Lo que circula por los medios

Registro de una época...
Powered By Blogger

25 de mayo de 2008

En Salta Cristina 25 de mayo


Dom 25
may 08
15:28




Cristina defendió su gestión y para el campo sólo tuvo indirectas
En Salta la presidenta de la Nación no hizo referencia al conflicto agropecuario pero habló de las políticas de su gobierno como productivas y "para todos los argentinos". Invitó a sumarse al “país del bicentenario” y aseguró que “la historia está de nuestra parte”


La mandataria estuvo secundada por gobernadores afines al kirchnerismo. (Télam)

Lejos de los largos discursos a los que acostumbra, Cristina Fernández de Kirchner, este domingo en Salta, fue breve y tampoco se refirió en forma directa al conflicto agropecuario.En más, no dijo nunca la palabra “campo”. Sus palabras fueron para hacer un balance positivo de su gestión, la que, según mencionó, está dirigida a todos los argentinos. Además, reforzó la invitación a sumarse a país del Bicentanerio. En el cierre, aseguró que “la historia está de nuestra parte porque la construyen los pueblos, no los dirigentes”.

La presidenta de la Nación, Cristina Kirchner, encabezó desde poco después de las 14.30, pocos minutos después de que terminara el masivo acto del campo en Rosario, la ceremonia oficial por el 25 de Mayo que se realiza en la provincia de Salta. Aunque la expectativa estaba centrada en el tono de su discurso, luego de las duras palabras emitidas desde Rosario por las entidades rurales, la presidenta sólo habló del campo elipticamente, contraponiendo las virtudes de su gestión. Antes de asistir al acto frente al monumento a Martín Miguel de Güemes que abrió el gobernador local, el kirchnerista Juan Manuel Urtubey, la jefa del Estado participó del tedeum en la Catedral local que presidió monseñor Mario Antonio Cargnello y fue nombrada "huesped de Honor" de la ciudad.

“Vengo en nombre de todos los argentinos –lanzó Cristina parándose frente a un 25 de Mayo divido en dos actos– a rendir homenaje a los hijos de la patria y a los próceres que la construyeron. Decidimos hacerlo al pie del monumento de Güemes, un combatiente que es el el símbolo de la historia, de nuestra historia de los que elegimos luchar por la liberación de la patria y de la dignidad del pueblo”.

Frente a una multitud que, según la organización del acto, llegaba a las 150 mil personas (la mitad de la totalidad de gente que, de acuerdo al sector agropecuario, concurrió al Monumento de la Bandera) Fernández de Kirchner recordó a las Mujeres en Lucha al mencionar la situación vivida en 2001. Allí mencionó a Lucy de Cornellis y recordó cuando las mujeres agropecuarias se paraban frente a las tranqueras para evitar los remates.

“Permítanme recordar otro 25 de Mayo, el 25 de Mayo de 2003, cuando haciendo honor a nuestras convicciones e ideales y dijimos al pueblo argentino que podíamos ponernos de pie y que el trabajo y la producción nos iba a salvar”, dijo y continuó: “Tenemos la suerte que todos los trabajadores tienen trabajo”. Tras ello, señaló que en la Argentina de hoy "tenemos la suerte que nuestros trabajadores tiene trabajo y salario, los empresarios rentabilidad porque hay argentinos que consumen y nuestros productores exportaciones con rentabilidad", dijo.

La presidenta señaló que a hombres como Guemes, Moreno o Belgrano no se les rinde homenaje sólo cantando el himno o luciendo la escarapela sino "construyendo un país diferente, porque los símbolos no pueden ser instrumentos vacíos, fueron creados para la lucha por la liberación".

Cristina dijo que el país "no reconoce propietarios, todos somos la patria", y afirmó que cuando viene un funcionario del FMI "ya no se lo recibe como virrey" y añadió: “Estamos rindiendo homenaje a los hombres que hicieron la patria, reconstruyendo el país que nos habían robado, un país en que todos somos la patria, todos somos la Argentina un país que cuando viene algún funcionario de Fondo Monetario Internacional no se lo recibe como virrey”,

Siguiendo con un balance de los logros obtenido desde 2003, dijo que más allá de los avances en la economía, “el logro más importante es volver a recuperar el orgullo de pertenecer a la patria, se siente distinto el himno cuando nos respetan y no nos llevan por delante”

Luego, hizo referencia a los tiempos de la dictadura tras lo cual invitó a “formar parte de la generación del Bicentenario, convocando a todos los hombres y mujeres que crean que es necesario construir este país con inclusión social y redistribución del ingreso”, palabras que sonaron directas al acto en el Monumento.

Kirchner propuso un país para todos y todas pero advirtió que para ser parte “el único requisito es querer estar en Argentina y la otra condición para rendir un serio homenaje a los hombres de mayo es que como ellos aprendamos que antes que el sector y la individualidad están los intereses del país y la patria. Esa es la generación del bicentenario y a esa convocamos a todos los argentinos”

Como cierre, Fernández de Kirchner envió más indirectas a los productores agropecuarios, claro, sin nombrarlos. “Quiero decirle que el desafío es grande pero sabemos que la historia está de nuestra parte porque la construyeron los pueblos, no los dirigentes” y agregó: “Las sociedades que se deciden a se progresistas y solidarias, teniendo la mano a los que les falta trabajo, casa, en nombre de ellos, en nombre de los que murieron en la lucha por la dignidad, los convocamos a la gesta del bicentenario, entonces sí, ademas de cantar el himno se le rendirá un homenaje serio a los hombre que ingresaron a nuestra historia”.

http://www.rosario3.com/noticias/pais/noticias.aspx?idNot=31150







25.05.08
Videos > Actualidad > Política
El discurso de Cristina en Salta
Sin menciones directas al conflicto con el campo, Cristina Kirchner pidió "dejar de lado intereses sectoriales"

--------------------------------
La Presidenta habló en el acto central del 25 de Mayo en Salta !

domingo, 25 de mayo de 2008

PALABRAS DE LA SEÑORA PRESIDENTA DE LA NACIÓN, DOCTORA CRISTINA FERNÁNDEZ DE KIRCHNER, EN EL ACTO DE CONMEMORACIÓN DEL 198º ANIVERSARIO DE LA REVOLUCIÓN DE MAYO, EN LA PROVINCIA DE SALTA

Hoy vengo aquí en nombre de todos los argentinos a rendir homenaje al nacimiento de la Patria y a los próceres que la construyeron.
Quisimos hacerlo aquí, en Salta, al pie del Monumento de don Martín Miguel de Güemes, combatiente de la emancipación nacional en la vanguardia de la Patria. Él es el símbolo de la historia, de nuestra historia, la de los que elegimos luchar por la liberación de la Patria y la dignidad del pueblo. (APLAUSOS)
Siempre me he preguntado cómo se rinde homenaje a hombres como Güemes, como Belgrano, como San Martín, como Castelli, como Mariano Moreno. Tal vez, algunos piensen que se les rinde homenaje cantando el himno, poniéndose la escarapela o izando la bandera, pero yo creo que a esos hombres se les rinde homenaje construyendo un país diferente, porque los símbolos patrios no pueden ser instrumentos vacíos, fueron creados por esos hombres como estandarte para la lucha, para la lucha por la liberación, por la Patria, por un país mejor, por un pueblo con dignidad nacional.
En todos estos años de larga historia, muchos han sido los fracasos que hemos tenido los argentinos, desencuentros y enfrentamientos, pero pudimos liberarnos. Tal vez ellos lo hicieron con su sangre, del coloniaje territorial y político de las grandes metrópolis, pero tal vez en estos años que han corrido desde la historia, habían venido otros coloniajes, tal vez más sutiles, tal vez más imperceptibles que los militares o los territoriales.
La colonización de las ideas, del pensamiento nos convencieron a los argentinos que no podíamos. Nos hicieron creer que debía importarnos más lo que opinaban desde afuera que lo que creía nuestro pueblo de las dirigencias; nos hicieron creer que había que aplicar recetas creadas en no sé qué laboratorios económicos y políticos que, finalmente, como no podía ser de otra manera, nos encontraron a todos alumbrando el siglo XXI, en ese 2001 que todos queremos olvidar, casi estallándonos el país en nuestras manos. Nos habíamos quedado únicamente con los símbolos y el territorio, se nos habían llevado el trabajo, se nos habían llevado las industrias, los comercios, la dignidad de nuestros jubilados, nuestras economías regionales estaban devastadas, nuestros maestros, médicos y estatales cobraban en papelitos de distintos colores, también se nos habían robado la memoria, la verdad y la Justicia. Solo el grito solitario de unas mujeres con el pañuelo blanco seguían levantado la bandera, pero todos las habían bajado. (APLAUSOS)
Y hoy, hoy argentinos, permítanme acordarme de otro 25 de mayo, del 25 de mayo de 2003, cuando haciendo honor a nuestras convicciones, a nuestras ideas, le dijimos al pueblo argentino que podíamos ponernos de pie, que era el trabajo y la producción lo que nos iba a salvar. Así fue como volvimos a abrir las industrias, volvieron a abrir los comercios y millones de argentinos volvieron a tener trabajo y dignidad y nuestros jubilados, después de años, conocieron que había un gobierno que se ocupaba de ellos. (APLAUSOS) Después de años, volvimos a construir viviendas sociales como nunca antes lo había hecho un gobierno y, también, pudimos, las instituciones de la Nación, derribar el muro de impunidad y más tarde o más temprano la Justicia está alumbrando aquí, en nuestro país. (APLAUSOS)
Yo me acuerdo -la veo aquí con nosotros- de Lucy de Cornelis y de las mujeres agropecuarias cuando allá, en 2001, estaban paradas frente a las tranqueras en los campos y cantaban el himno para parar los remates.
Hoy tenemos todos los argentinos la suerte de que nuestros trabajadores han vuelto a tener trabajo y salario, los empresarios han vuelto a tener rentabilidad porque hay mercado interno, porque hay argentinos que consumen, que gastan, también exportaciones, nuestros productores han vuelto a ver el horizonte de tener rentabilidades como nunca en la historia se habían conocido. Este es el esfuerzo de todos los argentinos por un país mejor.
Hoy quiero decirles que siento, humilde pero orgullosamente, que estamos rindiendo homenaje a esos hombres que construyeron la Patria, no de los discursos, sino porque estamos reconstruyendo un país que nos habían robado. (APLAUSOS)
Un país que ya no reconoce propietarios, porque todos somos el país, todos somos la Patria, todos somos la Argentina; un país que cuando viene algún funcionario de un Fondo Monetario no lo recibe como virrey sino en ejercicio protocolar y nada más (APLAUSOS); un país que reconstruye su identidad cultural, su orgullo de volver a ser argentinos, algo que habíamos perdido.
Si ustedes me dicen con qué me quedo de todos estos logros, más allá de la economía, más allá de la participación de los trabajadores en el Producto Bruto Interno, más allá de todo, yo reconozco como el logro más importante el haber vuelto a recuperar eso, el orgullo de pertenecer de la Patria. Se siente distinto el himno, se lleva distinta la escarapela cuando no nos llevan por delante, cuando nos respetan. Ese es el país en el que yo quiero vivir. (APLAUSOS)
Quiero finalmente también decirles, que yo soy, como muchos de los hombres y mujeres que hoy nos acompañan, una persona que nació en la política en los años 70. No había democracia, sólo había proscripciones para las grandes mayorías. Nos formamos en un mundo de silencios y ocultamientos, de prohibiciones, "de no se puede" y también de violencia.
Yo quiero decirles, con todo el orgullo de nuestra historia, que hoy quiero ser algo más, hoy quiero ser parte de la generación del Bicentenario convocando a todos los hombres y mujeres que crean que es necesario seguir construyendo este país con inclusión social y con redistribución del ingreso.
En este país, a esta generación del Bicentenario, donde hay lugar para hombres y mujeres de distintas edades, de distintas historias, para trabajadores, estudiantes, intelectuales, empresarios, comerciantes, productores, el único requisito que se necesita es querer a esta Argentina. (APLAUSOS)
La otra condición que les pedimos para en serio rendir homenaje a los hombres de Mayo, es que, como ellos, aprendamos que antes que el sector, que antes que nuestra propia individualidad están los intereses del país y de la Patria. Esa es la generación del Bicentenario y a ella convocamos a todos los argentinos. (APLAUSOS)
Quiero decirles que el desafío que tomamos es grande, pero sabemos que la historia está de nuestra parte, porque la historia la construyen los pueblos, no la construyen los dirigentes; porque la historia la construyen las sociedades que se deciden a ser progresistas y solidarias tendiéndole la mano al que todavía le falta trabajo, al que todavía le falta casa.
En nombre de todos ellos, en nombre de los que hicieron Mayo, en nombre de todos los patriotas que murieron en la lucha por la defensa de la dignidad y de la Patria, los convocamos a esta nueva gesta del Bicentenario para, entones sí, además de cantar el himno y ponernos la escarapela, rendir homenaje en serio a esos hombres que junto al pueblo ingresaron definitivamente en la historia de nuestra Patria.
Gracias Salta, gracias argentinos y argentinas; con el coraje, con la convicción y con el patriotismo de toda la vida.
Gracias.

http://www.casarosada.gov.ar/index.php?option=com_content&task=view&id=3293

0 comentarios:

Entrada destacada

¿No se crearon puestos de trabajo en los últimos 4 años?

Víctor Hugo transmitió en vivo. 9 de septiembre a las 8:50 · Facebook Mentions · Es #falso que en los últimos años no se creó #emple...

Blog Archive