharon por la designación de Palacios al frente de esta fuerza)”, afirmó Ibarra.

“El jefe de Gobierno escondió que el pedido de intervención del teléfono de Burstein fue ordenado por el juez Gallardo de Misiones el 10 de agosto del 2009, quince días antes de la renuncia de Palacios", recordó el legislador.

En ese sentido, enfatizó: "es más, la Policía de Misiones (en complicidad con James) había iniciado el trámite de intervención ilegal ante el juez misionero el 5 de agosto, veinte días antes de la renuncia de Palacios”.

“Macri mintió para desacreditar falsamente a Burstein y para protegerse a sí mismo”, advirtió el ex jefe de Gobierno.

De la misma forma Ibarra dijo que “Macri también pretende desvincularse de James diciendo que era un empleado entre ciento veinte mil, pero nunca pudo aclarar quién lo llevó al gobierno ni por qué le pagaron el sueldo más alto de contratos (seis mil pesos mensuales) y por qué lo designaron a pesar de que no tenían partida presupuestaria para hacerlo (ordenaron por escrito sacar dinero de otras partidas para poder contratarlo)”.

“El jefe de Gobierno también dijo en la conferencia de prensa que James ni siquiera había ingresado a la Metropolitana porque se había detectado una incompatibilidad.

Sin embargo no dijo ni una palabra de las reuniones que James hizo con fiscales de la Ciudad en representación de la Policía Metropolitana y a pedido de Palacios. Un mero aspirante, según el gobierno, que se reunía con funcionarios judiciales en representación de la Policía de la Ciudad”, finalizó el legislador.

http://www.telam.com.ar/vernota.php?tipo=N&dis=1&sec=1&idPub=185805&id=354859&idnota=354859

ueves, 6 de mayo de 2010

La oposición pide una comisión investigadora


La conferencia de prensa del jefe de Gobierno generó reacciones de la oposición porteña, que criticó las explicaciones de Mauricio Macri. Varios legisladores ya hablan de impulsar la creación de una comisión para investigar el espionaje ilegal en el que están involucrados Ciro James y Jorge “El Fino” Palacios.

- Fabio Basteiro, Proyecto Sur. Manifestó que las explicaciones de Macri resultaron “preocupantes e irresponsables”. “En vez de victimizarse y frivolizar el problema, debería reconocer que las escuchas ilegales fueron ordenadas y llevadas a cabo por –y con conocimiento de– funcionarios de su gobierno, y asumir las consecuencias políticas”, afirmó. “Resulta un despropósito acusar que se está atacando a la democracia cuando la Justicia y la sociedad piden que se investigue el accionar ilegal de una banda de delincuentes encaramada en las más altas esferas del gobierno de la ciudad”, concluyó Basteiro.

- Aníbal Ibarra, Diálogo por Buenos Aires. Aseguró que “Macri mintió para desacreditar falsamente a Sergio Burstein y para protegerse a sí mismo”. El jefe de Gobierno “escondió que el pedido de intervención del teléfono de Burstein fue ordenado por el juez Gallardo de Misiones el 10 de agosto de 2009, quince días antes de la renuncia de Palacios”, aseguró Ibarra. También subrayó que Macri “pretende echarles la culpa al juez y al Gobierno porque no puede explicar que su ex jefe de policía y amigo personal Fino Palacios esté procesado y detenido por las escuchas ilegales a su cuñado y a un opositor político”. Asimismo el legislador dijo que “pretende desligarse diciendo que no conocía a Ciro James, pero las intervenciones ilegales se hicieron a través de Palacios y fue éste el que las tramitó”.

- Francisco “Tito” Nenna, Encuentro Popular para la Victoria. Consideró que “los porteños lo votaron para que gobierne, no para que llore sobre lo que no puede hacer o hace mal”, al tiempo que sostuvo que la rueda de prensa fue “una burla camuflada de marketing”. Nenna además dijo que “Macri quiso una policía con represores y ahora se hace el zonzo cuando le preguntan por la red de escuchas ilegales”.

- Marcelo Parrilli, MST-Nueva Izquierda. Reclamó que la Legislatura inicie “el procedimiento de juicio político” contra Macri. A su entender, el jefe de Gobierno “es el principal responsable por la creación, las designaciones y todos los escándalos de la Policía Metropolitana”. “Más allá de lo que resuelva el juez en la causa, Macri debe rendir cuentas por su responsabilidad política”, afirmó Parrilli.

- Diego Kravetz, Bloque Peronista. Aseguró que “si Macri es procesado, vamos a ser los primeros en impulsar la creación de la Comisión Investigadora”. Pidió “despolitizar la causa”, ya que “esto es una investigación judicial donde se trata de encontrar la verdad”.

- Fernando Sánchez, Coalición Cívica. Sostuvo que “habría elementos suficientes para iniciar una Comisión Investigadora”. Explicó que “desde la Coalición Cívica dimos garantías a Macri y a Montenegro para que ejerzan su derecho a defensa. Hoy es el momento en que la Legislatura debe resolver cómo se tramita la responsabilidad institucional de estos funcionarios”.

- Gabriela Cerruti, Nuevo Encuentro. Aseguró que Macri “es un chico rico caprichoso que debe entender que en la democracia los sospechosos son quienes deben dar explicaciones a la Justicia y no pedirlas”. En ese sentido le reclamó al jefe de Gobierno “un poco más de respeto por las instituciones y responder los requerimientos del juez”.

- Claudio Presman, UCR. Sostuvo que “la creación de una Comisión Investigadora en el ámbito de la Legislatura podría realizar aportes significativos a la causa”.


http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/subnotas/1-46616-2010-05-06.html 

----------------------------------------------------------------

Jueves, 6 de mayo de 2010

EL PAIS › EL JEFE DE GOBIERNO PORTEñO, MAURICIO MACRI, DECLARO COMO IMPUTADO EN LA CAUSA SOBRE EL ESPIONAJE PORTEñO
Se tomó seis horas para hacerse el distraído

En su descargo buscó mostrar que no tuvo nada que ver con las actividades ilegales del ex jefe de la Policía Metropolitana, Jorge “Fino” Palacios, ni con el espía Ciro James. Deslindó responsabilidades en el ministro de Justicia y en el ex ministro de Educación.


Por Irina Hauser y Raúl Kollmann

“No tengo idea, no participo, no me interesa el tema de escuchas telefónicas”, repitió una y otra vez el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, durante la indagatoria ante el juez Norberto Oyarbide, quien lo vincula con el espionaje a su propio cuñado, Daniel Leonardo, y al dirigente de Familiares de AMIA, Sergio Burstein. Así fueron la mayoría de sus respuestas, orientadas a mostrar que no tuvo nada que ver con las actividades ilegales de su primer jefe de la Policía Metropolitana, Jorge “Fino” Palacios, por las que deslindó responsabilidades en el ministro de Justicia, Guillermo Montenegro, ni con las tareas de espía de Ciro James, por las que apuntó al ex ministro de Educación Mariano Narodowski, que lo nombró asesor. Macri argumenta que no tenía trato directo con ninguno de los dos, procesados como pilares de la asociación ilícita que él está sospechado de integrar. A James, insistió en que ni siquiera lo conoce. Este planteo surge del escrito de 40 páginas que llevó a la cita con el juez, donde sostiene que la causa judicial se orquestó a partir de una maniobra del gobierno nacional y que fue “direccionada” contra su gobierno. Reclamó, además, que se investigue el papel de la Policía Federal y la SIDE.

Macri llegó al juzgado con la idea de que, con el escrito en mano, no le harían preguntas, o serían pocas. Pero su estadía duró desde las diez de la mañana hasta las cuatro y media de la tarde. Oyarbide estuvo presente toda la declaración, parado inmutable junto al escritorio del secretario del juzgado. El jefe de Gobierno porteño respondió con tono de fastidio, según testigos de la audiencia. Antes de que empezara el interrogatorio, dijo que “no entiende el hecho del cual se lo acusa” y le recriminó al juez, cara a cara, que lleva adelante “una investigación atomizada y sesgada”, orientada hacia él, que hasta ahora omitió revisar trabajos de espionaje de James previos a 2007. En el juzgado le señalaron que la asociación ilícita había sido confirmada por la Cámara Federal, que además ordenó investigar hacia arriba.

A Macri, Oyarbide lo vincula con la escucha ilegal a Burstein, quien criticaba públicamente la designación de Palacios en la policía porteña dada su vinculación con el encubrimiento del atentado a la AMIA, por lo que fue procesado días después de renunciar a la nueva fuerza. Los investigadores suponen que el jefe de Gobierno tenía un interés directo en escucharlo y en conocer qué iba a pasar con su situación en la causa AMIA. La escucha a Burstein disparó el comienzo de la causa del espionaje, después de que recibió un llamado anónimo que le advertía que Palacios lo estaba escuchando. Luego se supo que lo habían involucrado en una investigación por homicidio en Misiones, de donde salió la orden para escucharlo. La SIDE lo grababa y las escuchas las retiraba James.

En el expediente quedó claro que Palacios y James –ambos presos– tenían una relación estrecha: en dos meses habían hablado 190 veces por teléfono, y lo habían hecho en momentos clave de las escuchas, entre otras la realizada a Burstein. Otra de las personas espiadas fue el cuñado de Macri, Daniel Leonardo, casado con Sandra Macri. Leonardo testificó que lo había mandado a investigar su suegro Franco Macri y que lo habría hecho con ayuda de Mauricio. Cuando a Leonardo le pincharon el teléfono, James fue nombrado en el Ministerio de Educación porteño. Las escuchas las retiraba James se dirigía a algún domicilio en Barrio Parque (o cerca), donde vive Macri, según delató la ubicación de su celular.

Para despegarse de las actividades ilícitas tanto de James como de Palacios, el jefe de Gobierno apuntó a los ministerios de los cuales dependían, con la excusa de que la Ciudad tiene muchos empleados –120 mil– y que cada cartera tiene autonomía y contrata la gente que quiere. Mientras el Fino estuvo en la Metropolitana, señaló, “su actuación estuvo bajo la égida del Ministerio de Justicia y Seguridad”. James, dijo, fue “contratado como asesor externo con un grupo de profesionales de la Universidad de La Matanza” en el Ministerio de Educación. También dijo desconocer que James iba como representante de la Metropolitana –donde aún no estaba nombrado– a reuniones con autoridades del Ministerio Público. Tanto el ministro de Seguridad, Montenegro, como el ex titular de Educación, están imputados y fueron indagados la semana pasada.

- Palacios. Nada en los dichos de Macri ante el juez hace pensar que Palacios dejó de ser su comisario favorito, ya que sigue sin cuestionarlo. Cuando le preguntaron por qué lo nombró en la Metropolitana, volvió a decir que venía galardonado, “con las mejores referencias” y con una buena performance como jefe de seguridad de Boca. Y que como “un sector de la comunidad judía y la propia Embajada de Israel” lo avalaban, minimizó su compromiso en la causa del atentado. Hasta que estalló el escándalo del espionaje, dijo, no tenía noción de que el Fino tenía una agencia de seguridad ni que la compartía con Osvaldo Chamorro, su segundo en la Metropolitana, ni que interceptaba teléfonos. “Tampoco había motivos para sospechar”, dijo.

- James. “No lo conozco, no hablé, no sabía que existía”, repitió Macri.” Castellano básico: no lo conozco”, se ofuscó, cuando el nombre de James ya había aparecido en unas cinco preguntas. “Desconocía”, dijo, que fuera empleado de Educación, y que hubiera solicitado entrar a la Metropolitana. Aseguró que, según le dijo el ex ministro Narodowski, había empezado “como asesor” en marzo de 2008 y “no fue como supuesta contraprestación por haber intervenido al señor Leonardo”. Sin embargo, la contratación se produjo en mayo de ese año y coincide con la escucha al parapsicólogo y con la época en que, como admite Macri en el escrito, ya estaban trabajando en el armado de la Metropolitana, que conduciría Palacios, a quien siempre dijo que le confiaría la seguridad de su familia. Ningún funcionario porteño pudo demostrar que haya hecho trabajos concretos para el Ministerio de Educación, no hay ni un dictamen, ni un papel, nada. Por eso el juzgado sostiene que su cargo de asesor fue una pantalla. Macri señala que por las escuchas que hizo en ese período, James debe responder “a título personal”. Y acota que como cuando fue contratado “omitió mencionar” que “era policía federal en actividad”. Le resulta “inverosímil”, dice, que “James haya realizado escuchas a espaldas de la Federal –donde revistó desde 2003– y de la SIDE”. Por eso pide medidas de prueba que se remontan a 2004, cuando él ni siquiera era jefe de Gobierno.

- Burstein. Para desligarse de la escucha al familiar de AMIA, Macri alega que le pincharon el teléfono el 21 de septiembre del año pasado, cuando Palacios ya se había ido de la Metropolitana, el 25 de agosto. Sin embargo, la orden del juzgado de Posadas, por entonces a cargo de Horacio Gallardo –detenido igual que el ex juez José Luis Rey–, es del 10 de agosto. Esto quiere decir que incluso unos días antes a Burstein se lo había introducido como falso sospechoso en un caso de homicidio para justificar el espionaje. La escucha se efectivizó al mes siguiente porque la SIDE no tenía canales disponibles para ejecutarla.

- El cuñado. “Nunca tuve el más mínimo interés en conocer las conversaciones del esposo de mi hermana Sandra. Lo que él haga o deje de hacer no es asunto mío, sino de él mismo y eventualmente de mi hermana”, señaló Macri en su descargo. Sostuvo que con el parapsicólogo tiene un trato “poco frecuente” pero “cordial” y que se “sorprendió” de que lo haya involucrado en la escucha. Leonardo testificó que la pelea pasaba por la fortuna familiar, y que le habían ofrecido plata para separarse de Sandra. En el expediente surge que las escuchas a Leonardo podían apuntar a tener pruebas sobre su vida sexual y exhibírselas a su mujer para forzar el divorcio. Como sea, el espionaje existió y para los investigadores, es impensable que Palacios –considerado jefe de la asociación ilícita– haya participado en un espionaje a Leonardo sin siquiera la venia de Macri, con quien tenía una relación estrecha de muchos años.

La indagatoria tuvo un cuarto intermedio al mediodía, en que Macri almorzó en el comedor de Tribunales con sus abogados y su vocero. Cuando volvió, se quejó de que la carne estaba dura. Al terminar la declaración, dijo que seguía sin saber de qué lo acusaban y se quejó de no haber podido ejercer “su defensa”. Fue el único momento en que Oyarbide habló:

–Este fue su acto de defensa –lo despidió el juez.


Permalink:
http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-145232-2010-05-06.html

0 comentarios:

Entrada destacada

¿No se crearon puestos de trabajo en los últimos 4 años?

Víctor Hugo transmitió en vivo. 9 de septiembre a las 8:50 · Facebook Mentions · Es #falso que en los últimos años no se creó #emple...

Blog Archive

Etiquetas