Lo que circula por los medios

5 de abril de 2011

CAMARA OCULTA SIRI - TODAS LAS VOCES - CLARIN NIEGA CONFLICTO GREMIAL


VICTOR HUGO MORALES - SIRI CAMARAS OCULTAS - 05042011


http://www.divshare.com/download/14495443-8c8

VICTOR HUGO MORALES - LAS CAMARAS OCULTAS - VALOR LEGAL - 05042011



http://www.divshare.com/download/14495362-bf0



BAJADA DE LINEA - VICTOR HUGO MORALES CLARIN - CONFLCITO GREMIAL - INVITADO LUIS SIRI





http://www.youtube.com/watch?v=YIxFHwdO5KQ




http://www.youtube.com/watch?v=R9IcfdTEhDs


*************
VIDEO CAMARA OCULTA CLARIN - EN  VIDEO CLARIN  NIEGA CONFLICTO GREMIAL
FECHA VIDEO 17 DE FEBRERO DE 2011  Y AYER FUE 4 DE ABRIL..

¿Por qué Clarín espero tanto tiempo en hacerla pública? Otro dato interesante seria saber la fecha de la denuncia?
 



********

 JORGE RIAL ENTREVISTA KIRCHSBAUM - RECONOCIENDO QUE NO JHAY COMISION INTERNA EN CLARIN
 28 03 2011



http://www.divshare.com/download/14495570-f4b

SIRI RIAL 28032010



http://www.divshare.com/download/14495608-0e0
------------
Inicio » Argentina
Despidos en Clarín durante los últimos 35 años
Publicado el 5 de Abril de 2011


1976: Despidieron a 400 trabajadores. El ex delegado gremial del diario Clarín, Mario Alberto Díaz, denunció a Tiempo Argentino que “eran todos cuadros sindicales. Hicimos asambleas multitudinarias, pero la empresa ya había tomado a algunos servicios de inteligencia que llegaron para romper con la organización gremial. Es decir que, tanto antes como ahora, queda claro que jamás hubo libertad sindical.”
1982: Seis periodistas del diario Clarín despedidos. Pablo Llonto aseguró a la revista Veintitrés en la edición del jueves 31 de marzo de 2011: “En 1982, todavía en dictadura, hubo un intento de organización sindical. Algunos compañeros, que tenían más experiencia, hicieron reuniones fuera de la empresa, en las casas, bares, hoteles, para organizar una Comisión Interna aunque fuera informal. Pero cuando la empresa detectó lo que sucedía, echó a seis compañeros periodistas, los más activos en la organización de esas reuniones.”
1991: Despiden a la Comisión Interna del diario Clarín. En ese momento, Pablo Llonto era delegado: no pudo ingresar nunca más a la empresa, a pesar de haber sido reelecto hasta 1999.
1993: Tres años después de la privatización de Canal 13, la emisora contaba con 500 trabajadores menos. El 23 de mayo de 1993, en la revista Noticias se aseguró: “El 13 es el canal que realizó las mayores racionalizaciones de personal después de su privatización. De los 881 empleados de 1989, llegó a un piso de 438 en junio de 1991.”
2000: Despiden a 117 trabajadores del diario Clarín, incluida la Comisión Interna y la Junta Electoral. El 9 de noviembre de 2000, la revista Veintitrés publica un artículo titulado “Una solución argentina para los problemas argentinos”: “Los despedidos eran 117 –si se toman en cuenta los ‘factureros’ y colaboradores– o 74 si la lista incluye sólo a los trabajadores efectivos. El primer número es manejado por los afectados, el segundo por la empresa.”
2004: El Grupo Clarín despide a 119 trabajadores de AGR, la planta donde se imprime la revista Viva. Entre los despedidos, hay diez delegados gremiales. “Esa madrugada vallaron el edificio del diario, que pasó a estar custodiado por la policía. Paradójicamente, ahora se quejan del accionar policial. Ese día todo terminó a los palazos. Desde entonces no hubo más comisión interna ni delegados en Clarín. Tampoco en los diarios Olé o La Razón”, contó Pablo Llonto a la revista Veintitrés el 31 de marzo de este año.
2008: Fueron despedidos Ricardo Junghanns y Marcelo Moreira, electos delegados de la Comisión Interna de Canal 13/TN. Desde ese momento, no pudieron ingresar más al canal, aun con fallos judiciales que ordenan su reincorporación. Durante todo el proceso para volver a tener representación gremial, después de diez años, en Canal 13 y TN despidieron a 15 personas más.

http://tiempo.elargentino.com/notas/despidos-clarin-durante-los-ultimos-35-anos

---------------


/4/2011 11:07
Una fiscal pide que se investigue la denuncia de Clarín por extorsión


La fiscal de Instrucción Marcela Sánchez imputó a Luis Siri, el delegado de Artes Gráficas Rioplantenses S.A. (AGR), en la causa por extorsión abierta a partir de una denuncia de la empresa después de una reunión en la que Siri pedía nueve millones de pesos para no poner fin al conflicto laboral.
Sánchez firmó el miércoles pasado el requerimiento de instrucción en el que además pide al juez que ordene medidas para comprobar si el bloqueo a la planta de Clarín fue una consecuencia de esa negociación frustrada en la que AGR se negó a pagar las cifras millonarias que exigía Siri. Antes de que saliera a la luz el video, Siri decía en los medios que “la pretensión (del bloqueo) no era que no salga Clarín ni impedir que expresen sus ideas”.
El 17 de febrero se reunieron representantes y abogados de AGR con Siri y otro miembro de la comisión interna, Cristian Quiroz. Allí, Siri dijo que “el error es tomar esto como un conflicto laboral y no político” y amenazó: “Yo voy, bloqueo el diario y no sale más el diario”.
Sánchez solicitó al juez de instrucción n° 18 que cite a declaración testimonial a Quiroz, el otro delegado que participó de la reunión y también a Gustavo Slevin Hunt y Matías Fredriks, que estuvieron en representación de AGR.
La fiscal ordenó pericias en el video, su desgrabación, la identificación de las personas que allí aparecen, información sobre expedientes laborales derivados del conflicto con la comisión interna de AGR y de la investigación que siguió a la movilización que impidió la salida del diario el domingo 27. También requirió videos de todos los canales de televisión que cubrieron esa madrugada el bloqueo a la plata impresora de Clarín y Olé.

http://www.tn.com.ar/politica/138599/una-fiscal-pide-que-se-investigue-la-denuncia-de-clarin-por-extorsion#

---------
Inicio » Roberto Caballero Director.
La planta de impresión de la calle Zepita tiene otros seis portones por donde pudieron haber salido los camiones
Clarín pudo sacar su diario y no lo hizo para victimizarse

Publicado el 5 de Abril de 2011
Por Roberto Caballero Director.


Además, la edición del domingo 27 pudo haber sido impresa en la planta que el grupo tiene en la provincia de Santa Fe o en alguna otra empresa. En el año 2000 hubo una protesta similar, sin embargo los camiones distribuyeron el diario.


Hace nueve días, la Argentina entera asiste a un show mediático falaz donde el Grupo Clarín se presenta como víctima de un atentado a la “libertad de expresión”, mientras en simultáneo busca demonizar con la potencia de todas sus licencias radiales y televisivas al gobierno de Cristina Kirchner, a la CGT de Hugo Moyano, a la juventud militante y a la prensa antimonopólica.
Se trata del mismo grupo empresario –con posición dominante en el mercado de la comunicación desde hace décadas– que fue kirchnerista hasta que le arrebató al gobierno la extensión de sus licencias, para pasar luego a ser salvajemente opositor cuando el mismo kirchnerismo, en un rapto de lucidez y autopreservación notables, le impidió quedarse con la empresa Telecom.
Héctor Magnetto, CEO del grupo editorial y capataz ideológico de los opositores sin programa ni chances, está urgido por voltear, esmerilar, dañar y atacar –con noticias, “ciertas o falsas, no importa”, según la línea que bajó a los cuadros gerenciales y periodísticos que dirigen sus medios– al inmenso arco de personalidades y organizaciones políticas y sociales que en su pelea por democratizar la información en nuestro país debilitan cotidianamente su hegemonía en el discurso público, hoy mucho más plural y abierto que hace tres años.
Es en este contexto de guerra, a todo o nada, donde la verdad se convierte en un elemento accesorio y hasta peligroso para el hombre que alguna vez se pensó más poderoso que un presidente. Después de una investigación que duró una semana, y que incluyó prácticas del manual de periodismo básico, Tiempo Argentino está en condiciones de afirmar que el domingo 27 de marzo el diario Clarín no salió a la calle por una decisión empresaria, aprovechando en su favor el bloqueo testimonial de los delegados de AGR, su firma impresora, en conflicto hace siete años –van para ocho– con la empresa de Magnetto por la persecución gremial y penal contra los integrantes de la Comisión Interna. Como bien detectó Edi Zunino, jefe de redacción del semanario Noticias, a quien nadie podría calificar de oficialista: “El condenable bloqueo terminó siendo un monumental golpe de márketing libertario e independentista para Clarín, que hasta hace unos cuarenta meses jugaba otro juego muy distinto con la excusa de que la mayoría de ‘la gente’ apoyaba al oficialismo.”
Clarín comunicó a la sociedad que piquetes moyanistas bloquearon las puertas de su planta impresora de Barracas, sobre la calle Zepita, evitando así la salida de los camiones con sus ejemplares dominicales. La verdad de lo sucedido en la noche del sábado 26 y la madrugada del domingo 27 es que frente a cuatro de los portones que se extienden sobre Zepita se colocaron 60 manifestantes, miembros de la Comisión Interna gráfica, familiares e integrantes de otros gremios solidarios con sus reclamos. No dijo Clarín, ni nadie que se haya ocupado en serio del conflicto, lo que un periodista de este diario comprobó caminando alrededor de la planta de 34.520 metros cuadrados, delimitada por las calles Zepita, Magaldi, Luna y Ascasubi (esta última, privatizada por Clarín, donde hay una garita de seguridad permanente): existen otros seis portones por donde los camiones podrían haber salido sin inconvenientes.
Veamos el testimonio de un gráfico que no participó de la protesta gremial –de quien se preserva su identidad porque peligra su empleo– sobre esa noche: “El diario no salió porque el diario no quería. Ellos tienen una distribuidora propia dentro de la planta que se llama José C. Paz, que tiene salida por otros portones.”
Otro gráfico, presente en el piquete, describió la acción de los manifestantes: “La planta tiene varias puertas, pero nosotros no bloqueamos ninguna. Nosotros nos paramos en las calles por donde habitualmente salen los camiones hacia el centro de distribución. Pero no hubo un solo camión que haya intentado salir de la planta. Directamente se quedaron adentro.”
Además de enviar un periodista a la zona para que cuente simplemente lo que vio, vale en estos casos recurrir al archivo o hemeroteca para saber qué sucedió la última vez que trabajadores de Clarín intentaron bloquear la salida del diario por una acción sindical. Hay que remontarse al 4 de noviembre de 2000, cuando periodistas despedidos del diario, también acompañados de sus familias, quisieron frenar su distribución. El piquete duró dos horas, pero la salida de camiones de gran porte que amenazaron con pisarlos los hizo desistir. “Siempre que el diario se imprimió, salió”, recuerda el periodista Pablo Llonto. La única vez que no lo hizo fue el 14 de julio de 1989, porque 400 trabajadores, entre gráficos y de redacción, tomaron la planta Zepita en reclamo de aumento de salarios, y el diario no pudo imprimirse. Lo curioso es que aquella vez Clarín no denunció un ataque a la “libertad de expresión”. Un cable de la agencia de noticias DYN (del propio Clarín) reflejó el hecho como “un conflicto gremial”.
Volviendo a lo ocurrido la última vez, ya se dijo que la planta de Zepita tiene diez portones, de los cuales sólo cuatro estaban esa noche afectados por la protesta; esto es cierto, tanto como que con tan escaso número de adherentes hubiera resultado imposible para los trabajadores en lucha impedir la salida de cuatro camiones a la vez. Pero aun dando por sentado que Clarín no haya querido escenas de tensión sobre Zepita (lo que está en duda porque su historia patronal lo desmiente), ni sobre ninguna de las otras puertas del complejo, en las seis horas que duró el tira y afloje podría haber enviado por Internet sus páginas ya cerradas a otra planta que las imprimiera y llegar a los kioscos normalmente, con tirada reducida o completa. Por caso, la imprenta de Editorial Perfil, de Jorge Fontevecchia, imprime 100 mil ejemplares por hora, calculando un diario de 96 páginas solamente, porque los suplementos de Clarín (Economía, Turismo, Clasificados y la Revista Viva) ya estaban distribuidos con antelación en los kioscos. Pensemos en detalle: cargar los PDF de las páginas lleva poco más de una hora, hacer las planchas otro tanto, y una impresión de 350 o 400 mil ejemplares, algo más de tres. En total, unas cinco horas. El bloqueo comenzó a las 22 del sábado. Viendo que no había acuerdo, tipo medianoche, el operativo de emergencia podría haber tenido el diario completo en la calle a las 4 de la mañana. O quizá a las 5.
Para salvar “la libertad de prensa” que Clarín declama, el costo total del operativo, tanto en impresión como en papel, no hubiera superado el millón de pesos. Parece mucho, es cierto. Pero el tarifario de Clarín refleja que si algo no le falta a Héctor Magnetto es dinero: un aviso de página completa, impar, entre las 13 primeras de la edición, cuesta $ 550 mil. Página par:
$ 400 mil. Sólo en esas páginas, y aun haciendo descuentos, que los hace, Clarín factura, en teoría, 2 millones de pesos por domingo.
Poco se habla de la segunda planta de impresión que tiene el grupo. Está en Santa Fe, en la localidad de Sauce Viejo. Esa noche imprimió 200 mil ejemplares, 110 mil más que los habituales. Está en el km 457 de la Ruta 11. Tiene 4000 metros cuadrados. Es una zona estratégica: frente a un aeropuerto. Y esa madrugada del 27 de marzo llegó con ejemplares del diario “censurado” hasta las localidades bonaerenses de Pergamino y Junín. ¿Por qué no abasteció ante la crisis, aunque con la demora del caso, al Conurbano y Capital Federal? ¿Por qué, si estaba en juego “la libertad de expresión”, no salieron a suplir el faltante de ejemplares las otras dos plantas que tiene Clarín en Mendoza y Córdoba?
Un tercer trabajador gráfico, en riguroso off the record, crítico de los delegados de AGR, admitió lo obvio: “El quilombo a Clarín le vino como anillo al dedo. Podrían haber sacado la edición completa desde Santa Fe, pero no quisieron.”
La falsa inmolación de Clarín como defensor de “la libertad de expresión” es parte de la ofensiva del grupo para “chavizar” al gobierno de Cristina Kirchner y asociar el nombre de Hugo Moyano con todos los delitos del Código Penal, en una estrategia general que busca involucrar a la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) en su pelea política con fines estrictamente comerciales. Algo que viene preparando hace ya un año, desde que Magnetto presentó su libro rojo, victimizándose por la entrada en vigencia de la Ley de Medios de la Democracia y preparándose para dar batalla afuera, incluso, de la Argentina, estimulando la solidaridad de clase con otras patronales mediáticas de la región.
Un párrafo aparte merece la denuncia de “extorsión” del domingo pasado contra Luis Siri y los delegados de AGR. Primero, lo primero: ninguna de esas notas llevaba firmas. Eso quiere decir que el contenido no es periodístico, sino empresario, bajado a la redacción directamente por sus accionistas. Tan grave en su contenido, que ni siquiera Ricardo Kirschbaum, editor general, se animó a rubricarlo.
El video registrado con cámara oculta al que alude esa nota, y que anoche Telenoche y TN dieron editado para sostener la supuesta extorsión de Siri y otros gráficos en conflicto, se parece más a una operación tendiente a ocultar la verdad que a descubrirla, lo cual atenta contra el derecho a la información veraz que exige el Pacto de San José de Costa Rica, al que nuestro país suscribe con rango constitucional. Para empezar, y tomando en cuenta sólo las partes recortadas y emitidas:
1) Se confirma que el 17 de febrero Clarín ya sabía que Siri y los otros podían intentar el bloqueo de la planta y la empresa no armó ningún plan de contingencia para evitarlo. Más bien, dejó que sucediera.
2) Se los muestra negociando en el bufete de abogados del Grupo, en Puerto Madero, donde estos trabajadores que vienen encabezando un duro y extenso conflicto gremial fueron previamente citados, pero nunca se aclara con qué intención.
3) Aunque la edición procura demostrar que Clarín recibió un pedido de dinero de parte de los trabajadores, viendo el material no se puede descartar que este tópico haya sido introducido en la charla por los ejecutivos de Clarín.
4) Siri y sus colegas, en su momento, fueron denunciados por Clarín por “privación ilegal de la libertad” en el marco de una acción sindical. La justicia penal, luego de más de un lustro, en un proceso oral y público, decidió absolver a los trabajadores. El resarcimiento económico por la falsa denuncia como “secuestradores” sobre estos empleados aún está pendiente.
5) Tampoco se puede descartar que los trabajadores hayan estado hablando de eso o de sus eventuales indemnizaciones para no regresar al trabajo en la planta, ya que el clima de hostigamiento en su lugar de trabajo fue, incluso, verificado por el Ministerio de Trabajo.
6) Si estuviéramos frente a un delito de extorsión, que es lo que sugiere la edición, sería un hecho repudiable, pero no hay elementos que confirmen este supuesto más allá de la intencionalidad del editor, que aborrece del trabajador. Por eso llama la atención que la crónica de Clarín de ayer vuelve a salir sin firma periodística, es decir, vuelve a bajar desde las oficinas de los accionistas del grupo. En eso, copian a las operaciones empresarias del caso Graiver, donde el grupo terminó haciendo un verdadero papelón con Isidoro.
7) Si mintió Clarín cuando denunció a Siri y los otros por “privación ilegal de la libertad”, delito que fue desestimado por la justicia, ¿por qué ahora estarían reflejando la verdad de lo sucedido?
8) ¿Por qué, para no dejar lugar a dudas, no emiten el crudo completo de la grabación con cámara oculta? Tiempo Argentino se ofrece para reproducir el diálogo registrado en video, sin recortes ni edición, cualquiera fuese el contenido.
Por último, puestos a reflexionar sobre el meneado escándalo de la “libertad de expresión” y la tapa en blanco que Clarín dedicó a victimizarse por el diario que pudo sacar y no quiso, lo único que va quedando en claro es que el régimen patronal de las empresas de Magnetto retrocede al siglo XIX: hasta el propio Kirschbaum admitió que está mal que no haya comisiones gremiales internas en el diario.
Luis Siri, en principio, fue la cabeza de una protesta gremial que lleva siete años. Logró para sus compañeros lo que exigía desde el comienzo: reincorporaciones, mejoras en las condiciones y una intervención del Ministerio de Trabajo que, en los hechos, se tradujo en un nuevo estatuto laboral para los trabajadores de AGR.
¿Es correcto que Siri sea filmado con cámara oculta mientras negocia con su patronal?
¿Tiene derecho Siri o Juan Pérez, no importa a esta altura, a discutir su indemnización como cualquier trabajador, después que logró que se respetaran derechos a sus compañeros, sin que sea vejado por su patronal con una grabación a escondidas?
¿Qué sucedería en la Argentina si cada trabajador pudiera tener una cámara oculta cuando se sienta a hablar con los empresarios o los gerentes de RR HH?
Hay mucha hipocresía en esta historia.
Una, dejar que el diario que silenció el genocidio se convierta ahora en custodio virginal de la “libertad de expresión”.
La otra, que el diario que impide la agremiación en sus redacciones dé lecciones de moral sindical.
Es como mucho, ¿no? < http://tiempo.elargentino.com/notas/clarin-pudo-sacar-su-diario-y-no-hizo-para-victimizarse ---------
Para Pablo Llonto, “lo de Clarín no fue un bloqueo”


28/03/2011 por José Graells - Para el abogado y ex delegado de los trabajadores de Clarín, el conflicto con la empresa no se trató de un bloqueo sino de una protesta más. A su vez, defendió a los trabajadores que adoptaron la medida porque “no se están explicando los verdaderos motivos” del reclamo. Cuestionó la utilización mediática por parte del Grupo y las posiciones de algunos dirigentes de la oposición.

El conflicto entre los trabajadores y autoridades del grupo Clarín levantó gran revuelo mediático y político. Muchas son las personalidades de distintos ambientes que en las últimas horas sumaron su punto de vista en torno al conflicto. Una de esas voces es la del periodista y abogado Pablo Llonto, quien en una entrevista radial en LT10 se manifestó a favor de los trabajadores que reclamaban. “No fue un bloqueo. Iniciaron un acto de protesta en una de las puertas”, dijo Llonto y agregó “y Clarín si hubiese querido, como lo hizo otras veces, hubiese sacado el diario por otro lugar”, afirmó.

Según el ex periodista del diario, se trató de una protesta como cualquier otra y cuestionó a los medios porque no están contando las causas reales del conflicto. En este sentido, enumeró entre los motivos de protesta de los empleados “la persecución gremial, la falta del cumplimiento del convenio y estatuto, la presencia de patovicas”, dijo Llonto.

Por último, el periodista y abogado cuestionó a los grupos mediáticos que están reproduciendo el discurso de Clarín y afirmó que están haciendo una utilización del conflicto para pegarle al Gobierno nacional.

280311 Pablo Llonto (LT10)
http://edicionlimite.com/nacionales/para-pablo-llonto-%E2%80%9Clo-de-clarin-no-fue-un-bloqueo%E2%80%9D/


--------------



Victor Hugo Morales - Siri DEL 30 030 2011,  aclarando que no hubo orden judicial de desalojo.


 Entrevista completa 30 030 2011 VHM - Siri




------------------------
El Gobierno se llamó a silencio tras la denuncia de Clarín por extorsión

04/04/11 Ningún funcionario hizo comentarios, ni difundió mensajes a través de Twitter.

El Gobierno reaccionó con un sugestivo silencio a la difusión de un video donde Luis Siri, el delegado de Artes Gráficas Rioplatenses S.A. (AGR) que lideró el bloqueo a Clarín , exigía nueve millones de pesos para finalizar el conflicto con la empresa. En el material revelado ayer por este diario, Siri reconocía sus vínculos con el Gobierno y con uno de los hijos de Hugo Moyano .
Así, lejos de la reacción de la semana pasada cuando funcionarios se apuraron a calificar de simple conflicto gremial la medida de impedir la salida del diario, esta vez ni ministros ni dirigentes kirchneristas hablaron públicamente ni escribieron en Twitter sobre estas revelaciones del delegado.
El que sí respondió ayer fue Siri quien reconoció a varios medios que “quizás algunas cosas, en el calor de la discusión, no se debieron haber dicho” .
A la hora de responder sobre los nueve millones de pesos que pidió para finalizar el conflicto, el delegado dijo al sitio La Politica Online : “Yo no soy Robin Hood, no voy a dilapidar mi carrera para que se solucionen las cosas del taller . Tengo una familia y hace siete años que la empresa me paga los sueldos mal”.
Clarín denunció a Siri por extorsión ante el juzgado de Instrucción n° 18 luego de una reunión –que fue grabada– del 17 de febrero pasado con delegados de la empresa AGR. El representante gremial estaba acompañado de Cristian Quiroz, otro delegado. En esas conversaciones, Siri dijo frases amenazantes y sugestivas como: “El error es tomar esto como un conflicto laboral y no político” ; “nosotros tenemos una capacidad de daño que antes no teníamos”, “yo voy, bloqueo el diario y no sale más el diario” .
En relación a sus relaciones políticas, aseguraba: “El martes me comí un garrón terrible en Casa de Gobierno tratando de plantear una solución y t erminé prácticamente dinamitando un acuerdo que nosotros tenemos no escrito con el Gobierno ”. Además, reconoció su llegada directa a Facundo Moyano, uno de los hijos del titular de la CGT.
La semana pasada, como respuesta al escándalo que produjo que la medida de protesta frenara la salida de Clarín , varios funcionarios intentaron minimizar la situación .
La ministra de Seguridad, Nilda Garré dijo: “Es un conflicto gremial, nada más que eso”, mientras que su par Florencio Randazzo decía en el programa oficialista 6,7,8 que “de ninguna manera estamos avalando una situación que atente contra la libertad de prensa”. Ayer, ningún funcionario participó de esa emisión ni tampoco de otro programa adonde suelen asistir los representantes del kirchnerismo: se trata de “ Bajada de Línea ”, conducido por el locutor oficialista Víctor Hugo Morales, quien anoche sólo recibió a Siri.
En ese diálogo, el dirigente gremial reconoció las revelaciones de Clarín y hasta dio precisiones sobre sus vínculos: “Usamos a Moyano para meter presión porque es la persona más poderosa del país. Si Moyano no nos hubiese apoyado desde el primer día, estaríamos presos”. También dijo contar con el apoyo del dirigente de los judiciales, Julio Piumato.


http://www.clarin.com/politica/Gobierno-silencio-denuncia-Clarin-extorsion_0_456554417.html
--------------------


Bloqueo a Clarín y Olé

Involucran al Gobierno y a Moyano en el bloqueo


03/04/11 Lo hizo el líder del piquete que impidió el pasado domingo la salida de Clarín y demoró la del diario La Nación. Pidió $ 9 millones para terminar con los ataques. Fue en una charla grabada y que ya se encuentra en manos de la Justicia.






Grabado. Luis Siri, el 27 de febrero pasado, en un encuentro con representantes de AGR. Sus declaraciones en esa ocasión fueron registradas por un video, del que aquí se reproduce una imagen. Ampliar


Grabado. Luis Siri, el 27 de febrero pasado, en un encuentro con representantes de AGR. Sus declaraciones en esa ocasión fueron registradas por un video, del que aquí se reproduce una imagen.




Artes Gráficas Rioplatense S. A. (AGR), una empresa del Grupo Clarín, denunció por extorsión a Luis Alberto Siri, cabeza visible de los piquetes que desde hace cinco meses han impedido la normal circulación del diario Clarín .


La denuncia está basada en declaraciones del propio Siri durante un encuentro, el 17 de febrero, con representantes de AGR, que fue grabado. Durante el diálogo, Siri, acompañado por Cristian Quiroz, también delegado gremial de AGR, admitió: No existe conflicto gremial alguno ni con AGR ni con AGEA (Arte Gráfico Editorial Argentino S.A.), empresa editora de Clarín .


Los aprietes que impidieron la normal circulación del diario tienen en realidad el propósito político de dañar a Clarín.


Amenazó con promover nuevos actos vandálicos para impedir la salida de Clarín (“Yo voy, le bloqueo el diario y el diario no sale más”).


Reveló sus contactos con el Gobierno y con el secretario general de la CGT , Hugo Moyano, a través de su hijo.


Exigió entre ocho y nueve millones de pesos para poner fin al hostigamiento contra el diario, que lleva adelante junto a otros tres cómplices.


La enorme gravedad de los dichos de Siri hizo que AGR presentara una querella criminal ante el juzgado de Instrucción N°18 en febrero pasado y fuese ratificada el lunes, luego de que medio centenar de personas impidieran, en la madrugada del sábado al domingo pasado, la salida de la edición dominical de Clarín ante la pasividad de las autoridades. La denuncia fue acompañada por la fiscalía interviniente. La fiscal, Marcela Sánchez, dijo que “ … el mal anunciado por el aquí imputado (Siri) se vio concretado … al ser impedida la libre distribución” del diario Clarín .


Siri, un delegado gremial de AGR con numerosos antecedentes de indisciplina, se mostró amenazante durante el encuentro. Cuando se le pidió una explicación a la exigencia de $ 9 millones que cerrara un acuerdo global con los cuatro implicados en la maniobra, Siri dijo: “Si esto lo tomamos como un conflicto laboral, donde el sueldo es tanto y la diferencia de categoría es tanto y lo sumamos, abajo, cuando hagamos la raya, nos va a dar una cifra que está lejos. Pero el error sería tomar esto como un conflicto laboral y no político . Si nosotros medimos esto en términos políticos, ustedes van a hacer la cuenta y van a decir: ‘Seis años y medio de conflicto, millones de pesos que ha perdido la empresa e incluso el diario por este conflicto’ ( …) Si ustedes miden, y éste es el planteo que nosotros hacemos, esta salida en términos laborales y en la extinción de un contrato laboral, es un error, porque no lo vamos a encontrar allí.


Si ustedes lo miden y miran en un contexto político, sí les va a cerrar.


Yo creo que va a ser más beneficioso para ustedes.” A instancias del representante de la empresa, que intentó saber la correlación que existía entre la visión política de Siri y sus exigencias económicas, Siri reveló: “Yo no quiero ser amenazante.


Nosotros tenemos hoy una capacidad de daño que no teníamos hace algunos años.


Entonces yo, nosotros, hoy tenemos la posibilidad de parar el taller cuando nosotros queramos; tenemos la posibilidad de que el diario no salga cuando nosotros queramos. Digo: la capacidad de daño que nosotros tenemos para dañarlos a ustedes es inmensa hoy.” Siri incluso detalló la estrategia concebida para perjudicar a Clarín : “ Yo voy, bloqueo el diario y no sale más el diario, como se ha bloqueado varias veces. Yo hago una manifestación en protesta de lo que está pasando en Egipto en la esquina del diario, y listo: el diario no sale. ¿Cómo hace para sacar el diario usted? ( …) ¿Usted quiere saber cómo sigue esto si no se soluciona? Bueno: quilombo . No saldrán las cosas en AGR, no saldrán las cosas en Santa Fe, no saldrán las cosas en Zepita. ( …) ¿Usted quiere plantear esta charla como una cuestión extorsiva? Yo no quiero extorsionarlo. Si usted me pregunta qué va a pasar, va a pasar esto, que en realidad es lo que viene pasando hace seis meses .” También reveló sus contactos en Casa de Gobierno, y habló de “acuerdos no escritos”, probablemente con el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández (lo menciona como “Aníbal El Terrible”), a quien acercó una singular propuesta: que el Gobierno cediera a Clarín el importe del acuerdo global pretendido por los agitadores.


Siri reveló: “El martes me comí un garrón terrible en Casa de Gobierno tratando de plantear una solución, de que el Gobierno nos de una mano a nosotros y a ustedes para salir del conflicto. Y terminé prácticamente dinamitando un acuerdo que nosotros tenemos no escrito con el Gobierno.


Pero bueno, a ver: ¿no la quieren poner éstos?, pónganla ustedes, solucionemos el conflicto. Casi me matan. Aníbal, El Terrible. ¿Cómo le voy a decir al Gobierno que les dé la plata a ustedes para sacarnos a nosotros? Una locura. Pero yo quiero arreglar esto. ( …) Lo que yo busqué, para que te quede claro, porque ustedes no me la van a dar toda junta, que me la den ellos en un préstamo .” También dijo que el anterior bloqueo de cuatro horas contra la planta impresora de Clarín el 14 de enero, lo paró porque “ hubo un pedido de gente de muy arriba para que nosotros levantemos si no el diario ese día no salía”. Luego, en la grabación, se escucha a Siri revelar sus vínculos con Moyano: “Yo también tengo presiones de arriba, que me dice: ‘¿Y qué van a hacer?’. Yo tengo reuniones y éste, cada vez que me llama, estamos con el hijo de Moyano …” Siri, que fue paseado como invitado especial de los programas oficialistas de TV como “Duro de domar”, “6 7 8” y “Bajada de línea” que conduce Víctor Hugo Morales en donde siempre alegó la existencia de un conflicto gremial con AGR, desnudó además el verdadero origen de los ataques al Grupo Clarín en los últimos meses, insistió en el apoyo que le brinda el Gobierno y reiteró sus amenazas: “Si yo quiero que el diario Clarín no sale (sic) no sale.


Entre el 13 de diciembre y el 19 de diciembre, la empresa Artes Gráficas Rioplatense no pudo sacar un papel. Estuvo seis días totalmente parada, la gente no trabajó adentro.


Eso lo manejamos nosotros , eso lo hizo la Comisión Interna y la gente apoya este proceso. Seis días la planta parada. La empresa perdió un montón de plata ( …).


Hace siete años que estamos en quilombo tras quilombo ; hace siete años que nosotros estamos con el Gobierno en contra nuestra y a favor de ustedes: quilombo.

Ahora se dio vuelta la cosa . ¿Cómo estamos? Quilombo, quilombo y quilombo. Entonces esto termina con huelga en AGR, bloqueo en Clarín, bloqueo en Tacuarí, manifestaciones, denuncias públicas, más causas penales.

” “Nosotros no vamos a ser obstáculo para que las cosas se solucionen ( …). Pero no en las condiciones que ustedes quieran.

En las condiciones que yo imponga . ( …) Ustedes, lo que están comprando es tranquilidad. Ustedes quieren dormir bien. Si vos podés dormir bien en un colchón, el colchón vale $ 10 o vale US$ 5.000. Vos decidís cómo querés dormir. Si querés dormir cuatro horas y levantarte arruinado, o si querés dormir toda la noche y levantarte rebosante. ¿Ustedes quieren dormir bien, quieren dormir tranquilos? Saben lo que tienen que hacer. Si ustedes quieren dormir 4 horas y levantarse contracturados, también saben lo que tienen que hacer.” El pasado martes, AGR S.A. informó en una solicitada que era una falacia la versión oficial sobre el bloqueo que el domingo impidió la circulación de Clarín , versión sostenida incluso por el Gobierno y que hablaba de un conflicto gremial en su planta. Afirmó en cambio, que la empresa es víctima de una extorsión .

http://www.clarin.com/politica/Involucran-Gobierno-Moyano-bloqueo_0_455954466.html

---------------------------------------------------

Apr-04-2011 | más aquí »
Apr-02-2011 | más aquí »
Mar-31-2011 | más aquí »
Mar-31-2011 | más aquí »
Mar-31-2011 | más aquí »
Mar-30-2011 | más aquí »
Mar-29-2011 | más aquí »
Mar-29-2011 | más aquí »
Mar-28-2011 | más aquí »
Mar-28-2011 | más aquí »
---------------------------------------------------------------
Mar-28-2011 | más aquí »
Mar-26-2011 | más aquí »
Mar-24-2011 | más aquí »
Mar-22-2011 | más aquí »
Mar-22-2011 | más aquí »
Mar-20-2011 | más aquí »
Mar-18-2011 | más aquí »
Mar-18-2011 | más aquí »
Mar-17-2011 | más aquí »
Mar-15-2011 | más aquí »

0 comentarios:

Entrada destacada

¿No se crearon puestos de trabajo en los últimos 4 años?

Víctor Hugo transmitió en vivo. 9 de septiembre a las 8:50 · Facebook Mentions · Es #falso que en los últimos años no se creó #emple...

Blog Archive

Etiquetas