Lo que circula por los medios

21 de octubre de 2012

Sigue abierta la investigación por la adopción de Marcela y Felipe por Ernestina de Noble


Domingo, 21 de Octubre de 2012 15:21 Rate this item1 2 3 4 5 (0 votes)
Sigue abierta la investigación por la adopción de Marcela y Felipe por Ernestina de Noble


La Agrupación H.I.J.O.S. aseguró que la investigación por la adopción de Marcela y Felipe Noble Herrera por parte de la directora del Grupo Clarín, Ernestina Herrera de Noble, "seguirá abierta hasta que se establezca la verdadera identidad de ambos".




El diario Clarín había publicado días atrás que el caso debía cerrarse, al afirmar que "Confirman que (Marcela y Felipe Noble Herrera) no son hijos de desaparecidos",luego de haberse completado todos los estudios de ADN en el Banco Nacional de Datos Genéticos (BNDG) y al no haber obtenido resultados compatibles con ninguna familia de las analizadas hasta ahora.

A través de una solicitada publicada en los diarios Página/12 y Tiempo Argentino titulada "La identidad es un derecho, la verdad también", H.I.J.O.S. remarca sobre la noticia de que "a 35 años de la adopción fraudulenta de Marcela y Felipe, su apropiadora y el Grupo económico Clarín, que ella preside, intentan borrar todas las pruebas del delito".

La organización de derechos humanos también destaca que "en la misma nota (del diario Clarín) afirman que aún `quedan unas pocas muestras` que restan reunirse, lo que contradice que el caso deba ser cerrado".

Por eso, H.I.J.O.S. subraya que la investigación "seguirá abierta hasta que se establezca la verdadera identidad de ambos (Marcela y Felipe)" y explica que "ningún caso cuya muestra genética sea excluyente con todas las incorporadas al BNDG es cerrado, porque la única manera de clausurarlo es cuando se consigue un resultado compatible en un porcentaje que demuestra una filiación".

"Las muestras de ambos quedarán, como todas las demás, guardadas para futuros entrecruzamientos genéticos, a medida que se vayan incluyendo más familias analizadas al BNDG. Por diversos motivos, hasta el momento, sólo se han podido completar 250 de los 500 grupos familiares", se agrega en la solicitada.

El texto también incluye un párrafo, encabezado con la frase "Hay verdades que no deben ser olvidadas, donde se señala, entre otros puntos, que "el trámite con el que fueron anotados Marcela y Felipe en la familia es irregular" y que "dado que esto se cometió durante el terrorismo de Estado, son delitos de lesa humanidad en el marco de un genocidio".

Asimismo, se indica que "la jueza Ofelia Hejt, designada durante la dictadura, fue la que intervino en la adopción ilegal de Marcela y Felipe, y la misma que en abril de 1977 entregó en guarda a Andrés La Blunda, de 3 meses de vida, quien en 1984 recuperó su identidad".

Además, se informa que "Ana María Di Lonardo, quien fue directora del BNDG durante muchos años, es la genetista de Herrera de Noble en la causa" y se recuerda que "Ernestina Herrera de Noble se encuentra procesada por este tema en la causa Nº 2.270 en el Juzgado Federal en lo Criminal y Correccional nº 2 de San Isidro, Secretaría nº 5".

"El pueblo argentino no se deja engañar más. A pesar de las mentiras de Clarín y de quienes también pretenden volver a tejer pactos con la impunidad, ese tiempo ha terminado.

Porque la verdad triunfa, como nos lo enseñaron las Abuelas con cada abrazo a sus nietos, las Madres, Padres y Familiares con sus ejemplos de lucha y amor. Por eso Ernestina Herrera de Noble está donde debe estar: en la lista de los que deben responder ante la Justicia por delitos de lesa humanidad", concluye el texto. ( Télam)


INFORME DE TN




■Comunicado de prensa. 21/10/2012  H.I.J.O.S.
La identidad es un derecho, la verdad también

Comunicado de prensa sobre el caso Herrera de Noble y la identidad de Marcela y Felipe.


A 35 años de la adopción fraudulenta de Marcela y Felipe, su apropiadora y el Grupo económico Clarín, que ella preside, intentan borrar todas las pruebas del delito. Días atrás, el Grupo difundió otra mentira, diciendo que la investigación por la apropiación debería cerrarse, al afirmar que “Confirman que no son hijos de desaparecidos”, al haberse completado todos los estudios de ADN en el Banco Nacional de Datos Genéticos (BNDG) y al no haber obtenido resultados compatibles con ninguna familia de las analizadas hasta ahora. Pero en la misma nota afirman que aún “quedan unas pocas muestras” que restan reunirse, lo que contradice que el caso deba ser cerrado: seguirá abierto hasta que se establezca la verdadera identidad de ambos. Ningún caso cuya muestra genética sea excluyente con todas las incorporadas al BNDG es cerrado, porque la única manera de clausurarlo es cuando se consigue un resultado compatible en un porcentaje que demuestre una filiación. Marcela y Felipe siguen sin respuestas. Las muestras de ambos quedarán, como todas las demás, guardadas para futuros entrecruzamientos genéticos, a medida que se vayan incluyendo más familias analizadas al BNDG. Por diversos motivos, hasta el momento, sólo se han podido completar alrededor de 250 de los 500 grupos familiares.

El fin de la impunidad no es sólo la condena a los genocidas, sino que también es -entre otras cosas- la restitución de la identidad de nuestros hermanos apropiados.Cada caso es particular, pero, definitivamente, ninguno llegó a tener la falta de anonimato y preservación de información que tiene el caso de Marcela y Felipe Noble. Y esa exposición siempre fue responsabilidad de la misma persona que durante años hizo todo lo posible por impedir el avance de la justicia para garantizar el derecho a la identidad de ambos: Ernestina Herrera de Noble.

Permanentemente, desde el multimedio se difundió información tergiversada sobre la causa. Durante muchos años no se hablaba del tema en los medios masivos de comunicación. Nadie se tomaba el sencillo trabajo de cruzar lo publicado por Clarín con los fallos judiciales, para constatar las mentiras de ese diario. Pero la impunidad no es eterna. Desde hace 9 años, en nuestro país se terminó el tiempo cómodo para los civiles que cometieron delitos de lesa humanidad.

Hay verdades que no deben ser olvidadas: 1- El trámite con el que fueron anotados Marcela y Felipe en la familia es irregular. Dado que esto se cometió en un terrorismo de Estado, son delitos de lesa humanidad en el marco de un genocidio. 2-La jueza Ofelia Hejt, designada durante la dictadura, fue la que intervino en la adopción ilegal de Marcela y Felipe, y la misma que en abril de 1977 entregó en guarda a Andrés La Blunda, de 3 meses de vida, quien en 1984 recuperó su identidad. 3- Ana María Di Lonardo, quien fue directora del BNDG durante muchos años, es la genetista de Herrera de Noble en la causa: justamente, la persona que durante años accedió a esa información valiosa, hoy resulta un eslabón fundamental del oscurantismo4- Ernestina Herrera de Noble está procesada en la causa Nº 2270 del Juzgado Federal en lo Criminal y Correccional Nº 2 de San Isidro, Secretaría Nº 5.

El pueblo argentino no se deja engañar más, a pesar de las mentiras de Clarín y de los que pretenden volver a tejer pactos con la impunidad, pero ese tiempo se terminó. La verdad triunfa, nos lo enseñaron las Abuelas con cada abrazo a sus nietos, las Madres, Padres y Familiares con sus ejemplos de lucha y amor. Lo dice el pueblo que sabe quién es quién y pone a Ernestina Herrera de Noble donde debe estar: en la lista de los que deben responder ante la justicia por delitos de lesa humanidad.

H.I.J.O.S. Regional Capital Hijos e Hijas por la Identidad y la Justicia contra el Olvido y el Silencio Comunicado de prensa. 21/10/2012


■PAGINA DE ABUELAS

Buenos Aires, 16 de octubre de 2012 |
Nuevos resultados en la causa Herrera de Noble


Las Abuelas de Plaza de Mayo informamos que se concretó una nueva etapa en la causa contra la Sra. Ernestina Herrera de Noble, al cotejar los perfiles genéticos de Marcela y Felipe Noble Herrera con todos los familiares cuya información genética obra en el Banco Nacional de Datos genéticos (BNDG).

Este organismo comunicó esta semana que Marcela y Felipe quedan excluidos de poseer vínculo biológico con los grupos familiares cuya información genética se resguarda en el mismo. Es decir que a partir de ahora los perfiles de una y de otro permanecerán en el BNDG, junto con el resto de los perfiles de los jóvenes que alguna vez se han analizado con la sospecha de ser hijos de desaparecidos. De este modo, podrán ser contrastados con las muestras de familiares de desaparecidos que a futuro denuncien su caso y se incorporen en el BNDG. De todas formas, cabe señalar que el estudio hasta aquí realizado es "parcial y preliminar", pues resta realizar esta misma comparación por medio de un programa electrónico, así como completar la información genética de algunos grupos familiares.

Celebramos que este proceso se haya podido realizar de manera legal y sin privilegios ante la ley, a pesar de las numerosas trabas y dilaciones propiciadas por Ernestina Herrera de Noble y los abogados de los jóvenes.

Una vez cumplidos los plazos restantes, esperamos que la Justicia siga su curso. Del mismo modo, deseamos que Marcela y Felipe puedan algún día conocer su identidad.


■Del informeLas irregularidades de la adopción:

Marcela


Según el expediente de guarda de Marcela, el 13 de mayo de 1976 Ernestina Herrera se presentó ante la jueza Ofelia Hejt con una bebé que, aseguró, había sido abandonada once días antes en una caja de cartón en la puerta de su casa y por la que pedía la guarda con vistas a una posterior adopción.

La viuda de Roberto Noble ofreció como testigos a una vecina, Yolanda Echagüe de Aragón, y al cuidador de la casa de la vecina, Roberto Antonio García. La guarda le fue concedida al día siguiente, 14 de mayo. En 2001, García -de 85 años en ese entonces- declaró ante el juez Marquevich que nunca fue cuidador de la casa de Lomas de San Isidro. Su trabajo durante 40 años había sido como chofer del fundador de Clarín y, tras su muerte en 1969, de su viuda.

Según García, Ernestina nunca vivió en el lugar declarado en los papeles de adopción. Tampoco la presunta vecina vivía ahí, según declaró su nieta y corroboró posteriormente la Policía. La información fue confirmada por Marquevich en registros oficiales.


Felipe


El expediente de adopción de Felipe sostiene que Carmen Luisa Delta, madre soltera de un varón nacido el 17 de abril de 1976, se presentó el 7 de julio de ese año ante la misma jueza que intervino en la adopción de Marcela y le entregó a su hijo.

Ese mismo día y sin disponer un estudio ambiental ni determinar las circunstancias del nacimiento, la secretaria del juzgado certificó que la señora de Noble solicitó la guarda de otro chico. También ese día se le otorgó la entrega provisoria del chico, hoy Felipe Noble Herrera.

El número de documento que figura en el expediente como perteneciente a Carmen Luisa Delta pertenecía en realidad a un hombre, Hugo Talkowski.

La investigación encabezada por Marquevich determinó que la señora Delta nunca existió. Desde Abuelas sostenemos que el dato falso sobre el domicilio en San Isidro y la omisión del sistema de turnos fueron decisivos para determinar la competencia del tribunal

*las negritas son nuestras
LaPistaOculta/GN

0 comentarios:

Entrada destacada

¿No se crearon puestos de trabajo en los últimos 4 años?

Víctor Hugo transmitió en vivo. 9 de septiembre a las 8:50 · Facebook Mentions · Es #falso que en los últimos años no se creó #emple...

Blog Archive

Etiquetas