Lo que circula por los medios

4 de diciembre de 2016

El recurso de la pesada herencia...


QUIEN LO DIJO???


Clarín.com » Edición Jueves 19.10.2000 » Política » De la Rúa, duro con Menem


"El Presidente aceptó la pulseada. Y para defenderse reflotó argumentos vinculados con la pesada herencia recibida, a los que suele apelar cada vez que necesita justificar las dificultades del Gobierno para superar la recesión y reducir el desempleo".



Jueves | 19.10.2000


CRISIS EN EL GOBIERNO: LA VUELTA AL DISCURSO SOBRE LA HERENCIA
De la Rúa, duro con Menem


Estamos sacando al país de la varadura en que él lo dejó, afirmó el Presidente
Lo dijo para rechazar las críticas de su antecesor
Fue el primer cruce después de haberlo recibido hace un mes en la Rosada



MARCELO HELFGO
El presidente Fernando de la Rúa se desvió ayer sólo un momento de las declaraciones para destacar su encuentro con Chacho Alvarez y lo hizo para responder una embestida de Carlos Menem. "Estamos sacando al país de la varadura en que él lo dejó", fue la frase elegida para recordar la herencia menemista.

Durante un acto por el Día de la Lealtad, Menem había dicho el martes que el país está "sin rumbo" y "sin liderazgo", además de asegurar que la Alianza "no estaba en condiciones de llegar al poder".

El episodio marcó el primer cruce fuerte entre el Presidente y su antecesor desde la reunión que mantuvieron un mes atrás en la Casa Rosada, en el marco del diálogo político abierto por el Gobierno.

La decisión de De la Rúa de recibir a Menem con todos los honores había generado disgusto en distintos sectores de la Alianza y especialmente al entonces vicepresidente Chacho Alvarez, quien se negó a participar del encuentro.

En aquel momento, la crisis interna de la Alianza estaba en plena gestación. Y Chacho objetó el acuerdo al que arribaron De la Rúa y Menem para tratar de minimizar los coletazos políticos del conflicto en el Senado, al intentar canalizarlo únicamente por la vía judicial.

Aquella tregua con el titular del PJ duró poco. En coincidencia con el endurecimiento del mensaje opositor adoptada por distintos sectores del PJ, tras la crisis que estalló en el Gobierno por la renuncia de Alvarez, Menem retomó un discurso más duro y le disparó con todo a De la Rúa.

El Presidente aceptó la pulseada. Y para defenderse reflotó argumentos vinculados con la pesada herencia recibida, a los que suele apelar cada vez que necesita justificar las dificultades del Gobierno para superar la recesión y reducir el desempleo.

Al llegar ayer por la mañana a la Casa de Gobierno, luego de atenderse por un dolor de muelas en el consultorio de su odontólogo personal, De la Rúa sostuvo que "hay un gobierno que lleva las cosas como corresponde, con gran esfuerzo frente a los efectos inerciales de la recesión en la que se encontraba el país".

Al mismo tiempo, impostando la voz para darle mayor solemnidad, declaró: "Sepa el pueblo argentino que el Presidente está en la plenitud de sus funciones y la Alianza, unida. Convoco a todos a trabajar por el bien del país". Entre los destinatarios de esa exhortación, De la Rúa mencionó especialmente a los gobernadores justicialistas.

Por su lado, Menem cosechó adhesiones inesperadas por sus ataques contra el Gobierno. Dos de sus máximos rivales en la interna justicialista, Eduardo Duhalde y Néstor Kirchner, admitieron su coincidencia con las opiniones del ex presidente.

El ex gobernador bonaerense sostuvo que "Menem tiene absoluta razón cuando dice que falta liderazgo en el Gobierno" y agregó que "la Alianza no existe". En tanto, el gobernador de Santa Cruz opinó que "toda la sociedad se da cuenta de que el país navega sin rumbo".


http://edant.clarin.com/diario/2000/10/19//p-00701.htm










Domingo | 10.12.2000

INFORME ESPECIAL / EL GOBIERNO CUMPLE UN AÑO: ENCUESTA EXCLUSIVA PARA CLARIN
Balance del primer año: malestar con el Gobierno y comprensión por la crisis



La gente critica la gestión del Gobierno
Y cae la imagen del Presidente
Pero al mismo tiempo se reconoce el peso de la herencia menemista
Y la dificultad de resolver los problemas en sólo un año


Por EDUARDO AULICINO. De la Redacción de Clarín
Fue duro para la Alianza el primer año como Gobierno, por los ajustes para cerrar las cuentas públicas, por el desempleo y la recesión, por el impacto de su propia crisis interna. Y todo confluye en un registro de fuertes costos políticos: pronunciada caída de la imagen de Fernando de la Rúa y su gobierno, acompañada por un alto nivel de expectativas insatisfechas.

Esas conclusiones surgen de una encuesta para Clarín realizada por el Centro de Estudios de Opinión Pública (CEOP). El sondeo señala además la persistencia de los temas que más preocupan a la sociedad, encabezados por la desocupación, la inseguridad y la corrupción.

Pero el sondeo también incluye otras señales para analizar los problemas planteados. En todo caso, como un gesto de comprensión hacia los problemas que afrontan De la Rúa y su gobierno, el 91,5% de los encuestados opina que los problemas del país no se resuelven en un año de gestión; el 91% considera que la oposición debería trabajar más junto al Gobierno, y el 79,5% sostiene que la Alianza recibió una pesada herencia del menemismo.

Esa percepción, de todos modos, no representa convalidación de lo actuado por el Gobierno, al cabo de un año que arrancó con el aumento de impuestos y la baja de salarios en la administración pública, y que concluye con esfuerzos y presiones para conseguir un blindaje financiero, reflejados en el Presupuesto y en el pacto fiscal con las provincias.

El sondeo, de alcance nacional y sobre la base de más de mil entrevistas, permite advertir que en paralelo con el descenso de la valoración del Gobierno, los principales referentes de la oposición mejoraron en parte su imagen, aunque ninguno capitaliza esa situación cuando se sondea a los encuestados sobre quién podría resolver las cuestiones que más preocupan.

Al cuadro económico —donde se destaca como hecho positivo el mantenimiento de la convertibilidad— se suma la evaluación de la situación política. Para el 36,8% de los encuestados, el hecho más importante en ese terreno fue la renuncia de Chacho Alvarez a la vicepresidencia, que marcó el momento más crítico de la Alianza.

En este contexto, el sube y baja de las valoraciones sobre los políticos registra un crecimiento de los opositores y una caída de los oficialistas. El más afectado es De la Rúa, que pasó del primero al séptimo lugar en la medición de imagen positiva. También descendieron Chacho Alvarez, luego de un pico del 51,6 por ciento en marzo, y el ex presidente Raúl Alfonsín.

En el peronismo, aparece afirmado el gobernador Carlos Ruckauf, ahora primero en el ranking. Además figuran bien posicionados los otros dos gobernadores con peso propio: el santafesino Carlos Reutemann y el cordobés José Manuel de la Sota. Carlos Menem también mejoró la imagen, aunque en niveles que siguen siendo bajos. Sólo el ex gobernador y ex candidato Eduardo Duhalde decreció en el lote peronista, y se colocó debajo de su máximo enemigo interno, el ex presidente.

Por afuera de la Alianza y del peronismo, asoma Domingo Cavallo, después de un año marcado por su dura derrota en la elección porteña y el más cercano reposicionamiento nacional, en medio de los sobresaltos de los mercados. El ex ministro está casi en la mitad de la tabla, pero perdió terreno: había llegado a un pico del 48,5 por ciento en marzo, ya en campaña para los comicios porteños de mayo.

La evaluación de imagen tiene correlato con la valoración de las figuras que aparecen como referentes de la oposición, aunque ninguno ocupa un lugar dominante. Los primeros lugares son para Ruckauf (20,1%), Menem (16%) y Cavallo (8,6%). Un dato curioso: Chacho Alvarez es considerado opositor por el 11,2% de los encuestados. El ex vice es evaluado como figura de la Alianza por el 44,2%, seguido por De la Rúa a distancia, con el 18,6%.

El relevamiento del CEOP muestra desde dos perspectivas los aspectos del Gobierno más cuestionados:

Evaluación de los problemas encarados de "manera negativa". Se destacan el desempleo (67,7 %) y la reactivación económica (49,1). El cuestionamiento llega a un pico en el rubro conflicto social (82,5), registra en un lugar significativo a la inseguridad (54,6) y muestra insatisfacción frente a la corrupción (53,5), un tema especialmente sensible para la Alianza.

Expectativas en el inicio de la gestión aliancista. La lucha contra el desempleo se destacaba en ese terreno, y también es fuerte el cuestionamiento actual: el 85,5 por ciento de los encuestados considera que "no se hizo nada". Los porcentajes también son altos en los rubros inseguridad (78), reactivación de la economía (74) y combate a la corrupción (60,9). Además, aparece como elemento nuevo un fuerte rechazo a la política impositiva (79,4).

"¿El Gobierno se está ocupando de resolver los problemas que desvelan a los argentinos?", se les preguntó a los encuestados. El 61,3 por ciento respondió que no. "¿Y qué políticos podrían resolverlos?", se indagó. La respuesta mostró desconfianza hacia los políticos —para el 36 por ciento, ninguno está en condiciones— y atomización de preferencias: Cavallo (13 %), Ruckauf (10,8), Chacho Alvarez (8,8), Menem (8,3), Duhalde (4), De la Sota (3,6) y Reutemann (3,1).

Otro dato de interés se recorta en la encuesta. Se trata de la fidelidad, o infidelidad, de los votantes. Allí, la Alianza aparece con una baja retención de apoyos, con fugas que van sobre todo hacia el voto en blanco o al rubro de los indecisos. El peronismo conserva más adhesiones aunque, en menor medida, también alimenta a los indefinidos. En conjunto, un tema de atracción para los propios políticos, cuando ya se perfila en el calendario el arranque de un nuevo año electoral.


http://edant.clarin.com/diario/2000/12/10/p-00315.htm







Clarin.comPolítica03/12/16
Un año de Macri: el 43% de la gente hace un balance negativo de la gestión y el 26% la ve bien
Encuesta de Management & Fit

La medida económica mejor considerada es el pago de los juicios a los jubilados y la que concentra más rechazos es la baja de los subsidios a los servicios públicos.

Mauricio Macri. EFE
Mauricio Macri. EFE
TAGSMauricio Macri
1003opiná 5296shares





La semana pasada, en una autoevaluación pública, Mauricio Macri le puso “un 8” a su primer año de gobierno. Sin embargo, los argentinos no son tan benévolos en la calificación. Según una encuesta de Management & Fit realizada para Clarín, el 43,1% considera que la gestión fue negativa o muy negativa, mientras que el 25,9 % la encontró positiva o muy positiva. Por otra parte, más de la mitad (51,6 %) cree que el Presidente no está cumpliendo sus promesas de campaña.

A días de cumplirse un año de la asunción de Macri- el 10 de diciembre- la consultora realizó, entre el 26 de noviembre y el 1° de este mes, un sondeo a 2.000 personas (de 16 a 70 años), haciendo foco en el balance del período.

Si bien, de acuerdo a los números, el primer año de gestión fue percibido con mayor rechazo que aceptación, ante la consulta sobre “la forma en que Mauricio Macri conduce el Gobierno”, el resultado se mostró parejo: un 43,6 % de los encuestados aprobó al Presidente contra un 42,4 %, que lo desaprobó.

En el desmenuzamiento de las decisiones tomadas por la administración de Cambiemos, la reparación histórica a jubilados figura, por amplio margen, en el podio de las consideradas "mejores medidas" tomadas, con un 22,4 % de apoyo. La ampliación de la Asignación Universal por Hijo (13,8 %) y la baja en los subsidios en servicios públicos (10,7 %) son las que le siguen. Pero un alto porcentaje (20,1 %) no supo o no quiso elegir cuál medida le parece mejor.

Curiosamente, y en prueba de la visiones contrapuestas de la sociedad, algunos de estos mismos temas se repiten en la selección de las elegidas como "peores medidas" económicas sociales tomadas desde la Casa Rosada. La baja de los subsidios encabeza ese listado (20,2%), seguida por el acuerdo con los fondos buitres (15,8%) y la ampliación de la AUH (9,6%). Un 25,5 % respondió con: “no sabe o no contesta”.

Al trazar la comparación entre la gestión y los discursos de Macri durante su candidatura, la mayoría de la gente remarcó que el mandatario no cumplió con lo que prometió en campaña. El 51,6 % coincidió en esa premisa, a la vez que un 34,4% opinó que está cumpliendo con los compromisos electorales pero “parcialmente”, y tan sólo el 7,3% considera que sí los está concretando.

En la consulta que indaga sobre las razones por las que el Presidente no lleva a cabo las ideas de campaña, se diversifican las opiniones. El 32 % piensa que “nunca fue su intención cumplirlas”, un 27,4 % sospecha que “no sabe cómo cumplirlas”, el 24,2 % supone que “no tuvo tiempo para cumplirlas” y los más escépticos (7,6%) creen que “las promesas de campaña no son para ser cumplidas”.

Según el estudio, la población no ve cambios a mediano plazo. El 40,3 % sostiene que la situación económica del país estará peor o mucho peor “en los próximos meses”, mientras que el 34,9 % sostiene que va a mejorar. Para el 14,9 % seguirá todo “igual”.

Sin embargo, el optimismo crece con vistas a la gestión de Macri para 2017. Las cifras indican que para el 38,6 % de la gente el año que viene “será mejor que el primero”, para el 31,9 % será peor, y para un 15,4 % no habrá diferencias.


http://www.clarin.com/politica/Macri-gente-balance-negativo-gestion_0_1698430278.html?ns_campaign=clarin-te-puede-interesar&ns_mchannel=modulo&ns_source=clarin&ns_linkname=notas-clarin-te-puede-interesar&ns_fee=0.01#cxrecs_s

Entrada destacada

¿No se crearon puestos de trabajo en los últimos 4 años?

Víctor Hugo transmitió en vivo. 9 de septiembre a las 8:50 · Facebook Mentions · Es #falso que en los últimos años no se creó #emple...

Blog Archive

Etiquetas