Lo que circula por los medios

13 de junio de 2014

Causa Ciccone, indagatorias


Viernes, 13 de junio de 2014
PIRULO DE TAPA
EL PAIS › GUILLERMO REINWICK Y RAFAEL RIESNIK BRENNER DECLARARON EN LA CAUSA CICCONE
Dos indagatorias y una desmentida
El yerno de Ciccone volvió a apuntarle al vicepresidente, mientras que el ex funcionario de la AFIP involucró a un ex colaborador de Boudou en Economía, Guido Forcieri, quien negó su participación en el caso. El juez Lijo lo citó a indagatoria.


Por Irina Hauser y
Raúl Kollmann
El ex jefe de asesores de la AFIP, Rafael Riesnik Brenner, declaró ante el juez Ariel Lijo que tuvo una reunión en el Ministerio de Economía en la que el ex jefe de Gabinete de esa cartera Guido Forcieri le informó el interés en el salvataje de la ex Ciccone y le presentó a José María Núñez Carmona –socio del entonces ministro Amado Boudou– como quien se encargaría de seguir el trámite en nombre de esa repartición. Riesnik Brenner describió esa situación en un descargo que presentó al acudir ayer a la indagatoria. Forcieri terminó imputado y citado por el juez como sospechoso, y por la tarde difundió un comunicado en el que asegura que todo el relato es falso. Aseguró que la reunión no existió, que nunca presentó a Núñez Carmona ni habló con Riesnik de nada relacionado con la imprenta. Otra indagatoria clave fue la de Guillermo Reinwick, quien reiteró que tuvo reuniones con Boudou porque quería ayudar a su suegro Nicolás Ciccone con la empresa quebrada, aunque dijo ser ajeno a ella y acusó al vicepresidente y su amigo de apropiársela. Sin embargo, en la causa hay dos documentos en los que el propio Reinwick acuerda el salvataje con The Old Fund. El dice que los firmó bajo amenaza. Boudou había declarado que Reinwick estaba detrás de esa sociedad y que, curiosamente para un amenazado, es el beneficiario del negocio.

Lijo había citado a Riesnik Brenner a indagatoria porque, como jefe de asesores de la AFIP, tuvo dos intervenciones consideradas dudosas: sugirió pedirle una opinión al Ministerio de Economía ante la posibilidad de otorgar un plan de pagos excepcional, con quita de intereses y honorarios, que la ex Ci-ccone solicitaba para salir de su situación crítica, y al final dictaminó a favor de otorgarlo, aunque el titular del órgano recaudador lo rechazó y lo que se le ofreció mucho después fue una moratoria convencional, igual a la recibida por otras empresas. Riesnik entregó un escrito donde subraya en forma insistente que todo lo que hizo fue bajo conocimiento y respaldo del titular de la AFIP, Ricardo Echegaray. Incluso, señala la reunión que menciona en Hacienda.

Aquel encuentro, según el ex funcionario de AFIP, ocurrió cuando el ministerio que comandaba Boudou tenía en sus manos el expediente referido a la quiebra de Ciccone. Cuando asistió, dijo que Forcieri le destacó “el interés institucional y político del organismo en dar una solución integral a la difícil situación económica financiera de la empresa”. “En esa oportunidad, Forcieri me presentó al Dr. José María Núñez Carmona, quien estuvo presente en toda la reunión, y al cual dejó encargado en representación del ministerio, para el seguimiento del trámite, situación esta que le fue informada al administrador general (por Echegaray)”, sostuvo.

Con posterioridad, el Ministerio de Economía mandó una nota a la AFIP diciendo que no era competente para decir qué hacer con la moratoria, pero señalando los fines recaudatorios y la política general de sostener las fuentes de trabajo en una empresa estratégica. Riesnik dice que, a esa opinión política que consideró “favorable”, le sumó la opinión técnica, también a favor, de cinco funcionarios de la AFIP. En base a eso, elaboró un informe interno a favor del plan excepcional. La aparición de Núñez Carmona en el relato de Riesnik Brenner serviría para explicar una importante cantidad de llamadas telefónicas que habrían existido por esa época entre ambos, que son analizadas por el juzgado.

Después de recibir al ex funcionario de AFIP, el juez Lijo decidió citar a indagatoria a Forcieri, actual representante argentino ante el Banco Mundial, en Washington. Le puso fecha para el miércoles de la semana próxima. Ya cuando firmó la citación a indagatoria de Boudou, Lijo había pedido datos para rastrear llamadas de Forcieri, de fuerte confianza del vicepresidente cuando comandaba Economía.

“He sido injustamente involucrado mediante aseveraciones completamente falsas, en la públicamente conocida ‘causa Ciccone’. Los dichos del Sr. Riesnik Brenner dados a conocer son totalmente falsos en todo lo que refiere a mi persona”, denunció Forcieri en un comunicado. Allí asegura que “jamás” se reunió con Riesnik por Ciccone ni habló con él del tema, jamás le presentó “a Núñez Carmona ni a nadie”. Tampoco vio, asegura, el expediente de la imprenta en el que intervino el ex jefe de asesores de la AFIP. La única vez que lo vio, dijo Forcieri, fue entre fines de septiembre y comienzos de octubre de 2010, porque le fue a plantear un tema personal vinculado con un pago millonario que reclamaba su padre.

Al comienzo, Guillermo Reinwick, yerno de Nicolás Ciccone, fue imputado, pero luego devino testigo, tratado casi como una víctima, y en ese momento declaró por primera vez que había estado dos veces con Boudou reunido por la situación de la imprenta y que todos los documentos que suscribió en acuerdo con la firma The Old Fund –que puso 50 millones de pesos para levantar la quiebra y recibiría acciones– y su titular Alejandro Vandenbroele, los había firmado bajo presión. Ahora Reinwick volvió a ser imputado, ya que el juez lo considera parte de una maniobra ilegal en la que Boudou y Núñez Carmona, a través de Vandenbroele, buscaron quedarse con la imprenta. Eso mismo, curiosamente, es lo que dijo Reinwick: los acusó a ellos de “apropiarse” de la firma.

Reinwick presentó ayer un escrito en el que dice ser ajeno a la ex Ciccone Calcográfica, que lo único que lo une es su esposa, y pide que lo sobresean. Dijo que no es ni accionista, ni socio ni director. Ratificó su testimonial y volvió a hablar de las reuniones con Boudou, que contó que las promovió él mismo a través de un amigo, Gabriel Bianco, porque quería ayudar a su suegro. Habló de reuniones donde participaron los Ciccone, en algunas él y otras no, con Núñez Carmona y Vandenbroele. “Jamás imaginamos que todo era un gran sello de goma, que detrás de todo no había ni empresas nacionales así como tampoco extranjeras que iban a invertir, ni bancos de inversiones, ni nadie por el estilo. Atrás de todo estaba Boudou, Núñez Carmona y Vandenbroele”, dice su escrito.

En febrero de 2012 una solicitada con su firma en El Cronista Comercial decía que él era dueño del 70 por ciento de las acciones de la empresa, y no Vandenbroele. Ahora dice que no pagó ni firmó esa solicitada. Y, como ya declaró en diciembre, sostuvo que firmó un acuerdo con The Old Fund sólo porque estaba amenazado. Era un convenio para que ese fondo pusiera el dinero del rescate y Vandenbroele se ocupara de toda la ingeniería necesaria para sacar la empresa a flote. Vandenbroele, a su vez, representaba al banquero Raúl Moneta, que actuó como financista. Si le devolvían el dinero la imprenta volvía a los Ciccone, si no se la podía quedar o venderla. Así lo relataron Boudou y Vandenbroele. El vicepresidente fue taxativo en señalar a Reinwick como la principal figura detrás del negocio, incluso como titular de dos empresas, Dusbel y European Advisory, que fueron de las primeras que aportaron capitales a The Old Fund. Reinwick, al revés, acusa a Boudou.

“Era tal el nivel de las amenazas que si me ponían delante de mí la escritura por medio de la cual se efectuaba la venta de la Casa Rosada, yo la firmaba”, dijo. “Hubiera firmado cualquier cosa que me exigiera Núñez Carmona y el resto de los imputados. Ya tenía conocimiento del poder que tenían”, señaló. Así justifica, además, que nunca denunció penalmente (antes de referirse a ellas en diciembre) las amenazas, ni precisó en qué consistieron.

La defensa de Boudou ya señaló lo curioso que resulta que alguien sea “amenazado” para beneficiarse con un negocio y que encima no lo denuncie. Hasta ahora Lijo eligió creer en la versión de Reinwick.

http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-248526-2014-06-13.html

********************************
TN 11 de junio de 2014



********************************

0 comentarios:

Entrada destacada

¿No se crearon puestos de trabajo en los últimos 4 años?

Víctor Hugo transmitió en vivo. 9 de septiembre a las 8:50 · Facebook Mentions · Es #falso que en los últimos años no se creó #emple...

Blog Archive

Etiquetas