Lo que circula por los medios

16 de junio de 2016

CFK. "El dinero que el Ing. López tenía en su poder, alguien se lo dio. Y no fui yo"



Cristina Fernandez de Kirchner

Durante ocho años goberné para todos los Argentinos. Para los que me querían, para los que me respetaban. Y también para los que me agredían e insultaban como nunca se hizo con ningún presidente en la historia. Sé que ser mujer fue un agravante.
Hoy quiero dirigirme a quienes saben que en estos doce años y medio construimos derechos, como no se había hecho desde el primer peronismo.
A quienes se rompieron el alma militando porque sintieron y sienten que, por primera vez en mucho tiempo, las utopías dejaban de ser sólo eso y se transformaban en una vida mejor para todos los Argentinos. Aún para aquellos que nunca nos quisieron ni nos querrán, hagamos lo que hagamos.
Quiero también dirigirme a quienes por primera vez, y en distintos lugares, se incorporaron a la política, porque los convocó un proyecto donde el amor por la Patria y la solidaridad con el prójimo son su motor. A quienes hoy siento y sé que están profundamente dolidos como si alguien les hubiera pegado una trompada en el estómago.
Sí, esta vez quiero dirigirme a los que son y se sienten parte de este proyecto. A los que lo construyeron. A los que lo aman. A los que sufren por lo que está pasando. A ellos quiero decirles que creo que palabras como repudiar, rechazar o condenar, no alcanzan. Yo quiero saber quiénes son, además del Ing. López (Secretario de Obras Publicas durante mi gestión), los responsables de lo que pasó.
El dinero que el Ing. López tenía en su poder, alguien se lo dio. Y no fui yo. Ni ninguno de los miles de militantes que integran este espacio político. Que nadie se haga el distraído. Ni empresarios, ni jueces, ni periodistas, ni dirigentes. Cuando alguien recibe dinero en la función pública es porque otro se lo dio desde la parte privada. Esa es una de las matrices estructurales de la corrupción a lo largo y a lo ancho de nuestra historia y de la universal.
La otra, infinitamente más profunda aún, y sus efectos más terribles: la aplicación de planes políticos y económicos que enajenan el patrimonio nacional, endeudan el país y someten a la miseria a millones de Argentinos. De esa matriz dan cuenta también, desgraciadamente, pasado y presente de nuestra historia y de otros pueblos del mundo

https://www.facebook.com/CFKArgentina/posts/1193735700690963






*****************

Sábado, 18 de junio de 201


EL PAIS › JOSE LOPEZ TIENE “EXCITACION PSICOMOTRIZ, ESTADO PARANOIDE Y ES PELIGROSO PARA SI Y PARA TERCEROS”
En una celda del pabellón psiquiátrico
El ex funcionario grita, golpea y se golpea permanentemente. Lo medicaron y no fue a declarar ante la fiscal Rodríguez.



Ocho efectivos del Servicio Penitenciario Federal (SPF) fueron necesarios para sujetar en la noche del jueves a José López. El ex funcionario gritó, trató de golpear y golpearse, hasta que lo sostuvieron entre los ocho y lo medicaron. Ese cuadro de situación, real o simulado, llevó a la decisión de trasladarlo al Prisma, el pabellón psiquiátrico del penal de Ezeiza y derivó en que ayer no fuera conducido ante la fiscal de General Rodríguez, Alejandra Rodríguez. Los médicos del psiquiátrico le enviaron un fax a la fiscal diciéndole que recién el martes habrá una nueva evaluación. Rodríguez iba a indagar a López por tenencia del arma pero también por enriquecimiento ilícito. En el allanamiento a la vivienda del Río Luján se encontraron sus declaraciones juradas. Contenían un dato insólito: López pagó 375 pesos anuales de Bienes Personales y 650 pesos anuales de Ganancias. Son más elementos para acusarlo, porque ni el dinero ni la vivienda están en línea con lo declarado. En paralelo se puso en marcha otra imputación, la de lavado de dinero, formulada por la Unidad de Información Financiera en el juzgado federal de Mercedes (ver aparte). El fiscal Federico Delgado sostuvo que respecto de ese delito se debería llamar a declarar como testigo a Cristina Fernández de Kirchner quien manifestó que ella no le dio dinero y que esa plata seguramente se origina en el sector privado.

Psiquiatras

En la mañana de ayer, a las 8.50, llegó a la fiscalía de General Rodríguez un fax del SPF señalando que López no podía ser trasladado. A esa hora, el diagnóstico era que tenía “excitación psicomotriz, estado paranoide y es peligroso para sí y para terceros”. Aunque el SPF no puede opinar si una persona puede declarar o no, quedaba claro que no estaba en condiciones de ser trasladado. La abogada de López, Fernanda Herrera, habría manifestado, incluso, que aún esposado y con chaleco el hombre le daba miedo. La fiscal entonces tomó la determinación de descartar la declaración y realizarle un nuevo examen a las 19. En caso de que estuviera en condiciones, ella misma se trasladaría a Ezeiza a tomarle la indagatoria.

Al atardecer llegó a la fiscalía un nuevo fax y, además, la fiscal se comunicó con los psiquiatras de Ezeiza. Le relataron que hubo que sujetar a López nuevamente porque armaba un verdadero escándalo de gritos y golpes. Por esa razón fue trasladado al Programa Interministerial de Salud Mental Argentino (Prisma), que es un pabellón del penal de Ezeiza, donde lo alojaron en una celda individual monitoreado las 24 horas con cámaras de seguridad. El hombre golpea y se golpea en forma permanente, por lo que la fiscal reclamó que se tomaran las máximas medidas de seguridad.

Ni en el juzgado de Daniel Rafecas ni en la fiscalía de Rodríguez tienen claro si López simula o está mentalmente desequilibrado, pero lo que prima es lo que dicen los psiquiatras. Este diario preguntó si López está afectado por un síndrome de abstinencia, producto de una adicción a la cocaína, pero tampoco hubo una respuesta clara de los psiquiatras. Quienes lo conocen dicen que nunca le conocieron esa adicción, que sí a veces se excedía con el alcohol, pero no en horas de trabajo. López grita y reclama la presencia de su esposa, que no contestó ninguno de sus llamados y tampoco fue localizada por las autoridades judiciales.

Indagatoria

López se negó a declarar ante Rafecas. El hallazgo del dinero motivó el pedido del fiscal Delgado para que sea indagado y el magistrado lo convocó el jueves. Después de uno de sus ataques reales o simulados, fue llevado ante Rafecas, que lo vio tranquilo y le leyó los cargos. López, aconsejado por la abogada Herrera, se negó a declarar.

Ayer era el turno de la declaración en General Rodríguez. La fiscal consideró desde el primer día que la causa debía pasar al fuero federal, donde hace años se tramita una causa contra López por presunto enriquecimiento ilícito. Sin embargo, la funcionaria no tiene poder de decisión, sino que es el juez de Garantías de Mercedes, Gabriel Castro, quien tiene que definir la inhibitoria. El magistrado no resolvió nada hasta el momento aduciendo que debe pedirse opinión a la defensa. Mientras tanto, la fiscal Alejandra Rodríguez está a cargo de la causa y está obligada a indagar a López porque de lo contrario lo tiene que dejar en libertad. Según el comunicado que emitió ayer, finalmente se decidió por la imputación en dos delitos:

n Tenencia de arma atenuada, dado que López tenía una escopeta Sig Sauer, calibre 22, con el permiso de tenencia vencido.

n Enriquecimiento ilícito, porque se le encontró una cantidad de dinero que no se condice con sus declaraciones de bienes.

Estos son los dos delitos por los que el juez Gabriel Castro concedió la detención de López y, por lo tanto, son los delitos por los que se lo debe indagar.

Allanamientos

La fiscal Rodríguez concretó varios allanamientos, pero el más significativo se dio en la casa de López, sobre el Río Luján. Para la funcionaria está claro que el ex secretario de Obras Públicas recibió un llamado el lunes a la noche advirtiéndole que lo iban a detener, allanar o incluso matar. Se ve que alguien le venía haciendo un trabajo psicológico convenciéndolo de que estaba en peligro. Los amigos de López sostienen que hubo un trabajo realizado por alguien de los servicios de inteligencia, que primero le creó la psicosis y luego le hizo un seguimiento para que cayera con el dinero.

La fiscal cree efectivamente que estaba en un estado paranoico. Sacó esa conclusión porque en el allanamiento a la vivienda del Río Luján encontró un único plato de la cena, servido, y abandonado a medio comer. Además, un placard muy desordenado del que se habría sacado el dinero que luego se llevó al monasterio. Hay rastros de apuro, cosas tiradas, la funda de la escopeta en el suelo, balas desperdigadas y cajas desordenadas, que aparentemente servían para esconder el dinero en el placard. La escena da cuenta de que López salió corriendo.

En ese allanamiento se encontraron las declaraciones de impuestos de López, que produjeron asombro en la fiscalía. Según cuentan en General Rodríguez, por la declaración de Bienes Personales, en la que se resume el impuesto por el patrimonio, López pagó 375 pesos por 2014. Y por el tributo de Ganancias, 650 pesos por el mismo año. Se trata de cifras irrisorias, que no tienen relación alguna con el valor de la vivienda allanada y con los supuestos ingresos del ex funcionario. La fiscal utilizará estos elementos en la indagatoria.

Martes

En principio, recién el martes estarán completos los tests psiquiátricos y se decidirá si se concreta la indagatoria. Una monja del monasterio de Nuestra Señora de Fátima dijo que cuando López llevó el dinero lo vio “medio loco”. Ayer se conoció también el testimonio del vecino que llamó al 911, Jesús Omar Ojeda. “Ese hombre no sabía ni dónde estaba –contó el testigo—. Estaba ahí, tocaba el timbre del portón, y volvía a la camioneta. Yo lo miraba, y él también. Ahí empezó a tirar los bolsos para adentro, después me dijo ‘ahora sí’, y saltó para adentro. Yo pensé ‘este hombre está loco, creerá que me voy a quedar cuidándole el auto’”. Ambos testimonios evidencian que, al menos en esa madrugada, López estaba desquiciado. A los funcionarios de la fiscalía les dijo “me quieren matar, por eso le llevé la plata a las monjitas”.

Más allá de que declare o no, de que esté en una situación de insanía parcial o que esté simulando, el expediente parte de un hecho incontrastable: nueve millones de dólares, en efectivo, sin declarar y de origen espúreo. Seguramente la semana próxima toda la investigación quedará en manos de Rafecas y habrá que ver hacia adónde avanza
http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-302076-2016-06-18.html
**********


Sábado, 18 de junio de 2016


EL PAIS › PANORAMA POLITICO
Lopezcaron


Por Luis Bruschtein
López fue un regalo para el macrismo. Cayó en el momento justo, con el funcionario justo y con las manos en la bolsa. El kirchnerismo sufrió varias situaciones similares. La más parecida fue la muerte del fiscal Nisman, en el momento justo, tras la denuncia contra Cristina Kirchner y al comienzo del año electoral. López aparece justo para salvar el peor momento del gobierno de Cambiemos, cuando sus medidas han generado una crisis profunda que no tiene comparación con ninguno de los años del kirchnerismo, y cuando las causas contra funcionarios kirchneristas habían entrado en un declive que ya parecía definitivo, opacadas por el Panama Papers que impactó en Macri y varios de sus ministros y colaboradores y después la causa por especulación con el dólar a futuro que terminó también por volverse en contra de varios miembros del gobierno. Hasta la famosa investigación con Lázaro Báez, demostró que el empresario tenía más ligazones comerciales con las empresas de Macri que con Cristina Kirchner. Y allí apareció el ex secretario de Obras Públicas con sus bolsas de residuos llenas de dólares y euros. Nadie puede negar la montaña ominosa de dólares de López o la muerte violenta de Nisman. Son hechos concretos, indiscutibles, vergonzoso en un caso, doloroso en el otro. Y se produjeron milagrosamente en el momento adecuado y contra la misma fuerza política.

En el momento justo y siempre con el mismo blanco. La muerte del fiscal y la fuga de López con esa montaña de dólares existieron, son hechos concretos, pero no son esos hechos en sí los que tienen impacto político sino sus derivaciones. En el caso de López, es su proyección hacia el kirchnerismo en general, pero especialmente hacia Julio De Vido y siempre en última instancia, Cristina Kirchner, que es la carta más fuerte a destruir. En el caso de Nisman, el fiscal apareció muerto después de acusar a Cristina Kirchner y a su canciller Héctor Timerman.

La utilización política de la muerte de Nisman movilizó a decenas de miles de personas y obligó al kirchnerismo a empezar ese año electoral a la defensiva. El hecho alimentó investigaciones de la prensa derechista, de la corporación judicial y de la oposición. Hubo acusaciones contra cualquiera que se animara a decir que había sido un suicidio como lo expresaban las circunstancias y hasta las pruebas concretas. Se habló de comandos venezolanos e iraníes que cruzaron desde Uruguay en Buquebús. El gobierno macrista alimentó la leyenda. Y al final, el jueves de esta semana, la Cámara de Casación decidió que con todo lo que se dijo en la prensa y en los pasillos judiciales, más las pruebas reunidas no alcanzaba para afirmar que había sido un asesinato. Es decir, fortaleció de hecho las tesis que siempre se expresaron en la investigación judicial: que no había elementos de prueba para sostener que una tercera persona había sido responsable de la muerte del fiscal.

La utilización política del caso López permitió al gobierno sacar del centro de la escena los efectos de la crisis y de los escándalos de lavado y fuga de dinero, así como la designación de dos jueces en la Corte, la aprobación de una ley que puede hacer naufragar el sistema de jubilaciones estatales y un blanqueo de capitales. Este debate se producía en el parlamento entre el martes y el miércoles, casi en forma simultánea a la bochornosa irrupción del caso López. Hasta ese momento, el oficialismo, debilitado por las protestas masivas contra los tarifazos, tenía problemas para reunir los votos. El martes, cuando saltó el escándalo que involucraba al kirchnerismo, el macrismo hizo su cosecha.

La utilización política no quita la parte de responsabilidad que le cabe al kirchnerismo. Porque tanto Nisman como López habían sido designados en lugares sensibles y de mucha responsabilidad por el gobierno kirchnerista. Y en el caso de Nisman, fue designado al frente de la investigación del atentado a la AMIA, pese (o por) su relación, si se quiere subordinada, a la SIDE que manejaba Jaime Stiuso. Si se sigue el hilo de los hechos y se suman las pruebas físicas que hasta ahora se analizan, la idea de “suicidio inducido” que dejó la fiscal Fein en el aire puede ser la más posible. Pero una cosa es la responsabilidad por haberlo designado y otra esencialmente distinta, sería haberlo mandado asesinar como quisieron hacerlo aparecer. Muchos de los que hablaron y acusaron de cosas terribles, ahora deberían pedir perdón.

López se inserta en el corazón del discurso anti “K” que no es la diatriba contra las políticas sociales del kirchnerismo o contra sus programas económicos, educativos y culturales, sino contra la corrupción. Nadie puede estar a favor de la corrupción. Y al mismo tiempo es muy difícil estar en contra de los juicios a los represores, de la AUH, de la reestatización de YPF o de recuperar el sistema público de jubilaciones. El discurso del gobierno conservador ya empezó a sentar las bases en ese sentido pero difícilmente logre una oleada de indignación por ese andarivel, como sí lo puede lograr con el repudio a la corrupción.

Desde un sector se dijo que el kirchnerismo quiso demostrar que las políticas de transformación solamente se pueden sostener con la corrupción pública, es decir, con fondos ilegales intervenidos por el Estado, ya sean coimas o sobreprecios o las mil formas que puede tomar esa práctica. Esa generalización no considera que donde más indignación produjeron las imágenes y el escándalo de López, fue en el propio kirchnerismo. Los kirchneristas no apoyaron a un gobierno corrupto, o a una banda de ladrones sino a un modelo de país con el que se puede coincidir o no, pero que en doce años duplicó la clase media e hizo pasar el índice de Gini de 0,54 a 0,38, según la CEPAL y el Banco Mundial, lo que implica la transformación más grande de los últimos cincuenta años en cuanto a calidad de vida y ampliación de derechos. En esos cincuenta años, es el único gobierno que hizo descender el coeficiente de Gini. Todos los demás, incluyendo al menemismo y aquellos en los que participaron socialistas y radicales fueron doblegados por la presión del poder económico concentrado o gobernaron en su representación. Por más malabarismos que hagan con los números, los índices sociales dan siempre a favor de esos doce años.

El caso López no abre el debate sobre la corrupción. Por el contrario, algunos pretenden cerrarlo con él para demostrar que la única forma de producir cambios en un sentido social y democrático fuera a través de la corrupción y como si los únicos gobiernos serios y posibles fueran aquellos que toman en cuenta en forma prioritaria los deseos y los intereses de las grandes empresas, o gobiernan pidiéndoles permiso.

Algunos voceros del oficialismo ya habían empezado a plantear que el progreso social que se logró en los años del kirchnerismo es una ilusión óptica: los que no hicieron aportes no merecen una jubilación, los empleados de salarios medios no pueden viajar al exterior o tener un plasma o un celular o que los salarios altos no son competitivos y que si alguien no puede pagar la nafta, que no tenga auto. Son palabras textuales que se empezaron a decir cada vez con menos timidez. El cierre a toda orquesta es el corrupto de López, ex secretario de Obras Públicas del kirchnerismo, tratando de esconder casi nueve millones de dólares en un convento, en medio de un delirio de cocaína y desvaríos místicos. Se lo presenta como si todo lo que venga de ese lado es corrupción porque se quiere instalar fuertemente la idea de que las políticas distributivas son todas populistas contranatura y la única realidad es ajustar el cinturón del pueblo y no confrontar con las corporaciones. Pero además, el misil busca hacer impacto en Cristina Kirchner porque sigue siendo la posibilidad más concreta para la recomposición del campo popular.

Si algo de bueno tuvo esta tragicomedia de López ha sido el repudio de todas las fuerzas políticas a la corrupción. Pero cuando el tema de la podredumbre se generaliza es porque se están ocultando los propios trapos sucios, porque se quiere instalar políticas reaccionarias y porque aprovechan para destruir figuras políticas adversas.

El impacto de la historia de López es difícil de evaluar, sobre todo a mediano plazo. Es evidente que para el kirchnerismo ha sido un golpe fuerte y que para el gobierno fue una bocanada de aire en un momento difícil. La sensación de haber apañado y hasta defendido en algún momento a un corrupto genera desaliento y un rechazo muy grande. Pero para el peronista que busca una opción de propuestas populares y para el no peronista que busca una propuesta con vocación de poder y de generar transformaciones, la única fuerza que puede mostrar esos dos atributos sigue siendo el kirchnerismo con sus peronistas y no peronistas. No surgió otra opción con esa oferta. La derecha del PJ y el Frente Renovador van por otro andarivel, buscando más decepcionados del oficialismo que del kirchnerismo. Y a Cambiemos le va a resultar muy difícil evitar el desgaste provocado por sus políticas de ajuste que ellos califican de “sinceramiento”. El debate político todavía está centrado en esas opciones. Lo que debilita al kirchnerismo –como opción popular–, fortalece al macrismo –como opción de los ricos.http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-302070-2016-06-18.html

Entrada destacada

¿No se crearon puestos de trabajo en los últimos 4 años?

Víctor Hugo transmitió en vivo. 9 de septiembre a las 8:50 · Facebook Mentions · Es #falso que en los últimos años no se creó #emple...

Blog Archive

Etiquetas