Lo que circula por los medios

12 de mayo de 2013

Lavado de dinero - JP Morgan


12.05.2013 | Exclusivo: los documentos que prueban las operaciones de salida de capitales entre 2006 y 2009
La matriz de la fuga de divisas que organizó la JP Morgan en el país

Tiempo Argentino revela las "Instrucciones de transferencias" del banco que reflejan las tareas que realizaba el ex directivo de la entidad Hernán Arbizu para enviar sumas millonarias con destino a paraísos fiscales internacionales.


Por:

Gustavo Cirelli

La historia que se detalla a continuación es sólo una muestra que permite entender varias cuestiones a la vez. Por un lado, y ese es el nudo del tema, se expone en detalle cómo opera el circuito financiero,–con nombres, protagonistas, cuentas, montos y sedes– para girar dinero al exterior con fines múltiples, en algunos casos, obviamente, transacciones vestidas de legalidad; y en otros, con el fin de lavar, fugar, evadir y demás acciones delictuales que, al parecer, se realizan a la vista de todos.
Las operaciones que se exhibirán tienen en todos los casos el mismo denominador común: el JP Morgan Chase, el banco denunciado por el arrepentido Hernán Arbizu por presunto lavado de dinero y fuga de divisas de más de 400 empresas por unos 5000 millones de dólares, nómina entre las que aparecen directivos y empresas del Grupo Clarín (ver páginas 4 y 5). En ese punto radica otro de los aspectos que refleja esta historia: el doble estándar. El doble estándar en relación a la celeridad que le imponen a sus actos quienes deben procurar justicia. La doble vara de cierta dirigencia política que aprendió o se resignó a tragar sapos sin despeinarse ni perder la sonrisa. Y también, obviamente, la doble moral de la prensa hegemónica que oculta para defender sus propios intereses, que son por cierto, inescindibles de los intereses de los históricos grupos del poder concentrado de la Argentina.
A modo de introducción es válido recordar que Arbizu se autoincriminó en la justicia a mediados de 2008. Presentó un extenso escrito ante el juez federal Sergio Torres en el que incluyó el listado con más de 400 empresas. El ex responsable de las operaciones comerciales de la del JP Morgan para el Cono Sur –léase: Uruguay, Paraguay, Chile y la Argentina– que se inculpó a sí mismo, fue llamado a declarar sólo una vez a Comodoro Py. El magistrado efectuó varios pedidos a autoridades de Estados Unidos a través de la Cancillería, con resultados negativos. A raíz de ello envió un exhorto a la justicia suiza para que informe si algunas de las personas o empresas incluidas en el listado tienen cuentas en ese país. Así Torres volvió a darle impulso al expediente, que ya tiene cinco años. En tanto, el fiscal de la causa, Guillermo Marijuan, fue cuestionado por su inacción frente a la denuncia de hace un lustro sobre presunta fuga de 5000 millones de dólares al exterior. Días pasados, Marijuan protagonizó un duro cruce con sus colegas y su jefa, la procurado Alejandra Gils Carbó. Fue en el marco de la investigación por supuesto lavado de dinero que involucra al empresario patagónico Lázaro Báez. En ese caso, en pocas horas, Marijuan pidió la imputación de Báez, y otros actores del informe realizado por Jorge Lanata en Periodismo para Todos: el trío Federico Elaskar, Leonardo Fariña y Fabián Rossi.

Arbizu, en tanto, no sabe por qué aún Marijuan no lo llamó por su denuncia de 2008. Si lo hiciese, el ex banquero podría reiterarle lo que detalló entonces, una definición de su trabajo y por ende de la matriz del circuito financiero que posibilita la fuga de divisas al exterior: "Administración de activos líquidos (inversiones), creación de estructuras de administración de riquezas con fines hereditarios, ayudar a clientes para crear estructuras de con las que ocultar la verdadera titularidad de los activos (esto se debe a que en muchos casos los activos no son declarados en los países donde viven los clientes), y préstamos en la Argentina usando como garantía activos no declarados en el exterior." No hay dudas de que Arbizu conoce la estructura por dentro.
A partir de ahora, tras la revelación de Tiempo Argentino, tampoco habrá dudas de que JP Morgan realiza en el país operaciones de banca privada, lo que choca, por cierto, con el Banco Central de República Argentina. Este diario tuvo acceso a copias de las "Instrucciones de transferencias" del JP Morgan que reflejan, por ejemplo, la tarea que realizaba Arbizu: cancelación de cartas de crédito, cancelación de garantías, ordenes de inversiones, y otras operaciones que fueron realizadas entre 2006 y 2009 con destino a entidades financieras en paraísos fiscales y centros financieros internacionales. Entre esas operaciones surgen transferencias desde la sucursal argentina del JP Morgan a bancos en Andorra, Curacao, Bahamas, las Antillas Holandesas, Zurich, Miami, Nueva York y Houston, entre otros. En ciertos casos, la entidad operó únicamente como intermediario ya que los bancos de origen fueron otros.
Algunas cuestiones técnicas: en la documentación se comprueba que las transacciones se efectuaron en su gran mayoría por el sistema SWIFT (The Society for World wide Interbank Financial Telecomunications), la red que agrupa a la gran mayoría de los bancos en el mundo y permite una comunicación de las operaciones rápida y segura. Los registros de las transacciones incluyen además el IBAN (Código Internacional de Cuenta Bancaria) una codificación que incluye un código para el país de destino, un número de control, otro que identifica a la entidad bancaria que realiza la operación y otro para la sucursal, además del número de cuenta de quien realiza la transferencia, lo que permite identificar con pelos y señales a las personas y empresas que giraron dinero al exterior.
También algunas operaciones incluyen el código ABA, un serial de números establecido por la Asociación Americana de Banqueros que permite identificar a las instituciones financieras ante la Reserva Federal de los Estados Unidos y el resto de los bancos en ese país.
Las "Instrucciones de transferencias" contienen datos precisos:
El número de cuenta,
Su titular –muchas veces son sociedades anónimas, o trust y fideicomisos, creados desde la misma banca privada, cuya finalidad no es otra que la de ocultar el verdadero titular del dinero:
l La entidad de inicio de la transacción,
l La operación en sí, y los intermediarios que participan. En muchos casos el dinero se vehiculiza a través de casas de cambio o sociedades de Bolsa: en estos casos no interviene el área de banca privada de la entidad sino que se realiza, lo que se define como "negocio transaccional". Se llama banca privada porque su función es resguardar la privacidad de los clientes.
l El contacto (el representante del JP Morgan en la operación)
l El beneficiario (muchas veces, el verdadero dueño de la cuenta).
l Y por último la fecha de la operación.
Los documentos a los que tuvo acceso Tiempo Argentino permiten exponer, por primera vez, las distintas formas de una operatoria que consolida la fuga de divisas de argentinos al extranjero, una cifra estimada en más de 120 mil millones de dólares. A saber:
La empresa Autopistas del Sol, concesionaria de la Panamericana y la Avenida General Paz desde 1994, transfirió el 6 de marzo de 2006 129.226,22 dólares desde su cuenta 0103896 en el ING Trust en las Antillas Holandesas al JP Morgan en Nueva York para el pago de intereses financieros. La minuta de la operación advierte que "los cargos serán pagados por Argento Foundation y autorizamos el débito correspondiente sobre la cuenta". Un detalle a considerar: Autopistas del Sol está integrada por la española operadora de autopistas Abertis (31,59%), la constructora italiana Impregilo (19,82%), la empresa Sideco del Grupo Macri (7%) y los también españoles de Dycasa (5,83%) y el Grupo ACS (con el 5,72%). Además, el 30% del capital está conformado por oferta pública de acciones en la Bolsa de Comercio.
"Cuenta: 739.317.571. Titular: Estudio Cardenas. Entidad: JP Morgan Chase. Contacto Felipe Pizarro. Fax: (212) 4.640.100. Operación: Transferir U$S 24.710 de nuestra cuenta a la cuenta Standard Chartered New York, ABA 026002561. Para la cuenta 3544-033305-001 de Banco Francés SA Buenos Aires para ser acreditado en la cuenta corriente 470-20-002775-8. Orden DRYT SRL. Fecha: 6 de marzo de 2007". Emilio Cárdenas fue una figura relevante en la política y los negocios del país en las últimas décadas. En 2003, dejó el puesto de director Ejecutivo de HSBC Argentina Holdings SA Cárdenas, con la llegada de Carlos Menem a la Casa Rosada, supo combinar negocios y diplomacia: en 1992 fue embajador de la Argentina ante la ONU, luego ocupó el Consejo de Seguridad del organismo como representante del país y en 1997, fue nombrado representante personal del secretario general de la ONU ante Irak". Entre los clientes del Estudio Cárdenas, Di Ció, Romero y Tarsitano, Abogados, figura el JP Morgan.
Otro caso es el del ex titular del Exxel Group, Juan Navarro Castex, uno de los rostros emblemáticos del estilo de hacer negocios en la década del '90. Desde la cuenta 739-082787, del JP Morgan Chase (Private Bank), de Nueva York trasfirió U$S 40 mil a "Wachovia Bank NA, New York, USA. Swift PNBPUSNNYC. FEDWIRE 026 005 092. Acc: 2000192261221. Beneficiario: banco de Galicia y Buenos Aires SA. Para el crédito de la cuenta corriente 1556/3 182/5 de Juan Navarro Castex. Ref: Transferencia de capital. Fecha: 17 de marzo de 2008." Un dato a tener en cuenta en este caso es el contacto en Nueva York: Jeannette Bueno.
Bueno es una de las administrativas de las operaciones de Banca Privada de JP Morgan para el Cono Sur, su oficina está en el 5° piso del 345 del Park Avenue. Trabajaba en vínculo permanente con Arbizu, responsable comercial de la entidad para la misma región. La oficina neoyorquina de Arbizu estaba en el mismo piso de Park Avenue. Ahí también trabaja Norma Caba, que cumple funciones similares a la de Jeannette Bueno. Así es que en uno de los documentos a los que tuvo acceso Tiempo. Caba aparece junto a Alejandro Jiménez como el contacto de la operación de Norep SA. Esta firma, el 26 de septiembre de 2007 transfirió de su cuenta Q65036008 en el Chase, de Nueva York, U$S 20 mil a "JP Morgan Private Bank, 345 Park Avenue, New York. Beneficiario: Limay SA, Acc: 610-22-669. Atención Alexandra Preite /Paul Camacho". Limay SA tiene dirección en 25 de mayo 444 2°, en Montevideo. Camacho es el jefe de Jeannette Bueno y de Norma Caba. En tanto, Alexandra Preite fue señala por Arbizu en su denuncia ante el juez Torres por realizar la misma tarea que él en el JP Morgan.
Y hay más.
El 26 de enero de 2008, desde una cuenta sin identificación, figura como titular Virreyes Agropecuaria SA, en la sede el JP Morgan del 345 Park Avenue. El contacto es el broker Walter Gómez. Se detalla la operación "compromiso firmado como promesa de pago de fecha 25 de enero de 2008 por U$S 1.071.283". En el documento, la firma aparece como Virreyes Agropecuaria, pero es Vireyes Agropecuaria SA que, por caso, el 21 de marzo de este año, la AFIP suspendió del Registro Fiscal de Operadores de Granos "por traslado de granos sin carta de porte e incumplimiento a las obligaciones tributarias vigentes".
El 4 de enero de 2006, la empresa de energía Edenor giró a una cuenta número 400946378 en el JP Morgan Chase en Nueva York 315 mil dólares para efectuar un plazo "overnigth". Se trata de una operación habitual por la cual el saldo de una cuenta corriente al cierre de las operaciones es transferido a una cuenta de inversión por un día y devenga un interés, que en este caso fue del 4 por ciento. La misma operatoria empleó Petrobras Energía el 29 de abril de 2008. Desde una cuenta no identificada transfirió a través del JP Morgan 36,83 millones de dólares a su cuenta 544-703660 en el Chase Manhattan Bank de Nueva York y ordenó que a la fecha de vencimiento el dinero resultante fuera transferido a la cuenta 36968355 en el Citibank de esa ciudad.
Otro es el caso de TNS Gallup Argentina SA, con domicilio porteño en la Avenida Córdoba al 800, pero con cuenta, número 400531453, en el JP Morgan de Nueva York. El 27 marzo de 2008 transfirió "U$S 92322,40 a BNP Paribas, sucursal Buenos Aires, cuenta 9195-10048.0167, titular: TNS Gallup Argentina SA. Swift BNP New York: BNPAUSSNN PARQA crédito en BNP Bueno Aires, código ABA 768".
-Ricardo Fort también aparece en las "instrucciones de transferencias W". El 7 de julio de 2008 se indica desde la cuenta 4748000, sin identificación de titular, pero Rubi Quality SA como referencia, y al JP Morgan de 345 Park Avenue de Nueva York como entidad, que se transfieran "U$S 512 mil, a la 949-1-607074. De esta última cuenta, transferir fondos como sigue: U$S 373.107,93 a Bank of America, 150 West Flager Street, Miami FL 33130. ABA 026009593. Acc: 3441879732 en nombre de Braman Motors. El balance deberá ser transferido a Citibank, Branch 52, Miami, Florida. Acc: 310-133-4038. ABA 266086554 en nombre de Ricardo Aníbal Fort."
Otro ejemplo es el de Petropolis Investment Limitetd, con cuenta 78407006 en el JP Morgan de los EE UU, en el que figura como autorizada por Alejandra Civitarese, que figura en el Boletín Oficial como una de las titulares de Consultora de Inversiones y Finanzas SA. La operación del 3 de marzo de 2008 es por 2 millones de dólares. Petropolis tiene sede en Bahamas. Todo un paraíso.
Cuentas que supieron estar activas, al menos entre 2008 y 2009, en el JP Morgan Chase Bank de Avenida de las Américas 211 en Nueva York, fueron la 400-654865 y la 400-654873, ambas pertenecientes a uno de los empresarios de medios más influyentes en los ‘90: Carlos Ávila. El histórico socio del Grupo Clarín en Torneos y Competencias cuando monopolizaban el negocio de la televisación del fútbol, aparece en dos sociedades Carlos Ávila Enterprises SA y Carlos Vicente Ávila y otro.
Por último, desde dos cuentas, una del Chase International Financial Services, de Nueva York, de la que figura como titular Domingo Alejandro Federico, y la otra en la sucursal de Ginebra del Citibank, denominada Loridan, se trasfieren a través del JP Morgan de Nueva York, en el primer caso, U$S 7000 dólares en enero de 2007, y en el segundo, U$S 6782, en abril de 2008 con destino final a Nordelta SA. En ambas operaciones figura Paola Gallego.
Del largo listado de más de 400 empresas que presentó Arbizu ante la justicia, denunciadas por presunto lavado y fuga de divisas, entre las que se destacan las de Héctor Magnetto y sus socios del Grupo Clarín, el juez Torres y el fiscal Marijuan podrán detectar, por ejemplo, en el puesto 335 a Nordelta SA. Quizá sea una simple casualidad.
O todo lo contrario. «

Entre la especulación y la estafa

El JP Morgan es, junto con los bancos UBS y Goldman Sachs, una de las entidades que manejan grandes sumas de dinero y especulan con esos fondos, lo que les generó en la historia diversos escándalos de corrupción. En 1885, John Pierpont, multimillonario estadounidense que fundó la Compañía Federal del Acero, la General Electric y los ferrocarriles de Nueva York, se decidió a fundar un banco de inversiones y así nació el JP Morgan. La entidad se fusionó en el año 2000 con el Chase Manhattan Corporation y empezó a llamarse JP Morgan Chase. Con sede central en Nueva York, maneja activos por más de 1,5 billones de dólares. En Argentina tuvo y tiene oficinas, en la calle Bouchard, donde hay más de 110 empleados. En medio de la crisis internacional y de los Estados Unidos, el Morgan compró el banco Bearn Sterns, otra entidad especulativa quebrada luego de la crisis de las hipotecas.
El Morgan maneja dinero, mucho dinero, en países ricos, pobres, en paraísos fiscales y facilita negocios legales y de los otros. Por citar un caso, hace unos años dos clientes del ex financista Bernard Madoff –preso con una condena por 150 años por estafa– demandaron al Morgan por haber sido cómplice de ese millonario fraude. Días después, fue el propio Madoff quien reconoció que el banco conocía su estafa y lo ocultó.
Para el Morgan, la especulación está a la orden del día, incluso por estos lares. Hace un tiempo, el presidente de la Sociedad de Bolsa Puente, Federico Tomasevich, especuló con la posibilidad de que los fondos buitre hayan comprado seguros contra default de Argentina, mientras esos fondos serían integrantes a la vez de la International Swaps and Derivatives Association (ISDA), comité que debe determinar si el país incurre en un default, lo cual les permitiría cobrar unos 2 mil millones de dólares. Y aquí aparece el Morgan, ya que se sospecha que detrás del ISDA están bancos especulativos como el JP Morgan, además de fondos que juegan con bonos de deuda en default de países al borde de la bancarrota.

http://tiempo.infonews.com/2013/05/12/argentina-101762-la-matriz-de-la-fuga-de-divisas-que-organizo-la-jp-morgan-en-el-pais.php


Di Tullio ``pide que se...(mas)

Martes, 07 de Mayo de 2013...(mas)

**********************************************


22.07.2012 | Un ex ejecutivo de la banca estadounidense asegura que hubo una maniobra para "silenciarlo"
JP Morgan: piden a la Corte investigar si la embajada de EE UU intervino en la causa
Hernán Arbizu cuestionó que el caso se enfoque únicamente en el lavado de dinero del Grupo Clarín y se ignore la responsabilidad del banco en las maniobras para sacar fuera del control estatal el dinero de sus clientes.


Por:
Néstor Espósito

El ex ejecutivo de la banca estadounidense JP Morgan Hernán Arbizu, quien se autodenunció ante la justicia argentina como autor del delito de lavado de activos y evasión tributaria a favor de grandes grupos económicos, reclamó que la Corte Suprema investigue, como tribunal originario, una supuesta intromisión de la entidad financiera y la mismísima embajada estadounidense en una maniobra para "silenciarlo".
"Acá todo el mundo se confunde, únicamente se enfocaron en el lavado de dinero del Grupo Clarín y el problema de las AFJP, y se olvidaron –sugestivamente– de lo más importante, que es la responsabilidad penal del Banco JP Morgan Chase en las operatorias de lavado de dinero, evasión tributaria, violaciones a las normas del Banco Central de la República Argentina, entre muchas otras, relacionadas con la operatoria en sí de dicha institución bancaria y su necesidad de captar clientes en el país, para ayudarlos a sacar fuera del control estatal su dinero", disparó Arbizu en un escrito de apelación contra el cierre de la investigación por parte de la Cámara Federal, y la recusación contra todos los jueces por presunto "prejuzgamiento".
Arbizu, quien denunció ante la justicia la supuesta maniobra mediante la cual el Grupo Clarín se habría capitalizado con fondos de las AFJP en una operación financiera que perjudicó los intereses de los jubilados y pensionados, explicó que en 2008 fue detenido de manera ilegal en virtud de un pedido de las autoridades norteamericanas, canalizado de manera irregular a través de la embajada estadounidense, la cancillería argentina y la Justicia Federal. Las irregularidades, según el escrito presentado por el imputado –reclamado en extradición por la justicia estadounidense– se produjeron en una secuencia en la que "el Ministerio de Relaciones Exteriores dio curso a un pedido de detención preventiva pese a saber y reconocer la faltante de requisitos exigidos en la norma sustantiva... en cuanto al Tribunal, dio curso a la detención preventiva solicitada por las Autoridades de Estados Unidos también conociendo la faltante de requisitos exigidos en la ley."
Arbizu denunció que dos funcionarios del FBI amparados por la Embajada de Estados Unidos se entrometieron en una causa judicial en la que se investigan presuntos delitos económicos a través del JP Morgan. El 23 de junio de 2008 los agregados jurídicos de la embajada estadounidense William D. Godoy y Frank Oliva, del Departamento de Justicia de Estados Unidos, Federal Bureau of Investigation (FBI), se presentaron ante el juez federal Sergio Torres para informar que existía una orden de detención contra el ex funcionario de la organización financiera. Pero según el escrito presentado ahora, al que tuvo acceso Tiempo Argentino, la documentación presentada –más allá de la poco usual forma de hacerlo– sería "ideológicamente falsa". El "arrepentido" Arbizu explicó: "Nadie ha visto ni ha querido señalar que el juez que emitió esa supuesta orden de captura, indicada por los agregados diplomáticos de la Embajada y los abogados del Banco, no es el mismo ni siquiera se asemeja en su apellido y nombre, ni siquiera se trata del mismo expediente judicial, por el cual la embajada de Estados Unidos solicitó mi detención preventiva. Son dos casos aparentemente totalmente distintos. Cuando se dispuso en el marco del proceso de extradición que ese país requirente debía informar sobre la diferencia de ambas causas, es la Embajada de Estados Unidos la que se niega a informar ello, alegando que el pedido de extradición estaba correctamente efectuado y que no es obligación de dicho Estado incorporar nuevos elementos."
A través del estudio Argibay Molina, que lo defiende, Arbizu insistió ante la Cámara de Casación con la nulidad del proceso, la intervención directa de la Corte Suprema (a raíz de la presencia de diplomáticos norteamericanos a quienes imputa delitos) y la recusación contra los camaristas federales que intervinieron hasta ahora. "La intervención de la embajada en este expediente en forma directa no tenía como objetivo colaborar con la justicia argentina, sino impedir, al igual que los representantes del Banco JP Morgan Chase, que yo expresara al mundo la inminente caída del sistema bancario en 2008 y el posterior ataque contra el euro por parte del Sistema Bancario de Estados Unidos y algunos funcionarios de EE UU complacientes con el Banco JP Morgan Chase”, resume el escrito. «



------------------
24.10.2010 |
"JP Morgan incentivaba al Grupo Clarín a abrir cuentas en Delaware"
Por:
Tiempo Argentino
Hernán Arbizu, de 41 años, conoce al dedillo el mundo de las finanzas internacionales. Es un ex directivo del JP Morgan, está acusado por el banco del robo de documentación de sus clientes luego de un supuesto fraude por 3 millones de dólares. La justicia estadounidense solicitó su extradición y la devolución de los documentos, después de que Arbizu hiciera pública una parte de su denuncia en el diario Crítica. Hoy se resiste a entregarse y se autodenunció en la Argentina, acaso arrepentido, donde le presentó al juez Sergio Torres un listado de 20 carillas con los nombres y los montos de los principales empresarios argentinos -unas 40 pertenecen al Grupo Clarín y a los familiares de sus directivos- que tienen cuentas secretas en los Estados Unidos, para que sean investigadas por posible evasión de impuestos y fuga de capitales (ver "Los documentos que prueban que Clarín mintió para defenderse").

-¿Por qué cree que el Grupo Clarín eligió Delaware?
-Da más seguridad jurídica presentar una empresa con estructura en los Estados Unidos. Aparte se utilizaban para mandar fondos de una cuenta (del banco) a la otra. Es mucho más fácil maquillarlas. A su vez, muchas de estas cuentas tenían otras en Suiza u otros países. Por eso el banco incentivaba al Grupo (Clarín) a abrir empresas allí, donde tienen beneficios impositivos y se daba la ingeniería para hacer los fideicomisos.
-¿El JP Morgan motivaba la radicación de estas empresas?
-Justamente Clarín tiene tantas empresas en Delaware porque el Banco los incentivaba. Es como que mañana te ganás el Loto y viene el banco y te dice "ponela acá porque te favorece por tal y tal tema". Salvo un exhorto oficial por temas de narcotráfico, no te van a levantar nunca el secreto y menos por evasión impositiva. El argumento del banco para ofrecer a Delaware era: "En el último lugar donde te van a levantar un secreto bancario es acá, más que en Suiza."
-¿Por qué Delaware no está catalogado como paraíso fiscal?
-Eso es una truchada del GAFI para que las empresas dentro de los
EE UU no sean controladas internacionalmente. Ahora bien, si la firma está radicada en Andorra los americanos te van a complicar la vida. Hay un problema de competencia: cuanto más dinero haya, más alto será el consumo y más bajas las tasas. Por eso combaten a los otros paraísos, porque en teoría son más truchos y tienen menos controles, pero lo hacen porque prefieren que el dinero vaya para ellos.


------------------

07.05.2013 | involucró a la nación en la fuga de divisas
Arbizu apuntó a Clarín y a otros empresarios
El ex vicepresidente del banco JP Morgan, Hernán Arbizu, afirmó ayer que el Grupo Clarín armó "sociedades en paraísos fiscales" con el objetivo de "sacar el dinero afuera del país".


Por:
Tiempo Argentino

El ex vicepresidente del banco JP Morgan, Hernán Arbizu, afirmó ayer que el Grupo Clarín armó "sociedades en paraísos fiscales" con el objetivo de "sacar el dinero afuera del país". El dato fue publicado en exclusiva por este diario durante el último fin de semana. "Clarín era uno de los tantos clientes de JP Morgan Banca Privada, la unidad de negocios que se dedica a dar 'servicios' a la gente que quiere sacar el dinero afuera del país", precisó Arbizu a Radio Nacional. Destacó que "aparte de Clarín estaban los empresarios más importantes de la Argentina".
Al respecto, señaló que "los integrantes de la Asociación Empresaria Argentina (AEA) son personas que durante todos los gobiernos y a través de los años estuvieron haciendo negocios y generando riqueza en el país que llevaron al extranjero y la ocultan del fisco". Arbizu recordó que cuando realizó "una denuncia hace más de cinco años por presunta evasión impositiva y posible lavado de dinero", aportó a la justicia "un grupo de cuentas que Clarín tenía en JP Morgan que sumaban no menos de 200 millones de dólares". Precisó que "cuanto más grande es el cliente, más complicada es la estructura que forma", y afirmó que se arman "fideicomisos y sociedades en paraísos fiscales para ocultar la propiedad del dinero". Indicó que el objetivo de armar esas sociedades es "sacar la plata del circuito de la AFIP y que el seguimiento no sea fácil". Y subrayó: "Se crean sociedades en distintos lugares para ocultarla."
Asimismo, Arbizu puntualizó que "cuando antes de trabajar en JP Morgan, lo hacía en la Unión de Bancos Suizos (UBS), tenía como cliente al diario La Nación, que una vez cada dos meses pedía que se transfiriesen unos 8 o 9 millones de dólares a una cuenta en las Islas Caimán o en las Bahamas". El ex JP Morgan indicó que "uno escuchó la historia de que La Nación estaba quebrado y Clarín puso la plata para ayudarlo. Bueno, una de las cuentas a las que La Nación transfería plata en concepto de cancelación de un crédito podría ser una de las sociedades que Clarín tenía en JP Morgan".
Por su parte, la diputada del Frente para la Victoria (FPV) Juliana Di Tullio aseguró ayer que la causa que investiga la evasión impositiva del Grupo Clarín a través de sociedades offshore está parada desde hace cinco años, y cuestionó a la justicia por la "falta de voluntad" para investigar. En diálogo con Télam, la diputada consideró también que "algún fiscal tiene que tomar la investigación", a partir de las "nuevos datos aportados por el diario Tiempo Argentino" en el marco de una investigación publicada el fin de semana último. «

ARBA
Dinero evadido
ARBA detectó maniobras de evasión por ventas no declaradas en el impuesto sobre los Ingresos Brutos en 5545 comercios de 15 mil verificados, las que sumaron $ 83,5 millones. Las irregularidades fueron detectadas a partir del cruce de datos con la AFIP.


--------------------------------------------------------
----------
14.04.2012 | el doble discurso del vicepresidente de la comisión de finanzas de la cámara baja
Los oscuros negocios de Prat-Gay con el millonario patrimonio de Amalita
El diputado derivó hacia paraísos fiscales U$S 1025 millones obtenidos de la venta de Loma Negra. Ahora fue designado como administrador de la herencia que dejó la Dama de Cemento, calculada en U$S 1000 millones.


Por:
Leandro Renou y Ignacio Chausis

La imagen fue elocuente, pero los medios de comunicación y todo el arco político omitieron hacer un análisis de semejante postal. El 19 de febrero, unas horas después del fallecimiento de la multimillonaria Amalia Lacroze de Fortabat, Alfonso Prat Gay, diputado nacional por la Coalición Cívica y cerebro económico de esa fuerza política, fue una de las diez personas del círculo íntimo de la Dama del Cemento que cargó el féretro en el cementerio de la Recoleta. Visiblemente acongojado, el vicepresidente de la Comisión de Finanzas de la Cámara de Diputados ya sabía que tendría una ardua tarea que llevar adelante. Los herederos lo designaron como “Family Office”, el mismo término que sus ex compañeros del banco de inversiones y especulación JP Morgan utilizan para denominar a los gestores de fortunas privadas. Concretamente, administrará un patrimonio que supera con creces los U$S 1000 millones, y que la revista Forbes cifró en U$S 1600 millones, en un rol que debería considerarse incompatible con su tarea de legislador nacional elegido por el voto popular.
De todas maneras, el vínculo entre Prat-Gay y la familia Fortabat viene de larga data: en 2005, cuando se vendió la cementera Loma Negra a la firma brasileña Camargo Correa, Amalita lo eligió para manejar el esquema de cobro del dinero: la friolera de U$S 1025 millones. Esa elección no fue al azar. La octogenaria aristócrata tenía cierto malestar por la operación de venta de la emblemática cementera, que justamente había gestionado el Morgan. Para Amalita, el banco estadounidense había “malvendido” su activo más preciado, para cobrar en forma expres la comisión. Ante este escenario, Prat-Gay se presentaba como la opción más transparente para gestionar la administración de semejante fortuna.
Una práctica habitual en la gestión de grandes activos es que el banco de inversión encargado de la venta de una empresa, sea designado también para administrar los fondos producidos por dicha operación. Sin embargo, no fue este el desenlace en la venta de Loma Negra, básicamente por dos razones: el descontento de Amalita con el Morgan ya señalado y las ya existentes cuentas de Fortabat en la Unión de Bancos Suizos (UBS). A pesar de ello, el nombramiento de Prat-Gay llevó al Morgan a realizar un último intento por quedarse con ese preciado cliente.
“Apenas quedó al frente del dinero de Loma Negra, dos importantes ejecutivos del Morgan fueron a verlo. Se trataba de dos viejos conocidos del hoy diputado. Luke Palacio, jefe de banca privada para el Cono Sur, y Alfredo Nachman, encargado, en ese momento, de captar nuevos clientes en la Argentina”, detalló a Tiempo Argentino un ex directivo de un importante banco de inversiones extranjero con operaciones en el país. Durante ese encuentro,
Prat Gay-rechazó “de manera soberbia” hacer partícipes a sus ex socios en el millonario negocio que se le presentaba. ¿Cuál era el problema? El dinero ya estaba saliendo del país hacia cuatro emblemáticos paraísos fiscales. Según datos obtenidos por Tiempo Argentino a partir de fuentes bancarias, por la venta de Loma Negra, Amalita recibió U$S 1025 millones: el primer giro al exterior fue de U$S 100 millones en 2005; al año siguiente le ingresaron U$S 430 millones; en 2007 aproximadamente U$S 600 millones y en 2008 otra cuota similar. La suma es mayor a lo que recibió de Camargo Correa por Loma Negra, por lo que se supone que estos giros incluían fondos de otro origen.
La ingeniería financiera fue la misma para cada envío, esto es, se derivaron al exterior, haciendo uso de fondos de inversión y una diversificada canasta de monedas. Según el CUIT donde se hicieron los depósitos, el dinero fue girado a Estados Unidos, Inglaterra, Hong Kong y Suiza. Ni un peso se quedó en el país. Ni un peso de lo que administra Prat-Gay, que en su discurso habitual critica la fuga de capitales que en la práctica fomenta. Pero esto no es nuevo:
Prat-Gay fue denunciado en 2007 por fugar capitales por un total de U$S 800 mil (ver nota aparte).
Inmediatamente después de su intervención con Loma Negra, la participación de Prat-Gay comenzó a estar en boca del mundillo financiero, pero no justamente por su transparencia. Es que, a pesar de que Fortabat ya tenía cuentas en el banco suizo UBS, Prat Gay le habría hecho cerrarlas para luego abrirlas con el único fin de cobrar las jugosas comisiones.
Hay que tener en cuenta que en este tipo de operaciones, la comisión que cobra el intermediario financiero es de aproximadamente el 40% de los ingresos generados al banco (“revenues”). Por ejemplo, si el intermediario lleva al banco un nuevo cliente con U$S 1 millón, y el banco le vende productos financieros que le generan un ingreso de U$S 50 mil, el gestor se queda con entre U$S 15 mil y U$S 20 mil (que equivalen a entre el 30 y el 40% de la ganancia del banco). La modalidad habitual es que la retribución del intermediario se cobre en dólares, en el extranjero y en negro, para evitar el rastreo del fisco.
El manejo del millonario patrimonio de Fortabat es, cuanto menos, cuestionable si se tiene en cuenta el mandato de Prat Gay como diputado nacional, que ocupa la vicepresidencia de la comisión de Finanzas de la Cámara Baja, justamente la encargada de velar por la regulación del sistema financiero en su conjunto.
Pero esto no es todo. Prat-Gay es el líder, incluso en plena función pública, de una empresa que asesora en inversiones llamada Tilton Capital, que fundó junto a Pedro Lacoste. Si bien no se sabe con precisión si la administración de los bienes de Fortabat se hicieron a través de Tilton, en el sector financiero descartan que, además de la Dama del Cemento, la firma asesora a otro importante paquete de empresas. “Tilton es considerada en el ambiente como una más de las casi 20 oficinas de este tipo en todo Buenos Aires”, explicó a Tiempo un hombre cercano a Prat-Gay, y agregó que “se los llama intermediarios financieros y todos tienen como característica la apertura de cuentas en el exterior”. Según un artículo recientemente publicado por el diario La Nación, en el manejo del dinero de Fortabat, colabora con Prat-Gay “el Cocif, compañía Comercial y Financiera”, que administra además activos agropecuarios de Amalita, entre los que se cuentan 250 mil cabezas de ganado vacuno que pastan en 150 mil hectáreas.
El vínculo con Fortabat, inclusive, llegaba a actividades extracurriculares de Prat-Gay y sus socios: en 2006 –un año después de que se vendiera Loma Negra y ya siendo el diputado nacional– Prat Gay creó la Fundación Andares, “para el desarrollo de las microfinanzas”. Actualmente cerrada, la fundación funcionaba por ese entonces en el segundo piso de la calle Viamonte 634, y su objetivo era “contribuir a la erradicación de la pobreza y la exclusión social, apoyando el desarrollo del sector de las microfinanzas”. En un informe elevado en el año 2010 a Help Argentina, una red que cobija a las organizaciones con objetivos sociales, Andares reportó como primer financista a la Fundación A. Lacroze de Fortabat; en segundo lugar al Fomin del Banco Interamericano de Desarrollo, y en último lugar a la Fundación Ford. Prat-Gay presidía Andares rodeado de un núcleo duro de expertos en finanzas: el vicepresidente era Gabriel Castelli, director ejecutivo de Caritas Comisión Nacional; y por debajo aparecía Pedro Lacoste; Sebastián Reynal, por entonces director del Deutsche Bank; y Luis Cedrola, que se desempeñó en la dirección de compañías como Arcor, Bunge, Molinos Río de la Plata, Siderar y Austral Líneas Aéreas. Cedrola es además consejero en la Asociación Cristiana de Dirigentes de Empresas.
El director ejecutivo de Andares era Pablo Caride, quien por años fue uno de los hombres fuertes del Citibank en la Argentina. Además, en el directorio figuraba Orlando Salvestrini, reconocido por haber militado en la política del Club Boca Juniors. El contacto con Prat-Gay nació a través de Mauricio Macri, el líder del PRO que Prat-Gay asesoró en sus años secundando a Domingo Cavallo. Salvestrini trabajó en Socma, la empresa de Macri, y además fue el cerebro de la red no bancaria de cobro de impuestos y servicios públicos Pago Fácil, que también es de la familia Macri.
Así las cosas, es difícil medir el impacto de los negocios de
Prat-Gay en la actualidad. Su última declaración jurada de bienes vio la luz en el año 2009, cuando era candidato a diputado del Acuerdo Cívico y Social. En ese entonces, poseía un patrimonio de $ 7.980.915, compuesto por dos inmuebles que suman $ 1.010.835, tres vehículos por un total de $ 362.083, muebles por $ 139.139, créditos por
$ 341.300 y depósitos y acciones por $ 6.127.558. De todas maneras, en ese patrimonio no estaban expresados sus ingresos anuales. Toda una incógnita. < Haz lo que digo, pero no lo que hago Un rastreo de los discursos de Prat-Gay en relación a cuestiones vinculadas a la fuga de capitales, permite comprobar la vigencia del refrán popular “haz lo que digo, pero no lo que hago”. Tiempo después de que se calmaran las aguas del conflicto que enfrentó al gobierno nacional con un sector de las patronales de la actividad rural, el legislador de la Coalición Cívica había manifestado que “la fuga de capitales que empezó con el conflicto del campo es sintomática del clima de desconfianza en la economía”. Pero la fuga de capitales que promueven los administradores de fondos privados no está vinculada a la confianza o desconfianza con la conducción política del país, sino que es consecuencia de un “modus operandi” típico de estos administradores, que apelan a los paraísos fiscales para maximizar las ganancias de sus clientes (y sus comisiones). Poco tiempo atrás, cuando se decidió controlar las operaciones de compra y venta de divisas, Prat-Gay aseveró que “los mayores controles a la compra de dólares lo que logran es aumentar el deseo por la divisa norteamericana por parte de los ciudadanos. Para frenar la fuga hay que dar un combate frontal y contundente contra la inflación”. En este contexto, el experto de las finanzas recibió elogios de la conductora política y moral de la Coalición Cívica, Elisa Carrió. Cuando lo presentó en sociedad en el Hotel Sofitel de Recoleta, Carrió destacó que “este acto le pertenece a él. Quiero explicarle a la sociedad porque Alfonso puede liderar un equipo sólido”. Y agregó: “Tuvo consistencia y mesura cuando le tocó conducir al Central y decidió no seguir cuando le pareció imprudente. No lo conocía; nos fuimos buscando y encontrando”, concluyó Carrió, que evidentemente no conocía a los bueyes con los que araba. Críticas a la doble moral Las tensiones entre la actividad privada y pública que ejercen funcionarios del Poder Ejecutivo y legisladores no son algo novedoso en la política argentina. Sin ir más lejos, en la composición actual del Congreso Nacional conviven productores agropecuarios en las comisiones de Agricultura de Diputados y del Senado, o un banquero del sector cooperativista como Carlos Heller se encuentra al frente de la Comisión de Finanzas de la Cámara de Diputados, por citar sólo algunos ejemplos. Sin embargo, el caso de Prat-Gay es particularmente crítico no sólo porque a su mandato en el sector público se le suma el manejo de una de las fortunas más grandes del país, sino también por su rol en la fuga de capitales durante el corralito financiero establecido por Domingo Cavallo a fines de 2001. Este hecho lo hizo acreedor de un abanico de serias denuncias. Tal como señala una investigación de la Revista Veintitrés, a mediados del año 2007, la ex ministra de Salud Graciela Ocaña –quien provenía del ARI– denunció la “doble moral” de Alfonso Prat-Gay por haber fugado U$S 780 mil antes del congelamiento de los depósitos. Ante la prensa, Ocaña señaló que “nosotros desde el Congreso emitimos un informe desde la Comisión de Fuga de Capitales, armamos un listado con 1400 personas que habían girado plata al exterior durante el corralito. Y en el puesto 67 figuraba Prat Gay con un giro de 780 mil dólares.” No fue la única denuncia contra el ex ejecutivo del JP Morgan. A pesar de haber sido promocionado como un ejemplo de responsabilidad y transparencia por parte de la Coalición Cívica, que lo incorporó como uno de sus principales candidatos en la campaña por las elecciones legislativas de 2009, encabezando la lista de la Capital Federal, Prat-Gay acarreaba ya desde 2007 una denuncia del ex diputado Mario Cafiero (ARI) por defraudación. ¿Cuál era el supuesto delito? El ocultamiento desde su cargo de presidente del Banco Central de la fuga de U$S 26 mil millones que quedaron en un puñado de bancos, entre ellos, obviamente, el JP Morgan, donde Prat-Gay se desempeñó como jefe de Negocios hasta 2001. La investigación estuvo a cargo del fiscal Oscar Almirante, cuyo dictamen sostuvo que durante el corralito “existió un plan destinado a proteger y favorecer a determinados grupos de poder económico y en especial a los patrimonios de los bancos”. Según Cafiero, a pesar de que los balances del Banco Central ponían en evidencia la estafa perpetrada que las entidades financieras habían efectuado, con su llegada a la presidencia del Banco Central, Prat-Gay “tapó todo”. No es la única mancha en la trayectoria pública de Prat-Gay. El ministro de Economía de la Alianza, Domingo Cavallo, lo propuso para dirigir el Banco Central en el año 2001, en lo que se entendía como un guiño a los mercados financieros, que dudaban cada vez más de la sostenibilidad económica de la Convertibilidad. “Se pretendió poner a un pedófilo a cuidar el orfanato”, vociferaron las voces que se alzaron contra su nombramiento, que no prosperó. El senado de la Nación rechazó su pliego en base a un dictamen de la Oficina Anticorrupción, donde se remarcaba que el nombramiento de Prat-Gay implicaba una violación a un artículo de la Ley de Ética Pública. Se trataba del inciso que establece que ninguna persona puede ocupar un cargo público si se había desempeñado hasta un año antes en un cargo privado con intereses contrapuestos. A pesar de ello, un año después entró al Banco Central como parte de las condiciones exigidas por el FMI. Lo hizo de la mano de Eduardo Amadeo, actual diputado por parte del Peronismo Federal, uno de los artífices de la derogación de la Ley de Subversión Económica gracias a la cual quedaron impunes los mismos banqueros que se habían llevado las reservas, sustituyéndolas por títulos de deudas destinados a caer en default. Los datos 1 En 2005, Amalia Lacroze de Fortabat vendió la principal cementera del país, Loma Negra, a la firma brasileña Camargo Correa. 2 La operación se pactó en U$S 1025 millones. el agente financiero que intermedió fue el banco de inversión JP Morgan. Sin embargo, Amalita no le dio a este banco los fondos que recibió. 3 La causa fue que la Dama de Cemento consideró que JP Morgan había malvendido su firma sólo para recibir lo más rápido posible la comisión correspondiente. 4 Allí apareció Prat-Gay, quien venía de desempeñarse como presidente del Banco Central entre los años 2002 y 2004 nacional. 5 Antes de su paso por el BCRA, Prat-Gay trabajó en el JP Morgan. Ironías de la vida, ahora le sacaba un negocio a sus ex patrones. 6 Para administrar el dinero de Amalita, Prat-Gay apeló a los típicos recursos de los financistas: enviar el dinero a paraísos fiscales en el exterior y oscurecer todo lo posible la ruta del dinero.





********************************** 

...(mas)

Zaiat _20121106 Economia -...(mas)

Macri - Caputo - 03 May
NICOLÁS CAPUTO, EL CONSEJERO...(mas)

Viernes, 2 de noviembre de...(mas)

CFK 9 de noviembre de...(mas)

12.04.2013 | 17:36 | Predio...(mas)

Sábado, 13 de abril de 2013 |...(mas)

Viernes, 12 de Abril de 2013...(mas)

Domingo, 07 de abril de...(mas)

Miércoles, 03 de Abril de...(mas)

Confernecia de Prensa Macri...(mas)

**********************DE...(mas)

Lunes, 01 de abril de 2013EL...(mas)

Organizar el callejero de...(mas)

"Timerman para eso hay...(mas)

Martes, 26 de marzo de 2013EL...(mas)

Viernes, 22 de Marzo de 2013...(mas)

Jueves, 21 de Marzo de 2013...(mas)

Miércoles, 20 de Marzo de...(mas)

Miércoles, 20 de marzo de...(mas)

La justicia francesa citó a...(mas)

1 comentarios:

gem dijo...

muy buen post, tarea de investigación de primera, pero acá parece que la justicia no da lugar, URGENTE POR UNA JUSTICIA LEGITIMA ! estan muchos involucrados, hay que hacer que este blog lo desparrame por nuestros contactos, es un trabajo de hormigas pero quien sabía esto antes ? solo ellos y no llegaba a la ciudadania.
gracias

Entrada destacada

¿No se crearon puestos de trabajo en los últimos 4 años?

Víctor Hugo transmitió en vivo. 9 de septiembre a las 8:50 · Facebook Mentions · Es #falso que en los últimos años no se creó #emple...

Blog Archive

Etiquetas