Lo que circula por los medios

23 de septiembre de 2011

Abbás alza ante la ONU la voz de Palestina


66ma. Asamblea General de Naciones Unidas (ONU)Autoridad Palestina entrega solicitud de ingreso a la ONU como Estado


23 de septiembre, 2011 - El presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, entregó hoy al Secretario General de la ONU la solicitud formal para que Palestina sea admitida como Estado miembro de las Naciones Unidas.
Ban Ki-moon verificó que Palestina satisface los requisitos para ser integrante de la Organización y se compromete a cumplir estrictamente todas las obligaciones contenidas en la Carta de Naciones Unidas.

De acuerdo con el protocolo, tras revisar la solicitud, Ban la turnó al Consejo de Seguridad, el órgano que debe dar el visto bueno a las candidaturas para que luego sean votadas por la Asamblea General.

El Consejo de Seguridad se reunirá el lunes 26 de diciembre para analizar formalmente la solicitud, según informó su presidente en turno, el embajor de Líbano, Nawaf Salam.
http://www.un.org/spanish/News/fullstorynews.asp?newsID=21855

***************
Discurso del Presidente de la Autoridad Nacional de Palestina en la ONU, Mahmoud Abbas - Abu Mazen -








*************************
Israel - Discurso del Primer Ministro Israelí, Benjamín Netanyahu en Naciones Unidas Benjamin Netanyahu



-------------------

EEUU
Presidente de Estados Unidos Barack Obama



*********
ver
Discurso de la Presidenta de la Nación en la ONU - 21 Sep
21 de septiembre de201166ª...(mas)




**********
MUNDO
Abás alza hoy ante la ONU la voz de Palestina

La Unión Europea busca aprovechar el vacío que deja Estados Unidos para forzar la vuelta a unas negociaciones de paz reales con Israel
23.09.11 - 00:29 - MERCEDES GALLEGO CORRESPONSAL | NUEVA YORK.

En Tuenti
-----------------------
MOMENTOS CLAVES
1947. La ONU aprueba la Resolución 181 para la partición de Palestina en dos estados, uno judío y otro árabe.
Mayo de 1948. Israel proclama su independencia y un día después cinco países árabes le declaran la guerra.
Guerra de los seis días. Los judíos capturan en 1967 la península del Sinaí, Gaza y Cisjordania y los Altos del Golán (Siria).
Acuerdos de Camp David. Egipto e Israel sellan la paz bajo los auspicios del presidente Jimmy Carter.
1982. El Ejército hebreo invade y se instala en Líbano durante 18 años para expulsar a los milicianos de la OLP.
Negociaciones de Oslo. Isaac Rabin y Yaser Arafat aparcan la discordia brevemente en 1993 con un memorable apretón de manos.

-------------------
Estados Unidos e Israel lo habían presentado como el fin del mundo, pero el episodio que esta semana ha dejado exhausta a la diplomacia internacional tenía previsto hoy un desenlace tan ordinario que puede decepcionar a muchos: El hombre de pelo blanco y traje gris que representa a la Autoridad Palestina, Mahmud Abás, entregará esta mañana una carta al secretario general de la ONU, dará un discurso en la Asamblea General y tomará un avión de vuelta a casa. La única sorpresa se la reserva su vecino e invasor israelí Benyamín Netanyahu, que ha prometido duras palabras. Nada que Abás no haya escuchado antes. El septuagenario presidente de un país sin Estado ha demostrado que llega por puro hartazgo a pedir el reconocimiento de la ONU que tanto asusta a Israel, y por tanto a EE UU, forzado a apoyar a su socio hebreo por la enorme influencia en el Congreso de los 'lobbies' judíos.
Los 30 años de frustradas negociaciones para alcanzar la paz en Oriente Próximo se leían en el rostro cansado de Abás, pero nada los traducía mejor que las palabras que captó un periodista de 'The New York Times' el martes por la noche en la recepción celebrada en la Biblioteca Morgan. Allí, un antiguo enviado de la ONU a Oriente Próximo, Terje Roed-Larsen, pidió audiencia al presidente palestino al que todo el mundo quería convencer de que no entregase hoy la petición de ingresar en la ONU.
«Esta noche los estadounidenses llenan mi agenda. Quieren que nos reunamos pero la verdad es que nosotros no», confesó Abás. «Y entonces, ¿por qué lo haces?», respondió el diplomático. «La verdad es que no lo sé. No estoy contento ni con los estadounidenses ni con los árabes. Estoy harto de toda esa gente y no sé lo que voy a hacer cuando vuelva». A sus 76 años, a Abás, que se siente «solo» y «traicionado», según desveló el expresidente israelí Simon Peres al rotativo, le toca cambiar de socios en el camino de la paz.
Frustración con Obama
El desencanto viene sobre todo de la frustración de las expectativas desatadas con la llegada de Barack Obama al poder. Por primera vez un presidente de EE UU convertía el conflicto palestino en prioridad al asumir el cargo. Obama nombró a un enviado de alto perfil, George Mitchell, lanzó un comprometido discurso en El Cairo y osó poner plazo al nacimiento del Estado palestino en esta misma ONU donde el miércoles calificó la petición palestina de «atajo» inútil. El líder israrelí había anticipado mejor que él el efecto del clima electoral que ya se vive en Washington. Los palestinos saben que durante el próximo año no podrán contar con EE UU. Por eso su única alternativa es levantarse por sí mismos.
«Esto no es un farol», repite una y otra vez el exministro palestino de Exteriores Nabeel Shaath. «Buscamos la aceptación total de la ONU» en el Consejo de Seguridad.
Mientras EE UU intenta evitar retratarse frente al mundo árabe en eso que los palestinos llaman «la hora de la verdad», la Unión Europea aprovecha el vacío negociador que deja. Durante meses, España ha alentado a la encargada europea de Política exterior, Catherine Ashton, a intensificar sus labores para trabar un consenso. No fue ella, ni siquiera el primer ministro británico, David Cameron, cuyo país tiene asiento permanente en el Consejo de Seguridad, los que anunciaron una solución a la crisis. Lo hizo la víspera Nicolas Sarkozy, que abogó por evitar la confrontación con EE UU en el Consejo de Seguridad para ir directamente a la Asamblea en busca de un estatus de observador permanente «transitorio», para formalizar negociaciones con Israel en un año. Por desgracia, Palestina ya ha escuchado esto otras veces, y de socios como Obama con más influencia sobre Israel.
Con la petición de Abás sobre la mesa de Ban Ki moon, que ha prometido agilizarla, se abre un periodo que puede durar semanas o meses. Es la última oportunidad para forzar unas negociaciones reales entre Israel y Palestina y para que la UE demuestre su liderazgo como mediador internacional. El problema es que todos parecen determinados a forzar un cambio de opinión palestino, más que una oferta real de Israel, cuya negativa a renovar la moratoria de nuevos asentamientos estancó las negociaciones el año pasado. Y por una vez los palestinos parecen dispuestos a ejercer su propia voz en el mundo.

http://www.elnortedecastilla.es/v/20110923/mundo/abas-alza-ante-palestina-20110923.html

**********************
Resoluciones adoptadas por la ONU sobre el conflicto palestino-israelí

Redacción Internacional, 22 sep (EFE).- Desde que Palestina fue dividida por Naciones Unidas en dos estados en 1947, uno judío y otro palestino, la ONU ha adoptado las siguientes resoluciones sobre este conflicto:


29 noviembre 1947.- Resolución 181 (Asamblea General).- Acepta, pese a la oposición de la Liga Árabe y de los palestinos, la creación de dos estados en el antiguo protectorado británico de Palestina, uno judío y uno árabe, con Jerusalén bajo mandato internacional.

11 diciembre 1948.- Resolución 194 (Asamblea General).- Establece que los refugiados tienen derecho a regresar a sus casas, ahora en territorio de Israel, o a recibir una compensación económica si no desean volver.

11 mayo 1949.- Resolución 273 (Asamblea General).- Israel es admitido como miembro de la ONU.

9 diciembre 1949.- Resolución 303.- "Jerusalén será administrada por las Naciones Unidas bajo un régimen internacional".

22 noviembre 1967.- Resolución 242 (Consejo de Seguridad). Pide la retirada de Israel de los territorios ocupados en la Guerra de los Seis Días y "el reconocimiento de la soberanía, integridad territorial e independencia política de todos los estados de la región y su derecho a vivir en paz".

19 diciembre 1968.- Resolución 2443 (Asamblea General). Exige que Israel "desista de destruir casas de civiles" en las áreas ocupadas y expresa su preocupación "por la violación de los derechos humanos".

22 octubre 1973.- Resolución 338 (Consejo de Seguridad) .- Llama a los participantes en la Guerra del Yom Kipur (Siria y Egipto atacaron a Israel) al cese del fuego y se cumpla la Resolución 242 del Consejo de Seguridad.

10 noviembre 1975.- Resolución 3379 (Asamblea General).- "El sionismo es una forma de racismo y de discriminación racial". Fue anulada el 17 de diciembre de 1991.

22 marzo 1979.- Resolución 446 (Consejo de Seguridad).- La política israelí de promover "asentamientos en los territorios palestinos y árabes ocupados no tienen validez legal y constituye un serio obstáculo" para la paz en Oriente Medio.

5 junio 1980.- Resolución 471 (Consejo de Seguridad).- Condena el atentado contra los alcaldes de Nablus, Ramallah y Al-Bireh y solicita la inmediata detención de los asesinos.

7 enero 1992.- Resolución 726 (Consejo de Seguridad).- Condena la deportación de doce palestinos por parte de Israel.

18 diciembre 1992.- Resolución 799 (Consejo de Seguridad).- Condena la deportación de cientos de civiles palestinos y exige su "inmediato retorno".

19 marzo 1994.- Resolución 904 (Consejo de Seguridad).- Condena la matanza de 29 palestinos en la mezquita de Hebrón y exige presencia internacional en Cisjordania y Gaza para proteger a los palestinos.

13 marzo 1997.- Resolución 51/223 (Asamblea General). Exhorta a Israel a no construir asentamientos en los territorios ocupados, especialmente en Jerusalén.

9 febrero 1999.- Resolución 10/6 (Asamblea General).- Condena el el incumplimiento por parte de Israel de las resoluciones de la ONU y pide el cese de los asentamientos.

12 marzo 2002 .- Resolución 1397 (Consejo de Seguridad).- Apoya "el concepto de una región en que dos Estados, Israel y Palestina, vivan uno junto al otro dentro de fronteras seguras y reconocidas" y exige el cese de la violencia.

30 marzo 2002.- Resolución 1402 (Consejo de Seguridad).- Pide a Israel la retirada de las ciudades palestinas, incluida Ramala, donde las oficinas de Arafat están siendo bombardeadas.

24 septiembre 2002.- Resolución 1435 (Consejo de Seguridad). Exige a Israel que acabe con el cerco a Arafat y que se retire a las posiciones anteriores a la segunda Intifada (28 septiembre 2000).

3 diciembre 2002.- La Asamblea General aprueba seis resoluciones: tres referentes a organismos creados por la ONU para aliviar la situación de los palestinos, una sobre Jerusalén, otra sobre los Altos del Golán y una última sobre la solución pacífica del conflicto.

15 abril 2003.- La Comisión de los Derechos Humanos de la ONU condena a Israel por violar los derechos humanos en los territorios ocupados y por la "restricción de movimientos" de Arafat.

19 septiembre 2003.- Resolución 10/12 (Asamblea general). Exige que cese la violencia y que Israel no deporte o amenace la integridad de Arafat.

21 octubre 2003.- Resolución 10/13 (Asamblea General). Pide a Israel eliminar el muro que construye en territorio palestino.

19 mayo 2004.- Resolución 1544 (Consejo de Seguridad).- Condena a Israel por las matanzas de los últimos días en Gaza.

21 julio 2004 .- Resolución 10/15 (Asamblea General).- Exige a Israel cumplir el dictamen que declara ilegal el muro.

9 enero 2009.- Resolución 1860 (Consejo de Seguridad).- Llama a Israel y Hamas a un alto el fuego en Gaza, a la retirada israelí y a la entrada sin impedimentos de ayuda humanitaria al territorio palestino.

16 octubre 2009.- El Consejo de Derechos Humanos condena a Israel y a Hamás por crímenes de guerra durante la ofensiva hebrea de diciembre de 2008 y enero de 2009 en Gaza.

26 febrero 2010.- La Asamblea General pide a Israel y a los palestinos que investiguen posible crímenes de guerra en Gaza, denunciados en 2009 por el informe Goldstone.

24 marzo 2010.- El Consejo de Derechos Humanos condena los asentamientos israelíes, aboga por la autodeterminación palestina y denuncia que Israel viola los derechos humanos en los territorios ocupados y en los Altos del Golán.

2 junio 2010.- El Consejo de Derechos Humanos condena a Israel por el ataque contra una flotilla humanitaria que se dirigía a Gaza.

http://feeds.univision.com/feeds/article/2011-09-22/resoluciones-adoptadas-por-la-onu?refPath=/noticias/ultimas-noticias/

----------------
29 noviembre 1947.- Resolución 181
http://daccess-dds-ny.un.org/doc/RESOLUTION/GEN/NR0/041/19/IMG/NR004119.pdf?OpenElement


-------
de wikipedia
La Organización de las Naciones Unidas nombró un Comité Especial para Palestina con la misión de resolver la disputa entre judíos y árabes de Palestina, la UNSCOP, compuesto por representantes de once países. Para garantizar la neutralidad de este comité, se decidió que ninguna de las grandes potencias estuviera representada. Después de varios meses de auditorías y encuestas sobre la situación en Palestina, la UNSCOP emitió un informe oficial el 31 de agosto de 1947. La mayoría de los países de la comisión (Canadá, Checoslovaquia, Guatemala, Holanda, Perú, Suecia y Uruguay) recomendó la creación de dos estados separados, uno árabe y otro judío, con Jerusalén bajo administración internacional. Australia se abstuvo, y el resto de los países de la comisión (India, Irány Yugoslavia) apoyó la creación de un único estado que incluyera ambos pueblos.

El 29 de noviembre de 1947, la Asamblea Plenaria de la ONU votó el plan de partición recomendado por la UNSCOP, siendo el resultado final de 33 votos a favor, 13 en contra y 10 abstenciones, a la vez que hizo ajustes en los límites propuestos entre los dos estados. La partición tendría efecto a partir de la retirada de los británicos. La resolución no contemplaba ninguna disposición para ejecutar el Plan, lo cual tuvo consencuencias a la larga, ya que no fue posible aplicarla. Los Estados Unidos y la Unión Soviética estuvieron entre quienes votaron en favor de la resolución.



Los 33 países (58%) que votaron a favor de la resolución 181 fueron: Australia, Bélgica, Bielorrusia, Bolivia, Brasil, Canadá, Checoslovaquia,Costa Rica, Dinamarca, República Dominicana, Ecuador, Estados Unidos, Filipinas, Francia, Guatemala, Haití, Holanda, Islandia, Liberia,Luxemburgo, Nueva Zelandia, Nicaragua, Noruega, Panamá, Paraguay, Perú, Polonia, Suecia, Sudáfrica, URSS, Ucrania, Uruguay yVenezuela.

Los 13 países (23%) que votaron contra la Resolución 181 fueron: Afganistán, Arabia Saudí, Cuba, Egipto, Grecia, India, Irán, Irak, Líbano,Pakistán, Siria, Turquía y Yemen.

Los países que se abstuvieron fueron 10 (el 18%): Argentina, Colombia, Chile, China, El Salvador, Etiopía, Honduras, México, Reino Unido yYugoslavia. Tailandia estuvo ausente en la sesión plenaria.

Entonces, cuando apenas había comenzado la descolonización de África, 57 estados eran miembros de las Naciones Unidas (actualmente son 193). El mayor bloque lo constituían los 20 estados latinoamericanos, seguido de los países árabes e islámicos (diez), los de Europa Occidental (ocho) y los comunistas (seis).

La mayoría (13) de los 20 países latinoamericanos votó a favor de la partición. Seis países se abstuvieron y solo uno (Cuba, bajo la presidencia de Ramón Grau San Martín) votó en contra.

Los diez países árabes o islámicos votaron unánimemente en contra.

Cinco estados comunistas votaron a favor de la partición, con la abstención de Yugoslavia.

***********************************************
actualización 24092011
Sábado, 24 de septiembre de 2011
Aplauso en la ONU para el Estado palestino


El anuncio del presidente de la AP, Mahmud Abbas, provocó el aplauso de pie de una amplia mayoría de las delegaciones, en el clímax de una sesión emocionante. El premier israelí rechazó el pedido de reconocimiento.


Por Fernando Cibeira
Desde Nueva York

Sólo el tiempo podrá determinar con exactitud cuánto de histórica tuvo la jornada de ayer en la Asamblea General de las Naciones Unidas. El presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, le presentó una solicitud al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, para que reconozca a Palestina como un Estado miembro de la comunidad internacional, de la que luego agitó una copia delante del plenario. El anuncio provocó el aplauso de pie de una amplia mayoría de las delegaciones, en el clímax de una sesión emocionante. “Después de 63 años de sufrimiento ya basta, ya basta, ya basta. Ha llegado el momento”, se pronunció Abbas. Dos oradores más tarde, el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, rechazó la posibilidad del reconocimiento hasta tener “acuerdos reales” para la seguridad de su país. El pedido palestino será analizado el lunes por el Consejo de Seguridad, donde Estados Unidos ya avisó que hará uso de su derecho a veto en caso de ser necesario. Con todo, un camino se abrió y hubo festejos en la Plaza Arafat de Ramalá.

En el aire había algo eléctrico, y no sólo por la tormenta que cayó durante todo el día en Nueva York. Hacía mucho tiempo que una Asamblea de las Naciones Unidas no debatía un tema con tanto acaloramiento como ocurrió durante esta semana por el reconocimiento del Estado palestino. Los dos grupos ya habían agotado su capacidad de lobby y llegaron a la jornada decisiva más o menos como se había previsto. Abbas decidió seguir adelante con su planteo, sin importar lo que sucediera. Sabía que tenía a su favor el número de apoyos, pero en contra el rechazo de los países desarrollados. Eso había quedado claro en el primer tramo de la Asamblea, con Dilma Rousseff y Cristina Kirchner en fervorosa defensa del reconocimiento palestino –“Vamos a contribuir a vivir en un mundo no solamente más seguro, sino también en un mundo más justo”, argumentó la Presidenta argentina–, mientras que Barack Obama y Nicolas Sarkozy se pronunciaron con igual determinación, pero en contra de la movida.

En la sala de prensa de la ONU se podía seguir a pantalla partida los movimientos del presidente palestino tras bambalinas, como si fuera una estrella de rock. Veterano de las guerrillas palestinas de los setenta con el nombre de Abu Mazen, Abbas debió haber imaginado varias veces una jornada como la de ayer que tal vez no culmine con éxito, pero que ya le permitió una gran ganancia simbólica. En un momento se lo vio saludando y luego sentado en una larga mesa con Ban Ki-moon. Parecía un saludo protocolar, pero después reveló que era el momento en que le entregaba la petición palestina.

Abbas

La Asamblea lo recibió a las 12.14 con una ovación, poniendo en evidencia de qué lado estaban la mayoría de las simpatías. En su mensaje, Abbas presentó a Israel como culpable de no cumplir con las resoluciones de las Naciones Unidas y de ser el responsable del fracaso de las negociaciones de paz. Además, lo acusó de nunca abandonar la política de asentamientos en sus territorios destruyendo el modo de vida de los palestinos. “El gobierno de Israel sigue confiscando la tierra de los palestinos a través de los asentamientos y acelerando la construcción del muro. Continúa con sus agresiones en la Franja de Gaza”, lanzó. Aunque aclaró que su objetivo no era “aislar ni deslegitimar” a Israel, sino la acción de sus colonos y, en cambio, legitimar a los palestinos.

Abbas hizo un largo repaso de los padecimientos de su pueblo. “Redadas, detenciones, matanzas en los puestos de control”, detalló. Entonces, con timing del buen orador que dosifica el suspenso, hizo el anuncio de que ya había presentado al secretario general de las Naciones el pedido para que el Estado palestino sea reconocido con las fronteras que tenía al 4 de junio de 1967 y capital en Jerusalén, a la que llamó por su nombre árabe, Quds Al Sharif.

“Este es el momento de la verdad, y mi pueblo está esperando escuchar la respuesta del mundo. Somos el último pueblo en estar ocupado. ¿Permitirá el mundo a Israel estar por encima de la ley? ¿Es esto aceptable?”, se preguntó. “No creo que nadie que tenga conciencia pueda rechazar nuestra petición de ser miembros libres en las Naciones Unidas y que se nos acepte como un Estado independiente.” En el tramo final de su discurso de poco más de media hora, Abbas fue varias veces interrumpido por aplausos. “Es hora de que el pueblo palestino consiga su libertad y sus derechos. Ha llegado la hora de la primavera palestina, de la independencia”, continuó.

En el cierre, el presidente palestino citó a un poeta árabe. “Tenemos una sola meta, el ser, y así será”, culminó, con otra ovación de varios segundos de fondo.

Netanyahu

Las razones del orden de la lista de oradores de la Asamblea nunca están del todo claras, obedecen a distintas variables. La cuestión es que no había pasado ni una hora del discurso de Abbas cuando el premier israelí ya estaba en el estrado para responderle. Los estilos fueron bien diferentes. Abbas habló en árabe y con emoción. Netanyahu lo hizo en su fluido inglés americano, aprendido durante sus años de educación en Estados Unidos. A veces acodado sobre el atril, parecía un avezado político norteamericano. Incluso por su por momentos feroz tono irónico, ausente en el mensaje de Abbas.

Como cuando arrancó y dijo ser consciente de que Israel no tenía una buena imagen en las Naciones Unidas dado que había recibido en ese ámbito más condenas que el resto de las naciones juntas. Concluyó que esa “mayoría automática” podía decidir cualquier cosa. Puso como ejemplos que en algún momento la Libia de Muammar Khadafi presidió la Comisión de Derechos Humanos y la Irak de Saddam Hussein, la de Desarme. “Es la parte desafortunada de la ONU”, disparó.

Tanto Abbas como Netanyahu mantuvieron las formas durante sus discursos, hablando siempre a favor de un eventual diálogo entre ambos y tendiendo la mano hacia su rival. Sin embargo, durante la mañana, la representación diplomática israelí en las Naciones Unidas había difundido por Twitter y otros medios un supuesto discurso privado de Abbas en el que aseguraba que nunca reconocería “al Estado judío de Israel”, aun cuando Palestina obtuviera su reconocimiento.

La estrategia de Netanyahu fue presentar a Israel como la única democracia de Medio Oriente, una solitaria contención en una región de islamistas radicales. “No vine a buscar aplausos, vine a hablar con la verdad”, tiró, dolido por las ovaciones que Abbas había recibido unos minutos antes. “La paz debe basarse en acuerdos de seguridad, no debe salir por resoluciones de las Naciones Unidas. Los palestinos quieren un Estado sin paz, ustedes no pueden dejar que esto suceda”, siguió.

Dijo que era falso el argumento de Abbas de que el avance de los asentamientos era el motor del conflicto. Primero, porque el conflicto era previo a que comenzaran los asentamientos. Segundo, porque Israel se había retirado del sur del Líbano y de Gaza y la violencia había seguido. Más ironías: “Abbas dijo que los palestinos sólo están armados de esperanzas y sueños, pero no mencionó las diez mil armas y proyectiles que les proporciona Irán”. En otro tramo sostuvo “que la Primavera Arabe no se transforme en el invierno iraní”.

Netanyahu argumentó que Abbas ni siquiera pudo imponer la paz en Gaza, así que difícilmente pueda garantizarla a Israel. “No hay paz, hay guerra. Tenemos a Irán, que ha abatido a la Autoridad Palestina allí, a través de su satélite, Hamas”, definió. Concluyó que nadie querría tener el peligro tan cerca de sus familias. Por eso propone que “los palestinos deben conseguir la paz con Israel antes de conseguir su estado, después no lo vamos a poder hacer. Cuando haya paz, seremos el primer país en reconocer aquí a Palestina como Estado independiente”. Y le propuso a Abbas sentarse a negociar ayer mismo, en el edificio de las Naciones Unidas.

Con sus propuestas dialoguistas de cierre, Netanyahu también consiguió una despedida digna con una buena cantidad de aplausos.

http://www.pagina12.com.ar/diario/elmundo/4-177481-2011-09-24.html

*********
http://gadebate.un.org/sites/default/files/gastatements/66/PS_en.pdf

***********

Sábado, 24 de septiembre de 2011
EL MUNDO › MILES DE PALESTINOS SE MANIFESTARON CON ORGULLO EN CISJORDANIA
“El día más feliz de mi vida”


Los cantos y la alegría se hicieron más potentes cuando los hombres de la tribuna fueron diciendo uno tras otro los nombres de los países que respaldan el Estado palestino. Corearon el nombre de Abbas en Plaza Arafat.


Por Eduardo Febbro
Desde Jerusalén y Ramalá

A veces la historia atraviesa las entrañas, es música y color, banderas y cantos y el poema de Mahmud Darwich que el locutor de la Plaza Al Manara va recitando mientras la multitud palestina que vino a escuchar a Mahmud Abbas plantear ante la ONU el reconocimiento del Estado palestino celebra esas palabras hechas de amor y de aliento: “He nacido aquí, y mi sueño es morir aquí”. Después los cantos y la alegría se hicieron más potentes cuando los hombres de la tribuna fueron diciendo uno tras otro los nombres de los países que respaldan el Estado palestino. Delante, los organizadores de la concentración realizada en la plaza central de Ramalá habían puesto las frases más significativas pronunciadas por los líderes mundiales en Naciones Unidas. La de la Presidenta argentina decía: “Con Palestina como Estado 194 de la ONU el mundo será más seguro y más justo”. La Autoridad Palestina quiso evitar los disturbios, pero los muchachos salieron igual por las inmediaciones del Chek Point de Kalandia a jugar a los piedrazos con los soldados, que les respondían desde adentro del muro. Escenas repetidas, desproporcionadas, en la historia de estos dos pueblos: jóvenes con hondas y piedras, soldados entrenados y con armas modernas.

El viernes empezó con prohibiciones. Por la calle central de Jerusalén, Jaffa Street, un grupo de israelíes manifestaba libremente en bicicleta contra la circulación de los autos. Seiscientos metros más abajo los árabes tenían el paso restringido al núcleo más denso de la Ciudad Vieja, la Explanada de las Mezquitas. Israel desplegó cerca de 22.000 hombres para garantizar la seguridad. Entre la puerta de Herodes y la de Damasco, al igual que en los otros accesos a la Ciudad Vieja, los palestinos, hombres menores de 50 años, tenían la entrada prohibida. “Ellos controlan mi destino y mi libertad cuando les da la gana”, decía con rabia Hamad, un habitante de Jerusalén Oriental. “Pero no importa –agregó después–, nadie nos sacará el orgullo de vivir este día.” El orgullo y la emoción salían de los miles de palestinos reunidos en Ramalá. “Este es el día más feliz de mi vida”, decía un miembro de la Autoridad Palestina que no hacía más que agradecer a la Argentina por su posición pública y por haber sido un Estado que osó abrir en Ramalá una representación diplomática, es decir en un territorio que no es un Estado reconocido. Hace años y años que no se los veía a los palestinos tan felices y llenos de orgullo, haciendo cuerpo con su presidente. No somos ilusos. “Sabemos que esto es sólo un comienzo, un paso corto en una historia muy larga, pero no es un paso vacío, no es un paso violento, es un paso que nos legitimiza, que nos hace visibles a los ojos del mundo, un paso que vino desde arriba para darnos dignidad a los de abajo”, decía Nabil, otro palestino de la Plaza Al Manara. Ojos llenos de lágrimas, negros, profundos, ojos que olvidaron en un instante las humillaciones sufridas. Había venido con las llaves de la casa en la que antes vivían sus abuelos, expulsados de sus tierras por la ocupación israelí. Sólo le había quedado eso, pero saltaba como un niño con las llaves en la mano.

El oficialismo evidente de los festejos de Al Manara, rebautizada Plaza Arafat, no empañó la autenticidad de las expresiones de alegría. El llamado “día de la verdad” fue paradójico. La gente terminó coreando el nombre de su presidente, Mahmud Abbas, pero este dirigente seco, sin encantos ni demasiado carisma, también arrastra un déficit de legitimidad democrática sustancial. Ayer subió al cielo del reconocimiento. Junto al nombre de Arafat, los palestinos gritaron el suyo. Hazaña de un instante que aún no despeja el camino de la paz ni tampoco el duro trabajo de la reconciliación interpalestina entre las dirigencias de Cisjordania y la del territorio de Gaza, controlado por los fundamentalistas de Hamas. Hamas se opone a todo, empezando por el pedido de reconocimiento del Estado palestino en Naciones Unidas y terminando por la misma existencia de Israel. Hamas en Cisjordania casi no existe. La policía secreta palestina tiene a los islamistas en camisa de fuerza, no los deja ni hablar ni existir. Mahmud Abbas y el primer ministro de Gaza, Ismail Haniyé, están separados por un abismo, que no sólo es político, sino también territorial: Gaza queda al lado opuesto de Cisjordania. Hay dos Palestinas y queda unirlas.

Pero la ilusión de una tierra reconocida, el espacio que de pronto ocupó el tema palestino en la comunidad internacional, la mayoría abrumadora de países que apoyan el Estado palestino, todo eso dejó una sensación de amanecer nuevo, de perspectiva tangible. Orgullo y alegría sin engaños, alegría lúcida, como las palabras de Mahmud Anhel, un comerciante palestino de 50 años que saltaba y cantaba con su mujer y sus hijos en la Plaza Arafat: “Qué más podemos hacer, teníamos el futuro taponado y de pronto surgió esto, casi nuestra única solución. Es emocionante e importante. Admito y admitimos que tal vez nos espere el fracaso, pero esto es nuevo como el agua fresca, nuevo y distinto”. Qais Abu, otro palestino de la plaza, más joven y combativo, decía, con una bandera palestina en la mano y un retrato de Mahmud Abbas en la otra: “¿Sabe qué? El mundo se ha dado cuenta de una cosa con esto de la ONU. Todos hablan y hablan en Nueva York de libertad, libertad de aquí, libertad de acá, pero el único pueblo que no la tiene es el nuestro, porque vivimos bajo la ocupación. Si eso queda claro desde ahora, habremos ganado un siglo de reconocimiento sin disparar un solo tiro”. Es tarde ya. Ahora Jerusalén Oriental también festeja, más allá de la medianoche. Autos con frondosas banderas palestinas circulan por la ciudad, en la arteria que bordea la Ciudad Vieja. El mismo grito se repite de auto en auto, como un eco anidado en el corazón de la noche de Jerusalén Oriental: “Palestina libre”. Un sueño. Una esperanza. Una condición para, al fin, vivir en paz

http://www.pagina12.com.ar/diario/elmundo/4-177482-2011-09-24.html

------------------------------------------------------------------
ONU
¿Qué es el Consejo de Seguridad?
La Carta, que es un tratado internacional, obliga a los Estados Miembros a solucionar sus conflictos por medios pacíficos, a fin de no poner en peligro la paz y la seguiridad internacionales. Esto significa que deben abstenerse de la amenaza o el uso de la fuerza contra todo otro Estado y que pueden someter cualquier controversia al Consejo de Seguridad.

El órgano de las Naciones Unidas cuya responsabilidad primordial es el mantenimiento de la paz y la seguridad es el Consejo de Seguridad. Conforme a la Carta, los Estados Miembros están obligados a aceptar y cumplir las decisiones del Consejo. Aunque las recomendaciones de otros órganos de las Naciones Unidas no tienen el carácter obligatorio de las decisiones del Consejo, pueden influir en determinadas situaciones, ya que reflejan la opinión de la comunidad internacional.

Cuando se le presenta una controversia, la primera medida del Consejo es generalmente recomendar a las partes que lleguen a un acuerdo por medios pacíficos. En algunos casos, el propio Consejo emprende actividades de investigación y mediación. También puede establecer los principios para el arreglo pacífico y nombrar representantes especiales o pedirle al Secretario General que use sus buenos oficios.

Cuando una controversia conduce a las hostilidades, la preocupación principal del Consejo es ponerle fin a éstas lo antes posible. Para prevenir la ampliación de las hostilidades, el Consejo puede establecer directrices de cesación del fuego. En apoyo del procesco de paz, el Consejo puede desplegar observadores militares o una fuerza de mantenimiento de la paz en una zona de conflicto.

Conforme al Capítulo VII de la Carta, el Consejo tiene el poder de tomar medidas para hacer cumplir sus decisiones. Puede imponer embargos o sanciones económicas, o autorizar el uso de la fuerza para hacer cumplir los mandatos.

En algunos casos, el Consejo ha autorizado, conforme al Capítulo VII, el uso de la fuerza militar por una coalición de Estados Miembros o por una organización o agrupación regional. Sin embargo, el Consejo toma tales medidas sólo como último recurso, cuando se han agotado las vías pacíficas para el arreglo de la controversia y luego de determinar que existe una amenaza a la paz, una violación de la paz o un acto de agresión.

Conforme también al Capítulo VII, el Consejo ha establecido tribunales penales internacionales para enjuiciar a personas acusadas de violaciones graves del derecho humanitario internacional, incluido el genocidio.

Conforme a la Carta, el Consejo de Seguridad tiene la responsabilidad primordial de mantener la paz y la seguridad internacionales.

El Consejo tiene 15 miembros: cinco permanentes y 10 electos por la Asamblea General por períodos de dos años. Los miembros permanentes son China, los Estados Unidos, la Federación de Rusia **, Francia y el Reino Unido.

Cada miembro del Consejo tiene un voto. Las decisiones sobre cuestiones de procedimiento se toman por voto afirmativo de, por lo menos, nueve de los 15 miembros. Las tocantes a cuestiones de fondo también requieren nueve votos afirmativos, pero éstos tienen que incluir los de los cinco miembros permanentes. Ésta es la regla de la "unanimidad de las grandes potencias" o, como se dice a menudo, el poder de "veto".

Si un miembro permanente no está de acuerdo con su decisión, puede emitir un voto negativo, el cual tiene poder de veto. Cada uno de los cinco miembros permanentes ha ejercido su poder de veto en alguna oportunidad. Si un miembro permanente no apoya una decisión pero no quiere bloquearla con su veto, se puede abstener en la votación.

De acuerdo con la Carta, todos los Miembros de las Naciones Unidas convienen en aceptar y cumplir las decisiones del Consejo de Seguridad. Éste es el único órgano de las Naciones Unidas cuyas decisiones los Estados Miembros, conforme a la Carta, están obligados a cumplir. Los demás órganos de las Naciones Unidas hacen recomendaciones.

La Presidencia del Consejo rota mensualmente, según el listado de los Estados Miembros del Consejo de Seguridad en el orden alfabético inglés de sus nombres.

http://www.un.org/spanish/docs/sc/unsc_infobasica.html

-----------------------------


Transcripción completa DISCURSOS


ISRAEL
Gracias, Sr. Presidente.

Damas y caballeros, Israel ha extendido su mano en paz desde el momento en que fue establecida 63 años atras. En nombre de Israel y el pueblo judio, yo extiendo esa mano nuevamente hoy. Yo la extiendo al pueblo de Egipto y Jordania, con renovada amistad para vecinos con quienes hemos hecho la paz. Yo la extiendo al pueblo de Turquia, con respeto y buena voluntad. Yo la extiendo al pueblo de Libia y Tunez, con admiracion por aquellos que estan intentando construir un futuro democratico. Yo la extiendo a los otros pueblos del Norte de Africa y la Peninsula Arabiga, con quienes queremos forjar un nuevo comienzo. Yo la extiendo al pueblo de Siria, Libano e Iran, con sobrecogimiento por la valentia de aquellos combatiendo la brutal represion.
Pero muy especialmente, yo extiendo mi mano al pueblo palestino, con quienes buscamos una paz justa y duradera.

Damas y caballeros, en Israel nuestra esperanza por la paz nunca se desvanece. Nuestros cientificos, doctores e innovadores aplican su genio para mejorar el mundo de mañana. Nuestros artistas, nuestros escritores, enriquecen el legado de la humanidad. Ahora, yo se que esta no es exactamente la imagen de Israel que es a menudo retratada en esta sala. Despues de todo, fue aqui en 1975 que el antiguo anhelo de mi pueblo por restaurar nuestra vida nacional en nuestra antigua patria biblica — fue entonces que esto fue nombrado vergonzosamente como racismo. Y fue aqui en 1980, justo aqui, que el historico acuerdo de paz entre Israel y Egipto no fue elogiado; fue denunciado! Y es aqui, año tras año que Israel es injustamente señalada para condena. Es acusada para condena mas a menudo que todas las naciones del mundo combinadas. Veintiuna de las 27 resoluciones de la Asamblea General condenan a Israel — la unica democracia verdadera en el Medio Oriente.

Bueno, esta es una parte desafortunada de la institucion ONU. Es el teatro del absurdo. No solamente muestra a Israel como el villano; a menudo muestra a villanos reales en importantes roles: la Libia de Gadhafi presidio la Comision de Derechos Humanos de la ONU; el Irak de Saddam encabezo el Comite de la ONU sobre Desarme. Ustedes podrian decir: Eso es el pasado. Bueno, quie esta lo que esta sucediendo ahora — precisamente ahora, hoy, el Libano controlado por Hezbollah ahora preside el Consejo de Seguridad de la ONU. Esto significa, en efecto, que una organizacion terrorista preside el organismo al que le es confiado garantizar la seguridad del mundo.

Ustedes no podrian inventar algo asi.

Entonces aqui en la ONU, las mayorias automaticas pueden decidir cualquier cosa. Ellas pueden decidir que el sol se ponga en el occidente. Pero ellas tambien pueden decidir — ellas han decidido — que el Muro Occidental en Jerusalem, el lugar mas santo del Judaismo, es territorio palestino ocupado.

Y aun aqui en la Asamblea General, la verdad puede a veces abrirse paso. En 1984 cuando yo fui nombrado embajador de Israel ante las Naciones Unidas, yo visite al Gran Rabino de Lubavich. El me dijo — y damas y caballeros, yo no quiero que ninguno de ustedes sea ofendido debido a la experiencia personal de servir aqui, yo se que hay muchos hombres y mujeres honorables, muchas personas capaces y decentes, sirviendo aqui a sus naciones — Pero aqui esta lo que me dijo el Rebbe. El me dijo, tu estaras sirviendo en una casa de muchas mentiras. Y luego el dijo, recuerda que incluso en el lugar mas oscuro, la luz de una unica vela puede ser vista lejos y clara.

Hoy yo espero que la luz de la verdad brille, aunque sea solo por unos pocos minutos, en una sala que durante mucho tiempo ha sido un lugar de oscuridad para mi pais. Entonces como Primer Ministro de Israel, yo no vine aqui para ganar aplausos. Yo vine aqui para hablar la verdad. La verdad es — la verdad es que Israel quiere paz. La verdad es que yo quiero paz. La verdad es que en el Medio Oriente en todos los tiempos, pero especialmente durante estos dias turbulentos, la paz debe estar anclada en la seguridad. La verdad es que nosotros no podemos alcanzar la paz a traves de resoluciones de la ONU, sino solo a traves de negociaciones directas entre las partes. La verdad es que hasta ahora los palestinos se han rehusado a negociar. La verdad es que Israel quiere la paz con un estado palestino, pero los palestinos quieren un estado sin paz. Y la verdades que ustedes no deben permitir que eso suceda.

Damas y caballeros, cuando yo vine por primera vez aqui 27 años atras, el mundo estaba dividido entre Oriente y Occidente. Desde entonces termino la Guerra Fria, grandes civilizaciones han ascendido de siglos de sopor, cientos de millones han sido sacados de la pobreza, incontables mas van a seguir, y lo destacable es que hasta ahora este monumental cambio historico ha ocurrido en gran parte en forma pacifica. Pero una malignidad esta ahora creciendo entre Oriente y Occidente que amenaza a la paz de todos. Busca no liberar sino esclavizar, no construir sino destruir. Esa malignidad es el Islam militante. Se envuelve en el manto de una gran fe, pero asesina a judios, cristianos y musulmanes por igual con implacable imparcialidad. El ataque del 11 de septiembre mato a miles de americanos, y dejo las torres gemelas en ruinas ardientes. Anoche yo deposite una ofrenda floral en el monumento al 11/S. Fue profundamente conmovedor. Pero cuando yo estaba yendo alli, una cosa se repetia en mi mente: las atroces palabras del presidente de Iran en este podio ayer. El dio a entender que el 11/S fue una conspiracion americana. Algunos de ustedes abandonaron esta sala. Todos ustedes debieron haberlo hecho.

Desde el 11/S, los militantes islamistas masacraron a otros incontables inocentes — en Londres y Madrid, en Bagdad y Mombai, en Tel Aviv y Jerusalem, en cada parte de Israel. Yo creo que el peligro mas grande que enfrenta nuestro mundo es que este fanatismo se arme con armas nucleares. Y esto es precisamente lo que esta intentando hacer Iran.
Pueden ustedes imaginar a ese hombre que despotrico aqui ayer — pueden imaginarlo armado con armas nucleares? La comunidad internacional debe detener a Iran antes que sea demasiado tarde. Si Iran no es detenido, nosotros enfrentaremos el espectro del terrorismo nuclear, y la Primavera Arabe podria pronto convertirse en un Invierno Irani.

Eso seria una tragedia. Millones de arabes han tomado las calles para reemplazar tirania con libertad, y nadie se beneficiaria mas que Israel si aquellos comprometidos con la libertad y la paz prevalecieran.

Esta es mi ferviente esperanza. Pero como el Primer Ministro de Israel, yo no puedo arriesgar el futuro del estado judio bajo ilusiones. Los lideres debemos ver la realidad como es, no como debe ser. Nosotros debemos hacer lo mejor que podamos para formar el futuro, pero nosotros no podemos hacer desaparecer con solo desearlo los peligros del presente. Y el mundo alrededor de los israelies se esta volviendo definitivamente mas peligroso. El Islam militante ya ha tomado el poder en Libano y Gaza. Esta determinado a despedazar los tratados de paz entre Israel y Egipto y entre Israel y Jordania. Ha envenenado muchas mentes arabes contra los judios e Israel, contra America y el Occidente. Se opone no a las politicas de Israel sino a la existencia de Israel.

Ahora, algunos argumentan que la difusion del Islam militante, especialmente en estos tiempos turbulentos — si ustedes quieren retrasarlo, ellos argumentan, Israel debe apresurarse a hacer concesiones, ha asumir compromisos territoriales. Y esta teoria suena simple. Basicamente es asi: Abandonen el territorio, y la paz sera promovida. Los moderados seran fortalecidos, los radicales seran mantenidos a raya. Y no se preocupen por los fastidiosos detalles de como se defendera Israel de hecho; las tropas internacionales haran el trabajo.
Estas personas me dicen constantemente: Solo haz una oferta amplia, y todo funcionara.

Ustedes saben, hay solo un problema con esa teoria. Nosotros la hemos intentado y no ha funcionado. En el año 2000 Israel hizo una oferta de paz amplia que reunia practicamente todas las exigencias palestinas. Arafat la rechazo. Los palestinos entonces lanzaron un ataque terrorista que se cobro mil vidas israelies.

El Primer Ministro Olmert luego hizo una oferta aun mas amplia, en el año 2008. El Presidente Abbas ni siquiera respondio a ella.

Pero Israel hizo mas que solo hacer ofertas amplias. Nosotros realmente abandonamos territorio. Nosotros nos retiramos de Libano en el 2000 y de cada pulgada cuadrada de Gaza en el 2005. Eso no calmo a la tormenta islamica, la tormenta islamica militante que nos amenaza. Solo acerco mas la tormenta y la hizo mas fuerte.

Hezbollah y Hamas dispararon miles de cohetes contra nuestras ciudades desde los mismos territorios que nosotros evacuamos. Vean, cuando Israel dejo Libano y Gaza, los moderados no derrotaron a los radicales, los moderados fueron devorados por los radicales. Y yo lamento decir que las tropas internacionales como la UNIFIL en Libano y la EUBAM en Gaza no detuvieron a los radicales para que no ataquen Israel.

Nosotros dejamos Gaza esperando paz.

Nosotros no congelamos los asentamientos en Gaza, nosotros los arrancamos. Nosotros hicimos exactamente lo que la teoria dice: Salgan, regresen a las fronteras de 1967, desmantelen los asentamientos.

Y yo no creo que la gente recuerde cuan lejos fuimos para lograr esto. Nosotros arrancamos a miles de personas de sus hogares. Nosotros quitamos a los niños de — fuera de sus escuelas y sus jardines de infantes. Nosotros arrasamos las sinagogas. Nosotros incluso — nosotros incluso mudamos a los seres amados de sus tumbas. Y luego, habiendo hecho todo eso, nosotros dimos las llaves de Gaza al Presidente Abbas.

Ahora la teoria dice que todo debe funcionar, y el Presidente Abbas y la Autoridad Palestina ahora podrian construir un estado pacifico en Gaza. Ustedes pueden recordar que el mundo entero aplaudio. Ellos aplaudieron nuestra retirada como un acto de gran estadismo. Fue un atrevido acto de paz.

Entonces yo quiero preguntarles. Alguno de ustedes — alguno de ustedes traeria el peligro tan cerca de sus ciudades, de sus familias? Actuarian ustedes tan temerariamente con las vidas de sus ciudadanos? Los israelies estamos preparados para tener un estado palestino en Cisjordania, pero nosotros no estamos preparados para tener otra Gaza alli. Y ese es el motivo por el cuan necesitamos tener acuerdos de seguridad reales, los cuales los palestinos simplemente se rehusan a negociar con nosotros.

Los israelies recordamos las amargas lecciones de Gaza. Muchos de los criticos de Israel las ignoran. Ellos aconsejan en forma irresponsable a Israel que ande este mismo peligroso camino nuevamente. Ustedes leen lo que estas personas dicen y es como si nada hubiera sucedido — solo repitiendo el mismo consejo, las mismas formulas como si nada de esto sucedio.
Y estos criticos continuan presionando a Israel para que haga concesiones de gran alcance sin asegurar primero la seguridad de Israel. Ellos elogian a aquellos que alimentan inconscientemente al insaciable cocodrilo del Islam militante como audaces estadistas. Ellos caracterizan como enemigos de la paz a aquellos de nosotros que insistimos en que primero tenemos que erigir una fuerte barrera para mantener fuera al cocodrilo, o muy al menos atascar una barra de hierro entre sus fauces abiertas.

Entonces frente a las etiquetas y los libelos, Israel debe elegir el mejor consejo. Mejor una mala prensa que un buen elogio, y mejor aun esria una prensa justa cuyo sentido de la historia se extienda mas alla del desayuno, y la cual reconozca las legitimas preocupaciones de seguridad de Israel.

Yo creo que en negociaciones de paz serias, estas necesidades y preocupaciones pueden ser apropiadamente encaradas, pero ellas no seran encaradas sin negociaciones. Y las necesidades son muchas, debido a que Israel es un pais tan pequeño. Sin Judea y Samaria, Cisjordania, Israel es toda de 9 millas de ancho.

Yo quiero ponerlo en perspectiva para ustedes, debido a que todos ustedes estan en la ciudad. Eso es unos dos tercios de la longitud de Manhattan. Es la distancia entre Battery Park y la Universidad de Columbia. Y no se olviden que la gente que vive en Brooklyn y New Jersey es considerablemente mas amable que algunos de los vecinos de Israel.

Entonces como ustedes — como protegen ustedes tan pequeño pais, rodeado por gente juramentada en su destruccion y armada hasta los dientes por Iran? Obviamente ustedes no pueden defenderlo desde dentro de ese estrecho espacio unicamente. Israel necesita mayor profundidad estrategica, y ese es exactamente el motivo por el cual la Resolucion 242 del Consejo de Seguridad no requirio que Israel abandone todos los territorios que capturo en la Guerra de los Seis Dias. Hablo acerca de retirada de territorios, a fronteras seguras y defendibles. Y para defenderse, Israel debe por lo tanto mantener una presencia israeli a largo plazo en areas estrategicas criticas en Cisjordania.

Yo explique esto al Presidente Abbas. El respondio que si un estado palestino iba a ser un pais soberano, nunca podria aceptar tales arreglos. Por que no? America ha tenido tropas en Japon, Alemania y Corea del Sur por mas de medio siglo. Inglaterra ha tenido una base aerea en Chipre. Francia tiene fuerzas en tres naciones africanas independientes. Ninguno de estos estados afirma que ellos son paises no soberanos.

Y hay muchos otros temas vitales de seguridad que tambien deben ser encarados. Tomemos el tema del espacio aereo. Nuevamente, las pequeñas dimensiones de Israel crean enormes problemas de seguridad. America puede ser cruzada en avion en seis horas. Volar a traves de Israel lleva tres minutos. Entonces el pequeño espacio aereo de Israel va a ser cortado a la mitad y dado a un estado palestino que no esta en paz con Israel?

Nuestro principal aeropuerto internacional esta a unos pocos kilometros de distancia de Cisjordania. Sin paz, nuestros aviones se volveran blancos de misiles anti-aereos colocados en el estado palestino adyacente? Y como detendremos el contrabando dentro de Cisjordania? No es simplemente Cisjordania, son las montañas de Cisjordania. Dominan precisamente la planicie costera donde la mayoria de la poblacion de Israel se asienta. Como podriamos evitar el contrabando dentro de estas montañas de aquellos misiles que podrian ser disparados sobre nuestras ciudades?

Yo traigo estos problemas debido a que no son problemas teoricos. Ellos son muy reales. Y para los israelies, son temas de vida o muerte. Todas estas potenciales grietas en la seguridad de Israel deben ser selladas en un acuerdo de paz antes que sea declarado un estado palestino, no despues, debido a que si ustedes lo dejan para despues, ellas no seran selladas. Y estos problemas explotaran en nuestra cara y explotara la paz.

Los palestinos deben primero hacer la paz con Israel y luego obtener su estado. Pero yo tambien quiero decirles esto a ustedes. Despues que tal acuerdo de paz sea firmado, Israel no sera el ultimo pais en dar la bienvenida a un estado palestino como un nuevo miembro de las Naciones Unidas. Nosotros seremos el primero.

Y hay una cosa mas. Hamas ha estado violando el derecho internacional reteniendo a nuestro soldado Gilad Schalit cautivo durante cinco años. Ellos no le han dado ni siquiera una visita de la Cruz Roja. El es retenido en un calabozo, en la oscuridad, contra todas las normas internacionales. Gilad Schalit es el hijo de Aviva y Noam Schalit. El es el nieto de Zvi Schalit, quien escapo del Holocausto al venir a – en la decada de 1930 como un muchacho a la tierra de Israel. Gilad Schalit es el hijo de toda familia israeli. Toda nacion representada aqui debe exigir su liberacion inmediata. Si ustedes quieren aprobar una resolucion acerca del Medio Oriente hoy, esa es la resolucion que ustedes deben aprobar.

Damas y caballeros, el año pasado en la Universidad de Bar-Ilan en Israel, esta año en la Kneset y en el Congreso americano, yo articule mi vision para la paz en la cual un estado palestino desmilitarizado reconoce al estado judio. SI, EL ESTADO JUDIO. Despues de todo este es el organismo que reconocio al estado judio 64 años atras. Ahora, no piensan ustedes que es hora que los palestinos hagan lo mismo?

El estado judio de Israel siempre protegera los derechos de todas sus minorias, incluidos los mas de un millon de ciudadanos arabes de Israel. Yo desearia poder decir lo mismo acerca de un futuro estado palestino, porque como los funcionarios palestinos dejaron en claro el otro dia — de hecho, yo creo que ellos lo hicieron aqui mismo en New York — ellos dijeron que el estado palestino no permitira ningun judio en el. Ellos seran libres de judios — judenrein. Eso es limpieza etnica. Hay leyes hoy en Ramallah que hacen punible a traves de la muerte la venta de tierra a los judios. Eso es racismo. Y ustedes saben a que ley evoca esto.

Israel no tiene intenciones ni nada que se le parezca de cambiar el caracter democratico de nuestro estado. Nosotros solo no queremos que los palestinos intenten cambiar el caracter judio de nuestro estado. Nosotros queremos que renuncien — nosotros queremos que ellos renuncien a la fantasia de inundar a Israel con millones de palestinos.

El Presidente Abbas recien se paro aqui, y el dijo que el centro del conflicto israeli-palestino son los asentamientos. Bueno, eso es extraño. Nuestro conflicto ha estado durando durante — estuvo durando por casi medio siglo antes que hubiera un solo asentamiento en Cisjordania. Entonces si lo que el Presidente Abbas esta diciendo era cierto, entonces el — yo supongo que los asentamientos acerca de los que el esta hablando son Tel Aviv, Haifa, Jaffa, Be’er Sheva.

Quizas eso es lo que el quiso decir el otro dia cuando el dijo que Israel ha estado ocupando tierra palestina durante 63 años. El no dijo desde 1967; el dijo desde 1948. Yo espero que alguien se moleste en hacerle a el esta pregunta debido a que ilustra una simple verdad: El centro del conflicto no son los asentamientos. Los asentamientos son un resultado del conflicto.

Los asentamientos tienen que ser — es un tema que tiene que ser encarado y resuelto en el curso de negociaciones. Pero el centro del conflicto siempre ha sido y desafortunadamente continua siendo el rechazo de los palestinos a reconocer un estado judio en cualquier frontera.
Yo pienso que es hora que la dirigencia palestina reconozca lo que todo lider internacional serio ha reconocido, desde Lord Balfour y Lloyd George en 1917, al Presidente Truman en 1948, al Presidente Obama solo dos dias atras aqui mismo: Israel es el estado judio.
Presidente Abbas, deje de dar vueltas sobre este tema. Reconozca al estado judio, y haga la paz con nosotros. En tal paz genuina, Israel esta preparada para asumir dolorosos compromisos.

Nosotros creemos que los palestinos no deben ser ni los ciudadanos de Israel ni sus subditos.

Ellos deben vivir en un estado libre propio. Pero ellos deben estar listos, como nosotros, para el compromiso. Y nosotros sabremos que ellos estan listos para el compromiso y para la paz cuando ellos comiencen a tomar seriamente los requerimientos de seguridad de Israel y cuando ellos dejen de negar nuestra conexion historica con nuestra antigua patria.

Yo a menudo los escucho a ellos acusar a Israel de judaizar Jerusalem. Eso es como acusar a America de americanizar Washington, o a los ingleses de anglicizar Londres. Ustedes saben por que nosotros somos llamados “judios”? Porque venimos de Judea.

En mi oficina en Jerusalem, hay un – hay un sello antiguo. Es un anillo de sello de un funcionario judio de la epoca de la Biblia. El sello fue encontrado justo al lado del Muro Occidental, y se retrotrae a 2700 años atras, a la epoca del Rey Jizkiah. Ahora hay un nombre del funcionario inscripto en el anillo en Hebreo. Su nombre era Netanyahu. Ese es mi apellido.

Mi primer nombre, Benjamin, se retrotrae unos mil años antes a Benjamin — Binyamin — el hijo de Iacob, quien fue tambien conocido como Israel. Iacob y sus 12 hijos anduvieron estas mismas colinas de Judea y Samaria 4000 años atras, y ha habido continua presencia judia en la tierra desde entonces.

Y en cuanto a aquellos judios que fueron exiliados de nuestra tierra, ellos nunca dejaron de soñar con volver: los judios en España, en la vispera de su expulsion; los judios en Ucrania, huyendo de los pogroms; los judios luchando en el ghetto de Varsovia, mientas los nazis estaban rodeandolo. Ellos nunca dejaron de rezar, ellos nunca dejaron de anhelar. Ellos susurraron: El año proximo en Jerusalem. El año proximo en la tierra prometida.
Como el Primer Ministro de Israel, yo hablo por unas cien generaciones de judios que estuvieron dispersados a traves de las tierras, que sufrieron cada mal bajo el sol, pero que nunca renunciaron a la esperanza de restablecer su vida nacional en el unico y solo estado judio. Damas y caballeros, yo continuo esperando que el Presidente Abbas sea mi socio en la paz. Yo he trabajado duro para promover esa paz. El dia que asumi el cargo, yo pedi negociaciones directas sin precondiciones. El Presidente Abbas no respondio. Yo delinee una vision de paz de dos estados para dos pueblos. El aún no respondio. Yo quite cientos de barricadas y puestos de control, para facilitar la libertad de movimientos en las zonas palestinas; esto facilito un fantastico crecimiento en la economia palestina. Pero nuevamente — ninguna respuesta. Yo tome el paso sin precedentes de congelar las nuevas construcciones en los asentamientos durante 10 meses. Ningun primer ministro hizo eso antes, jamas. Una vez mas — ustedes aplauden, pero no hubo respuesta. Ninguna respuesta.

En los ultimos meses, funcionarios americanos han promovido ideas para recomenzar las conversaciones de paz. Hubo cosas en aquellas ideas acerca de fronteras que no me gustaron. Hubo cosas alli acerca del estado judio que yo estoy seguro que a los palestinos no les gustaron.

Pero con todas mis reservas, yo estuve dispuesto a avanzar sobre estas ideas americanas.

Presidente Abbas, por que usted no se une a mi? Nosotros tenemos que dejar de negociar acerca de las negociaciones. Sigamos simplemente adelante con ello. Negociemos la paz.
Yo pase años defendiendo a Israel en el campo de batalla. Yo pase decadas defendiendo a Israel en el tribunal de la opinion publica. Presidente Abbas, usted ha dedicado su vida a promover la causa palestina. Debe este conflicto continuar por generaciones, o podremos nosotros, nuestros hijos y nuestros nietos hablar en los años por delante acerca de como nosotros encontramos una forma de terminarlo? A eso debemos apuntar, y eso es lo que yo creo que nosotros podemos conseguir.

En dos años y medio, nosotros nos reunimos en Jerusalem solo una vez, aun cuando mi puerta ha estado siempre abierta para usted. Si usted lo desea, yo ire a Ramallah. De hecho, yo tengo una sugerencia mejor. Ambos de nosotros hemos recien volado miles de millas a New York. Ahora estamos en la misma ciudad. Nosotros estamos en el mismo edificio. Entonces reunamonos aqui hoy en las Naciones Unidas. Quien esta alli para detenernos? Que hay alli que nos detenga? Si nosotros queremos genuinamente la paz, que hay alli que nos detenga de reunirnos hoy y comenzar las negociaciones de paz?

Y yo sugiero que nosotros hablemos abiertamente y honestamente. Escuchemonos uno al otro. Hagamos como decimos en el Medio Oriente: Hablemos “dugri”. Eso significa francamente. Yo le dire a usted mis necesidades y preocupaciones. Usted me dira las suyas. Y con la ayuda de Di-s encontraremos la base comun para la paz.

Hay un viejo refran arabe que dice que usted no puede aplaudir con una mano. Bueno, lo mismo ocurre con la paz. Yo no puedo hacer la paz solo. Yo no puedo hacer la paz sin usted.

Presidente Abbas, yo extiendo mi mano — la mano de Israel — en paz. Yo espero que usted agarre esa mano. Ambos de nosotros somos los hijos de Abraham. Mi pueblo lo llama Avraham. Su pueblo lo llama Ibrahim. Nosotros compartimos el mismo patriarca. Nosotros moramos en la misma tierra. Nuestros destinos estan entrelazados. Realicemos la vision de Isaias –(Isaias 9:1en Hebreo) — “El pueblo que camina en la oscuridad vera una gran luz.” Que esa luz sea la luz de la paz.

Fuente: Oficina del Primer Ministro del Estado de Israel, Binyamin Netanyahu-
Traducción de la transcripción: Marcela Lubczanski especialmente para el blog de OSA Filial Cordoba

http://blogs.hebreos.net/internetjudia/?p=564


-------------------

EEUU - OBAMA
Vie Sep 23 2011 (24 Elul, 5771)
Sr. Presidente, Sr. Secretario General, señores delegados, señoras y señores: Es un gran honor para mí estar aquí hoy. Me gustaría hablarles a ustedes sobre un tema que está en el corazón de las Naciones Unidas - la búsqueda de la paz en un mundo imperfecto.

Guerras y conflictos han estado con nosotros desde el comienzo de las civilizaciones. Pero en la primera parte del siglo XX, el progreso del armamento moderno condujo a la muerte en una escala asombrosa. Fue esta matanza la que obligó a los fundadores de este organismo a construir una institución que no sólo se centró en poner fin a una guerra, sino en evitar otras; una unión de estados soberanos que buscarían evitar conflictos, al mismo tiempo que tratar sus causas.

Ningún estadounidense hizo más para lograr este objetivo que el presidente Franklin Roosevelt. Él sabía que una victoria en la guerra no era suficiente. Como dijo en una de las primeras reuniones de la fundación de las Naciones Unidas, "Tenemos que hacer, no sólo la paz, sino una paz duradera".

Los hombres y mujeres que construyeron esta institución entendieron que la paz es más que simplemente la ausencia de guerra. Una paz duradera - para las naciones y los individuos - depende de un sentido de justicia y oportunidades, de dignidad y libertad. Depende de la lucha y el sacrificio, del compromiso y de un sentido de común humanidad.

Una delegada a la Conferencia de San Francisco, que llevó a la creación de las Naciones Unidas, lo dijo bien: "Mucha gente", dijo, "ha hablado como si todo lo que hay que hacer para lograr la paz es proclamar, en voz alta y frecuentemente, que amamos la paz y odiamos la guerra. Ahora hemos aprendido que no importa lo mucho que amemos la paz y odiemos la guerra, no podemos evitar que la guerra venga sobre nosotros, si hay convulsiones en otras partes del mundo".

El hecho es que la paz es difícil. Pero nuestros pueblos la demandan. Durante casi siete décadas, aún cuando las Naciones Unidas ayudaron a evitar una tercera guerra mundial, hemos vivimos en un mundo marcado por el conflicto y plagado por la pobreza. Aunque proclamamos nuestro amor por la paz y nuestro odio por la guerra, todavía hay convulsiones en nuestro mundo, que nos ponen a todos en peligro.

Asumí el cargo en un momento de dos guerras de Estados Unidos. Además, los extremistas violentos que, en primer lugar, nos llevaron a la guerra - Osama bin Laden y su organización al Qaeda - se mantuvieron en general. Hoy, hemos establecido una nueva dirección.

A fines de este año, la operación militar de Estados Unidos en Irak habrá terminado. Tendremos una relación normal con una nación soberana que es un miembro de la comunidad de naciones. Esa asociación de igualdad se verá reforzada por nuestro apoyo a Irak - a su gobierno y a sus fuerzas de seguridad, a su pueblo y a sus aspiraciones.

Cuando terminemos la guerra en Irak, Estados Unidos y nuestros socios de coalición habrán iniciado una transición en Afganistán. Entre ahora y 2014, un gobierno afgano y fuerzas de seguridad cada vez más capaces, pasarán al frente para asumir la responsabilidad por el futuro de su país. Cuando lo hagan, reduciremos nuestras propias fuerzas, al mismo tiempo que construiremos una asociación duradera con el pueblo afgano.

Así que no quepa ninguna duda: la marea de la guerra está bajando. Cuando asumí el cargo, alrededor de 180.000 estadounidenses estaban sirviendo en Irak y Afganistán. A finales de este año, ese número se reducirá a la mitad, y seguirá disminuyendo. Esto es fundamental para la soberanía de Irak y Afganistán. También es fundamental para la fortaleza de Estados Unidos, a medida que, en casa, construimos nuestra nación.

Por otra parte, estamos en condiciones de poner fin a estas guerras desde una posición de fuerza. Hace diez años, se produjo una herida abierta y aceros retorcidos, un corazón roto en el centro de esta ciudad. Hoy en día, una nueva torre se eleva en Ground Zero, que simboliza la renovación de Nueva York, y también al-Qaeda está bajo más presión que nunca. Su liderazgo se ha degradado. Y Osama bin Laden, un hombre que asesinó a miles de personas de decenas de países, nunca más pondrá en peligro la paz del mundo.

Así que, sí, ésta ha sido una década difícil. Pero hoy, nos encontramos en una encrucijada de la historia, con la oportunidad de avanzar decididamente en la dirección de la paz. Para hacerlo, debemos volver a la sabiduría de aquellos que crearon esta institución. La Carta Fundacional de las Naciones Unidas nos hace un llamamiento "a unir nuestras fuerzas para mantener la paz y la seguridad internacionales". Y el artículo 1 de la Declaración Universal de Derechos Humanos de esta Asamblea General nos recuerda que "Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y en derechos". Esas creencias fundamentales - en la responsabilidad de los estados, y en los derechos de hombres y mujeres - deben ser nuestra guía.

Y en ese esfuerzo, tenemos razones para la esperanza. Este año ha sido un momento de extraordinaria transformación. Más países se han ofrecido para mantener la paz y la seguridad internacionales. Y más personas están reclamando su derecho universal de vivir en libertad y dignidad.

Piensen acerca de esto: Hace un año, cuando nos reunimos aquí en Nueva York, la perspectiva de un exitoso referéndum en el sur de Sudán estaba en duda. Pero la comunidad internacional superó viejas divisiones para apoyar el acuerdo que se había negociado para darle al sur de Sudán la autodeterminación. Y el verano pasado, cuando una nueva bandera se izó en Juba, los ex soldados depusieron sus armas, hombres y mujeres lloraron de alegría, y los niños conocieron la promesa de mirar hacia un futuro que ellos darían forma.

Hace un año, el pueblo de Costa de Marfil se acercó a una elección histórica. Y cuando el titular del poder perdió, y se negó a respetar los resultados, el mundo se negó a mirar hacia otro lado. Las fuerzas de paz de la ONU fueron acosadas, pero no abandonaron sus puestos. El Consejo de Seguridad, encabezado por Estados Unidos, Nigeria y Francia, se unió para apoyar la voluntad del pueblo. Y Costa de Marfil está actualmente gobernada por el hombre que fue elegido para dirigirlo.

Hace un año, las esperanzas del pueblo de Túnez fueron suprimidas. Pero optó por la dignidad de la protesta pacífica contra el imperio de puño de hierro. Un vendedor encendió una chispa que se tomó su propia vida, pero que inflamó un movimiento. Frente a la represión, los estudiantes deletrearon la palabra "libertad". El equilibrio del miedo pasó del gobernante a los gobernados. Y ahora el pueblo de Túnez se está preparando para las elecciones que los llevará un paso más cerca de la democracia que se merecen.

Hace un año, Egipto había tenido un presidente durante casi 30 años. Pero, durante 18 días, los ojos del mundo estuvieron pegados a la plaza Tahrir, donde egipcios de todo tipo - hombres y mujeres, jóvenes y viejos, musulmanes y cristianos - exigían sus derechos universales. Vimos en esos manifestantes la fuerza moral de la no-violencia, que ha iluminado al mundo desde Delhi hasta Varsovia, desde Selma hasta Sudáfrica - y sabíamos que el cambio había llegado a Egipto y al mundo árabe.

Hace un año, el pueblo de Libia estaba gobernado por el dictador de más duración en el mundo. Pero frente a las balas, las bombas y un dictador que amenazaba con cazarlos como ratas, mostraron implacable valentía. Nunca olvidaremos las palabras de los libios que se pusieron de pie en esos primeros días de la revolución y dijeron: "Nuestras palabras son libres ahora". Es un sentimiento que no se puede explicar. Día tras día, frente a las balas y las bombas, el pueblo libio se negó a ceder esa libertad. Y cuando fueron amenazados por el tipo de atrocidad masiva que, a menudo, fue incuestionado en el último siglo, las Naciones Unidas estuvieron a la altura de sus estatutos. El Consejo de Seguridad autorizó todas las medidas necesarias para evitar una masacre. La Liga Árabe llamó a este esfuerzo, las naciones árabes se unieron a una coalición liderada por la OTAN que detuvo a las fuerzas de Gadafi en sus pistas.

En los meses que siguieron, la voluntad de la coalición probó ser inquebrantable, y no podía negarse la voluntad del pueblo libio. Cuarenta y dos años de tiranía se terminaron en seis meses. Desde Trípoli hasta Misurata y Benghazi - Libia es hoy libre. Ayer, los líderes de una nueva Libia tomaron el lugar que les corresponde a nuestro lado y, esta semana, Estados Unidos está reabriendo nuestra embajada en Trípoli.

Así es como la comunidad internacional debe trabajar - naciones puestas de pie, juntas, por el bien de la paz y la seguridad, y gente que reclama sus derechos. Ahora, todos nosotros tenemos la responsabilidad de apoyar a la nueva Libia - al nuevo gobierno libio que enfrenta el desafío de convertir este momento de promesa en una paz justa y duradera para todos los libios.

Así que éste ha sido un año extraordinario. El régimen de Gadafi ha terminado. Gbagbo, Ben Ali, Mubarak, ya no están en el poder. Osama bin Laden se ha ido, y la idea de que el cambio sólo puede obtenerse a través de la violencia ha sido enterrada con él. Algo está ocurriendo en nuestro mundo. La forma en que las cosas han sido, no es la forma en que van a ser. La humillante garra de la corrupción y la tiranía se mantiene abierta. Los dictadores están sobre aviso. La tecnología está colocando poder en manos de la gente. Los jóvenes están dándole una poderosa reprimenda a la dictadura, y rechazando la mentira que algunas razas, algunos pueblos, algunas religiones, algunos grupos étnicos, no desean la democracia. La promesa escrita en el papel - "todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos" - está más a mano.

Pero recordémoslo: La paz es difícil. La paz es difícil. El progreso puede ser revertido. La prosperidad llega lentamente. Las sociedades pueden dividirse. La medida de nuestro éxito debe ser que la gente pueda vivir en sostenidas libertad, dignidad y seguridad. Y las Naciones Unidas y sus estados miembros deben hacer su parte para apoyar esas aspiraciones básicas. Y tenemos más trabajo por hacer.

En Irán, hemos visto un gobierno que se niega a reconocer los derechos de su propio pueblo. Mientras nos reunimos hoy aquí, hombres, mujeres y niños, están siendo torturados, detenidos y asesinados por el régimen sirio. Miles han sido asesinados, muchos durante el sagrado período del Ramadán. Miles más se han ido a través de las fronteras de Siria. El pueblo sirio ha demostrado dignidad y coraje en su búsqueda de justicia - protestando pacíficamente, de pie silencioso en las calles, muriendo por los mismos valores que esta institución se supone que representa. Y la pregunta para nosotros es clara: ¿Vamos a estar con el pueblo sirio, o con sus opresores?

Estados Unidos ya ha impuesto fuertes sanciones contra los líderes de Siria. Apoyamos una transferencia de poder que responda al pueblo sirio. Y muchos de nuestros aliados se han unido a este esfuerzo. Pero por el bien de Siria - y de la paz y la seguridad del mundo - tenemos que hablar con una sola voz. No hay excusa para la inacción. Ahora es el momento para que el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas sancione al régimen sirio, y de estar junto al pueblo sirio.

A lo largo de la región, tendremos que responder a las demandas de cambio. En Yemen, hombres, mujeres y niños se reúnen todos los días, por millares, en las plazas de pueblos y ciudades con la esperanza de que su determinación y la sangre derramada prevalezcan sobre un sistema corrupto. Estados Unidos apoya esas aspiraciones. Debemos trabajar con los vecinos de Yemen y con nuestros socios en todo el mundo para buscar un camino que permita una transición pacífica del poder del presidente Saleh, y un movimiento hacia elecciones libres y justas, tan pronto como sea posible.

En Bahrein se han tomado medidas hacia la reforma y la responsabilidad. Estamos muy contentos con eso, pero se necesita más. Estados Unidos es un amigo cercano de Bahrein, y continuaremos llamando al gobierno y al principal bloque opositor - el Wifaq – a que mantengan un diálogo significativo que lleve a un cambio pacífico que responda a la gente. Creemos que el patriotismo que une a los habitantes de Bahrein debe ser más poderoso que las fuerzas sectarias que los separan. Será difícil, pero es posible.

Creemos que cada nación debe trazar su propio curso para cumplir con las aspiraciones de sus pueblos, y Estados Unidos no espera estar de acuerdo con cada partido o persona que se expresa políticamente. Pero siempre vamos a luchar por los derechos universales que fueron adoptados por esta Asamblea. Esos derechos dependen de elecciones que sean libres y justas; de gobiernos que sean transparentes y responsables; del respeto a los derechos de las mujeres y las minorías; de justicia que sea equitativa y justa. Eso es lo que nuestros pueblos merecen. Esos son los elementos de una paz duradera.

Además, Estados Unidos seguirá apoyando a aquellas naciones que transitan hacia la democracia - con mayor comercio e inversión – de modo que la libertad sea seguida por la oportunidad. Buscaremos un compromiso más profundo con los gobiernos, pero también con las sociedades civiles - estudiantes y empresarios, partidos políticos y prensa. Hemos prohibido que, quienes abusen de los derechos humanos, viajen a nuestro país. Y hemos sancionado a aquellos que pisotean los derechos humanos en el extranjero. Y siempre serviremos como una voz para aquellos que han sido silenciados.

Ahora sé, particularmente esta semana, que, para muchos en esta sala, hay un tema que se presenta como una prueba de estos principios y una prueba para la política exterior estadounidense, y es el conflicto entre los israelíes y los palestinos.

Hace un año, estuve en esta tribuna e hice un llamado a una Palestina independiente. Yo creía entonces, y creo ahora, que el pueblo palestino se merece un Estado propio. Pero lo que también dije es que una paz verdadera sólo puede realizarse entre los mismos israelíes y palestinos. Un año después, a pesar de los grandes esfuerzos de Estados Unidos y de otros, las partes no han salvado sus diferencias. Frente a este estancamiento, presenté, en mayo de este año, una nueva base para las negociaciones. Esa base es clara. Es bien conocida por todos los que estamos aquí. Los israelíes deben saber que cualquier acuerdo les proveerá garantías para su seguridad. Los palestinos merecen saber la base territorial de su estado.

Ahora, sé que muchos están frustrados por la falta de progreso. Les aseguro, yo también. Pero la pregunta no es qué objetivo buscamos - la pregunta es cómo podemos alcanzar ese objetivo. Y estoy convencido de que no hay atajo para el final de un conflicto que ha durado décadas.

La paz es un trabajo duro. La paz no vendrá a través de declaraciones y resoluciones de las Naciones Unidas - si fuera tan fácil, ya se habría logrado. En última instancia, son los israelíes y los palestinos los que tienen que vivir uno al lado del otro. En última instancia, son los israelíes y los palestinos - no nosotros – los que deben llegar a un acuerdo sobre las cuestiones que los dividen: sobre fronteras y seguridad, sobre refugiados y Jerusalem.

En última instancia, la paz depende de un compromiso entre los pueblos que deben vivir juntos, mucho tiempo después de que nuestros discursos hayan terminado, mucho después de que nuestros votos hayan sido contados. Esa es la lección de Irlanda del Norte, donde antiguos antagonistas salvaron sus diferencias. Esa es la lección de Sudán, donde un acuerdo negociado condujo a un estado independiente. Y ese es y será el camino hacia un estado palestino - negociaciones entre las partes.

Buscamos un futuro en el que los palestinos vivan en un estado soberano propio, sin límite a lo que puedan lograr. No hay duda de que los palestinos han visto demorada esa visión durante demasiado tiempo. Es precisamente porque creemos tan firmemente en las aspiraciones del pueblo palestino, que Estados Unidos ha invertido tanto tiempo y tanto esfuerzo en la construcción de un estado palestino, y en las negociaciones que pueden llevar a un estado palestino.

Pero entiendan ésto también: el compromiso de Estados Unidos para la seguridad de Israel es inquebrantable. Nuestra amistad con Israel es profunda y duradera. Y es así que creemos que cualquier paz duradera debe reconocer las muy reales preocupaciones de seguridad que Israel enfrenta, todos y cada uno de los días.

Seamos honestos con nosotros mismos: Israel está rodeado de vecinos que han librado repetidas guerras en su contra. Ciudadanos de Israel han sido asesinados por cohetes lanzados contra sus casas y por atentados suicidas contra sus autobuses. Los niños de Israel maduran sabiendo que, en toda la región, a otros niños se les enseña a odiarlos. Israel, un pequeño país de menos de ocho millones de personas, mira afuera hacia un mundo donde líderes de naciones más grandes amenazan con borrarlo del mapa. El pueblo judío lleva la carga de siglos de exilio y persecución, y los frescos recuerdos de saber que seis millones de personas fueron asesinadas, simplemente por ser quienes eran. Esos son los hechos. No se pueden negar.

El pueblo judío ha forjado un exitoso estado en su patria histórica. Israel merece reconocimiento. Merece relaciones normales con sus vecinos. Y, amigos de los palestinos, no les hagan ningún favor ignorando esta verdad, del mismo modo que los amigos de Israel deben reconocer la necesidad de buscar una solución de dos estados con un Israel seguro al lado de una Palestina independiente.

Esa es la verdad - cada lado tiene aspiraciones legítimas - y eso es parte de lo que hace tan difícil la paz. Y el punto muerto sólo se romperá cuando cada parte aprenda a estar en los zapatos del otro, cuando cada lado pueda ver el mundo a través de los ojos del otro. Eso es lo que debería ser alentador. Eso es lo que debe ser promovido.

Este cuerpo - fundado, como lo fue, de las cenizas de la guerra y el genocidio, dedicado, como lo está, a la dignidad de cada persona - debe reconocer la realidad que viven, tanto los palestinos como los israelíes. La medida de nuestras acciones debe ser, siempre, si promueven el derecho de los niños israelíes y palestinos de vivir una vida de paz, seguridad, dignidad y oportunidades. Y sólo tendremos éxito en ese esfuerzo si podemos alentar a las partes a sentarse, a escucharse entre ellos y entender los temores y esperanzas del otro. Ese es el proyecto en el que Estados Unidos está comprometido. No hay atajos. Y eso es en lo que las Naciones Unidas deberían concentrarse en las semanas y meses por venir.

Ahora, incluso cuando nos enfrentamos a estos desafíos de conflicto y revolución, también debemos reconocer - también debemos recordarnos a nosotros mismos - que la paz no es simplemente la ausencia de guerra. La verdadera paz depende de la creación de la oportunidad por la que vale la pena vivir. Y para hacer eso, debemos enfrentar a los enemigos comunes de la humanidad: las armas nucleares y la pobreza, la ignorancia y la enfermedad. Estas fuerzas corroen la posibilidad de una paz duradera y juntos estamos llamados a enfrentarlas.

Para disipar el espectro de destrucción masiva, debemos unirnos para buscar la paz y seguridad de un mundo sin armas nucleares. En los últimos dos años, hemos comenzado a transitar por ese camino. Desde nuestra Cumbre de Seguridad Nuclear en Washington, cerca de 50 naciones han tomado medidas para asegurar que materiales nucleares no sean obtenidos por terroristas y contrabandistas. En marzo próximo, una cumbre en Seúl hará avanzar nuestros esfuerzos para bloquearlos de todos ellos. El nuevo Tratado START, entre Estados Unidos y Rusia, reducirá, nuestros arsenales desplegados, al nivel más bajo en medio siglo, y nuestras naciones están llevando a cabo conversaciones sobre la manera de lograr reducciones aún más profundas. Estados Unidos continuará trabajando por la prohibición de los ensayos de armas nucleares y la producción del material fisionable necesario para fabricarlas.

Y así hemos empezado a movernos en la dirección correcta. Y Estados Unidos está comprometido a cumplir con nuestras obligaciones. Pero incluso mientras cumplimos con nuestras obligaciones, hemos reforzado los tratados e instituciones que ayudan a detener la proliferación de estas armas. Y para hacerlo, debemos continuar haciendo responsables a las naciones que las desprecian.

El gobierno iraní no puede demostrar que su programa es pacífico. No ha cumplido con sus obligaciones y rechaza las ofertas que le proporcionarían energía nuclear pacífica. Corea del Norte aún no ha tomado medidas concretas para abandonar sus armas y continúa la acción beligerante contra el Sur. Hay un futuro de mayores oportunidades para las personas de estas naciones si sus gobiernos cumplen con sus obligaciones internacionales. Pero si continúan por un camino que está fuera del derecho internacional, deben encontrarse con una mayor presión y aislamiento. Eso es lo que exige nuestro compromiso con la paz y la seguridad.

Para llevar prosperidad a nuestros pueblos, debemos promover el crecimiento que crea oportunidades. En este esfuerzo, no olvidemos que hemos hecho enormes progresos en las últimas décadas. Sociedades cerradas dieron paso a mercados abiertos. La innovación y el espíritu empresarial han transformado nuestra forma de vida y las cosas que hacemos. Las economías emergentes, desde Asia hasta las Américas, han sacado a cientos de millones de personas de la pobreza. Es un logro extraordinario. Y, sin embargo, hace tres años, estamos enfrentados a la peor crisis financiera en ocho décadas. Y esa crisis probó un hecho que resulta más claro con cada año que pasa - nuestros destinos están interconectados. En una economía global, las naciones se elevarán, o caerán, juntas.

Y hoy nos enfrentamos a los desafíos que han seguido tras los talones de esa crisis. En todo el mundo, la recuperación sigue siendo frágil. Los mercados continúan volátiles. Demasiada gente está sin trabajo. Muchos otros están luchando para salir adelante. Actuamos en conjunto para evitar una depresión en 2009. Debemos tomar medidas urgentes y coordinadas una vez más. Aquí en Estados Unidos, he anunciado un plan para que los estadounidenses vuelvan a trabajar y se reactive nuestra economía, al mismo tiempo que me he comprometido a reducir, con el tiempo, sustancialmente nuestro déficit.

Estamos con nuestros aliados europeos, mientras reforman sus instituciones y atienden sus propios desafíos fiscales. En otros países, los líderes se enfrentan a un desafío diferente al cambiar su economía hacia una mayor autonomía, impulsando la demanda interna y desacelerando la inflación. Así que vamos a trabajar con las economías emergentes que se han recuperado fuertemente, de modo que la mejora del nivel de vida cree nuevos mercados que promuevan el crecimiento global. Eso es lo que exige nuestro compromiso con la prosperidad.

Para combatir la pobreza que castiga a nuestros hijos, debemos actuar en la creencia que liberarse de la miseria es un derecho humano básico. Estados Unidos ha convertido en central nuestro compromiso en el extranjero para ayudar a la gente a alimentarse. Y hoy, cuando la sequía y los conflictos han llevado a la hambruna al Cuerno de África, nuestra conciencia nos llama a actuar. Juntos, debemos seguir prestando asistencia y apoyo a las organizaciones que pueden llegar a esos necesitados. Y juntos, debemos insistir en el acceso humanitario sin restricciones, para que podamos salvar las vidas de miles de hombres, mujeres y niños. Nuestra humanidad común está en juego. Demostremos que la vida de un niño en Somalia es tan valiosa como cualquier otra. Eso es lo que exige nuestro compromiso con otros seres humanos.

Para detener la enfermedad que se propaga a través de las fronteras, debemos fortalecer nuestro sistema de salud pública. Continuaremos la lucha contra el VIH/SIDA, la tuberculosis y la malaria. Nos centraremos en la salud de las madres y los niños. Y debemos unirnos para prevenir, detectar y luchar contra todo tipo de peligro biológico – ya se trate de una pandemia como la gripe H1N1, una amenaza terrorista o una enfermedad tratable.

Esta semana, Estados Unidos firmó un acuerdo con la Organización Mundial de la Salud para afirmar nuestro compromiso para enfrentar este desafío. Y hoy insto a todas las naciones a unírsenos en el cumplimiento del objetivo de la Organización Mundial de la Salud de asegurar que todas las naciones tengan, en 2012, funcionando la capacidad básica para hacer frente a emergencias de salud pública. Ese es lo que exige nuestro compromiso con la salud de nuestros pueblos.

Para preservar nuestro planeta, no debemos posponer la acción que exige el cambio climático. Debemos aprovechar el poder de la ciencia para ahorrar aquellos recursos que son escasos. Y juntos, debemos continuar desarrollando los progresos realizados en Copenhague y Cancún, de manera que todas las grandes economías sigan adelante con los compromisos que asumieron. Juntos, debemos trabajar para transformar la energía que potencia nuestras economías, y apoyar a otros a medida que avancen por ese camino. Eso es lo que exige nuestro compromiso con la próxima generación.

Y para asegurar que nuestras sociedades alcancen su potencial, debemos permitir que nuestros ciudadanos alcancen los suyos. Ningún país puede permitirse la corrupción que afecta a todo el mundo como un cáncer. Juntos, debemos aprovechar el poder de las sociedades abiertas y de las economías abiertas. Es por eso que nos hemos asociado con países de todo el mundo para poner en marcha una nueva asociación sobre gobierno abierto, que ayude a asegurar la responsabilidad y ayude a otorgar poder a los ciudadanos. Ningún país debería negarles a las personas sus derechos a la libertad de expresión y la libertad de religión, pero tampoco ningún país debería negar a las personas sus derechos porque no le gusta a quienes aman, que es por lo que debemos luchar por los derechos de gays y lesbianas en todas partes.

Y ningún país puede hacer realidad su potencial si la mitad de su población no puede alcanzar el suyo. Esta semana, Estados Unidos firmó una nueva Declaración sobre la Participación de la Mujer. El año que viene, cada uno de nosotros debería anunciar las medidas que estamos tomando para derribar las barreras económicas y políticas que se interponen en el camino de las mujeres y de las niñas. Esto es lo que exige nuestro compromiso con el progreso humano.

Yo sé que no hay una línea recta hacia ese progreso, que no hay un único camino para el éxito. Provenimos de diferentes culturas, y portamos diferentes historias. Pero nunca olvidemos que, aún cuando nos reunimos aquí como jefes de los diferentes gobiernos, representamos a los ciudadanos que comparten las mismas aspiraciones básicas - vivir con dignidad y libertad; conseguir una educación y lograr una oportunidad; amar a nuestras familias; y amar y adorar a nuestro Dios; vivir en la clase de paz que hace que valga la pena vivir.

Es la naturaleza de nuestro mundo imperfecto la que nos obliga a aprender estas lecciones una y otra vez. Los conflictos y las represiones perdurarán hasta tanto algunas personas se nieguen a hacer a los demás lo que no nos gustaría que nos hagan a nosotros. Sin embargo, es precisamente por eso que hemos construido instituciones como ésta - para unir nuestros destinos, para ayudarnos a reconocernos en el otro - porque aquellos que vinieron antes que nosotros creyeron que la paz es preferible a la guerra, y la libertad es preferible a la represión, y la prosperidad es preferible a la pobreza. Ese es el mensaje que no proviene de capitales, sino de ciudadanos, de nuestros pueblos.

Y cuando se colocó la piedra angular de este mismo edificio, el Presidente Truman vino aquí a Nueva York y dijo: "Las Naciones Unidas es, esencialmente, una expresión de la naturaleza moral de las aspiraciones del hombre". La naturaleza moral de las aspiraciones del hombre. Cuando vivimos en un mundo que está cambiando a un ritmo impresionante, ésa es una lección que nunca debemos olvidar.

La paz es difícil, pero sabemos que es posible. Por lo tanto, estemos juntos resueltos para ver que esa paz está definida por nuestras esperanzas y no por nuestros miedos. Juntos, hagamos la paz pero, lo que es más importante, una paz duradera.

Muchas gracias

Fuente: Haaretz.com
Traducido para porisrael.org por José Blumenfeld

http://forojudio.com/bin/forojudio.cgi?ID=5554&q=16
---------------
HAMAS
Hamas considera contradictorio el discurso de Abbas en la ONU


Para Fauzi Barhum la solución a la cuestión palestina pasa por "la aplicación del acuerdo de reconciliación (entre Hamas y Al Fatah) y la unidad de los palestinos".

Turistas y comensales escuchan el discurso de Abbas en Damasco (AP)
Contenido relacionado
Abbas designa a Jerusalén Este como capital de futura Palestina

Abbas fue recibido con ovación en Asamblea General de la ONUAbbas entrega solicitud de adhesión de Palestina a la ONUAbbas demanda adhesión a ONU de Estado palestino
EL UNIVERSAL
viernes 23 de septiembre de 2011 01:34 PM
Gaza, Autonomía Palestina.- El movimiento islamita Hamas repudió hoy el contenido del discurso del presidente palestino Mahmoud Abbas ante la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas (ONU) porque, en su opinión, "está repleto de contradicciones".


"El discurso de Abbas está repleto de contradicciones. Por un lado ha descrito de forma precisa el sufrimiento de los palestinos, (pero) por la otra ha expuesto soluciones a la ocupación y ha abogado en gran medida por la reanudación de las negociaciones", dijo en un comunicado Fauzi Barhum, uno de sus portavoces, mencionó Efe.

"El discurso no sirve ni para concretar las aspiraciones del pueblo palestino ni para crear un Estado sin ocupación, sin el muro de separación (de Cisjordania) y sin asentamientos. Este discurso no ayuda al derecho de retorno de los refugiados", agregó.

Hamas, que gobierna en Gaza, se ha opuesto tajantemente a la iniciativa de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) para el reconocimiento internacional desde que Abbas la lanzara a finales del pasado año.

Este viernes, su primer ministro, Ismail Haniye, insistió en que ese ansiado Estado sólo llegará con "la liberación de las tierras" ocupadas.

Para Barhum, la solución a la cuestión palestina pasa, además, por "la aplicación del acuerdo de reconciliación (entre Hamas y el partido Al Fatah de Abbas) y la unidad de los palestinos".

"Esa es la única solución para afrontar todos los retos que tiene por delante el pueblo palestino", agregó.

A diferencia de Cisjordania, donde el discurso ha estado rodeado de un ambiente de fiesta, en la franja mediterránea controlada por el movimiento islamista no ha habido marchas de apoyo, aunque han sido muchos los palestinos que lo ha seguido por televisión en las cafeterías.

http://www.eluniversal.com/2011/09/23/hamas-considera-contradictorio-el-discurso-de-abbas-en-la-onu.shtml
-----------

Discurso de la Presidenta de la Nación en la ONU - 21 Sep
21 de septiembre de201166ª...(mas)

¿Francisco - Ricardo? "la elección nacional está bastante definida" - 20 Sep
Martes, 20 de Septiembre de...(mas)

¿Nuevo mensaje de campaña De Narvaez? - 17 Sep
Sábado, 17 de Septiembre de...(mas)

Cristina Kichner y Dilma Rousseff sobre el mercado interno - 15 Sep
Marcando el...(mas)

- 14 Sep
Miércoles, 14 de Septiembre...(mas)

La propiedad de la tierra, ley de tierras - 11 Sep
VER Proyecto Ley de Tierras -...(mas)

Macri y los días de vacaciones - 10 Sep
Viernes, 09 de septiembre de...(mas)

La Asignacion Universal por hijo y los fondos del Anses + Magdalena, María y CFK todo por radio y TV - 09 Sep
Victor Hugo Morales - Diego...(mas)

El diario "The Guardian" destaca la Asignación Universal por Hijo (AUH) - 09 Sep
Martes, 06 de Septiembre de...(mas)

Artículo del New York times sobre Argentina - Argentina’s Turnaround Tango - 02 Sep
Artículo del New York times...(mas)

CRISTINA FERNÁNDEZ EN LA CENA POR LA UIA. DÍA DE LA INDUSTRIA - 02 Sep
Cena por el Día de la...(mas)

Randazzo los números definitivos de las Primarias y abrupto final - 02 Sep
Martes, 30 de Agosto de 2011...(mas)

¿Déjà vu con el ABL? Macri y la estrategia de la inflación - 31 Ago
¿Déjà vu con el ABL? Macri y...(mas)

La Boleta única y ¿la oposición en la busqueda de una solución mágica? - 29 Ago
Victor Hugo Morales. y...(mas)

Sobre el derecho a la Libertad de Expresión - Demanda Menem a la Revista Noticias - 28 Ago
En la Corte Interamericana de...(mas)

Noche de Ronda - 28 Ago
Dile que la quieroDile que me...(mas)

Inversión Pública, Industrialización y la carne argentina - 27 Ago
MARTES 9 DE MARZO DE 2010La...(mas)

Lectura Recomendada: La formula AUH - 27 Ago
La fórmula...DOMINGO, 21 DE...(mas)

Lectura Recomendada: LA MAYORIA SATISFECHA ARGENTINA - 22 Ago
VIERNES 22 DE AGOSTO DE...(mas)

LECTURAS RECOMENDADA SOBRE EL MODELO ECONÓMICO KIRCHNERISTA Y LA ANTIPOLITICA - 22 Ago
MARTES 30 DE DICIEMBRE DE...(mas)

COMPUTADORAS DEL PLAN CONECTAR - 21 Ago
Jueves, 18 de agosto de ...(mas)

0 comentarios:

Entrada destacada

¿No se crearon puestos de trabajo en los últimos 4 años?

Víctor Hugo transmitió en vivo. 9 de septiembre a las 8:50 · Facebook Mentions · Es #falso que en los últimos años no se creó #emple...

Blog Archive

Etiquetas