Lo que circula por los medios

8 de noviembre de 2016

Presupuesto: qué nos deparará 2017



Clarin.comiEco02/11/16
Presupuesto: qué nos deparará 2017
Opinión

Economistas, intelectuales, políticos y empresarios pyme intentaron descubrir la ideología que cursaba detrás de las decisiones económicas de Cambiemos. Según Aldo Pignanelli, será en 2017 cuando se descubra el verdadero plan económico oficial, aunque el Presupuesto 2017 ya muestra algunas líneas de acción.



por Aldo Pignanelli

A un año del nuevo gobierno, tanto economistas, intelectuales, políticos, empresarios pyme intentaron descubrir la ideología que cursaba detrás de las decisiones económicas de Cambiemos. ¿Neoliberales? ¿desarrollistas? ¿socialistas? ¿conservadores? Algún desesperado por entender el rumbo los tildó de “kirchneristas chetos” y otro de “populistas financieros”. Lo cierto es que será en 2017 el año en el que descubramos el verdadero Plan Económico aunque ya tenemos el Presupuesto para aseverar algunas líneas de acción.

A la pregunta sobre si Cambiemos es un gobierno de neoliberales, la respuesta puede ser afirmativa aunque la mitad del país vive de la caja del Estado. Éste emite todos los meses - en concepto de jubilaciones, pensiones, asignaciones y planes - pagos a más de 18 millones de personas. A estos se suman unos 400.000 empleados públicos nacionales y otros 3.300.000 empleados provinciales y municipales. ¿Cómo ser neoliberal cuando 22 millones de personas reciben algún cheque del Estado a fin de mes? Quizás les hubiese gustado quedarse sólo con los 22 millones restantes pero, ante una eclosión social, habrán dado marcha atrás.

¿Qué otra cosa nos dice el presupuesto 2017?

Para el año que viene se prevé un dólar a $17,92, es decir, una devaluación del 20%, y una inflación del 17%. La realidad indica que esta última superará del 20%, lo que significará no recuperar en absoluto el atraso del tipo de cambio. La balanza comercial seguirá siendo negativa para los próximos tres años, impidiendo así el ingreso de dólares genuinos por este concepto.

En cuanto al PBI, este se incrementa en un 3,5% (2,9% por consumo y 0,6% por inversión) llegando a u$s 544.000 millones; lo que representa un ingreso per cápita promedio de solo u$s 12.650. Este crecimiento, sin embargo, no es suficiente para generar trabajo que permita sumar a las personas que se incorporan por el crecimiento vegetativo.

Cabe destacar en este sentido que, si bien la inversión se incrementa en 2 puntos para alcanzar el 18% del PBI, esto tampoco alcanzará para reponer el capital público y privado y crecer al 5% en forma sustentable, generando nuevos puestos de trabajo. Para ello, la inversión debería representar al menos el 22% del PBI.

Mirá también: El déficit fiscal creció 47% en lo que va del año

En términos del PBI, la recaudación se mantiene (25,97% en 2017 versus 25,33% de este año), y los derechos de importación, ganancias-aduana e IVA-aduana crece en un 31%, conservando el sesgo importador de la economía.

Entre los gastos corrientes, el concepto “sueldos” se incrementa en menor medida que los correspondientes a “intereses” y “seguridad social”. Los intereses empiezan a reflejar el alto endeudamiento subiendo un 32,3% y ya representan el 2,53% del PBI. La seguridad social, por su parte, sube un 35,2% como consecuencia de los planes sociales y la reparación a jubilados.

Las transferencias corrientes, que incluyen los subsidios a las tarifas, disminuyen en un 1,5%. La obra pública sube un 38,7% en una clara decisión de año electoral, así como las transferencias de capital, fundamentalmente hacia las provincias. Finalmente, el déficit fiscal se encontrará cercano al 7% del PBI, similar a la “herencia”.

Sobre el endeudamiento, entre renovación de capital, intereses y déficit de cuenta corriente se necesitarán más de un billón de pesos (más de US$ 50.000 millones o el 10% del PBI). El incremento neto del endeudamiento será entre el 6% al 7% del PBI.

Mirá también: Con más fondos para obras, acuerdan el dictamen para el Presupuesto 2017

Cabe recordar que Argentina entró en default en el año 2001 con un 40% de deuda. La deuda pública bruta al 30.6.16 es del 49% del PBI - este porcentaje incluye 21% de organismos públicos como el BCRA, ANSES, DGI, PAMI, etc. y un 4% de organismos internacionales-. Por lo tanto a fines de junio del corriente año la deuda con el sector privado es del 23% sobre el PBI, equivalentes a unos U$S 120.000 millones. El proyectado al 31.12.16 rondará el 28% y al 31 de diciembre 2017 podría llegar al 35%, siempre tomando sólo Deuda con el sector privado.

Los ansiados “brotes verdes” hoy se están ahogando bajo la lluvia de deuda. Sin dudas, no es esta la forma de financiamiento para un modelo virtuoso.

El proyecto de país que propone Cambiemos no es ni neoliberal ni desarrollista. Implica sí, no cobrarles más impuestos a los ricos, a la patria financiera, ni al juego. Será un crecimiento que nunca llegará a las clases más necesitadas, y un festival de endeudamiento improductivo – provocado por no poder generar dólares genuinos a través de la balanza comercial y las inversiones - que será pagado, como siempre, con más pobreza. Como si de la propia historia del país no hubiésemos aprendido nada.


http://www.ieco.clarin.com/Presupuesto-deparara_0_1679832038.html

Entrada destacada

¿No se crearon puestos de trabajo en los últimos 4 años?

Víctor Hugo transmitió en vivo. 9 de septiembre a las 8:50 · Facebook Mentions · Es #falso que en los últimos años no se creó #emple...

Blog Archive

Etiquetas