Lo que circula por los medios

14 de diciembre de 2015

Mauricio Macri ya tiene dos candidatos para completar el Máximo Tribunal y los nombró en comision



Mauricio Macri eligió dos candidatos para la Corte Suprema: Horacio Rosatti y Carlos Rosenkranz
El presidente ya tiene dos candidatos para completar el Máximo Tribunal y los nombró en comision, que significa que los pone en funciones sin acuerdo del Senado
Adrián Ventura
LA NACIONLUNES 14 DE DICIEMBRE DE 2015 • 19:35



Tras la renuncia de Carlos Fayt, que se hizo efectiva el viernes último, el alto tribunal había quedado integrado sólo por tres jueces, de los cinco que debería tener. Ahora, entre sus primera medidas, el presidente Mauricio Macri se propuso completar el cuerpo, que preside Ricardo Lorenzetti .

Carlos Rosenkrantz, discípulo del fallecido iusfilósofo Carlos Nino, es abogad (UBA), doctor en Derecho (Escuela de Leyes de Yale), ex asesor del otrora presidente Raúl Alfonsín, actualmente dicta Teoría del Derecho (UBA) y es rector de la Universidad de San Andrés.

En tanto, Carlos Rosatti también es constitucionalista y fue ministro de Justicia de Néstor Kirchner.


Durante la tarde, luego de reunirse con el ministro de Justicia, Germán Garavano, y con otros a asesores, Macri tomó la decisión de pedirle al Senado que le devuelva los pliegos que había enviado la ahora ex presidenta Cristina Kirchner.

Macri ya tiene dos candidatos para la Corte Suprema
Macri ya tiene dos candidatos para la Corte Suprema.Foto:Archivo
El apuro de Macri por cubrir las vacantes en la Corte tiene muchas explicaciones. Por un lado, con la sorpresa que le causó Lorenzetti cuando, apenas 48 horas después del ballottage que ganó el actual presidente, la Corte reconoció una multimillonaria deuda del Estado nacional con tres provincias.

Click Aquí
En segundo lugar, Macri estrena el Gobierno y su poder todavía está intacto. Y, finalmente, necesita que el tribunal esté completo ante la inminencia del impacto que generarán muchas de sus próximas medidas de gobierno.

Por eso, ante esa premura, durante los últimos días Macri vino evaluando distintos escenarios.


Uno era el de llegar rápidamente a una negociación con el peronismo, para obtener el respaldo de dos tercios de los senadores, entre ellos, el apoyo de buena parte del bloque del Justicialismo (que tiene la mayoría absoluta en la Cámara alta).

La otra alternativa, la que primó, fue nombrar a los dos jueces en comisión, ejerciendo una atribución que el artículo 99 de la Constitución le confiere al titular del Poder Ejecutivo: el presidente puede cubrir esos cargos con nombramientos provisionales, que sólo dudarán hasta que el próximo 30 de noviembre, finalicen las sesiones del Congreso nacional.

Se trata de una alternativa poco utilizada en épocas democráticas y cuyo antecedente más claro fue la Corte que nombró Bartolomé Mitre, en 1852.


http://www.lanacion.com.ar/1854194-mauricio-macri-eligio-dos-candidatos-para-la-corte-suprema-horacio-rosatti-y-carlos-rosenkranz

******************************************************************

Constitución Nacional
CAPÍTULO TERCERO

Atribuciones del Poder Ejecutivo

Artículo 99.- El Presidente de la Nación tiene las siguientes atribuciones:

1. Es el jefe supremo de la Nación, jefe del gobierno y responsable político de la administración general del país.

2. Expide las instrucciones y reglamentos que sean necesarios para la ejecución de las leyes de la Nación, cuidando de no alterar su espíritu con excepciones reglamentarias.

3. Participa de la formación de las leyes con arreglo a la Constitución, las promulga y hace publicar.

El Poder Ejecutivo no podrá en ningún caso bajo pena de nulidad absoluta e insanable, emitir disposiciones de carácter legislativo.

Solamente cuando circunstancias excepcionales hicieran imposible seguir los trámites ordinarios previstos por esta Constitución para la sanción de las leyes, y no se trate de normas que regulen materia penal, tributaria, electoral o de régimen de los partidos políticos, podrá dictar decretos por razones de necesidad y urgencia, los que serán decididos en acuerdo general de ministros que deberán refrendarlos, conjuntamente con el jefe de gabinete de ministros.

El jefe de gabinete de ministros personalmente y dentro de los diez días someterá la medida a consideración de la Comisión Bicameral Permanente, cuya composición deberá respetar la proporción de las representaciones políticas de cada Cámara. Esta comisión elevará su despacho en un plazo de diez días al plenario de cada Cámara para su expreso tratamiento, el que de inmediato considerarán las Cámaras. Una ley especial sancionada con la mayoría absoluta de la totalidad de los miembros de cada Cámara regulará el trámite y los alcances de la intervención del Congreso.

4. Nombra los magistrados de la Corte Suprema con acuerdo del Senado por dos tercios de sus miembros presentes, en sesión pública, convocada al efecto.

Nombra los demás jueces de los tribunales federales inferiores en base a una propuesta vinculante en terna del Consejo de la Magistratura, con acuerdo del Senado, en sesión pública, en la que se tendrá en cuenta la idoneidad de los candidatos.

Un nuevo nombramiento, precedido de igual acuerdo, será necesario para mantener en el cargo a cualquiera de esos magistrados, una vez que cumplan la edad de setenta y cinco años. Todos los nombramientos de magistrados cuya edad sea la indicada o mayor se harán por cinco años, y podrán ser repetidos indefinidamente, por el mismo trámite.

5. Puede indultar o conmutar las penas por delitos sujetos a la jurisdicción federal, previo informe del tribunal correspondiente, excepto en los casos de acusación por la Cámara de Diputados.

6. Concede jubilaciones, retiros, licencias y pensiones conforme a las leyes de la Nación.

7. Nombra y remueve a los embajadores, ministros plenipotenciarios y encargados de negocios con acuerdo del Senado; por sí solo nombra y remueve al jefe de gabinete de ministros y a los demás ministros del despacho, los oficiales de su secretaría, los agentes consulares y los empleados cuyo nombramiento no está reglado de otra forma por esta Constitución.

8. Hace anualmente la apertura de las sesiones del Congreso, reunidas al efecto ambas Cámaras, dando cuenta en esta ocasión del estado de la Nación, de las reformas prometidas por la Constitución, y recomendando a su consideración las medidas que juzgue necesarias y convenientes.

9. Prorroga las sesiones ordinarias del Congreso, o lo convoca a sesiones extraordinarias, cuando un grave interés de orden o de progreso lo requiera.

10. Supervisa el ejercicio de la facultad del jefe de gabinete de ministros respecto de la recaudación de las rentas da la Nación y de su inversión, con arreglo a la ley o presupuesto de gastos nacionales.

11. Concluye y firma tratados, concordatos y otras negociaciones requeridas para el mantenimiento de buenas relaciones con las organizaciones internacionales y las naciones extranjeras, recibe sus ministros y admite sus cónsules.

12. Es comandante en jefe de todas las Fuerzas Armadas de la Nación.

13. Provee los empleos militares de la Nación: con acuerdo del Senado, en la concesión de los empleos o grados de oficiales superiores de las Fuerzas Armadas; y por sí solo en el campo de batalla.

14. Dispone de las Fuerzas Armadas, y corre con su organización y distribución según las necesidades de la Nación.

15. Declara la guerra y ordena represalias con autorización y aprobación del Congreso.

16. Declara en estado de sitio uno o varios puntos de la Nación, en caso de ataque exterior y por un término limitado, con acuerdo del Senado. En caso de conmoción interior sólo tiene esta facultad cuando el Congreso está en receso, porque es atribución que corresponde a este cuerpo. El Presidente la ejerce con las limitaciones prescriptas en el Artículo 23.

17. Puede pedir al jefe de gabinete de ministros y a los jefes de todos los ramos y departamentos de la administración, y por su conducto a los demás empleados, los informes que crea convenientes, y ellos están obligados a darlos.

18. Puede ausentarse del territorio de la Nación, con permiso del Congreso. En el receso de éste, sólo podrá hacerlo sin licencia por razones justificadas de servicio público.

19. Puede llenar las vacantes de los empleos, que requieran el acuerdo del Senado, y que ocurran durante su receso, por medio de nombramientos en comisión que expirarán al fin de la próxima Legislatura.

20. Decreta la intervención federal a una provincia o a la ciudad de Buenos Aires en caso de receso del Congreso, y debe convocarlo simultáneamente para su tratamiento.

http://infoleg.mecon.gov.ar/infolegInternet/anexos/0-4999/804/norma.htm


*******************************************

2 comentarios:

mirta gaggini dijo...

El nombramiento de dos jueces de la Corte Suprema a través de un Decreto tiene una gravedad inusitada. El procedimiento establecido en nuestra Constitución establece que el PEN (Poder ejecutivo Nacional) envía al Congreso el/ los pliegos de el/ los candidatos y el Senado debe aprobarlo con una mayoría calificada (especial) de los 2/3 de sus miembros. La Corte Suprema de Justicia de la Nación es el máximo tribunal de nuestro país. Es la última ratio/instancia/lugar al que puede acceder un ciudadano en busca de justicia. Luego sólo le quedan tribunales internacionales. Por eso la Constitución es tan exigente en cuanto a la aprobación de los integrantes del mismo.
Por otro lado, el Congreso de la Nación en sus dos cámaras representa cabalmente la voluntad del pueblo. Es el pueblo el que otorga el poder para que senadores/diputados y presidente de la Nación ejerzan sus funciones como tales. El soberano es el pueblo, quien delega este poder en las autoridades antes mencionadas. Si se desconoce al soberano (el pueblo) al desconocer a parte de aquellos en que delegó su poder (Congreso) se está dinamitando la base de sustentación del propio presidente (PEN). Desconocer la obligatoriedad constitucional de que los miembros del máximo tribunal sean aprobados por la los 2/3 de los senadores porque la mayoría de los mismos no son del propio partido equivale a un golpe institucional. Es golpismo puro y duro.
A esta barrabasada se suma lo dicho por Aguad ( Ministro de Comunicaciones) sobre que “…la Ley del Congreso no puede limitar la capacidad del Presidente”.¿ Ignorante? ¿Tan ignorante? O este “Sr” cree que en lugar de una República nuestro país acaba de elegir un emperador con poderes omnímodos?
Finalmente, hace tiempo que el Poder Judicial aparece mayoritariamente deslegitimado. Se lo ve como un poder elitista, racista, sexista y corporativo. Jueces llenos de privilegios, casi imposibles de remover así se los demuestre ignorantes/indolentes y/o corruptos. Juzgados por sus pares tienen la “no culpabilidad” asegurada (hoy por ti, mañana por mí) diría el saber popular.
No obstante todo lo antedicho, me cuesta creer que lleguen al límite en una ya “supuesta” democracia de cargar sobre sus hombros, públicamente, con tamaña barbaridad. Si se insiste en estas actitudes, cada parte deberá hacerse cargo de lo que las mismas puedan provocar.

Gal dijo...

Gracias por dejar tu opinión.

Entrada destacada

¿No se crearon puestos de trabajo en los últimos 4 años?

Víctor Hugo transmitió en vivo. 9 de septiembre a las 8:50 · Facebook Mentions · Es #falso que en los últimos años no se creó #emple...

Blog Archive

Etiquetas