Lo que circula por los medios

Registro de una época...
Powered By Blogger

13 de junio de 2008

INCREIBLES DISCURSOS CAMBIANTES!! ENTRE EUROPA Y NOSOTROS


Vie 13
jun 08
13:25






Ahora, los camiones

Para Aníbal Fernández, tirar la leche por los cortes es un "crimen"

-----------------------------------

España: Zapatero promete "tolerancia cero" para los transportistas en huelga




[13/06/2008 06:01 ] Dijo que no tolerará actos de violencia y que garantizará la libre circulación.





La política de mano dura del gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero contra los piquetes de camioneros huelguistas, que bloquearon las rutas, terminó con el caos en las carreteras y el proceso de desabastecimiento. Han sido detenidos 101 camioneros, 71 de los cuales han sido puestos a disposición judicial. El rigor policial llegó hasta quitar las llaves a quienes se negaban a retirar sus camiones de los bloqueos.

El gobierno anunció que la circulación está plenamente normalizada y que se "garantizara la libre circulación de aquellos transportistas, que son mayoría, que quieren trabajar".

"Habrá tolerancia cero ante los actos de violencia", sentenció Zapatero, quien exhortó a los huelguistas a que retornen a las tareas y advirtió que no tienen posibilidad alguna de triunfar en la huelga, desatada por el alza de los combustibles.

Pero las tres organizaciones convocantes del paro, que representan sólo a un 18 por ciento del sector, decidieron mantener la huelga en una asamblea realizada ayer por la tarde.

El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, anunció que las acusaciones a los camioneros detenidos serán por desórdenes públicos. A los que se les aplique el Código Penal (artículo 557) les pueden caer de seis meses a tres años de cárcel si se demuestra que actúan en grupo para alterar el orden y causen lesiones, daños u obstaculizan las vías públicas. Además, pueden perder el permiso de conducir durante tres meses por "obstruir las carreteras sin causa justificada", en virtud de la Ley de Seguridad Vial, que añade una multa de 600 euros por esa infracción.

Un camionero que golpeó a un policía en un piquete en Granada ha sido condenado, en juicio rápido, a ocho meses de cárcel y al pago de una indemnización al funcionario agredido.

En la jornada de ayer, un impresionante despliegue de 25.000 policías y guardias civiles arremetió contra los piquetes, custodió a 6.500 camiones de abastecimiento de alimentos y combustible, y detuvo a numerosos huelguistas que se negaban a retirar sus vehículos de las rutas bloqueadas.

El Ministerio del Interior anunció que las habituales restricciones de circulación de los camiones para los fines de semana han quedado levantadas para que se pueda continuar con una acelerada normalización.

Mientras tanto, el Comité Nacional de Transporte por Carretera, que representa al 80% del sector que no entró en conflicto, y el Ministerio de Fomento firmaron un acuerdo que despliega 54 medidas que benefician a los camioneros. Las tres organizaciones que participan en la huelga se negaron a aceptar el acuerdo porque no contempla su reclamo principal sobre el establecimiento de una tarifa mínima por los servicios de transporte por carretera.

El gobierno ha vuelto a aclarar que esa medida es ilegal y se contrapone con las estrictas regulaciones de la Unión Europea sobre competencia por lo que no la adoptará en ningún caso. "Es un camino que no conduce a ninguna parte", dijo Zapatero.

La normalización más rápida se ha producido en las estaciones de servicio que han ido recuperando sus existencias de combustible y prestan servicios sin restricciones en la gran mayoría de los casos. En cuanto a los alimentos, el abastecimiento de los grandes centros de distribución ha crecido notablemente, pero la huelga de pescadores continúa forzando la falta de pescado fresco. También se nota en algunos comercios la escasez de verduras aunque no de fruta.

Se prevé en los comercios y supermercados que la actividad sea totalmente normal al comienzo de la próxima semana. Todavía actúan piquetes en zonas de Valencia, Alicante y Andalucía, pero la acción policial los está obligando a retirarse.






http://www.derf.com.ar/despachos.asp?cod_des=204727&ID_Seccion=22


Fuente: 13 de junio de 2008 (Fuente: Clarín)

--------------------------------------------------


Editorial I

Tolerancia cero a los piquetes

Viernes 13 de junio de 2008 Publicado en la Edición impresa

Después de haber calculado mal el impacto que iban a tener los novedosos cortes de rutas en protesta por el alza del combustible, el gobierno de España decidió cortar por lo sano y reinstaurar el orden público.

Tardó 72 horas en reaccionar, durante las cuales los piquetes se cobraron un muerto y varios heridos, pero, finalmente, aplicó aquello que el presidente José Luis Rodríguez Zapatero definió ayer como "tolerancia cero", con "más medios y dureza", de modo de garantizar a la ciudadanía el derecho de circular y evitar, asimismo, el peligro de desabastecimiento de productos de primera necesidad en las principales ciudades.

La casi inmediata resolución del conflicto en España, cuyo gobierno de corte socialista no se caracteriza por la represión, debería llamarnos a la reflexión a los argentinos sobre la permisividad, cuando no aliento, que han tenido los cortes de rutas en nuestro país, así como la funcionalidad que el gobierno de Néstor Kirchner y el actual, de Cristina Fernández de Kirchner, les han asignado en virtud de intereses políticos y en desmedro de las demandas concretas. En algunos casos, ni demandas concretas tuvieron, excepto llamar la atención frente a los medios de comunicación.

Sin remontarnos a las primeras protestas de este tipo en Neuquén, hacia fines de los años noventa, los bloqueos de los puentes que unen Entre Ríos con Uruguay han sido interpretados por el gobierno de Néstor Kirchner como un apéndice de la libertad de expresión -dudoso, porque vulnera el derecho a la libre circulación, garantizado por la Constitución nacional-, en tanto que era efectivo para reforzar el rechazo a la instalación de las pasteras sobre la margen oriental del río Uruguay.

Los últimos bloqueos de las rutas, realizados por los ruralistas que discrepan con las retenciones aplicadas en forma unilateral al agro, han sido interpretados por el gobierno de Cristina Kirchner como una vil provocación de un sector acomodado.

Se trata, en ambos casos, de medidas irracionales, reñidas con las más elementales normas de convivencia a las que una sociedad puede, y debe, aspirar, con el consecuente riesgo de minar aún más el principio de autoridad.

En apenas tres días, las rutas españolas quedaron "completamente limpias", según el ministro del Interior de ese país, Alfredo Pérez Rubalcaba. A su vez, el presidente Rodríguez Zapatero, cuestionado desde la oposición conservadora por el ex candidato presidencial Mariano Rajoy, fijó para el miércoles próximo una audiencia con empresarios y sindicalistas, en la cual los dirigentes de ambos sectores expondrán sus inquietudes frente al aumento del precio del petróleo, causa del alza del combustible. "Quemando camiones no se arreglan las cosas", advirtió.

Es el Estado, en la figura de su máxima autoridad, el que ha terciado en el conflicto sin caer en la represión desmedida, como pudieron haber resuelto un conflicto de estas características las dictaduras militares de España o de la Argentina. Lo cual habla a las claras, en democracias consolidadas, de la importancia de contar con instituciones fiables que no permitan que, en momentos de tensión o de crisis, unos avasallen a otros en territorios que, como el argentino en los últimos años, parecen despojados de toda ley y cordura.

Esto vale tanto para los asambleístas de Entre Ríos como para los ruralistas de todo el país, así como para los gremios y otros grupos que, ante la frecuente sordera oficial a sus reclamos, suelen apelar a los cortes de rutas o de calles para hacerse oír. Tanto han apelado a ese recurso dañino y riesgoso que, lejos de ser efectivo, comenzó a ser el martirio de aquellos que no tienen arte ni parte en el conflicto en cuestión.

En España, el gobierno de Rodríguez Zapatero admitió que tardó en reaccionar. Era su obligación, y así lo hizo, restablecer el orden público y llevar calma a una sociedad que temía que, de prolongarse los piquetes, hubiera problemas en el abastecimiento de alimentos, combustibles y medicinas. Frente a ello, no podía dejarse avasallar por huelguistas exaltados que provocaron los colapsos en las rutas de ingreso en las principales ciudades y se trenzaron a golpes con las fuerzas de seguridad.

El ministro Rubalcaba anunció anteayer que 25.000 agentes iban a garantizar el tránsito por las rutas y el abastecimiento de los centros comerciales. La oposición conservadora, encabezada por el Partido Popular (PP), de Rajoy, fustigó la parálisis inicial del gobierno y convocó, como corresponde en toda democracia, a interpelaciones en el Congreso de los Diputados.

El alza del combustible afecta por igual a vastos sectores de la economía española. En especial, al transporte, la agricultura y la pesca. El gobierno rechazó hasta ahora otorgar subsidios, porque considera que una ayuda de ese tipo sería discriminatoria y no resolvería el problema de fondo. El apoyo estatal se ha volcado a la reconversión de esas actividades, lo cual implica su modernización en lugar de su preservación. Esta es otra diferencia abismal con la Argentina, donde el Estado sostiene estructuras que, además de ineficientes y deficitarias, no se adaptan a estos tiempos, como el transporte público, ni satisfacen las demandas de la sociedad.

Sería bueno tomar nota del papel que, en un Estado moderno, tiene un gobierno que, más allá de ser socialista como el español o de jactarse de ser progresista como el argentino, debe velar por el bienestar de la ciudadanía y aplicar la ley con el rigor que corresponde en lugar de evaluar los piquetes según el color político o la clase social de sus impulsores mientras otros se sienten perjudicados por la tolerancia extrema, madre de la inacción y la indiferencia frente a reclamos que, al margen del método de protesta, deben ser atendidos de inmediato.




http://www.lanacion.com.ar/opinion/nota.asp?nota_id=1021009

relacionadas:

como cambian los discursos!!

Piqueterización de la sociedad que decia LANACION el Domingo 6 de abril de 2008
La piqueterización de todo tipo de protesta social, que tiene lugar en la segunda parte del gobierno de Néstor Kirchner, tuvo su origen en el éxito que este método había tenido en su primera mitad. Se generalizó porque el Gobierno, que se mostraba muy duro con la Suprema Corte, las Fuerzas Armadas y determinados sectores empresariales, por lo general cedía ante la presión de la calle. En este contexto, el primer trimestre de 2008, muestra que el paro del agro, que tuvo un alcance sin precedente en las últimas décadas, se piqueterizó. Los productores han realizado hasta 300 y 400 por día, cifra a la cual nunca llegaron los piqueteros en el peor momento de la crisis en 2002. Los cacerolazos urbanos que surgieron espontáneamente como reacción ante el discurso de la Presidenta del 25 de marzo se realizaron junto con piquetes, en los cuales participó la clase media alta. Pero el mayor riesgo que genera esta situación es la acción del contrapiquete, como la que mostraron sectores del oficialismo que impulsaron al sindicato de camioneros y piqueteros alineados con el Gobierno, ya que ello pudo precipitar la violencia entre las partes. La justificada protesta del agro puede reiterarse o no, pero queda una sociedad que ha asumido el piquete como el mecanismo normal para cualquier reclamo, lo cual no facilitará la gobernabilidad en el futuro.

http://www.lanacion.com.ar/999451 Testimonios / La experiencia de la protesta La particular vida en las rutas -


Lectura desde Mexico: Continuarán las movilizaciones de productores en Argentina -Los medios masivos de comunicación, salvo raras excepciones, llevan adelante una campaña de tergiversaciones, degradación de la figura presidencial y de defensa a ultranza de lo que llaman “campo”, como si en esta caracterización se incluyera a los campesinos pobres, los trabajadores rurales y otros sectores mayoritarios.


Ricos transformados en piqueteros - Diferencias

como cambian las editoriales...

Piqueterización de la sociedad

Piquetes, orden público y Justicia - Martes 30 de agosto de 2005http://www.lanacion.com.ar/734255


Piqueteros: que impere la ley - Sábado 8 de noviembre de 2003 http://www.lanacion.com.ar/543265 o en registromundo:http://registromundo.blogspot.com/2008/03/segn-como-baila-el-mono.html


CODIGO PENAL - CONSTITUCION ARGENTINA CORTE RUTAS Y CALLES

0 comentarios:

Entrada destacada

¿No se crearon puestos de trabajo en los últimos 4 años?

Víctor Hugo transmitió en vivo. 9 de septiembre a las 8:50 · Facebook Mentions · Es #falso que en los últimos años no se creó #emple...

Blog Archive