Lo que circula por los medios

15 de diciembre de 2015

Todos los caminos conducen a la devaluación



Martes, 15 de diciembre de 2015
ECONOMIA › EL CENTRAL ACORDO CON LOS BANCOS PRIVADOS Y EL ROFEX UNA PROPUESTA PARA REDUCIR LA PERDIDA POR DOLAR FUTURO
Todo listo para concretar la devaluación
La entidad negoció con el Rofex impulsar un canje que podría motivar demandas de inversores. Los bancos recibirán un bono.



Por Cristian Carrillo
Tras una semana de intensas negociaciones, el gobierno nacional acercó una propuesta que conformó al sistema financiero para dar fin a la discusión sobre la pérdida que reconocerá el Banco Central en los contratos de dólar a futuro luego de la devaluación. A los inversores minoristas que compraron futuros hasta el 29 de septiembre último se les canjeará el papel por un contrato similar pero con un precio más alto al originalmente pactado, lo que reducirá la ganancia que obtendrán al efectivizar el acuerdo respecto a la devaluación de ese momento. La corrección para los contratos pactados entre el 30 de septiembre y el 27 de octubre implica sumarle 1,25 peso al precio original y para los pactados partir del 28 de octubre se adicionará 1,75 pesos. El canje lo realizará el Rofex, principal mercado concentrador, hoy a las 15. Con los bancos privados que operan en el MAE (Mercado Abierto Electrónico), el acuerdo fue diferente. Tal como anticipó este diario, se les entregará un bono por la diferencia, aunque éstos a sus clientes deberán pagarle la eventual ganancia en pesos. Para que tenga efecto legal este cambio, el Central emitió una comunicación en la que obliga a los bancos a vender sus futuros de dólar. Con este acuerdo y el ingreso de los dólares prometidos de parte de bancos extranjeros y cerealeras, el gobierno tendría vía libre para llevar a cabo la devaluación del peso, la cual se conocería esta semana.

En el gobierno tienen casi todo listo para poder hacer la devaluación que prometieron en campaña, aunque la liberalización de las restricciones a la compra de moneda extranjera podría llevar un tiempo más. Las reservas retrocedieron ayer en 184 millones de dólares y se ubicaron en 24.465 millones, un monto con el que se torna casi imposible abrir completamente el grifo para los ahorristas. Con el anuncio del quite de retenciones para todos los granos –con excepción de la soja, que se redujo la alícuota al 30 por ciento– se espera que las cerealeras inicien a partir de hoy la liquidación de los 330 millones de dólares diarios hasta fin de año que habían comprometido al macrismo. Antes de que finalice el 2015 el gobierno espera que se concrete el desembolso de corto plazo con bancos extranjeros por unos 5000 millones de dólares. Sin embargo, estos aportes se encontraban trabados por las negociaciones con el tema de los contratos a futuro, porque se les exigía además que asuman parte de la pérdida por la devaluación.

El macrismo buscó reducir el costo de la devaluación y despegarse de las responsabilidades legales que puedan enfrentar por su decisión de no convalidar los contratos que se pactaron con la administración anterior. Para evitar el costo de cargar con la pronta y pesada carga de un primer default del organismo, la idea directriz en las negociaciones fue siempre que los mercados que negocian futuros se adecuen al pedido oficial forzando la interpretación de sus reglamentos y que no sea mediante una resolución del Central. Con ese objetivo se sucedieron hasta ayer las reuniones entre el ministro de Hacienda, Alfonso Prat-Gay; el secretario de Finanzas, Luis Caputo, y el titular de BC, Federico Sturzenegger, con banqueros y directivos del Rofex y MAE.

Sturzenegger había presentado tres propuestas, las cuales implicaban el desconocimiento total o parcial de la diferencia que surgiese entre el precio pactado en los futuros y el que terminará adoptando la divisa cuando se lleve el ajuste del tipo de cambio. Con una posición que pretendió dar una señal de fortaleza frente al sistema financiero, el presidente del Central había asegurado que la compra de esos futuros fue especulativa y que la ganancia era absurda. Se ofreció entonces que se revisaran los contratos y se considerara el precio que tenían en Wall Street al momento de su adquisición. Los financistas remarcaron que, al ser mercados que no se arbitran entre sí, la comparación no tenía sentido. También se puso sobre la mesa entregar un bono, pero se le recordó al flamante funcionario que sólo 5 por ciento de los futuros adquiridos van a cartera propia. Por último, se incluyó que parte del pago vaya a deducción por Ganancias. Finalmente, la solución a la que arribó fue un mix de estas tres.

Los futuros del dólar son contratos que se operan en un mercado por el que dos partes se obligan mutuamente, una a comprar y otra a vender, una cantidad determinada en una fecha futura convenida a un precio fijado de antemano. El Central mantiene contratos abiertos contra 16.000 millones de dólares y, en caso de devaluar cerca de un 50 por ciento, según lo que anticipa el mercado, debería enfrentar un costo de unos 70.000 millones de pesos. Para el MAE, donde operan empresas, bancos, cerealeras e importadoras y ensambladoras fueguinas, la solución será entregarles un bono en pesos previa deducción del 35 por ciento del Impuesto a las Ganancias, según confirmó a Página/12 el titular de Adeba, Jorge Brito. Los bancos pagarían a sus clientes lo convenido pero en pesos.

En el Rofex, que detenta la mitad de los contratos en manos minoristas, es hacer un repricing (cambio en el precio) de los contratos abiertos. Para llevar esta medida a cabo sin comprometer legalmente al organismo se esgrimió el artículo IV que rige para ese tipo de contratos, el cual define que la gerencia puede estimar que el cálculo del precio final para el ajuste de cualquier mes fue afectado por algún caso extraordinario, con lo que podría declararse un estado de emergencia que permita una intervención en el contrato.
http://pagina12.tadevelapps.com/diario/economia/2-288294-2015-12-15.html



------------------------

Martes, 15 de diciembre de 2015
ECONOMIA › ARANGUREN AVISO QUE SE VIENE “LA MODIFICACION GRADUAL DE LOS SUBSIDIOS” A LAS TARIFAS DE GAS Y ELECTRICIDAD
Cuando sinceramiento suena mejor que tarifazo
El ministro de Energía anunció que el proceso de eliminación de subsidios será gradual, pero no explicó en qué consistirá la gradualidad ni a cuánto ascenderá el ajuste. Segun trascendidos, se pondrá en marcha a partir de enero.



Por Raúl Dellatorre
El gobierno se apresta a poner en marcha “un proceso de modificación gradual de los subsidios a las tarifas de los servicios eléctrico y de gas natural”, según anunció ayer el ministro de Energía y Minería, Juan José Aranguren, durante el almuerzo por el Día del Petróleo. Aunque no le puso fecha, trascendió que sería a partir del 1º de enero próximo. Tampoco informó cuáles serán las condiciones ni las características de los tramos de dicho gradualismo, aunque refirió que se mantendrá el subsidio para “los sectores más vulnerables”. Según manifestó Aranguren, el objetivo del “gradual sinceramiento” de tarifas es “recuperar la calidad del servicio y atraer la inversión de manera de disminuir la dependencia importadora”. Tampoco hizo referencia a la magnitud que adquirirá el mentado “sinceramiento”, pero un estudio reciente en la materia elaborado por el economista del PRO Carlos Melconian (publicado por Página/12 el 14 de noviembre pasado) sugería un ajuste del 250 al 400 por ciento en las tarifas eléctricas, y del orden del ciento por ciento en la de gas. El ahora presidente del Banco Nación desaconsejaba el gradualismo: a su entender, la corrección de precios relativos (dólar incluido) debía hacerse “todo junto” en las primeras semanas y “por única vez”.

En su presentación ante empresarios petroleros, el flamante ministro de Energía planteó los objetivos y las principales líneas de acción previstas en la materia. Aranguren ratificó que el gobierno nacional pondrá en marcha el “sinceramiento de tarifas mediante un proceso de modificación gradual de los subsidios de los servicios eléctricos y de gas natural”. Indicó que los “sectores más vulnerables” de la sociedad seguirán siendo beneficiarios del subsidio. Y precisó que, en el sector eléctrico, “se recuperará gradual pero firmemente los marcos regulatorios de las leyes 24.075 y 24.076 (de principios del menemismo, en el periodo de privatizaciones) para restablecer las revisiones tarifarias integrales, previa audiencia pública, en los servicios públicos de transporte y distribución del sistema eléctrico”.

El ex presidente de Shell Argentina –convocado por Mauricio Macri junto a otros CEO de grandes corporaciones para conformar su gabinete– anunció que, junto al gradual sinceramiento de las tarifas de electricidad y gas, habrá “un programa de incentivo al ahorro energético que permita administrar mejor los consumos residenciales, comerciales e industriales”. En su exposición, Aranguren eludió referirse a cómo afectará a los distintos sectores de consumidores la reducción o eliminación de subsidios. El sector residenciales (consumo en hogares) constituye apenas el 30 por ciento de la demanda energética, por lo cual es imprescindible definir una política tarifaria para la industria y el comercio en la cual enmarcar la reducción o eliminación de subsidios.

La propuesta formulada por Melconian un mes atrás sostenía la necesidad de incrementar la tarifa eléctrica de los demandantes domiciliarios en un 250 por ciento, mientras que para el comercio y la industria proponía un “sinceramiento” tarifario del 400 por ciento. En el caso del gas, señalaba dicho trabajo la necesidad de desplazar la tarifa domiciliaria en casi un ciento por ciento, aunque advirtió que “más de la mitad de los hogares con pequeños consumos deberían tener un incremento mayor, del orden del 200 por ciento”. Y sin gradualismo. es decir como un auténtico shock. Según los números del estudio realizado por Melconian, los recursos del presupuestro nacional destinados a subsidios representarían en el año corriente unos 242 mil millones de pesos, equivalentes al 20,6 por ciento del gasto. De dicho monto, 164 mil millones de pesos corresponderían al sector de energía (14 por ciento del gasto total).

En otro orden, el ministro de Energía y Minería también anticipó que en las próximas semanas el Poder Ejecutivo enviará al Congreso un proyecto de ley de incentivo para la exploración de área de riesgo off shore y no convencionales”, al tiempo que anticipó que se buscará un nuevo acuerdo con el sector petrolero “para mantener garantizado el precio del crudo a nivel local hasta que los valores internacionales se recuperen”. Es decir, mientras se recortan los subsidios al consumo domiciliario de elecricidad y gas, en paralelo se ratifican los subsidios a las petroleras por el petróleo que extraen, para que cobren un valor mayor al fijado por el mercado.

Aranguren también se refirió a YPF, asegurando que el Estado nacional seguirá ostentando el lugar de accionista mayoritario (sumando la participación de las provincias). También adelantó que el gobierno modificará el decreto 1277 del año 2012, de manera de reafirmar el reconocimiento a las provincias “como única autoridad de aplicación y concesión de la explotación de sus hidrocarburos”, dando una interpretación sumamente controvertida a la letra de una de las tantas reformas parciales a la ley de hidrocarburos. Según algunos especialistas, bajo esa concepción el país podría quedar dividido en tantas políticas petroleras como provincias petroleras existan.

http://pagina12.tadevelapps.com/diario/economia/2-288298-2015-12-15.html


Martes, 15 de diciembre de 2015

ECONOMIA › TODESCA DIJO QUE NO PUBLICARA EL IPC HASTA TENER UN NUEVO EQUIPO TECNICO
En suspenso hasta nuevo aviso
El titular del Indec aseguró que por ahora no es posible preparar el índice de precios porque los encargados de elaborar el IPC renunciaron al organismo. Dijo que el CER se actualizará con un “indicador alternativo”.


Por Federico Kucher
El nuevo director del Indec, Jorge Todesca, anunció ayer en conferencia de prensa que se suspenderá la publicación del índice de precios al consumidor hasta tener un equipo técnico que pueda procesar los datos de inflación. Aseguró que los encargados de elaborar el IPC renunciaron al organismo, por lo que no es posible trabajar la información en el corto plazo para preparar el índice de precios minorista. La deuda y otros instrumentos financieros que ajustan por CER (un coeficiente que varía en función de los precios al consumidor) se actualizará, según lo confirmó Todesca, por un “indicador alternativo” hasta que vuelva a publicarse el IPC oficial. En la conferencia participó el ministro de Hacienda, Alfonso Prat-Gay, quien se ocupó de presentar a las nuevas autoridades de la institución pero no respondió preguntas, y Graciela Bevacqua, otra de las funcionarias que estarán a cargo de las tareas directivas de la entidad.

Todesca, además de mencionar la postergación del índice de precios minoristas, dio algunas precisiones acerca de cómo funcionará el organismo de estadística. Indicó que se convertirá en una institución autárquica, es decir que manejará presupuesto propio como lo hace el Banco Central y la AFIP, al tiempo que mencionó que en el corto plazo se solicitará inspección de la Auditoría General de la Nación (AGN) y de la Sindicatura General de la Nación para evaluar el estado operativo del instituto. “En estos días nos encontramos con áreas técnicas incompletas, desarticuladas y, sobre todo, con deterioro de la cadena de mando. La pirámide de dirección esta desdibujada y hay personal cuyo trabajo no reporta a ningún área concreta”, precisó. Agregó que “no habrá revanchismo pero el que no trabaje deberá desvincularse de la entidad. No permitiremos que nadie cobre sin realizar ninguna tarea. Se supervisarán los trabajos para cobrar y todos tendrán que estar incluidos en la cadena de mando”.

El nuevo director del Indec, quien es dueño de la consultora del mercado Finsoport, dijo que una de las prioridades de la nueva gestión será recuperar la confianza en la metodología utilizada y las estadísticas publicadas por el organismo. “La idea de nuestra administración es alcanzar niveles de excelencia y recuperar al Indec de la destrucción. Encontramos una entidad que es tierra de nadie. Estamos absolutamente angustiados. Tenemos sentido de urgencia, por el sentido de uso de muchos indicadores, pero no se podrán inventar los datos. En el IPC no quedaron recursos humanos, no hay quien revise la información, hay que hacer pruebas de consistencia para no salir con un mamarracho. Por eso saldremos a buscar personas especializadas”, dijo. Todesca, pese a la insistencia que manifiesta ahora en asegurar la calidad metodológica de los nuevos indicadores del Indec, fue uno de los promotores del índice Congreso, una estimación de los precios difundida por legisladores de la oposición al kirchnerismo que no cuenta con una metodología clara ni consistente.

“Vamos a pasar de un instituto de la mentira a un instituto de la verdad. Un país sin estadísticas creíbles es un país no creíble. Tenemos el objetivo de crear un sistema de estadísticas que nos diga lo que esta pasando”, mencionó el ministro de Finanzas, tras destacar la elección de Todesca y Bevacqua para conducir la entidad y asegurar que fueron dos “perseguidos” por la anterior gestión del Indec. El nuevo director del organismo participó de una disputa judicial con Guillermo Moreno por difundir datos de inflación inconsistentes en materia de metodología, mientras que Bevacqua dejó la conducción de la entidad en 2007.

“La decisión es normalizar pronto el organismo. Tanto Mauricio Macri como yo nos queremos enterar de los resultados que arrojan las estadísticas del Indec el día de su publicación, no antes, porque se trata de información pública y todos tienen derecho a conocerla en el mismo momento”, apuntó el ministro de Finanzas. Antes de abandonar la conferencia por otros compromisos, dijo que se empezaron a tomar las distintas medidas anunciadas en la campaña como la quita de las retenciones y que en los próximos días se van a seguir cumpliendo “las grandes promesas” que hizo antes de las elecciones la alianza Cambiemos.

El Indec, además de su tradicional función de armar series estadísticas, pasará a tener un área de análisis económico, en el cual se apuntará a colaborar con el resto del sector público en la toma de decisiones. Bevacqua, quien cuenta con conocimiento técnico en materia de estadística, un elemento que Todesca no posee, aseguró que en un primer momento se concentrarán en rearmar las series de cuatro indicadores centrales: el índice de precios al consumidor, de PBI, de pobreza y de empleo. Se estimó en materia de indicadores socioeconómicos que en tres o cuatro meses estaría lista una nueva canasta de consumo básico para medir la pobreza en función de los ingresos. Bevacqua, en tanto, aseguró que para los datos de comercio exterior (exportaciones, importaciones y saldo comercial), si bien deben revisarse, demandarán menos tiempo de reelaboración, porque se basan en información que llega de aduana y es posible reconstruir la serie hacia atrás sin tener que revisar tanto detalle técnico de la metodología. “No vamos a inventar indicadores. Se va a empezar por reconstruir los planteles técnicos. No queremos frustrar las expectativas positivas de la sociedad. Hay que poner la máquina en funcionamiento de nuevo después de nueve años”, cerró la funcionaria.

http://pagina12.tadevelapps.com/diario/economia/2-288300-2015-12-15.html

*****************
Martes, 15 de diciembre de 2015

ECONOMIA › EL PRESIDENTE COMUNICO EN LA UNION INDUSTRIAL ARGENTINA UN PAQUETE DE MEDIDAS PARA EL SECTOR
Macri avanza con la liberalización comercial
El anuncio incluyó la eliminación de los derechos de exportación para las manufacturas, la modificación del esquema de declaraciones juradas anticipadas de importación y el desmantelamiento del régimen de información.


Por Tomás Lukin
La eliminación de los derechos de exportación para las manufacturas, la modificación del esquema de declaraciones juradas anticipadas de importación y el desmantelamiento del régimen de información fueron los primeros anuncios en materia industrial del presidente Mauricio Macri. Las medidas de liberalización comercial y desregulación fueron presentadas por el mandatario bajo la fórmulas de “recuperar competitividad” y “premiar a quienes se animan a exportar”. Los anuncios se realizaron durante la Conferencia Industrial que organiza la UIA, una edición del evento donde no faltó ninguno de los miembros de la diversificada cúpula empresaria argentina. La eliminación de las retenciones para los bienes industriales, en ese segmento las alícuotas oscilan entre 5 y 10 por ciento, no alcanzará a las ventas externas de cueros, lana y madera. Los cambios redundarán en una merma aproximada de 9000 millones de pesos de ingresos fiscales. La breve intervención de Macri incluyó advertencias a los empresarios por los aumentos de precios y un reclamo a los dirigentes sindicales para “reducir el ausentismo y la conflictividad permanente”. Sin ofrecer precisiones, aseguró que en los próximos días se desmontará el denominado “cepo cambiario”.

“Les pido prudencia con los precios. No tenemos a ningún Guillermo Moreno, ni lo vamos a tener. Pero contamos con los instrumentos necesarios para corregir abusos en términos de precios”, lanzó Macri al referirse a los aumentos registrados a lo largo del último mes como correlato de las medidas comprometidas por el nuevo gobierno. La intervención del Presidente estuvo seguida en primera fila por la conducción de la UIA y los principales exponentes del empresariado vernáculo como el titular de Techint, Paolo Rocca, el propietario de Arcor, Luis Pagani, el dueño del Grupo Roggio, Aldo Roggio, y el petrolero de Bridas, Alejandro Bulgheroni. “No va a haber más retención a la exportación industrial porque no corresponde, el mundo no regala nada. El incentivo es a la inversión y a la innovación. Sabemos que es sólo el comienzo y que esto solo no alcanza”, prometió Macri frente a una conocida audiencia empresaria que celebró con cautela el estímulo impositivo. La medida será implementada hoy por decreto. Como él mismo recordó, su tío Jorge Blanco Villegas fue presidente de la UIA a comienzos de los noventa y su padre, Franco Macri, “uno de los industriales activos importantes de este país”.

Aunque le acomodaron algunas anotaciones al púlpito donde primero expuso el presidente de la UIA y directivo de Arcor, Adrián Kaufman Brea, el mandatario no leyó su discurso. “Podemos trabajar juntos para hacer crecer la confianza”, fue una de las fórmulas habituales del discurso macrista que ayer reiteró ante la audiencia industrial. Tampoco faltaron sus referencias a la necesidad de “unir a los argentinos”, “combatir el narcotráfico” y “alcanzar niveles de pobreza cero”.

Los aumentos abusivos de precios fueron el principal cuestionamiento realizado al ingresar al predio por el dirigente de la UOM y titular de una de las CGT, Antonio Caló. Además del metalúrgico también participaron del evento, Gerardo Martínez de la Uocra y Armando Cavalieri del Sindicado de Comercio y dueño de casa. Los tres fueron los receptores del reclamo macrista para “reducir el ausentismo y conflictividad permanente” ya que, según afirmó el mandatario, “con estos niveles se genera más pobreza”.

“En este proceso de normalización de la economía tenemos que salir de lo que fue el fin del fin, el cepo”, sostuvo el Presidente, que arribó al evento acompañado por Francisco Cabrera, titular de la cartera de Producción, y el ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat-Gay. “Hay un enorme apoyo mundial hacia este cambio. Impresionante la cantidad de llamados de países e instituciones financieras”, celebró Macri.

Quien ofreció mayores precisiones en ese sentido fue el titular del Banco Macro. Antes de ingresar al sector reservado del salón, Brito aseguró que el Gobierno tiene cerrado un paquete de financiamiento con bancos internacionales. La emisión de deuda externa ronda los 8000 millones de dólares. Desde la visión del nuevo equipo económico, ese financiamiento es fundamental para que la eliminación de las restricciones del mercado cambiario generen un salto cambiario todavía más violento que el previsto. Asimismo, los exportadores que ayer celebraron la eliminación de las retenciones –fundamentalmente las agropecuarias– advierten que no acelerarán la liquidación de divisas hasta que no se concrete la devaluación anticipada por el nuevo gobierno.

“Perdimos competitividad como pocas veces. Eso nos deja en situación de extrema vulnerabilidad”, lamentó Macri al anunciar la eliminación del esquema de DJAI que había anticipado por la mañana el ministro de Producción. Su discurso no tuvo definiciones contundentes pero si una tímida convocatoria al promocionado diálogo social: “Estamos contrarreloj, no tenemos más tiempo que perder. Tenemos que sentarnos con cada sector. Con los sindicalistas y las empresas para fijar marcos, planes estratégicos de mediano y largo plazo. Hay que poner tremendas y ambiciosas metas de productividad. Y mejorar la logística y el abastecimiento energético”, consideró el Presidente que cuestionó la “enorme trama burocrática que genera corrupción”. “Necesitamos desarrollo industrial inteligente y sustentable. Si no el costo lo paga la gente. Hay que utilizar el espíritu emprendedor para hacer lo que sabemos hacer bien. Elegir en dónde está ese lugar que nos pertenece”, concluyó el Presidente.http://pagina12.tadevelapps.com/diario/economia/2-288301-2015-12-15.html

0 comentarios:

Entrada destacada

¿No se crearon puestos de trabajo en los últimos 4 años?

Víctor Hugo transmitió en vivo. 9 de septiembre a las 8:50 · Facebook Mentions · Es #falso que en los últimos años no se creó #emple...

Blog Archive

Etiquetas