Lo que circula por los medios

2 de diciembre de 2015

Melconian en acción



Un llamamiento a la justicia
Federico Bernal 02 de Diciembre de 2015 | 12:00
De lo más nefasto del terrorismo financiero y especulador, este hábil comunicador se presentó a la sociedad bajo paraguas del PRO como un recién llegado a la política. Mentira.

De lo más nefasto del terrorismo financiero y especulador, este hábil comunicador se presentó a la sociedad bajo paraguas del PRO como un recién llegado a la política. Mentira. El periodista Maximiliano Montenegro escribió el 11 de mayo de 2003: "Cuando [Melconian] era jefe del Departamento de Deuda Externa del Banco Central, el economista que Menem quiere como su ministro, ayudó a detener las investigaciones de lavados y autopréstamos por miles de millones de dólares." Para Montenegro, Melconian "fue uno de los principales responsables de legalizar el proceso de estatización de la deuda externa privada, que ideó Domingo Cavallo como presidente del Banco Central de la dictadura... el joven Melconian, como jefe del Departamento de Deuda Externa de la entidad, archivó las investigaciones sobre fraudes cometidos por multinacionales y grupos económicos locales con los seguros de cambio a principios de los ochenta". ¿Recién llegado a la política? Hasta el mismo diario de Mitre, apenas conocida su designación al frente del Banco Nación, publicó su CV: "Durante la década del 80 se desempeñó en el Banco Central, en la Gerencia de Investigaciones Económicas, y ocupó la Subgerencia del Área Externa. Allí, participó de las negociaciones vinculadas con la deuda que Argentina mantenía con organismos de crédito". Echemos algo de luz adicional a estas "negociaciones".
Melconian en acción
¿Cómo fue que operó con la deuda externa el futuro presidente del Banco Nación? Explica Montenegro: "Los informes de los inspectores eran elevados al Jefe de Departamento de Deuda Externa, Carlos Melconian, quien, antes que profundizar las investigaciones, se esforzaba por rebatirlas. En su defensa de la inocencia de empresas a las que les interesaba el país contaba con el respaldo de su superior, el gerente de Estudios y Estadísticas del sector Externo, Enrique Bour, otro prominente economista liberal. La actuación de Melconian y Bour era clave, porque si confirmaban las objeciones de los auditores, entonces la deuda no se consideraba registrable y el Estado dejaba de asumirla como propia. Pero sólo ratificaron un puñado de expedientes menores y, por el contrario, en la mayoría de los casos se sumergieron en una fuerte controversia con el equipo de auditores". Finalmente, señala el periodista: "Con el documento Melconian, el Banco Central limitó las investigaciones a un sólo criterio: el procedimiento formal de verificar que los dólares hayan ingresado al país. El organismo emitió una resolución, impulsada por los directores Daniel Marx (el mismo que manejó las negociaciones de la deuda durante toda la década del noventa y fue secretario de Finanzas de Cavallo durante la gestión De la Rúa) y Roberto Eilbaun, refrendando todas sus recomendaciones".
Las huellas de Olmos
Néstor Forero es contador público nacional, historiador, escritor, profesor universitario y miembro de la Auditoría Judicial de la Deuda Externa Argentina. De su puño y letra, contundentes y desconocidos detalles para conocer más en profundidad al futuro presidente del Banco Nación. "En diciembre del 2009, un pequeño grupo de personas entre las que se encontraba el dos veces candidato a premio Nobel doctor Miguel Ángel Espeche Gil, y el doctor Julio Carlos González, secretario legal y técnico en la tercera presidencia de Perón, fuimos convocados por el juzgado que investigó la deuda externa argentina por denuncia realizada por el patriota Alejandro Olmos. Nuestra función era revisar y auditar las casi 42 mil fojas que acumulaba la investigación. Existían dos causas judiciales. La primera, obedecía a la deuda contraída por el Estado entre 1976 y 1982, que obtuvo fallo en julio del año 2000; la segunda, por el endeudamiento privado, su posterior traspaso al Estado Nacional y las renegociaciones que se sucedieron durante el regreso a la democracia de nuestro país, hasta el año 2005. Lo primero que realizamos fue el pedido de nulidad absoluta por las operaciones que se mencionan en el primer fallo: 477 operaciones ilegales y fraudulentas, porque así lo manda el artículo 1047 del Código civil de entonces que dice, "el juez puede (tiene potestad) y debe (tiene obligación) de declarar la nulidad absoluta de los actos administrativos de gobierno que resulten fraudulentos". ¿Qué fue lo que pasó?, preguntamos a Forero. "Llegamos hasta la Corte Suprema y nadie quiso tratar el tema, de haberlo hecho, por lo menos todas las renegociaciones de esos 477 contratos originales hubieran sido declaradas nulas y la Argentina hubiera estado en condiciones de reclamar la devolución de los fondos pagados indebidamente."
El Banco Mundial contra Melconian
Ahora bien, vayamos con la segunda causa judicial referida por Forero, esto es, el endeudamiento privado y su posterior traspaso al Estado Nacional. Aquí es donde Melconian aparece en escena. "Él fue jefe del Departamento de Deuda Externa del Banco Central y responsable por la firma de un informe que trataba de descalificar una pequeña auditoría que se había realizado en el mismo banco, la cual arrojaba que más del 50% de la deuda investigada era ficticia. De hecho, el mismísimo Banco Mundial lo había informado en junio de 1984. Melconian dijo, en pocas palabras, que si en años anteriores se había dado el beneficio a un grupo de empresas, había que dárselo a todos los que lo solicitaran, sin importar la legalidad y razonabilidad del pedido, y porque la conducta de las empresas objetadas era la práctica común del mercado. Se ha estimado que dicho informe terminó costándole al pueblo argentino una cifra cercana a los 17.206 millones de dólares". Sobre el informe del BM al que refiere nuestro entrevistado, hablamos del Informe Mensual correspondiente al 22 de junio de 1984. Su párrafo de mayor trascendencia: "En julio de 1981, el B.C.R.A. introdujo un seguro de cambio para postergar el vencimiento de las deudas externas del sector privado, que debían extenderse, por lo menos a 540 días. La prima inicial cobrada por el B.C.R.A. se mantuvo por debajo de las tasas de devaluación del período, de tal manera que los incentivos para el sector privado eran muy fuertes y llegaron a generar deuda ficticia. Se alega que la práctica denominada autopréstamos, por ejemplo, la creación de residentes argentinos de deuda externa cubierta por un depósito en el exterior o por otro activo, suman más de 5000 millones de dólares, que quedaron registrados como deuda externa". Un escándalo, chillaría Pino Solanas.
Cavallo vs. Melconian: tiempo de valientes
Continua Forero: "El tema fue tan escandaloso que resulta que Cavallo es uno de los primeros en denunciarlo. En conferencia en la Peña El Ombú en Córdoba y luego publicado en un libro de su autoría llamado Economía en tiempos de crisis, el ex presidente del BCRA reconoce que si bien él estatizó la deuda privada en pesos no lo hizo con la deuda privada en moneda extranjera". A propósito, en las páginas 34 y 35 del libro se lee que "cualquier subsidio que se acuerde para aliviar la situación de los endeudados en dólares es una carga que se deja sobre las espaldas de los futuros gobiernos dado que implica un aumento de la deuda pública", lo cual "... en caso de producirse traería una hipoteca muy grave para el futuro argentino...". Y ahora la parte más jugosa. En la página 95 y preguntándose Cavallo por qué ciertas figuras económicas de la época lo atacaban, se auto-contesta argumentando: "... algunos que tienen suficiente capacidad profesional como para brindar buen asesoramiento, pensaron que era más importante dedicar sus conocimientos a la estructuración de un influyente grupo de poder económico y político dentro del radicalismo que resolver los problemas del país. Para acumular ese poder promovieron, o al menos apañaron, decisiones aberrantes… Tienen terror de que alguien bien informado tenga la valentía de hacer conocer toda la verdad no sólo a la opinión pública sino también a los jueces de la Constitución". Preguntamos a Cavallo: ahora que Melconian vuelve a la función pública, ¿No será tiempo de valientes? ¿No es hora que la opinión pública conozca toda la verdad?
Seguridad jurídica amenazada
Sobre cómo se resolvió el "subsidio a los endeudados en dólares" denunciado por Cavallo, Forero nos explica que "La realidad es que nunca fue llamado a declarar por este tema ni él se presentó voluntariamente. Por nuestra parte, le pedimos al Juez de la causa que lo llamara a declarar y realizara un careo con Melconian. En todos estos años jamás hubo pronunciación por parte del juzgado". El careo Nisman-Macri por la causa de las escuchas ilegales ya no es posible. Pero el de Cavallo-Melconian sí. Sólo se necesita que el Poder Judicial se empodere de justicia. Ironías al margen, dada la amenaza que el retorno de Melconian a la función pública representa para la seguridad jurídica popular, la reactivación de esta causa resulta más que perentoria. Su corresponsabilidad en la estafa de la deuda externa es incuestionable. «


http://tiempo.infonews.com/nota/197430/un-llamamiento-a-la-justicia

0 comentarios:

Entrada destacada

¿No se crearon puestos de trabajo en los últimos 4 años?

Víctor Hugo transmitió en vivo. 9 de septiembre a las 8:50 · Facebook Mentions · Es #falso que en los últimos años no se creó #emple...

Blog Archive

Etiquetas