Lo que circula por los medios

5 de julio de 2010

OPERACION SADOUS - Timerman: "la embajada paralela en Venezuela es un invento de Clarín y La Nación"


POLITICA

“La embajada paralela en Venezuela es un invento de Clarín y La Nación”


El canciller Héctor Timerman afirmó ayer que “la embajada paralela en Venezuela es un invento de Clarín y La Nación”, en referencia a una columna y un artículo publicados este domingo por ambos diarios en los que se habla sobre la existencia de una presunta sede diplomática paralela en ese país.

“Lo repito: la embajada paralela en Venezuela es un invento de Clarín y La Nación. Una provocación que necesita del secreto para seguir dañando”, afirmó ayer el canciller.

Y resaltó que “los ministerios a veces organizan misiones sin avisar a las embajadas”.

En ese marco, Timerman recordó que cuando eran ministros de Economía "ni (Domingo) Cavallo ni (Roberto) Lavagna invitaban a las embajadas cuando negociaban con los bancos".

"Las embajadas no son comisarías políticas", enfatizó el canciller.

Sobre ambos artículos también se pronunciaron durante la jornada el ministerio de Planificación y el subsecretario de Integración Americana y Mercosur de la Cancillería, Eduardo Sigal.

La cartera a cargo del ministro Julio De Vido se refirió mediante un comunicado a la nota publicada por Clarín, que consignaba que un empleado de Economía realizó “sugestivos viajes” a Venezuela. "Los artículos publicados hoy en los diarios Clarín y La Nación, accionistas de Papel Prensa, constituyen una operación mediática conjunta contra un integrante de esta cartera, que tiene terminales en los mismos intereses que impulsaron a Sadous, y que no tienen otro objetivo que desprestigiar y cuestionar las relaciones económicas entre dos países soberanos", se afirmó.

Asimismo, la cartera de Planificación aclaró que "José María Olazagasti siempre viajó en representación de este ministerio, sin necesitar para ello mayor medalla que su voluntad de trabajar en pos de los intereses del país, ya que en este ministerio se mide a las personas por las tareas que realizan y no por ostentar determinados cargos, muchas veces cuestionados por ser onerosos para el Estado".

"De la misma manera, nunca realizó gestiones `paralelas` a las de la embajada o la Cancillería, cuyos miembros estuvieron al tanto e incluso participaron de las reuniones mencionadas en uno de los diarios", agregó.

Por su parte, el subsecretario de Integración Americana y Mercosur de la Cancillería, Eduardo Sigal, se refirió a la columna en el diario La Nación, que hablaba sobre una presunta “embajada paralela” en Venezuela, y aseguró que la publicación "y algunos diplomáticos amigos de Sadous tergiversan la realidad".

"No hubo ni hay diplomacia paralela, aquí hay un accionar del gobierno argentino para que los productos elaborados en nuestro país se vendan en el exterior porque exportar es sinónimo de trabajo, y si lo que exportamos es con valor agregado es trabajo de calidad", afirmó.

"Lo único que yo busqué con un cable reservado es que se incluya a dos empresas argentinas que lo solicitaban en el programa de reconversión eléctrica en Venezuela", remarcó Sigal.
Y señaló que "todo lo demás es invento. Cuando yo hago referencia a una reunión de la comisión binacional de alto nivel y a las reuniones que paralelamente a ella se realizan entre empresarios y funcionarios, no estoy diciendo que haya un accionar paralelo de esos funcionarios ni de nadie".

"Sólo es un método de trabajo que si un diplomático irresponsable no hubiera dejado trascender a la prensa no estaríamos que estar explicando", finalizó.



--------------------------------------------------
Domingo, 4 de julio de 2010 | Hoy

EL PAIS › EL EX EMBAJADOR EN VENEZUELA ERA UN ACTIVO DIPLOMATICO
Sadous, un camino que arranca con López Rega

Sadous integró el equipo de Vignes, el canciller de López Rega cuando comenzó la masacre en la Argentina y en el Cono Sur. En la dictadura operó en Italia junto con Licio Gelli, el jefe de la organización fascista Propaganda Dos. Fue un hombre de Massera antes y después del golpe.



Por Martín Granovsky

Nombres como José López Rega, Licio Gelli, Alberto Vignes y Emilio Massera tienen descendencia política de fuerte presencia actual. Los cuatro integraron una organización fascista internacional, Propaganda Dos, montaron la represión en la Argentina durante el período de José López Rega, la Triple A y el Estado terrorista. Uno de sus descendientes, Esteban Caselli, que ya era un joven activo en 1975, dirige las operaciones internacionales de la Soberana Orden de Malta, ligada al sector ultraderechista del Vaticano. Otro joven activo de 1975 sigue, por ahora, en carrera: el ex embajador en Venezuela Eduardo Sadous, que en una de sus diversas formas de presentarse coloca su cargo de canciller de la Soberana Orden de Malta en la Argentina.

El rompecabezas que tiene como una de sus piezas a Sadous forma parte de un tablero que conviene repasar pieza por pieza y con paciencia, porque pasaron 35 años, pero el juego no terminó.

Juan Perón murió el 1º de julio de 1974. Su muerte aceleró la actividad de la Triple A, que ya había comenzado. La Alianza Anticomunista Argentina era el grupo terrorista paraestatal encargado de amedrentar y matar a los críticos del grupo encabezado por José López Rega dentro y fuera del peronismo.

López Rega llegó a la Argentina como secretario privado de Perón. Adquirió mayor poder cuando el 13 de julio de 1973, luego de sólo 50 días, el presidente Héctor Cámpora fue obligado a presentar la renuncia. También renunció el vice, Vicente Solano Lima. El tercero en la sucesión, el senador Alejandro Díaz Bialet, fue alejado del país para que no contara. Asumió el yerno de López Rega, Raúl Lastiri. De inmediato relevó a un ministro, el de Relaciones Exteriores, Juan Carlos Puig, y nombró a en su lugar a Alberto Vignes.

Vignes tenía un antecedente notorio: Eva Perón lo había relegado cuando descubrió que se apropiaba de bienes de judíos perseguidos por el nazismo. Como López Rega, Vignes era miembro de la organización fascista internacional Propaganda Dos (P-Due, con sede en Roma y un fuerte despliegue en la Argentina).

Vignes no sólo alimentó la Triple A. Fue uno de los artífices de la colaboración de servicios de inteligencia del Cono Sur para que la Argentina, Uruguay, Chile, Paraguay y Brasil se convirtieran en un infierno único. Es lo que con el tiempo pasó a llamarse Operación Cóndor y consistió en el viaje de los asesinos y la transnacionalización del secuestro, la tortura y el homicidio.

También era miembro de la P-Due el jefe de la Marina Emilio Massera.

Massera y Vignes construyeron un tándem poderoso dentro del gobierno.

Los dos respondían a Licio Gelli, uno de los jefes de la P-Due.

Vignes fue canciller hasta agosto de 1975, cuando López Rega dejó el gobierno por presión de los sindicatos. De todos modos, ya había cumplido su papel. La Triple A estaba en funcionamiento, el gobierno había quedado copado por la P-Due y el golpe militar era un destino inexorable.

Massera fue designado jefe de la Marina por el gobierno peronista y ejerció una fuerte influencia personal sobre Isabel Perón. En 1976 integró la primera junta militar, con Jorge Videla y Orlando Agosti.

Nacido el 9 de octubre de 1945, Sadous era un joven diplomático de 30 años cuando colaboró con Vignes y el equipo de Massera, según recordaron a Página/12 tres diplomáticos que pidieron, por ahora, reserva de su nombre.
A la Orden de Malta

El embajador en la Argentina de la Soberana Orden de Malta es Antonio Caselli (ver páginas 4 y 5). Su padre, Esteban Caselli, es embajador de la Orden en Perú, fue embajador de Carlos Menem en el Vaticano y secretario de Culto en la Cancillería con Carlos Ruckauf de ministro y Eduardo Duhalde de presidente de la Nación.

La Soberana Orden de Malta tiene entidad estatal internacional y algunas de sus legaciones gozan de inmunidad. Es una de las órdenes que sobreviven del proceso de las Cruzadas que, en el siglo IX, se propuso la expansión de la Cristiandad europea y en 1099 consiguió tomar Jerusalén, un acto que el Papado veía como el antecedente terrenal de la conquista de la Jerusalén celeste. Mientras otras órdenes reinterpretaron su pasado, se hicieron autónomas del Vaticano y en la Segunda Guerra Mundial albergaron a los judíos perseguidos, la Orden de Malta sigue hasta hoy fiel a sus orígenes y a sus beneficiarios: por ejemplo, quienes alimentaban hipócritamente el idealismo de los cristianos pobres mientras estimulaban el aumento de la recaudación fiscal pontificia y se enriquecían alquilando navíos con destino a Tierra Santa.

Mucho más acá en el tiempo, pero con la misma atención por las realidades del mundo terrenal, fue que Duhalde, Ruckauf y Caselli colocaron a Sadous como embajador en Venezuela, en 2002.

Fue en tiempos del mismo trío que un embajador de carrera, Vicente Espeche Gil, resultó perseguido hasta la humillación por Caselli.

Espeche Gil, hoy embajador ante la República Checa, no es precisamente un anticlerical: ex embajador en el Vaticano e Israel, fue miembro del Pontificio Consejo de Laicos. La persecución de Caselli se debió a que Espeche Gil es un católico practicante que, como embajador, no confunde los planos y le reprochó sus actitudes. Responde a un solo Estado, el argentino, y no quiso secundar a Caselli en sus negocios con el ex secretario de Estado del Vaticano Angelo Sodano. (Para concentrar energías en temas ajenos a la amargura futbolística, lectoras y lectores pueden consultar hoy en el diccionario de la Real Academia Española las acepciones de la palabra “negocio” y realizar su propio trabajo de semiología casera. Pasarán un rato entretenido.)
Omisiones y misterios

Los documentos que registran la carrera burocrática de Sadous tienen un punto en común: las contradicciones y las omisiones.

Uno de los legajos de Sadous en el Ministerio de Relaciones Exteriores tiene una laguna sospechosa.

En la columna de destinos (el sitio asignado a los diplomáticos) el período que va del 31 de diciembre de 1974 al 28 de diciembre de 1975 figura con estas dos palabras: “No informado”.

Los encargados del tema en la Cancillería podrían averiguar con facilidad las razones del misterio. Una, preguntando el motivo al propio Sadous, puesto que el funcionario todavía es diplomático de carrera en actividad. Otra, revisando el contenido de la resolución número 85 de 1975.

O tal vez no haga falta. Un alto funcionario de la Cancillería dijo ayer a este diario que en el ministerio obra otro documento: corrobora que Sadous trabajó en el equipo privado del entonces canciller Vignes durante 1975.

En otras palabras: hay un documento falseado y un documento completo sobre la misma persona en el mismo período. Así, uno da más valor al otro y viceversa.

El documento falseado indica en otra parte que en esta etapa Sadous no estuvo en el exterior. En “Destinos” se lee para 1975: “País”. “País” y “Exterior” son las dos grandes categorías en que se divide la sección “Destinos”.

Es el único hueco. Luego, toda la carrera de Sadous está detallada. Por ejemplo, por Resolución 545 de 1975 fue destinado a Italia. Operó en Roma entre el 29 de diciembre de 1975 y el 9 de octubre de 1976.

Italia no era un destino más en ese momento. Licio Gelli, uno de los jefes de la secta fascista P-Due, trabajaba a caballo entre Roma y Buenos Aires. Vignes consiguió que el 18 de octubre de 1973, a seis días de asumir en reemplazo de Lastiri, Perón condecorase a Gelli con la Orden del Libertador San Martín en el grado de Gran Cruz. Isabel y Vignes lo nombraron consejero económico de la embajada argentina en Italia, donde recibiría colaboración de Sadous.

Gelli tenía estrecha relación con Vignes, a tal punto que le compró una estancia en la Argentina.

Pero aún más importante aún que Vignes en el entramado del submundo italiano y el submundo argentino fue el entonces almirante Massera. El “Comandante Cero”, como fue conocido en la jerga de la represión clandestina, hizo pie en la Cancillería al punto de poner allí, después del golpe, a un hombre de su círculo íntimo. Entre el 30 de marzo de 1976 y el 23 de mayo de 1977 fue canciller el almirante César Guzetti.

Guzetti es la misma persona que participó en Chile de una reunión con Henry Kissinger, secretario de Estado de los Estados Unidos, en la que se reforzó la coordinación para la represión en el Cono Sur que había empezado con los asesinatos impulsados por Vignes.

Guzetti y su sucesor, el almirante Oscar Montes, empezaron por controlar su propio territorio, la Cancillería. Marcelo Dupont, hermano del diplomático Gregorio Dupont, fue asesinado luego de que éste escuchara las confidencias de la diplomática Elena Holmberg sobre las operaciones de inteligencia del Centro Piloto París. Holmberg fue otra de las asesinadas. Y también fue secuestrado el embajador de la dictadura en Venezuela, el radical Héctor Hidalgo Solá, luego de que descubriese que Caracas era otro nudo de la inteligencia militar. Luego de la desaparición de Hidalgo Solá, fue designado embajador en Venezuela Federico Barttfeld (ver aparte), otro de los integrantes de Propaganda Dos relacionado con Massera, Gelli y Vignes.

“En la Cancillería muchísimos diplomáticos de carrera apoyaron a la dictadura como lo hizo la mayoría de la burocracia del Estado; algunos diplomáticos la toleraron sin hacer nada y una minoría fue cesanteada o perseguida”, dijo a Página/12 un embajador. “Pero los más activos durante la matanza, los que colaboraron directamente, también fueron pocos”, agregó. “Algún día habrá que publicar quiénes eran, en la propia Cancillería, los que marcaban a sus colegas y hacían las listas negras”, dijo.

–¿Sadous fue uno de los “marcadores”?–inquirió este diario.

–Ya le dije: algún día los propios diplomáticos tendremos que reconstruir esa historia –respondió el embajador.

Una parte de los profesionales de la Cancillería tiene en claro la continuidad entre el lopezreguismo y la dictadura. La embajadora May Lorenzo Alcalá, castigada y reparada con la vuelta de la democracia en 1983, escribió un texto interesante en la página de la Asociación de Personal del Servicio Exterior de la Nación, Apsen: “La limpieza ideológico-moral de Vignes facilitó mucho la tarea de los militares cuando, en 1976, tomaron el poder. Sólo tuvieron que cesantear un treinta por ciento de los desangrados de la carrera en el período inmediatamente anterior, formalmente constitucional”.

martingranovsky.blogspot.com




--------
sadous









 ---------------------------------------------------------------------
El rol de Carrió en la Operación Sadous
Enviado por Gisela Carpineta el Domingo 4 de Julio de 2010.


* Política

Por:
Demián Verduga
dverduga@miradasalsur.com
Los diputados Patricia Bullrich y Juan Carlos Morán fueron los que le ofrecieron la sesión secreta al ex embajador en Venezuela.

De Washington a la Cancillería

El viernes, pasadas las 10 de la mañana, el canciller Jorge Taiana le presentó su renuncia “indeclinable”, a la presidenta Cristina Fernández al cargo de Ministro de Relaciones Exteriores, luego de que mantuvieran una conversación telefónica a primera hora. En su lugar fue designado el embajador en Estados Unidos, Héctor Timerman.

La Coalición Cívica, con la influencia de Washington, armó la visita del ex embajador al Congreso.

Fueron los diputados de la Coalición Cívica Patricia Bullrich y Juan Carlos Morán los que orquestaron la Operación Eduardo Sadous . Le ofrecieron al ex embajador en Venezuela la sesión secreta en el Congreso. Convencieron al peronista disidente Alfredo Atanasof –presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores– para que aceptara la metodología. La maniobra no fue un hecho aislado. Forma parte de las estrategias que se cocinan en una serie de fundaciones financiadas por la derecha norteamericana y vinculadas íntimamente con la CC. El objetivo de estas instituciones es debilitar a los gobiernos progresistas de la región y en particular al de Hugo Chávez.
La maniobra comenzó a crecer hace varias semanas y llegó a su clímax con la presencia del ex embajador en el Parlamento, la tarde del 23 de junio. El autor intelectual, detrás del telón, además Bullrich y Morán, fue Guillermo Yanco, el marido de Bullrich. Yanco es presidente del Instituto de Estudios Argentinos (Idear) y miembro de la Red de Partidos Políticos. En la página web www.ndipartidos.org se lo presenta como abogado especialista en mediación, entre otras cosas. La Red es una organización impulsada por el Instituto Nacional Demócrata para Asuntos Internacionales (NDI en inglés). Este instituto fue creado en 1983 por el ala derecha del Partido Demócrata norteamericano y a través de otras fundaciones tiene presencia en 50 países. Recibe financiamiento, entre otras fuentes, de la Fundación Nacional para la Democracia (NED en inglés), creada por Ronald Reagan para intervenir en la política interna de decenas de naciones en todo el mundo.
En la página de la CC www.coalicióncívica.org.ar se ve el estrecho vínculo de Yanco con el NDI. Se cuentan los seminarios y charlas por toda la región a los que lo llevó esa institución en su condición de presidente de Idear. Sin embargo, la magnitud de la relación se ilustra con una anécdota que sucedió cuando el abogado daba sus primeros pasos en las filas de Carrió. Al igual que su esposa, Yanco se acercó al espacio de Lilita cuando giró a la derecha. Eso terminaría cristalizándose con la muerte del ARI y el nacimiento de la Coalición. Mientras ocurría la transición, Yanco dio un seminario para los miembros del ARI en el Hotel Playas, de Pinamar. El encuentro era sobre modernización partidaria y lo organizó el NDI. Al terminar el seminario hubo una cena de pocas personas. Uno de los presentes le contó a este semanario que mientras comían, el abogado confesó algo que mostraba su dimensión como cuadro regional de la fundación norteamericana.
–Estoy trabajando con el instituto en todo el continente. Asesoro a la oposición en Argentina, Bolivia y Venezuela.

Déja vu . El estilo de Operación Sadous muestra un modus operandi. Un hecho similar –por los actores y los contenidos– sucedió en octubre del año pasado. La maniobra podría llamarse Cartas para un golpe . Fue cuando Carrió envió a las embajada de Estados Unidos, los países de Europa y América Latina, una carta en la que decía que Argentina vivía una situación anómala. Consistía en que Kirchner era, según la carta, un usurpador del poder porque lo ejercía detrás del trono. Eso planteaba una conflicto de legitimidad porque el pueblo no lo había votado.
El escrito creaba un escenario que recuerda mucho a los que se fabricaban antes de los golpes de Estado en América Latina, siempre asesorados intelectualmente por la CIA o por fundaciones vinculadas a la derecha norteamericana. Un ejemplo de este tipo de discurso fue lo que dijeron los medios de Honduras antes del golpe contra Manuel Zelaya. Se lo acusaba de ilegítimo por querer hacer una consulta popular sobre la constitución.

Iglesias y Cadal. Otro dirigente de la Coalición vinculado con estas fundaciones es el diputado Fernando Iglesias. Al igual que Yanco y Alfonso Prat Gay se sumó durante el giro ideológico de Carrió. Iglesias es un intelectual orgánico del Centro para la Apertura Democrática en América Latina (Cadal). El sitio web es www.cadal.org. En la página se pueden ver algunos artículos que ilustran sobre la ideología de la fundación: Populismo o mercado. No es casual lo de Metrogas . Iglesias participó (y participa) de seminarios, eventos y publicaciones de la fundación. Al igual que el Instituto Demócrata, Cadal es parte de una red de fundaciones ligadas a sectores conservadores norteamericanos. En particular a las fundaciones creadas por los cubanos anticastristas de Miami: Proyecto Cuba Libre y Directorio Democrático Cubano.
En el informe 2007 de la fundación, que se titula Democracia Mercado y Transparencia , se les puso una nota a distintos países, con un índice elaborado por Cadal. El capítulo latinoamericano ubicó en primer lugar a Chile y en el tercero a Costa Rica. Esta medalla de bronce no es casual. Meses antes de que publicara el informe el país centroamericano había firmado un acuerdo de libre comercio con Estados Unidos. Entre los peores del mundo, según ese documento, estaban Venezuela, Ecuador y Bolivia.
Las formas de financiamiento de estas instituciones son sinuosas. Todas reciben, en parte, fondos de la NED, la fundación creada por Reagan. La NED, por su parte, se financia con iniciativas como el Programa de Asistencia para Cuba, que fue propuesto por la CIA y aprobado por el congreso norteamericano en 1996. Durante el gobierno de George Bush, sólo ese programa recibió 56 millones de dólares por año. Con esos fondos, la NED distribuye dinero en las otras fundaciones en forma de donación.

La sesión. Hay algunos hechos de la sesión secreta en la Cámara de Diputados que todavía no trascendieron y muestran algunas consecuencias para los dirigentes de la Coalición Cívica que armaron la escena. Uno de los diputados que estuvo presente contó a este medio el malestar de Margarita Stolbizer, una posible aliada de la CC. “Ella no se imaginaba que esto era algo tan poco serio”, destacó la fuente. Y agregó que se fue muy molesta con los diputados de la CC por haber embarcado a toda la comisión en una sesión en la que el ex embajador sólo dijo vaguedades.
Otro dato es que Sadous sólo nombró a Néstor Kirchner en un momento de la sesión. Fue para contar la intervención del ex presidente en la resolución del problema alrededor del fideicomiso. El ex embajador dijo: “Después de que envié el cable avisando sobre los 90 millones de dólares que faltaban me enteré que Rafael Bielsa (entonces canciller) le había mostrado el cable al presidente y que Kirchner pidió que se hicieran gestiones ante Hugo Chávez. Luego el dinero volvió al fideicomiso”. Quizás sea redundante señalarlo pero los motivos por los cuales Kirchner pide la gestión muestran una posición lógica en un presidente. La ausencia de ese dinero afectaba el interés argentino porque los empresarios locales cobraban de sus ventas de ese fideicomiso.
http://sur.elargentino.com/notas/el-rol-de-carrio-en-la-operacion-sadous






-------------------

CAUSA NOBLE

CAUSA NOBLE HERRERA Y LA INFORMACION MAL PROCESADA ¿ PORQUE NO SIRVIERON LAS MUESTRAS? - Jul 02

Liliana López Foresi: “muchos se quedaron cobrando 50.000 dólares en el Grupo Clarín, sin decir nada por años” EL CASO NOBLE Y LA CENSURA A PERIODISTAS - May 04
  

-----------------------------------
JUBILACION



SOBRE EL 82% - Jul 01

------------------------------
MEDIOS, AGENDA Y MENTIRAS


ELLOS NECESITAN INVENTARSE "UN KIRCHNER" - DE NARVAEZ: "No soy accionista de América..."

 ------------------------------
CENSURA Y MEDIOS

 Jul 04

CENSURA A SIETECASE - ¿QUE SE PUEDE ESPERAR?? ¿QUE SE PUEDE DECIR? - Jun 21


MEDIOS: EN ROSARIO VILA DESPIDIO A TRABAJADORES - PLANILLAS EN DONDE LOS TRABAJADORES TENIAN QUE ADHERIR A LA POSICION EMPRESARIA - Mar 30
-----------------------
EL MUNDIAL
VER la excelente captura del titular de la nota de Clarín en el Blog de la Pipi, sábado 3 de julio de 2010 El pueblo argentino, humillado por Clarín 
----------------------------------------








--------------------------------------------




----------------------------------------------

Más cables dirigidos a Timerman confirman una embajada paralela

04/07/10 - 12:18

El diario La Nación publica una alerta diplomática firmada por el funcionario de Cancillería Eduardo Sigal en la que denuncia que empresas argentinas son favorecidas para hacer negocios con Venezuela.


Un reciente cable emitido desde el propio Ministerio de Relaciones Exteriores aporta nuevas pruebas sobre el funcionamiento de una “embajada paralela” en Venezuela, según publica hoy el diario La Nación. La denuncia alcanza a un asistente del titular de la cartera de Planificación Federal, Julio De Vido, y fue enviada al canciller Héctor Timerman.

El cable elaborado y firmado por Eduardo Sigal, subsecretario de Integración Americana y Mercosur, señala al ex secretario privado de De Vido José María Olazagasti (ver "42 sugestivos viajes…") como articulador de gestiones paralelas en los negocios con Venezuela que habrían perjudicado al menos a dos empresas que se habrían negado a acceder a la "operatoria" montada por Planificación.

"La referida exclusión de las empresas argentinas se habría originado en una reunión paralela, organizada por el Sr. José María Olazagasti […], de la que habrían participado únicamente las empresas que aparecen como signatarias del mencionado programa [...], pero a la que no fueron convocadas otras empresas participantes", indica un pasaje de la alerta diplomática.

El cable despachado por Sigal el 25 de junio llegó a manos de su superior directo, el secretario de Relaciones Económicas Alfredo Chiaradía, y fue elevado también a Héctor Timerman, cuando éste se encontraba en Canadá como parte de la comitiva que acompañó a Cristina Kirchner a la reunión del G-20 en Toronto. Al día siguiente, el flamante titular de Cancillería volvió a disparar contra la prensa a la que acusó de “seguir inventando” sobre la existencia de una embajada paralela.


El artículo sostiene que el inicio del “nuevo cortocircuito” se remonta dos meses y medio atrás (al 12 y 13 de abril), cuando se realizaron en Caracas los encuentros de la Comisión de Alto Nivel (Coban), que reúnen a funcionarios, diplomáticos y técnicos argentinos y venezolanos.

A ese encuentro no fueron invitadas a participar las empresas Hidro-Grubert y EMA S.A “a pesar de encontrarse formando parte de la delegación de empresarios argentinos presentes en las reuniones” de la Coban, consigna el cable. Fue Olazagasti quien decidió excluirlas. En su lugar, resultaron beneficiadas compañías más cercanas al ministerio comandado por De Vido, como la cordobesa Electroingeniería.

Hugo Alconada Mon, autor de la investigación, concluye que Olazagasti –hoy jefe de Ceremonial de Planificación- “cumpliría así con las mismas tareas que antes desarrolló el titular del Órgano de Control de las Concesiones Viales (OCCOVI), Claudio Uberti”, que se vio obligado a salir del Gobierno en 2007 salpicado por el escándalo de la valija de Antonini.

Sigal insta en el cable emitido hace sólo 10 días a que “las convocatorias a empresas nacionales con capacidad exportadora y de radicación industrial en ese país (NdeR.: por Venezuela) deben resultar lo más amplias y representativas posibles de cada sector industrial argentino”.


************

Un funcionario reconoció que siguen las gestiones "paralelas" con Venezuela
Sigal admitió haber enviado el cable, aunque afirmó que con su publicación se intenta "tergiversar" la realidad y atacar al Gobierno; desde Planificación Federal defendieron a José María Olazagasti
Noticias de Política: anterior | siguiente
Domingo 4 de julio de 2010


El subsecretario de Integración Económica de la Cancillería, Eduardo Sigal, reconoció hoy haber enviado el cable por el cual admite la existencia de gestiones "paralelas" con Venezuela, aunque afirmó que con su publicación se intenta "tergiversar" la realidad y atacar al Gobierno.

Sigal advirtió, en declaraciones radiales que consignó DyN, que "el sentido de cable" interno de la diplomacia era "que las empresas argentinas que estén en condiciones de estar en el exterior, reciban la ayuda del Gobierno".

Hoy LA NACION informó que el ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, y su círculo más cercano de colaboradores mantienen operativa su "embajada paralela" en Venezuela. Así surge de una alerta de altísimo nivel que se emitió hace menos de 10 días desde la propia Cancillería en un cable diplomático confidencial, cuya copia obtuvo LA NACION.

Lejos de haber concluido con la caída de Claudio Uberti en 2007, esas gestiones "paralelas" fueron denunciadas al flamante canciller, Héctor Timerman, según pudo saber LA NACION. El ministro fue notificado de los problemas que sufren empresas argentinas por la actuación irregular de otro colaborador de De Vido, su ex secretario privado, José María "el Vasco" Olazagasti.

La alerta diplomática se emitió el viernes 25 de junio. Informó que Olazagasti, ahora jefe de Ceremonial del Ministerio de Planificación, excluyó a por lo menos dos empresas argentinas, mientras que privilegió a otras firmas locales con las que su ministerio mantiene una mejor sintonía; entre ellas, la firma cordobesa Electroingeniería, de excelentes contactos en la Casa Rosada. El signatario de ese cable es el subsecretario de Integración Económica Americana y Mercosur, Eduardo Sigal. Consustanciado con las ideas políticas del kirchnerismo y uno de los funcionarios más importantes de la Cancillería desde hace años, Sigal reportó a sus superiores sobre la peculiar actuación del asistente de De Vido en Caracas. Lo hizo tras una denuncia de las firmas afectadas.

Para el funcionario, la información que publicó LA NACION es "buscarle la quinta pata al gato y complicar las cosas artificialmente" y manifestó que "´paralela´ no quiere decir ´clandestina´ ni de ´conspiración´ ni de desconocimiento de lo que realiza Cancillería".

"Era paralela a la realización de la comisión bilateral de alto nivel", admitió Sigal, en respuesta a la nota que publicó hoy LA NACION.

Sigal declaró a radio El Mundo que "en el artículo de LA NACION se nota que con diplomáticos afines a [el ex embajador en Venezuela, Eduardo] Sadous se han propuesto tergiversar la realidad tratando de enfrentar a la Cancillería con otros ministerios", en alusión a la cartera de Planificación Federal.

Además, remarcó que hay "cables confidenciales que no deberían estar ante la opinión pública, para perjudicar a la Argentina y a los trabajadores argentinos".

Sigal aseguró, además, que "sacar en conclusión que hay una cancillería paralela o diplomacia paralela es intentar hacer un hecho político de algo que no tiene nada que ver con la realidad".

Y resumió: "Hay mucha intencionalidad de querer denostar la gestión de Néstor y Cristina Kirchner".

En tanto, el canciller Héctor Timerman continuaba hoy en Caracas, en el marco de la reunión de ministros de Relaciones Exteriores de América latina y el Caribe, y podría concretar en esta jornada una reunión con el jefe de la diplomacia venezolana, Nicolás Maduro.

Olazagasti, el viajero. Por su parte, desde el ministerio de Planificación Federal aseguraron que José María Olazagasti "nunca realizó gestiones paralelas" a las de la embajada argentina en Venezuela o la Cancillería y rechazó los artículos publicados al respecto en los diarios Clarín y LA NACION que, según sostuvo la cartera, "constituyen una operación mediática".

El ministerio, a cargo de Julio de Vido, informó que los "artículos publicados hoy en los diarios Clarín y LA NACION, accionistas de Papel Prensa, constituyen una operación mediática conjunta contra un integrante de esta cartera, que tiene terminales en los mismos intereses que impulsaron a Sadous, y que no tienen otro objetivo que desprestigiar y cuestionar las relaciones económicas entre dos países soberanos".

Asimismo, la cartera de Planificación aclaró que "José María Olazagasti siempre viajó en representación de este ministerio, sin necesitar para ello mayor medalla que su voluntad de trabajar en pos de los intereses del país, ya que en este ministerio se mide a las personas por las tareas que realizan y no por ostentar determinados cargos, muchas veces cuestionados por ser onerosos para el Estado".

"De la misma manera, nunca realizó gestiones `paralelas` a las de la embajada o la Cancillería, cuyos miembros estuvieron al tanto e incluso participaron de las reuniones mencionadas en uno de los diarios", agregó.

En este contexto, "el referido viaje de Olazagasti a Venezuela el 6 de febrero fue para acompañar al ministro De Vido, quien a pedido del ministro de Energía Eléctrica, Alí Rodríguez, y previo informe a la Cancillería, viajó a Venezuela para colaborar en la crisis energética que sufría ese país", precisó.

Y destacó que la misión "fue propia de las áreas específicas del ministerio. Luego de dicho encuentro se realizó una conferencia de prensa, que fue reflejada por los medios argentinos, incluyendo al diario LA NACION, mientras que por la noche la comitiva fue recibida por el presidente Chávez".

0 comentarios:

Entrada destacada

¿No se crearon puestos de trabajo en los últimos 4 años?

Víctor Hugo transmitió en vivo. 9 de septiembre a las 8:50 · Facebook Mentions · Es #falso que en los últimos años no se creó #emple...

Blog Archive

Etiquetas