Lo que circula por los medios

Registro de una época...
Powered By Blogger

7 de abril de 2008

Soberanía alimentaria


Soberanía alimentaria


Por la Mesa Provincial de Organizaciones de Productores Familiares de la Provincia de Buenos Aires


Como suele ocurrir muchas veces en las situaciones de crisis, las cosas no aparecen claras. Es necesario separar la paja del trigo. Esta situación que están generando las grandes entidades del campo es la paja que se mezcla con justas demandas de pequeños y medianos productores.

Pero que no nos vendan gato por liebre. ¿Qué es lo que se está poniendo en juego con este paro salvaje encabezado por estas entidades? ¿Alguien recuerda una medida semejante en la década de los ’90, cuando se producía la mayor concentración de la tierra y los recursos naturales? ¿Cuando éramos expulsados de la tierra más de 250 mil familias de productores y cientos de miles de trabajadores rurales? ¿Cuando nuestros pueblos rurales entraron en vías de desaparición, obligándonos a migrar a los conurbanos de pobreza con todas las perversas consecuencias que tuvo para muchos de nosotros? ¿Qué han hecho estas cuatro entidades frente a las persecuciones, cárceles, muerte, incendios de casas y animales para robarles las tierras a los pueblos originarios y campesinos en nuestro interior profundo, por parte de grupos armados pagados por los empresarios rurales? Nada, no hicieron nada. Fueron beneficiarios.

En esa época se terminó de definir el actual modelo agroexportador neoliberal que produce súper riqueza para pocos y pobreza para muchos.

Argentina se constituyó en el tercer productor de soja transgénica en el mundo, socavando la soberanía alimentaria del país construido por muchas generaciones de argentinos. La defensa de ese modelo agropecuario es lo que está en juego en este paro político y salvaje de la Sociedad Rural y sus socios. Eduardo Buzzi y la FAA deberán explicarnos por qué condujo a sus federados, muchos de ellos pequeños y medianos productores como nosotros, a la cola de estos grupos concentradores de la riquezas y el poder que muchas veces fueron sus verdugos.

Que no nos confundan. La eliminación o disminución de las retenciones, bandera visible de la extorsión, beneficia centralmente a los grandes empresarios rurales, a los pools, a las corporaciones, a los grandes pulpos exportadores y especuladores. Benefician a los que no tienen cómo ocultar las ganancias sin precedentes que están obteniendo, y nos perjudica a todo el resto de la sociedad porque, por ejemplo, deberíamos pagar alimentos de primera necesidad mucho más caros.

Para construir un país con justicia e igualdad es necesario también construir otro modelo de desarrollo rural. La cuestión de la tierra y el agua son bienes sociales. Por eso deben ocupar un lugar primordial en nuestras organizaciones sociales, en la agenda pública y en las políticas del Gobierno. El problema de la tierra no es sólo una cuestión de los campesinos e indígenas, de pequeños y medianos productores. Afecta a toda la sociedad: define el modelo de país y al proyecto de sociedad.

Los productores familiares, que fuimos considerados inviables en la década del 90, tenemos muchas necesidades urgentes y muchas propuestas. En nuestras manos está una parte importante de la producción de alimentos frescos, que alimentan a nuestras familias y diariamente llega a las mesas familiares de muchos argentinos. Es necesario apoyar y desarrollar una agricultura con agricultores, para recuperar la soberanía alimentaria, o seguiremos siendo dependientes y rehenes de este poder concentrado.

La alimentación es un derecho humano básico, por lo tanto la sociedad y el Estado tenemos el derecho de definir las políticas agrícolas y alimentarias para garantizar el bienestar de la población. Cuando hablamos de alimentos no se trata de ver cómo llenan los bolsillos grandes los empresarios de la Sociedad Rural y sus socios: las corporaciones trasnacionales de la agroempresa. Se trata de definir qué alimentos se producen, dónde se producen, cómo se producen, quiénes los producen.

La agricultura familiar es generadora de puestos genuinos de trabajo, productora de arraigo de nuestras familias, barrera para las migraciones de nuestros hijos. Necesitamos que la sociedad comprenda quiénes somos y que no se confunda. Estamos hablando desde los que vivimos, trabajamos, producimos, sufrimos, cuidamos y amamos la tierra. Producimos sobre todo alimentos, poblamos y cuidamos el campo, somos los conservadores y los sostenedores de nuestra cultura. Somos miles de familias agricultoras que no tenemos nada que ver con los que hoy conducen este paro empresario y que pretenden impedirnos que lleguemos con nuestros productos a su mesa.

http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/subnotas/101672-32070-2008-04-02.html

0 comentarios:

Entrada destacada

¿No se crearon puestos de trabajo en los últimos 4 años?

Víctor Hugo transmitió en vivo. 9 de septiembre a las 8:50 · Facebook Mentions · Es #falso que en los últimos años no se creó #emple...

Blog Archive