Lo que circula por los medios

23 de diciembre de 2015

Los polémicos decretos con los que Macri quiere hacer reformas en Argentina




Los polémicos decretos con los que Macri quiere hacer reformas en Argentina
Redacción
BBC Mundo
23 diciembre 2015

Mauricio Macri

Macri no tiene mayoría en el Congreso, que está en receso hasta el fin de las vacaciones.
El flamante presidente de Argentina, Mauricio Macri, dice que quiere cambiar Argentina, empezando por los proyectos más controvertidos del gobierno anterior: Ley de Medios, política fiscal agraria, nuevos jueces…
Pero no lo tendrá fácil.
En primer lugar, porque no cuenta con una mayoría suficiente en el Congreso para proyectos como, por ejemplo, elegir a nuevos jueces de la Corte Suprema.
Y porque tras el cambio de administración, permanecen en sus puestos algunos de los funcionarios más relevantes del kirchnerismo, que no quieren marcharse hasta finalizar su mandato, entre ellos la fiscal general de la Nación.
También es el caso del titular de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (Afsca), Martín Sabbatella, que amenaza con recurrir a la justicia para frenar una controvertida decisión del gobierno de Macri.
Ley de Medios
El nuevo presidente ordenó a través de un decreto de necesidad y urgencia (DNU) intervenir durante 180 días la Afsca y la Autoridad Federal de Tecnología de la Información y las Comunicaciones (Aftic).
Se trata de dos agencias esenciales para la política de medios y telecomunicaciones del país.
Y en el caso de la Afsca, además, de un organismo en el centro de la disputa entre el grupo Clarín, el mayor multimedios del país, y el kirchnerismo.
Martín SabbatellaImage copyrightAP
Image caption
Martín Sabbatella, titular de la Afsca, sostiene que debe cumplir su mandato hasta 2017.
El organismo es el que se encarga de aplicar la nueva Ley de Medios aprobada durante el gobierno de Cristina Fernández, y que obliga a Clarín a desprenderse de varias de sus licencias.
El gobierno quiere la renuncia de Sabbatella, a quien acusa de ser un "militante político” y de "poblar las oficinas del Afsca en todo el país" con sus simpatizantes.
Sabbatella, por su parte, que tiene mandato constitucional hasta 2017, ha anunciado medidas ante la justicia para declarar ilegal el decreto.
Mientras, militantes kirchneristas se concentraron a las puertas del Afsca para protestar por la decisión, que consideran “antidemocrática”.
Política de decretos
Como recordó el corresponsal de BBC Mundo en Buenos Aires, Ignacio de los Reyes, éste es el último ejemplo de un controvertido uso de decretos para gobernar por parte del nuevo gobierno.
“Mientras los más críticos con Macri ven rasgos autoritarios o poco democráticos en las últimas decisiones del presidente, el oficialismo justifica los decretos como fórmula para evitar la parálisis en órganos donde aún gobiernan funcionarios kirchneristas”, dice De los Reyes.
A través de esta fórmula puso fin a las retenciones fiscales a productores agrícolas, una de las fuentes de conflicto entre el campo argentino y el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner.
Con un decreto Macri también quiso designar a dos jueces de la Corte Suprema, puesto que no cuenta con una mayoría en el Senado para aprobar su nombramiento, como es habitual

Marcha por la Ley de Medios



El kirchnerismo defiende la Ley de Medios que obliga a Clarín a deshacerse de licencias.
Además, el Congreso se encuentra en receso por las vacaciones del verano austral.
Aunque el gobierno defendió que se trató de una medida constitucional, un juez la declaró ilegal la pasada semana, después de generar fuertes críticas por parte de la oposición.
Incluso desde sectores que no comulgan con el kirchnerismo.
La filósofa Beatriz Sarlo describió la política de Macri como “una especie de Cristinismo invertido” en una entrevista con La Nación.
“Si los justificativos son que quiere gobernar por decreto de necesidad y urgencia de aquí hasta que no veas al Parlamento reunido, me parece una falta de experiencia política", aseguró.
Y la aliada de Macri en la alianza electoral Cambiemos, la legisladora Elisa Carrió, presentó un proyecto en el Congreso para impedir el nombramiento de jueces por decreto.
Los decretos de necesidad y urgencia como el publicado este miércoles sobre la intervención de la Afsca son mecanismos previstos en la Constitución argentina si “circunstancias excepcionales hicieran imposible seguir los trámites ordinarios previstos (…) para la sanción de las leyes”.
Algunos presidentes, como Eduardo Duhalde, que estuvo al frente del país tras la crisis de 2001, tuvo que hacer uso frecuente de esta herramienta.
Otros líderes como Carlos Menem o Néstor Kirchner también usaron con asiduidad los decretos (no sólo de urgencia) en sus años de gobierno, según el sitio web argentino Chequeado.com.



http://www.bbc.com/mundo/noticias/2015/12/151223_macri_afsca_decreto_sabbatella_irm




************************************
¿Qué le pide Wall Street a Macri para "hacer las paces" con Argentina?
Luis Fajardo
BBC Mundo, (@luisfajardo20)
15 diciembre 2015
Compartir
Casa de cambio en Argentina
Image caption
Argentina sigue con problemas para entrar a los mercados financieros internacionales.
La llegada al poder de Mauricio Macri ha desatado reacciones muy encontradas en Argentina.
Pero en Wall Street, la sede en Nueva York de la mayor bolsa de valores del mundo, la sensación general es positiva.
En los mercados financieros internacionales muchos piensan que, luego de los años de relaciones espinosas con los gobiernos de Néstor Kirchner y Cristina Fernández, ocupa la Casa Rosada alguien más conciliador con el gran capital.
Y los nombramientos en el equipo económico del nuevo presidente argentino también parecen apuntar en esa decisión.
El nuevo Ministro de Finanzas y Hacienda, Alfonso Prat-Gay, es un exfuncionario del banco JP Morgan, además de haber ocupado la jefatura del banco central argentino entre 2002 y 2004.
Mientras que Luis Caputo, otro exejecutivo de un banco internacional, estará a cargo de las relaciones con los polémicos fondos "holdouts", los grupos de acreedores que se han embarcado en una larga batalla legal con el gobierno argentino para exigir lo que ellos consideran son sus derechos sobre la deuda argentina.
Pero eso no quiere decir necesariamente que Argentina esté a punto de entrar en una luna de miel con Wall Street.
Ni que vayan a desaparecer de un momento para otro las diferencias que han llevado a conflictos y desencuentros entre las autoridades en Buenos Aires y los mercados internacionales.
Macri anuncia el fin de los polémicos impuestos al campo en Argentina
Modelo de negocios
Uno de los puntos cruciales en esta coyuntura será la manera en que se resuelva el pleito entre las autoridades argentinas y los holdouts, a quienes el anterior gobierno de Cristina Fernández calificaba de "buitres".
Mauricio Macri y Alfonso Prat-GayImage copyrightafp
Image caption
El gobierno de Macri ha indicado que busca mejores relaciones con la comunidad financiera.
Sigue vigente una orden de un juez estadounidense exigiendo que Argentina reconozca la deuda que los holdouts reclaman, sin las rebajas que anteriores gobiernos negociaron con los demás acreedores.
¿Pero, estarán los holdouts más dispuestos a un arreglo ahora que el presidente es Macri?
Algunos lo dudan.
"El modelo de negocios de estos fondos holdout requiere que recuperen todo, el 100% del pago, incluso con intereses", le señala a BBC Mundo Kunibert Raffer, profesor de la Universidad de Viena y experto internacional en asuntos de deuda soberana.
"Sería para mi una sorpresa si esos fondos estuviesen dispuestos a aceptar mucho menos", agrega Raffer.
El académico cree que será dificil entonces que esas entidades se muevan mucho de su posición actual, la misma que los gobiernos argentinos encuentran dificil de aceptar por las onerosas condiciones financieras que impone.
Más aún, agrega Raffer, la persistencia del pleito legal entre los holdouts y la Casa Rosada dificultará la posibilidad de que el gobierno argentino acceda a nueva financiación internacional en un momento en que la necesita con urgencia.
"El fallo del juez Griesa (que ordena al gobierno argentino priorizar los pagos a los holdouts antes que al resto de sus obligaciones) es un problema porque impide que otros acreedores prácticamente puedan disfrutar de sus pagos", afirma Raffer.
"En esa situación, hay que preguntarse si un nuevo acreedor estaría dispuesto a otorgar un crédito. Pues el peligro es que él tampoco pueda recuperar su interés".
El catedrático insiste en que Argentina es víctima de una "denegación de justicia" por cuenta del tribunal estadounidense. Y en esas condiciones no ve tan fácil su acceso pleno al mercado financiero internacional.
5 grandes problemas económicos que deberá enfrentar Macri
Buen momento
Más optimista es Alberto Bernal, jefe de estrategia de la firma financiera XP Securities, quien desde Estados Unidos le dice a BBC Mundo que un acuerdo entre Argentina y sus acreedores es mucho más factible con el nuevo gobierno.
Wall StreetImage copyrightreuters
Image caption
Argentina ha tenido una relación tormentosa con Wall Street.
"El gobierno está moviéndose mucho más rápido de lo esperado", asegura Bernal, para quien el Ejecutivo argentino parece haber decidido tomar en sus primeros cien días las medidas requeridas "para cambiar el ambiente".
Más aún, Bernal asegura que no tendría sentido para los fondos no negociar ahora con la Casa Rosada, pues en su opinión, dificilmente habrá en Argentina un gobierno más dispuesto a conciliar con ellos.
El analista asegura que para Argentina es imposible políticamente aceptar pagar el 100% de las pretensiones de los fondos, pero se muestra optimista en que ahora se llegue a una figura mutuamente aceptable para los holdouts.
Las inesperadas bombas económicas que estallaron antes de la asunción de Macri
Un modelo distinto
El diario estadounidense The Wall Street Journal es el diario por excelencia de la comunidad financiera internacional.
Mauricio MacriImage copyrightGetty
Image caption
Los mercados financieros internacionales han respondido positivamente a la llegada de Macri al poder.
Un editorial de hace un par de semanas en ese medio le ofrecía al gobierno argentino algunas "sugerencias" para "resucitar" al país.
Entre ellas, "restablecer su credibilidad" en los mercados de capitales.
También le pide tribunales "imparciales" para proteger los derechos de propiedad privada.
Y le echa en cara a Argentina el controversial episodio de la expropiación de los intereses de la española Repsol en 2012.
En esencia, le pide a Mauricio Macri echar atrás más de una década de nacionalismo económico implementado bajo los anteriores gobiernos de Néstor Kirchner y Cristina Fernández.
El nuevo primer mandatario no enfrenta un panorama fácil ante los inversionistas internacionales.
Para complacer a los mercados no solo tiene que dar un viraje de 180% en el rumbo económico de los últimos años, sino que enfrenta una contraparte de negociación en los holdouts, cuyo modus operandi deja poco espacio para las concesiones que Macri necesita para hacer políticamente viable su estrategia económica.
Y en ese sentido, Macri necesitará de mucho esfuerzo para lograr que perdure el deshielo entre Buenos Aires y Wall Street.
http://www.bbc.com/mundo/noticias/2015/12/151214_economia_argentina_macri_wall_street_lf

0 comentarios:

Entrada destacada

¿No se crearon puestos de trabajo en los últimos 4 años?

Víctor Hugo transmitió en vivo. 9 de septiembre a las 8:50 · Facebook Mentions · Es #falso que en los últimos años no se creó #emple...

Blog Archive

Etiquetas