Lo que circula por los medios

21 de febrero de 2016

"Buena parte de la sociedad tiene la percepción de que Mauricio gobierna para los ricos".



Clarin.comPolítica21/02/16
La Rosada busca disipar la idea de que Macri gobierna para los ricos
La estrategia del Ejecutivo

Marcos Peña les pidió a los ministros que "no pierdan la cercanía con la gente"


“Buena parte de la sociedad tiene la percepción de que Mauricio gobierna para los ricos. Tenemos que disipar eso”. Marcos Peña les dio la instrucción esta semana a varios ministros, con inquietud luego de que las encuestas cualitativas que analiza con frecuencia no marcaran lo que esperaba en ese punto. Fue un poco más allá: con ese objetivo les pidió “no perder cercanía con la gente”, en un intento de contrapesar que en la mayoría de las reuniones los funcionarios escuchan a representantes de los sectores empresariales. El Gobierno buscará mostrar en las próximas semanas que tomará medidas destinadas a los sectores de medios y de bajos recursos. El propio Macri ya incorporó giros en su discurso a tono con esa estrategia.

El resultado de la encuesta provocó cierta preocupación aunque no sorpresa en la Casa Rosada: en los primeros dos meses Macri eliminó las retenciones a los granos -rebaja en el caso de la soja- y a la carne, levantó el cepo cambiario con devaluación del peso, flexibilizó las importaciones, impulsó la suba de las tarifas y benefició a las mineras, entre las medidas más importantes ya implementadas, sumado a la intención de contener las paritarias sin poder exhibir acciones efectivas para moderar la inflación. “Es algo que está instalado, pero no es así. Mauricio en la intimidad es duro con los empresarios y a nosotros nos dice que no nos dejemos apretar. Yo ya les vengo diciendo: ‘a ustedes les dieron bastante, ahora hay otros sectores que faltan’”, dijo a Clarín un ministro que se reunió esta semana con el Presidente.

“Hermanos trabajadores”, mechó Macri para dirigirse a los sindicalistas al anunciar la suba del piso del Impuesto a las Ganancias y la ampliación de las asignaciones familiares. El adelanto de esas dos medidas –iban a tratarse como proyectos en el Congreso- tuvo entre los motivos acaparar el protagonismo de la decisión hasta el momento más orientada a los sectores medios y de bajos recursos -las asignaciones-, y que no se diluyera con el debate legislativo. Al rato, el equipo de comunicación difundió una foto de Macri con gobernadores, en el Salón Eva Perón, con un cuadro del abrazo entre Perón y Evita visible en la imagen. En los próximos días habrá más anuncios y otros gestos en ese sentido, aseguró un alto funcionario. Buena parte los dará en el discurso del 1° de marzo en el Congreso.

"El mes que viene es el de la batería de medidas para los sectores populares", coincidió otro dirigente con acceso a la mesa chica del macrismo, y adelantó que será uno de los ejes centrales de las palabras que Macri pronunciará -ya arrancó la elaboración del texto- ante la Asamblea Legislativa. La ampliación de la Asignación Universal por Hijo (a los monotributistas) y la devolución del IVA para los productos de la canasta básica para los beneficiarios de programas sociales y los que cobren las jubilaciones mínimas se mantienen como los anuncios principales.

No son novedad -los funcionarios los vienen prometiendo desde la campaña y también desde el 10 de diciembre-, aunque no se implementaron. También está en estudio un programa de incentivo al primer empleo, que se presentaría la semana próxima. Con la meta de construir 3.000 jardines de infantes en los próximos cuatro años -el Presidente lo mencionó al subir el mínimo no imponible de Ganancias- y la puesta en marcha del plan Belgrano para empezar a remontar el atraso de las provincias del norte, el Gobierno buscará darle contenido al declamado objetivo de "Pobreza Cero", más allá del discurso en el que sostienen que lo que mejoraría la situación de los sectores de bajos recursos sería la llegada de inversiones y la creación de empleo.

http://www.clarin.com/politica/Rosada-busca-disipar-Macri-gobierna_0_1526247672.html

-------------------------------------------

FEBRERO 21, 2016 Otro capítulo de la gran ESTAFA electoral, por Axel Kicillof
En sólo 70 días, Macri implementó una batería de medidas que saca recursos a los asalariados, a los jubilados, a las clases medias, y los entrega a los que ya lo tienen todo
El 29 de septiembre de 2015, a un mes de la primera vuelta electoral, la radio y la televisión se saturaron con un enfático y sonriente Mauricio Macri que afirmaba: “En mi gobierno los trabajadores no van a pagar Impuesto a las Ganancias. ¡Ese es mi compromiso!”. (https://youtu.be/q7htwkzI9k0). Lo mismo sucedió cuando el 17 de noviembre dijo “yo no voy a devaluar, es una mentira” (https://youtu.be/qNVCGwSIfi8 ). Ahora ya es oficial: una vez más, Macri Miente (MM), como mintió descaradamente en la campaña.



Macri no eliminó el Impuesto a las Ganancias como había prometido. En realidad hizo lo contrario.En realidad, hizo lo contrario.
Anunció que iba a modificar el mínimo no imponible que, según él y los medios de comunicación oficialistas, Cristina no había modificado nunca. Esta también es una mentira: desde 2006 a 2015 Cristina elevó ocho veces el mínimo no imponible y tres veces eximió al medio aguinaldo. Y, como se verá, el resultado de la modificación del mínimo no imponible de Macri es lamentable: más asalariados terminarán

pagando el impuesto.





Según Macri, la modificación es muy generosa, ya que el mínimo no imponible pasó de 15.000 a 30.000 pesos. Esto es mentira. El mínimo no imponible efectivo no era de 15.000 pesos. Esto se debe a que en 2013, además de fijarse el mínimo en 15.000 pesos se fijó también a 2013 como año base para el cálculo: los asalariados que ganaban menos de 15.000 en ese año dejaron de pagar Impuesto a las Ganancias de ahí en adelante. Tomando los aumentos promedio de 2014 y 2015, el mínimo no imponible efectivo que dejó el gobierno de Cristina es hoy de 31.400 para los que trabajaban en 2013. De modo que al fijarlo en 30.000 pesos, Macri acaba de ¡bajar el mínimo no imponible!



Durante los últimos años, el debate sobre este impuesto fue muy intenso. Nuestra posición es que el Impuesto a las Ganancias o, mejor dicho, a los altos ingresos, tiene una cualidad: es progresivo, es decir, pagan más los que más ganan. En efecto, de los aproximadamente 11 millones de trabajadores en relación de dependencia, sólo lo paga el 10 por ciento con salarios más altos. Justamente por eso, es otra verdadera estafa sostener que un cambio en Ganancias puede darse “a cambio” de reducir el porcentaje de aumento en las paritarias. Una reducción del Impuesto a las Ganancias mejora los ingresos sólo del 10 por ciento que más gana. Para el 90 por ciento de los trabajadores no cambia absolutamente nada. El porcentaje de las paritarias no tiene nada que ver con el Impuesto a las Ganancias para la gran mayoría de los trabajadores.


En los 12 años de kirchnerismo, el Impuesto a las Ganancias formó parte de un esquema de crecimiento económico e inclusión social. Las mineras, las petroleras, los grandes exportadores de grano pagaban impuestos específicos –las retenciones–. En el caso de los alimentos, estas retenciones contribuían además a que los precios internos fueran más baratos. Los subsidios a la luz, el gas y el transporte reducían el costo de vida y constituían una parte importante de los ingresos indirectos.


Pero no todos pierden. La devaluación del 50 por ciento les aportó a las 10 principales empresas agropecuarias más de 150.000 millones de pesos. A esto hay que sumar la baja de retenciones, que aportó un beneficio adicional para las cerealeras de cerca de 22.000 millones de pesos. A las mineras (10 firmas) se les transfirió por la baja de retenciones 3.300 millones de pesos, a lo que hay que agregar también el efecto de la devaluación sobre sus exportaciones. A Clarín además de Nextel se le entregó la publicidad del Fútbol para Todos, mientras los costos corren por cuenta del Estado. Y como si esto fuera poco, a los fondos buitre (ahora llamados cariñosamente “holdouts” o simplemente “acreedores”) se les prometieron 90.000 millones de pesos.



El modelo económico de ajuste, apertura y endeudamiento no es la respuesta de Macri a una “pesada herencia”. Es el mismo modelo que querían aplicar en 2003, en 2008, en 2010, es decir, en cualquier circunstancia. Y es el que efectivamente se aplicó en 1976 y en los 90. El resultado fue siempre el mismo: la crisis económica y exclusión social.



* Diputado nacional. Ex ministro de Economía.


http://www.cfkargentina.com/otro-capitulo-de-la-gran-estafa-electoral-por-axel-kicillof/
*****************************************************

0 comentarios:

Entrada destacada

¿No se crearon puestos de trabajo en los últimos 4 años?

Víctor Hugo transmitió en vivo. 9 de septiembre a las 8:50 · Facebook Mentions · Es #falso que en los últimos años no se creó #emple...

Blog Archive

Etiquetas