Lo que circula por los medios

8 de marzo de 2015

ATC Sofovich




Domingo, 08 de marzo de 2015

FUTBOL EN VIVO
15:33 › EN LA MAÑANA DEL DOMINGO
Murió Gerardo Sofovich
El productor, guionista, director y conductor de TV falleció a los 77 años en la clínica Suizo Argentina, donde había sido internado ayer a raíz de una hemorragia interna. El creador de "Operación Ja Ja" y "Polémica en el bar" arrastraba problemas de salud desde hace varios años y tuvo una docena de angioplastías, al punto de convertirse en el argentino con más intervenciones de ese tipo. Desde las 19, es despedido en la Legislatura Porteña.




Hijo del periodista socialista Manuel Sofovich, Gerardo Julio Sofovich había nacido el 18 de marzo de 1937 en Buenos Aires y perdió una de sus piernas al quedar atrapado en un pase de vías del tranvía que lo sorprendió, y si bien fue tironeado por su hermano Hugo, terminó con la amputación del miembro, percance que no le impidió seguir con su vida y convertirse en un personaje exitoso de la TV, el teatro, la revista y el cine nacional.

Sus relaciones lo alejaron de la herencia paterna. Los vínculos de Sofovich con los dictadores eran públicos y notorios y hasta se dice que les proveía "chicas" provenientes de sus huestes televisivas, se jactaba de su amistad con Jorge Rafael Videla, el almirante Emilio Massera y Roberto Viola, y luego, ya en democracia, eran famosas sus infinitas partidas de poker con Carlos Saúl Menem en el desaparecido restorán Fechoría, de la avenida Córdoba.

Su primera participación en la pantalla chica como guionista humorístico fue a principios de la década del 60 en Canal 13, como guionista de los ciclos en sketches "Balamicina" y "Balabasadas", con el también novel Carlitos Balá como protagonista, que fueron la plataforma de ambos.

Sin embargo, para Sofovich, el éxito en TV llegó en 1967 con un ciclo clave, "Operación Ja Ja", con sketches memorables que todavía hoy son recordados y algunos de los cuales habrían de convertirse con el paso del tiempo en éxitos independientes, siempre con muy buen rating. Allí participaron figuras como el ya veterano Fidel Pintos, además de Alberto Olmedo, Jorge Porcel, Javier Portales, Julio de Grazia, Vicente La Russa, Adolfo García Grau, Mario Sánchez, Mario Sapag, Rolo Puente, Vicente Rubino y Juan Carlos Altavista.

Al mismo tiempo de imponer espectáculos teatrales, como que también eran éxito en los escenarios veraniegos de Mar del Plata o de Villa Carlos Paz, con obras como "Soltero... y con dos viudas!", entre otras, Sofovich comenzó su carrera como director cinematográfico en 1973, con "Los caballeros de la cama redonda", con Porcel, Olmedo y Chico Novarro.

Después de este gran éxito siguieron "Los doctores las prefieren desnudas" (1973), "Los vampiros los prefirieron gorditos" (1974), "La guerra de los sostenes" (1976), "Las muñecas que hacen pum" (1979), "La noche viene movida" (1980), "Camarero nocturno en Mar del Plata" (1986), "Las minas de Salomón Rey" (1986), "Me sobra un marido" (1987) y "Johnny Tolengo, el majestuoso" (1987), con Juan Carlos Calabró.

En 1977, el Canal 7 de la dictadura cívico-militar convocó a Sofovich para una reposición de "Operación Ja Ja" que fracasó, pero poco después, Roberto Eduardo Viola lo reubicó al frente del ciclo "Sábado 9" y "Porcel para todos", por Canal 9, y uno de los retornos de "Polémica en el bar", estación de la que se fue por reducción de presupuesto para volver tras la Guerra de Malvinas.

Como actor fue elegido por Juan Carlos Desanzo para interpretar, ya en la vuelta a la democracia, a dos personajes nefastos, Emilio Celco en "El desquite" (1983), y Arturo, en "En retirada" (1984). En 1991 fue designado gerente de programación de Argentina Televisora Color (Canal 7) por el entonces presidente Menem, pero su gestión de un año, al mismo tiempo que conducía tres ciclos, no sólo fue criticada por la evidente ineficacia y chabacanería en la programación sino además sospechada de corrupción con contrataciones a agencias publicitarias nombre de su exmujer e hijo, no obstante la justicia terminó sobreseyéndolo en las numerosas causas denunciadas.

En materia periodística, siempre estuvo interesado en ciclos de entrevistas y entretenimientos, como "Dos campanas", o "Semananueve", "La noche del domingo", los de entretenimientos "Sin límite SMS", "A la manera de Sofovich" y ahora mismo "Los 8 escalones", conducido por Guido Kaszca, y "El pacto", de entrevistas, por Magazine, además de haber sido en 2008, jurado del "Bailando por un sueño".

Adicto a los juegos televisivos, en muchos de sus ciclos incluyó compulsas diversas, desde el Jenga con piezas de madera hasta pulseadas, largas secuencias matizadas por secretarias que, además de ser blanco de sus miradas lascivas y la oportuna nalgada en el mejor estilo de "mujer objeto", servían a sus fines lucrativos sumergiéndose en cubos de cupones para hacer sorteos.

En 2011, al mismo tiempo que por Crónica TV conducía "Sofovich hace memoria", en el que se homenajeaba a él mismo, fue nombrado Personalidad Destacada de la cultura porteña e hizo su primer comentario acerca de un posible retiro definitivo de la televisión, cosa que nunca ocurrió.




http://www.pagina12.com.ar/diario/ultimas/20-267665-2015-03-08.html


*************************************


Domingo 08 de marzo de 2015
Gerardo Sofovich: su polémico paso por ATC y su estrecha relación con Carlos Menem
El productor fue nombrado interventor del canal público en 1991, pero tuvo que renunciar en 1992, acusado de defraudación; sin embargo, fue sobreseído
8
25

Sofovich fue interventor de ATC entre 1991 y 1992. Foto: Archivo
En los 90, Gerardo Sofovich era uno de los conductores y productores televisivos más exitosos. Tenía dos programas al aire en ATC, la actual Televisión Pública, Polémica en el bar y La noche del domingo, que arrasaban, cuyos contratos los había firmado Julio Ricardo, por entonces interventor del canal. Gracias al éxito y a su gran amistad con el presidente Carlos Menem, logró que lo nombraran interventor de ATC, sucediendo a Ricardo, el 4 de junio de 1991. La gestión duró poco: en 1992, un año después de asumir, renunció a la dirección del canal estatal acusado de una defraudación por 36 millones de dólares.

No bien comenzó su gestión, incluyó en la grilla, además de sus dos programas, uno diario, A la manera de Sofovich, que lo tenía en la pantalla todas las noches de lunes a viernes, en el que solía criticar a los medios y a los opositores al gobierno menemista. Estas acciones pronto fueron denunciadas ante la justicia por un grupo de periodistas por ser consideradas "negociaciones incompatibles con el ejercicio de funciones públicas". Hubo una intensa investigación y luego de varios allanamientos al canal, en noviembre de 1992, el juez que entendía en la causa, Ricardo Weschler, le dictó prisión preventiva en suspenso y un embargo de un millón y medio de pesos (que entonces equivalía a la misma cifra en dólares). El 8 de diciembre de ese año renunció a su cargo. Él se defendía -"Confío en mi propia honestidad"-, y resultó finalmente absuelto.


En junio de 2000, ya fuera del período de gobierno de Menem, el juez federal Carlos Liporaci volvió a citar a prestar declaración indagatoria a Gerardo Sofovich por el presunto delito de defraudación en perjuicio del Estado nacional.

El fiscal Carlos Rívolo, que pidió al juez Liporaci que tomara esa indagatoria, le imputaba al ex funcionario y conductor televisivo haber defraudado a la Nación en 36 millones de dólares, mediante negocios incompatibles con su calidad de ejecutivo de la emisora. Sin embargo, también fue sobreseído. En 2006, se reabrió la causa y nuevamente fue sobreseído. "Yo renuncié a ATC y le expliqué a Menem que era inviable. Prender las luces del canal costaba 3 millones y pico de pesos. Y el presupuesto anual que tenía era de 14 millones. Eso se consumía en cuatro meses. Ahí está la mejor explicación. Claro, ¿cómo no va a perder plata?", dijo en su defensa, en una nota con La Nación. Libre de culpa y cargo continuó produciendo mucho más cercano al teatro que a la televisión. Eso sí, no volvió a pisar Canal 7. Es que en una ocasión, invitado por Luis Majul a su programa,la polémica se instaló y traspasó los pasillos del canal.

Sus vínculos con la política no terminaron ahí. Se postuló como jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires por el Frente por la Lealtad durante las elecciones de 2003, aunque se bajó de la candidatura cuando Menem hizo lo propio frente al ballotage que lo dejó ante Néstor Kirchner en las presidenciales.

Defendió a Menem hasta las últimas instancias. En una entrevista con La Nación, declaró: "Sigo siendo amigo de Carlos. El rema contra el viento. Es un animal político, que va a morir haciendo política. Carlos fue eficaz. Sé cuáles fueron las asignaturas pendientes que dejó, las discutí con él. La historia va a decir que el balance fue positivo. Se hizo una demonización muy grande de Menem y muy injusta".

http://personajes.lanacion.com.ar/1733576-gerardo-sofovich-su-polemico-paso-por-atc-y-su-estrecha-relacion-con-carlos-menem
*************************



http://www.pagina12.com.ar/2000/00-08/00-08-11/pag09.htm


****************************************************************

CAUSAS POR CORRUPCION: DECLARO POR SUPUESTO FRAUDE A ATC
Sofovich pasó cinco horas ante el juez






Gerardo Sofovich sacó a relucir ayer toda su seguridad y verborragia para defender su gestión al frente de ATC. En la declaración ante el juez federal Carlos Liporaci por la supuesta defraudación al Estado, aseguró que el canal estatal es una empresa "naturalmente deficitaria" y que, de no haber sido por él, el incremento de su pasivo habría sido "tres o cuatro veces mayor".

Durante una indagatoria de poco más de cinco horas, Sofovich admitió que ATC contrató a dos de sus empresas de publicidad, pero negó que se hubiera cometido así algún delito porque no existían, según dijo, "incompatibilidades".

El ex interventor fue indagado por haber gestionado dos acuerdos con los que el canal estatal habría perdido alrededor de 36 millones de dólares: uno para transmitir los Juegos Panamericanos de Mar del Plata y otro para crear un canal de cable.

La causa se inició en 1997 por las irregularidades que detectaron los síndicos de ATC: según los informes, el paso de Sofovich por la emisora habría dejado una deuda de 50 millones. Ayer, el conductor televisivo aseguró que cuando llegó a ATC encontró un "aquelarre" que tenía cerca de mil empleados y la cuarta parte era personal directivo. "Luchar contra eso fue muy difícil", dijo, según fuentes judiciales.

Sin titubear, respondió unas 50 preguntas de Liporaci y del fiscal Claudio Navas Rial. Aseguró que no tuvo nada que ver con el proyecto de ATC Cable y que ya había dejado el canal estatal cuando se negociaron los contratos para transmitir los Juegos Panamericanos. En este último caso, señaló que sólo realizó una gestión "oficiosa" a pedido "del presidente, y de los secretarios de Turismo y de Deportes" por la que no cobró "ni un peso".

Los fiscales sospechan también que Sofovich subordinó varios acuerdos de ATC a la intervención de dos empresas de publicidad de su familia: Why not y Ope-Bar, (una combinación de sus éxitos televisivos Operación Ja Ja y Polémica en el Bar).

Luego de asegurar que no ganó plata en ATC, Sofovich explicó que, de acuerdo con los estatutos, las responsabilidades administrativas recaían sobre su vicepresidente ejecutivo, Enrique Alvarez, que ocupó ese cargo durante su gestión y deberá declarar el próximo martes. Sólo después el juez resolverá la situación procesal de Sofovich.

Al ingresar a tribunales por una puerta lateral, el conductor de TV dijo a los periodistas que se considera "un perseguido político y personal". Frente al juez, sólo se consideró "un empresario exitoso".

http://edant.clarin.com/diario/2000/08/11/p-00501.htm


*******************************

MAR 04.04.2006


16:05 | Sobreseyeron a Sofovich por su gestión en ATC, pero procesaron a otros tres ex directivos por fraude

El juez Oyarbide consideró que la causa abierta contra el conductor y empresario televisivo había prescripto, aunque aclaró que durante su administración la emisora perdió 8 millones de pesos. A los otros, que ejercieron funciones durante el menemismo, los embargó por 15 millones de pesos.


El productor y conductor Gerardo Sofovich fue sobreseído hoy por la Justicia, en una causa por “administración fraudulenta” durante su gestión en el canal de televisión estatal ATC. Sin embargo, otros tres ex directivos fueron procesados y embargados por 15 millones de pesos.

El sobreseimiento de Sofovich, que dirigió ATC desde marzo hasta diciembre de 1992 fue dictado por el juez federal Noberto Oyarbide por prescripción del delito, aunque el magistrado aclaró que durante su gestión la emisora perdió ocho millones de pesos.

Por la misma causa fueron procesados Enrique Alvarez, Raúl Rico y Héctor Fernández, otros tres directivos acusados de “administración fraudulenta”, a quienes también se embargó por 15 millones de pesos.

En estos casos, no resultaron beneficiados por la nueva ley que amplió los causales de prescripción de las causas penales, debido a que todos siguieron en sus cargos hasta 1995.

El magistrado concluyó que durante la gestión de los procesados, entre marzo de 1992 y diciembre de 1995, el canal estatal sufrió un perjuicio económico de alrededor de 47 millones de pesos.

La resolución alcanzó también a tres empresarios que tuvieron contratos con el canal durante la trasmisión de los juegos Panamericanos de 1995 en Mar del Plata, un negocio que por sí sólo significó para ATC una pérdida de diez millones de pesos, resaltó el juez.

Los procesados con cinco millones de pesos de embargo para cada uno fueron Jorge Chamas, Leonardo Gutter y Antonio Rimondi, a quienes se acusó del delito de "partícipes necesarios de administración fraudulenta".

La causa judicial se abrió hace diez años, luego del fallido proyecto de convertir al canal estatal en una sociedad anónima para volverla competitiva y que terminó en su intervención después de una gestión de tres años.
En su resolución, de aproximadamente medio centenar de carillas, el juez tomó determinadas operaciones, como la creación de ATC cable, para concluir que hubo "una pésima administración" que derivó en un "constante deterioro de la empresa".

"Lejos de lograr su objetivo, en un desorden administrativo y financiero colosal y gracias al resultado de emprendimientos empresariales espúreos y alatamente perjudiciales, se llegó a un calamitoso estado económico financiero que la obligó a presentar concurso de acreedores", algo que ocurrió en 1995.
http://edant.clarin.com/diario/2006/04/04/um/m-01171086.htm



0 comentarios:

Entrada destacada

¿No se crearon puestos de trabajo en los últimos 4 años?

Víctor Hugo transmitió en vivo. 9 de septiembre a las 8:50 · Facebook Mentions · Es #falso que en los últimos años no se creó #emple...

Blog Archive

Etiquetas