Lo que circula por los medios

1 de marzo de 2011

Clarín y la reelección indefinida... ayer y hoy




































LA PELEA POR EL 99: INICIATIVAS POLITICAS Y JURIDICAS EN VARIAS PROVINCIASLa re-reelección se puso de moda en el interior del país
  Edición Miércoles 28.01.1998


Kirchner en Santa Cruz, Maestro en Chubut y Marín en La Pampa buscan la segunda reelección




  • Angeloz interpretó a su favor la Constitución cordobesa






  • Rodríguez Saá obtuvo la reelección indefinida en San Luis





  • La re-reelección, ese término popularizado en estas últimas semanas a raíz de la iniciativa que algunos dirigentes han puesto en marcha para prolongar la estadía de Carlos Menem en la cúspide del poder, no es una novedad en la Argentina. Tres gobernadores -Néstor Kirchner, de Santa Cruz; Carlos Maestro, de Chubut, y Rubén Marín, de La Pampa- imitan el camino del menemismo para lograr una re-reelección de sus mandatos, y seguir en el poder hasta el 2003. 
    De todos ellos, Kirchner es quien está más cerca de lograrlo. Maestro, de las filas del radicalismo, anunció que llamará a una consulta popular para abril. Y Marín, al igual que el presidente Menem, niega que vaya a postularse para un nuevo mandato, mientras sus operadores publican solicitadas pidiéndole que se quede en la provincia por cuatro años más.Néstor Kirchner fue elegido en 1991 por un ajustado margen, que creció al 60% cuando fue reelecto en 1995, gracias a una reforma a la Carta Magna provincial. Aunque critica al menemismo por los intentos re-reeleccionistas del poder nacional, se le adelantó en las intenciones: el 27 de mayo del 96 logró que la Legislatura de Santa Cruz convoque a una consulta popular para poder ser candidato por tercera vez.Si es que obtiene la mitad más uno de los votos santacruceños, la constitución local quedará reformada. Pero el llamado quedó congelado en el Tribunal Superior de Justicia de la provincia por la presentación judicial que hizo un grupo de legisladores opositores.Según el diputado nacional del Frepaso por Santa Cruz, Rafael Flores, ese cuerpo está absolutamente controlado por Kirchner. Flores apunta a la jueza Patricia Ballester, vocal del Tribunal y esposa del ex ministro de Educación, Carlos Muratore; y al presidente, el juez Ballardini: Era el operador político de Kirchner antes de ser presidente del Tribunal Superior, señaló Flores a Clarín.El temor que enfrentan esos diputados es que se cumpla la paradoja de que el antimenemista Kirchner termine favoreciendo los planes del menemismo. Es que, si el Tribunal santacruceño rechaza el pedido del gobernador, la apelación arribará a la Corte Suprema de Justicia: Los menemistas tendrían la cuestión servida en bandeja: sin tener que pronunciarse sobre Menem, dejarían sentado un precedente jurídico, reflexionó Flores.En Chubut, el gobernador Carlos Maestro (UCR) fue uno de los primeros gobernadores (y el primer radical) que se mostró de acuerdo con la reforma constitucional de 1994. Ahora, confirmó que llamará a una consulta popular no vinculante para abril, cuyo resultado en caso de triunfo, sería una fuerte herramienta de presión para lograr un tercer mandato.Maestro recurrió a esta alternativa porque no puede completar los dos tercios necesarios para una reforma a la constitución. Pero el Frepaso y el PJ ya adelantaron su negativa a cualquier acuerdo.Rubén Marín, elegido gobernador de La Pampa en 1983, volvió al poder en 1991, y pudo ser reelecto en 1995. En el 99 termino mi mandato y vuelvo a casa, anunció a los cuatro vientos. Pero los marinistas no piensan de forma tan terminante y ya están operando para que su jefe permanezca en el poder hasta el 2003. Decidieron publicar una solicitada en favor de una consulta popular. Y el fin de semana, los cordones de Santa Rosa aparecieron pintados con la leyenda Marín 99. Por ahora, la avanzada no va más allá de instalar el debate en la sociedad local, porque el PJ pampeano necesita el voto de, al menos, un legislador opositor para poder hacer efectivo el llamado a consulta. En la búsqueda de las formas para quedarse en el poder, hay dos casos paradigmáticos: los de Eduardo Angeloz y Adolfo Rodríguez Saá.Angeloz, luego de ser electo en 1983, reformó la constitución cordobesa con el apoyo de diputados cercanos a Carlos Menem. Pudo ser reelecto en 1987, pero una lectura forzosa de la Carta Magna permitió considerar a este segundo período como el primero luego de la reforma y así pudo ser reelegido una vez más en 1991.
    En San Luis, Adolfo Rodríguez Saá optó por la alternativa más simple: en la reforma de julio de 1987, los constituyentes aprobaron la reelección por tiempo indefinido. Así, luego de ser elegido gobernador en 1983, Rodríguez Saá fue reelecto en 1987, en 1991, en 1995. Y en San Luis los puntanos no descartan que quiera presentarse para un período más.Ese fue el ejemplo citado por el menemista Alberto Kohan cuando inauguró la última categoría que se le adjudicó a Menem: la de candidato proscripto.INVESTIGACION: JUAN PEDRO CHUET-MISSEY CORRESPONSALES EN EL INTERIOR 


    *************

    Los ultra K ya hablan de “Cristina eterna” y reelección indefinida

    01/03/11

    La diputada Diana Conti admitió ayer públicamente la idea que circulaba entre algunos funcionarios, de plantear una reforma constitucional de cara a la elección de 2015. En el propio oficialismo hubo quienes tomaron distancia del tema.

    PorLeonardo Mindez

    Pocas horas antes de que la Presidenta inaugure hoy el Período de Sesiones Ordinarias en el Congreso, una de sus legisladoras más fieles planteó en público lo que hasta ahora sólo algunos sectores ultra K se atrevían a fantasear en privado. Diana Conti afirmó ayer que anhela reformar la Constitución Nacional para habilitar la reelección presidencial sin límites y tener “una Cristina eterna”.


    “Con los jóvenes y algunos sectores ultrakirchneristas, a los que pertenezco, avizoramos a veces el deseo de hacer una reforma constitucional porque quisiéramos tener una Cristina eterna”, afirmó Conti por Radio 2 de Rosario, luego de asegurar que la Presidenta obtendrá este año la reelección “en primera vuelta”.


    Conti admitió que para plantear una reforma constitucional “hay que tener un consenso de todo el arco político” que hoy asoma muy lejano. De hecho, serían necesarios los votos de dos tercios de los miembros de ambas cámaras del Congreso para habilitar un retoque de la Carta Magna. Y el oficialismo, aún sumando a sus aliados, no junta hoy la mitad de los legisladores.


    La idea de remover el límite constitucional de dos mandatos consecutivos para evitar que se abra una rápida puja por la sucesión tras una eventual reelección de la Presidenta venía siendo zarandeada en las reuniones de algunos grupos “cristinistas”, tal como anticipó Clarín en su edición del domingo. Pero su toma de estado público en boca de una de las legisladoras de confianza de la Presidenta, generó sorpresa y rechazo en todo el arco opositor, mientras que buena parte del oficiliasmo tomó distancia del tema. “No creo que corresponda una reforma constitucional para plantear algo así. Nuestro proyecto político tiene una identidad muy fuerte y se está preparando una generación joven para tomar la posta y ser la heredera de lo que sembraron Néstor y Cristina”, le dijo a Clarín el diputado oficialista Dante Gullo, de fuerte vínculo con la juventud K.


    “No tengo conocimiento de que el Gobierno impulse una reforma constitucional. Llegado el caso, creo que un objetivo mucho más importante sería avanzar hacia un sistema parlamentario”, dijo Fernando “Chino” Navarro, uno de los líderes del Movimiento Evita, que organiza para el 11 de marzo un acto en el estadio de Huracán que oficiará de virtual lanzamiento de campaña para la reelección de la Presidenta. “Nuestro objetivo debe ser Cristina 2011. Hay que ir paso a paso”, pidió.


    “No hay un proyecto serio que yo conozca”, desestimó el vicepresidente del Senado, José Pampuro, que evaluó “un tanto apresurado empezar a hablar de estos temas”.

    Otros importantes funcionarios, que pidieron no ser citados, se mostraron espantados por la iniciativa y prefirieron pensar que se trató de un exabrupto de Conti.


    “Suponer que uno puede plantear esto y que no tendrá ningún costo es un absurdo. Esto espanta a la gente”, dijeron en el despacho de uno de los principales diputados kirchneristas.


    “Esto es un disparate y le hace un flaco favor a la campaña por la reelección de Cristina”, aseguró un hombre del Gobierno que estuvo conversando en las últimas horas con la Presidenta sobre su futuro político y juraba que “nunca planteó una idea semejante ni nada parecido”.


    “Es una locura total”, planteaban en un despacho de la Casa Rosada, donde consideraban la iniciativa con el término tenístico “error no forzado”, en la misma línea del candombe en homenaje a Néstor Kirchner que saturó las transmisiones del fútbol o los dislates ocurrido en la agencia Télam en las últimas semanas. “Siempre que estamos en un buen momento, el kirchnerismo tiene esa facilidad para dispararse un tiro en las piernas”, se lamentaban.


    Conti, que trabajó junto a Eugenio Zaffaroni en los 90, citó ayer al actual juez de la Corte Suprema como uno de los que avalaría un nuevo retoque de la Constitución para que “el país genere determinados cambios en materia de gobernabilidad para que no quede atada a la turbulencia política”.


    Lo cierto es que hay antecedentes en la historia del kirchnerismo que avalan la idea ventilada ayer por Conti. En 1998, el entonces gobernador santacruceño Néstor Kirchner impulsó la reforma de la Constitución en su provincia que habilitó la reelección indefinida. Hoy, Santa Cruz, Formosa y Catamarca son las únicas tres provincias donde están permitidos los gobernantes “eternos”.
    Y en 2006, el entonces presidente Kirchner evaluó la idea de reformar la Carta Magna nacional para regresar a los mandatos presidenciales de seis años.
    Al final, esa idea fue abandonada. Pero el kirchnerismo duro, que da por segura la reelección de Cristina este año, ya se asusta por la fecha de vencimiento ineludible que el proyecto K tendría en 2015. Y pretende bloquear una sucesión que hoy aparece abierta.

    http://www.clarin.com/politica/elecciones/hablan-Cristina-eterna-reeleccion-indefinida_0_436156398.html

    ------------------------------------

    Política
    Martes 14 de julio de 1998
    LA PELEA POR EL 99: CONVOCATORIA AL CONGRESO DEL JUSTICIALISMO
    Reelección: una jugada personal de Menem

    Envió a los congresales del PJ telegramas con su nombre · Pide que el órgano partidario reclame a la Corte Suprema que habilite la reelección · Duhalde lo cuestiona hoy ante la Justicia


    Convoca Carlos Saúl Menem". Refrendados de esa manera por el titular del partido, el menemismo comenzó anoche a enviar telegramas a los congresales del PJ para convocarlos el viernes en Parque Norte. Ocasión en la que aspira a neutralizar la estrategia del duhaldismo contra el proyecto reelección y revalidar el liderazgo del Presidente.

    El congreso del PJ no sólo ya es motivo de controversia jurídica. Desde ayer, parece prenunciar la llegada de un cisma en el peronismo.

    El menemismo procura consolidar una relación de fuerzas con el duhaldismo que le era significativamente favorable antes de la decisión del gobernador de llamar a una consulta popular en la provincia. Y que podría haberse visto alterada.

    En ese esquema, la convocatoria al congreso es el último paso de una estrategia en todos los frentes partidarios.

    Menem recibirá hoy en Olivos a sindicalistas, legisladores y gobernadores del PJ para asegurarse un alineamiento sin fisuras detrás de su proyecto. Los habituales voceros del menemismo se mostraban anoche exultantes ante lo que describían como un éxito en el llamado a los tres niveles.

    Lo mismo decían de la reunión del congreso en Parque Norte, el viernes próximo, donde -sostienen- esperan asistencia perfecta. "Salvo la del innombrable", como llamó un operador reeleccionista a Duhalde, según una categoría flamante.

    Duhalde adelantó lo previsible: no irá hoy a Olivos y tampoco lo hará el viernes a Parque Norte. Hoy, según se insistía en su entorno, el gobernador presentará un recurso judicial solicitando que se evalúe la legitimidad de la convocatoria al congreso por parte del menemismo. Deberá actuar la jueza federal electoral María Romilda Servini de Cubría en caso de que Duhalde decida finalmente impugnar lo que resuelva ese cuerpo, como se descuenta.

    La pelea original en torno al Congreso será resuelta hoy por esa misma jueza, según adelantaron en el menemismo. El fallo de Servini, de acuerdo con esas fuentes, será favorable a Menem. El pronunciamiento de Servini -del que el menemismo cuenta con un adelanto desde hace al menos dos semanas- sostendrá que el congreso justicialista podrá sesionar con 762 congresales, un número a la medida de Menem.

    La jueza no reconocería la posición de Duhalde, que reclama que el congreso sesione con más un millar de integrantes, según la composición con la que ingresó en cuarto intermedio en diciembre pasado. Un dato curioso: el apoderado del PJ bonaerense, Jorge Landau, reclamó al juzgado de Servini el informe sobre la composición actual del PJ, sus afiliados y congresales por distrito. La jueza se lo negó, sostienen en el duhaldismo.

    Con ese fallo en la manga, el menemismo podría incluso desconocer la condición de titular del congreso que adquirió Duhalde en diciembre, bajo el supuesto de que ese órgano funcionó con más congresales de lo permitido. Un hombre del ministerio del Interior admitió a este diario que eso era una posibilidad.

    Con todo esto sujeto, el menemismo despachó anoche los telegramas de convocatoria. Llevan la firma del apoderado del PJ, César Arias, acompañada de la frase del comienzo, una verdadera admonición. El telegrama modelo -a cuyo texto tuvo acceso Clarín- prevé un temario de cinco puntos, un compendio de la estrategia menemista en busca de la reelección. El congreso determinará: La convocatoria a internas abiertas para la elección de los candidatos a presidente y vice de la Nación.

    La convocatoria a elecciones internas para elegir nuevas autoridades partidarias. El pedido a la justicia para que habilite a Menem a presentarse a un nuevo período presidencial (1999-2003).

    El pedido al Poder Ejecutivo para que llame a una consulta sobre la reelección.

    De los puntos mencionados, la elección de autoridades más los reclamos a la justicia y al Ejecutivo por la reelección equivalen a un desafío definitivo al duhaldismo. Y un precdente de fractura del PJ.

    El temario del congreso menemista confirma que Menem privilegia la vía de la Corte Suprema por sobre todas para alcanzar un objetivo que la Constitución le impide. Ayer el secretario general de la presidencia, Alberto Kohan y el ministro del Interior, Carlos Corach, salieron a relativizar el llamado a una consulta popular en todo el país. Las posibilidades de que Menem consiga un resultado favorable resultan remotas, admiten hasta los reeleccionistas consagrados.

    La respuesta de Duhalde, hasta el momento, volverá a expresarse en el terreno judicial. El gobernador pedirá que se invalide la convocatoria, que -sostiene- no tiene estatura partidaria.

    Duhalde reclamará a la justicia que la convocatoria no se ajusta a Carta Orgánica del partido, que en su artículo 20 prevé que solo puede ser llamado por el presidente del partido (Menem) con la conformidad del titular del congreso partidario (Duhalde).

    Mientras desde el menemismo se sostiene que Duhalde fue informado a término -el 16 de junio, después de la última tregua entre los antagonistas del peronismo-, el duhaldismo insiste en que nunca fue notificado.

    ------------------------------
    Kichner - Menem


    Clarín.com » Edición Jueves 13.11.1997 » Política » Kirchner, en la Rosada


    IRONIAS CRUZADAS
    Kirchner, en la Rosada



    Por primera vez después de mucho tiempo, Carlos Menem y uno de sus máximos críticos en el justicialismo, el gobernador santacruceño Néstor Kirchner -uno de los ausentes notorios en la cumbre partidaria de Olivos del jueves pasado-, se juntaron ayer en una entrevista directa.La reunión en la Rosada tuvo un carácter estrictamente institucional, hasta el punto de que también participó el gobernador radical de Chubut, Carlos Maestro.Con el saludo inicial, no faltó la chicana cruzada. Cómo te va Néstor, recibió Menem. ¿Cómo está usted, Presidente?, replicó Kirchner. Menem le pasó entonces la factura: Aquí estoy, de derrota en derrota. Yo siempre ganando, retomó el gobernador, el justicialista relativamente más exitoso el pasado 26.Durante la entrevista, Menem se mostró de acuerdo con el pedido de Maestro y Kirchner de incluir en el presupuesto de 1998 los fondos para el subsidio de la tarifa patagónica de gas. También le confirmó a Kirchner la radicación de una base naval en Caleta Olivia, y atendió los reclamos del gobernador sobre el retraso de los Aportes del Tesoro Nacional que debe enviar a Santa Cruz el Ministerio del Interior.

    http://edant.clarin.com/diario/1997/11/13/t-02002d.htm

    ----------------------------------------------------

    Clarín.com » Edición Domingo 11.05.2003 » Especial » Una década como íntimos enemigos


    ELECCIONES 2003 | LA RELACION ENTRE MENEM Y KIRCHNER
    Una década como íntimos enemigos


    Las tensiones entre los dos fueron una constante en la era menemista. La rebeldía del gobernador chocaba con las réplicas del ex presidente.

    Ricardo Rios
    Navegó estos días por los mares de Internet un mensaje con remitente menemista. Reproducía un artículo lejano, del 28 de diciembre del 94, con la visita del entonces presidente Menem, a la provincia de Santa Cruz, para la inauguración del aeropuerto de El Calafate.

    Lo jugoso del recorte —no casualmente lo que al menemismo le importó resaltar—, es el recital de halagos que ese día brindó el gobernador Kirchner, por aquel tiempo cumpliendo su primer período en la provincia. "Un Presidente que escuchó a Santa Cruz", fue uno de los tantos cumplidos de Kirchner a Menem.

    Se vio a un campo que con este ejercicio de memoria selectiva, el menemismo buscó resaltar las "contradicciones" entre lo que hizo y lo que ahora dice el santacruceño. Como sea, el episodio da pie para un repaso más amplio de las relaciones entre los dos rivales del ballottage; especialmente durante la década que gobernó Menem.

    Y la retrospectiva dice que la de ellos fue, en verdad, una relación dominada por las tensiones y una desconfianza mutua. De entrada, a fines del 91, Kirchner se plantó como un díscolo del PJ que nunca encajaría en la que él decía la "casta menemista". Menem le haría sentir el rigor a esa rebeldía que llegaba del sur.

    Hubo un punto sí sobre el que nunca se cruzaron reproches y que los tuvo siempre del mismo lado: la vocación de ambos por la reelección. Uno para perpetuarse en la Nación y el otro en la provincia.

    A Menem le dio mala espina cuando asumió Kirchner en Santa Cruz. Le inquietaba que proviniera de la "tendencia" peronista y que por esa matriz ideológica pudiera correr por izquierda a su modelo de "economía popular de mercado".

    Pero no fue hasta julio del 92 cuando estalló el primero de una larga serie de cortocircuitos. Por entonces, Kirchner acusó al canciller Di Tella de "entreguista e improvisado", por el acuerdo logrado con Chile por la zona de Hielos Continentales y el arbitraje por Laguna del Desierto.

    Su cercanía a José Luis Manzano y su admiración —diluida con los años— por Cavallo, no le impidieron a Kirchner, en el 93, negarse a firmar el pacto fiscal que impulsaba la Nación. Ante eso, no le tembló la mano a Menem para recortarle a Santa Cruz fondos de coparticipación.

    Después de impulsar su propia reelección, Kirchner apoyó la de Menem y se puso a favor del Pacto de Olivos. Pero igual se cruzó feo con Alberto Kohan, cuando éste planteó "abrir" la discusión que ya habían acordado Menem y Alfonsín: "Esto nos quita seriedad frente a la sociedad", acusó Kirchner.

    Como convencional en Santa Fe dio motivos para que Menem se irritara con él: elogió a Chacho Alvarez, protagonizó duelos bravísimos con su ahora aliado Jorge Yoma y lamentó que el ucedeísta Alberto Albamonte hablara "en nombre del PJ".

    La relación llegó a uno de sus picos de espesor cuando Kirchner decidió "bajarse" de la delegación que acompañó a Menem a un visita a Canadá; en represalia por los recortes a Santa Cruz y los "premios" a La Rioja. "Algunos deben terminar con sus exigencias", bramó Menem.

    La tensión bajaría a fines del 94, cuando el ex presidente prometió la condición de zona franca para Santa Cruz. Tiempo después, derogaría Menem el decreto respectivo para supuestamente castigar la posición de Kirchner por los Hielos Continentales, contraria a la del Gobierno. Por obvias razones de supervivencia Kirchner jugaba al equilibrio para que Santa Cruz —con él adentro— no fuera condenada al ostracismo. Lo logró desacelerando cada tanto su pelea con Menem y valiéndose de los recursos de una provincia que le evitaban peregrinar por fondos nacionales.

    Los acercamientos de Kirchner a los ex PJ José María Bordón y Gustavo Beliz (debía buscar afuera lo que en su partido no encontraba) lo llevaron a decir, en el 96, que el trío Corach-Kohan-Eduardo Menem "tienen prácticas similares a las de López Rega". Menem se crispó: "Para gobernar bien hay que comenzar por gobernar la lengua". En el 97 volvieron a chocar, cuando Menem dejó plantado a Kirchner, a sabiendas de que en Santa Cruz lo esperaba una acto de repudio de los petroleros.

    Kirchner, que ya se sentía presidenciable, no esperó mucho su revancha: en octubre del 97, culpó a Menem por el triunfal debut de la Alianza. Y de paso exaltaría "la ratificación del pueblo de Santa Cruz" a su esposa Cristina luego de que en el Senado la separaran del bloque del PJ.

    Se aproximaba el fin de Menem en el poder y Kirchner, que se declararía feliz con la fórmula Duhalde-Palito, sorprendió en febrero del 98: "Apoyaremos la chance de que Menem tenga su re-reelección". Pero fue una adhesión envenenada: "Siempre que antes haya una consulta popular, en la que yo voy a votar que no".


    http://edant.clarin.com/suplementos/especiales/2003/05/11/l-557563.htm

    ---------------------------------------------------

    Miércoles 04 de diciembre de 2002 | Publicado en edición impresa
    Kirchner, con tono antimenemista
    De campaña en Neuquén, el gobernador de Santa Cruz, Néstor Kirchner, afirmó que "una nueva Argentina es posible" si un peronista logra derrotar al ex presidente Carlos Menem.

    "Es posible si vencemos definitivamente a este menemismo que sojuzgó y deshonró al pueblo", dijo Kirchner, el candidato peronista que suele ser el más duro contra el ex presidente, aunque el gobernador de Córdoba, José Manuel de la Sota, acusó recientemente a Menem de tener propuestas fascistas.

    El gobernador de Santa Cruz aclaró que quiere competir contra Menem. "No me interesa conducir la Argentina con la proscripción de alguno de los otros precandidatos, queremos llegar ganándole a todos con el voto del pueblo", afirmó Kirchner, que está negociando con el duhaldismo un apoyo del Gobierno para su candidatura.

    "Para recuperar el país hay que vencer a los que pusieron el poder al servicio de intereses distintos a los de los argentinos" aseguró el santacruceño, al tiempo que consideró "estar preparado para dar batalla y cambiar esta situación".

    El presidente Eduardo Duhalde, que había alentado el lanzamiento de De la Sota, está más cerca ahora de Kirchner, que aparece en las encuestas mejor ubicado que el cordobés.

    http://www.lanacion.com.ar/455692-kirchner-con-tono-antimenemista

    --------------------------------------------------------
    Domingo 13 de octubre de 1996 | Publicado en edición impresa


    Estrategias para que los cañones apunten al gobernador Kirchner


    Desaires: colocado en la vereda enfrentada al oficialismo, el primer mandatario de Santa Cruz está en la mira presidencial para restarle aire en 1999.

    Al senador santacruceño (mandato cumplido) Pedro Molina, quien supo ser jefe del bloque justicialista de la Cámara alta y secretario del vicepresidente Carlos Ruckauf, se le ha encomendado una nueva y curiosa tarea: desempeñarse como titular de la Comisión Nacional de Apoyo al Desarrollo de la Región Patagónica.

    Como no podía ser de otra manera, fue puesto en funciones por el presidente Carlos Menem, quien ha decidido que Molina ascienda, desde el bajo perfil hasta la notoriedad, con un objetivo preciso y único establecido por el propio primer mandatario. Consiste en apuntar todos los cañones contra el gobernador santacruceño, Néstor Kirchner, y de paso contra su esposa, la senadora Cristina Fernández.

    No es nuevo el fastidio que siente Menem por las actitudes de Kirchner, siempre en la vereda de enfrente, al punto de desairarlo hasta en eventos protocolares, como su ausencia en todos los actos en los que debía participar con motivo de la visita que efectuó el presidente de Chile, Eduardo Frei, hace algunos meses.

    Amargo
    Tampoco es nuevo que, en la intimidad, el mandatario se haya quejado amargamente por las actitudes del santacruceño. Pero lo que sí es una novedad es la estrategia diseñada para restarle aire para 1999, si es que Kirchner pretende ser candidato a presidente.

    Fuentes seguras admitieron a La Nación que el mandatario está preocupado por evitar que la dupla Kirchner-Kirchner termine generando en el seno del justicialismo un polo "no menemista" para 1999.

    También es un punto de preocupación que éstos puedan acceder a una alianza interna dispuesta a hacerle sombra a Eduardo Duhalde o a la fórmula que avale Menem, a quien se le admite la posibilidad de ser el gran elector.

    Pedro Molina, otro integrante de esta entidad que buscará hacer obras en el ámbito patagónico y llevar de viaje a Menem sin necesidad de compartir escenario con Kirchner, estará acompañado por otro santacruceño.

    Se trata del actual interventor del Correo Argentino y ex gobernador de esa provincia, Arturo Puricelli.

    Puricelli, que se ha autodefinido como "un menemista de alma", será el compañero de ruta de Molina, quien, de tener éxito en la tarea encomendada, podría convertirse en el candidato más cotizado para suceder a Kirchner en su provincia en 1999.

    Mejor imagen
    Ante la imposibilidad de que el actual gobernador de Santa Cruz pueda alcanzar un nuevo mandato provincial, avizora Menem, es que se pretende fortalecer la imagen combativa de su esposa en el Senado, para convertirla en su sucesora en la provincia.

    El Presidente, en cambio, piensa cómo desbaratar esos sueños e instalar en el confín patagónico a un hombre de su propio riñón. .

    María Elena Polack
    http://www.lanacion.com.ar/173302-estrategias-para-que-los-canones-apunten-al-gobernador-kirchner#

    ---------------
    Sábado 01 de marzo de 1997 | Publicado en edición impresa
    Kirchner criticó a Menem por no viajar a Santa Cruz
    El presidente Menem suspendió la visita a la provincia porque había una protesta

    El gobernador de Santa Cruz Néstor Kirchner criticó ayer al presidente Carlos Menem porque el primer mandatario suspendió el viaje a la ciudad patagónica cuando le avisaron que el clima popular le era adverso y se había preparado una manifestaciones en su contra.

    "Debería haber viajado para escuchar los reclamos del pueblo santacruceño, que es respetuoso y no iba armado a la manifestación", sentenció el gobernador, al referirse a la protesta que trabajadores del petróleo y mineros de Río Turbio iban a realizar en el paraje Los Perales, lugar al que Menem no llegó.

    También cargó contra el secretario general de la Presidencia, Alberto Kohan, a quien acusó de haber "violado la autonomía provincial", según contó a La Nación el mandatario provincial. "Kohan llamó al jefe de la policía provincial para ordenarle el corte las rutas porque Menem tenía que llegar de cualquier modo al paraje Los Perales", relató con enojo Kirchner.

    "Me enteré mientras trabajaba. Así es como se ejerce el poder en la Argentina, como si las provincias fueran pequeñas chacritas. Es una vergüenza", agregó.

    Como contragolpe la titular del justicialismo de la Capital Federal, Claudia Bello, le solicitó (carta por medio) al senador Eduardo Bauzá, secretario general del PJ, y al gobernador bonaerense, Eduardo Duhalde, a cargo del partido, que convoquen a una reunión extraordinaria del consejo nacional del PJ para evaluar la actitud del Kirchner.

    Es que acusan al gobernador santacruceño de encabezar una campaña de desprestigio en contra de Menem, a lo que Kirchner respondió en diálogo con La Nación: "Yo no escribo nombres en la servilletas, ni presionó a los medios de comunicación. Los que desprestigian a Menem son los que le aconsejaron no venir a escuchar los reclamos de nuestra gente. Además esto me parece una caricatura de la política".

    La empresa YPF había sugerido anteayer al Presidente, a través de un comunicado, que no asista a la celebración que se iba a realizar en el complejo de Yacimientos Los Perales, en Santa Cruz, donde se realizaron importantes obras. Apenas Menem pisara el suelo provincial, los trabajadores petroleros, que habían decretado un paro simbólico en rechazo de la presencia presidencial, ante la política oficial frente al diferendo limítrofe por los Hielos Continentales, amenazaban con empañar la visita presidencial.

    Para el ministro del Interior, Carlos Corach, el gobernador patagónico movilizó a los 5000 manifestantes, que viajaron desde Río Turbio. "Es mentira", dijo Kirchner quien señaló que no participó de la manifestación. El mandatario recordó que el Gobierno sancionó a la provincia con la eliminación de la zona franca de Santa Cruz, por la férrea oposición a la ratificación del acuerdo con Chile sobre Hielos Continentales.

    Aunque algunos medios locales advirtieron que Kirchner habría montado un operativo "anti Menem", el gobernador lo negó, pero advirtió: "Si hubiese tenido que poner micros para llevar a la gente para protestar contra el acuerdo firmado por el Gobierno sobre los Hielos Continentales, lo haría".

    Menem regresó anoche a la Capital, luego de participar en la localidad rionegrina de Los Menucos de la Fiesta de La Piedra Laja. En Balcarce 50 dudaban si asistiría mañana a la localidad de Leones, provincia de Santa Fe, a la Fiesta Nacional del Trigo.

    Según pudo saber La Nación el Presidente no participaría del evento, pese a que le habrían garantizado que no lo iban a silbar.

    MARCHAS DE PROTESTA EN TRES CIUDADES

    Durante la jornada de ayer, se registraron importantes protestas en distintos puntos del país.

    En Córdoba, dirigentes y activistas de sindicatos agrupaciones denominadas "combativas", se movilizaron en caravana de vehículos por las distintas plantas industriales automotrices.

    La protesta se realizó en rechazo a la privatización del servicio de agua potable dispuesta por el gobierno de Ramón Mestre, en contra de la flexibilización laboral y de los 42 despidos en la empresa Fiat Auto. En las puertas de Fiat, en el barrio industrial de Ferreyra, se improvisó uná acto en el que el "Perro" Santillán arengó a los presentes sobre la necesidad de luchar contra el modelo económico del presidente Carlos Menem porque afirmó que provoca "hambre, miseria y sacrificio".

    En Río Negro, 3200 personas, convocadas por la multisectorial se reunieron frente a la Casa de Gobierno para protestar por las medidas de ajuste, la reducción salarial, y para que el gobierno declare a la región "zona de mergencia social, económica y ocupacional. También se realizó un apagón en los comercios y viviendas entre las 20.45 y las 21.

    Por último, la paradoja tuvo lugar en Resistencia, donde la Unión Tranviarios Automotor (UTA) salió en defensa de los empresarios, y más de 100 colectivos recorrieron la Casa de Gobierno, la Legislatura y la Municipalidad en protesta por la "competencia desleal de remises y minibuses".

    http://www.lanacion.com.ar/64474-kirchner-critico-a-menem-por-no-viajar-a-santa-cruz

    ------------

    *************
    Lunes 24 de mayo de 1999 | Publicado en edición impresa
    Perfil/ Néstor Kirchner
    Un antimenemista persistente
    El gobernador santacruceño, pionero en su alianza con Duhalde, se convirtió en un dolor de cabeza para la Casa Rosada

    RIO GALLEGOS.- El reelegido gobernador de Santa Cruz, Néstor Kirchner, es un hombre que sabe disfrutar de sus triunfos, máxime si se difunden nacionalmente.

    Nacido y criado en Río Gallegos, ciudad enclavada en la inhóspita estepa patagónica, Kirchner suele quejarse de la miopía con que la dirigencia porteña trata los asuntos referidos al interior argentino.

    "¡No puede ser que sean más importantes las elecciones para legisladores de la Capital Federal que para diputados nacionales en Córdoba!", se quejaba públicamente, en 1997.

    Su discurso federalista no ha variado un ápice y ésa es la razón por la que disfrutó tanto ayer viendo a los porteños muertos de frío que habían recorrido más de 2700 kilómetros para ser testigos de su segunda reelección consecutiva. El mismo había contratado un avión que trajo a muchos de ellos, dirigentes y periodistas, hasta su ciudad natal.

    Finalmente, y sin mucho esfuerzo, Kirchner consiguió aquello que Carlos Menem no pudo como presidente: mantenerse en el poder durante tres períodos consecutivos. Claro que tanto él como sus asesores ponen el grito en el cielo al escuchar esta comparación: consideran un insulto la equiparación con el Presidente. Prefieren enfatizar las peleas públicas que el gobernador viene manteniendo con Menem desde hace varios años.

    En ese enfrentamiento, el dirigente patagónico ha intentado blandir, preferentemente, el escudo del federalismo, que en la mayoría de los casos se tiñe de localismo.

    Además de haberse convertido en un opositor a ultranza del tratado sobre los hielos continentales, su defensa de cuestiones regionales, como el pago de regalías petroleras, lo ha mantenido en la vereda de enfrente del gobierno nacional.

    Esa posición le ha valido más de un dolor de cabeza al oficialismo nacional, que recuerda las presiones de Kirchner, en 1994, en la Asamblea Constituyente de Santa Fe. Como convencional nacional, fue un enfervorizado paladín de las provincias a la hora del debate sobre la coparticipación de impuestos.

    ESTILO FEUDAL

    Quienes lo aprecian admiten que hizo modificar dos veces la Constitución provincial (en su última versión ésta permite la reelección indefinida del gobernador), pero recuerdan que, el año último, el 56,8 % de los santacruceños se manifestó en favor de la reforma.

    Y quienes no lo aprecian lo acusan de manejar la provincia con los mismos vicios políticos que se le endilgan a Menem. "Santa Cruz es el feudo de Kirchner", dijo el diputado Rafael Pascual (Frepaso-Santa Cruz) a La Nación .

    Lo cierto es que, ayer, los votos le renovaron al gobernador su contrato con el ejercicio de su poder, algo que casi parece una costumbre en este hombre de 49 años. Entre tanto éxito, una circunstancia le hace morder el polvo con más frecuencia de lo que le gustaría: es hincha fanático de Racing. Sin embargo, los desconsuelos que le provoca el fútbol son menores al lado de las alegrías que le ha generado la política.

    Desde que, en 1987, obtuvo por una escasa diferencia, 111 votos, la intendencia de Río Gallegos, Kirchner ha ganado todas las elecciones en las que se presentó. Esto le permitió acceder a la gobernación, en 1991; mantenerse en el poder, en 1995, y volver a ganar el cargo, ayer. Este, jura y perjura, es su último período al frente de la provincia.

    Espera que el nuevo milenio lo encuentre cosechando los réditos de su pionera alianza con Eduardo Duhalde. Cuando la candidatura presidencial del caudillo bonaerense parecía desbarrancarse ante las constantes embestidas del menemismo, fue el único gobernador que le brindó a Duhalde su incondicional apoyo.

    En las reuniones de Olivos y de la Casa Rosada, donde se pergeñaban las maldades contra Duhalde, entre los gobernadores justicialistas había dos ausencias inapelables: el propio Duhalde y Kirchner.

    El mandatario santacruceño apostó por su par bonaerense y hoy, cuando los vientos justicialistas parecen haber cambiado definitivamente de rumbo, Kirchner se apresta a cobrar. De hecho, él y su mujer, la diputada Cristina Fernández, tienen un papel fundamental entre quienes asesoran al precandidato.

    Posicionados como el ala progresista del peronismo nacional, el matrimonio Kirchner se atribuye parte del mérito por el giro antiestablishment que registró el discurso duhaldista. En ese sentido, señalan el encuentro de intelectuales que organizaron el año último en El Calafate como uno de los hitos en el cambio de rumbo de la campaña.

    AL LADO DE DUHALDE

    Habituado a pelearse con Menem, Kirchner fue uno de los que alentaron a Duhalde para que dejara atrás sus vacilaciones y confrontara con el Presidente.

    Tenía experiencia en esos trotes: su oposición al tratado limítrofe firmado entre Chile y la Argentina por los hielos continentales le generó desencuentros con Balcarce 50 y, como consecuencia, proyección nacional. Su mujer, fervorosa a la hora de manifestar las diferencias, fue la encargada de expresar la posición de Santa Cruz en el Congreso.

    Esa combinación convirtió al matrimonio, oriundo de la provincia con menos densidad de población de la Argentina, en partícipe habitual del escenario político del país.

    Más atrás en el tiempo, Kirchner recuerda con orgullo sus años de militancia universitaria en la ciudad de La Plata, donde estudió abogacía.

    Eran los inicios de la década de 1970, tiempos en que la Juventud Peronista (JP) soñaba con el regreso de Juan Domingo Perón a la Argentina. Allí, entre libros y discusiones políticas, conoció a Cristina.

    Los veranos de los años en que estudiaba en La Plata, el hoy gobernador volvía a Río Gallegos y se acercaba a las unidades básicas peronistas John William Cooke y Los Mártires de Trelew, nombres que refieren a iconos preciados de la izquierda peronista.

    Sus amigos de aquellos tiempos son los mismos con los que anteayer se juntó a comer un asado. La costumbre de todos los sábados se convierte en cita ineludible en vísperas de elecciones.

    El taller mecánico de uno de ellos, Francisco "Batata" Mansilla, mutó en improvisado comedor y allí, entre vino y cordero, Kirchner y sus amigos lucieron relajados, confiados en que la fortuna les volvería a sonreír.

    FICHA PERSONAL

    Néstor Kirchner (49 años) está casado desde hace 24 años con la diputada Cristina Fernández. Tienen dos hijos: Máximo y Florencia.
    Nació en Río Gallegos el 25 de febrero de 1950. Estudió Derecho en la Universidad de La Plata. Es hincha fanático de Racing.
    Trayectoria política: en 1987 ganó la intendencia de Río Gallegos por 111 votos de diferencia. Cuatro años más tarde se alzó con la gobernación de Santa Cruz, con el 55,9 por ciento de los votos. En 1995 fue reelegido con el sufragio del 66,4 por ciento de la población. El año último convocó a una consulta popular para reformar la Constitución provincial y poder presentarse nuevamente como candidato. En esa oportunidad obtuvo el apoyo del 56,8 por ciento de los votantes. Ayer obtuvo su segunda reelección consecutiva.
    .
    Por Nicolás Cassese

    http://www.lanacion.com.ar/139585-un-antimenemista-persistente

    -----------------------------------------
    Sábado 01 de marzo de 1997 | Publicado en edición impresa
    Kirchner criticó a Menem por no viajar a Santa Cruz
    El presidente Menem suspendió la visita a la provincia porque había una protesta

    El gobernador de Santa Cruz Néstor Kirchner criticó ayer al presidente Carlos Menem porque el primer mandatario suspendió el viaje a la ciudad patagónica cuando le avisaron que el clima popular le era adverso y se había preparado una manifestaciones en su contra.

    "Debería haber viajado para escuchar los reclamos del pueblo santacruceño, que es respetuoso y no iba armado a la manifestación", sentenció el gobernador, al referirse a la protesta que trabajadores del petróleo y mineros de Río Turbio iban a realizar en el paraje Los Perales, lugar al que Menem no llegó.

    También cargó contra el secretario general de la Presidencia, Alberto Kohan, a quien acusó de haber "violado la autonomía provincial", según contó a La Nación el mandatario provincial. "Kohan llamó al jefe de la policía provincial para ordenarle el corte las rutas porque Menem tenía que llegar de cualquier modo al paraje Los Perales", relató con enojo Kirchner.

    "Me enteré mientras trabajaba. Así es como se ejerce el poder en la Argentina, como si las provincias fueran pequeñas chacritas. Es una vergüenza", agregó.

    Como contragolpe la titular del justicialismo de la Capital Federal, Claudia Bello, le solicitó (carta por medio) al senador Eduardo Bauzá, secretario general del PJ, y al gobernador bonaerense, Eduardo Duhalde, a cargo del partido, que convoquen a una reunión extraordinaria del consejo nacional del PJ para evaluar la actitud del Kirchner.

    Es que acusan al gobernador santacruceño de encabezar una campaña de desprestigio en contra de Menem, a lo que Kirchner respondió en diálogo con La Nación: "Yo no escribo nombres en la servilletas, ni presionó a los medios de comunicación. Los que desprestigian a Menem son los que le aconsejaron no venir a escuchar los reclamos de nuestra gente. Además esto me parece una caricatura de la política".

    La empresa YPF había sugerido anteayer al Presidente, a través de un comunicado, que no asista a la celebración que se iba a realizar en el complejo de Yacimientos Los Perales, en Santa Cruz, donde se realizaron importantes obras. Apenas Menem pisara el suelo provincial, los trabajadores petroleros, que habían decretado un paro simbólico en rechazo de la presencia presidencial, ante la política oficial frente al diferendo limítrofe por los Hielos Continentales, amenazaban con empañar la visita presidencial.

    Para el ministro del Interior, Carlos Corach, el gobernador patagónico movilizó a los 5000 manifestantes, que viajaron desde Río Turbio. "Es mentira", dijo Kirchner quien señaló que no participó de la manifestación. El mandatario recordó que el Gobierno sancionó a la provincia con la eliminación de la zona franca de Santa Cruz, por la férrea oposición a la ratificación del acuerdo con Chile sobre Hielos Continentales.

    Aunque algunos medios locales advirtieron que Kirchner habría montado un operativo "anti Menem", el gobernador lo negó, pero advirtió: "Si hubiese tenido que poner micros para llevar a la gente para protestar contra el acuerdo firmado por el Gobierno sobre los Hielos Continentales, lo haría".

    Menem regresó anoche a la Capital, luego de participar en la localidad rionegrina de Los Menucos de la Fiesta de La Piedra Laja. En Balcarce 50 dudaban si asistiría mañana a la localidad de Leones, provincia de Santa Fe, a la Fiesta Nacional del Trigo.

    Según pudo saber La Nación el Presidente no participaría del evento, pese a que le habrían garantizado que no lo iban a silbar.

    MARCHAS DE PROTESTA EN TRES CIUDADES

    Durante la jornada de ayer, se registraron importantes protestas en distintos puntos del país.

    En Córdoba, dirigentes y activistas de sindicatos agrupaciones denominadas "combativas", se movilizaron en caravana de vehículos por las distintas plantas industriales automotrices.

    La protesta se realizó en rechazo a la privatización del servicio de agua potable dispuesta por el gobierno de Ramón Mestre, en contra de la flexibilización laboral y de los 42 despidos en la empresa Fiat Auto. En las puertas de Fiat, en el barrio industrial de Ferreyra, se improvisó uná acto en el que el "Perro" Santillán arengó a los presentes sobre la necesidad de luchar contra el modelo económico del presidente Carlos Menem porque afirmó que provoca "hambre, miseria y sacrificio".

    En Río Negro, 3200 personas, convocadas por la multisectorial se reunieron frente a la Casa de Gobierno para protestar por las medidas de ajuste, la reducción salarial, y para que el gobierno declare a la región "zona de mergencia social, económica y ocupacional. También se realizó un apagón en los comercios y viviendas entre las 20.45 y las 21.

    Por último, la paradoja tuvo lugar en Resistencia, donde la Unión Tranviarios Automotor (UTA) salió en defensa de los empresarios, y más de 100 colectivos recorrieron la Casa de Gobierno, la Legislatura y la Municipalidad en protesta por la "competencia desleal de remises y minibuses".

    http://www.lanacion.com.ar/64474-kirchner-critico-a-menem-por-no-viajar-a-santa-cruz
    -----------


    Mar-01-2011 | más aquí »
    Mar-01-2011 | más aquí »
    Mar-01-2011 | más aquí »
    Feb-28-2011 | más aquí »
    Feb-26-2011 | más aquí »
    Feb-25-2011 | más aquí »
    Feb-25-2011 | más aquí »
    Feb-25-2011 | más aquí »
    Feb-25-2011 | más aquí »
    Feb-24-2011 | más aquí »
    Feb-22-2011 | más aquí »
    Feb-22-2011 | más aquí »
    Feb-20-2011 | más aquí »
    Feb-11-2011 | más aquí »
    Feb-09-2011 | más aquí »
    Feb-09-2011 | más aquí »
    Feb-07-2011 | más aquí »
    Feb-05-2011 | más aquí »
    Feb-05-2011 | más aquí »
    Feb-04-2011 | más aquí »

    ***************

    0 comentarios:

    Entrada destacada

    ¿No se crearon puestos de trabajo en los últimos 4 años?

    Víctor Hugo transmitió en vivo. 9 de septiembre a las 8:50 · Facebook Mentions · Es #falso que en los últimos años no se creó #emple...

    Blog Archive

    Etiquetas