Lo que circula por los medios

14 de mayo de 2010

MACRI PROCESADO POR PARTICIPE NECESARIO DE ASOCIACION ILICITA



post con actualizaciones


http://www.youtube.com/watch?v=94jZ-IfWB0U

Habla Mauricio Macri tras ser procesado por Oyarbide por las escuchas ilegales


http://www.youtube.com/watch?v=KAATjoqSUfE



http://www.youtube.com/watch?v=4NU2twaWOWk



14-05-10 | POLÍTICA

Macri fue procesado en la causa de las escuchas telefónicas
El juez federal Norberto Oyarbide determinó que existen pruebas que involucran directamente al jefe de Gobierno y lo procesó "por partícipe necesario de asociación ilícita". Macri ya adelantó que recurrirá a la Cámara. El ex ministro de Educación, Mariano Narodowski,
Finalmente, el magistrado Norberto Oyarbide decidió esta tarde procesar al jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, en el marco de la causa por las escuchas telefónicas, bajo la figura de "partícipe necesario de una asociación ilícita".

También quedó procesado el ex ministro de Educación de la Ciudad, Mariano Narodowski, quien fuera reemplazado en la cartera por Esteban Bullrich.

Una decisión que se preveía ya que la posibilidad del sobreseimiento era casi nula, sobre todo si se tenía en cuenta que para Oyarbide había pruebas firmes que lo vinculaban a Macri a las escuchas ilegales. Ahora, tal como adelantara el propio jefe de Gobierno, recurrirá a la Cámara para evitar que continúe el proceso judicial.

El ex presidente de Boca Juniors está acusado de integrar una asociación ilícita dedicada a las escuchas telefónicas ilegales, que tuvieron como víctimas a su cuñado, Néstor Leonardo, y a Sergio Burstein, familiar de una de las víctimas de la AMIA, entre otros.

Con el agravante que dichas operaciones se llevaban a cabo a través del ex policía federal Ciro James y el ex jefe de la Policía Metropolitana, Jorge Palacios, en el seno de la administración del gobierno porteño.

Para Oyarbide, el jefe capitalino impulsó a través de Palacios la contratación de James, quien habría escuchado a Burstein por su oposición a la designación de Palacio al frente de la nueva fuerza de seguridad de la ciudad de Buenos Aires.

Después de la indagatoria
Diez días atrás, Oyarbide citó al jefe de Gobierno a declaración indagatoria por esta causa. Al término de la extensa presentación, Macri consideró que la causa estaba "claramente direccionada".

"Me pasé todas estas horas, se lo pregunté desde el principio hasta el final y me fui sin un solo dato . Me fui sin tener claro un solo acto mío que se me justifique que se me meta en esta causa ", se quejó. "Sin tener una sola prueba, esto demuestra que ha sido una claramente direccionada", agregó.

Desde entonces, Macri ha declarado en más de una oportunidad que no piensa en renunciar. "No estoy para nada de acuerdo (con la posibilidad de renunciar). Me ha votado la gente. Procesamiento es presunción de culpabilidad. En algún momento la Justicia va a llegar a la verdad de esta situación", dijo.

Hoy, a su vez, desde la 10ma edición de Mercoláctea, que se desarrolla en San Francisco (Córdoba), Macri manifestó "que no existe ninguna posibilidad" de que quede preso.


Qué dice el Código Penal

* Asociación ilícita/ Artículo 210: "Será reprimido con prisión o reclusión de tres a diez años, el que tomare parte en una asociación o banda de tres o más personas destinada a cometer delitos por el solo hecho de ser miembro de la asociación. Para jefes u organizadores de la asociación el mínimo de la pena será de cinco años de prisión o reclusión".

* Artículo 210 bis: "Se impondrá reclusión o prisión de cinco a veinte años al que tomare parte, cooperare o ayudare a la formación o al mantenimiento de una asociación ilícita destinada a cometer delitos cuando la acción contribuya a poner en peligro la vigencia de la Constitución Nacional".



-------------------------
BURSTEIN 14052010



http://www.youtube.com/watch?v=aQI_7tEmIOY


----------------------------------------------------
actualizado: 14052010

Sábado, 15 de mayo de 2010



EL PAIS › EL JUEZ OYARBIDE CONSIDERO AL JEFE DE GOBIERNO PORTEñO INTEGRANTE DE UNA ASOCIACION ILICITA QUE SE DEDICABA A LAS ESCUCHAS ILEGALES
El día que Macri quedó PROcesado

La causa por las pinchaduras telefónicas, revelada meses atrás por Página/12, terminó anoche con el procesamiento del jefe de Gobierno, un hecho inédito. La resolución incluyó a Narodowski, Fino Palacios y dos ex jueces misioneros. Montenegro fue sobreseído.



Por Irina Hauser y Raúl Kollmann

El juez federal Norberto Oyarbide procesó anoche al jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, por los delitos de violación de secretos, abuso de autoridad, falsificación de documentos públicos, en concurso con la participación en una asociación ilícita. En la causa por espionaje ilegal –revelado en su momento por Página/12–, el magistrado le imputó a Macri responsabilidad en la escucha que tuvo como víctima a su cuñado, Daniel Leonardo. Cuando se habla de falsificación de documentos públicos, hace referencia a que se armó una causa falsa contra Leonardo en Misiones para justificar la escucha telefónica ilegal. El procesamiento a Macri es sin prisión preventiva, pero con un embargo de 250.000 pesos. El juez también procesó a los dos jueces de Misiones, José Luis Rey y Horacio Gallardo, por los mismos delitos, y amplió la acusación contra Jorge “Fino” Palacios, acusándolo del espionaje en cinco casos más. Respecto del ex ministro de Educación porteño Mariano Narodowski consideró que fue encubridor, porque le firmó un contrato a Ciro James como asesor, sin que el espía hiciera trabajo alguno. Por último, el magistrado sobreseyó al ministro de Seguridad, Guillermo Montenegro.

No faltan quienes sostienen que Oyarbide tomó esta decisión para esquivar la recusación de Montenegro, que ahora llegó a la Cámara de Casación. Otros afirman que lo único que relaciona a Montenegro con el espionaje es que James estuvo en el ministerio varias veces y que había entrado a la Metropolitana, pero que no hay un elemento puntual, un interés específico, como el de Macri con su cuñado.

A las 20 de ayer, el juez convocó a las partes para firmar delante de ellos el fallo. Citó a los abogados de los imputados y al fiscal Alberto Nisman. Estaba también presente el secretario letrado, Gustavo Russo. Como los fundamentos son muy extensos, Oyarbide resolvió que recién los va a entregar a partir del lunes, por lo que anoche sólo firmó la parte resolutiva, es decir, los procesamientos y el sobreseimiento.

Desde el vamos, Macri trató de instalar la idea de que en el expediente no hay nada en su contra y que por lo tanto toda la causa es una maniobra política, supuestamente armada por el gobierno nacional en complicidad con el juez Oyarbide. Ayer, insistió con los mismos argumentos. Sostuvo que el procesamiento “estaba escrito antes de comenzar la causa” y que el kirchnerismo está “dispuesto a dañar” a todo aquel que se le oponga, en este caso él.

Sin embargo, quienes tuvieron acceso a la causa aseguran que no es común ver un expediente sobre espionaje con tanta cantidad de pruebas: jueces que armaron expedientes falsos por homicidio y robo, órdenes escritas para realizar las escuchas, un jefe policial que habla con el espía interviniente casi 200 veces, el mismo espía que retira personalmente las escuchas, un contrato falso en el Gobierno de la Ciudad y el espionaje contra un familiar directo.

Las imputaciones

Desde el punto de vista de la causa, a Macri se le imputa lo siguiente:

- Que en los últimos años Fino Palacios fue su policía de confianza, al punto que lo designó como jefe de seguridad de Boca Juniors durante su presidencia y lo puso a cargo de la Metropolitana ni bien armó esa fuerza. La ligazón con Palacios era tan estrecha que mantuvo su designación pese a que estaba a punto de ser procesado por irregularidades en la causa AMIA. Ni siquiera hoy desliza la menor crítica hacia el detenido Fino y lo sigue avalando.

- Ese jefe de su confianza tuvo un subalterno directo, Ciro James, con el que cruzó casi 200 llamadas en tres meses. Es decir, a un promedio de más de dos comunicaciones diarias. Palacios llevó a James a la Metropolitana, le iba a dar un cargo de importancia y se sabe que participaba en actividades de la fuerza mucho antes de ser designado.

- El vínculo entre Palacios y James también queda en evidencia en la escucha a Sergio Burstein, dirigente de Familiares y Víctimas del atentado a la AMIA. Eran los tiempos en que Palacios estaba a punto de ser procesado, de manera que a Fino le importaba muchísimo escuchar lo que hablaba Burstein sobre la causa AMIA, en especial con el fiscal Alberto Nisman. También puede deducirse que a Macri le interesaba la cuestión, porque necesitaba saber qué ocurriría con su policía preferido.

- Pero lo que acerca definitivamente el caso del espionaje a Macri es la escucha a Daniel Leonardo, su cuñado. Existía un serio conflicto familiar y el clan Macri quería probar, a través de las escuchas, supuestas preferencias sexuales de Leonardo. El objetivo –según cree el juez– era exhibirle las escuchas a Sandra Macri, la hermana de Mauricio, y convencerla de que se divorcie. Aunque nunca lo terminó de decir, Macri sugiere que esta operación de espionaje ilegal fue contratada por su padre, Franco. Ni el juez ni el fiscal creen que Palacios y Ciro James hubieran puesto en marcha la escucha sin el visto bueno de Mauricio.

- Para probar ese último vínculo, aparece la contratación de James en el Ministerio de Educación porteño, justito en la época en que se hicieron las escuchas a Leonardo. Y lo cierto es que no hay explicación para que le hayan pagado 6000 pesos por mes a James: no existe constancia de que haya hecho algún trabajo y los demás abogados contratados declararon que no lo vieron en el ministerio. Los dos especialistas de la Universidad de La Matanza que supuestamente recomendaron a James para ese trabajo negaron en forma categórica que lo hayan hecho y hasta dijeron que ni siquiera sabían que trabajara allí. Narodowski fue quien habló de la recomendación de los especialistas de la Universidad de La Matanza: terminó procesado porque el juez consideró que mintió y, por lo tanto, fue parte de la maniobra.

- Como un indicio más aparece un dato llamativo. Después de retirar las cintas con las escuchas a Leonardo, Ciro James aparecía usando el celular en la zona de Barrio Parque, justo donde viven Franco y Mauricio Macri. El juzgado determinó que en ese tiempo el padre estaba de viaje en China, por lo que consideraron ese dato como otro indicio más que vincula la operación de espionaje a Leonardo con Mauricio.

Cuando el jefe de Gobierno sostiene que su procesamiento estaba escrito desde el comienzo del expediente, la realidad es que efectivamente las sospechas apuntaban en su dirección. Es que en el centro de la escena estaba Palacios, con quien mantenía –y mantiene– un estrecho vínculo.

Macri también alega que la Policía Federal y la SIDE, es decir el gobierno nacional, fueron los que dieron origen a la causa. Es posible. El punto de partida fue una llamada anónima a la casa de Burstein y el individuo que llamó le dijo a la hija del dirigente de las víctimas de la AMIA que Fino Palacios le pinchaba los teléfonos. Lo concreto es que Oyarbide determinó que era cierto. Y las pruebas de que la escucha se estaba haciendo resultaron apabullantes.

El otro argumento de Macri es que seguramente James espiaba con anterioridad, cuando revistó durante años en el área de Inteligencia de la Policía Federal. También es posible y Oyarbide lo está investigando. Lo cierto es que la maniobra de espionaje ilegal se descubrió en 2009 y funcionaba en ese momento en la órbita del jefe de la policía de Macri y espiaban a un cuñado del jefe de Gobierno. Una interpretación es que Macri usó un aparato de espionaje que podría estar funcionando de antes.

El resto

Oyarbide sorprendió ayer respecto de la ampliación del procesamiento contra Palacios. Se esperaba que definiera su papel como jefe de la asociación ilícita, algo que tácitamente le pidió la Cámara Federal. Según dicen los allegados al juez, el magistrado todavía no está en condiciones de definir los roles dentro de esa asociación: no puede certificar quién fue el jefe ni quién el organizador. Por ello, la ampliación del procesamiento es sólo porque le añade responsabilidad en el espionaje ilegal de otras cinco personas.

La situación de Narodowski se complicó a raíz de las declaraciones de Cristian Cabral y Rolando Echave, de la Universidad de La Matanza. El ex ministro de Educación los mencionó como las personas que recomendaron a James. Cabral y Echave no sólo lo negaron. Ambos dijeron que ni sabían que James trabajaba en el ministerio porteño y contaron que ellos mismos concurrían a dar un asesoramiento en la cartera de Narodowski y nunca vieron allí a James. Otro elemento de peso: el contrato de James no se publicó en el Boletín Oficial, otra evidencia de que se encubría algo.

El sobreseimiento de Montenegro circulaba como una posibilidad en las últimas semanas. También se especulaba con que Oyarbide le dictaría una falta de mérito, para que el ministro continuara bajo investigación. En Comodoro Py había quienes pronosticaban el sobreseimiento esencialmente porque de esa forma pasa a ser abstracta la recusación de Montenegro al juez. Ya no está acusado de nada, no hay razón para recusarlo. El ministro nunca estuvo demasiado de acuerdo con la designación de Palacios al frente de la Metropolitana –Fino fue puesto allí por Macri– y entre los espiados no hay ninguno que parezca de interés específico de Montenegro. Por supuesto, también está el argumento de que los dos protagonistas principales de la asociación ilícita, Palacios y James, revistaban en ese ministerio. Por eso, pese al sobreseimiento del juez, Montenegro será interpelado el martes próximo en la Legislatura porteña.

El procesamiento de los ex jueces misioneros Horacio Gallardo y José Luis Rey estaba cantado. Se les imputan los mismos delitos que a Macri: participar en una asociación ilícita dedicada a escuchar ilegalmente. La responsabilidad de los ex magistrados consistió en convalidar expedientes falsos por homicidio y robo. Sobre esa base libraban órdenes a la SIDE para que intervinieran teléfonos y la realidad es que ni siquiera incorporaron las escuchas a los expedientes. Las cintas las retiraba James de la SIDE y se las quedaba.


Permalink:
http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-145731-2010-05-15.html

-----------

Sábado, 15 de mayo de 2010



EL PAIS
Carta documento


El ministro de Justicia y Seguridad, Guillermo Montenegro, les envió una carta documento a los legisladores porteños Aníbal Ibarra y Eduardo Epszteyn en la que los amenazó con iniciarles una querella por daños y perjuicios si no se retractan de sus declaraciones sobre las escuchas ilegales y dejan “expresamente a salvo su buen nombre y honor”. “Con la carta documento, Montenegro pone en evidencia su desconocimiento de la Constitución y también de su rol de funcionario público”, le respondieron Ibarra y Epszteyn, quienes recordaron que la Constitución porteña establece que “ningún diputado puede ser acusado, interrogado judicialmente ni molestado por las opiniones, discursos o votos que emita en el ejercicio de su función”. “Todas nuestras manifestaciones fueron realizadas en nuestro carácter de legisladores porteños. Si a Montenegro no le gusta que lo critiquen, debiera dedicarse a otra cosa y no a la función pública”, le recomendaron los legisladores de Diálogo por Buenos Aires. “Dijimos y sostenemos que Montenegro mintió, confundió y escondió cosas que sabía para proteger a Macri y para despegarse del escándalo de las escuchas de Ciro James. Dijimos y sostenemos que hay un pacto de protección mutua entre Macri y Montenegro”, remarcaron los legisladores, que prometen ampliar estas (y otras) acusaciones en la interpelación de Montenegro del martes próximo.


Permalink:
http://m.pagina12.com.ar/diario/elpais/subnotas/145731-46777-2010-05-15.html

---------------

Sábado, 15 de mayo de 2010


EL PAIS › TODOS LOS SECTORES DE LA OPOSICION PORTEñA CUESTIONARON AL JEFE DE GOBIERNO
“Crisis institucional en la ciudad”

Algunos bloques proponen plantear la interpelación de Mauricio Macri. Otros reclaman que se presente espontáneamente a dar explicaciones por su responsabilidad en las escuchas ilegales. También se habla de licencia y de futura renuncia.



Por Werner Pertot

El arco opositor completo –incluidos varios dirigentes nacionales– cuestionó a Mauricio Macri tras su procesamiento en la causa por espionaje ilegal. Un sector de la oposición porteña se propone plantear la interpelación del jefe de Gobierno (paso previo al juicio político), mientras que otros le reclamaron que se presente espontáneamente. La mayoría habló de “crisis institucional en la ciudad”, una definición a la que los macristas le huyen como a la peste. Desde el kirchnerismo, Juan Cabandié le exigió a Macri que dé un paso al costado y pida licencia hasta que se aclare su responsabilidad en las escuchas. Por su parte, el diputado de Nuevo Encuentro Martín Sabbatella advirtió que si la Cámara Federal confirma el procesamiento “Macri tendría que renunciar inmediatamente”. Y si no, pidió que se le inicie juicio político.

Los legisladores del bloque de Proyecto Sur, que lidera Fabio Basteiro, emitieron un comunicado conjunto en el que destacaron que el procesamiento tiene “serias consecuencias sobre la situación institucional de la ciudad”. “Macri deberá brindar las explicaciones pertinentes sobre los graves delitos que se le imputan en relación con las escuchas ilegales que motivaron su procesamiento. Se confirman las graves sospechas de que en la ciudad de Buenos Aires se quiso instalar un sistema de inteligencia clandestino”, remarcaron. En tanto, el diputado Claudio Lozano consideró que “la ineficacia del gobierno de Macri ha llegado al límite de gestar con su propia política una verdadera crisis institucional”.

La diputada Victoria Donda, de Libres del Sur, estimó que Macri “tiene que dejar de poner excusas y hacerse cargo de su responsabilidad en la contratación y en el accionar de la gente que él designó”. “De una vez por todas, estos dirigentes políticos que no se cansan de hablar de república y de democracia deberían terminar con la práctica de violentar la ley”, cuestionó Donda.

“Si la Cámara Federal confirma el procesamiento, Macri tendría que renunciar inmediatamente a su cargo. Y si no lo hiciera, la Legislatura debe iniciarle juicio político”, remarcó Sabbatella, en una de las declaraciones más duras que se le han escuchado. Su bloque de legisladores presentó, en tanto, un pedido de interpelación a Macri. Entre ellos, Gabriela Cerruti estimó que “da tristeza y vergüenza que esto esté sucediendo en la ciudad. El jefe de Gobierno tiene que venir ahora a la Legislatura a dar explicaciones”.

En igual dirección se pronunciaron los legisladores de Diálogo por Buenos Aires, junto al de Igualdad Social, Martín Hourest. Aníbal Ibarra destacó que “Macri debería presentarse en la Legislatura para dar explicaciones”. El ex jefe de Gobierno remarcó que el líder de PRO “no pudo explicar por qué Jorge Palacios, su amigo y funcionario estrella, escuchaba ilegalmente a Néstor Leonardo, cuñado del jefe de Gobierno”. “Macri debería presentarse de manera espontánea en la Legislatura sabiendo que tal actitud le haría bien al equilibrio institucional que merece la ciudad”, destacaron Hourest y Epszteyn. Al enterarse de la respuesta negativa de Macri, Epszteyn advirtió que “Macri sigue despreciando el Poder Legislativo”. Además, recordó que “el bloque del PRO bloqueó la posibilidad de que la Legislatura tenga acceso a la causa”. Los opositores porteños querían solicitar una copia del expediente, pero el bloque macrista no habilitó el tratamiento sobre tablas.

Por su parte, el jefe del bloque kirchnerista de legisladores, Juan Cabandié, remarcó que el procesamiento “es de una gravedad institucional tan grande que no deja otro camino: Macri debe dar un paso al costado, debe solicitar una licencia en el ejercicio de su cargo, hasta tanto se aclare su situación procesal”. “La ciudad se avergüenza de su jefe de Gobierno”, acotó el kirchnerista Francisco “Tito” Nenna, quien consideró que “ya es tiempo de que la Legislatura avance sobre las responsabilidades políticas de Macri”. “Después de este fallo nos sentimos más inseguros que antes, ya que no sólo el ex jefe de la Policía Metropolitana y Ciro James están presos, sino que el propio jefe de Gobierno está procesado”, estimó el senador kirchnerista Daniel Filmus.

En su línea más cuidada, la Coalición Cívica consideró que “la oposición debe actuar con prudencia, responsabilidad y seriedad”. El titular de la CC-ARI Capital, Adrián Pérez, y el jefe de la bancada de la CC en la Legislatura, Fernando Sánchez, destacaron que “Macri tiene responsabilidad política en la designación del Fino Palacios al frente de la Policía Metropolitana y en su sostenimiento a pesar de las evidencias en su contra. Las explicaciones del jefe de Gobierno no resultan suficientes”. De todas formas, ratificaron que van a esperar a un fallo de la Cámara Federal antes de sumarse a una comisión investigadora por el caso de espionaje. En tanto, Sánchez advirtió que “las responsabilidades políticas de Montenegro no se terminaron con la falta de mérito”.

“El procesamiento de Macri ratifica una vez más la profundidad de la crisis institucional que atraviesa la ciudad”, destacó el titular del PS porteño, Roy Cortina. “Sin duda, esto demuestra que a Macri se le van acabando las excusas sobre la parcialidad del juez y el desconocimiento de James y no va a poder evitar responder ante la Justicia.” “Esta grave situación marca la necesidad de que la Legislatura se avoque al análisis de los hechos para determinar las responsabilidades políticas”, destacó.

Adelantado en la posición del juicio político, el legislador de MST-Nueva Izquierda Marcelo Parrilli ya presentó su proyecto de interpelación a Macri con las preguntas que le haría al jefe de Gobierno. “Por encima de Montenegro, él ideó e hizo de la Metropolitana una verdadera Federal II”, remarcó.


Permalink:
http://m.pagina12.com.ar/diario/elpais/subnotas/145731-46776-2010-05-15.html



---------------------------------------------------------------

Domingo, 9 de mayo de 2010 |

EL PAIS › SERGIO BURSTEIN, ESPIADO POR LA METROPOLITANA, DESARMA LOS ARGUMENTOS DEL JEFE DE GOBIERNO PORTEñO

“No es un tema de Palacios, es un tema de Macri

Indignado por “las patoteadas” de Macri ante la Justicia, desmiente ser parte de ninguna conspiración –“soy yo y mi familia”– y considera absurdo que el líder del PRO diga no conocer “a su confidente, su amigo de años”, el detenido ex policía Palacios

Por Laura Vales

Esta semana, luego de ser indagado por las escuchas ilegales, Mauricio Macri alegó que la causa fue “direccionada” –ésa es la palabra que usó– para perjudicarlo. El jefe de Gobierno porteño cargó especialmente contra el denunciante, Sergio Burstein, de Familiares y Amigos de las Víctimas de la Amia: tras definirse como blanco de una operación kirchnerista, Macri sugirió que Burstein actuó en connivencia con la Policía Federal y la SIDE para montar el expediente. En esta nota, Burstein contesta esas acusaciones y explica qué había detrás de las pinchaduras. También asegura: “Cada vez estoy más convencido de que él es el responsable”.

–¿Lo sorprendieron las declaraciones de Macri?

–Me incomodó que se metiera con mi familia, porque por lo que él dice, yo, mi mujer y mi hija estuvimos en un complot contra él... Que se meta conmigo lo puedo entender, porque soy la persona que lo denunció y llevó a indagatoria, pero que haya acusado a mi familia de haber sido parte de una operación armada por el Gobierno... Es la fantasía propia de un tipo que está acostumbrado a hacer estas cosas. Y lo digo porque en el expediente hay testimonios de familiares de él, de una ex mujer, creo que de su hermano, que declaró que la familia Macri acostumbra a hacer escuchas del otro. Entonces, gente así piensa que personas como yo, ciudadanos como cualquiera, que tenemos que trabajar para vivir, que no nacimos en una cuna de oro, dedicamos nuestro tiempo en campañas contra él. A mí no me interesaba nada de Macri, me empezó a interesar cuando la investigación sobre las escuchas ilegales empezó a mostrar, como dijo la Cámara de Apelaciones, que el tema tenía un fuerte olor a paraestatal. Y el olor a paraestatal venía de él.

–Para despegar al Fino Palacios de las escuchas, Macri dijo que el ex comisario se fue de la Policía Metropolitana en agosto y la escucha a su teléfono se hizo en septiembre, un mes después.

–¡Es todo mentira! El, para salvarse, dice “¿para qué me iba a interesar a mí escucharlo a Burstein si cuando se hicieron las escuchas ya Palacios no era el jefe de la Metropolitana?”. Sin embargo, las escuchas fueron pedidas el 5 de agosto. Pero al margen de eso hay que marcar lo siguiente: pensar que las escuchas le interesaban a Palacios es quitarle trascendencia al tema. El responsable de todo no esto no es Palacios, porque Palacios no fue a pedirle a Macri ser jefe de la Metropolitana, fue Macri quien lo puso ahí. Macri caminaba con Palacios desde hacía muchos años, era su encargado de seguridad, su confidente, su amigo, su mano derecha, el tipo al que confiaba su familia. No puede ahora tratar de hacernos creer que a Palacios lo eligió otro.

–¿Por qué pincharon su teléfono?

–Cuando se acercaba el acto por el aniversario del atentado a la AMIA, los familiares veníamos impulsando la lucha y la protesta para que destituyera a Palacios de la Policía Metropolitana. Y me encontraron a mí de portavoz, estaba yo de casualidad, porque hubieran podido encontrar a cualquier otro. ¿Qué querían saber? Querían ver qué estrategia armábamos para la protesta, cómo se estaba armando el discurso, con quiénes hablábamos... y si podían encontrar algo para desacreditarme, mejor. Porque esta persona se defiende de-sacreditando a los demás. En ese momento se habían recolectado miles de firmas por la destitución de Palacios... era un tema que le interesaba a él, a Macri, porque está acostumbrado a que nadie le lleve la contra y menos una persona como yo, que no soy nadie. En esos días nos preguntaban mucho sobre qué íbamos a decir en el acto por la AMIA, “¿Vas a hablar de Macri?”, preguntaban. Por supuesto que iba a hablar de Macri. Entonces, el 5 de agosto pidieron las pinchaduras.

–Poco después Palacios renunció.

–Se fue una semana después del discurso, el discurso fue fortísimo, y hablábamos de Palacios, pero sobre todo hablábamos de Macri. Este era un tema que venía de noviembre del 2008, porque el Fino Palacios ya desde el 2008 era el que estaba haciendo las entrevistas para ver quién ingresaba a la Metropolitana. Cuando nos enteramos, denunciamos que era un despropósito porque Palacios estaba a punto de ser procesado por encubridor del atentado a la AMIA. Y ya entonces Macri salió a decir que era una maniobra para desprestigiarlo y boicotear su candidatura para el 2011. Es decir que Macri entendió que la causa por irregularidades que tiene procesado a Carlos Menem, a su hermano Munir, al Fino Palacios, al juez Juan José Galeano y a otros había sido armada para desprestigiarlo a él. El delirio de Macri llega al punto de hacerlo creer que todo el mundo está en contra de él. Para él, la culpa siempre la tiene el otro. Y ahora la culpa la tengo yo.

–En este punto, vendría bien recordar con qué excusa intervinieron su teléfono.

–Me involucraron en una causa de homicidio y piratería del asfalto dos jueces de Misiones. No solamente me pusieron como sospechoso a mí, sino a todos los que les pincharon el teléfono, en esas dos causas. Miren qué casualidad: en Misiones, la provincia donde casualmente Mauricio Macri se había querido candidatear como senador, donde estaba el gobernador Ramón Puerta, mentor de su carrera política, compañero de estudios. Y de esa provincia vienen las escuchas.

–¿Cómo se enteró de que tenía el teléfono pinchado?

Por un llamado anónimo a mi casa. Atendió mi hija, yo estaba en Nueva York junto a otros familiares, porque al día siguiente Cristina Kirchner iba a hablar en la inauguración de la Asamblea General de las Naciones Unidas, donde iba a denunciar por segunda vez a Irán, y para eso fuimos un grupo de familiares allá. El que llamó a casa le dijo a mi hija: “Habla un amigo, decile a tu viejo que tenga cuidado porque el Fino Palacios le mandó a pinchar el teléfono terminado en 07”. Mi hija me llamó para contarme. “No le des importancia”, le dije. En casa estaba mi mujer, que había quedado preocupada, había quedado registrado el número del que llamó y ella estaba dele llamar y llamar, y no la atendía nadie. Mi primera reacción fue no hacer nada, hablé con mi mujer y le dije “tranquilizate, estoy en Nueva York, no puedo tomarme un taxi y volver a casa”. Yo no iba a hacer la denuncia, pero me convencieron los compañeros de Familiares con los que habíamos viajado.

–Y presentaron la denuncia.

–Presentamos además un hábeas corpus y el hábeas corpus confirmó que era cierto, que tenía el teléfono pinchado.

–Además de las escuchas, ¿tuvo algún indicio de que lo siguieran?

–No, nada. Jamás iba a pensar que iban a escucharme. Hasta que vi en el hábeas corpus que sí, yo pensé que no habían llegado a intervenirme el teléfono, creía que sólo era una amenaza.

–¿Usted trabajó junto al Gobierno para presentar la denuncia, o para impulsarla?

–Pensarlo es una aberración. Yo lo único que tengo es a mi familia y al grupo de Familiares. Yo estoy sin laburo, vivo de lo que puedo y rebuscándomela, a mí no me banca nadie. Que un tipo diga que yo tengo la capacidad de armar todo esto... es delirante. Y estas actitudes de Macri son las que más me convencen de que él es el responsable de todo, porque si no se hubiera presentado en la Justicia y hubiera declarado como corresponde. Macri quiere matar al mensajero, ahora preguntémosle a él: las escuchas ilegales, ¿existieron? ¿El Fino Palacios existe? ¿Ciro James existe? ¿Los jueces de Misiones existen?

–¿Qué opina de su argumento sobre que ni siquiera conoce a Ciro James?

–¿Y para qué lo tiene que conocer? El sólo tenía que conocer a Palacios, para que Palacios le encargara a James hacer las escuchas. Si yo soy el dueño de la empresa, tengo directores, gerentes, capataces, jefe de personal... no necesito conocer al que hace la limpieza.

–Es decir que usted, como querellante, no cree que Macri no haya tenido que ver.

–Estoy totalmente convencido. Y más después de ver cómo se defendió, o como no se defendió. Porque en lugar de dar explicaciones, se puso a patotear, dijo que no sabía para qué Oyarbide lo había citado; y a mí, que fui una de las víctimas, me acusa de ser el responsable. Yo no tengo que dar ninguna explicación, lo que sé es que mi teléfono estaba pinchado, que se demostró por un hábeas corpus que la SIDE me intervino el teléfono por orden de dos jueces de Misiones, que está involucrado un tipo que se llama Ciro James, policía federal, empleado del Ministerio de Educación, que trabajaba para la Policía Metropolitana como reconoció el Fino Palacios. Y este Ciro James no puede demostrar qué tipo de trabajo hacía para el ministerio de Educación. Ellos dijeron que entró recomendado por la Universidad de La Matanza, y la Universidad lo desmintió. Con toda esta prueba, yo no tengo que explicar nada, el que tiene que explicar es Macri.

–¿Qué espera de la causa?

–Que investigue y establezca quiénes fueron los responsables. Yo entiendo que Macri es responsable porque las escuchas se ordenaron cuando estábamos en plena campaña y señalábamos las responsabilidades de él, no las del Fino Palacios. A mí me llamaron de parte de Macri, me llamó Claudio Avruj, para decirme “no sigas con el discurso contra el Fino Palacios, porque fue dejado de lado como jefe de la policía. No hagas ese discurso porque vas a quedar pedaleando en el aire”. Esto fue el 17 de febrero, yo el 18 hacía el discurso. Rodríguez Larreta también fue a la Legislatura y dijo “no consideramos de ninguna manera que Palacios vaya a ser el jefe de la Policía”, y terminó siendo. Entonces, éste no era un tema de Palacios, era un tema de Macri. Macri era el que estaba interesado en que no continuaran las quejas contra Palacios. A la Policía Metropolitana la armó Palacios, tanto en su esquema como en la gente, venía trabajando de un año antes de su nombramiento. Por eso todos los que están nombrados son sus referentes. (Gabriela) Michetti dijo en la conferencia, “sólo el 3 por ciento de la policía está cuestionada”, pero el 3 por ciento son las 14 personas que formaban la cúpula de la Metropolitana. Todos procesados, y de a poco se tuvieron que ir yendo. Entonces, no es un invento de Sergio Burstein ni de los familiares. Todo lo que decimos es cierto.



-----------------------

Domingo, 9 de mayo de 2010 | Hoy



EL PAIS › COMO MACRI MANIPULA LOS HECHOS PARA DESPEGARSE DE LA CAUSA
La construcción de una historia falsa


Por Irina Hauser y Raúl Kollmann

Mauricio Macri hizo un gran esfuerzo para convertir su indagatoria en la causa del espionaje en un acontecimiento político y despojarlo de su carácter judicial, que lo tiene como sospechoso de participar en una asociación ilícita. Para eso, montó un operativo de comunicación para instalar una versión de la trama de las escuchas basada en datos reales, pero distorsionados o sacados de contexto, orientados a cuestionar al juez, a culpabilizar a las víctimas y acusar al gobierno nacional.

Primero entregó un descargo de ese tenor al juzgado con la esperanza de evitar el interrogatorio propiamente dicho. Como no lo logró, la mayoría de sus respuestas consistieron en repetir “me remito al escrito” y otras frases llamativas viniendo de un mandatario: “No me interesan las escuchas” y “¿me van a seguir haciendo perder el tiempo?”. Después repartió el escrito a los medios, lo colgó en la página web del PRO y lo resumió en una conferencia de prensa. Al día siguiente mandó a testear los efectos de su discurso con una encuesta telefónica en la que preguntaba al encuestado si cree que el juez Norberto Oyarbide es corrupto, si considera que Macri es inocente y si piensa que el kirchnerismo fue el instigador de su acusación. Según hizo trascender, muchos creyeron su historia. Aquí, un cruce entre su repertorio y lo que dice el expediente.

- Macri dice: No sé de qué me acusan. Macri dice que no sabe de qué se lo acusa y que el juez no le explica. Sin embargo, eso surge de su llamado a indagatoria, donde se señala que se habría valido de los servicios de una asociación ilícita dedicada al espionaje que tenía como figuras centrales a dos personas vinculadas al gobierno porteño: el ex jefe de la Policía Metropolitana, Jorge “Fino” Palacios, y el ex policía Ciro James era aspirante a un cargo directivo en la nueva fuerza. James ya estaba nombrado como asesor en asuntos legales del Ministerio de Educación porteño, aunque nunca firmó un dictamen ni existe siquiera un trabajo escrito por él en la repartición, a la que ni siquiera concurría. A Macri se le atribuye la escucha a Sergio Burstein, un integrante de Familiares de las Víctimas del atentado a la AMIA, crítico de la designación de Palacios en la policía, y la pinchadura a su propio cuñado, Daniel Leonardo. La Cámara Federal fue la que le indicó a Oyarbide que apuntara hacia posibles responsables políticos en la estructura. Es decir, no es cierto que no se lo acusara de nada y que todo era un invento del juez.

- Macri dice: Para qué iba a escuchar a Burstein cuando Palacios ya había renunciado. A Burstein, argumenta Macri, lo empezaron a escuchar cuando Palacios ya había renunciado. El Fino dejó el cargo el 25 de agosto y la grabación comenzó a hacerse el 21 de septiembre. Lo que el jefe de Gobierno omite decir es que la pinchadura estaba pedida desde los primeros días de agosto, cuando se lo hizo figurar a Burstein como falso sospechoso en la investigación de un homicidio en la provincia de Misiones, adonde no iba desde hacía veinte años. Finalmente fue ordenada el 10 de agosto por el ex juez Horacio Gallardo, destituido y detenido por esta historia. La SIDE no concretó la conexión en ese momento porque no tenía “canales” disponibles. Los investigadores creen que lo que podía despertar más interés de escuchar a Burstein, tanto para Palacios como para Macri, era su conocimiento de lo que ocurría en la causa por las irregularidades de la investigación del atentado a la AMIA y la situación del Fino en ese expediente. Eso explicaría, además, por qué de las seis líneas de teléfono a su nombre le “tomaron” la que usaba para hablar del caso AMIA con el fiscal Alberto Nisman. La escucha se ordenó en una etapa decisiva sobre la situación de Palacios en la causa por el encubrimiento del atentado. Fue procesado los primeros días de octubre.

- Macri dice: James estaba contratado en Educación antes de escuchar a mi cuñado. Según Macri no se puede decir que la designación de James en el Ministerio de Educación haya sido la compensación por escuchar a su cuñado porque, si bien firmó el contrato una semana después de que comenzara la pinchadura a Leonardo, su nombramiento era retroactivo al 16 de marzo. Leonardo, según figura en el expediente, tuvo el celular intervenido entre el 23 de mayo y el 22 de junio de 2008. La designación no fue publicada en el Boletín Oficial. Empezaron a pagarle sus seis mil pesos mensuales a fines de mayo, cuando ya habían corrido unas cuantas horas de grabación a Leonardo, que James retiraba de la SIDE. La retroactividad, para el juzgado, en todo caso confirma una relación previa del espía con el gobierno porteño. Por esos días Palacios ya trabajaba en el armado de la Policía Metropolitana. Para el juez y los investigadores, su relación de largos años con Macri, que incluso lo nombró jefe de seguridad durante su presidencia en Boca, hace difícil creer que no hubiera algún guiño para espiar a Leonardo.

El jefe de Gobierno dice que nunca tuvo “el más mínimo interés” en saber de qué hablaba por teléfono su cuñado parapsicólogo. Leonardo, casado con Sandra Macri, declaró bajo juramento que está convencido de que lo mandó a espiar su suegro Franco Macri, pero que lo hizo con ayuda de Mauricio. Dijo que todo tenía que ver con la fortuna familiar y que su suegro le ofreció dinero para alejarlo de su esposa en una época en que ella estaba muy mal de salud. Franco acusó públicamente a Leonardo de “cazafortunas” y admitió que lo mandó a investigar, pero no precisó cómo.

Las desgrabaciones de las escuchas sugieren que espiaban a Leonardo para dejar en claro algunos aspectos de su sexualidad y después forzar el divorcio. Cuando James las retiraba de la SIDE iba directo, o con alguna breve escala, a un domicilio en Barrio Parque o aledaño a donde vive Macri. Así lo reveló la ubicación de su celular.

- Macri dice: James y Palacios no tienen nada que ver entre sí. Según la construcción de los hechos que hace Macri, no existe relación entre James y Palacios. A James –a quien insiste en que no conoce– lo vuelve a mencionar como un presunto enviado de la Policía Federal, con el argumento de que cuando lo contrataron en Educación “omitió” decir que era agente de inteligencia de esa fuerza, de donde conocía a Palacios. Y si James tiene que responder por el espionaje, dice el líder de PRO, sólo debe hacerlo “a título personal”, ya que según su teoría “ningún otro funcionario porteño tuvo conocimiento de esa actividad”. En todo caso, sostiene, habría que apuntar a la Federal. De Palacios, repite su viejo discurso de que era el policía más galardonado y agrega que no tenía “motivos” para “sospechar siquiera” que tenía una agencia de seguridad y pinchaba teléfonos. Pero no pide que lo investiguen.

En el expediente sobran evidencias de la estrecha vinculación entre James y Palacios –ambos presos–, empezando por 200 llamados que intercambiaron entre julio y septiembre y otros tantos (más espaciados) en meses anteriores. Además, se detectó que muchas veces hablaban justo antes y después de que James retirara cintas de la SIDE, un esquema que se ve nítidamente con la escucha a Burstein, en la que Palacios evidentemente tenía interés personal. También surge con las pinchaduras al empresario televisivo Carlos Avila y al gerente de Coto Rodrigo Blas Velasco. Y hasta se estableció una secuencia en la que hicieron llamados de prueba a la AMIA, como si quisieran pinchar sus teléfonos, algo que no concretaron. A todo esto se suma que James pasaba muchas horas en el edificio de la Metropolitana, según revelaron las antenas de Nextel por la ubicación de su celular. Palacios tuvo que admitir ante la Justicia, y lo hizo en declaraciones a los medios, que él recomendó a James.

En la causa quedó acreditado que James era enviado por Palacios a reuniones con funcionarios como representante de la Metropolitana, donde ni siquiera estaba nombrado, con otro ex policía, Roberto Ontiveros, que tampoco estaba nombrado. Los tres se conocían de haber trabajado juntos justamente en Misiones, de donde salían las órdenes judiciales para dar aspecto de legalidad a las escuchas, en asuntos de la Unidad Antiterrorista. Un testigo importante, el secretario de Política Criminal del Ministerio Público porteño, Agustín Gamboa, contó ante Oyarbide que tuvo una reunión con James y Ontiveros, que estaban a cargo del área de investigaciones de la Policía porteña.

- Macri dice: Palacios tenía una relación “técnica” con el Gobierno. Macri intenta mostrar que el vínculo que tenía Palacios con su administración era meramente formal, “funcional” y “técnico”. Y dice que reportaba exclusivamente al ministro de Seguridad, Guillermo Montenegro, también imputado. Sin embargo, Macri defendió el nombramiento de Palacios diciendo que podía dar fe de las “calidades y cualidades” por haber trabajado con él varios años, sobre todo después del secuestro de su hermana Florencia, en 2003, en cuya investigación intervino el Fino. “Tengo que tener a una persona a la que le entrego a mis hijos”, insistía para sostener su designación. Curiosamente Montenegro se resistía al nombramiento de Palacios. Y hay otro hecho categórico: Macri sigue defendiendo al Fino hasta hoy, pese a su procesamiento en el caso AMIA y, sobre todo, pese a que está totalmente comprobada la existencia de las escuchas telefónicas realizadas por un hombre con el que se comunicó 200 veces. En el escrito presentado ante el juez, Macri destroza a Ciro James, pero sigue defendiendo a Palacios.

- Macri dice: Palacios tuvo respaldo de la colectividad judía. Macri dice en su escrito que la Embajada de Israel y miembros de la colectividad judía avalaban la designación del Fino. El respaldo existió de parte de un puñado de personas sueltas, pero no hubo una aprobación institucional de la DAIA y la AMIA, que incluso le dijeron al jefe de Gobierno que debía haber esperado a que se resolviera su situación procesal en la investigación del atentado terrorista. A su vez, hubo todo un sector que no fue recibido por Macri, entre ellos los Familiares de las Víctimas, agrupación que integra Burstein, a quienes les suspendieron la audiencia a último momento. Memoria Activa hasta juntó firmas contra la designación de Palacios.

- Macri dice: El origen de la causa es dudoso. “Decile a tu papá que el Fino Palacios lo está escuchando”, dijo una voz anónima, cuando la hija de Burstein atendió el teléfono. Burstein estaba en Estados Unidos. Había viajado a la Asamblea General de Naciones Unidas, donde Cristina Kirchner se referiría a Irán y al atentado a la AMIA. Así fue que, pese a que él dudaba si hacer o no una denuncia, finalmente le dio el visto bueno a su familia, que la presentó en una comisaría. El juzgado de turno era el de Oyarbide. Macri sugiere que todo estuvo planeado y pone en duda la propia existencia de la llamada anónima con una explicación falaz. “No se sabe si existió”, indica. Dice que en los comprobantes que se recabaron del locutorio identificado como el origen de la llamada, figura que alguien discó un número de teléfono casi igual al de la casa de Burstein, pero no el de su casa. Pero al parecer sus abogados defensores no revisaron todas las pruebas, porque el escaneo completo de llamados que se hicieron desde esas cabinas mostró que sí había uno a la línea de Burstein, sólo que al parecer el anónimo se había equivocado al discarlo por primera vez. El jefe de Gobierno acota que si la llamada existió “no fue casual”, y que la SIDE habría elegido el momento para dar ese aviso y desatar el escándalo. Lo que le daría algún relieve a esa óptica es el armado de una causa falsa, con una acusación falsa. Y la realidad es que la trama del espionaje ilegal está totalmente comprobada, con hechos asombrosos: la intervención de jueces comprados en Misiones, las órdenes para que la propia SIDE hiciera las escuchas, y el hecho de que las cintas fueran retiradas personalmente por Ciro James. Y la actuación de Oyarbide –un juez que concentra gran número de causas a favor y en contra del gobierno nacional– tiene el visto bueno en un fallo de sus superiores de la Cámara Federal.


Permalink:

RELACIONADAS;

Macri: "No sé qué estoy haciendo acá" Macri a indagatoria - May 05

--------------------------------------
Sábado, 15 de mayo de 2010


EL PAIS › MAURICIO MACRI TRATO DE DEMOSTRAR QUE EL PROCESAMIENTO POR EL ESPIONAJE NO LO AFECTA
Con una sonrisa para las cámaras

El jefe de Gobierno porteño reiteró que no tiene “nada que ver” con las escuchas ilegales. No descartó promover el juicio político al juez Oyarbide y dijo que no piensa pedir licencia ni dar explicaciones ante la Legislatura. Volvió a culpar al kirchnerismo.



Por Werner Pertot

Aunque las ojeras lo delataban, Mauricio Macri hizo todo lo posible por demostrar que el procesamiento en la causa por escuchas ilegales no lo afecta: llegó sonriente a la sede de la Policía Metropolitana, bromeó con los periodistas, se subió a una moto policial y probó las luces y la sirena. Jueguito para la tribuna. Luego llegó el momento de ponerse serios: “El fallo estaba escrito desde antes de empezar la causa”, arremetió el jefe de Gobierno, y no descartó contraatacar con un juicio político al juez Norberto Oyarbide. Además, advirtió que no piensa tomarse licencia –como le reclamaron desde la oposición porteña– y que no tiene previsto presentarse espontáneamente a la Legislatura. “Yo ya di las explicaciones que tenía que dar”, respondió a Página/12.

La plana mayor del gobierno porteño lo esperaba en el Centro Unico de Comando de la Metropolitana, el lugar que Macri eligió para responder al fallo de Oyarbide que involucra al ex jefe de esa fuerza, Jorge “Fino” Palacios. Estaban el titular de la policía, Eugenio Burzaco; el jefe de Gabinete, Horacio Rodríguez Larreta; el secretario general, Marcos Peña; y el ministro de Justicia, Guillermo Montenegro, que llegó a cara de perro.

La policía porteña había ordenado prolijamente los patrulleros y las motos para las cámaras. Macri salió y probó una de las motos, anduvo unos metros, usó la sirena y las múltiples luces. No se puso casco. Alguien le gritó entre la multitud: “¡Cinco puntos menos!”.

Mientras Macri contaba cuál es el equipamiento de la nueva policía –bicicletas incluidas “para patrullar las bicisendas”–, todos los funcionarios sonreían, algo forzadamente. El jefe de Gobierno hablaba de un “momento de alegría” mientras todos a su alrededor pensaban en el procesamiento por el que le venían a preguntar los periodistas. Había algo bizarro en la escena.

Ante la primera pregunta, Macri aclaró que no estaba notificado del fallo: “No es extraño que vengan a preguntar algo que se dice en el juzgado antes de que esté escrito. Antes de que empiece la causa este procesamiento estaba escrito”. “Sabíamos de este procesamiento a partir de cómo se direccionó la causa”, interpretó. Ante otra pregunta, Macri no descartó iniciarle juicio político a Oyarbide. “No descartamos absolutamente nada. Este señor ya hizo todo el daño que podía hacer. Ahora nos toca a nosotros evaluar”, amenazó.

“Nada es verdad. No tuvimos nada que ver –repitió, como un mantra–. No nos van a parar.” El líder de PRO volvió sobre su estrategia de culpar al gobierno nacional por la causa de espionaje, a la que consideró un “armado más político que judicial”. “Este gobierno está dispuesto a dar batallas que nadie quiere dar. Ponemos en riesgo la continuidad de Néstor Kirchner, que ya dijo que se quiere quedar por veinte años, pero Kirchner no va a ser presidente”, advirtió. “Hay que navegar con un oficialismo que tiene certificado de vencimiento y que va a tratar de dañar al que se opone a sus pretensiones hegemónicas”, aseguró. Eso sí: esta vez, se abstuvo de decir que la democracia está en peligro.

Además, Macri prometió que “en 2011 se va a terminar de usar jueces funcionales para perseguir a la oposición, a la Iglesia y a los medios. Se termina esta forma de usar el Estado de modo autoritario”.

–Los opositores porteños reclaman que usted se tome licencia hasta que se aclare la causa –empezó Página/12, mientras Macri se sonreía.

–Oportunismo existió siempre –fue su respuesta, risueño.

–También piensan en interpelarlo y algunos le reclaman que se presente espontáneamente. ¿Va a ir a la Legislatura a dar explicaciones?

–Yo ya di las explicaciones que tenía que dar. Ante ustedes.

Los opositores porteños varias veces le marcaron la contradicción entre esta posición de Macri hacia la Legislatura y el “respeto a las instituciones” que reclama continuamente. Macri, en tanto, parece estar convencido, como dijo, de que “nada ha cambiado”. Se retiró de la sede de la Metropolitana como llegó: con una sonrisa para las cámaras.


Permalink:
http://m.pagina12.com.ar/diario/elpais/subnotas/145731-46772-2010-05-15.html

1 comentarios:

Mery dijo...

Como siempre completísimo informe, no olvidemos que puede ir en cana porque es asociación ilícita, pssss, ojo al piojo !!!que se curta, no hay ciudadanos de segunda y de primera a ver si maurizio lo entiende de una vez, saludos !!!

Entrada destacada

¿No se crearon puestos de trabajo en los últimos 4 años?

Víctor Hugo transmitió en vivo. 9 de septiembre a las 8:50 · Facebook Mentions · Es #falso que en los últimos años no se creó #emple...

Blog Archive

Etiquetas