Lo que circula por los medios

Registro de una época...
Powered By Blogger

24 de mayo de 2008

Cruces cargados, en tono irónico y desafiante



Sábado, 24 de Mayo de 2008


Fuerte polémica entre el Gobierno y las entidades, tras la negociación frustrada y antes del acto en Rosario
Cruces cargados, en tono irónico y desafiante

El carácter político del encuentro de Rosario, el porqué del fracaso en la negociación, las versiones sobre esa reunión. Todo sirvió para que ayer se cruzara una lluvia de opiniones, duras y descalificadoras, entre ambas veredas.

Luciano Miguens y Alfredo De Angeli. Velando armas para un fin de semana caliente. Acusaciones cruzadas, descalificaciones varias.
Imagen: Guadalupe Lombardo


Todavía no se apagan los ecos del desencuentro entre dirigentes y Gobierno del jueves, cuando se escuchan los murmullos de la concentración convocada en Rosario para mañana. El jefe de Gabinete hizo su propio relato de la reunión del jueves y señaló, respecto del encuentro de Rosario, que no caben dudas de que se trata de un acto opositor al Gobierno. “No hay que ser muy perspicaz para darse cuenta de que, desde Pitrola a Macri, pasando por Carrió o López Murphy, están todos en ese acto y hacen cola en los medios para contar que quieren ir a Rosario.”

Entre los dirigentes rurales más conciliadores, Carlos Garetto, de Coninagro, dijo que la entidad seguirá apostando al diálogo después de Rosario, pero pronosticó que será un encuentro “glorioso”. A su vez, el titular de la Federación Agraria de Entre Ríos, Alfredo de Angeli, atribuyó el fracaso de la reunión a la intención del Gobierno de desgastar y dividir a las entidades para debilitar” el acto de mañana.

“Estoy absolutamente confundido con lo que pasó ayer, porque la reunión duró una hora y media, se tocaron todos los temas; evidentemente, ha pasado algo cuando volvieron que no sabemos qué es”, dijo Alberto Fernández, jefe de Gabinete. “Hablamos de todo y también hablamos del famoso tema de los mercados a futuro y el modo en que en su opinión influyen negativamente las retenciones móviles”, sostuvo. “Les propuse ponernos a trabajar el lunes con los equipos técnicos”, agregó. “Nosotros tenemos una propuesta, pero no era responsable plantearlo en ese momento, porque no estábamos en condiciones de resolverlo.” El ministro relató que “después de una hora y media de reunión, (Mario) Llambías (Confederaciones Rurales, CRA) le pidió al nuevo ministro de Economía que se acerque a hablar con los que habían quedado en una sala contigua. Carlos Fernández fue, saludó, le dijo que el lunes vamos a trabajar. ¿Una reunión que haya sido mala termina de ese modo? No, evidentemente ha pasado algo cuando volvieron que no sabemos qué es”.

Mario Llambías respondió acusando a Alberto Fernández de utilizar “la política de la mentira”, en alusión a su relato de las reuniones con los dirigentes agrarios, y sostuvo que “las próximas reuniones tienen que ser públicas o tener un mediador”, aunque evaluó que “es muy difícil encontrar un mediador, porque este gobierno está peleado con la Iglesia, con los partidos políticos y con los países del Mercosur”.

Luciano Miguens, presidente de la Sociedad Rural, afirmó en cambio que la continuidad del diálogo el próximo lunes está condicionado a que las autoridades gubernamentales otorguen “una garantía total” de que se van a discutir las retenciones al campo. “Si hubiéramos sido informados (que no se iban a tratar), no habríamos ido.”

Otros dos miembros del gabinete nacional también se pronunciaron sobre el tema. Aníbal Fernández, ministro de Justicia y Seguridad, especuló con que “si alguien supuso que las soluciones salían mágicamente de una reunión, es que hay más vocación política que por encontrar una solución” al conflicto.
Graficó con una expresión que le atribuyó al vicetitular de Sociedad Rural, Hugo Biolcati, que al terminar la reunión habría amenazado con la frase “el domingo van a tener que ver”. Para Aníbal Fernández, esto significa posicionarse “políticamente en la oposición, más que en defensa del sector”. Florencio Randazzo, ministro del Interior, sostuvo en tanto que “los dirigentes del campo quieren imponer su propio criterio frente a un gobierno elegido democráticamente” y advirtió que “no estamos en la década del ’90, en la que gobernaban las corporaciones”.

“Van a tener que ampliar la ciudad de Rosario para que entren todos los participantes”, se agrandó Biolcati, quien le atribuyó al Gobierno haber provocado el fracaso de la reunión con los presidentes de las entidades “en forma alevosa, casi buscada”. Indicó que, con ello, lo que lograron las autoridades es “potenciar el acto del 25” en Rosario “de manera sorprendente”. Y advirtió que, si la situación sigue en el punto actual, “no hay lunes”, en referencia a la posibilidad de reanudar las negociaciones.

Para De Angeli, “la lucha no va a terminar el lunes, va a ser larga”.

“El acto en Rosario es lo que le molesta al Gobierno. Van a tener un acto en Salta al que tienen que llevar gente para que la aplauda (a la Presidenta), y nosotros no la vamos a llevar, la gente va a ir sola a Rosario”, remarcó, apostando a llevar 200.000 personas frente al Monumento a la Bandera. Se manifestó convencido de que “lo del domingo en Rosario se va a convertir en una asamblea y, sin duda, alguna resolución se va a tomar”.



--------------------------------------------------------------------------------



Elogio de la soja por TV

Las entidades rurales salieron a contraatacar los spots del Gobierno con una publicidad que azuza el fantasma de la inflación y defiende a la soja por sobre todas las cosas.
Son dos cortos: el primero abre con la cosecha de soja y tiene una estética que, al igual que las propagandas oficialistas, recuerda a las campañas mediáticas de la dictadura. “Si el pan aumenta, no es por culpa de la soja”, se afirma. Curiosamente, sostiene que la oleaginosa no está desplazando al trigo, sino que lo financia y permite que subsista: “Si la soja pierde rentabilidad, no se podrá sembrar trigo y con menos producción, sólo habrá más inflación”, alterna, bajo una música de película de terror.
El segundo spot repite el mismo mensaje con un fondo de vacas y cuestiona el cierre de exportaciones ganaderas. “Nos dijeron que era para que bajara el precio de la carne, pero siguió aumentando”, advierte el locutor.
Ambas publicidades terminan amonestando al Gobierno: “Todos los argentinos estamos esperando una solución”. Curiosamente, está firmadas por “entidades agropecuarias y productores independientes”, sin que aparezca el sello de ninguna de las cuatro entidades.

http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/subnotas/104759-32946-2008-05-24.html
relacionadas:

0 comentarios:

Entrada destacada

¿No se crearon puestos de trabajo en los últimos 4 años?

Víctor Hugo transmitió en vivo. 9 de septiembre a las 8:50 · Facebook Mentions · Es #falso que en los últimos años no se creó #emple...

Blog Archive