Lo que circula por los medios

27 de octubre de 2010

MIENTRAS UNOS LLORAN A KIRCHNER LOS OTROS MUESTRAN SUS MISERIAS


actualizada al 28

 los soldados del pinguiño



http://www.youtube.com/watch?v=TZi-6NkzqWE

miércoles 27 de octubre de 2010 

NESTOR Y CRISTINA

----------------------------
FLORENCIA PEÑA



http://www.youtube.com/watch?v=1T46RoPA2qM

--------------------------
 VICTOR HUGO MORALES - JP FEINAMNN
27102010


http://www.divshare.com/download/12994613-224

------------------
 

casarosada

 http://www.youtube.com/watch?v=D5EujLcnv7U
 -----------------------



http://www.youtube.com/watch?v=El7ig8oeq-c

------------------

Buenos Aires, 27 de Octubre de 2010.
A LOS COMPAÑEROS DEL CAMPO NACIONAL:



La más profunda tristeza nubla hoy nuestros corazones por la muerte tan inesperada del Compañero Néstor Kirchner.



Su impronta marcó irreversiblemente la historia de nuestro país; representó para millones volver a creer que el mundo que desde siempre soñamos era posible, y eso, ni su desaparición física puede volverlo atrás. Es lo que nos dejaste, Compañero.


Todo un Pueblo guardará el recuerdo de tu amor, expresado en la entrega de tu vida que formará parte de las páginas más maravillosas de la historia nacional. Gracias por tanto.


La Patria Suramericana, que reverdeció a tu paso, honrará tu entrega con las mil flores que siempre llamabas a florecer.



Y aquí estaremos nosotros, Compañero Querido, custodiando y haciendo cada día más hermoso el jardín de este Mundo por el que diste todo, incluso la vida.


Que el dolor nos fortalezca, que tu estrella nos siga acompañando.


Fuerza Compañera Cristina, los trabajadores estaremos como siempre junto a vos, defendiendo lo que nos une inseparablemente: el amor por una Patria Justa, Libre y Soberana.




JULIO PIUMATO

http://www.facebook.com/note.php?note_id=156651201038446&id=131425350204503


-------------
Política
Viva Kirchner para siempre!


16:03 |
Por Andrés Calamaro
27.10.2010

Nestor
27 de octubre
tengo suficiente argentinidad y memoria
capacidad de analisis y corazon ...
estoy seguro que la historia va a confirmar
que nestor fue el mejor presidente argentino de los ultimo cincuenta años
y quizas en argentina cincuenta años sean ... siempre
el unico que atendio a madres y abuelas
y el unico que madres y abuelas respetaron y quisieron
quien anulo los indultos que perdonaron el horror de la dictadura
y sus crimenes
nestor, que devolvio la ilusion a un pueblo herido, inestable y critico
el unico que enfrento al empresariato y a los poderes que historicamente
habian pactado con dictaduras criminales y con expolio imperial,
el de la argentina que enamora a los visitantes que llegan
y quieren quedarse
y respirar pais ...
personalmente conoci poco a nestor k
quizas poco pero suficiente ...
me recibio como un ciudadano y amigo,
recibi una llamada de nestor un 30 de diciembre
solo para contarme de su emocion humeda al leer la carta de mi hermana hebe
recordando la militancia de los artistas en los setenta
"el flaco de pelo largo y anteojos"
que ayudaba a mi hermana preñada de mi sobrino juan
fue amable y cariñoso con mi padre y con mi hermano
tenia un proyecto para el pais
heredo una crisis violenta ; la catastrofe social del 2001
(odisea en el espacio)
y devolvio la esperanza y argentina volvio a caminar con nestor ...
una mañana viaje en al avion del presidente
elegi que mi relacion con la dirigencia k sea una cuestion personal
con la cercania que brinda el respeto y la lealtad ...
el proyecto kirchner , con lo peor de argentina en contra
no tanto en el terreno de la opinion, porque somos libres de expresion ...
no tenemos suerte con la politica en argentina
y se me llena el corazon de pena
entre tanto rigor y habiendo perdido tanto, la piel se nos curte
pero siento que se fue alguien cercano

viva Kirchner para siempre !

http://www.calamaro.com/ac/ac.asp

---------------------

se reunió la CGT
Moyano: "Después de Perón y Evita viene Kirchner"
27-10-2010 / El líder de la Confederación General del Trabajo advirtió hoy: "Sin duda, hoy es un día de recogimiento para la inmensa mayoría de nuestro pueblo". La central obrera convocó "a todos los trabajadores a la Plaza de Mayo mañana a las 12".

Hugo Moyano, secretario general de la CGT

El líder de la Confederación General del Trabajo, Hugo Moyano, advirtió hoy: "Después de Perón y Evita viene Kirchner. Néstor Kirchner trascendió la política argentina", durante un encuentro de urgencia en la sede de la central obrera por la muerte del ex presidente.

En ese sentido, el líder camionero expresó que Kirchner "es un hombre que realmente va a ser reconocido en muy poco tiempo como uno de los hombres que trascendió la política argentina".

"Si hacemos un análisis pequeño de la gestión de Kirchner vamos a poder advertir la trascendencia de este hombre en la política".

Además, resaltó: "Sin duda hoy es un día de recogimiento. Para la inmensa mayoría de nuestro pueblo y para los trabajadores ha sido un golpe durísimo que hemos recibido".

"Kirchner fue quien posibilitó a los trabajadores discutir los salarios", agregó el titular de la CGT. "No nos vamos a olvidar jamás de Kirchner", dijo.

Asimismo, Moyano aseguró: "Los trabajadores vamos a apoyar con toda nuestra fuerza a la presidente de la Nación (Cristina Fernández)".

"Convocamos a todos los trabajadores a las 12 del mediodía en la Plaza de Mayo para despedir al compañero Kirchner", concluyó

http://www.elargentino.com/nota-111944-Despues-de-Peron-y-Evita-viene-Kirchner.html

-----------------------------
PINO SOLANAS

"Yo creo que Cristina va a seguir gobernando hasta el final de su mandato, supongo"  EN 7: 44



http://www.youtube.com/watch?v=UggwDCPVW3k

**-----------------------------
Opinión
Sin Kirchner, Cristina puede asumir el poder
Por Rosendo Fraga
Especial para lanacion.com
Miércoles 27 de octubre de 2010 | 11:17 (actualizado a las 12:16)

Sin Kirchner, Cristina puede asumir el poder


La desaparición del líder del oficialismo genera múltiples interrogantes. Es la primera vez en la historia argentina que la ausencia de alguien que no es el Presidente genera una situación semejante.

Esto ante todo muestra que la Argentina estaba viviendo una situación anómala. Lo institucional estaba subordinado a lo político. La falta de Kirchner deja la sensación política de que falta el Presidente y es como si se planteara el interrogante de cómo va a actuar el vicepresidente.

Hasta el último momento él se encargó de hacer evidente que era quien ejercía realmente el poder y no su esposa, la presidenta Cristina Kirchner. Ella nunca lo rechazó, nunca buscó generar un espacio propio de poder ni en lo símbólico.

Ella ocupa ahora el centro de la escena y tiene la oportunidad de ejercer el poder por sí misma, un año antes de las elecciones y trece meses de que termine su mandato.

Tiene la oportunidad de modificar, rectificar, corregir, cambiar una serie de aspectos, estilos, orientaciones y políticas impuestas por su marido, que llevaron a una situación inédita, que un gobierno con la economía creciendo al 9% tenga la aprobación de sólo uno cada tres.

Ella ahora puede adoptar algunas decisiones que se reclaman, como tomar distancia de Hugo Moyano y terminar con su influencia. Quizás será lo primero que el mundo político mirará para saber si esta dispuesta a cambiar.

En principio, el peronismo que nunca vio con simpatía al Kirchnerismo y su alianza con la izquierda, que primero se dividió frente al conflicto con el campo, que después lo derrotó en las elecciones del año pasado y que en los últimos días mostró sus diferencias a través de Daniel Scioli, recupera protagonismo.

Podría conjeturarse que las figuras del poder más vinculadas a Néstor Kirchner, ahora pueden tener menos poder o bien podrían ser apartadas. Por ejemplo, Cristina tiene la oportunidad de reemplazar a funcionarios cuestionados, como Guillermo Moreno.

Si ella insiste en la línea fijada por su marido, no le será fácil gobernar. Ella no es la misma persona y además ese estilo, estaba claramente en crisis.

Con Kirchner desaparece la figura política más importante de la década, como lo fue Alfonsin en los ochenta y Menem en los noventa. Una figura singular.

Deja a su esposa, con un gobierno sólido en lo económico, pero enfrentado con el sector productivo mas importante del país que es el campo; en conflicto también con el sector industrial; en mala relación con la Corte Suprema como lo evidencian los fallos recientes; enfrentado con el Congreso, como lo muestra el último veto; en conflicto con la Iglesia Católica; enredado en una surte de "guerra" contra los principales medios privados del país y en trance de romper relaciones con el gobernador de la principal provincia.

El peronismo se estaba alejando. Ya al acto de River, presidido por el matrimonio Kirchner y Moyano, habían concurrido solo 5 intendentes justicialistas del conurbano y nada más que 5 gobernadores justicialistas habían rechazado la candidatura presidencial de Scioli.

La continuidad institucional no está en riesgo en la Argentina, pero puede estarlo la gobernabilidad en el final en el tramo final del mandato de Cristina, si ella no aprovecha lo que posiblemente sea su oportunidad histórica: dejar de ser la presidenta de una facción, para pasar a serlo de todos los argentinos.

El autor es director del Centro de Estudios Unión para la Nueva Mayoría

http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=1319039

-----------------------------
http://twitter.com/#%21/psirven/status/28936094928
---------------
 actualizado 28102010
Editorial de Jorge Lanata en su programa DDT - Después de todo. Programa especial. Fallecimiento del ex Presidente, Néstor Kirchner. 27-10-2010

Lanata



http://www.youtube.com/watch?v=SXRiYsSOQao



Fernando Laborda | Ver perfil
Análisis
Interrogantes y certezas que deja la muerte de Kirchner
Por Fernando Laborda
Especial para lanacion.com
Miércoles 27 de octubre de 2010 | 17:03 (actualizado a las 17:03)


La súbita muerte de Néstor Kirchner plantea numerosos interrogantes para el futuro del escenario político y una certeza: nada será igual que en los últimos años en la política argentina.

¿Habrá kirchnerismo sin Néstor Kirchner? ¿Cómo serán los 13 meses y medio de Cristina Fernández de Kirchner en el poder sin la presencia de quien, para muchos, no sólo era el hombre fuerte del Gobierno, sino también una suerte de Presidente en los hechos? Son ésas sólo algunas de las múltiples preguntas que suscita la desaparición del líder del Partido Justicialista.

Las primeras repercusiones del fallecimiento del ex presidente de la Nación encontraron a los dirigentes de diferentes extracciones partidarias intentando dejar la política de lado y sumándose a las muestras de solidaridad con la jefa del Estado y su familia. Los gestos de grandeza están y seguramente estarán a la orden del día. Especial valor tienen las palabras del jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri ("Queremos decirle a la Presidenta que estamos para ayudarla"). Los próximos días serán un momento propicio para el recogimiento y el respeto, pero también para la reflexión.

Tal vez uno de los mayores aportes de Néstor Kirchner a la Argentina haya sido la reconstitución de la autoridad presidencial, tras una crisis de representación política tan profunda como la transitada hacia fines de 2001 y que derivó en la caída del entonces presiente Fernando de la Rúa.

Kirchner fue un luchador y un trabajador incansable de la política, como lo han reconocido muchos de los propios representantes de la oposición. Fue un auténtico equilibrista en el proceso de conquista y de preservación del poder, como lo demuestra su indudable capacidad para recuperarse de duras derrotas, tales como el traspié parlamentario por el aumento de las retenciones al campo y la caída en las últimas elecciones legislativas.

Pero también fue víctima de su propio estilo. Un estilo que basó la construcción del poder en el conflicto y en el enfrentamiento, que no dudó en sembrar la discordia y la división en la sociedad, al tiempo que desoyó el camino del diálogo y la búsqueda de consensos.

Quizás sea ésa una de las grandes lecciones que la muerte de Kirchner le deja a la dirigencia política, tanto a la gobernante como a la que milita en la oposición. Es necesario aprender que las apuestas a todo o nada, propias del jugador empedernido, distan de ser las más aconsejables en el juego democrático. Y también que el afán por convertir al adversario en enemigo y bregar por su destrucción, a veces termina provocando la autodestrucción.

La desaparición del ex Presidente deja, además, no pocos interrogantes acerca de la sucesión en el partido gobernante. Todo proceso de sucesión en el peronismo ha sido tradicionalmente traumático y toda crisis en ese movimiento político acostumbra trasladarse al conjunto de la Nación.

La definición de ese proceso dependerá en buena medida de la actitud de los sectores kirchneristas y de su real peso específico en la vida interna del justicialismo después de la partida de su máxima figura. El escenario está abierto y ni siquiera puede descartarse el avance hacia una confluencia de las distintas fracciones que pueblan el complejo movimiento peronista. En tal sentido, los pasos del gobernador bonaerense, Daniel Scioli, y sus puentes con el peronismo federal deberán ser seguidos con especial atención.

Lo único cierto es que ni el kirchnerismo ni el país político serán iguales desde ahora.

http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=1319061

-----------------
Carlos Pagni | Ver perfil
Análisis
Ahora hay que pensar todo de nuevo
Por Carlos Pagni
Especial para lanacion.com
Miércoles 27 de octubre de 2010 | 13:08 (actualizado a las 13:07)


Murió esta madrugada, de un paro cardiorrespiratorio, el hombre que en los últimos siete años manejó este país. Murió el arquitecto único, excluyente, del aparato de poder en el que se sostuvo hasta ahora el Gobierno. Murió la figura que organizó, en un ejercicio de contradicción sistemático, al arco opositor. Murió el titular de un apellido que signó con su inicial, "K", este ciclo histórico. Es comprensible, entonces, que esa muerte esté engendrando innumerables incógnitas. La escena nacional se encamina a una nueva configuración. La psicología ya no prestará los servicios que brindó hasta ahora a una Argentina rudimentaria, en la cual la mayor parte de las decisiones relevantes salían de una sola cabeza. Hay que mirar todo de nuevo. Hay que pensar todo de nuevo.

En el centro de ese mar de enigmas queda instalada Cristina Kirchner, que ahora debe asumir su dolorosa viudez mientras ejerce la primera magistratura. Es una mutación insondable. Pero cualquiera que se haya asomado al vínculo que la Presidenta mantenía con su esposo, habrá advertido hasta qué punto ella encontró en la figura de Kirchner -llamado así, en tercera persona-, un principio estructurante de su psiquismo, de su personalidad. La superposición de los lazos afectivos y familiares con los roles políticos, convierte hoy a este duelo de la Presidenta, al modo con que ella afronte ese proceso, en una cuestión de Estado. Las modulaciones emocionales serán más relevantes que nunca.

Las peculiaridades de esa relación se proyectaron en estos años sobre la política. Kirchner fue la usina de poder de la que se alimentó la experiencia administrativa iniciada en el año 2003 y continuada por su esposa en el último trienio. Cristina Kirchner se sintió muy cómoda gerenciando una administración cuyo ordenamiento básico le era provisto desde Olivos. Ella fue hasta ahora un inusual primer ministro, capaz de dotar de discurso, imágenes y hasta de algún control de calidad, a una construcción política y económica que siempre estuvo en manos de su marido. La pregunta que está abierta es de dónde extraerá ella ahora ese insumo esencial que le era entregado llave en mano.

Para resolver este interrogante sólo existen, a esta hora, conjeturas provisionales. Es casi seguro que la muerte de Kirchner puede generar un movimiento que no alcanzaron a producir sus dos internaciones recientes: el de un acuerdo mínimo entre el oficialismo y la oposición para rodear a un gobierno débil. Esta hipótesis supone algo que todavía debe ser probado y es que Cristina Kirchner aceptará la debilidad.

Es un escenario desconocido para un grupo que se habituó, desde los albores de su composición en la inhóspita Santa Cruz, a entender la vida pública como combate. Para este experimento inédito tendrán responsabilidades cruciales Carlos Zannini y Julio De Vido. No sólo porque están en condiciones, sobre todo De Vido, de encauzar un proceso de diálogo, sino porque son acaso las únicas personas en las que la Presidenta, ausente Kirchner, confía.

Hay, sin embargo, un factor poderoso que influirá en esta trama: el sentimiento de orfandad que está envolviendo desde ahora a un conjunto de políticos que, en su verticalismo extremo, han confiado su suerte a un padre todopoderoso que los relevaba de preguntarse por el destino final de sus acciones. Kirchner se cuidó muy bien de que entre sus allegados no hubiera nunca un líder. Zannini, De Vido, Francisco Larcher, Héctor Icazuriaga, se han convertido desde esta madrugada en engranajes de una maquinaria que quedó desprovista de su centro.

Las personas que encarnen la contraparte de un ejercicio de concertación son también cruciales: Ernesto Sanz, Federico Pinedo, Rubén Giustiniani, por citar sólo a un trío, deberían estar en el corazón de esa operación. La comparación es inexorable. Hay un líder omnipotente que ha muerto y una viuda al frente del Estado: Perón e Isabel, Kirchner y Cristina. ¿Quién será el Ricardo Balbín de este drama?

En caso de que la Presidenta intente resolver su encrucijada tomando este camino, deberá decidir de qué modo liquidará las guerras que su marido dejó pendientes de resolución. Es una cuestión de primera magnitud: el conflicto es constitutivo de la identidad K y, por lo tanto, el intento de abandonarlo puede ser vivenciado como un modo de auto-disolución.

El tendido de un eje político-parlamentario hacia la oposición podría despejar la incógnita del destino del Gobierno. Pero no resuelve la del destino del kirchnerismo. La muerte de Kirchner es también la muerte del jefe del PJ. Las rivalidades entre los peronistas, que acaban de volverse más acérrimas con las imputaciones cruzadas por la muerte de Mariano Ferreyra, encierran muchas claves del futuro inmediato. Entre ellas la de la estabilidad de la administración y la del desenlace sucesorio, que sigue previéndose para diciembre del año próximo.

También en este plano la fracción gobernante está ahora ante una disyuntiva. Puede tantear el camino de un acuerdo interno, lo que supondría cierta prescindencia electoral. En este horizonte se recorta la figura-puente de Daniel Scioli, aunque todavía se ignore si cuenta con la densidad suficiente como para encarnar el momento. Se requieren también gestores con suficiente seniority y equilibrio como para comunicar dos mundos que, al menos hasta esta madrugada, estuvieron en guerra. Figuras como José Luis Gioja, por dar un ejemplo.

Hay otro camino posible, tal vez menos sensato, pero al que el oficialismo se puede sentir tentado porque hace juego con su cultura política. Como un batallón que ha perdido a su comandante, Cristina Kirchner y su entorno pueden apostar a sustituir por un poder de facto el ordenamiento, siempre cargado de prepotencia, que les proveía el jefe muerto. Si este fuera el caso, hay que volver la vista hacia Hugo Moyano. Si se interpreta que Kirchner no era un socio sino un dique para las ínfulas expansivas de este sindicalista, se puede especular con que la inercia que se vino desarrollando en los últimos meses se pronuncie todavía más. Es decir, que un Gobierno que carece del know how del diálogo y el acuerdo, termine capturado por alguien que le ofrece la ilusión de que hay muy poco que cambiar. Sería sumergirse en un riesgosísimo espejismo. Porque, desde esta madrugada, casi todo ha cambiado.



http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=1319056
------------

Luis Majul | Ver perfil
Análisis
Un hombre que vivió sin filtros ni límites
Por Luis Majul
Especial para lanacion.com
Miércoles 27 de octubre de 2010 | 15:06 (actualizado a las 16:08)


Murió como vivió: sin filtros ni límites. Sus arterias y los profesionales se lo habían dicho con claridad, hace ya mucho tiempo. No era solo cuestión de lo que comía o el ejercicio que hacía. Su médico personal le había advertido que tenía que cambiar su estilo de hacer política o iba a tener problemas gravísimos.

Lo conocí bastante bien y tuve oportunidad de hablar varias veces con él durante los dos primeros años de su gobierno. Se hacía tanta mala sangre ante las grandes decisiones que tenía que tomar como con las más pequeñas, o como el recibir o no a un periodista que no conocía tan bien.

Apenas asumió la presidencia Cristina Fernández, en vez de bajar el ritmo de trabajo, lo acrecentó. Y cumplió varias funciones a la vez: la de presidente en las sombras, la de marido de la jefa de Estado que le obligaba el protocolo, y la del custodio del proyecto para mantenerse en el poder.

Durante el viaje que compartieron en la ambulancia después de que se le detectara la obstrucción en su carótida, Cristina, muy angustiada, se habría preguntado: "¿Y ahora que voy a hacer sin vos?".

Ella, desde ese momento, se empezó a poner el "traje" de Presidenta y empezó a tomar decisiones cada vez más autónomas. Los que la conocen bien y fueron testigos de sus últimos días de gestión no tienen dudas de que lo va a hacer con responsabilidad hasta el último día de su mandato.

Pero ahora no es momentos de hacer especulaciones políticas: no puedo dejar de pensar en esa mujer que empezó a militar con Kirchner a los 17 años y nunca dejó la menor duda del profundo amor que sentía por su jefe político.

http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=1319073

----------------
Jueves, 28 de octubre de 2010


Jueves, 28 de octubre de 2010

OPINION
Se partió el corazón
Por Andrés Calamaro

Los enemigos de Kirchner fueron nuestros peores enemigos: los imperios, los que silenciaron nuestros horrores, los que nos endeudaron, los que reventaron la industria que da trabajo al pueblo que sin trabajo pierde sus valores y su esperanza. Hoy es un día de profunda tristeza para toda América, y “pena sobre pena y pena” para los argentinos... Habrá que ser paciente y templado porque la inquisición fue muy fuerte y sus lobotomías desenmascararon nuevos tentáculos de la patria reaccionaria, antes socia de la oligarquía militarista o de las fórmulas liberales que revientan países. Ahora, la radiación de la propiedad de la ignorancia va a pronunciarse y vamos a sentir asco. Pero sabemos que Néstor Kirchner será pronunciado por la historia como un presidente positivo. Como una persona sencilla, un animal político dentro y fuera del sillón que Rivadavia se robó (el que hay es una réplica).

Néstor se partió el corazón por nosotros y por un proyecto político que promedia. Espero que tengamos la dignidad de no decir estupideces y de apoyar con el corazón a nuestra demokracia y con orgullo a nuestros líderes, a la Presidenta que el pueblo eligió en libertad...

Como personas humanas, lloremos la muerte temprana de Néstor Kirchner y ayudemos a Cristina a gobernarnos con su capacidad e inteligencia.

http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/espectaculos/2-19742-2010-10-28.html
---------------------------------------


Jueves, 28 de octubre de 2010

OPINION
No dejaremos que su ejemplo se olvide
Por Teresa Parodi

Murió el compañero Néstor Kirchner. Era un político extraordinario. Lúcido y apasionado. Claro y honesto y decidido en sus convicciones. Puso el cuerpo y el alma en defensa del modelo nacional y popular que llevó adelante desde el primer día de su gobierno y que sostuvo a cada paso, como ninguno. Alegre y solidario. Generoso y con coraje. Así lo recordaremos. Así seguirá con nosotros porque no dejaremos que su ejemplo se olvide. Al contrario, alimentará nuestro día a día. En lo personal le agradezco lo mucho que le dio al país. La forma en que lo condujo hacia este presente con más justicia. Le agradezco la militancia y la mística que nos devolvió con su apasionado compromiso y con sus decisiones políticas. Su liderazgo nos llena de orgullo y su amor repartido en cada acto nos empuja a caminar esperanzados hacia el porvenir. Cristina no está sola. Tiene a su lado a todo aquel que crea en este modelo de país y que hoy como nunca saldrá a defender los maravillosos logros de sus políticas de Estado. Néstor quedará en la historia y será reconocido por las generaciones venideras cuando se pueda contar sin mentiras su rol de artífice de la patria grande que todos nos merecemos.

http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/espectaculos/2-19739-2010-10-28.html
----------------
Murió en su ley, como vivió
Jorge Lanata
Para LA NACION
Jueves 28 de octubre de 2010 | Publicado en edición impresa
Comentá (0)
Compartir

1) Kirchner:

La muerte, siempre, sorprende y espanta. La de Néstor Kirchner estalló en el vacío de un feriado, espera de la llegada del censista y teléfonos que no pararon de sonar. La muerte ajena espanta porque nos enfrenta al fantasma de la muerte propia. Esta mañana supimos, otra vez, que no somos inmortales. La sola idea es insoportable, por eso vamos a olvidarla con rapidez. Ni siquiera el poder puede defendernos de ella. Néstor Kirchner tuvo suerte: murió en su ley y en El Calafate, su lugar en el mundo. Los médicos diagnosticaron "muerte súbita". Súbito: precipitado, impetuoso o violento en las obras o palabras, diagnostica el diccionario. Tuvo, Néstor Kirchner, una muerte que coincidió con su vida.

-Ultimamente estaba sensible y paranoico -dijo Jessica en el chat. Jessica cubre Gobierno para mi programa de televisión.

-Se murió sin que nadie lo conociera -largó Luciana, más temprano, apenas supimos la noticia. Luciana hablaba y hablaba, y yo pensaba que la muerte nos empuja sobre los silencios, que era el miedo de Luciana el que estaba hablando.

-Vos sabés que él era su amigo -siguió Luciana mencionando su conversación con una fuente-. Bueno, estaba muy mal, llorando, y me dice: "Es un tipo que no contaba nada, se guardaba todo adentro. Pero sufría un montón. Este nivel de agresividad fue el que lo mató".

Escuché eso varias veces a lo largo del día: Kirchner fue asesinado por su personalidad.

Néstor Kirchner ha muerto y el pasado, ahora, se convirtió en anécdota: la avidez que lo empujó al precipicio será avaricia o entrega generosa, según la historia y quien la escriba.

Acabo de ver, en el noticiero, que alguien pintó apresurado una tela que dice "Néstor Vive", y la colgó de la reja que separa la mitad de la Plaza de Mayo de la Casa de Gobierno. Antes, supe que hubo quienes tocaron bocina en la calle, en una miserable actitud de festejo. Nadie puede estar orgulloso de su odio, si es que lo tiene. El odio es una bajeza del espíritu. Recordé entonces aquella pintada de "Viva el cáncer" durante la agonía de Eva Perón; pesadillas de una Argentina que ojalá haya quedado para siempre atrás.

Néstor Kirchner ha muerto. Que su alma descanse en paz.

2) Kirchnerismo:

¿Existirá el kirchnerismo? Si existe, desde hoy será puesto a una dura prueba: dar los primeros pasos sin su inspirador. Y si existe, ¿de qué kirchnerismo se trata? ¿Del de Moreno o el de Scioli? ¿El de Kunkel o el de Bonafini? ¿Tendrá la disciplina suficiente para organizarse en ausencia de su líder o habrá llegado para muchos el momento de pasar facturas? ¿El kirchnerismo habrá sembrado vientos? Una Presidenta con un vice opositor y el peronismo dividido un año antes de las elecciones: la palabra prohibida es Isabel. No hay duda posible sobre la continuidad institucional, y mucho menos sobre asonada alguna, pero la palabra prohibida remite al vacío de poder o al desborde temperamental de quien lo maneje. La otra palabra es equilibrio.

¿Cristina necesita ayuda? Habrá varios dispuestos a darle el abrazo del oso. ¿Sobre quién sostener el Gobierno más allá de sí misma? Julio De Vido tiene problemas de salud y acaba de perder un hijo hace poco más de un mes. Aníbal Fernández es un buen espadachín radial, el hijo de Jacobo un pésimo diplomático, Hugo Moyano el enemigo en casa. La soledad es peligrosa y las compañías de segunda línea tienen intereses propios. Cristina deberá tomar, en los próximos meses, muchas decisiones: ella es la persona que soportará en su espalda el destino del kirchnerismo. © LA NACION

http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=1319195

-----------------------

Joaquín Morales Solá | Ver perfil
El análisis
Jamás dejó el poder
Joaquín Morales Solá
LA NACION
Jueves 28 de octubre de 2010 | Publicado en edición impresa
Comentá (0)
Compartir

Podrán decirse muchas cosas de Néstor Kirchner, pero no que le faltó genio para construir un imperio político desde las ruinas. Nunca, como candidato, pudo ganar una elección nacional. Sin embargo, nunca dejó el poder desde que se encaramó en él. En 2003 le ganó Carlos Menem y en 2009 lo superó Francisco de Narváez. El kirchnerismo ganó las elecciones de 2005 y de 2007, pero él no fue candidato en ninguno de esos comicios.

El desierto del que venía lo obligó, tal vez, a una vida excepcional. Todo giraba en torno de él, bajo su presidencia o cuando la jefatura del Estado la ejercía su esposa. Su estilo de gobierno convertía a los ministros en meros conserjes sin decisión propia. Desde que se aferró al poder, fue, al mismo tiempo, gobernador de cualquier provincia, intendente de cualquier municipio del conurbano, ministro de Economía, jefe de los servicios de inteligencia, ministro de Obras y de Defensa, canciller y productor de los programas televisivos que lo adulaban. "Así, enloquecerá la administración o terminará con su vida", colegía uno de los ministros que a los que echó pocos años después de llegar al gobierno.

Fue, también, más que eso. Hasta marzo de este año, cuando cambió la relación de fuerzas parlamentaria, ejerció de hecho la titularidad del Poder Ejecutivo y del Legislativo, fue el jefe fáctico de los bloques oficialistas y titular de las dos cámaras del Congreso. De alguna manera, se hizo al mismo tiempo de la dirección de una porción no menor del Poder Judicial, con la excepción de la Corte Suprema. Siempre cargaba bajo el brazo una carpeta con la información última sobre la marcha del Estado; esos datos no eran a veces certeros y, muchas veces, sobresalían más por el error que por el acierto. Su objetivo no era la verdad, sino colocarla a ésta en la dirección en que estaba su sillón.

"Quiero dejar la presidencia, caminar por la calle y que la gente me salude con un «buen día, doctor»", solía decir cuando conversaba con frecuencia con periodistas que lo criticaban. Entonces era presidente. Cerraba ese diálogo y abría otro con sus habituales lugartenientes. "Mátenlo", les ordenaba de inmediato; les pedía, así, que incendiaran en público a algún adversario o a algún kirchnerista desleal para sus duros conceptos de la fidelidad. Nunca podrá saberse si aquel era un combate entre el deseo y el carácter, en el que siempre perdía el anhelo, o si el deseo era sólo una expresión fingida ante los oídos de un interlocutor diferente.

"Mátenlo", era una palabra que usaba frecuentemente para ordenar los castigos públicos. La política es cruel y las prácticas políticas son crueles. Kirchner era un exponente cabal de esa estirpe. Los amigos se convertían en enemigos con la rapidez fulminante de un rayo. Nada les debía a sus ex colaboradores, que habían dejado en el camino partes importantes de su vida para servirlo. Sus afectos estaban reducidos al pequeño núcleo de su familia, a la que realmente quiso con devoción, más allá de las muchas discusiones y discordias con su esposa. "La familia es lo único que la política no destruye", repetía.

Sabía aprovechar con maestría la debilidad del otro para caerle con la fuerza de un martillo. El caso más emblemático es el de George W. Bush. Conoció a Bush cuando era un líder muy popular en su país, insistió con que quería acercarse a él, lo visitó en la Casa Blanca y lo tranquilizó diciéndole que era no izquierdista, sino peronista. Ese romance duró hasta la cumbre de Mar del Plata en 2005, cuando Kirchner vapuleó imprevistamente a un Bush pasmado por la sorpresa. ¿Qué había pasado? La fatídica guerra de Irak había convertido en jirones la popularidad del líder norteamericano.

"No es popular estar cerca de él en estos momentos", explicó luego con el pragmatismo desenfadado del que hacía gala. La popularidad del otro era el índice de su simpatía. Por eso, nunca rompió con el colombiano Alvaro Uribe, de quien, además, solía hablar bien. Uribe se fue del gobierno con el 75% de aceptación. Todo eso ocurrió en un tiempo en el que Kirchner pintó el país del color de la Patagonia: el mundo fue siempre lejano e impenetrable para él.

Ambivalente, como un príncipe del oportunismo, Kirchner nunca terminó de comprender al conjunto de la sociedad argentina. Nunca recibía a nadie cuando andaba en sus tiempos de broncas desmedidas. Sin embargo, era un anfitrión cordial y conversador, un político clásico, cuando ingresaba en los períodos de conciliación. Eso sí: la información que le trasladaba a un periodista, por ejemplo, no siempre era confiable. Edificaba un océano con una gota de agua que pudiera afectar a un adversario. Y contaba con una buena despensa de información confidencial.

Una vez habló por teléfono con la periodista Magdalena Ruíz Guiñazú para pedirle disculpas porque había borrado la legendaria Conadep de un discurso suyo. Magdalena, sincera y frontal, le reprochó que se dejara llevar por la versión del pasado que le daba Hebe de Bonafini. "Es muy sectaria, pero yo la tengo cerca sólo para contenerla", le respondió el entonces presidente. Flotaba entre una orilla y otra durante su mandato. Luego se quedó definitivamente con Bonafini, con D?Elía, Moyano y Kunkel. Esas alianzas demostraron, más que cualquier cosa, no sólo su talante, sino su desconocimiento de la sensibilidad de la sociedad argentina. Esas figuras integran la lista de las personas más rechazas por una inmensa mayoría social.
El pasado

Compartía con ellos cierto gusto por la arbitrariedad. Al inventarse un pasado personal, debió también acomodar un presente que tampoco era suyo. Convirtió la revisión del pasado en un tema omnipresente, en una divisoria de aguas, en una herramienta para la construcción de su política cotidiana. Ese era un tema que reunía las condiciones épicas que más le agradaban. No le importaba si tenía que mezclar historias artificiales con personajes imaginarios. Hace algunos años, cuando él era presidente, luego de una de las muchísimas veces que vapuleó a este periodista en la fogata de sus atriles, nos reunimos para tomar un café en la Casa de Gobierno. Se produjo este diálogo que lo pinta de cuerpo entero.

-Usted sabe que lo que me imputó es absolutamente falso ?le dije.

-Sí. Pero usted quiere que otro presidente ocupe este despacho ?me respondió.

-¿No cree que estamos hablando de dos cosas distintas? ?le pregunté.

-No ?me contestó, y pasó de inmediato a hablar de otro tema.

Otro Kirchner, más implacable y menos amigable, apareció después de la crisis con el campo y del fracaso electoral de 2009. El Kirchner del primer período era más componedor y moderado. Pero no aceptó ninguna de las dos derrotas. Era un político que no había conocido la derrota y decidió, con envidiable voluntarismo, que no la conocería. Los culpables no eran sus políticas erradas o los argentinos que votaron por opositores, sino los medios independientes que se habían volcado hacia sus adversarios sociales y políticos. Emprendió una batalla para él decisiva contra esos medios y contra los periodistas independientes. No se tomó un día de descanso en esa guerra, como él mismo la llamaba, ni concedió tregua alguna. En esos menesteres bélicos lo encontró el estupor de la muerte.

Fue un presidente y un líder político que conocía los manuales básicos de la economía. Era una condición excepcional desde Arturo Frondizi. Sabía, en algún lugar secreto de su inconsciente, que la inflación y el crecimiento pueden coexistir durante un tiempo, pero no todo el tiempo. Sabía algo peor: ninguna receta antiinflacionaria carece de algunas medidas impopulares. No quería tomarlas. Su popularidad y la de su esposa no pasaban por un buen momento como para correr esos riesgos. Esa lucha entre el conocimiento y la conveniencia lo maltrató durante sus meses cercanos.

Tenía últimamente, dicen los que lo oían, una desilusionada percepción de las cosas, que jamás la llevaba a las palabras. Empezó a zigzaguear con un objetivo claro: él y su esposa nunca serían derrotados por el voto. Debía, por lo tanto, comenzar la escritura del día después, la de una epopeya culminada abruptamente por la maquinación de la "corporación mediática", por el sector rural, por el empresariado y por todo lo que expresara un pensamiento distinto del suyo. Todo eso ya era, no obstante, una fascinante reliquia de un mundo abolido.

Cinco días antes de su muerte, en la noche avanzada del viernes, su encuestador histórico y más eficiente, llamó desesperado a un importante dirigente filokirchnerista. Acababa de concluir una encuesta nacional (el trabajo de campo se hizo antes del crimen de Mariano Ferreyra) y él había hecho un ejercicio: duplicó la intención de votos de los Kirchner en el interior de Buenos Aires, en la Capital, en Santa Fe y en Córdoba. Aun con tanta fantasía, el resultado no superaba el tercio de los votos nacionales que el kirchnerismo sacó en las elecciones de 2009. "Esto está terminado", concluyó el encuestador. ¿Hay alguna posibilidad de cambiar el curso de las cosas?, averiguó el interlocutor. "Ninguna, hermano. Esto está terminado", repitió el conocido analista.

Una vida sin poder no era vida para Néstor Kirchner. Por eso, quizás, su vida y su poder se apagaron dramáticamente enlazados. El final del poder era, para Kirchner, el final de la vida. O de una forma de vivir tal como él la concibió.

http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=1319320

----------------------

Néstor Kirchner
Argentina enfrenta una nueva situación dramática y una nueva incertidumbre política
27/10/10 - 10:45
El análisis de Eduardo van der Kooy



La Argentina vuelve a enfrentarse a una situación trágica, a una situación dramática, que abre una cantidad de incertidumbres alrededor de su futuro político. Incertidumbres, sobre todo, porque el país se estaba encaminando hacia un año electoral. Por supuesto, estoy hablando del fallecimiento del ex presidente Néstor Kirchner. Un fallecimiento que tuvo antecedentes muy cercanos. Como lo sucedido en febrero cuando debió ser intervenido de la carótida. Como lo sucedido hace muy poco cuando sufrió una obstrucción en la coronaria. Alteraciones que no se contabilizaron en términos políticos en su debida dimensión. No se contabilizaron por dos motivos. Porque la política argentina tiene un vértigo irrefrenable, un vértigo que devora un episodio tras otro. Y porque también de alguna manera hubo en Cristina y Néstor Kirchner la voluntad de no transformar la salud del ex presidente en un episodio central de la política. Quizás, no transformarlo para no dar ninguna señal de debilidad en torno de un tema tan sensible. Claro, ya estaba registrada la debilidad en términos políticos desde aquella elección perdida en junio de 2009.

La desaparición de Kirchner implica también la desaparición del hombre fuerte de una corriente política que marcó la pos crisis en la Argentina. También nos plantea cómo el peronismo, cómo el Kirchnerismo procesará esta ausencia. Cómo la procesará la propia presidenta en el año de mandato que le queda por cumplir. Y cómo procesará, incluso, la propia Cristina, la posibilidad de conducir, ya no sólo el Gobierno, sino la sucesión dentro del Kirchnerismo, e incluso dentro del Peronismo, que corre en paralelo con la corriente liderada hasta hoy por los Kirchner.

Interrogantes que añaden todavía más incertidumbres a un país que ya las tenía. A un país que parece condenado a vivir entre la tragedia y el drama.

http://www.clarin.com/politica/Argentina-situacion-dramatica-incertidumbre-politica_0_361164069.html

-----------


Del editor al lector
El comienzo de otra historia
28/10/10

PorRicardo Kirschbaum - EDITOR GENERAL DE CLARIN
Etiquetas

* Del editor al lector

Néstor Kirchner, astuto, había armado un esquema para conservar el poder autosucediéndose. Era ya el candidato para las elecciones de octubre de 2011 y esperaba que su esposa, que lo sucedió en 2007, fuera quien le colocase la banda presidencial por cuatro años. En 2015, según esa fórmula, se invertirían los roles: él deseaba entregarle la Presidencia a Cristina.

Formalmente, se respetaban holgadamente los términos constitucionales. El objetivo era conservar el poder en las mismas manos.

Kirchner actuaba como lo que era: un jefe político de un espacio en el que confluían tanto sectores de la izquierda como el aparato sindical –enemigos hasta la muerte en la década del 70–, los barones peronistas del conurbano y algunos de los caudillos provinciales. La gestualidad progresista en la que se abunda, con eje en la sanción a los responsables de la violación a los derechos humanos, hizo menos visible y más digerible la alianza con la vertiente del movimiento justicialista más rancio.

No era un líder carismático ni despertaba cálidas oleadas de simpatía. Pero era un líder que ejercía a fondo el poder sin dudas. Esta condición le permitió mantener esa coalición unida, no importa los recursos a los que debía echar mano.

Kirchner siempre fue un hombre proclive a la acumulación (de poder, de aliados, de afectos, de dinero) y desconfiaba casi de todo salvo de esa pasión íntima y arrasadora. Aun cuando en los últimos meses, con episodios muy agudos, acaso presintió la amenazante vecindad de la muerte, entendía que su presencia era fundamental para que el proyecto que encarnaba no se despedazase.

El control estricto del poder determinó un gobierno ensimismado, cerrado en sí mismo, con una lógica política cuyo eje ordenador debía –y debe– ser nítido para que funcionasen las antinomias. Y exciten una épica que actuase como pantalla de decisiones que replicaban, con signo propio, lo que decían combatir.

La centralidad del combate contra los medios no adictos formaba parte de esa estrategia contradictoria.

¿La historia es una red que atrapa al hombre en ciertas estructuras que se repiten de una época a otra?, como decía Alejo Carpentier.

Deberá probarse. En el acto de recordación y reivindicación de Kirchner que hizo ayer Hugo Moyano, en el que se exaltó al ex presidente y lo ubicó en el Olimpo junto a Perón y a Evita, los asistentes subrayaron sus palabras con vivas a la CGT, insistiendo en la vigencia de una alianza que debe seguir, como si la muerte Kirchner hubiera puesto tácitamente en debate esa certeza.

El ex presidente era un político pragmático que tenía el sello justicialista, a pesar de sus ambigüedades, y la historia juzgará qué papel cumplió en ese movimiento sin el que la sociedad argentina no podría ser explicada.

Ese fervor inusitado por la política y por el poder lo lanzó a tomar la oportunidad que le dio Eduardo Duhalde y la aprovechó a fondo . Acertó cuando renovó la Corte, renegoció la deuda externa y le devolvió poder al Estado, aunque desaprovechó un momento excepcional para plantear y llevar adelante las cuestiones estructurales que podrían haber comenzado a modificar las cuestiones básicas de la economía argentina. Aún se está a tiempo.

Quizá la impronta del día a día de su militancia política y las acechanzas de la cotidianeidad hayan sido, para Kirchner, más urgentes que esos asuntos intelectuales con los que nunca se sintió suficientemente cómodo.

La desaparición de un jefe político y candidato además, pone en el tapete dos cuestiones que deberán ser atendidas por Cristina.

Su candidatura a la reelección fue ayer lanzada por Moyano, que habló, también, de reestructurar el PJ. El sindicalista sabe que, más allá del dolor y la congoja, esos espacios políticos deben ser ocupados con rapidez.


http://www.clarin.com/opinion/comienzo-historia_0_361763829.html

****************

Néstor Kirchner
Escasez de certezas
28/10/10

PorErnesto Sanz, Presidente Comité Nacional Ucr - Jesús Rodríguez, secretario comité nacional ucr
Etiquetas


El fallecimiento del ex presidente Néstor Kirchner, figura decisiva en el panorama político de esta década, abre incógnitas sobre el futuro argentino.
En primer lugar, sobre el devenir del Gobierno de su esposa , Cristina Fernández de Kirchner, tributario del dispositivo de poder cuya jefatura política ejercía.
También sobre el partido gobernante, cuya titularidad ejercía, que deberá desairar su historia y demostrar que tiene aptitudes para procesar pacífica y ordenadamente su sucesión.
En rigor, es el conjunto del sistema político el que debe ofrecer, dando cuenta del clima de alta crispación social y baja densidad institucional que ofrece la realidad, claras y contundentes decisiones que confirmen que los indicios evidentes de final de ciclo se conviertan, de manera efectiva, en cimientos de un cambio de época.
Ello es así porque la democracia, en tanto construcción histórica que supone un poder legítimo y la subordinación de los apetitos sectoriales al interés público, exige a la política un desafío de especial envergadura en esta situación: cumplir con la misión fundamental que la ha distinguido en el mundo moderno, esto es la de entregar certezas de conductas para la vida social.
En este contexto de incógnitas, es el Gobierno el que tiene la responsabilidad primaria de proveer de certidumbre a la sociedad argentina.

http://www.clarin.com/politica/gobierno/Escasez-certezas_0_361763877.html

----
ueves, 28 de octubre de 2010

Jueves, 28 de octubre de 2010
OPINION
Acá estamos



Por Gustavo Santaolalla

Así es, amigos.
Apoyar y ayudar más que siempre.
Muchos han sido los logros.
Mucho queda por hacer, combatir y ganar.
Salimos del corralito;
no nos endeudamos por primera vez en la historia ni un centavo más;
se pagó al FMI;
se eligió una mujer como Presidenta de la Nación;
se implementó la asignatura universal por hijo;
se aumentó el nivel de escolaridad;
se creó una ley de medios para controlar a los que nos quieren decir lo que tenemos que creer (porque pensar, nunca quisieron que pensáramos por nuestra cuenta);
se procesó y encarceló a los asesinos y criminales que casi terminan con nuestra generación;
se aumentó el sueldo a los jubilados varias veces,
se luchó contra los arrogantes terratenientes rurales de toda la vida,
se implementó el casamiento de gente del mismo sexo,
se recibió a un país con una reserva de 8000 millones de dólares y se batió el record con 54.000 de reserva después de haber pagado los 6000 que no dejaban usar,
se “desprivatizó” el Banco Central;
se encontraron a más nietos de desaparecidos;
se desenmascaró al negocio grande de algunos, para convertirlo en asunto de interés nacional, no de un partido, sino nacional;
se le sacó tarjeta a gente que tiene hijos de de-saparecidos y no lo quiere admitir;
se siguió luchando por todo esto aun con tanta gente y tanta energía en contra;
se festejó el Bicentenario de nuestra independencia en paz y armonía.
Todo esto y mucho más se hizo para nuestro país.
Para los que apoyan y para los que están en contra. Se hizo para todos.
Más allá de futuras elecciones, lo que se hizo está y, una vez más, está para todos.
En todo esto, con sus aciertos, errores, limitaciones, ambiciones (seguramente buenas y malas como las de casi todos nosotros), acciones y gestos acertados e inacertados, NESTOR tuvo mucho, pero mucho que ver.
Al que le guste bien, y al que no también.
Todavía nos queda mucho por hacer.
Solucionar problemas de vivienda, desempleo, salud, energía, transporte.
Erradicar la inseguridad, la pobreza, el analfabetismo. Que Internet sea accesible para todo el mundo, que cada chico tenga una computadora,
que los trabajadores puedan recibir un porcentaje de las ganancias de las empresas, saldar la deuda. Pucha si nos quedan cosas por arreglar y mejorar.
Pero no dejemos de ver todo lo que se hizo y lo importante que fue NESTOR para que eso ocurriera.
Más que siempre, ayudar y apoyar.
Es un gran momento en la historia del mundo, del país y de Latinoamérica.
La Unasur se quedó sin presidente.
Cristina se quedó sin su par creativo, sin su compañero de vida.
Tenemos que estar. Estar para apoyar y ayudar a seguir adelante con nuestro hermoso país.
Como a NESTOR, y a cualquier hombre de buena voluntad le gustaría y como Cristina necesita más que nunca.
El corazón nos protege.
Nuestras ideas nos guían.
Acá estamos.

http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/espectaculos/2-19737-2010-10-28.html

---------------------
actualidad


NESTOR Y CRISTINA - Oct 27
Soy una ciudadana y hoy recibí una noticia que no esperaba. Nestor, se fue.Conmoción, dolor y...(more)


ONU reitera rechazo a bloqueo estadounidense contra Cuba - Oct 26
ONU reitera rechazo a bloqueo estadounidense contra CubaNueva York / AbiEl canciller cubano, Bruno...(more)


La Presidencia lanza su Canal oficial en Youtube - CFK en Youtube - Oct 26
La Presidencia lanza su Canal oficial en YoutubePresidencia - 26 de OctubreA partir de hoy la Casa...(more)


FOTOS EN CONTRA DE LA TERCERIZACION - Oct 25
VICTOR HUGO MORALES -...(more)


¿QUE QUIEREN DECIR PUBLICANDO ESTAS FOTOS? LAS FOTOS DE PERFIL CON POLITIICOS Y PERIODISTAS - Oct 25
Publican fotos, y etiquetan a la prensa como K y no K...  Y todo sea por informar...(more)


PREGUNTAS, CONEXIONES E INVESTIGACION SOBRE LA MUERTE MARIANO FERRERYRA - Oct 24
¿Quién mató a Mariano?Enviado por Gisela Carpineta el Dom, 24/10/2010 - 04:27.* PolíticaPor Eduardo...(more)


LO QUE ESCRIBEN LOS MEDIOS SOBRE MOYANO, DUHALDE, PEDRAZA, POLITICOS Y PERIODISTAS - Oct 24
CAPITULO: EL DIA QUE PEDRAZA FUE A RIVERCLARIN El único “gordo” que fue a River21/10/10 ...(more)


¿CLARIN TIENE SU PARAISO FISCAL? - Oct 24
Fue por recomendación de la banca JP MorganClarín creó empresas en un paraíso fiscal de EE UU para...(more)


La investigación del crimen del Mariano Ferreyra - Oct 23
La investigación por el crimen del Mariano Ferreyra, militante del POPablo Díaz, el jefe de la...(more)


Pino Solanas: "En los diarios que no controla el gobierno. Atacarlos me parece un acto de suicidio político" - Oct 22
¿Dónde se expresa la oposición? En los diarios que no controla el gobierno. Atacarlos me parece un...(more)


PROTESTA FERROVIARIOS UN MUERTO, DOS HERIDOS - INFORMACIONES Y ESPECULACIONES - - Oct 21
actualizadaentrevista Victor Hugo Morales - Dante Foresi -...(more)


ASI TE INFORMA CLARIN ¿Y VOS TODAVIA LE CREES? - LAS INTERFERENCIAS INTENCIONALES DE CLARIN Y LOS POLITICOS AFINES - Oct 20
VICTOR HUGO MORALES 20/10/2010http://www.divshare.com/download/12909997-483 ---------------Silvana...(more)


El canciller Timerman le respondió al titular de ADEPA y se refirio a la frase publicada en Clarín: "el Canciller judío Héctor Timerman" - Oct 20
Cancillería - 19 de OctubreLe envió una cartaTimerman a Adepa: "Representan a los empresarios, no a...(more)


"Democratizar el acceso a la información, a toda la información" - Oct 20
Palabras de la Presidenta en el III Congreso Mundial de Agencias de Noticiasmiércoles, 20 de...(more)


Frank La Rue: "Es incongruente que un medio sea el dueño de la única fábrica de papel para diarios del país" - Oct 20
POLITICA"Es incongruente que un medio sea el dueño de la única fábrica de papel para diarios del...(more)


¿LO QUE PIENSA MACRI LO PAGAMOS ENTRE TODOS? "Gracias Chile por el ejemplo" - Oct 16
Y hablando de ejemplos... cabe preguntar: ¿este mensaje que Mauricio Macri publicó en los diarios,...(more)


ALFONSIN SOBRE CRISTINA Y COBOS Y EL 82% - Oct 16
"cuando uno no es buena persona..." entrevista VICTOR HUGO MORALES - RICARDO ALFONSIN...(more)


POSICIONES FRENTE AL 82% Y EL VETO - Oct 15
CRISTINAentrevista VICTOR HUGO MORALES - RICARDO ALFONSIN 20101015"cuando uno no es buena...(more)


EL 82% MOVIL O LAS AFJP - Oct 14
http://www.youtube.com/watch?v=jh_n4nIX5tUhttp://www.youtube.com/watch?v=Cy-T7guaNn8ENTREVISTA...(more)


El kit y el quid de la cuestión con miras al 2011 - Oct 13
El kit y el quid de la cuestión con miras al 2011 kit1. (voz i.) m. Aparato o mueble que se vende...(more)


INDIFERENCIA E INSEGURIDAD - LA SOCIEDAD INDIFERENTE CONSTRUIDA CON EGOISMO Y DESDE LA TV - Oct 12
VICTOR HUGO MORALES 2010 10 12INSEGURIDADhttp://www.divshare.com/download/12820616-2edVICTOR HUGO...(more)


HIPOCRECIA EN LOS POLITICOS Y EN LOS MEDIOS ¿BULLRICH, PERFIL Y CLARIN INTENTAN DEFENESTRAR A BOUDOU? - Oct 12
LA HIPOCRECIA  POLITICALas declaraciones de Boudou,   sobre dos periodistas...(more)


Exaltación cuando se habla mal del País - Oct 11
La exaltacion que se registra en algunas personas,  cuando se habla mal del País... ¿A que se...(more)


LAS DESICIONES ANTIMONOPOLICAS Y DE LAS OTRAS - ANTITRUST - Oct 10
Domingo, 10 de octubre de 2010ECONOMIA › OPINIONAntitrustPor Alfredo ZaiatLa voluntad del poder...(more)


HAGA UN ALTO EN SU PUDOR EL GRAFFITI DE LANATA - Oct 10
LANATA - TOGNETTI ¿Y EL PERIODISMO DE APRIETE? hilando ideas - Oct 06¿HAY QUE OLVIDARSE DE ...(more)

TIEMPO PARA PENSARNOS

El peor analfabeto es el analfabeto político.
No oye, no habla, no participa de los acontecimientos políticos.
No sabe que el costo de la vida, el precio del poroto, del pan, de la harina, del vestido, del zapato y de los remedios, dependen de decisiones políticas.
El analfabeto político es tan burro que se enorgullece y ensancha el pecho diciendo que odia la política.
No sabe que de su ignorancia política nace la prostituta, el menor abandonado y el peor de todos los bandidos que es el político corrupto, mequetrefe y lacayo de las empresas nacionales y multinacionales.

0 comentarios:

Entrada destacada

¿No se crearon puestos de trabajo en los últimos 4 años?

Víctor Hugo transmitió en vivo. 9 de septiembre a las 8:50 · Facebook Mentions · Es #falso que en los últimos años no se creó #emple...

Blog Archive

Etiquetas