Lo que circula por los medios

8 de enero de 2012

EL PEOR CLARIN SOBRE LA SALUD DE LA PRESIDENTA


Domingo, 08 de Enero de 2012 21:32 Rate this item1 2 3 4 5 (0 votes) 


"Ante las malintencionadas publicaciones del diario Clarín"


El diagnóstico inicial del Centro Maipú que menciona la "citología compatible con carcinoma papilar de células foliculares" en la tiroides de la jefa de Estado fue difundido por la Unidad Médica Presidencial, que aclaró no pone en tela de juicio el profesionalismo de los especialistas que firmaron.






LINK IMAGEN AGRANDADA



Mediante un comunicado de prensa, la Unidad Médica Presidencial transcribió textualmente el párrafo diagnóstico que emitiera el Centro de Diagnóstico Maipú con fecha 22 de diciembre sobre los estudios realizados a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, en el que consigna: "“tiroides lóbulo derecho sector medio-superior (p.a.a.f. bajo control ecográfico). Muestra 1: citología compatible con carcinoma papilar de células foliculares (Bethesda categoría VI). Muestra 2: citología compatible con bocio coloide nodular (Bethesda II)”. En tal sentido, se acompaña el facsímil del centro con el párrafo que antecede.

Con la firma de Luis Buonomo y Marcelo Ballesteros, se especificó que "el diagnóstico del centro mencionado fue suscripto por dos médicos especialistas" cuyo "profesionalismo no se pone en tela de juicio", ya que "estos resultados están contemplados dentro del 2 por ciento de las estadísticas bajo la denominación ´falso positivo´ y que sólo puede verificarse una vez realizada la intervención quirúrgica y extraído el órgano afectado".

Acota que "afortunadamente, el caso de la Presidenta de la Nación, Dra. Cristina Fernández de Kirchner, ingresó en este margen estadístico".

La comunicación fue realizada "ante las malintencionadas publicaciones del diario Clarín del día de hoy en sus páginas 3 y 4, poniendo en duda el contenido de los estudios histopatológicos del Centro Diagnóstico Maipú". Por ello, "la Unidad Médica Presidencial se ve en la obligación de dar a conocer el diagnostico consignado el 22 de diciembre de 2011 pasado, tal cual fuera oportunamente comunicado cinco días mas tarde en Casa de Gobierno y que derivó en la intervención quirúrgica de la Jefa de Estado", señaló.

---------------------

"UNA VERSION DIFUNDIDA POR FUENTES MEDICAS"


Un artículo de Clarín donde se pone en duda el diagnóstico bajo la frase "Una versión, difundida por fuentes médicas ante este diario", indica que esa institución, de prestigio, habría evaluado que el nódulo que se le detectó a la Presidenta era “sospechoso”, y no un “carcinoma” , aunque ningún médico del lugar desmintió al Gobierno cuando se difundió que la Presidenta padecía cáncer.


08/01/12
Hubo un error en el diagnóstico y la Presidenta no tiene cáncer POR NICOLÁS WIÑAZKI El comunicado oficial dijo que se constató la existencia de nódulos en la tiroides, pero “descartó la presencia de células cancerígenas”. Cristina fue dada de alta y se recupera en la quinta de Olivos. Podría interrumpir antes su licencia.

La presidenta Cristina Kirchner, fue dada de alta ayer, tres días después de que fuera operada por un cáncer en la glándula tiroides, un diagnóstico que, ahora se sabe, era errado.

El vocero presidencial, Alfredo Scocimarro, informó que los análisis médicos finales sobre el tema confirmaron que la mandataria no padecía esa enfermedad.

El funcionario explicó que “el estudio histopatológico definitivo constató la presencia de nódulos en ambos lóbulos de la glándula tiroides, pero descartó la presencia de células cancerígenas , modificando el diagnóstico inicial de la punción. La histología definitiva fue informada como adenomas foliculares ”. Y agregó que debido a este nueva evaluación científica la mandataria no necesitará “la administración de yodo radioactiv o”.

Según el último parte médico presidencial, firmado por los doctores Luis Buonomo y Marcelo Ballesteros, Cristina “se encuentra en óptimo estado general ”, por lo que se había autorizado su alta de la internación en el Hospital Austral.

Trascendió que la mandataria podría entonces recuperarse antes de lo previsto, y entonces tal vez acorte la licencia que se había tomado hasta el 24 de enero. Debido a que en la operación a la que fue sometida le extirparon la glándula tiroides, deberá tomar hormonas de por vida .

La propia Cristina usó ayer su Twitter para contar que se encontraba en la Quinta de Olivos. Le agradeció “a todas las personas, ciudadanos, militantes y personalidades, por las muestras de afecto y preocupación”. Y “a Dios y a todo el pueblo argentino por las bendiciones recibidas...”.

El comunicado de ayer sobre la salud de la Presidenta no profundizó sobre las causas que podrían haber generado el fallido diagnóstico inicial que determinó que padecía un cáncer.

Había sido el vocero Scoccimarro el que informó, el 27 de diciembre, que “durante la realización de estudios rutinarios, se detectó a la señora Presidenta un carcinoma papilar en el lóbulo derecho de la glándula tiroides ”.

Un día después, en la única aparición pública en la que habló del tema, Cristina contó que tenía cáncer y pidió” a todos la necesaria prudencia, equilibrio y contribución”. La noticia repercutió a nivel mundial.

Los médicos consultados por Clarín explicaron que sólo el 2 % de la biopsias de los nódulos de la tiroides (como el que tenía la Presidenta) arrojan resultados “falsos positivos”. Pero aseguran que la operación no se podía evitar. (Ver página 8).

Ningún funcionario, ni los médicos que están a cargo de la salud presidencial, habían informado que existía una posibilidad de error, aunque mínima, en el diagnóstico inicial sobre las afecciones que se le habían descubierto a la Presidenta el 22 de diciembre.

El primer análisis sobre los nódulos de la Presidenta fue hecho en Diagnóstico Maipú. Una versión, difundida por fuentes médicas ante este diario, indica que esa institución, de prestigio, habría evaluado que el nódulo que se le detectó a la Presidenta era “sospechoso”, y no un “carcinoma” , aunque ningún médico del lugar desmintió al Gobierno cuando se difundió que la Presidenta padecía cáncer.

Ni los médicos presidenciales, ni Pedro Saco, quien operó a Cristina, dieron explicaciones públicas sobre el tema.

*****************************************
 POLÍTICA EN PERSPECTIVA
Sólo dudas sobre la salud presidencial
POR SUSANA VIAU. ESPECIAL PARA CLARIN

08/01/12
Es curioso. Ninguno de los partes referidos a la salud de Cristina Fernández llevó la firma del equipo tratante. Fueron los integrantes de la unidad médica presidencial quienes, invocando la palabra del cirujano Pedro Saco y del jefe del servicio de medicina interna Daniel Grassi, se ocuparon de transmitir las alternativas de la intervención quirúrgica y el desarrollo del período post operatorio. Había trascendido, sí, que Cristina Fernández reclamaba una externación anticipada.

Por fin, junto con la comunicación del alta, Alfredo Scoccimarro, su vocero, informó que la paciente no tiene cáncer.

El “carcinoma papilar” que había dado la vuelta al mundo, despertado las teorías conspirativas de Hugo Chávez, inspirado mensajes de solidaridad de innumerables jefes de Estado, especulaciones sucesorias, traspaso temporario del poder, donaciones militantes de sangre, vigilias de La Cámpora y el Movimiento Evita, pantallas gigantes y proyecciones ofrecidas por el Instituto de Cinematografía era, en realidad y por fortuna para la paciente, una colección de “adenomas foliculares”. El informe de la biopsia previa –siempre y cuando se haya efectuado una sola-- habría sido, por lo tanto, erróneo y el nuevo estudio histológico daba como resultado una “modificación en el diagnóstico inicial”.

Es decir que Cristina Fernández no tiene cáncer y ahora tampoco glándula tiroidea; no tiene cáncer pero deberá proceder como si lo hubiera tenido, compensando de por vida las hormonas que su cuerpo ya no producirá. Eso sí, sin recibir tratamiento con iodo radiactivo.

En síntesis, un blooper de Estado, una chapuza médica, comunicacional y política a la que los ciudadanos asisten desconcertados y que no hace sino sembrar de dudas acerca de la salud presidencial. Porque esta historia del cáncer que no fue da derecho a preguntarse, en el mejor de los casos, cuál de todas las versiones de lo que ya empieza a ser una comedia de enredos hay que creer; en el peor, permite conjeturar que se haya manipulado la información para salir al cruce de vaya a saber qué tipo de sospechas nacidas de un partido de futsal.

El jefe del equipo médico de la Presidente está obligado a explicar cómo es posible que haya habido una equivocación en el informe de la punción citológica anterior a la intervención – si es que se hizo una sola– y cómo es posible que éste se haya repetido en la biopsia por congelación practicada ya en quirófano, un examen que, en el momento, permite ajustar la decisión de si será o no necesaria una tiroidectomía.

Es extraño que, ante semejante confusión, los médicos tratantes hayan optado por guardar silencio. A estas alturas, un grupo de patólogos, un calificadísimo cirujano maxilofacial, un equipo de excelencia y una institución de renombre se encuentran en el ojo de la tormenta.

Podría decirse que es la propia medicina argentina la que ha quedado expuesta y descolocada no sólo frente a la opinión pública argentina sino también ante la prensa internacional. Pecata minuta.

No faltará quien sostenga que, de cualquier modo, la imprudencia ha servido para poner de manifiesto el comportamiento del sistema ante una de las situaciones que el arte de gobernar reconoce como extremas: la enfermedad de aquel en quien reposa el poder.

Vista desde esa óptica, la experiencia ha sido tranquilizante y reveladora . Licenciada la jefa de Estado, su reemplazante se mantuvo confinado a una oficina de la primera planta del Banco Nación, cedida por gentileza de Rafael González, vicepresidente de la entidad. El lugar tiene una virtud: desde la ventana, Amado Boudou puede contemplar la Casa Rosada, un trofeo que, de momento, se mira y no se toca. Es que el vicepresidente en ejercicio de la presidencia ha tenido que irse con la música a otra parte porque no hay lugar para los vices en Balcarce 50 desde el destierro de Julio Cobos, en el 2008.

Aseguran que el pequeño cuarto destinado a los segundos de la fórmula está, desde aquella jornada fatídica de la Resolución 125, abandonado, inhabitable . ¿Un desliz de Cristina Fernández, siempre interesada en la decoración y las refacciones de la Casa? ¿Una desatención del atento secretario general de la Presidencia Oscar Parrilli? ¿Incumplimiento de deberes por parte de Flavio Riquelme, el funcionario en quien Parrilli delega estas cuestiones? ¿Desidia de la empresa INGEAR, habitualmente contratada para las refacciones, la que remodeló el año pasado, a fondo y con esmero, el área de trabajo del hombre de confianza de la Presidente, el secretario Legal y Técnico Carlos Zannini? Más allá de las razones y las excusas, la situación es portadora de una enorme carga simbólica: en la cultura de los patagónicos no hay lugar para vicepresidentes, convertidos en una suerte de Holandés Errante de la administración, condenados a vagar durante toda la eternidad, sin destino y sin puertos, por haber desafiado –así es, en cualquier variante de la leyenda– la ira de los dioses. En la ópera de Richard Wagner el Holandés encuentra la salvación en el amor de una mujer, hija del contramaestre que lo acompaña. Boudou está demasiado lejos de Wagner y muy cerca de La Mancha de Rolando pero tiene su propia Senta: la cronista Agustina Kämpfer que acaba de debutar como directora de una costosa publicación llamada “Minga!”.

La revista, de distribución gratuita, se suma a la amplia lista de productos “K” y se autodefine con la exquisitez característica de las marquesinas de la calle Corrientes: es “argentina y caliente”.

Los dos atributos exaltados en la tapa se reiteran, además, debajo de una foto sugerente de la directora Kämpfer. Como una remake rockera de la vieja consigna “ni yanquis ni marxistas, peronistas”, puede leerse “ni yanqui ni europea, argentina y caliente”.

En su editorial, “Minga!” se declara rebelde porque la rebeldía “ha llevado al hombre a descubrirse a sí mismo, a destrozar obstáculos, a derrocar imperios”. Será, promete, “un homenaje al argentino común”, “un orgasmo múltiple”. Con semejante declaración de intenciones poco importan los contenidos.

El éxito parece asegurado.

http://www.clarin.com/politica/Solo-dudas-salud-presidencial_0_623937666.html

****************
 POLÍTICA LA SALUD DE LA PRESIDENTA
Un “falso positivo” que se da sólo en el 2 por ciento de los pacientes
POR VALERIA ROMÁN
Los especialistas aseguran que igual no se pudo haber evitado la operación.

La salud de la Presidenta, Cristina Kirchner - 08/01/12

El 27 de diciembre se anunció que Cristina Kirchner sufría un “carcinoma papilar de tiroides” . Ayer, tres días después de la cirugía por la cual se le removió la glándula, los médicos presidenciales cambiaron el diagnóstico: no era un cáncer, sino que se trató de “adenomas foliculares”, aunque no precisaron cuántos. Un cambio drástico que la mayoría de los especialistas en endocrinología y cirugía de cuello consultados por Clarín ayer atribuyen a un “falso positivo”.

Es decir, el estudio de la biopsia que se le hizo antes de la cirugía había identificado erróneamente cáncer cuando no lo era. Afirman que el 2% de las biopsias de los nódulos de la tiroides (como el que tenía la Presidente) arrojan resultados “falsos positivos”.

El estudio de la biopsia es hoy un método de rutina que se indica cuando los médicos detectan o sospechan la presencia de un nódulo en la glándula tiroides. Al practicar esta punción, se introduce una aguja fina en el cuello del paciente que llega hasta el nódulo y se aspiran células. Esas células se analizan en el microscopio, y el profesional que las estudia (puede ser un citólogo o un patólogo) determina si hay presencia de células cancerígenas o no. En el caso de la Presidenta, no se informó quién estuvo a cargo de este estudio .

“La biopsia es un método excelente para diagnosticar el cáncer de tiroides.

El resultado siempre es provisorio hasta que lo confirme o lo descarte el estudio histopatológico posterior a la cirugía”, afirmó Alicia Gauna, ex presidenta de la Sociedad Argentina de Endocrinología. “No considero que haya ocurrido una equivocación por parte de los médicos: sabemos que hay falsos positivos”, opinó Eduardo Faure, jefe de la sección tiroides del Hospital Churruca-Vica.

Entonces, ¿fue inútil extirparle la tiroides? “Con sospecha alta de cáncer, la operación estuvo perfectamente indicada. Y si durante la congelación intraoperatoria –que se practica durante la cirugía– el cáncer se confirma, no hay otra opción que realizar una tiroidectomía total más vaciamiento de los ganglios visibles y palpables”, respondió Osvaldo González Aguilar, director de la carrera de especialistas de cabeza y cuello de la UBA y el Hospital Marie Curie y miembro honorario de la Academia Argentina de Cirugía.

Fabián Pitoia, endocrinólogo del Hospital de Clínicas de la UBA, consideró que es poco frecuente que se diagnostique un cáncer papilar cuando no existe, pero que “la operación no podía haberse evitado” . Faure agregó que ese tratamiento está indicado en todos los consensos médicos de las sociedades médicas del mundo: ante la sospecha de cáncer, hay que extirpar la glándula.

¿Y cómo cambiará el postoperatorio de la Presidente a partir de la modificación del diagnóstico? En el parte médico, se informó que no se someterá al tratamiento con yodo radiactivo. Los especialistas coinciden en que menos de una semana la Presidente podría volver a trabajar. Deberá tomar Levotiroxina de por vida.

http://www.clarin.com/politica/falso-positivo-solo-ciento-pacientes_0_623937661.html

****************
actualizado 12:30 hs 09012012

AUDIO CENTRO MEDICO
DR CARRASCO
Magdalena Tempranisimo 09012012



http://www.divshare.com/download/16541113-05c


El vicepresidente de la Sociedad Argentina de Endocrinología y Metabolismo explicó que era necesario operar a la presidente Cristina Fernández.



http://www.divshare.com/download/16541210-041


Magdalena tempranisimo
Entrevista con Marcos Abalovich Dr Hopital Durand - Sociedad Latinoamericana de Tiroides
"Lo hace comunicar tal cual"



http://www.divshare.com/download/16541145-bbb







0 comentarios:

Entrada destacada

¿No se crearon puestos de trabajo en los últimos 4 años?

Víctor Hugo transmitió en vivo. 9 de septiembre a las 8:50 · Facebook Mentions · Es #falso que en los últimos años no se creó #emple...

Blog Archive

Etiquetas