Lo que circula por los medios

Registro de una época...

25 de septiembre de 2008

EL KIRCHNERISMO NO LOGRO LOS DOS TERCIOS EN EL SENADO Y DEBIO POSTERGAR EL TRATAMIENTO DEL PROYECTO SOBRE JUBILACIONES


Jueves, 25 de Septiembre de 2008
EL PAIS › EL KIRCHNERISMO NO LOGRO LOS DOS TERCIOS EN EL SENADO Y DEBIO POSTERGAR EL TRATAMIENTO DEL PROYECTO SOBRE JUBILACIONES

La movilidad se queda quieta una semana más

Pese a que había un acuerdo del oficialismo con la UCR, la oposición exigió la votación reglamentaria para tratar sobre tablas la movilidad jubilatoria. Pichetto los acusó de intentar “lesionar al Gobierno”. El tratamiento pasó para el miércoles próximo.


Por Miguel Jorquera
El kirchnerismo volvió a sufrir un traspié en el Senado. Esta vez no alcanzó a reunir los dos tercios de los senadores presentes para tratar la movilidad jubilatoria y debió postergar la votación del proyecto hasta la semana próxima. La oposición se abroqueló detrás de esa exigencia reglamentaria para habilitar el debate –pese a que había acordado su tratamiento en la sesión de ayer– y vivió la postergación como “una victoria que evitó que se aprobara una fórmula de ajuste confiscatoria” para los jubilados. En tanto, el jefe de la bancada K, Miguel Pichetto, cargó contra los opositores por “no cumplir la palabra empeñada” y por intentar “horadar y lesionar al Gobierno”. Dentro del recinto, Pichetto arriesgó los números que ningún funcionario quiso detallar en el transcurso del debate por la movilidad y dijo que el aumento en las jubilaciones sería del “18 por ciento” para 2009 y que la Presidenta analizaba un ajuste previo en los haberes, antes de fin de año.

“Tenemos unos 42 votos para aprobar la ley. Sólo han ganado una semana”, dijo un ofuscado Pichetto antes de retirarse del recinto. “¿Desde cuándo las minorías conducen? Para eso tienen que ganar las elecciones”, se preguntó y respondió solo. Después, soltó de corrido: “Tuvieron una actitud desleal, no cumplieron su palabra (...) Para ellos todo está mal. Es un oposición destructiva”.

Minutos antes, el oficialismo había cosechado 43 votos sobre los 68 senadores que estaban en sus bancas. Le faltaron 3 más para alcanzar los dos tercios que habilitaran el debate sobre tablas de la movilidad.

Toda la oposición había exigido que cumpliera con el artículo 58 del reglamento interno de la Cámara, según el cual el dictamen del proyecto debe estar en manos de los senadores, “en lo posible” siete días antes de su tratamiento en el recinto. El oficialismo contaba con el compromiso asumido por el jefe de los senadores radicales, Ernesto Sanz, quien había asegurado que su bloque respetaría el cronograma trazado por el plenario de comisiones, incluida la sesión de ayer. Un acuerdo que se había sellado tras aceptar el pedido opositor de sentar nuevamente al titular de la Anses, Amado Boudou, frente a los senadores.

El presidente de la UCR, Gerardo Morales, fue el encargado de enarbolar ayer la bandera reglamentaria para trabar el tratamiento. Detrás se encolumnaron la Coalición Cívica, el ARI fueguino, los radicales K, el PJ disidente de Chiche Duhalde y Adolfo Rodríguez Saá, el socialismo y partidos provinciales como los bussistas de Fuerza Republicana y los renovadores salteños. La oposición dejó en manos del oficialismo la obligación de reunir quórum para sesionar y los dos tercios para tratar el proyecto de movilidad. La sesión se postergó hasta las 14.

Entonces, la oposición empezó a paladear un nuevo revés del kirchnerismo. Unos 25 senadores se reunieron en el bloque radical para analizar la situación. La primera conclusión llegó con el repaso de la lista de senadores presentes en la Cámara y la certeza de que el oficialismo no lograría los dos tercios. La segunda fue la de empezar a trabajar, tal como habían hecho durante el debate por las retenciones móviles, sobre las dudas que habían expresado varios senadores K.

“¡Todas verdes, todas verdes, ninguna madura!” En el bloque K, Pichetto recurría a un dicho de los fruticultores rionegrinos para expresar su suerte en los últimos debates del Senado. Las cuentas del kirchnerismo eran ajustadas. Además, no sabían si contarían con los votos de varios senadores de su bancada a la hora de tratar en particular la cuestionada fórmula de ajuste.

La lista de los disidentes difería según qué senador oficialista la realizara. Aunque en casi todos los conteos se repetían –igual que ante la Resolución 125– los nombres de los santafesinos Carlos Reutemann y Roxana Latorre, la salteña Sonia Escudero, la chaqueña Elena Corregido y la riojana Teresita Quintela. Incluso, contabilizaban con un dato a favor la ausencia del ex gobernador de Salta Juan Carlos Romero. “No es por diferencias con el proyecto, sino por sus posicionamientos políticos”, repetía una senadora kirchnerista a PáginaI12 para explicar la postura de los díscolos.

El oficialismo reunió el quórum y, con José Pampuro en la presidencia de la cámara, Pichetto se jugó la última carta: un cuarto intermedio de diez minutos en las bancas y una reunión de presidentes de bloques en un salón contiguo para intentar buscar otro acuerdo. El encuentro volvió a fracasar y el malhumor del oficialismo se reflejó en un áspero debate sobre la cuestión reglamentaria.

“Estamos viviendo en la Argentina un tiempo de fragilidades, donde la palabra o la lealtad, o la coalición política a la que se pertenece o que lo llevó al poder, se pueden no cumplir”, arrancó Pichetto repartiendo reproches. Luego arremetió contra las “actitudes inmorales” de la oposición. Morales, la lilita María Eugenia Estenssoro y Rodríguez Saá hicieron cola para pedir una cuestión de privilegio y rebatir esa calificación de “inmorales”.

Pichetto aceptó las interrupciones, escuchó las quejas y respondió que “no se trató de una calificación personal”. Pero volvió a la carga. Responsabilizó a la oposición de “trabar” el proyecto con “argumentos falaces” y hasta calificó como “turbamulta” al “sector gremial que primero dijo una cosa y ahora parece que ésta es la peor ley del mundo”. Sobre la Avenida Callao, un grupo de la CTA hacía tronar sus bombos y cánticos contra el proyecto de movilidad. Después, Pichetto volvió sobre la “ruptura” del compromiso radical y aseguró no tenerle “miedo a la sesión del miércoles que viene”. También afirmó que no forzaría el tratamiento para no exponer la ley a “la industria del juicio” previsional contra el Estado. En vano, el radical K Pablo Verani intentó bajar los decibeles convocando a un nuevo cuarto intermedio. Pero la suerte estaba echada. Pichetto prefirió la votación y perdió. Los 43 votos que consiguió le alcanzarán para lograr quórum y convertir en ley la movilidad jubilatoria dentro de una semana, si en el bloque oficialista no vuelven a aparecer los fantasmas de las disidencias.




Permalink:
http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-112197-2008-09-25.html

-----------------------------------------


Jueves, 25 de Septiembre de 2008

Cuestiones de números



Por Mario Wainfeld

La historia, dijeron grandes pensadores, se presenta la primera vez como tragedia, la segunda como farsa. A veces, ayer mismo en el Senado, la segunda se cuela como cuarto intermedio. Desprovista de la suma de votos que logró en la ley de retenciones móviles, la oposición parlamentaria dibujó una jugarreta y consiguió postergar por una semana el tratamiento de la ley de jubilaciones móviles. Lejos estuvo del histórico empate y luego del aporte “no positivo” del vicepresidente Julio Cobos. Le bastaron 25 votos contra 43 y la alegación (un tanto traída) de que el acta que habían firmado horas atrás era inoficiosa. La movida, una picardía parlamentaria en un ruedo donde todos los gatos son pardos, seguramente no incidirá en la votación definitiva que, así pinta, será muy parecida a los alineamientos de ayer.

Pero nada es definitivo en las pampas. Y mientras hay vida hay esperanza: el “Frente del rechazo” cuenta con unos días más para apostar a que algunos legisladores tuerzan su decisión. Entre tanto, la módica demostración de fuerza y la ostensible estrategia de enfrentarse al oficialismo como regla ya cumplieron su cometido. Puede que sólo de eso se tratara.

Miguel Pichetto se equivocó al encabritarse mucho, al ver del cronista. Fulminó a sus adversarios por su falta de buena fe. No la tuvieron, negaron un acuerdo firmado. Pero ésos son, para la cultura política local, pecadillos veniales que sus partidarios dispensarán.

Los análisis académicos y periodísticos ponen por las nubes el cabal cumplimiento de las reglas republicanas. Claro está que merecerían esa honra, pero los códigos cotidianos de los dirigentes y de buena parte de los ciudadanos argentinos son más laxos. El pragmatismo charro cunde, también en el ágora. Conductas reprobadas ex catedra son perdonadas, cuando no convalidadas en los sondeos y hasta en las urnas. Un ejemplo remanido es rehuir los debates de campaña cuando se puntea: no se tiene noticias de alguien que haya perdido la pole position por ese desliz, tan fustigado en los diarios y tan exigido por otras ciudadanías. La renuncia a mitad del mandato en pos de otro cargo es otro caso que suscita recriminaciones eruditas pero irrisorios costos electorales. Por no hablar de los fulmíneos cambios de domicilio para bregar en un distrito que calza a las necesidades de la figura en ciernes a menudo premiados por el éxito.

A ese inventario, seguramente incompleto pero tendencialmente preciso, se añadieron en lo que va de 2008 dos ejemplos de distinto calibre. El primero por su gravedad es la falta de seriedad institucional de Julio Cobos, quien hace campaña opositora en uso transitorio (que debería ser por definición decoroso y sistémico) de la banda presidencial. El segundo, muy nimio, ocurrió ayer en el Congreso.

Claro que todo tenía un tono menos operístico que en julio. José Pampuro, en ejercicio de la presidencia, votó sin éxito y rió un par de veces por bretes técnicos con los pulsores del voto. El rionegrino Pablo Verani repitió, como un personaje de Adolfo Bioy Casares, un movimiento de la noche inolvidable por otro radical K: pedir con puro sentido litúrgico un cuarto intermedio cuando las cartas estaban echadas.

La fórmula críptica: La ley de jubilaciones móviles es un buen ejemplo de política de Estado en un país donde esa mercadería escasea. Quizá merecía un desempeño más elevado de una oposición que juega siempre a suma cero.

El rumbo de la ley es un avance, reclamado por la Corte Suprema en fallos pioneros. Se recupera la regla constitucional, violada por gobiernos bipartidistas durante muchos lustros. El oficialismo aduce buenas credenciales en la materia, pero propone una fórmula intraducible al castellano. Sus precedentes son buenos, los mejores desde 1983, pero no lo eximen de explicitar la traducción material de las ecuaciones que propugna.

“Primero elevamos la mínima por encima de la línea de indigencia. Luego superamos la línea de pobreza. Luego ampliamos el universo de los jubilados, llegando a un nivel que supera el noventa por ciento de los pasivos. Aumentamos los haberes muchas veces y rehabilitamos la opción al sistema público”, describen (con razón) Sergio Massa, Carlos Tomada y Amado Boudou, por orden de sello escalera. Son pergaminos válidos para creer en su buena fe y en la intención de la norma. No son bastantes para suplir la oscuridad de las cifras que arrojará la fórmula de ajuste. Aunque la discusión es más vasta, ese punto es sustancial.

El cronista no osa dar por cierto ningún cálculo, dado que son tan divergentes y tan inasible la ecuación en cuestión. Pero está claro que un mecanismo que detonara aumentos irrisorios desvirtuaría la razón de la ley y aun la política previa del Gobierno. Así las cosas, el velo sobre el numerito opaca el debate general.

Pichetto, en el impropio contexto de una discusión reglamentaria, sinceró (y eso traerá cola) dos premisas que el Gobierno manejaba por ahora en voz baja. La primera es que está en estudio un aumento en 2008 que subiría la base de la primera actualización. La segunda es que las previsiones oficiales son de un incremento no menor al 18 por ciento en marzo de 2009. ¿Por qué no ponerlo en negro sobre blanco, entonces? Las respuestas (reservadas) desde distintas oficinas de Trabajo o de la Casa Rosada son similares y transitan dos ejes. Uno: “no queremos provocar ilusiones que pueden variar a la baja, muy poco, pero pueden variar”. Dos: “el reajuste de marzo va a ser tan alto que va a dejar mal parados a los de 2008. Eso se puede empardar con otro retoque este año, pero no se puede anticipar su monto todavía porque la caja tiene límites”.

Los dos argumentos describen tácticas astutas pero que deberían ceder ante la necesidad de clarificar cuál es el impacto del sistema adoptado en el bolsillo del jubilado.

Tal vez en la semana que viene se acomoden las cargas. Entre tanto, da la impresión de que el oficialismo domina la escena del Senado. Pero que, aun si consigue aprobar la ley, deberá pasar por un examen en marzo. Si los incrementos no son razonables, si no están a la altura de las promesas oficiales, la discusión pública se reabrirá. En ese caso será hora no de debatir una ley que es un valorable cambio de paradigma sino de modificar su módulo de actualización.

mwainfeld@pagina12.com.ar



Permalink:
http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/subnotas/112197-35505-2008-09-25.html


----------------------------------
agregado:


Buenos Aires Económico
No se trató ayer, pero ya cuenta con mayoría
El oficialismo deberá esperar hasta el próximo miércoles para convertir en ley la movilidad
25-09-2008 / Los kirchneristas no alcanzaron los dos tercios para tratar el proyecto que tuvo dictamen el lunes. La UCR va a ir a la Justicia si finalmente se aprueba.
El oficialismo tendrá que esperar una semana para que el proyecto de movilidad jubilatoria sea ley.
Es que ayer los senadores kirchneristas no lograron los dos tercios de los 68 legisladores presentes en el recinto para debatir el documento sobre tablas. Sin embargo, el oficialismo cuenta con los votos necesarios para que el proyecto se apruebe en la próxima sesión, que será el miércoles 1º de octubre.

Un total de 43 senadores del oficialismo votaron a favor del debate de la norma, pero otros 25 de la oposición se pronunciaron en contra, o sea, tres senadores menos de lo necesario. Por eso no se alcanzó la habilitación necesaria para que el proyecto fuera tratado en el recinto.

“El kirchnerismo salió derrotado de la sesión de hoy”, fue la interpretación del senador y titular de la UCR, Gerardo Morales. Hay quienes dicen que él fue quien orquestó el cambio de último momento para pedir que el tratamiento de la norma se diera sólo si se conseguían dos tercios de los senadores.

Fuentes del Poder Ejecutivo, en diálogo con Buenos Aires Económico, se mostraron cautelosas ante lo ocurrido ayer en el Parlamento. “Son cosas que hacen al reglamento de otro poder del Estado”, dijeron, evitando cualquier valoración.

Con respecto a lo que ocurrirá la semana próxima, en el oficialismo están “confiados” en que la ley se aprobará.

De hecho, ya cuentan con los votos necesarios para que eso ocurra, ya que para aprobarla el miércoles que viene –cuando el dictamen de comisión que se basó en el mismo documento que llegó desde la Cámara de Diputados haya cumplido siete días– sólo se necesitará la mitad más uno de los presentes, cifra con la que ayer contaban.

Sin embargo, el kirchnerismo deberá enfrentar más embates de la oposición ya que si se aprueba la ley, colaboradores de la bancada radical indicaron a este diario que irán a la Justicia. “Pediremos la inconstitucionalidad de la norma porque la fórmula es confiscatoria”, señalaron las fuentes consultadas.

ACUERDOS Y DESACUERDOS. El tratamiento de la iniciativa había sido acordado el martes a última hora por los bloques y contemplaba el comienzo del debate para ayer a las 10, pero desde primera hora se hizo patente el replanteo de la estrategia de la oposición.

“El miércoles que viene vamos a tener los votos para aprobar esta ley porque creemos que es una buena ley”, sostuvo antes de la votación Miguel Angel Pichetto, titular de la bancada del Frente para la Victoria.

El senador a su vez calificó la movida opositora de “inmoral” y aseguró que “no tiene precedentes” en la ley no escrita de los acuerdos parlamentarios.

El planteo de la oposición para exigir al oficialismo los dos tercios para habilitar el tratamiento del proyecto se orquestó en la sede del bloque radical en horas del mediodía.

Allí hicieron un frente común 10 senadores radicales, dos radicales K, dos de la Coalición Cívica, otros dos del ARI fueguino, uno de Fuerza Republicana, un socialista, dos senadores del peronismo disidente de San Luis, Hilda “Chiche” Duhalde, el sanjuanino Roberto Basualdo, el neuquino Horacio Lores, el salteño Agustín Pérez Alsina y el cordobés de Partido Nuevo, Carlos Rossi.

AUMENTO DE JUBILACIONES. Durante su encendido discurso, Pichetto dejó trascender que la presidenta Cristina Kirchner “está estudiando” la posibilidad de conceder un aumento de los haberes jubilatorios para antes de fin de año.

Como adelantó Buenos Aires Económico, la posibilidad de materializar esta opción está en danza desde que comenzó el tratamiento del proyecto en la Cámara de Senadores.

Fuentes cercanas a legisladores oficialistas habían indicado a este diario que ésa sería una manera de contentar a la oposición. Es que si se partiera de un ingreso más alto, cualquiera que fuera el porcentaje de aumento que surgiera de la fórmula en marzo próximo, el incremento sería mayor y así se garantizarían buenas subas.

Por Ana Vainman
3
http://argentino.ferengi.com.ar/nota-7828-El-oficialismo-debera-esperar-hasta-el-proximo-miercoles-para-convertir-en-ley-la-movilidad.html


relacionadas:

*Ayer y hoy - CACEROLEANDO CON EL OMBLIGO una foto instantanea de la sociedad!!

REPETITION : AYER Y HOY CACEROLEANDO CON EL OMBLIGO


*Daniel Katz Y LOS IDOTAS UTILES...Increible Daniel Katz dijo una cosa e hizo otra...

*LO QUE LA SOJA SACO A LA LUZ... SIN VERGUENZA Y SIN MEMORIA...

*Costos y ganancias de los productores agropecuarios y muchos silencios... no te pierdas los números que no cuentan los ruralistas - márgenes agropecuarios!!


MENSAJES DE TEXTO... INCREIBLE LO DE BULLRICH... sobre las jubilaciones

Bullrich no quiere hablar de las ganancias de los productores

DEBATE: OFICIALISMO Y OPOSICION - LOS IDIOTAS UTILES - IMPERDIBLE!!

*DE ANGELI Y CARRIO: MUCHAS PALABRAS Y POCOS NUMEROS


DEBATE POR LAS RETENCIONES - Y LA MEMORIA??


*EL DIA QUE COBOS QUISO SER PRESIDENTE...Y SE OLVIDO DE LA CONCERTACION -

0 comentarios:

Entrada destacada

¿No se crearon puestos de trabajo en los últimos 4 años?

Víctor Hugo transmitió en vivo. 9 de septiembre a las 8:50 · Facebook Mentions · Es #falso que en los últimos años no se creó #emple...

Blog Archive