Lo que circula por los medios

3 de abril de 2016

LA CRISIS ARGENTINA Los responsables del hambre en Argentina




LA CRISIS ARGENTINA
Los responsables del hambre en Argentina
1.500 personas de gran influencia sacaron millones de dólares del país poco antes del 'corralito'
OtrosGuardarEnviar por correoImprimir
Carlos Ares
CARLOS ARES
Buenos Aires 24 NOV 2002
La muerte de niños por desnutrición en la provincia de Tucumán ha golpeado las conciencias de los argentinos y puesto de manifiesto de la manera más cruel la corrupción de su clase política y empresarial. Parte de la respuesta a la pregunta de cómo es posible esto en un país rico en materias primas la ofrece el dato de que un grupo de 1.500 hombres de negocios y personajes destacados de la vida argentina sacaron del país 3.000 millones de dólares en los meses previos al corralito. Los analistas económicos calculan que una minoría de argentinos mantiene 160.000 millones de dólares en cuentas en el extranjero. Al tiempo, nueve millones de voluntarios intentan día tras día aliviar la desesperación del país.

Hay más de una vaca por habitante, y una oveja por persona, y la cosecha de cereal alcanza los máximos históricos y los supera la de soja. Argentina es todavía aquel territorio donde la leyenda dice que tiras una piedra y el suelo te devuelve un fruto sabroso. Pero, según un corrosivo chiste popular, para compensar semejante favores de la naturaleza, a último momento Dios desparramó en cada sitio un puñado de argentinos.

Si la pregunta es "¿Cómo puede ser que en este país se mueran niños de hambre?", gran parte de la respuesta puede encontrarse en el informe publicado esta semana por la revista Veintitrés, que se edita en Buenos Aires. Los llamados dueños de la Argentina, un conjunto de 1.500 empresarios y personajes destacados socialmente por su actividad, depositaron en cuentas fuera del país unos 3.000 millones de dólares entre mayo y diciembre de 2001, los meses previos a que el ex ministro Domingo Cavallo decidiera implantar el cerco del corralito financiero sobre fondos que serán devueltos en cuotas y a 10 años de plazo. Los inspectores de rentas comprobaron ya que 200 de ellos no consignaron las transferencias bancarias ni los ingresos en sus declaraciones juradas. En el corralito sólo quedaron atrapados los pequeños ahorradores, el 93% de ellos con depósitos de 50.000 dólares o menos.

Los analistas calculan que una minoría tiene unos 160.000 millones de dólares fuera del país

MÁS INFORMACIÓN
La revolución solidaria
El peso aguanta frente al dólar en el primer día sin 'corralito'
Duhalde asegura que su Gobierno ayuda a dos millones de familias en situación precaria
La lista elaborada por la revista incluye a los máximos responsables de los mismos bancos que confiscaron los depósitos; a periodistas que consideran "éticamente inaceptable la fuga de capitales"; al ex ministro de Economía de la dictadura militar, José Alfredo Martínez de Hoz; a José Luis Machinea, el ex de la Alianza en el poder que encabezaba Fernando de la Rúa; al negociador de la deuda externa del mismo gobierno, Daniel Marx; a las estrellas de la televisión y a los empresarios nacionales que pidieron la pesificación de sus deudas, la conversión de pesos a dólares, despúes de que en enero se derogara la Ley de Convertibilidad que imponía la paridad uno a uno con el dólar desde 1991 y la cotización saltara en un mes a más de tres pesos por dólar.

José María Candioti, actual ministro de Economía de Santa Fe, provincia que tiene altos índice de desempleo y mortalidad infantil, admitió que había girado unos "ahorros" a Estados Unidos en 2001, pero aclaró que no se trataba de una suma millonaria. La documentación recopilada por la Comisión Investigadora de Fuga de Capitales de la Cámara de los Diputados demuestra que Candioti transfirió 1.082.327 dólares. Los analistas económicos calculan que una minoría de argentinos mantiene unos 160.000 millones de dólares depositados en el exterior. La deuda pública del país es de 135.000 millones y su producto interior bruto (PIB) de unos 120.000 millones.

El periodista responsable de la investigación, Roberto Navarro, renunció hace dos semanas como colaborador del periódico Página12 cuando a última hora la dirección del diario decidió no publicar la serie de artículos que estaban previstas por razones que nunca le explicaron ni fueron debidamente aclaradas. La diputada de Alternativa para una República de Iguales (ARI), Graciela Ocaña, miembro de la comisión parlamentaria creada especialmente, confirmó a EL PAÍS la veracidad de la información difundida, y afirmó: "Los bancos se resisten todavía a entregar más datos y falta completar el cruce con la declaración de impuestos de todos los giros, pero ya puede asegurarse que, aun cuando algunas transferencias hayan sido legales, son claramente inmorales".

Cincuenta y nueve niños siguen estando ahora mismo en la lista de espera de la muerte en Tucumán, "el jardín de la República", la provincia más pequeña del país con 22.524 kilómetros cuadrados y 1.300.000 habitantes, situada a 1.250 kilómetros al norte de Buenos Aires. Con un índice de paro del 20% y una mortalidad infantil del 21,2 por mil, Tucumán se destaca en la región por la calidad de la enseñanza en la universidad pública, los ingenios azucareros y por ser el primer productor de limones del mundo.

Cuando acabe el año, a un promedio mínimo de tres por día, si se consideran todas las patologías vinculadas a la desnutrición, más de mil niños se habrán secado sobre sus huesos sin que los médicos y las enfermeras que están al pie de las camas de los hospitales 12 y 15 horas al día por salarios de entre 100 y 300 euros puedan hacer más de lo que hacen para evitarlo. El Frente contra la Pobreza (Frenapo), que integran la Central de Trabajadores Argentinos (CTA), las Abuelas de la Plaza de Mayo y otras organizaciones sociales, estima que más de 50 niños mueren a diario en todo el país a causa del hambre.

El profesor Nicolás Shumway, director de Estudios Latinoamericanos en la Universidad de Tejas, Austin, (EE UU), observa en su documentado ensayo La invención de la Argentina, historia de una idea que desde los primeros días de su independencia, declarada el 9 de julio de 1816 precisamente en Tucumán, la sociedad "pareció haber sido construida sobre una fisura sísmica". A un lado de la falla sitúa a la élite cosmopolita centrada en Buenos Aires, "partidarios de palabra de la democracia", dispuestos a apoyar el autoritarismo para contener a las clases bajas y, al otro lado, coloca a los líderes mesiánicos "como Juan Domingo Perón y Evita Perón", herederos de los terratenientes y caudillos personalistas de las provincias. En su opinión, "ninguna institución argentina ha superado indemne los movimientos violentos e impredecibles de la falla, y su existencia subyace a gran parte de la perpetua inestabilidad del país". El escritor argentino Luis Maggi considera que la razón última de la crisis argentina es que "en este país se da la más alta densidad de hijos de puta por kilómetro cuadrado del mundo".

TUCUMÁN Y LAS HIENAS POLÍTICAS
De ser cierto, como advierten los tucumanos con fundadas razones históricas, que todo lo que sucede en esa provincia anticipa a escala lo que luego ocurre en el país, la situación social y política de Argentina no tiene buen pronóstico a corto plazo. En Tucumán se declaró la independencia del país. Allí nació el intelectual más influyente del siglo XIX, Juan Bautista Alberdi. También en Tucumán, ya en el siglo XX, se desarrolló el primer foco guerrillero del Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP) y, a partir de 1976, el interventor, general Antonio Bussi, libró su propia guerra sucia. Unos 4.000 de los 30.000 desaparecidos durante la dictadura militar fueron secuestrados en Tucumán. Desde 1983, cuando se recuperó la democracia, la sociedad tucumana, fiel a su tradición, compró todos los discursos populistas, los peronistas y los del propio Bussi, que fundó con grupos de derecha la Fuerza Republicana y fue elegido para que hiciera sentir sobre los humildes el resentimiento de las clases dominantes. El ex general fracasó, huyó perseguido por las denuncias de corrupción, también el cantante Ramón Palito Ortega, aquél de "La felicidad, ja, ja, ja, ja", y en esas estaban cuando, en una elección sospechosa de fraude, asomó el actual gobernador Julio Miranda. Para entonces Tucumán sufría los efectos de la política económica del Gobierno central que presidía el peronista Carlos Menem. El paro superaba picos históricos y la deuda pública era financiada con más créditos que serían luego impagables.A comienzos de este año, Miranda repartió unos dos millones de dólares extras entre varios legisladores de la provincia para que modifiquen la Constitución y le permitan aspirar a la reelección. Luego comenzaron a morir niños desnutridos, uno detrás de otro, y tronó la indignación. La maquinaria del poder político, basada en punteros, fuerzas de choque, subsidios, favores y clientelismo, se reproduce punto por punto en todo el país. Los caudillos territoriales -Duhalde, Menem, Rodríguez Saa, Kirchner, De la Sota- disputan como hienas los restos del poder central. Ninguno percibe aún el temblor de la tierra bajo sus pies.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Domingo, 24 de noviembre de 2002
http://elpais.com/diario/2002/11/24/internacional/1038092401_850215.html



**************************************************************


8nov02

Dan a conocer un listado parcial parte de los que provocaron la corrida bancaria de diciembre de 2001.

El lunes [18nov02] a las 10 de la noche por la señal de cable P + E, en el programa El Destape, conducido por Roberto Navarro, se dio a conocer el listado completo de los empresarios y banqueros que fugaron miles de millones de dólares al exterior durante el 2001, provocando la crisis financiera, que terminó en el corralito, el default y la devaluación.

El listado iba a darse a conocer el domingo último [20nov02] en el matutino Página 12, periódico en el que Roberto Navarro trabaja desde hace seis años. Pero por pedido de Horacio Verbitsky la dirección de Página 12 decidió no publicarlo. Además, le sugirieron que no difunda estos datos por ningún otro medio para evitar "serios problemas con Horacio Verbitsky". El sábado a la tarde Roberto Navarro renunció al diario.

Adjunto enviamos la nota completa que Página 12 no quizo publicar y los principales nombres del listado de la fuga.

Por Roberto Navarro

Amalita Fortabat, Jorge Born, Arturo Acevedo, Luis Pérez Companc, Eduardo Escasany, Ricardo Handley. Son los dueños de la Argentina. Los que siempre ganan. El año pasado se llevaron sus dólares al exterior y dejaron al resto, a los que siempre pierden, atrapados en el corralito.

En total, son 1500 privilegiados que fugaron 3000 millones de dólares durante el 2001. Para colmo, muchos de ellos giraron el capital sin declararlo al fisco. La AFIP está cruzando la información suministrada por 58 bancos sobre la fuga de divisas que terminó provocando la crisis financiera. Sobre un muestreo de 420 personas que giraron 500 millones de dólares al exterior, 200 no habían declarado la transferencia o habían presentado declaraciones impositivas por importes menores a los girados. Los casos denunciados por irregularidades suman 350 millones de dólares, el 70 por ciento del monto total del muestreo.

Página 12 accedió, en exclusiva, al listado completo que incluye empresarios que hicieron lobby para conseguir la pesificación de sus pasivos, aduciendo que no tenían los dólares para pagar; otros que aún siguen pidiendo un seguro de cambio para sus deudas en el exterior; deudores morosos del fisco y del sistema financiero y banqueros que, mientras fugaban su dinero, porque sabían que se venía la noche, seguían tomando plazos fijos a los que finalmente quedaron atrapados. También fugaron su capital funcionarios del gobierno de De la Rua, economistas y periodistas defensores de Cavallo y ricos y famosos.

Javier Madanes Quintanilla, presidente de Aluar, se llevó 25 millones de dólares; la familia Fravega, 30 millones; los Acevedo, accionistas mayoritarios de Acindar, 35 millones, la familia Angulo, ex propietarios de una cadena de supermercados mendocina, 65 millones. Girar dinero al exterior no es ilegal; pero es nocivo para el desarrollo del país. Los argentinos tienen en el exterior 150 mil millones de dólares, una cantidad superior a la deuda pública y también al PBI nacional. Semejante drenaje impide el crecimiento de la economía, porque restringe la inversión. Además, si los que más tienen, cuando ven que la situación está que arde, sacan cuantiosas sumas de dinero, terminan incendiando el país como sucedió en diciembre último.

Amalita giró 2,7 millones de dólares; Elsztain, de IRSA, 4 millones; Pérez Companc, 6,1 millones; Paladini, 12 millones. Luego de la devaluación, la mayoría de ellos hizo un fortísimo lobby para pesificar sus deudas 1 a 1 y aún hoy siguen presionando para conseguir un seguro de cambio, porque dicen que no tienen los dólares para pagar. Incluso consiguieron abortar el proyecto del Ministerio de la Producción que elaboró Héctor Valle para cobrarles un impuesto especial a los que pesificaron teniendo depósitos en el exterior. En ese momento, aunque se suponía, no se podía comprobar lo que hoy esta nota viene a revelar: que mientras pedían ayuda al Estado se estaban llevando los dólares.

La AFIP viene reclamando esta información desde 1999, cuando el organismo era manejado por el radical Héctor Rodríguez. Pero el entonces presidente del Banco Central (BCRA), Pedro Pou, siempre se negó a exigirles a los bancos el listado de los que fugan los capitales. Esta vez, el actual titular del BCRA, Aldo Pigneanelli, accedió al requerimiento de la AFIP, porque el Procurador General de La Nación ordenó la cesión temporaria del secreto bancario. Aún así, muchas entidades se negaron a entregar los datos. De los casi 100 bancos que operan en el país, sólo 58 cedieron la información. Los bancos más importantes que no quisieron dar a conocer a los protagonistas de la fuga son el HSBC, el Río y el Francés. Hace más de seis meses que la AFIP comenzó a cruzar la información de los bancos con las presentaciones impositivas de los contribuyentes involucrados. Hasta el momento el organismo sólo auditó 400 casos y se encontró con una evasión del 70 por ciento. Algunos de los que más dólares se llevaron no tienen esas sumas registradas en sus declaraciones del impuesto a los bienes personales. Cuando el ente de fiscalización los citó, adujeron que era dinero de sus empresas. Pero cualquier contador sabe que no es cierto, porque entonces a sus compañías no les hubiera cerrado la contabilidad.

Eduardo Escasany se llevó 5,8 millones de dólares; la familia Roberts, 2,7 millones; Luis Otero Mosegur, 2,5 millones; Ricardo Handley, 1,6 millón. Los banqueros del poder obtuvieron enormes utilidades en los noventa. Terminada la fiesta, algunos vendieron sus entidades, otros aún están viendo como estabilizan la nave. Pero todos se llevaron sus fortunas personales. Tuvieron como aliado al ex ministro Domingo Cavallo, que los esperó hasta que sacaran sus dólares. Durante el 2001 se fugaron 18 mil millones de dólares. Cavallo recién frenó la salida cuando adentro sólo quedaban los depósitos de los pequeños ahorristas.

Santiago Soldati fugó 800 mil dólares; Daniel Awada (ropa de niños Chiqui), 3,5 millones; Federico Zorroaquin, 6,4 millones; Jorge Blanco Villegas (ex dueño de Philco), 10,4 millones. Este es el párrafo de los empresarios ricos con empresas pobres. Incluye deudores morosos del sistema financiero -que si no cobra los créditos no puede devolver los depósitos-, grandes deudores de cargas sociales a la AFIP, empresarios que se presentaron en situación de emergencia ante el Ministerio de Trabajo para suspender y despedir personal y otros que directamente se declararon en quiebra.

La lista sigue. Están Jorge Born y señora, con un millón de dólares; Juan Carlos Bago (laboratorios Bago), 2 millones; la familia Minetti, propietaria de la sementera, 3,4 millones; el funebrero menemista Alfredo Péculo, 3,5 millones, y el vendedor de leche contamina Carlos Spadone, 5,4 millones. Un lector atento puede notar que a esta lista le faltan nombres. Otros dueños de la Argentina que no están incluidos. Es así porque muchos bancos se negaron a entregar la información y porque, se sospecha, algunos de los que la dieron omitieron nombres. De todas maneras, con los que figuran alcanza para comprobar que no es cierto lo que dicen el ministro de Economía y los más encumbrados economistas liberales en cuanto a que la devaluación empobreció a todos.

Los que se la llevaron, en muchos casos sin siquiera pagar impuestos, multiplicaron su poder de compra local. Con la divulgación de este listado el Estado ahora puede revisar la pesificación de los créditos de estas personas; el fisco, reclamar deudas impositivas; los bancos, intimar morosos, y la ciudadanía saber quiénes apuestan al país y quiénes ganan su dinero en Argentina, pero tienen el corazón mirando al norte.

Algunos evasores:

Javier Madanes Quintanilla 25 millones de dólares; Familia Acevedo (Acindar) 36 millones de dólares; Familia Fravega, 30 millones de dólares; Familia Paladini, 11 millones de dólares; Jorge Blanco Villegas, 10 millones de dólares; Luis Pérez Companc, 6 millones de dólares; Carlos Spadone, 5 millones de dólares; Eduardo Elsztain, 4 millones de dólares; Federico Zorroaquin, 4 millones de dólares; Awada Daniel, 3,5 millones de dólares; Péculo Alfredo, 3,5 millones de dólares; Familia Minetti, 3,4 millones de dólares; Amalia Fortabat, 2,7 millones de dólares; Bagó Juan Carlos, 2 millones de dólares; Familia Gancia, 1,7 millones de dólares; Familia Born, 1 millón de dólares; Santiago Soldati, 800 mil dólares; Carlos Bulgheroni, 500 mil dólares; Familia Angulo, 65 millones de dólares; Marín Ruete Aguirre, 1,6 millón de dólares; Ricardo Handley, 1,7 millón de dólares; Familia Roberts, 2,8 millones de dólares; Luis Otero Monsegur, 2,5 millones de dólares; Familia Escasany, 6,3 millones de dólares

[Fuente: Roberto Navarro vía Juan Gabriel Labake, Bs As, Arg, 23nov02]


http://www.derechos.org/nizkor/arg/doc/fuga.html


*******************


****************

http://www.eldestapeweb.com/2001-la-odisea-macri-el-editorial-roberto-navarro-n15433

************************************************

0 comentarios:

Entrada destacada

¿No se crearon puestos de trabajo en los últimos 4 años?

Víctor Hugo transmitió en vivo. 9 de septiembre a las 8:50 · Facebook Mentions · Es #falso que en los últimos años no se creó #emple...

Blog Archive

Etiquetas