Lo que circula por los medios

5 de febrero de 2011

Trabajo esclavo y el Diario La Nación


Editorial I
Trabajo esclavo: más mentiras intencionadas
Las recientes e infundadas denuncias constituyen otra muestra de la agresión del gobierno nacional contra el campo
Sábado 05 de febrero de 2011 | Publicado en edición impresa
Comentá (665)
Compartir

Un nutrido grupo de funcionarios públicos y la propia presidenta de la Nación vienen denunciando la presencia de trabajo esclavo, al que serían sometidos trabajadores rurales migratorios, contratados por empresas trasnacionales y también nacionales. Como lo señaló esta columna editorial en enero último, nada más ajeno a la realidad y en cambio más cercano a la utilización política y electoral, un derrotero que el Gobierno viene siguiendo con toda vehemencia y perversidad desde el inicio de las administraciones kirchneristas.

Ahora les toca a empresas en su mayoría transnacionales, dedicadas a la producción de maíces híbridos. Al igual que otras falsedades, como los datos del Indec, la inflación, la inseguridad, la corrupción pública, el lavado de dinero y los ataques a la prensa no adicta, ahora resulta que empresas de renombre reconocido en el mundo, que están sujetas a todo tipo de regulaciones e inspecciones, son acusadas de conformar nidos de explotación humana del tipo de las más perversas del globo.

El caso en cuestión consiste en los procedimientos para la obtención de semillas de maíces híbridos de alta productividad y características deseables. Para lograr los híbridos se requiere el cruzamiento de líneas puras de maíz obtenidas al efecto, evitando la autofecundación de éstas, lo cual obliga a desflorarlas: cortar las panojas productoras de polen en cada línea para evitar esa autofecundación y dar lugar entonces al cruzamiento por fecundación entre las líneas. En cada lote sembrado la producción del polen indeseado no dura más que de 15 a 20 días, por lo cual el trabajo de los grupos de trabajadores tiene una duración muy limitada, salvo que la empresa contratante disponga de sembrados en lotes de distinta cronología.

Se explica entonces dada la condición de trabajo temporario, que las condiciones de habitación de estos trabajadores no dispongan de las comodidades habituales en el trabajo rural permanente: se alojan en casillas transportables o carpas especiales; reciben agua potable, comida y normas de seguridad de higiene y seguridad según disposiciones vigentes; salarios en blanco y cargas sociales conforme a la ley, con herramientas de trabajo a cargo de las empresas. Sin perjuicio de tratarse de una labor exigente, nada justifica las calificaciones de tal infierno laboral.

Los trabajadores temporarios, que existen en todas partes del mundo, en este caso generalmente provenientes del norte argentino, acuden interesados al desarrollo de estas tareas que repiten de año a año, mientras las empresa, por su parte, además de cumplir con las normas laborales controladas, se interesan por la continuidad de sus contratados, quienes difícilmente repetirían su contrato para residir y trabajar en el "infierno laboral" descripto con insidia y propósitos descalificadores por el oficialismo.

Resulta también increíble que se denuncien situaciones de esclavitud cuando los presuntos esclavos están comunicados con quienes quieran por medio de celulares y son dados de alta ante la AFIP y ART desde el comienzo de la relación laboral. Este "infierno" inventado se ve favorecido por la redacción del artículo 145 bis del Código Penal, muy ambigua, que abre un campo propicio para el análisis subjetivo y la arbitrariedad, campo en el que se inscriben las diatribas oficiales, conculcando el principio de legalidad que exige la norma penal clara, cierta, escrita y taxativa.

Llama también la atención que se difunda parcializadamente el estado de las actuaciones judiciales seguidas contra estas empresas, violando no solo el secreto de sumario existente, sino también el fundamental principio de inocencia del cual también debieran gozar y que parece querer negárseles. Es llamativo que los mismos fiscales hablen públicamente de sus causas, bajo secreto de sumario, cuando las defensas de las empresas involucradas no pueden tener acceso a ellas, marcándose así una notoria desigualdad, además de un posible incumplimiento de los deberes de aquellos funcionarios públicos.

Todo aquello que se haga para mejorar las condiciones de seguridad e higiene en esta u otra cualquier actividad laboral será siempre bienvenido. Sin embargo, eso no puede hacerse blandiendo peligrosa e injustificadamente la espada de la justicia penal con un fin mezquino como parece ser el que moviliza a las huestes oficiales. Entre ellas, el propio ministro de Trabajo de la Nación, que debería mostrar un justo equilibrio en el contexto de las relaciones laborales. Más aún la Presidenta, quien debería medir el perjuicio que se ocasiona no solamente a las empresas vinculadas a los hechos mencionados, sino al agro y al país todo, a la luz del comportamiento anómalo de importantes funcionarios y ámbitos del Poder Judicial.

La insidiosa política contraria al campo que esgrime el Poder Ejecutivo viene sumando acciones de todo tipo y color a poco de asumir el poder en 2003, con singular ímpetu y propósitos ideológicos, políticos y electorales según los casos. A ello se suman las recientes decisiones relativas al comercio del trigo, los denunciados propósitos de modificar el régimen del trabajo rural para quedarse con el Registro de Trabajadores Rurales y sus ingresos, así como las reiteradas intervenciones del secretario de Comercio ahora dispuesto a hacer valer la retrógrada y derogada ley de abastecimiento. Se puede ver en este accionar oficial la existencia de nuevos propósitos populistas, intervencionistas y demagógicos, de cara a las próximas elecciones.

http://www.lanacion.com.ar/1347411-trabajo-esclavo--mas-mentiras-intencionadas

 ---------------

Economía - 04 de Febrero
Echegaray reclamó a opositores y a ruralistas que se expidan respecto del trabajo esclavo
El titular de la AFIP dijo que en la Argentina no es tolerable ningún tipo de condición infrahumana para los trabajadores en favor de las inversiones multinacionales. "Muchas veces los que más ganan son los que menos quieren pagar y los que en peores condiciones tienen a sus trabajadores", dijo.
El director de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP)aseguró hoy que no es tolerable en la Argentina ningún tipo de utilización de mano de obra de esclava por parte de las multinacionales que quieran invertir en la Argentina e instó a la oposición y a los representantes de las entidades rurales a pronunciarse respecto de la esclavitud.

El funcionario dijo en radio La Red que "muchas veces encontramos que los que más ganan son los que menos quieren pagar y los que en peores condiciones tienen a sus trabajadores".

Echegaray precisó: "En la Argentina no vamos a tolerar el trabajo esclavo. La oposición y a la dirigencia rural se deberían expedir categóricamente respecto a la esclavitud".

El organismo detectó, en estas últimas semanas, multinacionales ligadas a la agroindustria que sometían a sus trabajadores a condiciones laborales infrahumanas. Las detecciones se dieron gracias a las inspecciones que realiza la AFIP para determinar si las multinacionales cumplen con los pagos de impuestos correspondientes.

"Nosotros llegamos a las distintas empresas del país para corroborar que se estén pagando los aportes previsionales, las contribuciones, el seguro de vida, etc. En esas visitas se detectaron varios casos de trabajo esclavo", explicó el director.

http://www.prensa.argentina.ar/2011/02/04/16368-echegaray-reclamo-a-opositores-y-a-ruralistas-que-se-expidan-respecto-del-trabajo-esclavo.php

------------

ECONOMIA

Echegaray le reclamó a la oposición y al campo una "condena contundente" al trabajo esclavo


El titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Ricardo Echegaray, reclamó ayer a la dirigencia política y a la agropecuaria una condena "contundente" al trabajo esclavo y la explotación infantil.

"Espero una condena categórica, contundente, en especial de la dirigencia rural, de los legisladores y también de la oposición, y que en esto acompañen al Gobierno y a la Argentina toda; no podemos soportar situaciones de servidumbre laboral en el siglo XXI", afirmó Echegaray en declaraciones radiales.

En los últimos días, la AFIP ha realizando una serie de operativos que permitieron constatar que grandes empresas -algunas de ellas multinacionales- cuentan con personal que cumple tareas en "condición de servidumbre" y registran también casos de explotación infantil.

La tarea de la AFIP es recaudar impuestos, pero cuando detecta situaciones de "servidumbre laboral" las denuncia y es -entonces- la Justicia la que debe actuar, explicó Echegaray.

Al respecto, dijo: "la AFIP verifica si las empresas tienen los empleados declarados que dicen tener y si esa es la base sobre la que vamos a recaudar".

En ese sentido, precisó, se controlan "las contribuciones patronales que sostienen la seguridad social, el aumento de los jubilados, las obras sociales, que a través de los sindicatos brindan servicios de salud, las ART (Aseguradoras de Riesgos de Trabajo)".

Los operativos de fiscalización contributiva de la AFIP ante la detección de irregularidades hacen las denuncias correspondientes, y es entonces cuando "pedimos a la Justicia que les ponga el traje a rayas" remarcó el titular del organismo.

Pero diferenció: "una cosa totalmente distinta es la situación espantosa de trabajo infrahumano de personas sometidas a la esclavitud".

Al respecto opinó que "a veces cuando se brega por mayor nivel de rentabilidad también hay que expedirse sobre estos casos de esclavitud; no hace falta buscarlo en el diccionario, la imagen alcanza para ver que se está frente a un caso de servidumbre".

A modo de ejemplo, Echegaray se refirió al hallazgo de 140 trabajadores de la empresa trasnacional DuPont en condiciones de esclavitud, y corroboró que esa firma fue rebajada a la condición de "contribuyente no confiable".

Indicó que la multinacional aduce que está en la actividad rural a través de empresas tercerizadas "pero se olvida que tenían los carteles identificatorios de ellos, con las precauciones que debían tomar esas personas que -recordó- tenían hacinadas en establecimientos a más de 40 kilómetros de la Ruta".

También aludió a los operativos realizados en los partidos bonaerenses de Azul y Salto, donde se detectaron casos de trabajo esclavo y menores de edad trabajando, sin registrar.

"Ellos -las grandes empresas- alegan que lo hace -la contratación- una empresa tercerizada. Esto es insoportable, y debería ser condenado categóricamente, pero no escuché las voces de la oposición, ni de la dirigencia rural" se lamentó.

En el caso de Azul, los trabajadores eran empleados por productores y contratistas para la recolección de papa, y trabajaban en los establecimientos rurales "Mirasoles" y "La Emma", donde también se detectó a menores de edad trabajando.

En el partido de Salto, las tareas consisten en la defloración del maíz para la empresa de servicios eventuales Rural Power SA, contratada por Pioneer Argentina.

Esos contratados realizan tareas en la Estancia Segade, de lunes a lunes, durante 9 horas diarias, a razón de 3,50 pesos por hora, sin días de franco.

http://www.telam.com.ar/vernota.php?tipo=N&dis=27&sec=3&idPub=211513&id=401108

--------------
4 02 2011 Radio La red Echegaray



http://www.divshare.com/download/13974208-6d7
-+----------


http://www.youtube.com/watch?v=F4G-iItS16I




http://www.youtube.com/watch?v=5pDDp_dd4vg

0 comentarios:

Entrada destacada

¿No se crearon puestos de trabajo en los últimos 4 años?

Víctor Hugo transmitió en vivo. 9 de septiembre a las 8:50 · Facebook Mentions · Es #falso que en los últimos años no se creó #emple...

Blog Archive

Etiquetas